Se encuentra usted aquí

insultar

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ya me cansé

Llevamos cuatro semanas de campañas electorales, faltan 34 largos días (y sus noches), si sumamos las precampañas serán poco más de tres meses. Al igual que todos ya estoy harto.

Creí que aventajaba a muchos y podría hacerme inmune a la sarta de absurdos anuncios que se ven en todos lados por una razón: no veo televisión. No fue así. Y no consigo la esperada inmunidad propagandística porque, como ustedes, escucho radio, leo periódicos, navego en internet, salgo a la calle, vivo en México y respiro.

Hace mucho que no entiendo los mensajes de las propagandas, pero hoy no sé si al verlas me da más coraje, impotencia, depresión, lástima, pena ajena o colitis.

Yo pensaría que los miles de millones de pesos invertidos en publicidad serían eso, invertidos, supondría que los mensajes deberían servir para conocer a los candidatos, sus propuestas, los compromisos, los qué y sobre todo los cómo. Pero eso supongo yo que soy ingenuo e inocente. La verdad la conocemos todos, las campañas no sirven para otra cosa que gastar nuestros muy altos impuestos en atacarse los unos a los otros de la manera más vergonzosa que puede haber. El INE aprobó 5,356 millones de pesos para actividades ordinarias y gastos de campaña (también ordinarios…). Entre precampañas y campañas se calcula que los mexicanos seremos bombardeados con más de 13 millones de repetitivos y patéticos spots publicitarios.

Ya no digamos el contenido porque evidentemente no lo hay, sino la forma. Cada vez más nos hablan a los electores como si fuéramos idiotas pensando que con eso logran afinidad e identificación con nosotros. No sé quién le habrá dicho a Nueva Alianza que a las madres de familia se les reconoce al decirles que “se parten la madre” o que a los jóvenes nos ganan diciéndonos que “a huevo” somos turquesa ¿No se supone que Nueva Alianza es el partido que representa la educación? Que me expliquen quién es el asesor que le dijo al PAN que al hacer falsos sondeos entre la gente y con malas actuaciones generarían confianza ¿fue el mismo que le propuso al PRI contraatacar con la misma estrategia? ¿Quién autoriza al Revolucionario Institucional (¿?) a usar los entrecomillados y cuestionables resultados de las reformas con fines electoreros? ¿De dónde sacó Morena la idea de que causando lástima y mal utilizando refranes que apenas y pueden pronunciar se ganan votos? ¿Por qué Movimiento Ciudadano parece reciclar spots de campañas anteriores? Y esto es sólo lo que nos toca en el DF (próximamente Ciudad de México), los que viven en el interior de la República pueden azotarse de risa y vergüenza viendo las joyitas que les transmiten allá: canciones pirateadas con las que claramente violan las leyes de derechos de autor (y las del buen gusto), candidatos que cantan, bailan y hasta las que desde la cama, literalmente pretenden seducir al electorado.

Al estilo PRI-PAN les pregunto ¿Ustedes qué opinan de que las campañas sean cada vez más absurdas? ¿Qué opinan de que ante la falta de compromiso y políticos con verdaderas propuestas nos receten con estos spots? Fórmulas gastadas que definitivamente no funcionan, pésimas actuaciones que generan desconfianza, producciones que parecen ser traídas de hace cuarenta años. Campañas sucias, ofensivas, de odio y sin estrategia. ¡Son una burla!

Más de dos mil cargos, nueve gubernaturas, cientos de legisladores locales, 16 jefaturas delegacionales y casi mil alcaldías son las que estarán en juego el 7 de junio, pero ¿quién nos representa?

Tal vez soy demasiado ingenuo, pero estoy seguro que, al igual que yo, hay allá afuera gente que siente verdadera pasión por México. Me gusta pensar que ante la escasez de políticos dignos, la solución somos todos. Sabemos que los problemas de nuestro país son muchos y no se resuelven en quince minutos, nadie lo espera así, pero es urgente. Estoy convencido que aún hay gente que tiene las manos limpias. Ruego por el día en que los ciudadanos nos demos cuenta de que la verdadera esperanza de México somos nosotros, los de a pie, los que amamos al país y creemos en él, los que desde nuestra posición trabajamos por él. Es de nosotros de donde tiene que emerger un verdadero líder, uno que con honradez, justicia y pasión decida que las cosas no se pueden dejar para mañana o para el final de un sexenio, es ¡hoy, hoy, hoy! el momento de hacer algo, de luchar, de cambiar el rumbo, el presente y el futuro. Estamos urgidos de alguien que defienda como un perro no sólo el peso, sino los recursos todos: la educación, la naturaleza, el turismo. Pero sólo haciéndonos conscientes, aceptando nuestra responsabilidad y luchando juntos lograremos llevar a México arriba y adelante.

Todo lo demás es política ficción.

Voy vengo.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 01 de Mayo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No estoy solo

No pasa un día sin que algún cibernauta me agreda o insulte a través de Twitter o Facebook. La mayoría de ellos se esconden cobardemente detrás de un seudónimo. Algunos pertenecen a la extrema derecha, otros son furibundos seguidores de Andrés Manuel López Obrador, unos más aparentemente insultan solo para divertirse. En fin, son un grupo heterogéneo de personas.

Las palabras que utilizan para tratar de ofenderme generalmente son las mismas, lo que muestra que carecen de un vocabulario más amplio y florido.

Usualmente bloqueo a estos individuos, pero como muchos de ellos no tienen algo mejor que hacer abren una nueva cuenta bajo un nuevo seudónimo con el único fin de enviarme sus mensajes.

Ser agredido a través del internet es algo al que uno debe acostumbrarse si quiere comunicarse a través de ellas. Una encuesta recientemente realizada por Pew Research Center indica que tan grave es el problema en Estados Unidos.

Estos son algunos de los resultados.

27% de los internautas han sido insultados en línea; 22% han sido víctimas de alguien que ha querido avergonzarlos a propósito; 8% han sido amenazados físicamente; 8% han sido acosados físicamente; 7% han sido acosados durante un largo período; y 6% han sido sexualmente acosados.

60% de los internautas han visto como alguien es insultado con palabras ofensivas; 53% han visto esfuerzos de tratar de avergonzar a alguien a propósito; 25% han visto a alguien ser amenazado físicamente; 24% vieron a alguien ser acosado durante un largo período; 19% atestiguaron haber visto a alguien ser acosado sexualmente; 18% dijeron que vieron a alguien ser acosado.

De aquellos que han sido agredidos en línea, 55% (o el 22% de todos los usuarios de internet) han experimentado los tipos de acoso menos severos mientras que el 45% (o 18% de todos los internautas) han sido víctimas de tipos más severos de agresión.

Los datos muestran que los hombres generalmente son víctimas de insultos e intentos de avergonzarlos mientras que las mujeres son más vulnerables al acoso sexual.

Los adultos jóvenes, de entre 18 a 29 años de edad, son el grupo demográfico que más es agredido en línea. El 65% de los jóvenes adultos han sido víctimas de algún tipo de agresión o acoso. En el grupo de 18 a 24 años el porcentaje es de 70.

Las mujeres jóvenes, de entre 18 y 24 años de edad, sufren agresiones severas desproporcionadamente altas; 26% de esas mujeres han sido acosadas en línea y 25% fueron víctimas de acoso sexual en línea.

38% de los que han sido agredidos dicen que una persona desconocida fue el agresor más reciente y un 26% adicional dijo desconocer la verdadera identidad de su agresor.

66% de los internautas fueron agredidos en una red social.

Los resultados de esta encuesta puedes ser vistos en http://www.pewinternet.org/2014/10/22/online-harassment/.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 31 de Octubre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1