Se encuentra usted aquí

guardería abc

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Pavlovich debe investigar a Padrés

El panista Guillermo Padrés Elías ganó la gubernatura de Sonora en las elecciones del 5 de julio de 2009 al recibir el 47.6% de los votos, arriba del 43.6% que obtuvo el priísta Alfonso Elías Serrano. Su triunfo se debió, más que nada, a la pésima manera en que su antecesor, el priísta Eduardo Bours Castelo, actuó después del incendió de la Guardería ABC que el 5 de junio causó la muerte de 49 bebés y niños y dejó heridos a otros 106. Padrés, quien hasta el día de la tragedia del ABC estaba abajo en las encuestas, le debe la gubernatura a los muertos y heridos de la guardería y a la insensibilidad que como gobernante y ser humano mostró Bours.

Durante su gobierno, del 13 de septiembre de 2009 al 12 de septiembre de 2015, Padrés fue acusado de enriquecerse de tal manera que muchos sonorenses aseguran que robó más que ningún otro gobernador en la historia de su estado. Ahí está el caso de la presa que mandó construir en su rancho, supuestamente con recursos públicos y sin los permisos correspondientes. Su Rancho Pozo Nuevo, que estaba valuado en 5 millones de pesos en 2010, en septiembre de 2014 ya tenía un valor de 400 millones según un artículo que publicó ese mes el diario defeño Excélsior.

En mayo el diario defeño El Financiero reportó que su excontrincante por la gubernatura, Elías Serrano, lo acusó de ser “dueño de tres hípicos, con un valor calculado entre 125 y 150 millones de pesos con más de 120 caballos valuados en 15 mil y 60 mil dólares cada uno, además de un ejemplar único en el mundo con un valor de 900 mil dólares”. La misma nota explicaba que “los propietarios de los hípicos San Juan de Italia, Mezquital Kino e Hípico Internacional están relacionados con familiares o amistades del gobernador Padrés. Entre los dueños se encuentran Roberto y José Dagnino, cuñados del mandatario; Bernardo Campillo, secretario de Salud; Roberto Romero, ex secretario de Gobierno; Héctor Ortiz Ciscomani, titular de Sagarpa; Francisco Monge Araiza, coordinador del Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública y sus amigos Luis Sierra Jr., Alejandro Camou Jr. y Javier Gándara Jr.

Son muchas las acusaciones que diversos individuos y grupos sociales han lanzado contra Padrés: enriquecimiento inexplicable, abuso de poder y negligencia, entre otras. Por si fuera poco, el panista incrementó irresponsablemente la deuda de su estado, la cual hasta mayo pasado era de 20,366 millones de pesos, lo que representó 115.2% de sus participaciones federales.

Para acabarla de amolar, Padrés ni siquiera pudo cumplir con la principal promesa de su campaña: que se hiciera justicia en el caso de la Guardería ABC.

Desde el primer segundo de ayer Padrés dejó de ser gobernador y su lugar fue ocupado por la priísta Claudia Pavlovich Arellano, quien curiosamente ganó la gubernatura el pasado 7 de junio con el mismo porcentaje de votos que logró hace seis años su antecesor inmediato: 47.6%. 

La flamante gobernadora de Sonora debe demostrar que en Sonora se acabó la impunidad y ordenar que se investigue de manera amplia y trasparente la gestión de Padrés. La priísta está obligada y su falta de acción no pasará desapercibida.

Foto: http://www.24-horas.mx

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1