Se encuentra usted aquí

grupo radio centro

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un mundo raro: Réquiem por la Caja Idiota

Uno de los tópicos que más han llamado la atención en las últimas semanas, fue el descarrilamiento del proyecto de Grupo Radio Centro por hacerse de una de las dos concesiones de televisión abierta que fueron sometidas a licitación por el gobierno federal en este 2015.

Tal y como se difundió ampliamente, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dio a conocer que el corporativo propiedad de la familia Aguirre, no cubrió oportunamente el pago por 3 mil 58 millones de pesos que ofreció como contraprestación tras haber resultado ganador en el proceso de licitación mencionado. 

Para decirlo en economía de conceptos, Radio Centro ofreció dinero que no tenía para tratar de hacerse de dicho activo y el “chistecito” le salió en 415 millones de pesos, fijados como garantía por el órgano regulador federal.

Lo que es de llamar la atención es que a estas alturas, haya grupos interesados todavía en entrar al negocio de la televisión abierta, cuando ésta ya está entrando en abierta decadencia.

En los últimos cinco años, la TV ha ido perdiendo terreno en el mercado publicitario, que durante décadas prácticamente acaparó. Los medios digitales le han arrebatado a las televisoras más de 45 por ciento del mercado publicitario, y los números siguen a la baja.

Los sistemas de distribución de contenidos digitales le están comiendo el mandado a la que durante décadas los trasnochados de la izquierda progresista bautizaron despectivamente como “la caja idiota”. Incluso, el CEO de Netflix, Reed Hastings, ya se anticipó a decir que la televisión como actualmente la conocemos ya tiene fecha de defunción, y que ésta ocurrirá en 2030.

Particularmente en México, a pesar de su amplia cobertura y prevalencia como medio masivo de acceso popular, la televisión abierta también ya está sentenciada a muerte, tanto por la dinámica del mercado, como por los usos y  abusos de nuestro sistema político.     

Desde nuestra óptica, la televisión mexicana está muriendo como víctima de un doble ejercicio de mezquindad:

Mezquindad por parte de los empresarios del ramo que han abandonado por completo la iniciativa de generar contenidos atractivos e innovadores, que despierten el deseo de los espectadores mexicanos de ser parte de la experiencia televisiva. Sostenida con alfileres por el insoslayable arrastre de los tres formatos más populares (noticias, deportes y telenovelas), la programación televisiva agoniza abrumada por la mediocridad.

Y qué decir de la mezquindad de nuestros partidos y candidatos . Acostumbrados a vivir en un mundo muy lejano al nuestro, nuestros Padrotes de la Patria viven creídos de que los televidentes consumirán sin reparó todo lo que se les presente en pantalla. Las campañas mediáticas de los partidos políticos en nuestro país son vacías, insulsas y hasta de mal gusto. Algunos partidos ni siquiera tuvieron la decencia de actualizar sus spots, a pesar de las millonarias prerrogativas que reciben de NUESTROS impuestos.

Si ninguno de estos actores hacen algo al respecto, antes de terminar la presente década, estaremos siendo testigos de la fuga masiva de televidentes mexicanos hacia la internet, con las millonarias pérdidas que ello implicaría no sólo para las televisoras, sino para los miles de mexicanos cuyos empleos dependen de la producción televisiva, la publicidad y las ventas de las empresas anunciantes.

Como ocurre con cada cambio cultural, el impacto de los medios digitales ya comienza a cambiar los hábitos sociales de nuestra comunidad. Paulatinamente, la televisión abierta irá perdiendo fuerza como generadora y referente de hábitos domésticos. ¿Cómo vender publicidad en horarios triple A, cuando las audiencias tienen ya la prerrogativa de seleccionar contenidos y pueden acceder a ellos sin restricciones de programación y horarios?

En México los medios electrónicos de comunicación se han convertido en rehenes de los insaciables y voraces apetitos de nuestro patético sistema partidista.

Le garantizo que después del inmisericorde bombardeo de 40 millones de spots insertados por “cortesía” de nuestro vetusto sistema partidista, cada vez serán menos los “valientes” que se quieran rifar toda una tarde frente al aparato televisor. La saturación es evidente y eso tendrá sus consecuencias. 

¿A quién en su sano juicio se le antoja encender la televisión para "deleitarse" con el vómito discursivo de diez partidos políticos con registro?

¡Sálvese quien pueda de aquí al 4 de junio!

 

Soundtrack para la lectura:

Talking Heads "Television Man"

 

La Cuca – “D.D.T.T.V.”

 

Def Con Dos – “Cuando Apaguen Internet” 

Autor:

Fecha: 
Jueves, 30 de Abril 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

50 años de la Ley de Moore. La reforma política del DF. Problemas a los que se enfrenta Grupo Radio Centro

Esta tarde el senador Carlos Puente Salas (PVEM-ZAC) nos explica en que consiste la propuesta de su partido de Vales del Primer Empleo. También, el senador Enrique Burgos (PRI-QRO) comenta sobre la reforma política del DF aprobada en comisiones senatoriales que ahora será discutida y votada por el pleno del Senado. En el estudio me acompañan Antonio Castro y Armando Chacón y hablamos de los 50 años de la Ley de Moore y cómo los microprocesdores han cambiado al mundo y nuestras vidas; el optimismo de los tecnoburócratas en torno a la economía nacional. Hugo González comenta los problemas que enfrenta Grupo Radio Centro. Mónica Uribe informa que el clero mexicano invitará a los fieles a votar el 7 de junio.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 20 de Abril 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Nuevo Amanecer: Alea jacta est

Son las 14:30 horas del 11 de marzo de 2015, en el piso 11 de Insurgentes Sur 1143 se reúnen los comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a efecto de llevar a cabo la XV Sesión Extraordinaria del pleno de este instituto, para emitir el fallo a favor de Grupo Radio Centro y Cadena Tres como ganadores de las nuevas concesiones para televisión radiodifundida en México.

Grupo Radio Centro (GRC) propuso al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) pagar 3 mil 058 millones de pesos por el espectro y Cadena Tres mil 808 millones de pesos. La diferencia de 69.13% de Grupo Radio Centro con respecto a la de Cadena Tres de Grupo Imagen Multimedia llama la atención y eso que este pago es sólo uno de los costos de la televisión y los contenidos audiovisuales.

Los títulos de concesión de espectro radioeléctrico para uso comercial de las cadenas nacionales que se licitaron tienen una vigencia de 20 años, contados a partir de la fecha de su otorgamiento, misma que podrá ser prorrogada en los términos que establece la ley.

En el caso de Cadena Tres, ésta recibió el 27 de marzo pasado el título de concesión correspondiente, luego de que efectuar el pago de mil 808 millones de pesos que ofertó ante el IFT en noviembre de 2014.
Esto permite a la firma del empresario Olegario Vázquez Aldir comenzar con los trabajos pre-operativos, estudios técnicos y de mercado, así como los análisis de factibilidad de las 123 estaciones que se instalarán para iniciar transmisiones en enero de 2016.

Pero en el caso de Grupo Radio Centro eran muchas las dudas que en la prensa había sobre la posibilidad económica de este grupo. El Financiero señaló que los 3 mil 58 millones de pesos que ofertó Radio Centro por la nueva cadena de televisión abierta equivale al total de los activos con los que cuenta actualmente. Así, al cierre de diciembre de 2014, Grupo Radio Centro contaba con apenas 177.4 millones de pesos en caja y su deuda con costo ascendía a mil 99 millones de pesos, con lo que su apalancamiento (deuda con costo a capital contable) se ubicaba en 0.62 veces, cifra arriba del promedio del sector, de 0.36 veces. Si decidiera fondear todo el pago de la concesión de televisión con deuda, su apalancamiento aumentaría a 2.8 veces, un nivel insostenible, de acuerdo con expertos del sector. 

Si bien el presidente del grupo, Francisco Aguirre había señalado que realizaría el pago correspondiente, las dudas sobre su solvencia económica para liquidar la cantidad ofertada iban creciendo y en los medios se comentaban toda clase de rumores.

Llegó el día y Grupo Radio Centro no pudo pagar. Las bases de licitación establecen que si el ganador no paga, se hace efectiva la garantía de seriedad de 415 millones de pesos que entregó al inicio del proceso.

Desgraciadamente, para Grupo Radio Centro la suerte está echada. Y está echada porque para pagar los 415 millones de la garantía de seriedad se endeudó. Así, Radio Centro informó el pasado martes a la Bolsa Mexicana de Valores que solicitó un crédito de 232 millones 800 mil pesos a BanBajío para pagar parte de los 415 millones de pesos de la garantía de seriedad al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) por no haber cumplido con el depósito de 3 mil 58 millones de pesos por la concesión de una cadena de televisión abierta que se le había adjudicado en marzo de este año.

El préstamo que le otorgó BanBajío tiene vencimiento al 15 de abril de 2020 con pagos mensuales de principal e intereses a una tasa anual de TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio) más 3.5 puntos porcentuales. Esto equivale, como señala El Financiero a que sólo de interés, Radio Centro pagará un total de 47 millones 54 mil pesos, con lo cual la cantidad a saldar es de 280 millones de pesos. Así, en los próximos cinco años Grupo Radio Centro (GRC) destinará cerca de 14 millones de pesos trimestrales para cubrir el crédito que obtuvo de Banco del Bajío (BanBajío) para pagar parte de la garantía de seriedad por haber incumplido con el pago de una concesión de televisión abierta. 

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 22 de Abril 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Periodismo ciudadano en Internet. Menor importancia del petróleo en finanzas públicas. El pancho de Grupo Radio Centro

Esta tarde me acompañan en el estudio Mónica Uribe y José Luis Romero Hicks y comentamos sobre como las personalidades públicas que actúan indebidamente no se salvan del periodismo ciudadano que actúa en Internet; la menor importancia del petróleo en las finanzas públicas; los discursos papales sobre la inequidad en América y el genocidio armenio perpetrado por los turcos durante la 1a Guerra Mundial. Con Tere Vale y Hugo González analizo el pancho que hizo Grupo Radio Centro durante la licitación del canal de televisión.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 13 de Abril 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Observatorio Ciudadano: Dos cadenas ¿igualdad de contenidos?

En días pasados sucedió un hecho histórico en nuestro país: por primera vez se licitaron dos cadenas televisivas de señal abierta, por las que el gobierno mexicano recibió una contraprestación económica. Hasta antes de las recientes reformas en materia de telecomunicaciones, las concesiones de radio y televisión se habían otorgado discrecionalmente a los interesados, siendo en su inmensa mayoría corporaciones afines al gobierno federal en turno.

Durante la campaña presidencial, Peña Nieto manifestó su deseo de que la oferta televisiva en México se ampliara, declarando que estaría dispuesto a alentar una tercera cadena de contenidos en el sector de la televisión. Eso más tarde se manifestó en el finado Pacto por México, considerando, no una, sino dos cadenas de televisión abierta con cobertura nacional.

Formalmente el proceso inició el 7 de marzo de 2014, cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se sometían a licitación pública, dos cadenas de televisión digital terrestre en señal abierta.

Más tarde, el 15 de abril, el pleno del Instituto publicó un acuerdo en el que se estableció que el valor mínimo de referencia por cadena, era de mil 600 millones de pesos.

Desde la publicación de la convocatoria se habló mucho de los posibles postores, descartándose de inmediato a las corporaciones de Televisa, Televisión Azteca y el consorcio de Carlos Slim de telefonía. Los primeros por poseer ya, por lo menos 12 Mhz del espectro radioeléctrico y el segundo, por habérsele declarado agente preponderante en telefonía, lo que de acuerdo con la ley, lo imposibilita a participar en procesos de esta naturaleza.

Al final del proceso se habló solamente de tres postores: Cadena Tres, Centro de Información Nacional de Estudios Tepeyac y Grupo Radio Centro, mas con el fallecimiento de Mario Vázquez Raña, el segundo se retiró de la contienda de licitación.

El 5 de marzo pasado el IFT extendió la constancia de participación a los dos restantes y el miércoles 11 se abrieron los sobres que contenían las propuestas económicas. Grupo Radio Centro ofreció 3 mil 58 millones de pesos, mientras que Cadena Tres ofreció mil 808 millones de pesos (en declaraciones, el comisionado presidente ha manifestado que la diferencia entre ambas ofertas será “devuelto”, sin que justifique plenamente su dicho).

El fin de este proceso de licitación nos lleva a cierta certeza de que en el país operarán dos cadenas más de televisión abierta (que con la multiprogramación pueden convertirse en ocho), que transmitirán, al parecer, a principios de 2015.

Todo parece indicar que está bien. Que el llamado “duopolio” se romperá y que por ello el mercado de la televisión se diversifica en señales. Con el must carry y el must offer quienes consumen televisión de paga se estarán beneficiando también con esas señales.

Pero para muchos la gran pregunta está en los contenidos. La escuela de Televisa es todavía vigente, pues además del monopolio de los canales, también llegó a construir el monopolio de los contenidos: las fórmulas y los formatos televisivos han sido establecidos por el Canal de las Estrellas. Es muy probable que la programación sea muy parecida a la ya existente. Eso ocurrió con Imevisión cuando se privatizó y pasó a ser TV Azteca, copiando programas de Televisa sin el menor pudor.

Realmente el reto es tener mejores opciones de contenido y no sólo de señales. Es cuestión de imaginación, creatividad y un poco de apuesta por lo novedoso.

Fecha: 
Sábado, 28 de Marzo 2015 - 10:00
Redes sociales: 
1