Se encuentra usted aquí

imss

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"AMLO y la economía. Lo bueno "

En una parte del discurso que pronunció antier durante el festejo del primer aniversario de su victoria electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó datos, sobre todo macroeconómicos, que para él muestran la buena marcha de la economía nacional durante su administración.

Al escucharlo creí que hablaba un gobernante neoliberal.

No mintió al decir que:

  1. “Se redujo el robo de combustibles en 94% y con eso se ahorrará 50 000 millones de pesos”.
  2. “Se resolvió el problema de abasto de gasolinas y diésel en el país (…) prácticamente se acabó con el famoso huachicol”.
  3. “Se suprimió la pensión de 5 millones de pesos mensuales a los expresidentes de la República (…) Nos ahorramos 10 000 millones de pesos”.
  4. “Se redujo el gasto en publicidad del gobierno en 50%, lo que representa un ahorro de 4000 millones de pesos”.
  5. “No hemos aumentado impuestos en términos reales y no se han creado impuestos nuevos”.
  6. “No ha crecido ni crecerá la deuda pública”.
  7. “La inflación ha bajado de 5.3 a 4.3% en comparación con el mismo periodo del año pasado”.
  8. “En todo el país no han aumentado, en términos reales, los precios de las gasolinas, del gas y de la electricidad”.
  9. “Ya se detuvo la caída en la producción de petróleo”.
  10. “Durante el tiempo que llevamos en el gobierno, el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar”.
  11. “En cuanto a la Inversión Extranjera Directa, durante el primer trimestre se captaron más de 10 000 millones de dólares (…) 7% más de lo que llegó en el primer trimestre del año pasado. De diciembre a mayo de este año, las reservas han crecido en más de 4 000 millones de dólares. También en mayo (…)  los migrantes mexicanos enviaron remesas (…) por 3203 millones de dólares. Es el monto mensual más alto en toda la historia”.
  12. “En mayo el índice de confianza del consumidor se ubicó en 110 puntos, como no se había visto en las últimas dos administraciones (…) las tiendas de autoservicio reportaron un incremento de 5.4% en las ventas”.
  13. “En mayo las exportaciones llegaron a más de 40 000 millones de dólares. Un incremento de 9%. En el tiempo que llevamos de gobierno, la Bolsa de Valores ha aumentado en 3%”.
  14. “La recaudación de impuestos aumentó 4.5% en comparación con el año anterior. Este año (…) se han presentado un millón de declaraciones fiscales más que las realizadas el año pasado. Los ingresos generales del gobierno pasaron de 2 billones 450 000 millones a 2 billones 580 000 millones de pesos (…) un incremento del 1% en términos reales”.
  15. “En los primeros 5 meses de este año, según el IMSS, se han creado más de 300 000 nuevos empleos…”.

Si los datos anteriores son positivos, ¿por qué ha perdido la economía su dinamismo?; ¿por qué distintas organizaciones públicas y privadas, nacionales y extranjeras redujeron sus previsiones para el crecimiento del PIB en 2019 y 2020?; ¿por qué las calificadoras han reducido sus calificaciones para la deuda soberana, PEMEX y la CFE?; ¿por qué sienten miedo sobre el futuro económico del país la mayoría de quienes pertenecen a las clases media y alta?

Mañana presentaré aquí datos que AMLO omitió mencionar y comentaré algunos aspectos negativos de la gestión de la economía durante su gobierno.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 03 de Julio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 03 de Julio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Jueves, 04 de Julio 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El porqué del optimismo de AMLO: un ejemplo

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una percepción optimista de la realidad económica que contrasta con el pesimismo de la mayoría de los expertos en la materia.

Los pesimistas se basan en los datos oficiales que difunden el INEGI, Banco de México y otras entidades gubernamentales; los pronósticos del crecimiento del PIB hechos por economistas de los sectores público y privado, y las evaluaciones cada vez más negativas que difunden las calificadoras crediticias.

En su conferencia mañanera de ayer, el presidente insistió nuevamente en que la economía del país va muy bien y que él tiene información que los economistas conservadores y neoliberales no toman en cuenta al realizar sus análisis.

Por ejemplo, negó que exista un problema de generación de empleos en el país como se deduce al comparar los datos que el IMSS difundió el miércoles pasado, con los que publicó el 7 de junio del año pasado.

El IMSS informó antier que  “la creación de empleos llega a 303 545 en los primeros cinco meses del año (…)  La creación de empleos durante el quinto mes del 2019 fue de 3 983…”.

En junio de 2018 señaló que “la creación mensual de empleo durante mayo del presente año es de 33 966 puestos (…)  Durante los primeros cinco meses de 2018 se crearon 489 617 empleos…”.

Al comparar estos números tenemos que:

  1. Durante los primeros cinco meses de este año se crearon 38.0% menos empleos que en el mismo periodo de 2018.
  2. En mayo de este año se crearon 88.3% menos empleos que en mayo de 2018.

Así, es evidente que se generaron menos empleos formales en mayo y durante los primeros cinco meses del año en curso.

Sin embargo, AMLO explicó ayer que esos datos no toman en cuenta a los 481 548 jóvenes que entre enero y mayo se inscribieron al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que perciben un salario mensual de 3 600 pesos, están registrados en el IMSS y reciben capacitación de cinco a ocho horas diarias, cinco días a la semana.

Si estos jóvenes, de entre 18 y 29 años, hubieran sido incluidos en la estadística del IMSS, serían 785 093 los empleos que se crearon durante los primeros cinco meses del año, 60.3% más que en el mismo periodo de 2018.

Aquí debemos preguntarnos por qué los aprendices de Jóvenes Construyendo el Futuro no fueron considerados por el IMSS, si cada uno de ellos tiene un empleo, definido éste como “aquella actividad donde una persona es contratada para ejecutar una serie de tareas específicas, por lo cual percibe una remuneración económica”.

Para responder esta pregunta, el director general del IMSS, Zoé Robledo, explicó ayer que “la intención del IMSS es consolidar los datos del empleo cada vez más” y que se encuentra en proceso de “conseguir la certificación por parte del INEGI para que los datos de empleo se calculen con el mismo método…”.

Muchos dirán que los aprendices no deben ser incluidos en la estadística porque sus empleos se deben a la voluntad del presidente y no a una exigencia del mercado laboral, pero lo mismo podría decirse de cientos de miles de burócratas y empleados de PEMEX y CFE que son innecesarios, redundantes.

Sea lo que sea, ayer quedó muy claro por qué el presidente ve a la economía con optimismo y los que no pensamos como él, con pesimismo.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 21 de Junio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 21 de Junio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Sábado, 22 de Junio 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frontera a Frontera: Ganando Espacios

            No cabe duda que las cosas están cambiando en Tapachula, porque la estrategia del Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos de ir ganando espacios está funcionando por toda la ciudad.

            Lo mejor de todo es que en estas acciones de “Ganar Espacios” no va solo haciendo “Show” ni “Alharacas”, sino que se convence a los vecinos directos y a los involucrados en la zona que se devolverá a los Tapachultecos y sobre todo haciendo un compromiso para que sean los mismos involucrados los que mantendrán el espacio recuperado, quedando después siempre en comunicación con el Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos.

            Así pues, en esta ocasión se está realizando la recuperación de todo el Mercado “Sebastián Escobar” que se encuentra en el centro de la ciudad de Tapachula a una cuadra del actual Palacio Municipal y del antiguo Palacio hoy el Museo de la ciudad.

            En este caso, los mismos locatarios junto con empleados del Gobierno Municipal de Tapachula cubrieron todas las anomalías, atendiendo la problemática puesto por puesto que señalaban históricamente los locatarios y sus empleados.

            En el lugar el Sr. Alcalde Gurria Penagos y los dueños de los locales de todo el Mercado “Sebastián Escobar” fueron supervisando los trabajaos en el momento que se realizaban. Fue un trabajo arduo, porque ya hacían décadas que no se les daba una “chaineada” a los locales y a todo el edificio.

            Convencimiento, promoción de verdadera unidad que lleva a ejercer una comunidad bien entrelazada que busca el bien de sí mismo como el primer paso para dar como resultado la unión comunitaria. Eso es lo que busca el Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos cada vez que recupera espacios.

            Recuperar espacios para Gurria Penagos recuperar cuadra por cuadra los espacios que habían estado abandonados desde hacía décadas. El bache que ya todo Tapachula conocía, está desapareciendo bajo nuestros pies con la voluntad de Oscar Gurria.

            Muchos se preguntan ¿Cómo le hace? Con honestidad estricta en el manejo de los dineros públicos que entran a las arcas municipales, sin utilizarlos en cosas superfluas “cuidando los centavos” con ojo crítico y mano cerrada.

            La jornada de recuperación del Mercado “Sebastián Escobar” culminó con una reunión entre los locatarios y el Alcalde Gurria Penagos donde para finalizar les dijo que “se seguirá trabajando para mejorar no sólo la imagen del mercado Sebastián Escobar, sino garantizar la prestación de servicios, la seguridad y protección de locatarios y usuarios”

Zoe

            La renuncia de German Martínez a la Dirección del Instituto del Seguro Social, fue muy sorpresiva, pero muy esperanzadora, porque ahora si verdaderamente se saldrán de las áreas administrativas PANistas y PRIístas que estaban incrustados en las Delegaciones, lo que no representaba ningún cambio que había prometido el Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador.

            La renuncia de German Martínez fue tan sorpresiva como cuando este PANísta traicionó a su partido, pero se le acabo la fiesta cuando vió que la tarea de cambiar el IMSS es muchísimo más grande y problemática de lo que el creía que podía hacer en su marco de traicionero.

            Pero bueno ya se fue, su suicidio político fue del mismo tamaño de su traición…

            Así pues, pasaron las horas y el que entra al quite es el experimentado político Zoé Alejandro Robledo Aburto, por órdenes del Sr. Presidente de la Republica Andrés Manuel López Obrador.

            Luego, luego salieron a criticar que no es políticos y no tiene experiencia. La gran mayoría de los mexicanos hemos experimentado las administraciones de los directores especialista en la salud y hemos sufrido las vejaciones del Seguro Social cuando más vulnerables estamos.

            La tarea de Zoé Robledo será armar can calidad y calidez el nuevo sistema universal de salud de nuestro país, que saldrá del Seguro Popular y del Sistema IMSS para dar paso, como dijo el Sr. Presidente de la Republica André Manuel López Obrador, algo parecido al sistema de salud de Canadá o Finlandia.

            Es un plan muy ambicioso, que llevara en su proceso de cambio tragos muy amargos para todos, pero es el cambio de la 4ª Transformación.

            En Chiapas, los Delegados entran al IMSS y se vuelve un Virrey que decide todo y que en muchos casos ha salidos millonario.

            Así que, para Zoe Robledo le toca la tarea más importante de la 4ª Transformación del Presidente López Obrador, porque si la gente deja de tener acceso de la salud y fracasa la gente se va a levantar.

            Finalmente quiero compartir un comentario del muro de FACEBOOK de Zoé Robledo que dice:

Decimos los chiapanecos que “siempre hay que buscar una buena sombra" y la Secretaria Olga Sánchez Cordero ha sido eso: una ceiba grande, hermosa y muy generosa. Eterno agradecimiento a mi jefa porque fue gracias a su confianza que alcancé una nueva responsabilidad.

Estar al frente del IMSS es el más alto encargo que me ha sido conferido durante mi vida pública.

Agradezco al Presidente Andrés Manuel López Obrador el honor y la confianza. Hay trabajo, hay rumbo: ¡no puedo fallar!

Todos nosotros somos un solo equipo, somos el equipo del Gobierno Federal.

Fecha: 
Jueves, 23 de Mayo 2019 - 13:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 23 de Mayo 2019 - 15:40
Fecha C: 
Viernes, 24 de Mayo 2019 - 04:40
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Controlan o no los neoliberales a la SHCP?

“No se cumple con lo que establece la Constitución de garantizar el derecho a la salud al pueblo de México (…) Eso que llaman Seguro Popular ni es seguro ni es popular; no hay médicos, no hay medicinas.

“En tres años la atención médica y los medicamentos van a ser gratuitos para todos los mexicanos y vamos a tener un servicio de salud igual que el de los países nórdicos, igual que el de Dinamarca, de Suecia, igual que el de Canadá.

“Y que no se vuelva a usar ni siquiera la palabra cuadro básico, sino hasta que el mexicano tenga acceso a todos los medicamentos. Es seguridad social desde la cuna hasta la tumba (…) Ese es mi compromiso”.

Lo que se anota arriba es parte de lo que dijo el 15 de abril pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador al referirse a sus planes para que cada mexicano reciba servicios médicos de calidad.

Aparentemente, de acuerdo con el hasta ayer director general del IMSS, Germán Martínez Cázares, altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda no comparten los planes y objetivos presidenciales.

Así lo denunció en su carta de renuncia al señalar que “algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud”.

Martínez, un expresidente nacional del PAN que en marzo de 2018 abandonó ese partido para sumarse a MORENA, también denunció que:

“El Presidente (…) proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal.

“Algunos funcionarios de Hacienda (…) buscan nombrar, en todo el país, una suerte de ‘delegados administrativos estatales’ (…) para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS.

“Muchos trabajadores siguen sin certeza laboral (…) en 2019 prácticamente está en 0% el avance de obras y el pago a proveedores (…), las compras de equipamiento paradas, las reclamaciones y litigios aumentan; y si bien el abasto de medicamentos está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo.

“Nadie, en su sano juicio, se hará cargo desde el IMSS, de instrucciones o resoluciones falladas solo en la Secretaría de Hacienda.

“Si acaso Hacienda cree que los ahorros en el IMSS los puede desviar a otros fines, es necesario recordarle que ‘el Instituto no estará obligado a concentrar en la Tesorería de la Federación sus ingresos’, según dispone la ley del Seguro Social.

“No veo las iniciativas de la burocracia de Hacienda para dar seguridad social permanente a todos los jornaleros del campo, a los repartidores de comida o choferes, ni a los trabajadores de la construcción”.

En suma, los neoliberales que AMLO detesta siguen controlando la SHCP.

Pese a la gravedad de las acusaciones, Andrés Manuel les restó importancia ayer mismo y dijo no compartir lo expresado por Martínez Cázares.

El tiempo y la situación del IMSS nos dirán si el presidente debió haberle creído o no, o si se trató solo de la conclusión de una lucha de poder e influencia librada entre funcionarios de Hacienda y un individuo que cuando le convino traicionó al partido que una vez presidió y que por ello carece de credibilidad.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 22 de Mayo 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 22 de Mayo 2019 - 21:45
Fecha C: 
Jueves, 23 de Mayo 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

​La Otra Cara de la Moneda: Padres Solteros

Un día cualquiera en la oficina -"¿Alguien ha visto a Diego?"- pregunta proveniente de tres personas diferentes: la secretaria del jefe, la contralora y la recepcionista que atendía a un proveedor impaciente que preguntaba por él en la recepción.

-"Tuvo que irse de urgencia, su pequeña hija sigue con resfriado"- alguien en la oficina respondió. Si, Diego tuvo que salir de la oficina otra vez porque Doña Rosa, su vecina, no podía seguir cuidando a la creatura por un resfriado que había empeorado, le aconsejó que la lleve al médico. Una bebé tan pequeña es frágil, vulnerable y deben prestarle la mayor atención para que no resulte en una infección grave de las vías respiratorias.

Lily era una lindura, regordeta y encantadora, con sólo ocho meses de edad y desde hacía tres residía bajo el cuidado de Diego, su papá.

La pareja de Diego hacía poco tiempo se había ido de la casa. Conoció a alguien en el gimnasio donde cotidianamente acudía para esculpir su figura después del parto. Ella era la típica mujer que no soportaba los kilos de más que el embarazo como un molesto remanente afecta a la mayoría de las mujeres. En realidad, nunca superó el hecho de convertirse en madre en la flor de la edad, miraba con espanto el aumento de peso, las estrías, la libertad trunca, el compromiso que implicaba todo aquello, siempre consideró el hecho como un “error”.

Diego, un hombre de 27, contador de profesión, no comprendía cómo había elegido a alguien tan egoísta como compañera de vida. A nivel personal quedó devastado no sólo por caer en la cuenta de que la mujer que amaba lo había abandonado para irse con otro, sino porque su pequeña hija se había quedado sin madre, -"¿qué madre hace algo así?, las hay… y yo estuve casado con una"- constantemente se reprochaba.

Como todo padre primerizo, no tenía idea de cómo cuidar a un bebé. La costumbre de vivir solo desde los 18 años cuando tuvo que partir de casa y mudarse a la gran ciudad para continuar con sus estudios universitarios, nunca le prepararon para esta etapa de su vida: la de padre soltero.

Pañales, biberón, vacunas… de pronto su vida se vio demasiado complicada. Situación que empeoraba por lo demandante de su actividad laboral y sin una pareja con quien compartir las tareas. Aquellos fueron los tiempos más difíciles en la vida para Diego.

Doña Rosa, su vecina, una señora de unos sesenta años de apariencia no muy dulce, al verlo tan atareado asintió a cuidar a su creatura mientras encontraba una buena niñera, porque las únicas guarderías de su vecindario eran afiliadas al IMSS. El calvario sólo había comenzado.

Diego trabajaba para una empresa transportista y llevaba la contabilidad del consorcio, no podía quejarse: un sueldo decente en un país con una economía emergente. Entre las prestaciones que la empresa ofrecía estaban las de ley; eso incluía cobertura del IMSS. Cualquiera podría pensar que conseguir una guardería para su pequeña hija sería algo sencillo, no debería existir problema. Por el contrario, Diego enfrentó la inoportuna negativa al intentar inscribir a Lily en una guardería dependiente del Instituto Mexicano del Seguro Social.

-"¿Cómo Señorita? ¿Pero…por qué? traigo mi “hoja rosa” mire aquí está, esto avala mi afiliación"- argumentaba Diego en tono desesperado con su bebé acurrucada en su brazo derecho y con la enorme pañalera colgando de su brazo izquierdo.

-"Disculpe Señor, si la persona que solicita la inscripción no es la madre o la abuela, no podemos hacer nada por usted"- replicó la recepcionista.

Sí, Diego se enfrentaba a un tipo de discriminación casi desconocido en un país machista como México: la violación de sus derechos como un padre que solicita la prestación de guardería para su hija por la única y exclusiva razón de no ser mujer.

Las anécdotas de padres solteros van desde los casos de Diego, como el de Octavio, un joven al que le impedían entrar a los festivales escolares del 10 de mayo con el argumento de que es una celebración sólo para ellas.

Juan Martín Pérez, presidente de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), lamenta la ironía de que los padres solteros sean víctimas de la cultura machista.

“Las leyes en México y la cultura apunta a que el rol de cuidado sea para la mamá. Esto deja al papá en una situación de libertad en la mayoría de los casos, pero también en desventaja cuando hay situaciones en los que ellos salen a dar la cara por los hijos. Se necesitan políticas públicas a favor de la diversidad familiar para poderles dar respuesta como familias y dejar a un lado el término singular de ‘familia’, porque hay muchas y muy diversas”, asegura.

El caso de Diego y su hija es parte de las estadísticas del INEGI y del Consejo Nacional de Población (CONAPO). Que revelan que de los 796 mil hogares mexicanos encabezados por un papá, 259 mil son separados o divorciados, 42 mil sufrieron alguna situación de abandono y 495 mil son viudos.

En Estados Unidos por ejemplo, hace ya casi 9 años los padres solteros eran según la oficina de censos de este país 2,1 millones.

En el Distrito Federal, según la Ley de Igualdad Sustantiva entre Hombres y Mujeres, los trabajadores que se conviertan en padres pueden acceder a una Licencia por Paternidad Responsable de 15 días naturales; sin embargo, esto aún no es suficiente. En México se destina menos del 1% del Producto Interno Bruto a programas que incentiven el desarrollo familiar, el promedio en los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es del 7%, explica el maestro Cándido Pérez, investigador de Think Action Development (TAD).

“Falta que las empresas expidan por igual los permisos para que un padre pueda ausentarse una horas del trabajo para ir a las juntas escolares, por ejemplo”, dice.

Como podemos observar, el creciente número de padres solteros en nuestra sociedad son parte de la otra cara de la moneda respecto a los problemas de equidad de género. Hay mucho por hacer para que las leyes amparen a los padres solteros tal como amparan a las madres en solitario. A veces, al hombre también le toca perder, no sólo por convertirse en padre soltero si no por enfrentar transgresiones a sus derechos y a los de sus hijos en diversas instituciones públicas por el simple hecho de ser hombre. 

_____________________________________________________________                                     

Fuentes

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/09/16/1046124

http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/930074.html

http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/sociedad/2015/07/19/en-mex...

http://lasillarota.com/ser-papa-soltero-es-un-reto-en-mexico#.Vgs8MPmqqkq

http://www.oem.com.mx/elsoldepuebla/notas/n3426227.htm

Fecha: 
Lunes, 26 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La eficiencia de la ineficiencia

Por motivos de trabajo, últimamente he tenido que realizar una de las actividades que más me aterroriza, me desespera, me malhumora y me saca de mis cabales: Hacer trámites en las oficinas de gobierno.

Hace algunos meses, me empecé a entrenar en eso de hacer filas, ser ignorado y soportar las malas caras de los burócratas que de mala manera atienden a aquellos que como yo, no tienen otra salida que pararse en las dependencias gubernamentales a realizar tal o cual trámite. En mi caso, tuve que solicitar unas actas de nacimiento de un familiar que vive fuera de la ciudad. Y aunque el trámite no fue tan tardado como pensé, tuve que esperarme a que la funcionaria en turno terminara de checar su Facebook antes de ponerme su total atención. Y mientras ella le daba “likes” a las publicaciones de su muro, yo observaba la cantidad de gente que platicaba plácidamente en sus lugares de trabajo, tomándose su cafecito o comiéndose su torta de tamal en plenas horas laborales.

Pero mi calvario realmente comenzó hace apenas unas semanas, cuando tuve que ir a la Secretaría de Hacienda a solicitar una devolución de unas multas indebidamente cobradas -ya sabe usted: primero pague y después “virigüo”-, devolución que no pude hacer efectiva porque al juez que dictó sentencia se le olvidó poner el acuerdo definitivo, necesario para tal devolución.

Luego, hace pocos días tuve que asistir, contra toda mi voluntad, a las oficinas del IMSS, a realizar el trámite de renovación del famoso IDSE (IMSS Desde su Empresa), en donde primero tuve que sacar una ficha, de ahí me mandaron a una caja, luego a otra caja, me revisaron los documentos, me recogieron algunos de ellos, después tuve que sacar otra ficha, esperar a que llegara mi turno, simplemente para ver como la pantalla que muestra tales turnos se puso en blanco, y por ende tener que formar parte de la aglomeración en las ventanillas para tratar de escuchar los gritos de los funcionarios en turno, con la remota esperanza de que alguno de ellos pronunciase mi nombre. Dos horas y media después, pude salir con un hermoso dolor de cabeza y de pies, culminando exitosamente un trámite que no debería de hacer realizado en primera instancia.

Pero la ineficiente tramitología no se queda solamente a nivel de dependencias gubernamentales, pues el rubro privado también tiene lo suyo.

La  “procedimientitits aguda” que afecta a empresas que en lugar de estructurar sus manuales de procedimientos con el propósito de hacer más eficientes y simples sus procesos, los hacen más complicados y difíciles de cumplir.

En lo personal me gustaría ver a un México más eficiente, expedito, y tecnológico. Hace pocos días volví a sacar unas actas de nacimiento, esta vez por internet. Aunque fue más costoso que la primera vez, no tuve que aguantar malos modos, ni colas interminables, ni el horripilante espectáculo de ver al personal burocrático en su eterna tertulia en horario laboral.

¿Qué pasaría si México fuera un país un poquito más honesto y un poquito más eficiente? Seguramente seríamos muchísimo más de lo que somos. 

Simplificación administrativa, te sigo esperando…

Autor:

Fecha: 
Jueves, 22 de Octubre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El mundo está envejeciendo a pasos aceleradísimos

El mundo está envejeciendo a pasos aceleradísimos. En el 2050 los mayores de 60 años serán más del doble de hoy y este grupo de edad pasará de 600 a 2000 millones de habitantes de la tierra. Pero hay más…las personas de más de 80 años aumentarán casi cuatro veces y alcanzarán casi los 400 millones de humanos. Y bueno, habrá más ancianas que ancianos porque fatalmente las mujeres seguimos y seguiremos viviendo más que los hombres. Desde luego será el siglo XXI el de los aumentos significativos de enfermedades como las demencias, el terrible Alzheimer, el cáncer, la diabetes y otros flagelos que conlleva el vivir más y más. ¿De verdad queremos los humanos vivir tanto? ¿Nos gusta eso de vivir para siempre?, ¿En qué condiciones? ¿A costa de qué? Un buen porcentaje de los adultos mayores presentan problemas de movilidad, deterioro general en su salud y requieren apoyo, asistencia y compañía que en los países como el nuestro son cosas casi imposibles de ofrecer a esta población creciente, la mayoría de las veces no productiva y demandante. Hace unos cuantos días el Presidente Peña habló, en la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina, de la necesidad de tomar decisiones responsables ante el envejecimiento progresivo de la población en México. Dicho en pocas palabras: ¿de dónde va a salir tanto dinero para pagar cada vez más y más pensiones de más y más adultos mayores? Uno de los hombres más ricos del mundo, Carlos Slim propuso hace unos días en España la jornada laboral de tres días a la semana y la jubilación a los 75 años como fórmula para enfrentar el desempleo y el envejecimiento del mundo. El propio Felipe González, ex presidente del Gobierno español no solo estuvo de acuerdo si no que comentó que en 10 años esta propuesta no se discutirá y será adoptada por todas las naciones. El tema es complicadísimo, por muchas razones, una de ellas la robotización y tecnificación de nuestros tiempos que hace que cada vez se necesite menos mano de obra. ¿Hacia qué actividades se deben orientar jóvenes y viejos para lograr ser productivos y necesarios?, ¿esta propuesta en países como el nuestro bajará aún más la calidad de vida de las clases bajas y medias? Y en el caso de la jubilación a los 75 años…¿qué proporción de los adultos mayores está en condiciones de seguir trabajando después de los 65 años?... El otro tema peliagudo es el aumento de las aportaciones que no se han modificado desde que inició en SAR en 1997. ¿Estará el país en condiciones de elevarlas?, ¿será el Presidente Peña el que tome estás medidas, quizá necesarias, pero terriblemente impopulares?, como decía mi abuelita: el horno no está para bollos. Un comentario final igualmente preocupante, los mexicanos tenemos tasas de ahorro voluntario muy bajas. Esto depende en buena medida de los bajos salarios y los modestos beneficios fiscales que se dan en México a los que ahorran. No existe tampoco un manejo adecuado de las finanzas personales que promueva el ahorro desde la niñez y juventud y desde luego, lo más importante…nunca alcanza. La encrucijada es muy dura y el margen para moverse muy limitado. El envejecimiento poblacional es el gran cambio que está viviendo la humanidad, ojala lo sepamos y podamos enfrentar. Y mejor la recomendación de la semana: si les gusta (como a mí) la comida árabe o libanesa disfrútenla en la Gruta del Ehdén en Lope de Vega 334, en Polanco. Si van a desayunar, no se pueden perder los huevos en cazuela con pan árabe y el jocoque seco. Y para comer el keppe asado o frito, los rollitos de hojas de Parra (¡deliciosos!), el arroz con fideo o con lentejas. En fin…exquisito. Y guarden lugar para el postre, porque hay un surtido de postres libaneses donde la joya de la corona es el knefe, especialidad de la casa. Y lo mejor, tiene terraza para fumar. Besitos a los niños y hasta la próxima. Bye.

Autor:

Fecha: 
Martes, 20 de Octubre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El colapso del Sistema de Salud (IMSS, ISSSTE) según “radio-pasillo”

Hace ya varias semanas que en las redes sociales han estado circulando presuntos avisos y llamadas “cadenas” referentes al presunto colapso de todo el sistema de salud en su conjunto -IMSS, ISSSTE e ISSEMYM1- difundidos por la ciudadanía sin que se conozcan fidedignamente su veracidad ni las fuentes de las cuales emanan.

Las especulaciones consisten en afirmar que, dado que el sistema mexicano de salud está totalmente en quiebra (esto último, un secreto a voces), a partir de agosto próximo, por disposición federal se concentrarán todos los institutos de salud en un supuesto seguro universal y que la atención médica en los centros de salud atenderán únicamente a pacientes con enfermedades leves y no graves. Todos los demás pacientes con padecimientos graves, como los crónico-degenerativos, no se incluirán en la cobertura y que los gastos que de éstos deriven como medicamentos, servicio de diálisis, cirugías, tratamientos contra el cáncer, hipertensión y demás asistencias de salud necesarias, tendrán un costo conforme a una tarifa oficial establecida aunque la persona sea derechohabiente.

El rumor, sin duda, ha desatado indignación y un sinnúmero de interrogantes entre los cibernautas a quienes difundida como pólvora ha llegado esta información a sus manos. No es un tema menor, realmente considero que es un tema sumamente serio que, de ser cierto, afectaría gravemente a todos los millones de usuarios del sistema de salud en todo el país.

A decir verdad, no es ninguna novedad que tanto el IMSS como el ISSSTE desde hace años se han conducido por una marcada supervivencia y que el sistema de pensiones y jubilaciones ha mantenido “ahogados” a los institutos. De acuerdo con un informe difundido en 2014 por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, tan sólo el IMSS destina el 54% de su gasto a pensiones y el ISSSTE, en una situación más grave, destina el 80%. El sistema colapsa porque sencillamente no quedan recursos financieros qué invertir.

Pero, ¿acaso el hundimiento financiero de estas instancias será culpa absoluta del despilfarro derivado del saqueo, manutención de “aviadores” en la nómina y malas administraciones de funcionarios, administradores y gobiernos en sus órdenes municipal, estatal y federal?

Cuando menos yo, no lo creo así. Pensemos fríamente la situación, imaginemos la cantidad de gente que acude hasta al día de hoy a los servicios públicos de salud por padecimientos autoinfligidos, si, como lo leen, autoinflingidos tales como: el alcoholismo, el tabaquismo, las heridas que se provocan las personas resultado de accidentes de toda índole derivados del alcohol y drogas (sobredosis, choques automovilísticos etc.), la obesidad, intento de suicidio etc.

Todos ellos asegurados, todos ellos pagando su cuota puntual mes con mes, todos ellos derechohabientes como todos los demás…pero ¿acaso todos ellos por el simple hecho de tener la cobertura pueden irresponsablemente disponer del servicio de salud y ocuparlo indiscriminadamente sólo porque no controlan su problema? Mi postura puede sonar insensible y hasta absurda, pero no sólo ellos existen en el sistema, existen millones de personas víctimas de enfermedades y accidentes que ellos no se provocan y son completamente involuntarios que deberían de ser antes que nadie las personas prioritarias para recibir atención médica pública.

Y bueno, con esto no estoy intentando poner en tela de juicio el derecho a recibir atención médica igualitaria, sin distingos de ninguna índole, en lo absoluto, sino más bien mi comentario es a nivel de conciencia social, porque el colapso financiero del sistema de salud lo hemos provocado todos, en mayor o menor medida; por la terrible cultura imperante de no cuidar de forma óptima nuestra salud, por sucumbir ante los vicios y por empeñarnos en la curación y no en la prevención.

Por tanto, si los rumores son ciertos, falsos o plagados de verdades a medias, lo cierto es que lo que en realidad nos debería preocupar es nuestro futuro desde hoy. Si en verdad el gobierno no nos lo garantiza dada la incertidumbre, es hora de tener un ahorro doméstico administrado por nosotros mismos, para emergencias médicas, incluyendo gastos funerarios; destinar lo de la “coca” al “cochinito”, balancear nuestra alimentación, hacer ejercicio y dejarnos de vicios. Esto, con el objetivo de minimizar la posibilidad de contraer enfermedades crónicas no transmisibles (cáncer, diabetes etc.) y mantenernos sanos el mayor tiempo posible de nuestras vida, ¡ah! y claro, dejar de creer que toda la culpa es del gobierno.

¡Conciencia gente, conciencia!

________________________________________________________________

Fuentes:

http://archivo.eluniversal.com.mx/finanzas-cartera/2014/ahogan-pensiones...

Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE),  Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM)

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Rechaza Senador privatización de servicios de Salud

¡Cuidado! Una cosa es privatizar, que en el caso del IMSSS o ISSSTE es imposible, y otra cosa es subrogar servicios que estas instituciones proporcionan pésimamente. 

http://m.elgolfo.info/nota/333408-rechaza-senador-privatizacion-de-servicios-de-salud/
 

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 22 de Julio 2015 - 14:30
Redes sociales: 
1

La de Ocho:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Siguiente ventanilla...

Por un favor que me pidieron esta semana fui a un hospital público a solicitar cita en una de sus especialidades. Como se podrán imaginar, el trámite fue algo más que fastidioso. Salí del lugar mal tratado, sin conseguir lo que necesitaba e invitado a no volver jamás.

El Hospital Juárez de México es uno de los más importantes de nuestro país y, hay que decirlo, uno de los mejores. Aloja a grandes médicos de nivel nacional e internacional. Desde su fundación en 1847, ha sido parte importante de la historia de México y cuna de la cirugía en nuestro país. Eso como dato histórico está muy bonito, pero de nada sirve ni importa cuando tenemos que pasar por una bola de burocráticos trámites para conseguir la atención necesitada.

Entiendo que los hospitales públicos atienden a una infinidad de gente y que por la saturación el trámite puede ser tardado, pero hace un par de meses solicité exactamente lo mismo y salí en no más de cinco minutos. Como decía, puedo entender que ante la cantidad de solicitantes el servicio pueda llevarse su tiempo. Lo que no me cabe en la cabeza es que tengan a cientos de pacientes esperando parados durante horas, sin una respuesta, sin una guía, sin alguien que les resuelva sus dudas, los oriente, les dé un buen trato y ayude a que su espera no sea tan agobiante. Es gente enferma, alguna consideración podrían tener, pero no.

Llego en punto de las nueve de la mañana al hospital y me dirijo al área de programación de consultas. “No joven, hoy se llevan los archivos y no la puedo agendar yo, diríjase al consultorio 75”. Allá voy, como navegando sin brújula buscando el consultorio, porque con la vaguísima explicación que me dieron, eso y nada fueron lo mismo. Pregunto a los policías, por supuesto no tienen ni idea de lo que digo (me pasa igual con los de tránsito que nunca saben ni dónde están parados), las enfermeras pasan a prisa, mal encaradas y sin hacerme caso. Recorro medio piso hasta que alguien se apiada de mí, una enfermera regordeta y bonachona me lleva con una sonrisa hasta la puerta de mi destino (no lo podía creer). En el pasillo cuento treinta personas esperando a ser atendidas, eran más. Toco lo puerta y sale una enfermera alta, cara lavada o mejor dicho, cara sin maquillar; porque lavada, lo que se dice lavada, no estaba. Había lagañas en el ojo izquierdo, el rastro de lo que el día anterior había sido el delineado del rímel y un aspecto seboso en el pelo que sólo lo dan cinco días sin baño.

  • “Buenos días, quiero hacer una cita”.
  • “¿Una cita? ¿Y para qué quiere una cita?”
  • Para tomarme un café con el doctor, pensé. “Necesito una cita de seguimiento para un paciente”.
  • “Aaah… y ¿para qué?
  • “El doctor mandó unos estudios y necesita verlos”
  • “Aja ¿Y qué estudios?”
  • “Señorita, no sé qué estudios sean, pero el doctor pidió verlos en cuanto los tuvieran, por eso necesito agendar una cita”
  • “Uy, pero ahorita no hay nadie, nomás que lleguen”

Todo eses audaz interrogatorio para decirme que no hay nadie. 9.40 de la mañana, los pacientes se acumulan impacientes en el pasillo, pero nadie les dice nada. Entran y salen doctores del consultorio (esos que no estaban, pero ya están), parece coche de payasos. No dicen nada, no preguntan nada, no informan nada, no voltean a ver a nadie. La enfermera sale un par de veces gritándole a los que esperan y dando algunas indicaciones, cuando le preguntan por algo contesta casi a gritos humillando y regañando. Sale otra enfermera, le pregunto con quién puedo programar mi cita y su cara me deja ver que no tiene idea de lo que digo. Me pregunta el nombre del doctor “es el jefe de área” le contesto, pero no me puede dar una respuesta certera. Se lleva el carnet y lo deja en el consultorio, no me da explicaciones. 10.20, llevo poco más de una hora sin poder hacer nada. Al fin sale la misma desaliñada enfermera que me interrogó al principio, huele a torta de tamal. Empezamos de nuevo:

  • “¿A qué vienes?
  • “Necesito una cita con el jefe de área porque mandó unos estudios y necesita verlos”
  • “Él no está y no da citas ¿con quién vienes?
  • “Necesito una cita con el jefe de área porque mandó unos estudios y necesita verlos, ya atendió antes al paciente”
  • “Él no da consultas, ve al módulo de la entrada y ahí te la agendan…”

Regreso al punto de partida. En el módulo (una pequeña mesa calzada con un libro que no dudo que fuera algún tratado de medicina donde tal vez se encuentra el Juramento Hipocrático) está la misma persona que me atendió hacía una hora y media.

  • “Señorita, necesito agendar una consulta con el jefe de área, hace un rato me mandó al consultorio 75, pero ahí me dicen que no me pueden dar nada y me mandaron de regreso con usted”.
  • “Pero yo aquí no le puedo agendar cita con el doctor, eso lo hacen en el 75” (…)
  • “Sí, pero allá me dijeron que no”
  • “Vaya usted al consultorio del doctor, busque a su asistente, María”.

María no existe, nadie la conoce. Una doctora me dice que el jefe no da consultas y que necesito el nombre de algún otro doctor, por supuesto no lo tengo. 10.40, salgo del hospital sin cita, sin respuestas, sin haber desayunado y tal vez enfermo.

Esta crónica es real y lamentable. Hoy la escribo y río, pero la verdad es indignante. Es un mal de nuestro país, poco nos importa lo que le pasa al otro. En toda institución, pública o privada, el servicio al cliente es un asco. No me sorprende, he cancelado contratos con varias empresas por ese motivo sin encontrar algo mejor, pero en un hospital un esperaría recibir un buen trato. Quien ejerce la medicina se supone está volcado a la gente, al servicio, a la atención. Aquí no les importa, los voltean a ver con desprecio. Me queda claro que sólo es un ideal. Yo sólo soy un tipo que quería agendar una cita para consulta, pero los demás son pacientes que no tienen otro lugar a dónde ir, que van enfermos, con dolencias, con hambre, esperando horas, haciendo largas filas desde la madrugada, que vienen desde muy lejos esperando ser atendidos.

Amo a mi país, pero cuando uno ve este tipo de cosas pierde mucho la fe.

Pase a la siguiente ventanilla.

Voy vengo.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 22 de Mayo 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1