Se encuentra usted aquí

inegi

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Jugada maestra!

Ayer ingresé a YouTube minutos antes de las siete de la mañana para ver la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tenía mucho interés en escucharlo contestar las preguntas que seguramente le harían algunos reporteros sobre la recesión que el lunes quedó oficialmente declarada después de que el INEGI reportara que en el segundo trimestre del año la economía decreció 0.1% y que no aumentó 0.02% como preliminarmente lo había anunciado.

Como lo anoté ayer en este espacio: “Es probable que además de insistir que él busca el desarrollo de los mexicanos y no solo el crecimiento de la economía, AMLO insista en que las mediciones y cálculos que realiza el INEGI están a cargo de los conservadores neoliberales del ITAM, que él tiene otros datos, que la economía está bien y de buenas, que los enemigos de la 4T han utilizado medios legales e ilegales para impedir que se inicien sus obras de infraestructura más importantes, que su gobierno heredó una pésima situación de la pasada administración y quién sabe qué otras cosas para defender su plan económico que evidentemente ha servido para generar desarrollo entre las clases más pobres, pero no el crecimiento que el país requiere”.

Cuál sería mi sorpresa cuando, al arrancar su mañanera, Andrés Manuel anunciara que lo acompañaban los más importantes empresarios y líderes empresariales del país para dar a conocer “un plan para la creación de infraestructura en el país, básicamente con inversión privada”; también que se hablaría de los eventos para conmemorar los 100 años del fusilamiento del general Felipe Ángeles y de la situación que hasta ayer guardaba la negociación del TMEC.

Así, después de él hablaron Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia; Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE); Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM); Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN); Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; y Eduardo Villegas, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México. El presidente habló varias veces más, para ampliar ideas o presentar a sus invitados.

La conferencia concluyó cuando AMLO dijo: “Vamos a dejar pendiente si les parece (…) la sesión de preguntas y respuestas para mañana porque se nos hizo un poco tarde…”.

La mañanera de ayer duró exactamente una hora con 11 minutos, una de las más breves desde el 3 de diciembre de 2018, cuando fue la primera conferencia de prensa de Andrés Manuel.

Y durante esos 71 minutos nadie pronunció las palabras recesión, estancamiento, decrecimiento, PIB u otra que aludiera a lo que el lunes difundió el INEGI.

Ayer por la mañana se anunció que de 2020 a 2024 el sector privado invertirá casi 900 000 millones de pesos en 147 proyectos de infraestructura, lo que es una muy buena noticia. Anunciar y explicar este plan en la mañanera fue una jugada maestra del presidente porque ya nadie habló del grave problema que enfrenta la economía.

El plan de inversiones será el tema que dominará la discusión pública durante los siguientes días y pocos comentarán sobre la recesión y sus funestos efectos.

La mañanera de ayer… Fue una jugada maestra.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 27 de Noviembre 2019 - 08:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 27 de Noviembre 2019 - 17:40
Fecha C: 
Jueves, 28 de Noviembre 2019 - 04:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Estamos en recesión!

Al presidente Andrés Manuel López Obrador no le será fácil explicar los datos que sobre el producto interno bruto (PIB) difundió ayer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Seguramente insistirá en decir que crecimiento económico no es igual a desarrollo económico, lo cual es cierto, pero de ninguna manera podrá argumentar que se puede lograr desarrollo sin crecimiento.

En junio, al presentar la cifra preliminar para el segundo trimestre del año, INEGI reportó un crecimiento del 0.02%, con lo cual la economía se salvó de ser declarada en recesión. Sin embargo, al difundir ayer la cifra revisada, de -0.1%, puede afirmarse que, sin lugar a dudas, estamos en una recesión.

Los números no mienten y menos cuando no solo el INEGI sino diversos organismos internacionales y nacionales concuerdan en su diagnóstico: la recesión de la economía mexicana se inició hace 12 meses en vista de que en el cuarto trimestre decreció 0.1% respecto al trimestre anterior y que en el primer semestre de este año de nuevo disminuyó un 0.1% con respecto al trimestre anterior.

Por si la baja durante tres trimestres consecutivos no representara un gran problema, el INEGI también reportó ayer que en el tercer trimestre del año el crecimiento fue nulo, de 0.00%.

En resumen, la economía mexicana sé ido para abajo desde hace un año y nada indica que la tendencia se revierta en lo que queda del cuarto y último trimestre de 2019.

Ahora bien, si este año la economía registra un crecimiento nulo o de -0.2%, el panorama será menos lúgubre que cuando se iniciaron otros sexenios. Recordemos que durante el primer año del gobierno de Miguel de la Madrid el PIB decreció 3.5% respecto al año anterior, durante el primero de Ernesto Zedillo se desplomó 6.3%, en el primero de Vicente Fox disminuyó 0.4%. O sea, que el país las ha visto peores.

Es probable que durante su conferencia de prensa, además de insistir que el busca el desarrollo de los mexicanos y no solo el crecimiento de la economía, AMLO insista en que las mediciones y cálculos que realiza el INEGI están a cargo de conservadores neoliberales del ITAM, que él tiene otros datos, que la economía está bien y de buenas, que los enemigos de la 4T han utilizado medios legales e ilegales para impedir que se inicien sus obras de infraestructura más importantes, que si gobierno heredó una pésima situación de la pasada administración  y quien sabe que otras cosas para de defender su plan económico que evidentemente ha servido para generar desarrollo entre las clases más pobres pero no el crecimiento que el país requiere.

Andrés Manuel debe dejar de pelearse con los números o creer que los buenos son los otros datos que él tiene y aceptar que sin crecimiento económico se le van a acabar los recursos que su gobierno necesita para sacar de la pobreza a millones de hombres, mujeres y niños.

La 4T rechaza las políticas económicas del pasado, pero en otros países muchas de esas mismas políticas se aplicaron pero cuidando siempre que la riqueza se distribuyera con más equidad y que la corrupción no fuera parte del sistema.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 26 de Noviembre 2019 - 09:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 26 de Noviembre 2019 - 18:00
Fecha C: 
Miércoles, 27 de Noviembre 2019 - 05:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La CNDH, incapaz de crear una cultura de respeto de los derechos humanos

La Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos señala que “La CNDH tendrá competencia en todo el territorio nacional, para conocer de quejas relacionadas con presuntas violaciones a los derechos humanos cuando estas fueren imputadas a autoridades y servidores públicos de carácter federal, con excepción de los del Poder Judicial de la Federación. Cuando en un mismo hecho estuvieren involucrados tanto autoridades o servidores públicos de la Federación, como de las Entidades Federativas o Municipios, la competencia se surtirá en favor de la Comisión Nacional”.

Desde 1992 ha tenido siete presidentes, incluida la actual, Rosario Piedra Ibarra.

Después de casi 28 años de actuación, la CNDH ha sido incapaz de crear una cultura de respeto a los derechos humanos. Diversos estudios nacionales e internacionales reportan la violación cotidiana de dichos derechos, ya sea por acción u omisión de los organismos públicos y sus funcionarios.

El Informe Mundial 2019 de Human Rights Watch, la ONG con sede en Nueva York, anota que “Entre diciembre de 2012 y enero de 2018, la CNDH recibió más de 4600 denuncias sobre presuntos abusos cometidos por militares (…) los fiscales de la justicia penal ordinaria habían iniciado 505 investigaciones entre 2012 y 2016 sobre delitos y violaciones de derechos humanos cometidos por soldados, pero solo habían obtenido 16 condenas (…) Según una encuesta realizada por el INEGI a más de 64 000 personas que, en 2016, estaban encarceladas, el 64 % informó haber sufrido algún tipo de violencia física al ser arrestada; el 19% recibió descargas eléctricas; el 36 % fue estrangulada, sumergida en agua o asfixiada; y el 59% recibió puñetazos o patadas; el 28% fue amenazada con la posibilidad de que hicieran daño a sus familiares. Entre diciembre de 2012 y enero de 2018, la PGR inició más de 9000 investigaciones sobre torturas (…) son pocos los casos en los que quienes cometen torturas son llevados ante la justicia (…) Hasta octubre de 2018 se desconocía el paradero de más de 37 400 personas desaparecidas desde 2006 (…) más de 3900 cuerpos han sido hallados en más de 1300 fosas clandestinas desde 2007 (…) Hasta agosto de 2018 [la PGR] había iniciado 1255 investigaciones, pero solamente había presentado cargos en 11 casos [de desaparición…] ninguna condena (...) Según la PGR, 110 periodistas fueron asesinados y 25 desaparecieron entre enero de 2000 y agosto de 2018 (…) 148 periodistas asesinados desde 2000 (…) ocho periodistas fueron asesinados entre enero y septiembre de 2018”.

Amnistía Internacional, la ONG defensora de los derechos humanos en 150 países con sede en Londres, califica a México como “uno de los países más peligrosos para la defensa de la tierra, el territorio y el medio ambiente”.

En su sitio web, la CNDH anota los 53 derechos civiles, económicos, sociales, culturales y ambientales que todos deberíamos disfrutar, pero que la mayoría no goza; entre ellos, derecho a la educación, salud, vivienda, alimentación, igualdad y prohibición de discriminación; de audiencia y debido proceso legal; sexuales y reproductivos; libertad de expresión e imprenta; igualdad entre mujeres y hombres…

En lo que a derechos humanos se refiere, falta mucho por hacer en México.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 15 de Noviembre 2019 - 09:40
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 15 de Noviembre 2019 - 18:25
Fecha C: 
Sábado, 16 de Noviembre 2019 - 05:40
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Inteligencia artificial para la procuración y administración de la justicia

Los problemas de violencia y criminalidad han crecido de manera relevante en los últimos años en nuestro país. Los diferentes estudios de opinión pública han dejado evidencia de que la inseguridad es el problema de mayor preocupación de los mexicanos. Aunada a la inseguridad, la escasa sanción de los delitos cometidos hace crecer la percepción de que existe una mayor impunidad.

En México, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2019 (ENVIPE), elaborada por el INEGI, por cada 100 delitos que se cometen, solamente se denuncian siete y se sancionan 1.3.

Y el problema no es menor. Según el Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2019 del INEGI, durante 2018 en todo el país, se iniciaron 1´853,427 averiguaciones previas y carpetas de investigación, relacionadas con 1´874,930 delitos consumados y 2´032,028 víctimas.

Por otra parte, siguiendo con los datos del mismo Censo, 1´839,501 personas fueron registradas como inculpadas o imputadas en las averiguaciones previas y carpetas de investigación. De las órdenes judiciales derivadas de las averiguaciones previas y carpetas de investigación abiertas se lograron 76,841 medidas cautelares.

Hay que agregar que se recibieron 296,079 solicitudes y expedientes en materia penal registrados en los órganos o unidades encargados de los mecanismos alternativos de solución de controversias (MASC).

Así, de los 1,874,930 delitos cometidos en el país en 2018, derivado del trabajo de investigación del Ministerio Público, podemos inferir que 76,841 personas recibieron alguna medida cautelar (medida de castigo preventivo) y 296,079 asuntos fueron solucionados a través de un MASC. Sumando las medidas cautelares y los MASC, tenemos que 372,920 asuntos fueron sancionados, que representa 20.24% de los delitos consumados y denunciados.

Frente a estas cifras, está claro que el modelo tradicional de procuración de justicia está rebasado, por lo que se han empezado a experimentar nuevos métodos basados en la tecnlogía, particularmente con el uso de la Inteligencia Artificial (IA).

Es el caso del proyecto Prisma, de la Fiscalía General de Justicia de Colombia. Este proyecto es una herramienta de predicción del riesgo de reincidencia criminal que busca apoyar a los fiscales al momento de solicitar prisión preventiva en cárcel contra algún investigado por las autoridades colombianas. Se busca que los fiscales cuenten con más información al momento de sustentar la solicitud de detención. Prisma utiliza todos los datos disponibles a nivel de Policía, Fiscalía e Inspección General, como también herramientas de aprendizaje automático para predecir el riesgo de reincidencia en cualquier delito (https://www.elespectador.com/noticias/judicial/prisma-el-programa-de-la-fiscalia-para-predecir-la-reincidencia-criminal-articulo-867214).

Entre los principales resultados obtenidos por el proyecto Prisma, destaca una reducción del número de delitos cometidos por reincidentes en 25% y una disminución de las medidas cautelares en un 36% (https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=https://www.fiscalia.gov.co/colombia/wp-content/uploads/Perfil-de-riesgo-de-reincidencia-para-solicitudes-de-medida-de-aseguramiento.pdf&hl=en).

Otro caso que llama la atención en materia de uso de la IA en procuración y administración de justicia es el caso del proyecto Juez Robot de Estonia. Esta iniciativa busca eliminar los retrasos en la administración de justicia a través del desarrollo de un algoritmo para tomar decisiones de los casos sencillos, lo que permitiría descongestionar el trabajo de los jueces para que se dediquen a los casos complejos (https://www.wired.com/story/can-ai-be-fair-judge-court-estonia-thinks-so/).

Frente a los problemas causados por modelos tradicionales basados en más recursos escasos, como es el caso de la procuración y administración de la justicia, la tecnología puede aportar soluciones más efectivas. De ahí que debe abrirse un espacio para debatir los cambios urgentes en estos ámbitos.

 

Contacto: www.marcopaz.mx, alfil3000@gmail.com, Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 11:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 13:40
Fecha C: 
Jueves, 14 de Noviembre 2019 - 02:40
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Debe modificarse el porcentaje de reparto de utilidades que reciben los trabajadores?

El próximo mes de octubre se reunirá la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas, con la misión de revisar el porcentaje de participación en las utilidades que reciben los trabajadores actualmente del 10%, lo que alimentará el debate sobre la desigualdad salarial que existe en México, la cuál se ha incrementado en los últimos años a pesar de que las empresas mexicanas han incrementado consistentemente sus niveles de productividad.

El porcentaje de participación de los trabajadores debe revisarse cada 10 años, por esta razón este año se realizará la revisión por la comisión conformada por representantes sindicales y representantes patronales, esta revisión se sumará a la implementación de la reforma laboral aprobada el pasado mes de mayo, y a la discusión de otros temas laborales en el congreso,  como una iniciativa para incrementar los días de vacaciones y la regulación de outsourcing, por lo que queda claro la intención de la 4T de generar cambios, con la intención de buscar la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores mexicanos.

Dada la situación política y económica actual, la revisión del porcentaje de participación de los trabajadores en las utilidades (PTU), se presta para el oportunismo político, debido a que es muy fácil publicitar el incremento del PTU como una conquista en la búsqueda por reducir la desigualdad.

Pero si se lograse incrementar el porcentaje del PTU las empresas mexicanas perdieran competitividad ante el mundo, y el problema de desigualdad salarial no se resolvería, ya que actualmente existen prácticas generalizadas de simulación de contratación laboral. Mediante la subcontratación ya sea con outsourcing o empresas creadas por las mismas empresas con el único fin de administrar la nómina, para entre otros objetivos fiscales, reducir el pago de reparto de utilidades a los trabajadores.

Según datos del INEGI el 16% de los trabajadores mexicanos, fueron contratados mediante algún tipo de subcontratación, y según un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano, el 97% de los trabajadores contratados bajo subcontratación, trabaja en empresas que no cumplen con las regulaciones establecidas en la reforma laboral del 2012 y que tampoco cumplen con sus obligaciones fiscales (incluyendo contribuciones de los trabajadores al IMSS, INFONAVIT y ahorro para el retiro).

Esto se debe a que actualmente las empresas de outsourcing, no requieren de una licencia o certificación por parte de la secretaría del trabajo o algún otro regulador para poder operar, de hecho, la obligación de regularlas recae en las propias empresas que las contratan, quienes según la ley están obligadas a vigilar que cumplan con las leyes o de lo contrario absorben la totalidad de las obligaciones contractuales de los trabajadores subcontratados.

La generalización de la subcontratación, hace que no tenga ningún sentido realizar cambios en el PTU sin antes modificar las leyes para regular a las empresas de outsourcing, debido a que de no hacerlo  un incremento del PTU solamente incentivara a las empresas a incrementar el uso de esta práctica, ya que no hay quien se los impida, y como hemos visto en los últimos años las empresas carecen de incentivos para autorregular esta práctica, ya que es la naturaleza de las empresas el buscar maximizar sus utilidades, además las leyes actuales dejan desprotegidos a los trabajadores, quienes no cuentan con instituciones que los defiendan de la perdida de derechos laborales mediante la subcontratación.

Fecha: 
Viernes, 16 de Agosto 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 16 de Agosto 2019 - 15:20
Fecha C: 
Sábado, 17 de Agosto 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Por un pelito!

Tuiteé ayer en la mañana: “La economía creció 0.1% en el segundo trimestre. Ahora @lopezobrador_ se está burlando, y con razón, de quienes pronosticamos que iba a decrecer y, por lo tanto, estaríamos en recesión. Estas son cifras preliminares y habrá que esperar hasta el 23 de agosto para que el INEGI dé las cifras definitivas. Curiosamente, @lopezobrador ahora cree en las cifras proporcionadas por el @INEGI_INFORMA al que califica como neoliberal. Ni modo, a aceptar, por el momento, que nos equivocamos, aunque el crecimiento haya sido mínimo. Ojalá el 23 se corrobore”.

Poco antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador inició su conferencia matutina diciendo: “Amanecemos con una buena noticia. Dio a conocer el INEGI los resultados del crecimiento económico en el segundo trimestre y, contrario a lo que pronosticaban algunos de que se iba a caer la economía y que íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció, de acuerdo a los datos del INEGI. No les funcionó su pronóstico a los expertos (…) insistir tanto en la recesión sí lleva a crear dudas, cierta incertidumbre…”.

Acto seguido explicó de nuevo en qué consiste su política económica: “Se insiste mucho en que no hay crecimiento porque no hay gasto. Esto demuestra de que sí, con austeridad, gastando bien, se puede crecer. ¿Qué es lo que ha habido? Gasto, pero bien orientado, a los que más lo necesitan. Es también reactivación de la economía, nada más que abajo, porque lo que queremos es una modernidad surgida, forjada desde abajo y para todos. Esto no lo alcanzan a entender los tecnócratas neoliberales, ellos nada más apuestan a lo de arriba (…) [a] grandes inversiones de capital con empresas automatizadas de poca generación de mano de obra…”.

Antes de aceptar la primera pregunta, AMLO habló durante poco más de 15 minutos y medio. Casi al final de su intervención mencionó otros factores positivos: “Inflación también a la baja, aumento en el consumo popular, incremento de salario en términos reales (…) el promedio del salario de los asegurados en el IMSS es de los más altos en los últimos tiempos, y en empleo también, muy bien, sobre todo por los programas que se están impulsando [Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida]”.

Como era de esperarse, en las redes sociales se dio una fuerte discusión entre quienes apoyan al presidente y sus detractores.

Los primeros criticaban a los segundos por no creer en el presidente y desear que fracasara, y estos intentaban, inútilmente, convencer a aquéllos de que un crecimiento del 0.1% es raquítico.

Imposible que se pusieran de acuerdo, como ha ocurrido desde siempre cuando dos o más personas analizan u opinan sobre el presidente, sus dichos, actos y gobierno.

Nos guste o no, la economía no está en recesión, por lo menos según la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto que difundió ayer el INEGI, que en su comunicado explicó que “las estimaciones oportunas proporcionadas en este comunicado podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 23 de agosto”.

El presidente nos ganó esta vez, aunque sea por un pelito, y aunque el crecimiento del PIB haya sido insignificante, mejor eso a que haya decrecido.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 01 de Agosto 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 01 de Agosto 2019 - 21:40
Fecha C: 
Viernes, 02 de Agosto 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El crecimiento económico no es una estadística

No crecer vulnera y lacera toda circunstancia de progreso. El mundo como nunca en épocas pasadas mide sus avances y destaca sus deficiencias y las compara con su presente para dirimir su futuro. Las ventajas comparativas cobran en la escena comercial lo que siempre estuvo en juego en la escena de las finanzas. Lejano se considera el panorama de los años treinta en los que la correspondencia de valor dejó de perder significado y las emisiones de papel sobrepasaron la generación correspondiente en los retornos del capital. No tan lejano, sin embargo, es el panorama del 2008, aun cuando la protección de activos ha cambiado y el riesgo inmobiliario se diluye con el cuidado que ahora se tiene en la banca de inversión.

A pesar de los términos que definen la globalidad imperante en circunstancias de agresividad de volumen y tarifas arancelarias, que ha desembocado en guerra continental, los países industrializados mantienen un crecimiento moderado. Naciones en otro orden de comercio, sin bloque necesariamente, crecen por encima del promedio. El volumen y las ventajas de competencia de unos y otros tienen disparidades en los componentes del costo fundamentalmente en la mano de obra. China es el gran ejemplo. Bajos rendimientos y gran volumen mantienen niveles de competencia irrestricta.

Las economías han adoptado modelos que han recibido apelativos siempre circunscritos al capital y al liberalismo para retirar la rectoría de estado. Finalmente, los años han demostrado   de una forma u otra: es la economía de mercado la que rige los destinos del éxito económico. Las economías totalitarias, todas sin excepción han fracasado. Venezuela, sin duda, el ejemplo más reciente.

México se encuentra en un debate en cuanto a su tasa de crecimiento y el tema obedece a circunstancias de negligencia gubernamental. Las referencias tanto nacionales como las internacionales desde hace algunos meses apuntan a una recesión, si no en términos definitorios de fracaso económico, si de alerta en el rumbo equivocado como hoy lo tiene el país en su concepción de políticas públicas. Esta transición, la tercera que vivimos en nuestra etapa democrática, recibió una economía en crecimiento. Ha adoptado un modelo cifrado en el recorte inmoderado para llamarlo austeridad y ha resultado en dos vertientes: la primera, en una disciplina forzada del gasto y la segunda en una detención del crecimiento de la economía.

La primera fase del gasto retenido se concentra en la captura del ahorro para programas asistenciales, que no están calendarizados ni obedecen a un programa ni padrón. Hasta ahora se han conformado en eufemismos anunciados desde la tribuna única, la del presidente, para anunciar sus avances, inciertos todos. La segunda, cubierta de absoluta certidumbre, reúne dos interpretaciones: la primera es la concepción de planes absurdos que todos conocemos, el despojo de un activo de la nación, el aeropuerto ya en marcha, Texcoco y dos proyectos fallidos de origen que trastornan la parte más endeble de nuestro acervo, petróleo y turismo. La segunda, naturalmente son las señales, las que recibe el mundo del capital. La indolencia para corregir, para alterar el rumbo que dicta la cordura trastoca la confianza en un régimen que no inspira certidumbre para la inversión.

¿Cómo llegamos a esto? Empecemos por la indefinición de rumbo. Se pretende una autosuficiencia en algunos aspectos de la vida nacional; dos ejemplos: petróleo y alimentos. En el primer caso, ya es dominio público el rechazo a la construcción de una séptima refinería cuando el mundo orienta sus programas de energía al campo renovable y alterno. En esta circunstancia el ejercicio ha costado desde su pronunciamiento y todavía no existe un solo trabajo en Dos Bocas. La calificación de Pemex y lo que está en juego para el país no es asunto menor. México se juega futuro en esta apuesta sin destino. En el segundo caso, el tema alimentario ha dejado sin protección al campo mexicano y los reclamos están en la puerta de bloqueos y otras manifestaciones, como lo están en el ámbito de la ciencia, la cultura, el deporte, y tantas actividades interrumpidas por esta administración y sus fallidas políticas públicas, en especial la salud.

Si examinamos el tema desde su percepción natural, la de los mercados y los de la verdadera representatividad económica, el crecimiento económico de esta administración es nulo. De eso no existe duda; en breve el INEGI dará su veredicto, que ha sido adelantado por expertos e instituciones de respeto nacionales y extranjeras. El presidente tiene otro punto de vista y mezcla términos que se contraponen, los que en teoría económica debieran complementarse.

El presidente argumenta que el Fondo Monetario Internacional amparó esquemas neoliberales y por ello le produce desconfianza, a él desde luego. También argumenta que existe desarrollo porque ahora la población cuenta con mayores recursos. La primera aseveración no merece ninguna consideración, el FMI es de caracterización universal. Lo segundo disloca todo precepto dentro de un mercado de consumo: si cualquier habitante recibe una suma precaria pero gratuita, lo primero que hará es resguardar ese pequeño privilegio y será por definición el último agente representativo de una sociedad de consumo, por tanto, el punto de partida del reparto constituye una base falsa para apuntalar los mercados internos de una nación.

Los mercados de una nación, en lo interno y en lo externo se nutren del equilibrio que debe existir ente el ahorro y la inversión. Incentivar nuestra economía requiere de una sola prescripción: la inversión pública, esto significa desatar el gasto programado, frenar el dispendio de la dádiva, reconstituir la autonomía de organismos que adaptan la marcha de las instituciones, y por encima de todo ello, desechar los tres proyectos que ahogan la economía y el prestigio de la nación.

Si lo anterior se ignora, de la fase de nulo crecimiento pasaremos a la siguiente, el estanco en la producción, el desempleo natural que se deriva de esto y el trastorno de variables económicas. Ese es el ciclo menos deseable. México tiene todos los elementos para crecer, pero el cambio de rumbo es inevitable. La simple estadística corresponde a naciones perdedoras como Venezuela, México debe convertirse en potencia, no en estadística.

Fecha: 
Lunes, 29 de Julio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 29 de Julio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Martes, 30 de Julio 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La inservible Policía Federal

La Policía Federal fue creada mediante la Ley de la Policía Federal que expidió el presidente Felipe Calderón el 1 de junio de 2009. De acuerdo con ella, sus objetivos son: “Salvaguardar la vida, la integridad, la seguridad y los derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos; aplicar y operar la política de seguridad pública en materia de prevención y combate de delitos; prevenir la comisión de los delitos; e investigar la comisión de delitos…”.

Si examinamos las estadísticas resulta más que evidente que la Policía Federal nunca cumplió con sus objetivos porque las tasas delincuenciales están en niveles escandalosos.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el periodo 2009-2018 se cometieron 207 116 homicidios, 80% de ellos “por el control territorial del mercado de drogas”, según el director de la organización Semáforo Delictivo, Santiago Roel.

INEGI reporta que, para el periodo 2008-2017, las tasas de homicidio por cada 100 000 habitantes fueron:

2008: 12.60

2009: 17.50

2010: 22.54

2011: 23.52

2012: 22.18

2013: 19.48

2014: 16.71

2015: 17.16

2016: 20.09

2017: 25.97

 

La Organización Mundial de la Salud define que existe una epidemia de homicidios cuando la tasa de este delito es mayor de 10. De acuerdo a esta definición, México padece tal epidemia desde 1931, que fue el primer año en que se contabilizaron los homicidios. La tasa récord de 67.04 se estableció en 1940 cuando gobernaba Lázaro Cárdenas. Los únicos años en que la tasa se mantuvo por debajo de 10 fueron de 2003 a 2007, es decir, los últimos cuatro años del sexenio de Vicente Fox más el primer año del gobierno de Felipe Calderón.

Nuestro país ha sido siempre muy violento, pero hasta hace pocos años los medios de comunicación no difundían lo que sucedía. Desde que el gobierno dejó de ejercer un control férreo sobre ellos, en 2000, y con la aparición de las redes sociales, los mexicanos nos enteramos de una situación que nuestros ancestros intuían, pero desconocían.

En lo que a los delitos perpetrados desde la creación de la Policía Federal se refiere, las cosas tampoco han marchado bien.

En el periodo 2010-2017, las tasas de incidencia delictiva publicadas por el INEGI, que incluyen todos los delitos perpetrados, indican que entre 3 y 4 de cada 10 habitantes fuimos víctimas de la delincuencia. Las tasas por cada 100 000 habitantes para cada año fueron:

2010: 30 535

2011: 29 200

2012: 35 139

2013:41 563

2014: 41 655

2015: 35 497

2016: 37 017

2017: 39 369

Ahora bien, estas cifras no muestran la realidad porque el 93.2% de los delitos no se denuncian, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2018, realizada por el INEGI. ¿Quieres saber las tasas reales? Te invito a que uses tus habilidades matemáticas para calcularlas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirma que la Guardia Nacional sí funcionará, a diferencia de la inútil Policía Federal.

Esperemos que así sea.

Mientras tanto, tan solo 810 de los 37 000 policías federales realizan un paro y bloquean calles y carreteras dizque para proteger sus derechos, pero en realidad para crearle más problemas al gobierno de Andrés Manuel.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 05 de Julio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 05 de Julio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Sábado, 06 de Julio 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Qué fácil y divertido es gobernar!

Todos los actos del presidente de la República en ejercicio de su cargo, son actos de autoridad, regidos por los artículos 14 y 16 de la Constitución Federal.

Los actos del titular del Poder Ejecutivo no pueden efectuarse por obra y gracia de su dedito; no pueden ser resultado de consultas a mano alzada, por el aplausómetro o el risametro ni basarse o fundarse en “otros datos” que no sean los producidos por las instituciones de apoyo estadístico como son la Secretaría de Hacienda, la de Economía, el INEGI, la ASF y demás instituciones que para eso están.

Según el artículo 14 de la Constitución, la conducta del presidente de la República y de todo servidor público, debe observar las formalidades esenciales de los procedimientos que son materia de su competencia.

La competencia es el conjunto de reglas que determinan lo que un servidor público puede hacer.

Todo lo que no le está permitido, LE ESTÁ PROHIBIDO.

De acuerdo al artículo 16 constitucional, TODOS SUS ACTOS, deben estar FUNDADOS y MOTIVADOS.

Fundar significa sustentar en leyes exactamente aplicables a todos y cada uno de sus actos.

Motivar, implica razonar sus actuaciones con base en las leyes y en los DATOS OFICIALES producidos por las dependencias encargadas de proporcionárselos.

Solamente por la combinación de fundamento y motivación, se puede justificar la causa legal de los actos de gobierno. No hay de otra.

El caso mas emblemático que permite analizar JURÍDICAMENTE la actuación de Andrés Manuel López Obrador, es el del Nuevo Aeropuerto de la ciudad de México.

Para decidir sobre la continuación de la obra en Texcoco o sobre su cancelación, el presidente debió hacer lo siguiente:

Pedir y obtener dictámenes sobre el impacto ambiental, no solamente en cuanto a la fauna de la región, sino respecto al abasto de agua a la ciudad de México, porque evidentemente es más importante que los 22 millones de capitalinos beban y se aseen, que la necesidad de transportarse en avión.

Una vez establecido que el aeropuerto en Texcoco no dañaría el abasto de agua a la ciudad de México, debió pasar al siguiente análisis:

Corroborar los peritajes que determinaron la viabilidad aeronáutica del proyecto en Texcoco.

Debió auditar exhaustivamente TODOS los contratos relacionados con la obra, con la cual, de haber habido corrupción de por medio, nos habríamos ahorrado el pago que hizo a los tenedores de bonos.

Si hubiera acreditado delitos patrimoniales en agravio del Estado Mexicano, no solamente no habría tenido que indemnizar a los inversionistas, sino que habría podido y debido aplicar la extinción de dominio, confiscando sus intereses patrimoniales en ese proyecto aparte de meterlos a la cárcel.

Apenas hoy me he hecho la siguiente pregunta:

¿Han interpuesto demandas de Amparo los socios del Grupo Aeroportuario Mexicano?

Ellos serían los directamente agraviados por la forma en que Andrés Manuel López Obrador ha decidido ponerle fin al NAIM y sepultarlo bajo las aguas del lago de Texcoco.

Sería rarísimo que el Grupo Aeroportuario Mexicano se pudiera haber quedado de brazos cruzados en vez de defender su inversión.

La única razón por la cual podría explicarse la “abnegada resignación” de los empresarios aeronáuticos, tendría que ser (como decía mi nana Concha), una de dos:

O llegaron a algún arreglo con Andrés Manuel López Obrador, o prefirieron no hacer olas porque tenían cola que les pudieran pisar.

Me inclino más por la primera opción, porque los montos involucrados en la obra del NAIM no son como para dejarlos en el aire sin amarrar un arreglo de impunidad que justificara su silencio.

Mis opiniones sobre los primeros 12 meses de gobierno del PRIMOR, son estrictamente jurídicas.

No me gustan los opinólogos ni los expertólogos que se pronuncian a partir de simpatías o de fobias; aborrezco las opiniones a ojo de buen cubero.

Lo gratificante de opinar con base en la ley y en las pruebas, es que los pronunciamientos sustentados de esta forma, difícilmente pueden ser refutados con éxito.

Hasta el día de hoy, la famosa “Cuarta Transformación” es alabanza en boca propia y por lo mismo, vituperio para quien se proclama su adalid.

Afirmar que se encabeza nada menos que una transformación histórica de México, es un atrevimiento temerario para alguien que, además, no ha explicado satisfactoriamente en qué cree que consistieron las tres transformaciones anteriores.

Este lunes 1º de julio, Andrés Manuel López Obrador va a celebrar su triunfo electoral.

No quiero ser aguafiestas, pero no puedo pasar por alto los “resultados” visibles:

Decidió vender el avión presidencial que no nos pertenece y cuya renta seguimos pagando sin utilizarlo.

Decidió convertir Los Pinos en museo, como si el próximo presidente de México no tuviera derecho a habitar la residencia oficial del Poder Ejecutivo.

¿Se imagina usted lo que le harían a Clairol Trump si hubiera querido convertir la Casa Blanca en parque de diversiones?

En la ciudad de México, en vez de defender a los millones de rehenes que viven a merced de la delincuencia, defiende a Claudia Sheinbaum contra los grandulones que no la comprenden...

La tan cacareada “mafia el poder” disfruta la misma impunidad que las tepocatas, víboras prietas y alimañas a las que Fox les hizo lo que el viento a Juárez.

El gober precioso, César Duarte, la maestra Elba Esther, Romero Deschamps, Kamel Nacif y demás personajes, siguen tan frescos como de costumbre.

Peña Nieto protagoniza las páginas de sociales, cuando al parecer debería figurar en la nota roja.

Pudiendo defender de verdad la soberanía de México y los derechos de nuestros compatriotas ante el gobierno de Clairol Trump, haciendo valer el artículo XXI de la Ley 9 Stat 922 de los Estados Unidos, (1) se ha convertido en “immigration employee” subcontratado por la Casa Blanca, porque al ignorar las leyes aplicables, nos priva de su protección.

Gobernar implica lidiar a Clairol Trump, y para eso no basta el “feeling” ni el sentido común; hace falta saber historia y derecho, y estar dispuesto a enfrentar y confrontar con la fuerza del derecho firmemente ejercida.

La actuación de Andrés Manuel López Obrador me recuerda a la de Mickey Mouse en su papel de aprendiz del brujo, aquella película de Walt Disney, donde el ratoncito abusó de la varita mágica a diestra y siniestra, mientras celebraba lo fácil que era hacer magia y que las cosas ocurrieran como dijera su varita.

El desenlace en el caso de nuestro país, no será tan divertido como en aquel cuento cuyas consecuencias se terminaban al encenderse la luz del cine con la salida de los espectadores.

Para México, el experimento democrático puede resultar tan trágico o peor que el de Francisco I. Madero, al que Emiliano Zapata le revocó el mandato en los primeros renglones del Plan de Ayala.

Que bueno que Andrés Manuel López Obrador crea que es muy fácil gobernar y que se haya divertido de lo lindo desde el 1º de julio de 2018; pero GOBERNAR no es fácil ni divertido.

¿Qué tan graves podrán ser cinco añitos mas del fácil y divertido pasatiempo de gobernar en brazos de MORENA, para un país que lleva diez mil años de fundado?

No vamos a tardar en enterarnos...

     _____________________________

  1.  9 Stat 922 es el número de identificación de la Ley Federal de los Estados Unidos, que fue elevada a esa categoría por su Congreso, el 4 de julio de 1848, bajo la Supremacy Clause de la Constitución Americana.

Fue así como el tratado de Guadalupe-Hidalgo, pasó a ser ley federal de los Estados Unidos, vigente hasta la fecha.

Es por eso que en colaboración con “México defiende lo Tuyo” presidido por el abogado mexicoamericano Juan M. Soliz y Nellie Cotton, vamos a comenzar a hacer valer esa ley federal cuyo artículo XXI nos permite defender a nuestros compatriotas  ante los jueces federales de los Estados Unidos.
 

chavezmontesjulio@hotmail.com

Fecha: 
Viernes, 28 de Junio 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 28 de Junio 2019 - 15:35
Fecha C: 
Sábado, 29 de Junio 2019 - 04:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: México Reprobado

México está reprobado en el combate a la corrupción.

“Se encuentra entre los países de América Latina con menor capacidad para combatir la corrupción, pues sólo están en peores condiciones Venezuela y Guatemala”.

De acuerdo con el Índice de Capacidad de Combate a la Corrupción (CCC), que por primera vez ha sido elaborado, México obtuvo una calificación de 4.65 -en una escala de 1 a 10-, en la que 10 significa mayores posibilidades de sacar a la luz, castigar y detener la corrupción, indica el citado índice.

En México, IMCO e INEGI, así como otras organizaciones que miden la corrupción, se cometen 200 millones de actos corruptos al año.

La fuente es la organización mientrastantoenmexico.mx, que hizo hace algunos pocos años el estudio y llevó a cabo la métrica.

Indicaron entonces que equivaldría al 9% del PIB nacional. También que todos los mexicanos, querámoslo o no, estemos conscientes de ello o no, “gastamos” 14 mil pesos anuales en corrupción. (Lo peor es que la mayoría de la gente lo ignora).

Y aunque estos números pueden ser inciertos porque hay quienes dicen que es menos y otros que es más, la corrupción es real.

México ocupa el lugar 138 en la escala de 172 países según T.I.

¿Cómo llegan a esos números?

No sé de alguien que declare o que lleve registro de todos los hechos corruptos que se realizan en el país. Existen fórmulas económico-matemáticas para determinar los índices. Que son sólo eso, índices de percepción.

Sin embargo, se ha llegado a afirmar que el monto de la corrupción en México equivale a 29 veces el presupuesto otorgado al Politécnico Nacional, que en 2015 fue de 15 mil mdp. Y a 40 presas como la “Yesca”, en el estado de Nayarit.

El acto corrupto se da porque la persona tuvo un deseo de apropiarse, allegarse, poseer, abusar, violar un recurso material. Llámese dinero o persona, animal o cosa, por un medio ilícito.

Mediante un acto de abuso de poder, autoridad y de confianza que fue depositada en tal persona. Hombre o mujer. No hay distingo.

Nadie puede ir a la cárcel por corrupción. No existe tal delito. Aunque se ha legislado al respecto, las leyes normativas seguirían en proceso.

Sí podría ir por sobornar, chantajear, violar, mentir, robar, adulterar, etc.

El acto corrupto es un acto voluntario, a veces meditado. Con alevosía y ventaja.

A veces la víctima lo es por estulta, despistada, mensa, creída, atolondrada, etc., de la que es fácil abusar.

Como hacen los políticos, hombres y mujeres demagogos o “palabreros”. El acto corrupto que sea, debe ser sancionado. De no serlo, la impunidad campeará y se torna rampante, Lo que es otro acto corrupto.

¿En qué campos México quedó reprobado?

FALTA DE AUTONOMÍA

Dentro de esas subcategorías, el índice indica que: “la calificación más baja otorgada a México es en capacidad legal, en la que se le asignó 4.28, debido, entre otras cosas, a falta de eficiencia y autonomía del Poder Judicial.

“Sigue siendo propenso a la intromisión política y se enfrenta a una gran cantidad de casos pendientes”, indica el reporte.

El sistema judicial es culpado de ineficiencia. Aunque, no necesariamente son los jueces quienes “sueltan” a los presuntos. La corrupción vendría de otras partes. Como  agentes, abogados, etc.

Mi experiencia con el Tribunal Superior de Justicia de Morelos, que preside la Lic. Ma. Del Carmen Cuevas Iglesias, me ha mostrado lo anterior.

Ahí se ha llevado el Programa Nacional Pro Integridad, Avanza Sin Tranza que presido y dirijo en el país.

En índice continúa: “en la subcategoría de democracia e instituciones políticas, a México se le asignó un puntaje de 4.52, principalmente al considerar que tiene deficiencias en los procesos legislativos y de Gobierno.

“El cumplimiento de la legislación anticorrupción sigue siendo deficiente en comparación con otros países, mientras que los casos investigados por las autoridades a menudo son vistos como politizados”, señala.

Desde mediados del sexenio pasado se habla de la instalación del Sistema Nacional Anticorrupción. El que no termina de establecerse en el país, por los vaivenes políticos. Lo que ha impedido no sólo que entre en funciones, sino que se cuente con las leyes y reglamentos que le den la efectividad e independencia necesaria.

El Índice señala que también que será importante ver el desempeño de la Fiscalía General de la República en el caso Odebrecht, “que en México involucra al ex director de Pemex Emilio Lozoya”.

A lo que hemos de estar muy atentos si queremos comprobar o verificar cómo es que esta administración, la de la 4T cumpliría la promesa de combatir, lo que es lograble y acabar con la corrupción. Lo que es imposible. Ahí pues, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 26 de Junio 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 26 de Junio 2019 - 15:35
Fecha C: 
Jueves, 27 de Junio 2019 - 04:35