Se encuentra usted aquí

incendio

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crimen organizado: invisibilizar o destacar

El día de ayer tanto el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, como el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, se dedicaron a dar entrevistas y a explicar (o interpretar) lo ocurrido el pasado fin de semana con relación a la ofensiva del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Monte Alejandro Rubido señaló en diversas entrevistas (Loret de Mola, López-Dóriga y Beteta) que para el gobierno federal el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tiene atención especial, por lo que el primer paso para debilitarlos será atacar sus redes financieras. Por su parte, el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, en entrevistas por separado con Loret de Mola y Gómez Leyva, minimizó los hechos del pasado viernes, al mencionar que esto es producto de que su gobierno está combatiendo y debilitando al CJNG.

Varios analistas, la mayoría, aseguran que el gobierno federal y los estatales tienden a minimizar el poderío del crimen organizado. Critican que las declaraciones no las dé, por ejemplo, el secretario de Gobernación Osorio Chong o, incluso, el mismo presidente Peña Nieto. Estos analistas muchas veces subrayan que el gobierno no quiere reconocer, otro ejemplo, que el Operativo Jalisco del viernes primero de mayo fue un fracaso.

Vamos por partes. A diferencia de este sexenio, el encabezado por Felipe Calderón hizo del combate al crimen organizado su leitmotiv. En muchas ocasiones el mismo presidente Calderón hacía los anuncios de capturas u opinaba de los hechos de sangre. No pocas veces anunció el inicio de embestidas contra el crimen. ¿Esta relevancia, este “no invisibilizar” (la palabreja es horrible), dio mejores resultados? La realidad es que no. Muchas veces se le criticó su falta de avances en otros terrenos políticos y económicos, su pasión por regresar al mismo tema una y otra vez. ¿Serviría de algo que saliera Osorio Chong o el presidente Peña Nieto a explicarnos lo que pasó el viernes?

Por otra parte, fue claro que el inicio del Operativo Jalisco fue un fracaso y que el CJNG tiene un poderío estratégico impresionante, acompañado de un gran armamento y muchos hombres. ¿Debía el gobierno federal o el estatal reconocer el fracaso y declarar que los había impresionado o apabullado? No hay un solo gobierno sobre la Tierra que reconozca algo así. Ni siquiera países tan sitiados como Siria o Irak.

En conclusión, el gobierno federal sí tiende a minimizar el poderío del crimen organizado, pero no a invisibilizarlo. Sí, el golpe que le dio el CJNG al gobierno federal fue el peor que ha recibido en el sexenio en materia de seguridad, pero que salga Osorio o Peña a lamentarse no nos servirá de nada. 

Fecha: 
Martes, 05 de Mayo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Desvergonzado

El gobernador priísta de Jalisco, Aristóteles Sandoval, demostró no tener mucha vergüenza cuando aseguró ayer que el estado que supuestamente gobierna está bajo control. Lo anterior, después de que el viernes y sábado pasados la delincuencia organizada representada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) sembró terror en la zona metropolitana de Guadalajara, Puerto Vallarta, Autlán y varias localidades más. El viernes, los delincuentes bloquearon 39 accesos con vehículos incendiados en 25 de los 125 municipios jaliscienses y derribaron un helicóptero del Ejército en el municipio de Villa Purificación, incendiaron bancos y gasolineras. El sábado siguió la violencia, extendiéndose ésta a Colima y Guanajuato.

En los hechos violentos del viernes murieron 15 personas: seis soldados que viajaban en el helicóptero derribado, ocho delincuentes y un agente del ministerio público de Jalisco. Además, hubo 10 heridos.  

Y pese a todo lo ocurrido, Sandoval sin dudar dijo que su estado está bajo control.

Peor todavía, dijo que puede haber funcionarios de su gobierno coludidos con el CJNG ya que cuando el asumió la gubernatura “el cártel ya estaba enquistado en la entidad”. O sea, que después de dos años y dos meses de ser gobernador Sandoval acepta, sin vergüenza alguna, que no ha sido capaz de identificar a esos funcionarios corruptos.

La desvergüenza del gobernador de Jalisco también quedó en evidencia cuando presumió que cada cinco días se detiene a un miembro del CJNG. Es decir, que cada mes son atrapados seis miembros del cártel, 72 al año. Me imagino que cada mes ingresan más de seis delincuentes a la organización, lo que significa que cada 30 días ésta se hace más fuerte y letal.

Todo lo que ha dicho Aristóteles Sandoval en torno a la delincuencia organizada que cada vez tiene más poder en Jalisco hace suponer que no tiene una idea clara de lo que está sucediendo o que es un mentiroso desvergonzado, cualidad que seguramente heredó de su padre, el también desvergonzado magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco, Leonel Sandoval, quien fue descubierto cuando, por vía telefónica, le pedía a funcionarios municipales y militantes del PRI apoyar al candidato de ese partido a la presidencia municipal de Guadalajara e inscribirse como observadores electorales aunque eso sea contrario a la ley. Me inclino por pensar que es un desvergonzado.

Un desvergonzado por herencia genética.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 05 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Milagro! ¡Milagro! ¡Ha ocurrido un milagro!

Así podrían gritar muchos al enterarse que Jesús Ubando López, Juez Trigésimo Segundo de lo Penal con sede en el Reclusorio Preventivo Sur del Distrito Federal, dictó auto de formal prisión contra un anarquista llamado Fernando "N", quien está acusado de incendiar, junto con otros individuos, la estación Ciudad Universitaria del Metrobús y un camión de ese sistema de transporte, el 5 de noviembre pasado.

Y vaya que es un milagro lo que ocurrió en el Juzgado 32 a cargo de Ubando López, porque la realidad es que en este país no es delito grave quemar edificios públicos, saquear comercios, incendiar vehículos, secuestrar autobuses, apoderarse de las casetas de cobro de carreteras de cuota, robarse la gasolina o el diesel de las pipas, golpear a policías armados solo con un escudo, apoderarse violentamente de escuelas públicas, bloquear aeropuertos, carreteras y calles, mutilar monumentos históricos o incendiar puertas del Palacio Nacional, entre otros crímenes que se cometen con absoluta impunidad.

Quienes realizan tales actos contra la propiedad pública y privada agreden de alguna manera a los millones de mexicanos que directa o indirectamente pagamos el costo de su violencia. Sus delitos nos hacen perder horas de nuestras vidas, afectan nuestros ingresos y los de las empresas, sobre todo las más pequeñas, desvían nuestros impuestos a reparar lo que destruyen.

Increíblemente, hay quienes defienden las acciones de estos delincuentes alegando que los daños que causan son infinitamente menores a los que han ocasionado u ocasionan los miles de funcionarios y políticos corruptos que desde siempre han visto la riqueza de nuestro país y los impuestos que pagamos como un  botín, que han actuado pensando primero en ellos y, tal vez, después en el país, que han tomado decisiones equivocadas que han resultado en varias quiebras económicas y el eterno subdesarrollo nacional.

Estos defensores de quienes violan la ley con absoluta impunidad afirman que primero deberían ser sometidos a juicio los funcionarios y líderes sindicales que se han vuelto millonarios abusando de sus cargos y poder. Preguntan, por ejemplo: “¿Quién es peor, el que quema un camión o un gobernante coludido con la delincuencia organizada? ¿el que bloquea calles o el gobernante que endeuda durante décadas a su país, estado o municipio? ¿el que saquea una tienda de conveniencia o el que saquea la tesorería pública? ¿el que ilegalmente cobra el peaje de una carretera o el funcionario que despilfarra nuestros impuestos?

La verdad es que ambos son funestos y ambos deberían responder por sus actos u omisiones. El problema es que en nuestro país es verdaderamente raro que uno o el otro tengan que enfrentar la acción de la justicia.

Por eso, muchos exclamarán que es un milagro lo que ocurrió en el Juzgado 32. Personalmente no creo que ocurrió algo sobrenatural en este caso. Simple y sencillamente falló el sistema que otorga impunidad al 99% de los pillos mexicanos. Alguien se equivocó en ese juzgado.

Foto: seguridadnacionalhoy.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 13 de Noviembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cambio climático, una realidad absoluta

Nueva York.- Aunque algunos miembros de la comunidad científica mundial lo nieguen, el cambio climático es una realidad que cada día afecta a más habitantes de nuestro planeta. Tampoco es un fenómeno reciente en vista de que desde fines del siglo pasado ya era un tema que atraía la atención que cada vez más expertos.

En 2001, uno de estos expertos, Manuel Estrada Porrúa, escribió en la revista Notas que en ese año editó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que “Cada vez resulta más evidente que las emisiones de gases de invernadero generadas por el hombre están afectando el clima del planeta. Durante el último siglo se registraron incrementos en la temperatura global que no son explicables en su totalidad por causas naturales, trayendo consigo cambios que van desde el aumento del nivel del mar hasta alteraciones en el comportamiento de los animales, y se espera un mayor calentamiento y modificaciones aún más importantes en el futuro. La solución al problema y sus consecuencias deben involucrar a todos los países, tomando en cuenta sus diferentes condiciones y capacidades”.

Han trascurrido casi 14 años desde que Estrada Porrúa escribiera lo anterior. Hoy ya no se habla de un “incremento en la temperatura global” sino de un verdadero cambio climático que está afectando todas las regiones de nuestro cada vez más desbalanceado planeta.

El cambio climático está causando grandes desastres, como los que hemos visto durante los últimos días: inundaciones en Nevada y Arizona causadas por lluvias torrenciales; incendios forestales en el parque Nacional de Yosemite y otras áreas boscosas de California; inundaciones en las zonas india y paquistana de Cachemira, producto de un monzón; inundaciones y destrucción en Hong Kong y la Isla de Hainan, China, ocasionadas por el tifón Kalmaegi, y en la zona de Los Cabos, Baja California Sur, originadas por el huracán Odile.

El cambio climático afectará muy pronto a esta ciudad estadounidense y existe una verdadera preocupación entre los que están enterados del contenido del reporte que en 2009 le entregó al entonces alcalde Michael Bloomberg el Panel de Cambio Climático de la Ciudad de Nueva York, integrado por climatólogos, geógrafos, economistas y consultores.

El Panel advirtió sobre lo que puede ocurrir en esta ciudad:

1. En la década de los 80 el nivel del mar estará casi 1.22 metros encima de su nivel actual. Ya desde ahora se aprecia que está aumentando.

2. Inundaciones de grandes proporciones podrán ocurrir con más frecuencia.

3. En caso de tormenta, más áreas de la ciudad se inundarán.

4. La ciudad podría padecer de entre dos a cuatro veces más ondas de calor cada año.

5. Las lluvias torrenciales y las sequías podrían volverse más comunes.

6. También podrían volverse más comunes los huracanes y las tormentas de viento.

7. Los sistemas de transporte subterráneo, drenaje y abasto de agua, así como la red eléctrica podrían sufrir más daños.

Desde que se publicó el reporte en 2009, la ciudad de Nueva York ha diseñado y puesto en acción diversas medidas para aminorar los efectos dañinos del cambio climático. Sin embargo, la falta de consciencia que la mayoría de los neoyorquinos tienen del problema dificulta la correcta aplicación de varias estrategias.

Mucho me temo que el gobierno de la Ciudad de México, por citar a alguno de los de nuestro país, no ha realizado un estudio serio y profundo sobre los efectos que tendrá el cambio climático.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 17 de Septiembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1