Se encuentra usted aquí

gobierno AMLO

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mucho verbo, pocos resultados y al final… El amor acaba

No confíes de las palabras bonitas, muchos tienen azúcar en la boca y veneno en el corazón.

Empieza un año que tiene algo de magia o simbolismo encerrado en su nombre: 2020 y hasta dentro de 101 años se repetirá un número similar, así que solo una vez en nuestra vida (salvo contadas excepciones) nos tocará vivir en un año así.

Terminó el 2019, el año del hacha, un año de innumerables cambios en la vida política, económica y social de México. Vivimos un año lleno de contradicciones, dudas y miedo. 

Experimentamos un crecimiento desproporcionado de la violencia y por parte de la autoridad solo hubo respuestas vagas y superficiales, se habló de más abrazos y menos balazos y fue lo contrario…

Nos sentimos frágiles, desprotegidos, impotentes, temerosos, intranquilos ante el delito, la violencia y la impunidad. 

Los cambios siempre traen beneficios para algunos y lastiman a otros, es natural, por ello se debe cambiar de manera paulatina y justa, para no lesionar lo que funciona bien y corregir lo que no lo hace. 

No fue así…

Es ocioso hacer un recuento de todo aquello que sufrió el hachazo criminal de la 4T. 

Debemos al menos, intentar ver con optimismo este año y creer que algo bueno aprendió el gobierno federal en la dolorosa curva de aprendizaje del 2019. Un año que pasará a la historia por ser el primero de una transformación que hasta el momento deja más dudas y desaciertos que buenos resultados y confianza en prácticamente todo, menos en eso que funciona para preservarse en el poder.

Que el 2020 sea un año en el que cada vez escuchemos menos veces los términos chairos y fifís, menos división y hablemos de desarrollo, emprendimiento, empleo y oportunidades, que entienda el gobierno federal que somos parte de un planeta cada día más convulsionados en lo que todo nos afecta de una u otra forma y tome acciones para salvaguardar nuestra nación o cuando menos que los daños no sean profundos.

Que el 2020 sea un año en el que se deje de culpar de todo de la historia y se tengan tamaños para aceptar las fallas y errores y tomar las decisiones correctas para cada sector económico, político y social. 

Que se deje de buscar dinero generando temor en el contribuyente y se busque acrecentar la planta productiva, facilitarle las cosas a quienes tienen el valor de iniciar un negocio, dar vida a una idea o concretar un sueño. 

Que la corrupción se castigue sin distingos, que no solo sea utilizada con todo su peso en los enemigos o adversarios. 

Que la justicia de nuevo se ponga la venda en los ojos y se imponga, aún en los amigos y funcionarios del sistema para que las purezas de la 4T despliegue de nuevo la esperanza y de nuevo exista al menos algo en qué creer. 

Que las grandes detenciones y juicios se generen en México y no por rebote o casualidad, provocados por los Estados Unidos.

Que los editoriales de la prensa mundial hablen del nuevo milagro mexicano en lugar de ser pesimistas, aves de mal agüero.

A pesar de todas las señales que veo, de corazón deseo estar equivocado y creer que no habrá más inflación, desempleo y violencia.

Espero que haya más respuestas que dudas, más respeto y menos división y encono.

Que lo más importante sea el desarrollo del país y no los índices de popularidad, que se deje de trabajar para la percepción y hacerlo para una mejor realidad. 

Este gobierno debe tener claro que: Hechos son amores y que no solo de buenos deseos vive el hombre.

Sin resultados, al final… El amor acaba.

A manera de reflexión les dejo aquí un fragmento del discurso de Cantinflas en la ONU de la película “Su Excelencia” estrenada el 3 de mayo de 1967, pero que no deja de ser actual.

“…Todos creemos que nuestra manera de ser, nuestra manera de vivir, nuestra manera de pensar y hasta nuestro modito de andar son los mejores; y el chaleco se lo tratamos de imponérselo a los demás y si no lo aceptan decimos que son unos tales y unos cuales y al ratito andamos a la greña". 

¿Ustedes creen que eso está bien? Tan fácil que sería la existencia si tan solo respetásemos el modo de vivir de cada quién. Hace más de cien años ya lo dijo una de las figuras más humildes pero más grandes de nuestro continente: “El respeto al derecho ajeno es la paz…el día que pensemos igual y actuemos igual dejaremos de ser hombres para convertirnos en máquinas, en autómatas.”

Fecha: 
Lunes, 06 de Enero 2020 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 06 de Enero 2020 - 15:10
Fecha C: 
Martes, 07 de Enero 2020 - 04:10
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente y Claro: Crónica de un fracaso anunciado

López en su pésima aplicación de la diplomacia y política internacional, pasó en menos de un año de patética administración de “La Cuarta Transformación a Cobarde Matoncito”, derivado de sus ocurrencias, caprichos, terquedades, de apoyar a su carnal, el indígena en desgracia, sin un peso en la bolsa, Juan Evo Morales, sin importarle a López y su improvisado secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Luis Ebrard, hacer y deshacer en nombre de México y los mexicanos, con las consecuencias que eso ha traído.

Todo inicia al darle su apoyo total, Y QUE QUEDE MUY CLARO LÓPEZ Y EBRARD, NO LOS MEXICANOS, a su carnal Juan Evo, que como YSQ, envuelto en una terquedad enfermiza, quería a “chaleco” un cuarto periodo de gobierno, sin importarle cometer un fraude electoral, para ello. López y Ebrard, lo apoyaban incondicionalmente.

Después vino la renuncia y la huida de Juan Evo, y nuevamente López y Ebrard olvidando la austeridad republicana con que han fustigado y afectado a los mexicanos, decidieron que un avión militar de México, fuera por su carnal, sin importarles no solamente los gastos, (se ha difundido que fueron 2 MILLONES DE PESOS), sino las consecuencias internacionales que con ello traerían para nuestro país, al criticar ese apoyo.

Ya en México, Juan Evo fue tratado como héroe, y los dispendios en gastos innecesarios continuaron sin límite alguno. Escoltas, vehículos blindados, hospedado en el Campo Militar #1, eventos donde despotricaba de quienes no lo apoyaban.

Y qué decir de los lacayos como Fernández Noroña que convenció a sus camaradas legisladores del PT, Morena y PES para una colecta que sumaba 160 mil pesos mensuales para el indígena en desgracia. Para eso sí tuvieron estos aprendices de legisladores.

De pronto, resultó que Juan Evo se fue a Cuba, disque a una revisión médica y de ahí dio el salto para Argentina, donde le dieron asilo. ¿Sería acaso por la orden de aprehensión en su contra que salió de México?

De igual manera y sin una explicación lógica, la Secretaría de la Defensa Nacional reservó por cinco años, (casualmente al finalizar el sexenio de López) la bitácora de viaje que realizó el avión militar que trajo a Juan Evo de Bolivia. ¿Algo esconden?

¿PROTEGIENDO A DELINCUENTES?

Pero ojalá ahí ya hubieran parado los problemas y conflictos que han ocasionado las ocurrencias y caprichos de López y Ebrard, pero antes al contrario se acrecentaron. Esto por los asilados cómplices de Juan Evo, que aceptó la embajadora de México en Bolivia, a partir de su huida a México el 10 de noviembre del 2019.

El conflicto creció porque hacia finales del mes de noviembre el gobierno de Bolivia giró órdenes de aprehensión contra cuatro de esos exfuncionarios, cobijados por la embajada mexicana. Y siguiendo con sus ocurrencias, Marcelo Luis Ebrard, solicitó salvoconductos para que los nueve exfuncionarios salieran de Bolivia, pero el gobierno no lo autorizó. Pidiendo a México la entrega de los cuatro exfuncionarios con órdenes de aprehensión, lo cual obviamente López y Ebrard no lo hicieron, agrandando más el conflicto.

 

EXPULSAN A EMBAJADORA DE MÉXICO

Ante la negativa de entregar a los exfuncionarios bolivianos, el gobierno de facto en Bolivia, declaró persona non grata a la embajadora mexicana, María Teresa Mercado.

Ante lo cual la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero informó que la Embajada Mexicana sigue en funciones, dado que el señalamiento fue directo y personal a la embajadora. Agregando que el gobierno de México no responderá con acciones similares y tampoco se ha decidido romper relaciones con Bolivia. Y sumándose a la terquedad de López y Ebrard, señaló tajantemente: “Vamos a proteger a los bolivianos que están en la Embajada, México aceptó el asilo y nosotros ya le dijimos, claro que lo vamos a proteger, mientras están en la embajada mexicana, están en territorio mexicano”.

ESPAÑA SE INVOLUCRA

Y para colmo sin tener claro los porqués, España se mete al conflicto tratando de rescatar a los exfuncionarios bolivianos en vehículos con placas diplomáticas de España, lo cual fue impedido, con sus repercusiones hacia diplomáticos españoles en Bolivia y bolivianos en España.

Fueron expulsados de Bolivia, a la encargada de negocios de España, Cristina Borreguero; al cónsul español en Bolivia, Álvaro Fernández, y el grupo de encapuchados que intentaron ingresar a la embajada mexicana en La Paz.

Y de España, tres diplomáticos bolivianos: el encargado de negocios de la Embajada, Luis Quispe Condori, responsable de la delegación diplomática boliviana en Madrid, el agregado militar, Macelo Vargas Barral, y el agregado policial, Orso Fernando Oblitas Siles,

JUAN RAMÓN QUINTANA, ¿LA MANZANA DE LA DISCORDIA?

En todo este embrollo ha salido a relucir el nombre de Juan Ramón Quintana, exministro de la Presidencia y un personaje importante detrás de Juan Evo Morales. Se ha comentado que es a quien el gobierno boliviano desea detener. Así lo señaló el ministro de Gobierno, Arturo Murillo: “Nosotros tememos que lo que se iba a hacer era sacar a un delincuente común como es el exministro de la presidencia Juan Ramón Quintana; esto se ha abortado”, refiriéndose al intento de diplomáticos españoles por rescatarlo.

Juan Ramón Quintana, nació en 1960, exmilitar que fue ministro de la Presidencia de Bolivia durante el primer, segundo y tercer gobierno de Juan Evo Morales. En la prensa boliviana se comenta que Quintana es quien se encargó de la estrategia, estructura y orden en el gobierno de Evo Morales, además de contacto directo de muchos otros grupos y frentes estratégicos.

Egresado del Colegio Militar del Ejército de Bolivia en 1982 en funciones en el ejército hasta 1997. Se adiestró en la Escuela de las Américas, Centro de entrenamiento creado por Estados Unidos para militares de América Latina. Vale la pena recordar que algunos de los golpes de estado en América Latina, entre los años 70 y 80, los dirigieron egresados de este colegio. Críticos de esta escuela afirman que es un centro de adiestramiento para torturadores y un brazo para desestabilizar a Latinoamérica.

Quintana estudió sociología, filosofía y ciencia política. Obtuvo el grado de teniente en el Ejército y en 1997 y se incorporó a la política. Fue asesor del ejército durante el gobierno del dictador Hugo Banzer. Y en el 2006 fue designado Ministro de Presidencia con Evo Morales.

Asimismo, se liberó por medio de Wikileaks, información que afirma: “Cuando Morales llegó al poder, designó a Juan Ramón Quintana como jefe de equipo. Él es un exmilitar que obligó a renunciar a los generales viejos, y los reemplazó con otros más jóvenes, y leales a él”.

En el mismo tenor, el diario Página Siete de Bolivia, recuperó documentos que señalan: “Otro cable, del 31 de marzo de 2006 y con el código 06LAPAZ906, dice que Quintana es ‘un irritado exmilitar que fue despedido de su cargo en el Ministerio de Defensa el año 2000 durante el régimen de Banzer. Quintana siempre sospechó que EEUU estaba detrás de su despido, algo que tiene cierto respaldo, y se convirtió como resultado de eso en un estridente antiestadounidense”.

“Ese cable también señala que EEUU le prestó ayuda, que mantuvo oculta a Morales. El texto señala: “El desprecio de Quintana hacia EEUU es tan profundo que incluso no entregó a (Evo) Morales información sensible entregada por agencias de inteligencia de EEUU para evitar que el Presidente conociera que los norteamericanos lo estaban ayudando”.

Nuevamente en el 2011, otra información de Wikileaks destaca: “Juan Ramón Quintana era el anterior jefe de Presidencia y ahora está a cargo del desarrollo de las fronteras bolivianas. Él es el tipo con el que Morales cuenta para mantener al Ejército de su lado”.

Para cerrar el tema, a finales de 2008, se acusó a Quintana de tener vínculos con contrabandistas. En 2017, lo designó Juan Evo, embajador de Bolivia en Cuba. Llamándolo nuevamente Evo, para que “casualmente” ocupara otra vez el cargo de ministro de la presidencia, encargándose de la estrategia electoral. Resultando que esos dos años, Quintana fue el personaje clave de la relación Bolivia y Cuba.

Y pregunto ¿todo esto lo sabe López, Ebrard y Sánchez Cordero? ¿Por eso lo protegen en la embajada de México? Usted qué piensa estimado lector.

Fecha: 
Jueves, 02 de Enero 2020 - 09:40
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 02 de Enero 2020 - 11:55
Fecha C: 
Viernes, 03 de Enero 2020 - 00:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Cuarta Transformación y el 2019

Concluye el año 2019 y con ello una extensa enumeración de pendientes preocupantes, grandes aciertos y nuevos procesos políticos para el régimen que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Con niveles impensados de aceptación a la figura presidencial que contrastan con la desconfianza y el desprecio por no pocos elementos de su gabinete, entorno político y partido político, han transcurrido los meses del primer año de gobierno que prometió ser del cambio verdadero.

El logro transexenal del presidente AMLO es sin duda la firma del renovado tratado de libre comercio, el denominado T-MEC, que afianza al país en la ruta del libre comercio, su sociedad con los países desarrollados del norte del continente y la inclusión de medidas que no se contemplaban en el tratado original. La difícil negociación se logró cediendo peligrosamente en muchos aspectos en los que se tiene que mantener una vigilancia especial, pero en la época de locura y aislacionismo que domina el mundo, un tratado comercial complejo y desigual, es mejor que ninguno ante la nueva realidad antiglobalista.

El aumento del salario mínimo para los trabajadores mexicanos es de destacar ya que por más de treinta años se le condenó a estacarse en niveles paupérrimos, por lo que en lo que va del sexenio se ha incrementado en casi 40 por ciento. Esta medida consensuada con el sector privado es probable que afecte a muchas pequeñas y medianas empresas ya que no todas tienen la solvencia económica necesaria. Sin embargo, era un pendiente histórico el poder apoyar a las familias que deben subsistir con ingresos que siempre son insuficientes para una mínima calidad de vida.

Dentro de los grandes pendientes en la denominada Cuarta Transformación está sin duda el verdadero combate a la corrupción de los regímenes anteriores, si bien es cierto que las reformas constitucionales ahora permiten la revocación de mandato presidencial, se tipifican delitos graves como corrupción y evasión fiscal, el gran fracaso en la impartición de justicia se encuentra en la incapacidad y corrupción de una gran mayoría de jueces en el sistema judicial, que históricamente ha sido un feudo de poder de amiguismos y compadrazgos.

Además que los grandes casos llevados contra exfuncionarios corruptos como el calderonista Genaro García Luna o el mítico narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias el “Chapo Guzmán”, se dan en el sistema judicial estadounidense, ante la incapacidad de la entonces Procuraduría, ahora Fiscalía General de la República, de sustentar un expediente con mínimas posibilidades de prosperar en los juzgados. No debe existir ni perdón ni olvido contra los funcionarios que han esquilmado al erario en beneficio de empresas y patrimonios mal habidos.

El fenómeno mundial y que es una arista del grave problema de inseguridad que vive el país, es la lastimosa epidemia de feminicidios. Manifestaciones feministas obligaron al gobierno a empezar a atender esa lacerante realidad donde cada día se conoce de casos de violencia doméstica y laboral, desapariciones, ataques impunes y asesinatos contra mujeres que pudieron prevenirse, sancionarse y sobre todo disuadirse si el sistema judicial fuera un mínimo de empático con las víctimas.

La guardia nacional creada para enfrentar de manera directa los graves delitos de extorsión, secuestro, recuperación de zonas dominadas por el crimen organizado y auxilio en labores de seguridad pública en los municipios donde sus policías están coptadas por el narco, enfrenta la difícil realidad de un número insuficiente de elementos requeridos. La emergencia nacional en materia de seguridad continúa con niveles históricos de asesinatos violentos y es el gran fracaso hasta ahora, del actual régimen político.

En los tiempos del intervencionismo y amenazas norteamericanas, encabezadas por Donald Trump, el país logró capotear los amagos de introducir aranceles a los productos mexicanos en una guerra comercial que destruiría aún más el deficiente crecimiento económico. Indirectamente y haciendo recular la política de migración del presidente AMLO, se contuvo las oleadas de migrantes que a principio de año provocaron fuertes desencuentros con Estados Unidos y sobre todo, una crisis humanitaria que no termina de subsanarse, ante la despectiva indiferencia de la mayoría de los mexicanos.

El combate al huachicol y la tragedia de Tlahuelilpan fueron momentos muy difíciles para el régimen, que supo resolver el desabasto de gasolina y hacer entender a los pobladores que se beneficiaban de robar gasolina, los peligros mortales de la actividad ilícita. Si bien PEMEX es la principal empresa productiva del país, vive momentos muy difíciles producto de la rapiña de gobiernos anteriores y sobre todo un entorno internacional que ha condenado a los precios del petróleo a mantenerse bajos. Sin olvidar el escepticismo exacerbado de las calificadoras internacionales.

Es quizás en el ámbito de la renovada esperanza donde el actual régimen ha logrado colocar sus principales activos, con el riesgo enorme que implica un estancamiento económico, la dificultad de impulsar las grandes obras de su sexenio, así como la terrible crisis de inseguridad que afecta sin distingos a los ciudadanos por igual. De no lograr un crecimiento económico y disminuir sustancialmente los índices de seguridad, el régimen morenista tendrá una caída estrepitosa en su aceptación ciudadana.

Para cerrar el año el conflicto diplomático provocado por el asilo al depuesto presidente Evo Morales, provocó que la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, expulsara a la embajadora mexicana, María Teresa Mercado, luego del incidente con presuntos elementos embozados en las inmediaciones de la representación diplomática en el país sudamericano. El gobierno emanado del golpe de estado ha continuado con agrios intercambios diplomáticos con México, España y otros países latinoamericanos, luego del efímero asilo al expresidente Morales.

El gobierno de derecha que domina la nación boliviana está más enfrascado en combatir a sus detractores que en poder organizar nuevas elecciones que den certidumbre democrática al multicultural país. Un conflicto que poco beneficia a México y desgasta al cuerpo diplomático que debería atender otras batallas más importantes, en los no pocos frentes que el 2020 traerá.

Autor:

Fecha: 
Martes, 31 de Diciembre 2019 - 11:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 31 de Diciembre 2019 - 13:15
Fecha C: 
Miércoles, 01 de Enero 2020 - 02:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El que se lleva, se aguanta…

En días recientes, López de Macuspana recibió una sopa de su propio chocolate de parte del expresidente de Bolivia, Tuto Quiroga.

En pocas palabras, al peje lagarto lo pintaron de cobarde y matoncito…

Quién sabe qué otros datos pueda tener el expresidente boliviano para decirle cobarde a López Obrador, refiriéndose a su obediencia incondicional a los designios de Donald “Clairol” Trump en materia migratoria y a las cláusulas secretas del T-MEC…

La referencia al Pejesidente tabasqueño como “matoncito” se corrobora todas las mañanas cuando AMLO le receta toda clase de epítetos denigrantes a quienes no están de acuerdo con él.

¿A qué se debe que el expresidente de Bolivia haya calificado de cobarde y bully a Obrador?

Se debe a que el actual habitante del palacio de los virreyes de la Nueva España, creyó que podía intervenir en los asuntos internos de Bolivia sin recibir respuesta alguna.

¡Todos hemos oído a López declarar lo fácil que es gobernar!

Todos lo escuchamos decir que las instituciones con él, se podían ir al carajo; incluyendo al Servicio Exterior Mexicano que hasta diciembre del año pasado,  había sido motivo de orgullo nacional y de reconocimiento unánime de todas las naciones del mundo.

Desde octubre pasado, López Obrador  decidió probar fortuna en materia de relaciones exteriores,  y decidió mandar al carajo los principios de la no intervención en asuntos ajenos,  violando la frase atribuida a su santón oaxaqueño (San Juárez) que dice que “entre los individuos como entre las naciones, en boca cerrada no entran moscas”.

El Pejesidente decidió ofrecerle a Evo Morales, un asilo que el boliviano no nos pidió.

Para pararse el cuello a costa del depuesto defraudador electoral,  el peje se desvivió mandándole un avión de la Fuerza Aérea Mexicana, y hasta le asignó una escolta del “ex Estado Mayor Presidencial”  que supuestamente había dejado de existir.

A López de Macuspana poco le importó que Evo Morales haya recurrido al famoso método Bartlett de caída del sistema para evitar el cómputo de los votos  y  para evitarse una segunda vuelta electoral en la que podría haber resultado perdedor.

En Bolivia “el sistema se cayó, y en Mexicalpan de las tunas, el Peje lagarto se calló…"

Obrador  pretendió disfrazar la realidad,  ocultando que lo sucedido realmente fue que el pueblo boliviano salió a las calles y plazas de su país a denunciar el fraude electoral cometido por Evo Morales y a exigir su renuncia.

Los bolivianos no se iban a conformar con un plantoncito como el de Obrador en 2006, sino que estaban dispuestos a sacar al defraudador electoral del palacio de gobierno.

Obrador olvidó decirnos que el inofensivo indito cocalero, quiso ordenarle al ejército boliviano que reprimiera a los manifestantes, y que la respuesta del ejército de ese país sudamericano, fue que de ninguna manera reprimirían al pueblo bueno y sabio.

Así las cosas, le sugirieron a Morales, que hiciera caso a lo que exigía el pueblo y que  renunciara a la presidencia,  porque de otra forma, las aguas no se iban a calmar.

A partir de la intervención no pedida de López Obrador en los asuntos de Bolivia, incluyendo su ostentoso “rescate” del defraudador electoral, el Pejesidente siguió opinando a voz en cuello  sobre los “golpistas” bolivianos, dispensándoles su habitual verborrea de epítetos ofensivos ante lo cual, surgió la respuesta del expresidente Tuto Quiroga.

Inconforme con la reacción detonada con sus bravuconerías, Obrador dijo que ni siquiera Pinochet se condujo con Echeverría como ahora lo hace el gobierno  boliviano y su expresidente.

Lo que Obrador tampoco dice, es que Evo Morales no es ningún Salvador Allende.

El peje ignora (entre muchísimas otras cosas) que no puede esperar de los bolivianos la misma sumisión servil desplegada por el actual presidente de la $uprema Cohorte de Ju$ticia de la Nación,  que se ha atrevido a decir que quien osa ofender a López de Macuspana, ofende a todo México.

Si alguien se ha dedicado a ofender a todo México, ese es Obrador.

Lo lamentable es que el actual gobierno mexicano, arrastra nuestro prestigio diplomático dando bandazos a diestra y siniestra.

¿Qué es lo que va  a seguir?

¿Va a esperar López de Macuspana a que sea Bolivia la que rompa relaciones diplomáticas con México?

El peje lagarto  usufructúa la imagen de Hidalgo, Morelos, Cárdenas, Madero y Juárez con la obvia intención de ser inmortalizado por encima de todos ellos…

A propósito de sus cinco modelos, tendría que saber que NINGUNO de ellos se refirió jamás a sus enemigos, contrincantes, rivales o adversarios, de la forma grosera e indigna que lo hace el peje lagarto.

Juárez nunca dijo que Maximiliano de Habsburgo fuera un fifí ni un blanquito de sangre azul.

Muy por el contrario, el general Mariano Escobedo le dispensó al archiduque Maximiliano toda la deferencia y el respeto que le inspiraba su valentía y su buena fe.

Madero jamás le faltó al respeto a Don Porfirio Díaz.

A Hidalgo ni en sueños se le ocurrió referirse a Félix Calleja como gachupin ni aplicarle adjetivos peyorativos como los que escupe el pejelagarto en todas sus mañaneras.

Ojala López de Macuspana aplicara de verdad  la regla por la cual se ha abstenido de acudir a las reuniones de jefes de estado aduciendo que “la mejor política exterior, es la interior”.

Si la hubiera seguido, no nos habría metido en el totalmente innecesario  pleito con Bolivia, cuyo desenlace todavía no ha llegado.

Es probable que el expresidente de Bolivia tenga OTROS DATOS sobre la realidad del T-MEC entre cuyos artículos secretos chamaquearon al subsecretario de Relaciones Exteriores Jesús Seade, según Carlos Loret de Mola.

La alusión a AMLO como “cobarde”  fue hecha por el expresidente boliviano a raíz de la transformación de la Guardia Nacional en “achichincles” migratorios de Clairol Trump en la frontera con Guatemala.

La calificativa de “matoncito” dedicada al Pejesidente, obedece a su pésima costumbre de ofender y descalificar a diestra y siniestra en sus cotidianos ejercicios de bullying político durante sus soporíferas conferencias mañaneras.

Lamentablemente, es nuestra política exterior la que durante este primer año de López de Macuspana, ha dado al traste con un prestigio que hemos construido desde 1821.

El episodio boliviano viene a demostrar que el peje por su boca muere, y que la injerencia indebida en los asuntos de cualquier otro país,  tiene un precio que por desgracia pagamos todos los mexicanos.

Probablemente durante su larga carrera en el estudio de las ciencias políticas en la UNAM, López Obrador no alcanzó a aprender  la otra aplicación de la frase inmortal de San Juárez que  proclama que “entre los individuos como entre las naciones,  el que se lleva, se aguanta”.

    __________________________________

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com

Fecha: 
Miércoles, 01 de Enero 2020 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 01 de Enero 2020 - 11:15
Fecha C: 
Jueves, 02 de Enero 2020 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El conservadurismo del neomarxismo pejeliano

A un gobierno que con bombo y platillo se ostenta como cabeza de una discutible Cuarta Transformación de nuestro país le correspondería respaldarse en un marco teórico en el cual expusiera las bases en las que se sostiene, los métodos que propone y las metas a las que se encamina. Una clara exposición del modelo de país al que aspira, los valores en los que se fundamenta y los medios que propone emplear para conseguirlo o, al menos, marcar el inicio de los caminos que con el tiempo nos llevará a ser la nación que soñamos, aun cuando no alcancemos a vivir lo suficiente para verlo realizado, pero irnos con una esperanza razonable de que nuestros nietos y bisnietos empezarán a experimentar los beneficios de esa supuesta Cuarta Transformación.

Desafortunadamente el más reciente libro editado con la firma como autor del primer mandatario, dista mucho de satisfacer estas necesidades, repite conceptos externados hasta la saciedad careciendo de una visión general que indique el camino propuesto para la publicitada Cuarta Transformación.

Deberíamos poder debatir lo que considera el gobierno como corrupción, el papel de la Guardia Nacional, la justificación de los recortes presupuestales, la veracidad de las afirmaciones de apertura a las diferentes opiniones, y nos damos cuenta de que a falta de argumentos externables en un debate nacional, lo que recibimos es una andanada de insultos desde la tribuna presidencial, reforzada en las redes sociales y en los medios alineados con el gobierno.

Palabras de uso común, tomadas en el contexto mañanero se utilizan en un sentido peyorativo, de manera independiente a “fuchi”, “guácala”, “fifi”, así los términos conservador o neoliberal se han asociado a prácticas de gobiernos anteriores que se consideran causa del mal estado de la economía y la administración pública, siendo en consecuencia responsables de todos los males del país.

En caso de contar con definiciones oficiales del conservadurismo y neoliberalismo, estaríamos en posibilidad de evaluar las acciones de gobierno apegándonos a una norma, siguiendo un criterio, evitando interpretaciones personales a expresiones contradictorias.

Considerando que el conservador aplica criterios obsoletos para gobernar utilizados por anteriores gobiernos fracasados que impusieron dictaduras como las de Santa Ana o la de Don Porfirio o imperios como el de Iturbide o el de Maximiliano, gobiernos que no se distinguieron por ser especialmente exitosos. Entonces el conservadurismo pejeliano propone políticas públicas exitosas que llevaron a la cumbre a un gran imperio, como lo fue el romano, que practicaba el “Pan y Circo” según el cronista Juvenal le permitía tener contento al pueblo bueno que recibía trigo, pan, boletos para el circo y se mantenía entretenido pensando en los gladiadores favoritos, concentrándose en las grandes estrellas sin tener tiempo de juzgar las actuaciones de los gobernantes.

Los tiempos han cambiado y la modernización ha sustituido el pan por pensiones en efectivo o depositadas a la cuenta bancaria y el espectáculo circense se presenta a diario por televisión mañanera reforzada por desfiles y concentraciones masivas para informes repetitivos y en ocasiones con masas acarreadas como la del día del Grito, acarreo que consideré innecesario hasta que me enteré de la cantidad de autobuses utilizados para acarrear personas felices de asistir a la ceremonia y a quienes reservaron los lugares preferenciales para ser televisados con la mejor cara de satisfacción y justificada alegría, compartida por la cena de lujo para los más de 300 invitados que no se proyectaron nacionalmente para no enturbiar la hipócrita transmisión que mostraba la falsa austeridad. Si en este circo moderno buscas quién es la estrella principal, pues ya sabes quien.

Esos espectáculos circenses.

Nerón culpó a los cristianos del incendio que provocó para destruir a Roma y tener la oportunidad de reconstruirla a su personal gusto. Acción imitada por los conservadores del peje, liderados por él, o en acciones ejecutadas magistralmente para sus seguidores incondicionales para quienes la palabra del mandatario es la verdad, solo la verdad y nada más que la verdad, ignorando que juró cumplir y hacer cumplir la Constitución, etc. Hoy, el culpar a los gobiernos anteriores, en especial al de Calderón, es un deporte ampliamente practicado olvidándose de la profunda corrupción que caracterizó al gobierno pejuno comprobada en videos con los señores de las ligas, las bolsas, etc. A lo que jamás se dio otra explicación que la falacia del “compló” sin señalar en qué consistió dicho compló, qué se pretendía ni quiénes fueron los participantes, como tampoco ha comprobado el tan mentado fraude electoral de Calderón cuando lo mejor que hizo fue señalar que en cierta casilla se habían depositado equivocadamente algunas boletas, lo que de ninguna manera ejemplifica un fraude, ya que el conteo fue correcto.

Como el dueño del circo quiere utilizarlo para lucirse, intenta bloquear cualquier otro espectáculo donde no resalte como estrella principal y compensa esa falta protagonizando los acuerdos donde permite la celebración de Gran Premio de México, partidos de futbol americano, básquetbol o marchas de cualquier grupo que protesta y hasta en los bloqueos a presidentes municipales que no pueden ser escuchados tiene que resaltar la figura presidencial como principal protagonista.

En esto hay mucha corrupción pero ese será tema de otra colaboración.

Fecha: 
Jueves, 12 de Diciembre 2019 - 13:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 12 de Diciembre 2019 - 16:05
Fecha C: 
Viernes, 13 de Diciembre 2019 - 05:05
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

2019, el año que derrotó a la 4T

Desde el 1 de diciembre de 2018 la 4T ha celebrado triunfos electorales; mayoriteos legislativos a reformas constitucionales y legales; designaciones de servidores públicos con procesos electivos poco transparentes como fue el caso de la CNDH; acotamiento a la división de poderes y a los órganos autónomos; aprobación de un presupuesto con graves reducciones que afectarán el crecimiento económico; cuatro informes de gobierno, donde tres de ellos parecieron más actos de campaña y sobre todo la algarabía de un país feliz, feliz, feliz que paradójicamente está triste, molesto y con miedo. 

Pero, este triunfalismo y regocijo populista encontró en el 2019 a su mayor contrincante social, económico y político, este año que pronto terminará le propinó una fuerte derrota a la 4T, ya que la expectativa electoral y promesas con la que llegó al gobierno federal no se han visto reflejadas en la realidad, profundizándose la incertidumbre social, lo cual le resta credibilidad, crea desconfianza, genera división en la sociedad, muestra fragilidad en el Estado de derecho y la gobernabilidad.  

Inseguridad

Andrés Manuel López Obrador durante su permanente campaña rumbo a la presidencia de la República criticó fuertemente los sexenios de Felipe Calderón quien de acuerdo a datos del INEGI en su último año registró 25,967 defunciones provocadas por homicidios, mientras que en el mandato de Enrique Peña Nieto en el mismo período se contabilizaron 36,685, sin embargo, durante el primer año del gobierno de la 4T y con base a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública con corte a octubre de 2019 indican que se incrementó este delito con 36,998 homicidios, faltando el conteo oficial de noviembre y diciembre que tan solo en su primer día según cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se registraron 127 muertes, por lo que lamentablemente este año cerrará como el más violento y muy probable con el de más decesos.

Crecimiento Económico

La promesa de crecer al 4% al final del actual sexenio, se ve lejano y se pone en entredicho dada la precaria situación que vive la economía de México en el primer año de gobierno de la 4T, que en el tercer trimestre del 2019 de acuerdo a datos del INEGI reflejó un 0% en crecimiento económico. Este resultado es causado por el nulo incremento del PIB en tres trimestres consecutivos. Es entonces, que la recesión técnica está presente después de una década.

Si bien es cierto, que la recesión es el reflejo de una economía global estancada, también lo es que las decisiones internas que ha implementado la 4T en esta materia han sido más populares que eficientes, por ejemplo, las políticas de austeridad, la mala planeación estratégica para atraer inversión pública y privada, como lo fue la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco que costó 71 mil millones de pesos, el incremento del desempleo y el alza de precios en la canasta básica.

Además, la caída de sectores fundamentales para nuestra economía como el automotriz, que de acuerdo a datos del Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros del INEGI reportó al mes de septiembre una disminución sensible con 0.43% menos en su producción, 12.31% menos en ventas al público y 7.11% menos en exportaciones; en medios de información cayó 2.4%, en el financiero se desaceleró hasta 4.2%, el comercio al mayoreo disminuyó 1.7% y la construcción cayó 3.8%, manufacturero que entre 2013 y 2018 las industrias crecieron al 2.3% anual, pero hoy se encuentran cercanas al 0%.[1]

Sumándose a esta desaceleración económica está la creciente inseguridad que en la mayor parte del país ha cambiado en modus vivendi de las y los mexicanos, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI en Tercer Trimestre 2019 señala que el 71.3% de la población de 18 años y más considera que, en términos de delincuencia, vivir en su ciudad es inseguro, es decir 7 de cada 10.

En este sentido, la inseguridad se ha presentado como una limitante en el primer año de la 4T que preocupa e impide el crecimiento económico porque afecta el traslado de mercancías, el turismo, inhibe las compras de las personas y sobre todo crea un estado de miedo e incertidumbre patrimonial, al respecto el Banco de México ha señalado que los principales obstáculos que frenan el crecimiento económico son la inseguridad, la corrupción y la debilidad del Estado de derecho.

Esto le resta competitividad a la economía mexicana en el campo internacional, al respecto el Índice de Competitividad Internacional 2019, indica que nuestro país se encuentra entre los 10 países menos competitivos, ocupando el lugar 34 de 43 países, señalando que esta crisis e inestabilidad que se viven en el país se debe, en parte, a la falta de oportunidades en salud, educación y sistema de justicia.[2]

Lo anterior, puede complicarse aún más para el 2020 teniendo un Presupuesto de Egresos con disminuciones considerables en diversos rubros, por ejemplo, en el campo que tuvo una reducción de 42.5%, es decir, de 77 mil 232 millones de pesos que le asignaron en 2019, ahora para 2020 solo tendrá 47 mil 577 millones, lo cual aleja a México de la competitividad en un área estratégica para la economía como lo es el sector primario.

Ante este difícil panorama las calificadoras de riego como Standard & Poor's alertan que el bajo crecimiento económico de México podría ampliarse al año 2022, creando incertidumbre en las inversiones y en la economía de las y los mexicanos.

Desempleo

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI de 2012, indicó que en tercer trimestre la tasa de desocupación fue de 2.4 millones de personas, es decir el 5.2%; en 2018 en el mismo trimestre señaló que había 1.9 millones de personas, lo que equivale al 3.3%; y en 2019 en el primer año de gobierno de la 4T se incrementó a 2.1 millones de personas sin empleo, siendo el 3.6%.

Datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro señalaron que hasta septiembre de 2019 alrededor de 1 millón 457mil personas solicitaron el retiro parcial por desempleo de su Afore, es decir, 13.7% más, respecto al mismo periodo de 2018.

Este panorama impide el desarrollo, productividad, competitividad y el bienestar social de México, sumándose a esto se encuentran los más de 14 millones de empleados subordinados y remunerados, es decir 3.2% que no tendrán acceso a su aguinaldo, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2019.

Lo anterior, según datos del CONEVAL impactó en el ingreso laboral real que disminuyó 0.2% entre el segundo y tercer trimestre de 2019, aumentando la pobreza laboral de 38.1% a 38.5% en este periodo.

La misma dependencia señaló que en el tercer trimestre de 2019, la tasa anual de las líneas de pobreza extrema por ingresos aumentó 3.5% en zonas urbanas y 3.9% en zonas rurales. Esto provocó que el crecimiento de la línea de pobreza extrema urbana y rural sea superior a la inflación anual de 3.3%.

Consideraciones

Es una realidad que las y los mexicanos tenemos incertidumbre, miedo y enojo por la inseguridad y violencia incesante que impera en nuestro país, esto es preocupante porque impide el crecimiento económico, el bienestar social y una gobernabilidad eficiente que son las propuestas principales del gobierno de la 4T.      

La 4T ha impulsado una economía moral, austera y republicana, donde el desempleo se ha incrementado y el crecimiento económico es de 0%, esto muestra debilidad en el mercado interno e internacional, incertidumbre en los inversionistas y sobre todo indica falta de congruencia y articulación del discurso al hecho.

Por estos motivos, 2019 será el año que derrotó a la 4T, una derrota dolorosa para todo México, que le resta credibilidad al modelo de seguridad, económico y de bienestar social; un modelo centralista y sin contrapesos que asusta, y no garantiza gobernabilidad, inversiones y competitividad.     

Autor:

Fecha: 
Lunes, 16 de Diciembre 2019 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 16 de Diciembre 2019 - 11:15
Fecha C: 
Martes, 17 de Diciembre 2019 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Viene, Viene! Mi Primer Informe. ¡De la desvergüenza al desgobierno!

Mexicanas y Mexicanos, sabed:

Hoy ¡amanecí con ganas!, de echarme una mañanera. Así qué:

"Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la unión; y si así no lo hiciere que la nación me lo demande".

¡Ya nos desgobernaron… no nos volverán a desgobernar!

¡Ya me vi compadre! Si a “Ya saben quién” le robaron la presidencia; ahora me toca a mí.

¡A ver… que levanten la mano! ¿Quieren que este Viene-Viene sea su presidente…? ¿Quieren monólogo..?

¿Que si… que no…? ¡Cómo %&/…ingáos no! Si aquí todo mundo hace lo que se le hincha su guinchada gana. ¿Y yo porqué no?

¡Habiéndose consultado a la Asamblea…! En votación según yo vea,  paso a hacer lo que yo quiera:

¡Patrioteros, absteneros!

Pueblo Bueno: Pásenle a lo barrido a “ler” mi mensaje de toma de posesión y Primer  -bueno, menos- Cuarto Informe de “Resultados”. ¡Qué cien días, ni qué madres! Es más, menos ‘orita mismo arranco:

Con todo respeto, este Viene-Viene va a darle un trapazo a la historia. Vamos a hacernos una “limpia” de traiciones, usurpaciones, dedazos, confabulaciones, imposiciones. Lo que han venido haciendo “los tapados”, sus camarillas y sucesores desde ¡hace décadas, siglos! Mínimo del XIX al XXI. Una vez “destapados” y ¡encuerados!, veremos hasta dónde han llegado. Mis antecesores - incluido “Ya saben quién”- no han hecho más que “dejar hacer” y “dejar pasar”. Obvio, de paso embarrándose y beneficiándose hasta la náusea. Ya sea en lo económico, ya sea en lo político. Pero siempre con tufo a “poder”. ¡El poder huele!  ¡Poderte, huele! Y ¡Olerte, puede!

No nos hagamos tarugos. Todo es viejo bajo el sol.

Nuestra historia está repleta de “dejadeces”, entregas y colusiones. Desde “La toma de Tenochtitlan”; pasando por la entrega del norte; hasta “La Toma de Culiacán” todo ha sido entregarnos en manos de los cárteles; esos sí, verdaderos corporativos internacionales. Estados incrustados y operando dentro de Estados constituidos. Intra e Inter-redes.  La patraña de que los cárteles son de Sinaloa, Guadalajara, del Golfo, etc., es una cobija muy meada. Las redes, las cuerdas del poder las tienen los grandes titiriteros. Las marionetitas, los charales locales, no son más que eso.

Desde las cavernas, la tendencia “humanita” ha sido hacerse de un territorio y demarcarlo; echarle el ojo al territorio del vecino -con la vecina incluida- y esperar que el de junto se descuide para darle madruguete.

En el “viejo oeste” norteamericano imperaba La Ley del Revólver; los bandoleros se apoderaban del pueblo, saqueaban el banco y se robaban a las muchachas; por la cobardía o con la complicidad del “cherife” del pueblo.  La autoridad local incapaz, negligente de hacer cumplir la ley, era el “detonante” -no el único factor- del desmadre por venir. Una vez “incendiado” un pueblo seguía el incendio de toda la pradera; y de ahí la proliferación del crimen hasta dimensiones y geografías insospechadas. Se hizo inminente el surgimiento de “auto-defensas” entre los propios pobladores; incluidas mujeres solas o viudas. La naturaleza no admite vacíos; y el vacío de autoridad deja el espacio para que alguien se haga con el control y el poder.

Al mitigarse -sin desaparecer- los regímenes postrevolucionarios encabezados por militares, la estafeta del poder pasó a un partido único (PNR-PRM-PRI); aglutinador de las principales centrales obreras, campesinas y burocráticas. Las “afiliaciones corporativas” (A fuerza de blanquillos) fueron migrando hacia “afiliaciones de conveniencia” por colusión, corrupción, presión, etc. Con la inercia de la voracidad humana se fueron tejiendo los compadrazgos, maridajes y enganchamientos entre el poder político, opositores simulados y el poder económico. Llegar al poder o estar cerca del poder se convirtió en el mayor modelo aspiracional.  No tardarían los caciques municipales y los señores feudales estatales y federales en pasar de las “invitaciones ideológicas” a las exacciones forzadas. Del “derecho de compartir hueso” a la exigencia de beneficios “en reversa” para el “benefactor”. ¡De reversa, papi, de reversa! ¿Quioras son Filemón? ¡Las que diga mi patrón! Así me gusta cabrón… no olvides que “EL ESTADO SOY YO”.

Si munícipes, gobernadores o funcionarios se habían dedicado por décadas a hincharse a partir del “cobro por derecho de audiencia” y otorgamiento de canonjías -en metálico, especie, concesión o favor- ¿Por qué no habrían de hacer lo mismo otros “X”; seguramente con menor preparación, pero con más huevos?   

Hoy los grupos criminales ¡cobradores de piso!, expiden “licencias para vivir”. Su influencia está incrustada en todos los niveles y en todas las instancias: municipales, estatales y federales; y en los ámbitos de lo legislativo, ejecutivo y judicial. 

Pero ¡No seamos extremistas! ¡No han sido “todos”!  ¡Menos! Han sido ¡más que  TODOS! Más sus allegados, parientes, amigotes, compinches, entenados, cercanos, “concubines” (Neotérmino aportado por S.S.S. el Viene-Viene) pares, subordinados, jefes; nosotros mismos, el pueblo bueno, el malo, el pueblo ojete y ¡hasta donde alcance la vista e imaginación!  

Pero para dejarme de periplos políticos y deslindarme de mi antecesor, “Ya saben quién” he ¡emitido dos decretos!:

Uno en “Política interior” a base de ¡“agua…ntarse” y “ajo…derse”!

¿Abrazos, no balazos…? ¡Ni madre! Ni lo uno, ni lo otro. Sino todo lo contrario: “Estrategia, desarticulación y extinción”. ¿Cómo, cuándo y por dónde?

A partir de dos sencillas premisas contra “los malosos”: 1ª. Cortarles ‘lagua financiera y 2ª que el gobierno deje de ser “la mula” institucional. Con la aplicación de los tres movimientos de la Ley FAB: “Remoje, exprima y tienda”.

Qué combate a las drogas ni qué madres. Se acabó lo que había. Sin recursos, ¡no hay con qué! Sin “producto”, no hay pa’qué. No hay “disponibilidad”, ¡no hay demanda! Secar el mercado. ¡No hay manzana, no hay discordia! Basta de la “auto-estimulación” por propia mano del quesque “control” y/o “regulación” de las drogas.

Se acabó el mercado. Como en Malasia y otras naciones. Previa advertencia ¡no hay engaño! Quien sea encontrado o vinculado, pasará a que se le respeten sus derechos humanos de por vida y para siempre dentro de la cadena de reclusorios más exclusiva de “Calidad Mundial”. Reclusorios que no los tengan ni en Asia. Obvio, administrados por corporativos “extranjeros” ¡para evitar tentaciones! Adiós a las cárceles infestadas, manoseadas, exprimidas y abandonadas por el gobierno.   

Yo sí que haré cumplir “La Juarista”: Al enemigo: ¡Justicia! Para el amigo: “Justicia y Gracia” Es decir, ¡doble y copeteada!

¡Justicia, justicia y más justicia! Con “todo respeto”; apego al “cumplimiento de la Ley” y observancia del “debido proceso”. Si en el proceso, algo llegase a fallar y las molestias persisten ¡consulte a su amparero!

Quedará claro y tajantemente prohibido para todo aquel que cobre en el gobierno, referirse, aludir, nombrar o mencionar al “ESTADO MEXICANO”; así como realizar cualquier tipo de campaña o mensaje sobre el trabajo y obligaciones del gobierno.

Por cierto y aprovechando el reciente trending de la explotación de la imagen de Felipe Ángeles: “A la Patria se le sirve; no se le cobra” en mi gobierno ningún ganso va a sacar el pescuezo para pararse el cuello.

Quedarán proscritos los mensajes del tipo: “…este mensaje es “público”; ajeno a cualquier partido político…” etc. Así también se aplicará la máxima pena para los casos de “pedofilia laboral” y “violencia de género” ¡utilizando! a “menores de edad” y mujeres para campañas chantajistas que pretenden ser incluyentes y “conmovedoras”. ¡Snif, snif!

Y haciendo un exhorto -con todo respeto- al Poder Legislativo, para que en su nombre y representación la “Legislatura de la equidad de género” deje de embarrarla refiriéndose una y otra vez ad nauseam a “las” y “los” ¡diputados! ¿Por fin… en dónde recae la aplicabilidad del género…en “las”, en “los” o en “diputados”…? ¿Por qué no nombrar una “Comisión” dedicada a sancionar a las, los y les imbéciles?

Dos: en “Política Exterior”

¡Planeta hermano… mira mi mano…!

¡Welcome Místeres Presidents! ¡Mi casa es su casa! Pero ¡Aquí manda el pueblo y hasta yo obedezco! Yo sólo soy el encargado de limpiar el changarro y ponerlo en orden. Se acabó la cobardía de seguir echándole la culpa a los de ayer, los de a alado, a los malosos, a los pobrecitos y a “los también son pueblo…” ¡Ora raza..! Aquí el máximo responsable de limpiar el “cagadero” ¡Soy Yo! ¡Fuchi!, pero ni modo. Hay que entrarle.  Las escaleras se barren de arriba pa’bajo y la caspa se sacude desde la cabeza hacia los hombros y hasta los pies. Seré el primero en peinarme. 

¿Colaboración, ayuda, intervención…? ¡Ni madre! Yo sí voy a ¡Hacer Gobierno! ¡Atrás de la raya que estoy trabajando!

Se acabó la patraña de querer confundir entre lo que “ES”, “EL ESTADO MEXICANO” (Poneros de pie) y lo que es “el gobierno”; designado y obligado -por la voluntad popular- a “cumplir y hacer cumplir” las leyes y a “administrar” lo que competa y sólo lo que permitan las propias leyes.

¡Las, los y les vivales, atended!: con fundamento en el Primero de “La Primera”, que a la letra dice: “…todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte…” ¡Bolas!

Lo anterior por aquello de las pifias, mentiras y falacias que se han construido durante décadas de “trepadismo” sobre principios de “soberanía nacional”; “auto-determinación” y “autonomías”.

Hemos sido muy “nalga pronta” para firmar ¡tratados internacionales! -sobre todo en materia de seguridad- “Si no podemos, que nos renuncien” o mínimo, ¡vengan a echarnos la mano!

Yo no contrataré a un Marchelo(a) “El Duende que lo vestirá esta noche” para hacernos creer que todo se arregla con tres rollos mareadores. Se acabaron los complejos tropicales (Síndrome Moctezuma-Malintzin) de dejarnos apantallar por alguien quesque “parla otras lenguas y hablares”. No porque alguien se haga a un lado y me deje pasar, le voy a dejar mi bote, mi franela y ¡hasta las llaves! El responsable de “defender” los espacios, soy yo. Y si así no lo hiciere…   

Baste como muestra más de medio siglo de no querer “defender” la territorialidad de la autonomía universitaria en el auditorio Justo Sierra; al tiempo que se rasgan las pantimedias como defensores de nuestras fronteras. Estos han pasado a creer que la imbecilidad popular sigue al servicio del gobierno. 

El complejo de “cultura invadida” e “identidad violada” -desde la chingada y la Malinche- pasando por las organizaciones dedicadas quesque a defender a los pueblos “originarios” (Sorry, whatever that means);   hasta las anarcas embozadas dedicadas a destruir edificios y monumentos- sólo ha servido para que trepadoras y trepadores se hayan dedicado a crear sistemas de explotación a sus supuestos defendidos; y de extorsión a quien se deje. En plena colusión con burócratas de todos los niveles.

Llegó el momento de cambiar el “cassette” del discursito de jaladas. La intención de seguir proyectando a México con la visión setentera y pacheca del “Amor y Paz”. De seguir ¡haciendo como que se hace! Volteando para el otro lado “dejando hacer”; mientras víctimas “muertos en vida” y “muertos en muerte” siguen deambulando por todo el país. Llegó la hora de que “nos pongamos” a ¡hacer gobierno!

Y si así no lo hiciéremos… ¡lo que diga mi dedito!

 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 02 de Diciembre 2019 - 09:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 02 de Diciembre 2019 - 11:25
Fecha C: 
Martes, 03 de Diciembre 2019 - 00:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Cuál es la meta del Pejegobierno?

Nuestro país vive un síndrome bastante frecuente en nuestra sociedad. El de la jovencita perdidamente enamorada que se convierte en la esposa maltratada.

Se trata de la niña inexperta que se pierde en las bellas palabras y promesas del galán que le baja las estrellas y la llena de promesas comportándose como el hombre ideal: atento, responsable, respetuoso, pleno de cualidades, con quien tendrá la vida que ha soñado y que solo le presenta un futuro totalmente halagador, que no para de mentir para demostrarle durante el noviazgo la veracidad de sus promesas y la rectitud de sus intenciones, dejando embelesada a la niña que nada más tiene ojos y oídos para él y que desoye a quien se atreve a sacarla de su ensimismamiento.

Terminada la luna de miel, y en muchas ocasiones durante la misma, el monstruo adormecido despierta y clava garras y colmillos en su frágil presa previamente anestesiada e incapaz de reaccionar, víctima del previo condicionamiento, sus esperanzas basadas en “por el amor que me tiene va a cambiar, a superar sus problemas”; “mi cariño suplirá el que careció en su infancia”; “lo apoyaré para sacar a flote sus grandes cualidades”; “lo que le falta es reconocimiento y yo se lo daré”. Para terminar con el “mi marido ya no me quiere, tiene más de una semana que no me pega”.

Así nos pasa con el gobierno actual que experimentó con diversos lemas, hasta que encontró en la promoción de la honestidad la llave para ser aceptado por una mayoría que veía en la recuperación de los valores la auténtica y profunda solución a los problemas.

El líder de este movimiento creó la imagen del ser honesto, basado en publicidad de excelente manejo ya que hábilmente oculta el origen de la fortuna que a partir de un modesto puesto burocrático le permite adquirir desde un departamento a su regreso de provincia hasta financiar su carrera política con los gastos que implican plantones y marchas de protesta, bloqueo del Paseo de la Reforma,  sesiones “informativas” con miles de acarreados, algunos voluntarios y muchos obligados con diferentes condiciones, como incluirlos en las listas de programas sociales con asignaciones de departamentos en unidades nuevas o mantener los privilegios de puestos en mercados públicos o a media calle, permanecer como paracaidistas en terrenos baldíos o casas abandonadas, continuar circulando como taxistas piratas, dejar de informar claramente el destino de los fondos etiquetados para la construcción de segundos pisos para vías de comunicación o construir accesos invadiendo terrenos que le hicieron merecedor del único desafuero de un jefe de gobierno en la historia y un buen rancho para su descanso al retiro. Estas acciones objetivamente distan mucho de corresponder a un gobernante eficiente y honesto como se publicita.

Es tan buen manipulador que aprovecha el legítimo desencanto de la población para posicionarse como la única alternativa de honestidad y buen gobierno.

Lo que no considera es que, en el imaginario colectivo, de la misma manera que la novia idealiza al pretendiente fantoche, la población idealiza al candidato llenándolo de cualidades de las que carece, consecuentemente en el promotor de la honestidad, sabiduría e inteligencia, voluntad y justicia, poder y bondad, forman parte del bagaje de falsas cualidades del candidato.

Cuando en la boda el macho encubierto jura ante el altar “amar hasta que la muerte los separe”, solo cumple con un ritual que le permitirá abusar en todos sentidos de la víctima inocente que le acompaña. Cuando el presidente electo jura “cumplir y hacer cumplir y hacer la Constitución y las leyes que de ella emanan” oculta las palabras que completan su verdadero sentimiento y que no tardará en poner en práctica que son “cuando esté de acuerdo a mis deseos, caso contrario, las modificaré a mi conveniencia”.

Durante la luna de miel gubernamental no tarda en retirarse la piel de oveja y mostrarse como el verdadero lobo que es para el pueblo de México, aun cuando exista una mayoría que esté dispuesta a continuar con los maltratos recibidos que considera prueba de su amor.

Su actuación evidencia que continúa siendo el resentido atacante de las “clases adineradas” a quienes culpa de todos los males; se solidariza y apoya a quienes bloquean vías de comunicación, es totalmente incapaz de utilizar la legítima fuerza del estado conferida por la Constitución confirmando la falsedad de su otrora lema de “Honestidad Valiente” demostrando que carece de ambas cualidades, cancela la construcción del aeropuerto de Texcoco alegando corrupción sin demostrar con  pruebas fehacientes apoyándose en amañadas y parciales encuestas, evidencia que la corrupción no se reduce a dinero, tampoco vemos encarcelado a algún huachicolero y pregona el triunfo de este aspecto como el de una operación limpia sin considerar el cúmulo de muertos causados por este crimen; se arroga facultades de las que carece al tratar de cancelar decisiones que requieren modificación de la Constitución para llevarlas a cabo; menosprecia a quienes hemos conseguido títulos universitarios argumentando que para dirigir una nación lo único que se requiere es sentido común, sin darse cuenta de que se cumple en él el refrán que dice: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Podría alargar la lista al triple, más lo que pretendo transmitir es la reflexión de que debemos prepararnos para el final de la luna de miel que inevitablemente se dará cuando el crecimiento del PIB se convierta en negativo y el enamoramiento se revierta, lo cual está difícil de ser pronto ya que los amlovers compiten en intensidad con los pedroninfantelovers, lo que ya es decir, y al señor se le acaben los culpables a quienes achacarles los males del país.

Es el momento de empezar a preocuparnos por un nuevo rumbo.

Esto es para los que sabemos quien es el culpable y que nos invitará a su rancho al final de su mandato.

Fecha: 
Jueves, 21 de Noviembre 2019 - 09:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 21 de Noviembre 2019 - 11:25
Fecha C: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 00:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El presidente de México y el cristianismo

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó el compromiso de su gobierno porque los grupos más necesitados tengan mejores condiciones de vida y trabajo, y dejó en claro que “eso es humano, es justicia social y es también cristianismo”.

“Me van a criticar, pero lo voy a decir: ¿por qué sacrificaron a Jesucristo? ¿Por qué lo espiaban? Por defender a los humildes, por defender a los pobres. Esa es la historia real. Entonces, que nadie se alarme cuando se mencione la palabra cristianismo. Cristianismo es humanismo”, expresó el presidente de México en una de sus giras que acostumbra cada semana. Ahora les tocó a los pueblos indígenas: Mayo, Guarijío y Yaqui, en Sonora hace una o dos semanas.

“Ayer me preguntaba una periodista ¿cuál es su religión? A lo que Andrés Manuel respondió: ‘Soy seguidor de Jesucristo porque defendía a los pobres y estaba en contra de los oprimidos’, y en esa religión tenemos prohibido permitir la corrupción, y en esa religión me prohíben los lujos y la fantochería'”, mencionó.

Lo anterior me confirma lo que he dicho desde que me dedico a observar a este individuo tan particular. Hace mucho tiempo lo conocí ―era presidente del PRD― y a lo largo de la comida, me dio la impresión de ser un hombre muy soñador e ideático. Yo sólo acompañaba al periodista que hace posible este espacio y, le llevé un libro que escribí acerca del malogrado Hipódromo de las Américas pensando en que ―como ambos éramos oposición, en contra del sistema tan corrupto― el tema le podría interesar. Ni al gobierno de la 4T ni al propio Andrés Manuel, les interesa el tema.

Por supuesto que escuchar al presidente referirse a “ser cristiano” y “ser humanista” rompe con todo los cánones y tradiciones de la política mexicana, sobre todo de un “Juarista” ―como el presidente se autodefine― revolviendo y mezclando públicamente sus creencias y conceptos de quién era Cristo Jesús ―como se refirió a él en su diálogo― con las funciones propias de un jefe de Estado… ¿laico?

Benito Juárez también era católico, creyente y auténtico masón ―no masoncito como hay muchos―, pero odiaba a la iglesia católica. Quién tenga interés en este tema puede consultar esta liga que explica cómo se estableció la República laica.

Por supuesto, el presidente sabe ―es un maestro― cómo atraer y conservar la atención de los opinadores de este país, lo cual es digno de admirar.

Pudiera ser interesante saber cómo pensaba el fundador de la enseñanza que se conoce como el “Cuarto Camino”: George I. Gurdjieff con respecto a cómo llegar a ser un cristiano, con lo cual me atrevo a pensar ―con todo respeto― que usted lector, el presidente y yo, estamos muy lejos de serlo.

Ante todo, es necesario comprender que un “cristiano” no es un hombre que se dice “cristiano”, o que otros llaman “cristiano”. Un “cristiano” es un hombre que vive de acuerdo a los preceptos de Cristo. Tal cual somos no podemos ser cristianos. Para ser cristianos debemos ser capaces de «hacer». No podemos «hacer»; con nosotros todo «sucede». Cristo dice: «Amad a vuestros enemigos» pero, ¿cómo amar a nuestros enemigos si ni siquiera podemos amar a nuestros amigos?... Algunas veces «se ama», y algunas veces «no se ama». Tal como somos ni siquiera podemos aun realmente desear ser cristianos porque, nuevamente, algunas veces «se desea» y otras veces «no se desea». Un hombre no puede desear por mucho tiempo esta sola y misma cosa, porque de repente, en vez de desear ser cristiano, se acuerda de una alfombra muy hermosa, pero muy cara, que vio en una tienda. Y en vez de desear ser cristiano comienza a pensar en cómo comprar esa alfombra, olvidándose de todo lo que concierne al cristianismo. O si algún otro no cree que él sea un cristiano maravilloso, estará dispuesto a comérselo vivo o a asarlo en una hoguera. Para ser cristiano hay que «ser». Ser significa: ser el amo de sí mismo. Si un hombre no es su propio amo, no tiene nada y no puede tener nada. Y no puede ser un cristiano. Es simplemente una máquina, un autómata. Una máquina no puede ser un cristiano. Piénsenlo ustedes mismos: ¿es posible para un automóvil, una máquina de escribir o un gramófono ser cristianos? Estas son simplemente cosas sometidas a la ley del accidente. No son “responsables”. Son máquinas. Ser cristiano significa “ser responsable”. La responsabilidad llega más tarde, si un hombre, aunque parcialmente, deja de ser máquina y comienza de hecho, y no sólo de palabra, a desear ser cristiano.

¿Qué piensa mi estimado lector, don Andrés Manuel es un buen cristiano?

Dice el maestro que ser cristiano significa “ser responsable…”.

Fecha: 
Jueves, 31 de Octubre 2019 - 10:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 31 de Octubre 2019 - 12:40
Fecha C: 
Viernes, 01 de Noviembre 2019 - 01:40
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un día en la vida de la #4T en Guerrero: el agotamiento de la estrategia de seguridad y el encuentro de Félix Salgado con Figueroa

Encuentros cercanos en medio de la lluvia de críticas

Dos viejos conocidos se reencontraron en el 170 aniversario de la erección del Estado de Guerrero: el senador Félix Salgado Macedonio, otrora llamado “Toro Sin Trancas”, y el ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, apodado "El Chómpiras" e hijo del “Tigre de Huitzuco”.

Se sentaron juntos en el presidium. Codo a codo, escuchando y comentando, teniendo como testigo incómodo al alcalde Chilpancingo. 

"Un fantasma recorre al territorio Nacional…” parafraseó a Carlos Marx, el analista político, Ernesto Ortiz Diego y paró momentáneamente la plática del senador presidente de la Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara Alta.

"A pesar que los voceros del Gobierno Federal se esfuercen en presentar datos y generar percepción de que todo mundo en México está feliz, feliz, la realidad es otra", puntualizó Ernesto Ortiz.

Con el rostro cansado y arqueando las cejas de sorpresa, el senador calentano escuchaba a su paisano el sociólogo Ortíz Diego, oriundo de Coyuca de Benítez, Guerrero, soltar una tras otra crítica a la política de seguridad.

"La violencia en México no ha menguado, la percepción de la inseguridad se mantiene sin variación y la incidencia delictiva ha aumentado, en tanto que la Guardia Nacional no termina de establecerse y las corporaciones policiacas yacen en el abandono presupuestario, mientras que la milicia se mantiene desplegada por todo el territorio nacional con las desventajas y costos que eso conlleva", remató.

Lo anterior ocurrió el pasado domingo, lluvioso, en Chilpancingo, donde el Estado entregó galardones al Mérito Civil a propósito del 170 aniversario de la erección del estado de Guerrero y uno de ellos fue el analista político Ernesto Ortiz Diego quien llamó la atención de casi mil asistentes, así como de autoridades civiles y militares como el mismo Comandante de la Novena Región Militar Juan Manuel Rico Gámez, así como representantes de la Guardia Nacional, el gobernador Héctor Astudillo Flores y el ex mandatario Rubén Figueroa Alcocer, a quien Salgado Macedonio le ha llamado "el perro chato" y le clausuró el acceso principal a Palacio de Gobierno en Chilpancingo en 1993.

"Por desgracia, los episodios de violencia estatal, criminal sucedidos en Aguililla (Michoacán), Tepochica (Iguala, Guerrero) y Culiacán (Sinaloa), son apenas la continuación de otros casos similares y prueba fehaciente de que en cualquier lugar y momento la paz y el orden legal puede quebrarse", subrayó el galardonado guerrerense y articulista de periódicos como El Universal. 

En su mensaje el analista político Ernesto Ortiz señaló que de lo sucedido en Culiacán ¿será un punto de inflexión para el gobierno de la Cuarta Transformación? No, respondió, y puntualizó que, "a juzgar por el discurso presidencial, la insistencia en combatir el crimen de nuestro país con políticas de corte asistencial, aunado a la descalificaciones a todo aquello que parezca crítica, anticipa que Palacio Nacional no acusa recibo de los golpes de la realidad".

Lo más preocupante, dijo Ortiz Diego, además de mantenerse en la ruta política de dejar hacer, dejar pasar, como decían aquellos economistas, subrayó, "es que la voluntad presidencial no quiera atender las fisuras abiertas con los recientes sucesos, tanto al interior de su equipo de Gobierno como una ciudadanía harta de inseguridad y violencia. 

*El reto es persistente y es muy pronto para considerar fracasada la estrategia en materia de seguridad del nuevo Gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, pero suficiente para encender las alarmas y advertir signos de agotamiento", concluyó Ortiz Diego.

 

Salgado Macedonio y Figueroa, ¿aliados?

Lo interesante también fue observar al senador Félix Salgado con, Rubén Figueroa Alcocer.

Félix Salgado Macedonio, senador revivido por AMLO y MORENA, luego de un desastroso paso como Alcalde de Acapulco, en todos los sentidos. El otro, el ex mandatario estatal Rubén Figueroa Alcocer, cacique, nieto e hijo de gobernadores, quien fuera echado en 1995 por el caso Aguas Blancas, pero no por ello dejó de mandar en Guerrero.

En las elecciones estatales de 2015, “El Chómpiras”, al no lograr imponer en el PRI a su hijo como alcalde de Acapulco, se acercó al PRD apoyando al denostado alcalde Evodio Velázquez y a las tribus de este partido. Pero ese amor fue corto, porque ya en desgracia el perredismo en todo el país, los Figueroa avientan sus lazos a su “enemigo histórico”, el otrora "diputado costales" o "toro sin trancas", quien gracias a AMLO aparece en las encuestas como puntero para ser candidato a gobernador.

Como se dijo más arriba, en las elecciones de 1993, fueron adversarios y Félix Salgado acusó a Figueroa Alcocer de "espurio", lo desconoció llamando al perredismo y sus aliados a movilizarse, incluso el entonces alcalde de Teloloapan (Pedro Pablo Urióstegui) fue más radical: no sólo desconoció al gobernador sino que le declaró la guerra con una "grupo revolucionario" integrado por los policías municipales. Entonces, Salgado Macedonio se espantó y se echó para atrás: "A Pedro Pablo NI LO CONOZCO, ESTÁ LOCO", y lo dejó morir sólo. Pero el gobernador Figueroa Alcocer, tan astuto y temerario como su padre el "Tigre de Huitzuco", fue por Uriótegui y ordenó su detención, lo encarceló y luego lo perdonó y hasta lo hizo su compadre.

Hoy, "El Chómpiras" le da la bendición a Félix Salgado Macedonio, en una coyuntura donde muchos miran a Huitzuco, donde su familia ha mandado por décadas, para encontrar qué pasó con los 43 de Ayotzinapa. Y, en este contexto, pues, si el otrora “diputado costales” hace pactos con el diablo para llegar a la gubernatura, no queremos imaginarnos por dónde andan los Sandoval Ballesteros y la otra senadora Nestora Salgado.

 

alexiabarriossendero@gmail.com  

Fecha: 
Martes, 29 de Octubre 2019 - 10:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 29 de Octubre 2019 - 12:35
Fecha C: 
Miércoles, 30 de Octubre 2019 - 01:35