Se encuentra usted aquí

honradez

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Derechos Humanos, 365 días al año

En 1950, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas proclamó el 10 de diciembre como el Día de los Derechos Humanos por celebrarse ese día el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento que detalla en sus 30 artículos los derechos fundamentales, civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que nos dan identidad a todos los habitantes del planeta bajo los mismos ideales y valores.

La Declaración proclama el reconocimiento universal de los derechos y libertades fundamentales, los cuales son universales, indivisibles e inalienables a todos los seres humanos por el hecho de serlo, sin importar nacionalidad, residencia, género, origen étnico, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición; por lo que la comunidad internacional se ha comprometido a defender la dignidad y la justicia para todos los seres humanos.

Este año, la ONU, lanzó la campaña #Rights365 para recordarle a todas las naciones, pueblos y personas, que los derechos humanos se viven y se respetan los 365 días del año, no es un día es específico, todos los días tenemos que trabajar como comunidad para que se respeten en momentos de conflicto, para evitar la represión, la desaparición forzada, la discriminación, la tortura, y en general luchar contra las injusticias para lograr que en cada rincón del mundo se respeten y se disfruten, teniendo un acceso equitativo a la educación, oportunidades económicas, tradiciones culturales y atención sanitaria.

A lo largo de los años, se ha generado un compromiso internacional para difundir la cultura de respeto a los derechos humanos, por lo que en el campo del Derecho se han elaborado alrededor de 80 tratados y declaraciones internacionales, reformas a disposiciones constitucionales, acuerdos regionales o leyes nacionales.

Sin embargo, aún falta mucho por hacer en cuanto a la cultura de respeto y defensa de los derechos fundamentales, ya que en el caso de México, según informes de la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el año inmediato anterior, el total de las quejas corresponde a 143,819 quejosos de violaciones a los Derechos Humanos, siendo las 10 principales autoridades federales señaladas en los registros de quejas del Organismo público las siguientes:

  • Instituto Mexicano del Seguro Social
  • Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública
  • Secretaría de la Defensa Nacional
  • Procuraduría General de la República
  • Policía Federal
  • Secretaría de Educación Pública
  • Instituto del Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado
  • Instituto Nacional de Migración
  • Comisión Federal de Electricidad
  • Secretaría de Marina

Los motivos presuntamente violatorios de Derechos Humanos señalados con mayor frecuencia en los expedientes de queja son:

  • Prestar indebidamente el servicio público
  • Faltar a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones, empleos, cargos o comisiones
  • Omitir proporcionar atención médica
  • Detención arbitraria
  • Trato cruel, inhumano o degradante
  • Obstaculizar o negar las prestaciones de seguridad social a que se tiene derecho
  • Omitir fundar el acto de autoridad
  • Negligencia médica
  • Omitir motivar el acto de autoridad
  • Incumplir con alguna de las formalidades para la emisión de la orden de cateo o durante la ejecución de éste, así como para las visitas domiciliarias

En total se emitieron 109 Recomendaciones a 43 Instituciones, de las cuales, sólo 57 se han cumplido de manera parcial, por lo que aún falta mucho que trabajar en México para que se respeten los derechos humanos, y se puede hacer, fomentando desde nuestras casas y nuestro entorno acciones contra cualquier forma de violencia, discriminación e inequidad.

___________________________________________________

Fuente:

Informe de Actividades 01 de enero a 31 de dieiembre 2013. CNDH. México. 2014.

Fecha: 
Miércoles, 10 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Me comprometo de manera pública!

En tono enérgico el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, instruye a los servidores públicos de su administración para que a la brevedad hagan pública su declaración patrimonial, y en caso contrario, afirmó quien no quiera hacerlo “ya sabe cuál será la decisión del Jefe de Gobierno”.

Su instrucción fue hoy, durante la presentación del Sistema de Transparencia, Rendición de Cuentas, Fiscalización, Prevención y Combate a la Corrupción. Además, se dice que los servidores públicos tendrán que presentarse a realizar exámenes de evaluación, sicométricos, socioeconómicos y poligráficos. 

La legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad, eficiencia, son los principios con los que se comprometen a respetar y que acepta el servidor público cuando firma, la “Carta de obligaciones de los servidores públicos del Gobierno del DF”. 

Por tanto, ante las instrucciones de su Jefe de Gobierno, los servidores públicos están obligados a presentar su declaración patrimonial de manera pública.

Les guste o no les guste, tendrán que hacerlo por instrucción jerárquica y por la “Carta de obligaciones”, compromiso número 13 de la fracción II en el rubro de nombre: “Manifiesto que mis principales Obligaciones como servidor público son: …13. Reportar a la Contraloría General del Distrito Federal, periódica y verazmente los bienes de mi patrimonio, mediante una declaración de situación patrimonial”.

Estimado lector, los servidores públicos están obligados a declarar todos sus bienes inmuebles (terrenos, casas,  departamentos, etc.) y bienes muebles (menaje de casa, joyas, pinturas, autos, créditos bancarios –tarjetas de crédito-, etc.). Y, de igual forma, los bienes inmuebles y muebles de su cónyuge y dependientes económicos (hijos, hijas y/o padres).

Así que, querido lector, les guste o no, a los servidores públicos del DF, tendrán que dar a conocer de manera pública sus bienes muebles e inmuebles, por instrucción de su jefe superior y por ley, máxime, porque aceptaron y firman su compromiso en la “Carta de Obligaciones”, que al final del documento dice a la letra: “Me comprometo a cumplir bajo mi más estricta responsabilidad con las obligaciones encomendadas en términos del artículo 47 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos."

Al tiempo, tiempo…

Fecha: 
Martes, 09 de Diciembre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1