Se encuentra usted aquí

género

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Salones de belleza

“Me dijeron que los colores de la vida dibujarían en mi rostro una sonrisa, me contaron que siendo femenina y dócil, los colores que me regalaría el cielo serían tan brillantes como el sol. Los colores del arcoíris me hacen sonreír de día y de noche cuando mi maquillaje desaparece; los colores en mi piel me hacen llorar, los rojos un día, los morados otro y los negros muchos más. Me dijeron desde niña que viera solo lo bello, no me enseñaron a correr cuando el peligro se aproximara a mi rostro. Esos colores que un día fueron hermosos se convierten en mi maquillaje permanente, en silencio y entre lágrimas me pregunto si así he aprendido a amar más. Me gritaron: “tonta para que te dejas” o “pégale tú también”, a mis espaldas dijeron: “pobrecita, su marido le pega”. No supe cómo pedir ayuda porque mi vergüenza era más grande que mi dignidad, mi desesperación llegó a límites que aún no logro comprender y ahora pago con cárcel por haber encontrado la única forma de salvarme: matando a mi esposo”.

Lo anterior es parte de una confesión a manera de ejercicio en las clases de literatura y redacción en la penitenciaría. Demasiado tarde –pensé cuando lo leí- y también me pregunto si ella habría tenido la oportunidad de hablar con alguien, si alguna vez le habría contado a su empleada doméstica, a la señora de la esquina, o a  cualquier persona, porque a veces cualquier persona es más eficiente que una amiga o un familiar. Sucede que los casos de agresión y violencia familiar se convierten tanto en parte de la rutina que pocas veces se detecta como peligroso y cuando lo hablan, normalmente eligen personas muy lejanas al entorno.

En el estado de Illionis, la Organización Horizonte Seguro (Safe Horizon) dirigida por Ariel Zwang, ha propuesto a los legisladores que se aplique una ley que obligue a todas las personas que trabajan en salones de belleza a tomar una capacitación para saber detectar casos de violencia doméstica y abusos en las mujeres que acuden a sus establecimientos. Comenta Ariel Zwang que el salón de belleza es uno de los lugares en donde las mujeres platican de sus problemas personales y que muchas veces llegan incluso, mostrando moretones y lesiones físicas.

De ser aprobada la ley, la capacitación a los empleados de las estéticas será impartida por profesionales en la materia. La idea es canalizar a las mujeres con estas problemáticas a las personas correspondientes, no se trata que el personal les de terapia, se trata de escucharlas y darles información del lugar en donde pueden recibir ayuda. Los empleados de los salones de belleza deberán tomar la capacitación cada dos años al momento de renovar sus licencias de trabajo.

La medida que toma Horizonte Seguro (Safe Horizon) para apoyar de ésta forma, se da porque muchas de las mujeres que sufrieron, tanto de agresiones como encarcelamiento por haber tomado la justicia en sus manos, habían platicado antes con sus estilistas o manicuristas, mismos que en algunas ocasiones sirvieron de testigos en los juicios legales de sus clientas.

Desafortunadamente ésta medida no podría aplicarse en nuestro país, primero porque la regulación de los establecimientos de belleza no es precisa y después, porque quienes prestan el servicio de estilistas cuentan, algunos con diplomas o certificados que no tienen que renovar cada cierto tiempo. Entonces, si es no como ley, sí como institución u organismo encargado de proteger a las mujeres violentadas, estos pueden impartir capacitaciones y hacer labor de prevención e información en salones de belleza y comercios de ese rubro que tienen que ver, en su mayoría con mujeres, es decir, ampliar sus programas y dirigirlos a otro lugar que no sean parques y kermeses que solo absorben presupuestos.

Cuántas veces nos encontramos platicando asuntos personales con gente que no conocemos suficiente porque las opciones para desahogar las penas se terminan de pronto, y los amigos o la familia juzgan antes de ver la gravedad del problema.  Muchas mujeres acuden a instituciones u organizaciones para escuchar ideas, más no para hacer su denuncia; existe todavía  “la amiga de una amiga”  y cuando lo tienen que escribir desde un salón de clase en la cárcel, es cuando se dan cuenta que nunca debieron ser “la amiga de mi amiga” debió haber sido el “Yo” y el “a mí”.

Habrá que anotar que existen muchos hombres violentados y agredidos de manera sistemática, ellos no hablan porque son manipulados de la misma forma que lo hace un hombre con una mujer, creo que ellos no le cuentan ni a su peluquero. Los casos de violencia no se limitan al género femenino, los hombres que lo padecen sufren aún más porque ellos se quedan callados, por naturaleza la vergüenza masculina es más profunda que la femenina. Dicen que los hombres mueren de infartos por aguantarse todo dañando su corazón y las mujeres de cáncer porque se “tragan” todo y envenenan sus vísceras.

No es suficiente un día al año para recordar que existe la violencia doméstica, es necesario tenerlo presente siempre porque pasa todos los días. Se trata de respetar cuando alguien habla su problema de violencia, se trata de entender que no es fácil confesarlo, se trata sobre todo de no juzgar cuando finalmente alguien se ha atrevido a hablar. 

Autor:

Fecha: 
Viernes, 06 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La postergación de la elevación de tasas de interés en EEUU. Alerta de género en el Estado de México. La eterna pobreza de Chiapas

Me acompañan Kenia López Rabadán y Luis Miguel González y comentamos: la postergación de la elevación de las tasas de interés en EEUU; la alerta de género en el Estado de México; la eterna pobreza de Chiapas. Tere Vele critica que hayan cesado al Piojo Herrera. Adriana Páramo explica como puede uno protegerte de quienes critican por criticar. El senador Roberto Albores Gleason (PRI-CHS) comenta los resultados de las recientes elecciones locales en Chiapas.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Julio 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Gasto público e igualdad de género: un camino largo por recorrer

Durante la última década, varios instrumentos legales han sido creados para empoderar a la mujer y lograr la equidad de género. En el plano electoral, en 2014 se publicó la nueva Ley Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales,[1] la cual intenta garantizar la igualdad de oportunidades y la paridad entre hombres y mujeres para tener acceso a cargos de elección popular.

No obstante, al día de hoy ninguna de las 32 entidades federativas está gobernada por una mujer. Claudia Pavlovich romperá este próximo septiembre con esta cifra tan desalentadora. Del total de los candidatos a las nueve gubernaturas, sólo el 21% fueron mujeres. Sin embargo, ya tenemos a nuestra primera candidata a la presidencia en 2018 con el destape el fin de semana de Margarita Zavala. Cabe señalar que a nivel subnacional estas cifras se recrudecen.

Una brecha presente[2]

Los datos oficiales nos dan una idea de las dificultades que todavía enfrentan varias mujeres mexicanas, sólo por su condición de género:

  • A pesar de representar 40% de la fuerza laboral, las mujeres de las áreas urbanas ganan en promedio 8% menos que su contraparte masculina por trabajos similares.[3]
  • 24% de los hogares encabezados por mujeres tienen carencias alimentarias, frente a un 20% de los encabezados por hombres.
  • Las mujeres destinan alrededor de 50 horas semanales al trabajo no remunerado en el hogar, lo cual triplica el tiempo que destinan los hombres.[4]
  • En nivel de primaria y secundaria, el porcentaje de matriculación es mayor para las mujeres que para los hombres. Sin embargo, esta situación se revierte en el nivel de educación superior, al que llegan sólo el 27% de las mujeres.

¿Acabar con la desigualdad por decreto?[5]

La disparidad en el nivel de vida y el acceso a oportunidades de hombres y mujeres hace necesario que el gobierno implemente medidas que garanticen mayor equidad. En este sentido, el gobierno federal actual cuenta con el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación contra las Mujeres (Proigualdad) y el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (PIPASEVM) para atender las necesidades de este sector de la población.

Asimismo, México ha suscrito diversos tratados internacionales sobre el tema, como la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (Belém do Pará) y se han establecido una serie de leyes que velan por los derechos de las mujeres. Las principales son:

captura_de_pantalla_2015-06-16_13.21.55.png

Adicionalmente, la perspectiva de género es uno de los tres ejes transversales del actual Plan Nacional de Desarrollo. Sin embargo, ¿estamos destinando suficientes recursos para garantizar la igualdad?

Gasto público con enfoque de género

La implementación de políticas públicas que incorporen la perspectiva de género requiere de recursos económicos etiquetados para este fin. En 2007, el PEF incorporó por primera vez la responsabilidad del gobierno federal y, específicamente, el Instituto Nacional de las Mujeres, de promover la igualdad de género.[7] Desde 2008, en cumplimiento con lo establecido en las leyes anteriormente mencionadas y en la Ley de Planeación, el PEF cuenta con un anexo que enlista las erogaciones a programas para fortalecer la igualdad de mujeres y hombres. Además, establece la responsabilidad de INMUJERES de revisar las reglas de operación de dichos programas.[8]

¿Cuánto se destina a impulsar la igualdad?

El monto destinado a promover la igualdad entre mujeres y hombres asciende a 24,308 mdp para 2015, lo cual equivale sólo al 0.52% del presupuesto total. 0.52% del presupuesto a un problema que afecta al 51% de la población mexicana. En comparación con otros grupos vulnerables, esto es muy poco: al desarrollo integral de los pueblos indígenas (7% de la población) se le destinan 82,184 mdp, mientras que al desarrollo de los jóvenes (27% de la población) se destinan 213,325 mdp.[9]

A pesar de ser poco, el gasto orientado a impulsar la igualdad de mujeres y hombres sí se ha incrementado sustancialmente desde que éste comenzó a contabilizarse.

captura_de_pantalla_2015-06-16_13.23.24.png

Este año, los programas que más reciben recursos de este anexo son los servicios de guardería y la atención a la salud reproductiva, ambos del IMSS y el Programa de Estancias Infantiles para madres trabajadoras.

Este último programa, que acumula el 16% del total de los recursos de este anexo, causa controversia al contabilizarse en este anexo, pues no está orientado a modificar el orden social de género y replica roles tradicionales que pueden ser discriminatorios (las mujeres son las encargadas de las estancias infantiles).[10]

Conclusiones

  • No es suficiente establecer planes y leyes para impulsar la equidad de género, pues su ejecución requiere de recursos económicos que garanticen la implementación de programas en distintos ámbitos. La amplitud del tema hace fundamental que la perspectiva de género forme parte del proceso de planeación presupuestaria en todos sus apartados.
  • Conocer los recursos destinados a promover la igualdad entre hombres y mujeres permite medir la eficiencia con la que se usan, evaluar su desempeño y establecer prioridades para una mejor planeación en los ejercicios futuros, además de promover una mayor transparencia.

_____________________________________________________________________

[1] http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGIPE_100914.pdf (Arts. 232-234, 364)

[2] http://mexico.cnn.com/nacional/2014/03/07/7-datos-sobre-la-desigualdad-e...

[3] http://cee.colmex.mx/documentos/documentos-de-trabajo/2013/dt20137.pdf pág. 20

[4] INEGI. Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo 2009.

[5] “Políticas públicas y presupuesto etiquetado para la igualdad entre mujeres y hombres en México”

[6] La Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres fue publicada en 2006 y contempla una serie de acciones y procesos para contrarrestar la discriminación basada en el género e impulsar el empoderamiento de la mujer.

[7] http://www.cepal.org/oig/noticias/noticias/7/50627/El_Gasto_Etiquetado_p...

[8] http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php%3Fcodigo%3D5374053%26fecha%3D03/1... Artículo 24 V.

[9] http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php%3Fcodigo%3D5374053%26fecha%3D03/1.... Anexos 10, 13 y 27, datos demográficos de INEGI 2010.

[10] http://www.equidad.org.mx/images/stories/documentos/analisis_pef_2011.pdf

Fecha: 
Martes, 16 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡El derecho a votar de las personas que cambian de género!

El derecho a sufragar es un derecho político concedido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para que los ciudadanos voten o sean votados en las elecciones populares.  

Para el próximo 7 de junio los residentes del Distrito Federal acudirán a la mesas de casilla de sus secciones y distritos respectivos, con el propósito de transmitir su voto por su candidato y/o partido político de preferencia. De tal suerte, la participación ciudadana en el Distrito Federal infiere en elegir 66 diputados a la Asamblea, 16 delegados a las Demarcaciones Políticas y 40 diputados a la Cámara de Diputados.  

Ahora bien, para que el ciudadano emita su voto, es indispensable disponer de la credencial para votar (credencial de elector), es decir el documento oficial que acredita la personalidad del portador de la misma.

En dicho documento, por lo general, se registran las siguientes características: “nombre y apellidos”, “domicilio”, “folio”, “año de registro”, “clave de elector”, “Estado”, “distrito”, “municipio”, “localidad”, “sección”, “firma”, “huella”, y “fotografía”. Por ende, los funcionarios de casilla, esto es el Presidente, Secretario, dos escrutadores y los tres suplentes, tienen la obligación de comprobar los datos de los electores a fin de concederles su boletas electorales.

Es posible, que no ocurra problema por parte de los funcionarios de casilla en comprobar los datos y corroborar que el elector es la misma persona que se observa en la fotografía de la credencial del elector. Sin embargo, al parecer, aún existe una circunstancia que podría ocasionar un problema para registrar a la persona que desea votar.

Tal escenario se presentaría con las personas que se encuentran realizando su cambio de género, como tal su derecho a la identidad de género. Al menos, así se nos dice que por parte de la presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, Jacqueline L’Hoist, al solicitarle a la autoridades electorales del DF, que los  funcionarios de casilla tomen en cuenta, para respetar la identidad de género, la firma y la huella digital, y no exclusivamente la fotografía que se exhibe en la credencial de elector. Por tanto, dice la presidenta del Consejo, que la solución es la instrucción mediante una circular que se instruya a los funcionarios de casilla a respetarles el derecho a su identidad (http://www.publimetro.com.mx/noticias/organizan-cumbre-de-transexuales-en-el-df/mocE!CottrKKOqNCXs/), como bien se menciona en el párrafo anterior.

En definitiva, estimado lector, al parecer en el tema de la dignidad humana, aún nos falta mucho por progresar como sociedad informada, sobre todas las cosas, para respetar los derechos humanos de las otras personas.

Así que, querido lector, en las próximas elecciones del 7 de junio en todo el país se nos dice por parte el Instituto Nacional Electoral (INE) que se colocaran 152 mil casillas; capacita a 1 millón 150,000 funcionarios de casilla y somos 83 millones de personas con credencial de elector. En consecuencia, cabe preguntar ¿El INE capacita a los funcionarios de casilla en el tema de este escrito?

Al tiempo, tiempo…

P.D. Sobre el tema de la identidad de género, vea mi escrito publicado en este espacio el 17 de noviembre del 2014: “El derecho a la identidad de género”.

Fecha: 
Martes, 31 de Marzo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El femidiotismo o la bandera de los y las mujeres

La última hazaña de los femidiotas en el DF y el Estado de México es decretar  que, conforme a los cánones correctos de equidad de “género”, las Mujeres (me pongo de pie, but of course) tienen derecho a escoger el apellido de sus hijos (o hijas, but of course) para definir si sus hijas o hijos deben portar en primer lugar el paterno o el materno.

Todo en loor (but of course) a la igualdad de “género”. No digo pero sí digo lo que en mis suuuuuuumamente obsoletas clases de idioma español aprendí: el sexo es de las personas —yo soy varón y mi esposa es mujer, porque los seres humanos se dividen en dos sexos—; y elgénero corresponde a las cosas: mi computadora, mi bacinica y mi pluma son de género femenino; mi coche, mi excusado y mi sillón pertenecen al género masculino.

Los que, como yo, somos profundos admiradores y amadores de las mujeres (sin que me quepa duda, la mejor, la más hermosa, la indudablemente superior parte de la humanidad), tenemos motivos para sentirnos ofendidos si, por hablar del “género” femenino (o como estúpidamente escriben, “Querid@s amig@s”), los correctos y correctas confunden a las humanas mujeres con materiales objetos. El sexo sólo parecería corresponder a lo que se hace con los órganos biológicos distintivos de varones y mujeres, que sólo circunstancialmente tienen que ver con la procreación de la especie. No importa atropellar la lengua española con tal de hacer avanzar las causas “feministas” y la perspectiva de “género”. Uf.

Hecho: llega el Día Internacional de la Mujer (respetemos las Correctamente Correctas y Patrióticas Mayúsculas.)

Pregunta políticamente correcta: ¿Qué hacer para avanzar (sic) con corrección política para la causa de las votantes (¡perdón!) de las mujeres?

Respuesta políticamente correcta: Hagamos que las Mujeres puedan (en loor a la equidad de género) escoger el apellido de sus hij@s.

Después de todo, son mujeres las que producen hijas e hijos ¿no? (Y reacciona indignado el coro machín: “A nosotros también nos costó trabajo reproducirnos.”) Pero entonces ¿por qué causa conservadora, neoliberal o capitalista deben los padres dar su apellido a l@s hij@s si son mujeres las depositarias de la Corrección Política Posmoderna de que disfrutamos y las que cargan a sus hijas e hijos en su muy femenina humanidad?

No: ¡no se vale! Digan lo que digan la historia, la genealogía, las costumbres de siglos, los costos, las complicaciones de decir “apellido paterno” y “apellido materno” en los formatos burocráticos, y las confusiones entre hermanos y hermanas que tengan apellidos inversos; digan lo que digan las voces de la sensatez, la economía y la tradición milenaria, hay que inventar una nueva causa para dar gusto al Feminismo Idiota. ¡Y combatir la discriminación apellidística!

Además, no hay otro camino correcto que el de la paridad de “género” en los puestos, las diputaciones, los cargos burocráticos y las chambas. Sepan lo que sepan, sean lo que sean, digan lo que digan, tiene que haber igual número de mujeres que de varones, así como de miembros y miembras (las feministas españolas así se hacen llamar) en las candidaturas y en las cámaras legislativas. Y nadie diga que predictar cuotas obligatorias es un prejuicio, porque los correctos jamás estarán de acuerdo con prejuicio alguno.

A todo esto, ¿cuál será el nuevo “derecho” que inventen los y las burócratas políticamente correctos y correctas en el próximo Día Internacional de la Mujer?

Propongo dos novedades, suficientes para empoderar a políticos y políticas oportunistas para los próximos dos años:

1. Decretar el Derecho Universal al Aborto (¡perdón!: interrupción legal del embarazo) a todas las mujeres que lo deseen y en todo el territorio nacional, con simple petición y sin comportar obligación alguna para ellas, evidentemente sin cobrar nada porque para las causas “sociales” está el erario público. (Quien critique el hecho de que todos y todas los y las contribuyentes pagaremos por tan preclaro derecho a “interrumpir” la vida de un ser distinto, podrá recibir gratuitamente el oprobio público y aparecer como retrógrada ante las buenas conciencias progresistas.)

2. Modificar el Himno Nacional Mexicano para que diga así.

Mexicanas y mexicanos al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón…
Mas si osare un extraño enemigo o enemiga
Profanar con sus plantas tu suelo
Piensa ¡Oh Patria querida! que el cielo
Un soldado y una soldadera en cada hija e hijo te dio…
(Por razones de espacio omito las demás estrofas.)

De aquí a tres años ya se habrá decidido la próxima elección presidencial y los politiqueros y politiqueras no tendrán que pergeñar alguna otra femidiotez en adición a las anteriores. No importará; luego de tan progresistas propuestas, se habrá consolidado el liderazgo impulsor de tan progresistas causas.

En nuestr@ Méxic@ modern@ hay que avanzar en las causas feminist@s. ¡No se vale discrimin@r por géner@! Los y las mujeres tienen preferencia para tod@s l@s chamb@s y carg@s y ser depositari@s de tod@s l@s derech@s soci@les antigu@s, actu@les y futur@s que consagr@ nuestr@ Constituci@n.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 16 de Marzo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Qué le parece? ¡Una nueva Secretaría de la Administración de la Justicia!

En esta semana se comenta que el Presidente de la República Enrique Peña Nieto presentará un nuevo Plan del Estado Derecho, un Plan de Justicia. ¿En qué consiste el nuevo Plan de Justicia?  

Se dice que tratará temas relacionados con la creación de un mando único de policías en el país y con ello el fortalecimiento de los 2,457 municipios, sobre todo para refrendar la certeza institucional del acceso a la justicia y para otorgar de manera adecuada seguridad pública, y por tanto la correcta protección de los derechos humanos.    

En virtud del establecimiento de políticas públicas el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 (PND) del Gobierno de la República tiene como objetivo general llevar a México a su máximo potencial, entre otros aspectos destaca de “…convertir a México en una Sociedad de Derechos…" “…es necesario propiciar una sociedad donde los derechos establecidos en la Constitución pasen a la práctica”.    

Para tal efecto, en el PND se determinan cinco metas nacionales: un México en paz, incluyente, con educación de calidad, próspero y con responsabilidad global. Asimismo, contempla como estrategias las siguientes: democratizar la productividad, un gobierno cercano y moderno, y perspectiva de género. En este contexto se implementa el Plan Nacional de Desarrollo.   

Ahora bien, todo resulta trascendental para el desarrollo de plan de gobierno, sin duda, pero también resulta que para su plena eficiencia y eficacia como política pública alcance las metas deseadas en distancias cortas.  

En el mismo PND en el rubro de “México en paz” se traza como meta que garantice el avance de la democracia, la gobernabilidad y la seguridad de su población, cuya meta busca, fortalecer las instituciones mediante el diálogo y la construcción de acuerdos con actores políticos y sociales, la formación de ciudadanía y corresponsabilidad social, el respeto y la protección de los derechos humanos, la erradicación de la violencia de género, el combate a la corrupción y el fomento de una mayor rendición de cuentas, todo ello orientado a la consolidación de una democracia plena. 

Asimismo, la meta del PND subraya “que responde a un nivel de inseguridad que atenta contra la tranquilidad de los mexicanos y que, en ocasiones, ha incrementado los costos de producción de las empresas e inhibido la inversión de largo plazo”. 

De tal suerte, continúa exponiendo el PND, “que la prioridad, en términos de seguridad pública, será abatir los delitos que más afectan a la ciudadanía mediante la prevención del delito y la transformación institucional de las fuerzas de seguridad. En este sentido, se busca disminuir los factores de riesgo asociados a la criminalidad, fortalecer el tejido social y las condiciones de vida para inhibir las causas del delito y la violencia, asíì como construir policías profesionales, un Nuevo Sistema de Justicia Penal y un sistema efectivo de reinserción social de los delincuentes”.

Así es estimado lector, pronto estaremos al tanto de saber los lineamientos para el fortalecimiento institucional para la pronta eficiencia y eficacia de la justicia.  Quizá sea necesario implementar una “Secretaría de la Administración de Justicia”, mediante la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal (CJEF). 

En otras palabras otorgar a la CJEF el rango de Secretaría, además de las atribuciones que efectúa actualmente CJEF, tales como la de revisar y validar los decretos y otros instrumentos jurídicos que se someten a consideración del Presidente para su promulgación, así como someter las iniciativas de ley que se presentan a los diputados y senadores para su discusión y aprobación, también cabe la posibilidad que con la nueva Secretaría se le conceda como atribución especifica la planeación del programa de gobierno en administración de justicia. 

La creación de la “Secretaría de la Administración de Justicia”, tendría que ser moderna y con avances tecnológicos para que los programas y planes de gobierno de administración de justicia muestren de manera pronto y expedita resultados eficientes y eficaces.

Así que, querido lector, es mejor no especular en la toma decisiones para el Plan de Justicia, que se dice que anunciará en esta semana el Presidente de la República, y mejor nos esperamos al anuncio oficial. ¿Qué le parece?

Al tiempo, tiempo…    

Fecha: 
Martes, 25 de Noviembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Menores oportunidades para las mujeres

Nuevamente queda mal calificado México en un estudio en donde se le compara con otros países.

El Reporte Global de Disparidad de Género 2014 (Global Gender Gap Report o GGGR) elaborado por el Foro Económico Mundial y difundido el lunes mide las brechas basadas en el sexo para el acceso a recursos y oportunidades en los países y no los niveles reales de recursos y oportunidades disponibles en esos países.

En el GGGR 2014 aparece el Índice Global de Disparidad de Género en el cual nuestro país ocupa el lugar número 80 de entre 140 que fueron calificados de acuerdo a las disparidades educativas, económicas, políticas y sanitarias que se dan entre hombres y mujeres. Es decir que hay 79 países en donde la igualdad entre ambos sexos es mayor a la que la existe en México.

El reporte contiene el llamado Índice de Disparidad de Género, el cual se elabora midiendo los siguientes factores: Participación y Oportunidades Económicas; Logros Educativos; Salud y Sobrevivencia; y Empoderamiento Político.

Si bien México ocupa el lugar 80 en el índice general, en tres de los cuatro diferentes subíndices que lo conforman queda en mejores lugares: el 1 en Salud y Sobrevivencia, el 39 en Empoderamiento Político y el 75 en Logros Educativos.

El primer lugar en el subíndice de Salud y sobrevivencia no debe sorprender a nadie, ya que desde hace años las mujeres tienen similares oportunidades que los hombres para acceder a los servicios de salud, lo que les permite vivir más años que éstos.

La falta de oportunidades de desarrollo político se refleja en el lugar 39 del subíndice respectivo. Esta disparidad de género se observa en el Congreso de la Unión, en donde 189 de 500 diputados (38%) y 43 de los 128 senadores (34%) son mujeres; en el gobierno federal, donde sólo tres de las 18 secretarías de Estado están encabezadas por mujeres, es decir el 17%; en los gobiernos estatales, en donde ninguno está en manos de una mujer. Mientras que todos los gobernantes de las 32 entidades son hombres; y en los gobiernos municipales, en donde la situación es aún más dispar que en los gobiernos federal y estatales. Lo mismo puede observarse en los poderes judiciales de la Federación y los estados.

El hecho de que en las próximas elecciones federales y estatales los partidos tengan que postular un 50% de candidatas seguramente mejorará la posición de nuestro país en este subíndice.

El que México ocupe el lugar 75 en el subíndice de Logros Educativos y el 120 en el subíndice Participación y Oportunidades Económicas indica que todavía falta mucho por hacer para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que tienen los hombres en estos rubros.

Comparado con el Índice del año pasado, México cayó 12 lugares. No es necesario un comentario adicional.

El GGGR 2014 puede verse en http://www.weforum.org/reports/global-gender-gap-report-2014

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Octubre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Reporte sobre Brecha de Género por el FEM, datos sobre consumo de drogas en México y la caída de la economía mexicana en agosto

Esta tarde el secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Jorge Villalobos Seáñez (PAN-SIN), explica porque el Congreso y el gobierno federal acordaron bajar el precio estimado para 2015 del barril de la mezcla mexicana de petróleo a 79 dólares. En el estudio me acompañan Kenia López Rabadán y Juan Azcárraga y comentamos el Reporte sobre Brecha de Género dado a conocer ayer por el Foro Económico Mundial; los datos más recientes sobre el consumo de drogas en México; la importancia que los partidos postulen candidatos honestos. Luis Enrique Mercado, desde Zacatecas, explica la caída de la economía mexicana en agosto. Desde Hermosillo, Marco Paz Pellat compara a Facebook con Twitter. Fidel Ruiz-Healy explica que es la degeneración macular, como diagnosticarla y tratarla.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 28 de Octubre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1

Mi programa: