Se encuentra usted aquí

homosexuales

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A cinco años de la aprobación del matrimonio gay en el DF. La sofisticación de lavadores de dinero. Economía nacional

Esta tarde, el director general de la ONG Mexicanos Primeros, David Calderón Martín del Campo, nos explica por qué es trascendente la resolución de la Suprema Corte de Justicia de concederle un amparo a su organización. También, a cinco años de haberse celebrado la primera boda civil gay en la Ciudad de México, el impulsor de la ley que autorizó los matrimonios gay en el DF, el ex asambleísta y ahora candidato perredista a la jefatura delegacional de Miguel Hidalgo, David Razú Aznar, nos explica como logró la aprobación de esa ley. En el estudio me acompañan Viridiana Ríos y Luis Miguel González y comentamos la sofisticación de los lavadores de dinero, la situación del peso frente al dólar y las declaraciones del secretario de Hacienda respecto a la economía. Para variar, Tere Vale no está de acuerdo conmigo, ahora sobre el escándalo en que está metida Hillary Clinton.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Marzo 2015 - 21:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Para Samuel González y Mario Zavala, queridos amigos y compañeros de las andanzas universitarias, con quienes he dialogado sobre estos temas.

Que el Papa Francisco haya recibido a un transexual y que le dijera que es hijo de la Iglesia ha causado conmoción, y mucha, en los círculos católicos conservadores. Tampoco ha gustado que llamara por teléfono a un joven granadino sexualmente abusado por sacerdotes de la diócesis de Granada, para pedirle perdón. También ha caído fatal que el Papa dijese que para ser buenos católicos no hay que reproducirse como conejos, y que reprendiera a una mujer embarazada por no tomar en consideración que será sometida a ¡una octava cesárea!, y que tiene otros hijos que cuidar.

La susceptibilidad de los conservadores ha sido herida por la llaneza del Papa, quien gusta llamar a las cosas por su nombre y no andarse con eufemismo. Incluso, en una editorial del sitio web Traditional Roman Catholic Thoughts le han llamado “un padre mental y verbalmente abusivo” que mientras juega con los chicos vecinos, se la pasa criticando a su propios hijos. Los vecinos son los protestantes, judíos, musulmanes, budistas y los hijos maltratados son los fieles católicos, o mejor dicho los fieles que prefieren seguir la tradición a ejercer la caridad, el sentido común y el respeto por las diferencias. Acusan al Papa -al vicario de Cristo mismo- de dar a los no católicos los argumentos para atacar al catolicismo. ¿En qué estarán pensando los conservadores? ¿Por qué les molesta tanto que el Papa se acerque a la gente y que busque a las “ovejas descarriadas”? Como hijos, tampoco son un dechado de virtud.

Lo cierto es que el Pontífice ha roto con una parte de la tradición y ha incursionado en una pastoral, que a falta de mejor nombre, se ha dado en llamar la pastoral de “los irregulares”. ¿Quiénes son? Los homosexuales, las madres solteras, divorciados, parejas de facto y demás porción del pueblo de Dios, excluidos de la vida litúrgica y sacramental, a pesar de que algunos son sinceros creyentes...

¿Por qué les molesta que el Papa se cuestione quién es él para juzgar? ¿Por qué tanta animosidad contra el sentido común?

La respuesta tendría que verse desde dos perspectivas distintas. Una, la de los laicos inconformes, escandalizados por un Papa que los pone ante las disyuntivas de la vida moderna que no quieren aceptar con el pretexto de mantener la fe. La segunda, sería desde el clero, especialmente el alto clero de la Curia Romana, que no concibe que el Papa esté señalando con tanta atingencia no sólo los errores, sino los pecados internos. Y peor, los está ventilando ante el mundo.

De la primera perspectiva, se puede decir que está focalizada en los sectores de laicos conservadores norteamericanos que ven con espanto que todo el discurso que los ha sostenido por siglos como minoría religiosa está siendo cuestionado. La identidad católica en los países de habla inglesa está fundada en la distinción frente al protestantismo opresor y se ha expresado en el mantenimiento de la tradición en las formas litúrgicas, y en una visión de la vida cuyos valores contrastan con la posición más secular de otras denominaciones cristianas. Al respecto, hay mucho que analizar, sobre todo porque el conservadurismo laical si bien tiene puntos en común, especialmente en lo que atañe a moral sexual y liturgia, en todo el orbe católico, también presenta enormes diferencias culturales. Por ejemplo, no es lo mismo el conservadurismo que se vive en América Latina, que está más vinculado a la emergencia de movimientos como el Opus Dei o Legionarios de Cristo, que el que se vive en Estados Unidos y que se relaciona con la identidad étnica y religiosa de comunidades migrantes.

Lo que hoy resulta sorprendente es que el discurso laical conservador que cuestiona al Papa Francisco sea tan parecido en cuanto a la nostalgia por Juan Pablo II y el renovado aprecio por Benedicto XVI. En ello, seguramente, las redes sociales han jugado un papel determinante. Hay sitios web en varios idiomas, como Rorate Caeli o el señalado al inicio de este texto, que continuamente están difundiendo las noticias procedentes de la Santa Sede y cuestionando su impacto sobre lo que ellos consideran la auténtica doctrina católica.

En la segunda vertiente, es el alto clero, molesto por los cuestionamientos a una pastoral anquilosada y distante de los fieles, el que se expresa críticamente contra el Pontífice. Por un lado están los obispos diocesanos, cuya voz no se hace sentir tanto como la de los curialistas, que muchos de ellos están verdaderamente apanicados porque los cambios propuestos por el Papa van en contra de sus intereses, tanto del grupo de Sodano, como del llamado lobby gay, como de los conservadores  - Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe,; Walter Brandmuller, presidente emérito del Pontificio Comité de Ciencias Históricas; Raymond Burke, ex prefecto de la Signatura Apostólica y hoy dirigente de la Orden de Malta, y los italianos Carlo Cafarra, arzobispo emérito de Bolonia y teólogo cercano a san Juan Pablo II, y Velasio De Paolis, presidente emérito de la Prefectura de Asuntos Económicos -. Estos últimos publicaron un libro Permanecer en la verdad de Cristo-Matrimonio y comunión en la Iglesia Católica, que salió a la venta en Italia y Estados Unidos en octubre pasado y dónde cuestionan todas las propuestas en torno a la aceptación de los divorciados y vueltos a casar en la vida sacramental.

No conformes con ello, tienen un vocero en la prensa: Vittorio Messori, un periodista italiano cercano a Juan Pablo II y a Benedicto XVI, más papista que los dos antedichos y que no ha tenido empacho, incluso en cuestionar la legitimidad de la elección de Francisco.

Cada mes en su colaboración para el diario Il Corriere della Sera, Messori diserta sobre las acciones y los dichos del Papa Bergoglio, arrojando sombras acerca de cada uno de sus movimientos. Que si está condicionado por su experiencia exclusivamente latinoamericana, que sí dice una cosa un día y al otro lo niega, que si el discurso papal es para la prensa, que sí las periferias hoy son privilegiadas, que si la barca de la Iglesia carece de timón, que porqué va a Filipinas y no a España, etcétera, etcétera.

Da la impresión de que Messori es el vocero de quienes desean que siga oculto el desastre interno de la Iglesia. Que se queme la casa pero que no salga el humo. Lo que no entienden es que no se puede tapar el sol con un dedo, y justo, lo que el Papa quiere es que se purifique la casa a la luz de todos, porque la Iglesia es santa y pecadora, y sólo aceptando que ha pecado, será capaz de redimirse.

De ahí la importancia de que hoy, 9 de febrero, la comisión sobre la pederastia -integrada por 17 miembros entre los que hay laicos y laicas, sacerdotes, religiosos, especialistas, etc.- haya entregado los informes de los equipos de trabajo y las recomendaciones para convertir a la Iglesia en un lugar seguro para los fieles vulnerables por edad -  niños y adolescentes -, discapacidad o situación personal.

Entre los aspectos incluidos están: una pastoral para los supervivientes y sus familiares, la construcción de líneas para la formación de agentes pastorales en el tema; la difusión de las normas eclesiales y civiles que regulan las denuncias de abuso y la definición de los alcances de responsabilidad de los agentes pastorales al Iglesia al afrontar casos de abuso, por comisión, omisión o por hallarse en un cargo de autoridad.

Aún no es la propuesta final pero se trata de un avance considerable. Habrá que ver cómo reaccionan los conservadores a esto, pues en su respuesta a este tema se verá si su compromiso con la auténtica doctrina de la Iglesia es genuino o simplemente pretenden preservar el rito y la tradición sin una visión autocrítica y sin caridad para el prójimo.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 09 de Febrero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: Sínodo de la familia y la rebelión de la polilla

La publicación de las conclusiones, si así puede llamarse a un documento inacabado, de las sesiones del Sínodo de la Familia levantó ámpula entre los grupos conservadores.

Resulta evidente que los conservadores dentro de la Iglesia, que para más señas pretenden seguir adheridos a las enseñanzas de Juan Pablo II y a las de Benedicto XVI por no decir que a las del Concilio de Trento, van a dar la batalla por no ceder ante lo que ellos consideran una dicotomía irreconciliable: las verdades de la fe y los cambios sociales. No quieren entender que se trata de la dialéctica entre verdad y caridad cuyo resultado debería ser un aggiornamiento...

El cardenal norteamericano Raymond Burke, una de las figuras más representativas de los conservadores, no ha escatimado críticas al Sínodo. En una entrevista publicada un día antes de la conclusión del mismo, Burke estableció que el Papa "no es libre para cambiar las enseñanzas de la iglesia con respecto a la inmoralidad de los actos homosexuales o la insolubilidad [sic] del matrimonio o cualquier otra doctrina de la fe".

Lo que a Burke indigna es que el Papa Francisco pretenda ampliar el debate para definir aspectos más de magisterio que de doctrina. Es decir, de cara al signo de los tiempos, concepto asociado a la visión de una Iglesia semper reformanda, el actual Pontífice con toda la potestad del cargo, ha decidido extender los espacios de deliberación para que todos los miembros de la Iglesia puedan opinar sobre las costumbres, no de la doctrina, tal y como se hizo en tiempos apostólicos.

Más papistas que el Papa, Burke y muchos otros más han podido poner en tela de juicio la intención de apertura de la Iglesia gracias a la idea de colegialidad que el Papa está retomando de los orígenes de la Iglesia. Lo malo es que no los mueve la caridad cristiana sino el interés de mantener el status quo que los coloca por encima de los fieles de un modo casi inalcanzable y no parecen querer entender lo que Bergoglio ya entendió: el futuro de la Iglesia católica depende de que acoja en su seno a todos los que quieren estar dentro de ella, independientemente de sus orientaciones sexuales o que por razones muy comprensibles, se hayan separado de su primera pareja y ahora viven, legalmente o no, con otra persona.

Otros conservadores que abiertamente han cuestionado al Papa fueron el cardenal Velasio de Paolis -primer auditor de los Legionarios de Cristo, bastante fallido por cierto- y el presidente de la conferencia del Episcopado Polaco, Mons. Stanislaw Gadecki, quienes, palabras más, palabras menos, dijeron que la misericordia tiene sentido si es consistente con la verdad doctrinal…

Los conservadores ya están armados ideológicamente -no doctrinalmente- hasta los dientes y han hecho un uso sustancial de las redes sociales para avanzar su posición… con la consecuente confusión de los fieles.

Sin embargo, el Papa Francisco no se arredra. Ayer, en la misa de beatificación de Paulo VI, contó con la presencia, apoyo y testimonio de su antecesor, Benedicto XVI. Se sabe que muchos de los inconformes han ido a pedir la bendición de Ratzinger para impedir los cambios; pero el Papa emérito no se ha movido de su posición: el Papa es Francisco y punto.

Aprovechando el momento, el Papa Bergoglio respondió suave, pero categóricamente a sus detractores: “Dios no tiene miedo a las novedades” y con ello atajó muy elegantemente a los críticos.

Por lo que toca al Sínodo, nada está resuelto. Los participantes se llevaron un documento de trabajo a su casa y el próximo año se verá en que concluye el Sínodo. El documento está prácticamente aprobado; sólo tres de los 62 párrafos se mantienen en reserva, referentes al posible regreso a los sacramentos de los divorciados vueltos a casar y a la actitud de la Iglesia hacia los homosexuales.

Pero la efervescencia y la confusión están ahí, gracias a un grupo de obispos y fieles que no quieren entender el signo de los tiempos... y les gusta la polilla.

Y aquí, el padre Alejandro Solalinde, conocido defensor de los derechos humanos, estará declarando este lunes ante el Ministerio Público sobre lo que sabe de “oídas” acerca de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Su dicho es relevante para abrir otras líneas de investigación en el caso, pero resultaría más provechoso que declararon los testigos directos de los hechos

Autor:

Fecha: 
Lunes, 20 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Esta semana empieza el Sínodo de la Familia en medio del enfrentamiento entre el Papa Francisco y los grupos más conservadores de la Iglesia. El clima está tan caldeado, que las críticas internas en contra del Pontífice ya traspasaron los muros del Vaticano y se han vuelto públicas.

No solamente se expresan a través de libros suscritos por dignatarios eclesiásticos en defensa de la familia y el matrimonio tradicionales -como aquel coordinado por el cardenal Gerhard Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y otros cuatro cardenales, en el que se oponen a que los divorciados vueltos a casar puedan comulgar y la simplificación selectiva de los procedimientos de nulidad matrimonial. Ahora, ya pusieron en tela de juicio el talante y la orientación ideológica de Jorge Mario Bergoglio.

La semana pasada, el cardenal esloveno Franc Rodé declaró a la prensa de su país que el Papa era un poco demasiado de izquierda, porque quedó marcado por  las condiciones de desigualdad que prevalecen en América Latina.

¿Qué quiso decir con ello? Simplemente que no está de acuerdo en la apertura eclesial planteada por Bergoglio, expresando lo que muchos obispos y cardenales piensan, aunque no se atreven a decirlo de viva voz. Tampoco les agrada que sea latinoamericano y que haya puesto el acento en las periferias y en la purificación de la estructura eclesial. Incluso, algunos, según se dice en corrillos, han llegado a cuestionar la legitimidad del Papa y, también, se dice que son los mismos que impulsaron a Benedicto XVI a renunciar.

Afortunadamente, Rodé ya superó la ochentena y no podrá votar en el siguiente cónclave, pero ya abrió el camino para dirimir la rebelión interna en el espacio público. En breve se sabrá si el Papa logra los apoyos para impulsar su visión en materia de pastoral de la familia y en otros temas que significan una ruptura con sus predecesores. Lo que resulta claro es que Bergoglio está actuando en aspectos que muchos al interior de la Iglesia habrían preferido mantener en silencio, como los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y la opacidad en el manejo de los recursos financieros.

Por lo pronto, el Sínodo de las Familias será una ocasión privilegiada para que obispos, miembros consagrados, laicos y matrimonios debatan abiertamente sobre temas “tabú” para la Iglesia: divorciados vueltos a casar, anticonceptivos, matrimonios homosexuales, parejas interreligiosas, aborto, relaciones fuera del matrimonio, violencia doméstica, abusos a menores en el seno de la familia, la inmigración, la globalización, los distintos tipos de pobreza y un largo etcétera...

¿Qué pasará? Aún es una incógnita, pero es previsible que la confrontación llegue a niveles insospechados y que, si las posiciones del Papa argentino logran prevalecer, la transformación de algunos aspectos de la Iglesia será radical, aunque gradual debido a que los cambios tendrán que esperar a que muchos de los tradicionalistas desaparezcan de escena por razones naturales.

En México, la Iglesia enfrenta situaciones más dolorosas. Según reveló el sitio web de The Vatican Insider, desde mayo de 1993 a la fecha, han sido asesinados 28 sacerdotes, tres religiosos, un diácono y cuatro sacristanes. También hay tres curas desaparecidos. Durante seis años consecutivos, México ha tenido el dudoso honor de presentar el mayor número de homicidios contra sacerdotes de toda América Latina.

Si consideramos que el promedio de agentes pastorales masculinos no rebasa los 15 mil, esto nos da una tasa de 4 asesinatos por cada mil agentes pastorales.

En los últimos dos años, los asesinatos de curas se han incrementado en un 80% según el Centro Católico Multimedial, organismo que observa las condiciones de vida y laborales de los agentes pastorales. Sólo este año, han sido asesinados dos sacerdotes: uno en Ciudad Altamirano, Guerrero y otro en Jilotepec, estado de México. El año pasado se registraron cuatro homicidios en contra de religiosos, dos en Veracruz, uno en Colima y otro más en Baja California. Es decir, el 20 por ciento de los asesinatos han ocurrido en 2013 y 14.

La queja del  Centro Católico Multimedial, se centra en la "inacción” de las autoridades y “la falta de protección de los derechos humanos de los religiosos”. Otro foco rojo en materia … ¿y otro motivo en contra de la ansiada visita papal?

Autor:

Fecha: 
Lunes, 06 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

La semana que pasó, el Papa Francisco hizo dos movimientos que dejan ver su compromiso con una purificación de las estructuras eclesiales. Por una parte, se ordenó la encarcelación del ex nuncio en República Dominicana, Joszef Wesolowski, acusado de abuso sexual en contra de menores, y de poseer paidopornografía. El segundo movimiento fue la remoción del obispo de Ciudad del Este, Rogelio Livieres, acusado de encubrir a sacerdotes acusados de abuso sexual, entre otros delitos, así como de condenar a sus compañeros en el Episcopado paraguayo por falta de ortodoxia, sin pruebas contundentes.

Lo que tienen en común ambos caso es que el Papa está procediendo jurídicamente, de manera abierta, en contra de quienes se ha comprobado que cometieron delitos penados por la Iglesia y Estado. Eso ya es un avance, pues con anterioridad, la Iglesia siempre buscaba proteger a sus miembros de la justicia civil, en la lucha por conservar los antiguos fueros eclesiásticos.

Hoy, por lo visto, el Papa jesuita - que por cierto celebró el pasado sábado 27 de septiembre el segundo centenario de la restauración de la Compañía de Jesús con sus hermanos de orden religiosa - no está dispuesto a someterse a los intereses de ninguna camarilla eclesial, a las que tanto critica por su “carrerismo” y por su auténtica falta de compromiso con la grey.

La destitución del nuncio polaco, evidentemente es un golpe al grupo promovido por Juan Pablo II, que ya cada vez es menos vigente y mucho por razones de edad. La destitución del obispo paraguayo es un golpe a los ultratradicionalistas, que no se aclimatan a las directrices del Pontífice argentino, las cuales, hay que decir, se ajustan más a los tiempos y son, con mucho, más humanas y de servicio a la feligresía.

El caso de Wesolowski es patético, pues se presentaba como un turista italiano que pagaba por servicios sexuales a chicos en las playas de Santo Domingo. Llevaba una doble vida entre la Nunciatura y las playas, por lo cual el Papa directamente decidió su arresto, no sin antes reducirlo al estado laical, es decir, ya no es sacerdote, aunque al parecer sigue manteniendo la ciudadanía vaticana.

En el caso del obispo Paraguayo, su remoción se debe a serios problemas pastorales, según el comunicado de la Santa Sede. Livieres, miembro del Opus Dei, se había comportado más papista que el Papa. Fue sujeto a una investigación ordenada directamente por Francisco y llevada a cabo por el cardenal español Santos Abril y Castelló, así como por Milton Luis Tróccoli, obispo auxiliar de Montevideo (Uruguay). Ambos encontraron serias deficiencias en la gestión de Livieres: denuncias por malversación de fondos, ruptura de la unidad episcopal por haber acusado de homosexualidad al arzobispo de Asunción, ordenaciones sacerdotales express, encubrimiento de un presbítero argentino señalado por supuestos abusos sexuales contra menores en los Estados Unidos y otras lindezas. La primera medida fue la prohibición de efectuar ordenaciones sacerdotales.

Livieres se defendió, acusando al clero paraguayo de estar enemistado con él, pero no le sirvió de mucho. Seguramente porque todo de lo que se le acusaba fue probado. El caso es que el Papa decidió “renunciarlo” y nombrar un administrador apostólico. Livieres no tuvo más remedio que plegarse a la decisión papal, mientras que, del otro lado del mundo, en Madrid, era beatificado solemnemente Álvaro del Portillo, sucesor de José María Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei. No es contradicción. Simplemente, el Papa no está negado a reconocer las virtudes de unos, aunque sean conservadores, y acabar con quienes dejan en mal el nombre de la Iglesia, sean quienes sean.

Y para rematar, el Papa nombró arzobispo de Chicago a Mons. Blase Cupich, antes obispo de Spokane. Liberal e identificado con el evangelio social, apoyó la candidatura de Barack Obama; no está peleado con las minorías: se mostró tolerante a las uniones del mismo sexo, ha detenido la estridencia de los grupos anti aborto, y es un asiduo promotor del diálogo interreligioso, por lo que es muy criticado por los tradicionalistas. Cupich sustituye al cardenal Francis George, quien presentó su renuncia desde 2012 y ahora le fue aceptada por padecer un cáncer sumamente agresivo. El cardenal George es muy cercano a Benedicto XVI.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 29 de Septiembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente y Claro - Conductores borrachos en el Metro

Nuevamente surge otro problema en el Sistema de Transporte Colectivo más conocido como Metro, el cual usan más de 4 millones de ciudadanos diariamente, sin que las autoridades responsables y mucho menos el jefe de gobierno digan y hagan algo al respecto.

El pasado viernes 5 de septiembre por enésima ocasión, un operador de convoy manejaba en estado de ebriedad, el operador realizaba el recorrido en el tren en la línea que va de Universidad a Indios Verdes, pero fue en la estación Hospital General donde los propios usuarios detectaron su estado etílico, aunque ahora pretenden engañarnos los funcionarios del Metro y del GDF, con que fue personal del Metro quien se dio cuenta, lo cual es una mentira.

Dado que existen videos que así lo muestran y demuestran, que los usuarios son los que protestan dado que, el conductor Carlos Ramírez García abrió las puertas en medio del túnel antes de ingresar a la estación Hospital General de la línea 3 y cuando policías intentaron dialogar con él para que se bajara de la cabina, pues de nuevo se arrancó continuando las puertas abiertas con el enorme riesgo de que los pasajeros pudieran haber caído del vagón a las vías. Los policías y personal del Metro nada hicieron por detenerlo, bajarlo y que los usuarios no siguieran en riesgo de accidentarse o perder la vida.

Ante esta grave y peligrosa acción de este tipo, lo único que informó el Metro a través de un comunicado fue “"A pesar de ello, el conductor prosiguió la marcha sin respetar normas de conducción y posteriormente se le relevó. Al practicar las pruebas de alcoholemia dio positivo, por lo que personal a cargo de la Línea 3 levantaron el acta correspondiente".

La investigación, dice el texto, se extenderá a todas las personas involucradas y en el caso del conductor recibirá la sanción que corresponda. Así de sencillo y sin complicaciones, como si haber expuesto la vida de los usuarios fuera cosa de nada, obvio este tipo ha de ser sindicalizado y los protegen, seguro lo cambian de Línea y a seguir tomando y manejando.

Preocupa y mucho que las autoridades del GDF y el propio jefe de Gobierno no toquen el tema, incluso muchos medios lo hacen, tampoco escuche a las ONG'S, salir a defender los derechos humanos de los usuarios, simplemente minimizaron el tema, lo acallaron.

Insisto en que esto preocupa, porque no es la primera vez que sucede, dado que al menos en este año 2014, en mayo también hubo tres casos similares para un conductor que en estado de ebriedad condujo un tren en la Línea 9, Tacubaya-Pantitlán. Con base en los documentos, testigos y hechos, las autoridades del STC decidieron dar de baja al conductor por trabajar ebrio la noche del sábado 17 de mayo, al ser detectado en estado de ebriedad en la estación Velódromo, donde era objeto de reclamos de parte de los pasajeros", informó en aquella ocasión la dependencia.

Asimismo también sucedió en la línea 7 del metro donde el conductor manejó con las puertas abiertas hasta detenerse en la estación Refinería.

Y el 20 de mayo otro conductor en estado de ebriedad manejó el metro en la línea 9 y no hizo parada en la estación Mixhuca y abrió las puertas a la mitad del túnel.

Es increíble que en el GDF no les importe en lo más mínimo la vida de los ciudadanos y mucho más teniendo la responsabilidad de un transporte público como es el Metro, donde en 16 años que lo tienen a su cargo, los únicos cambios han sido, que haya accidentes, balaceras, prostitución, asaltos, venta de drogas, vagones donde viajan homosexuales y lesbianas hasta desnudos y haciendo casi orgias en el último vagón en la última corrida de la noche.

Y que tengan el cinismo de afirmar y cito textual,  “el Sistema de Transporte Colectivo reprueba lo ocurrido, pues la máxima prioridad de esta empresa pública es garantizar la seguridad de sus usuarios, y así se ha instruido a directivos y trabajadores”. Mal y de malas el GDF, ya que con todo y el aumento del boleto del metro, las cosas no han cambiado en nada.

Siguen las ineficiencias en el servicio y no tiene para cuando la Línea 12, pues se necesitan al menos 312 mil piezas para reparaciones. Seguirán afirmando los perredistas que esto se debe a 70 años del PRI en el poder.

En esto debería ocuparse y ya el jefe de gobierno y no en andar con sus ocurrencias de aumentar el salario mínimo, y mejor aumentar al máximo la seguridad en el Metro.

Fecha: 
Viernes, 12 de Septiembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 2011 - Se autoriza el matrimonio gay en Nueva York

Entra en vigor la ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado de Nueva York. Phillys Siegal y Connie Kopelow, las dos vestidas con camisa azul y en pareja desde hace 23 años, fueron las primeras en casarse en Manhattan y tras la ceremonia dijeron sentir "una felicidad indescriptible".

Una de las bodas más mediáticas para la ciudad será la que al final del día oficie su alcalde, Michael Bloomberg, que en el jardín de la mansión oficial Gracie casará a dos de sus asesores, John Feinblatt y Jonathan Mintz, con dos hijos y 14 años juntos. 

Foto: www.zimbio.com

Fecha: 
Lunes, 24 de Julio 2017 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1