Se encuentra usted aquí

gabinete

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Futuro Inmediato del País, ¿Se vislumbra como para el Hipódromo?

En el mensaje de año nuevo el Presidente Enrique Peña Nieto anuncia algunas medidas económicas para favorecer nuestros bolsillos sin decirnos por qué vamos a pagar menos luz si la CFE sigue igual. Anuncia que los gasolinazos se suspenden. Buena noticia hubiera sido escucharlo decir que la gasolina bajaba de precio ya que está por las nubes: pagamos 40% más que lo pagan los consumidores en los USA. Si el precio del petróleo baja la gasolina debiera bajar, ¿o no?

No hubo —por de pronto y como se esperaba— cambios en el gabinete y de hecho en su primera gira que hizo por los USA se hace acompañar por sus principales colaboradores, lo que al parecer significa los ratifica. Lo que es un hecho es que el gobierno empieza el año debilitado y con poca credibilidad.

En su parte más importante, el Presidente dice que "el país no puede seguir igual". Tiene mucha razón. Ofreció combatir la corrupción y la impunidad sin decirnos cómo lo va a lograr.

Teóricamente el Presidente debe ser el hombre mejor informado del país —y como un buen jinete— debe tener un fuete en las manos para usarlo cuando se necesite y las cosas funcionen. Para ello necesita escuchar a los ciudadanos como lo ofreció.

El problema que enfrenta todo Presidente es cómo lograr que los funcionarios que ha designado —los responsables directos— lo informen de lo que realmente pasa en su respectiva responsabilidad para hacerlos cumplir con sus obligaciones y respondan a las peticiones de los ciudadanos organizados. El Presidente sólo no lo puede hacer.

Lo que es un hecho es que si le va bien a Enrique Peña Nieto —en su responsabilidad, no en su patrimonio— nos va ir bien a todos los mexicanos y tiene todo un reto.

Veamos qué pasa en el Hipódromo de las Américas.

La Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación aprobó el programa de carreras para esta nueva temporada y no hay un aumento en los premios que la permisionaria ofrece para los caballistas cuando los costos van en aumento. Por diez años no ha habido un incremento en los mismos.

La autoridad hípica sigue siendo manipulada por la permisionaria —con la venia de Gobernación— y en contra de los que dicta el Reglamento vigente, es decir, las cosas están cada vez peor y ni el Presidente, ni el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; ni el subsecretario de Gobierno Luis Enrique Miranda; ni el Titular de la Unidad de Gobierno, David Garay obligan a la directora actual; Marcela González Salas —que es la responsable— para que cumpla con su obligación y hacer respetar el mentado reglamento en su artículo 47.

La esperanza es que con la aprobación de la nueva Ley de Juegos con Apuesta —si bien nos va, calculo por abril o mayo—, es que los nuevos funcionarios responsables atiendan nuestra actividad y se implemente un programa de rescate para que no desaparezcan las carreras de caballos Pura Sangre en el país.

Es necesario saber que para entender la problemática de la Industria Hípica se necesitan conocer 50 principios fundamentales y estos se aprenden uno cada año, por ello hemos insistido que la hípica, por su especialidad, debe estar conducida, regulada y vigilada por expertos.

Vamos a insistir con los Senadores de la Republica para enriquecer la iniciativa de la Ley aprobada por la Cámara de Diputados.

Fecha: 
Miércoles, 07 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Navidad y Año Nuevo se llevaron los problemas?

Por supuesto, la respuesta es negativa, pero el reflujo de las protestas resultó evidente. Así ha sido en cada coyuntura similar. Recuérdese que antes de la navidad del 2005 las confrontaciones entre AMLO y Calderón habían tensado a las fuerzas políticas nacionales. Llegó la navidad y con ella la prohibición de hacer cualquier tipo de campaña (la llamada “tregua navideña”) y la tensión bajó.

Esta vez no fue diferente, para descanso del atribulado gobierno federal. Permanecen Tlatlaya, Ayotzinapa y el escándalo de la relación con el Grupo HIGA, pero estos temas están siendo impulsados en buena medida por organismos y personajes no partidarios, como los de derechos humanos o la CETEG y la CNTE, no por partidos políticos con registro e influencia institucional.

Tomar en cuenta esto es relevante porque el año que corre es electoral y pronto se desatarán todas las campañas con toda su intensidad. Se dirá que estas campañas llegan en un momento de descrédito de partidos e instituciones, lo cual es cierto, pero tal vez el votante mexicano, en su mayoría, prefiera a los partidos políticos, con todo y todo, que a grupos que incendian, paralizan vialidades, toman comercios y golpean y secuestran personas.

Los partidos políticos tratarán de usar Tlatlaya, pero por lo que se ve, el tema no es algo que le quite el sueño a los mexicanos ni a los grupos más agresivos de la oposición partidaria o no partidaria. Ayotzinapa es una papa caliente para tratar de usarlo como tema de campaña. El Movimiento Ciudadano lo usó en un spot, sin mencionarlo por su nombre, y ya los padres de familia de los jóvenes desaparecidos advirtieron que no lo permitirían. Podríamos suponer que MORENA y AMLO tenderán a utilizar Ayotzinapa, pero el riesgo de que el tema se les vuelva en contra es alto.

Los nexos con el grupo HIGA son más fáciles de utilizar, pero en este punto todos los partidos tienen un historial sucio. Sólo López Obrador está en condiciones de usarlo para golpear al PRI. Como quiera que sea, las elecciones de este año tendrán un fuerte componente local y se centrarán en buena medida en lo económico y la seguridad.

Sin duda, en medio del descrédito, este año será la confrontación de temas como los referidos arriba que afectan a algunos sectores, contra la maquinaria electoral y los temas de los partidos.

¿Cómo manejarán los partidos y el gobierno federal estos temas que impactaron en 2014? Seguro que lo están calibrando, pero el que juegue a no verlos puede correr el riesgo de perder piso. 

Fecha: 
Lunes, 05 de Enero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Pendientes Navideños

Todo indica que el caso Ayotzinapa se resolverá de la peor manera posible; el tiempo lo convertirá en una fecha para recordar, como el 2 de octubre o el 10 de junio. Más allá de que grupos como la CETEG y políticos como López Obrador tratan de aprovechar el tema, lo cierto es que el caso deja muchas dudas, a pesar de la narrativa oficial, sólidamente construida. La razón de este cuestionamiento está en la historia y en el comportamiento de la clase política. ¿Por qué creerle al gobierno emanado del PRI si en el pasado nos ha mentido?, ¿por qué creerle a quien ocultó una casa millonaria en Las Lomas?, ¿por qué creerles al PAN o a los demás partidos si hemos visto su corrupción y privilegios?

En segundo lugar está el decálogo de Peña Nieto. El presidente tardó en presentarlo y cuando lo hizo utilizó un tono urgente, de medidas que era necesario implementar a la brevedad. El hecho de que el Congreso de la Unión termine el periodo ordinario de sesiones sin haber aprobado una sola de las medidas del decálogo sólo puede ser interpretado como un fracaso político para el presidente Peña. Más aún si se toma en cuenta que fue el PRI quien se negó a un sistema anticorrupción autónomo y con amplias facultades. Será hasta febrero cuando el decálogo comience a ser discutido.

El tercer pendiente que queda es el de la economía. De acuerdo a las tendencias de los anteriores trimestres, 2014 cerrará con un crecimiento de alrededor del 2%. Queda a deber el gobierno el impulso a una economía que dé mejores salarios y más empleos. Por supuesto, quedan otros muchos pendientes de aquellas cosas que no se resolvieron o no fueron respondidas cabalmente.

Es posible que este gobierno no sea peor que otros, pero también es cierto que ninguno había soportado un asedio mediático y político como el que todos los días vemos. Dicho asedio es tan fuerte que hasta los priístas parecen haber dejado solo al presidente. No se diga el gabinete, cuyos titulares pasean por el país como fantasmas, con unas cuantas excepciones: Osorio Chong, Murillo Karam y Robles Berlanga.

Apunto un último pendiente muy importante: el de la seguridad. Si bien los homicidios han bajado en los últimos años, todavía están muy altos los números, al igual que los secuestros y el cobro de piso. Otro tipo de violencia se abre paso: el de la violencia polpotiana de grupos extremistas que, con impunidad, golpean policías, queman vehículos y edificios y secuestran periodistas a los que deben “reeducar”. Mientras, la clase media ilustrada y algunos intelectuales denuncian, con razón, la violencia innecesaria del Estado, callan ante esta otra violencia porque sería políticamente incorrecto señalarla. Ojalá que estos sectores nunca sufran el proceso de una “revolución cultural”. 

Fecha: 
Martes, 16 de Diciembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El decálogo o apuesta por el olvido es un grave error

El jefe del Gabinete, Aurelio Nuño, informó de la decisión del Ejecutivo federal de obviar las demandas ciudadanas de combatir la ilegalidad, la impunidad y la corrupción. Dijo tajante a El País “que la urgencia de los cambios que pide la opinión pública no va a marcar el rumbo… «No vamos a ceder aunque la plaza pública pida sangre y espectáculo ni a saciar el gusto de los articulistas. Serán las instituciones las que nos saquen de la crisis, no las bravuconadas»” (07/12/14). ¿Qué instituciones? ¿Cuál es el entorno en el que el equipo del presidente Enrique Peña decide ignorar la catástrofe moral, de credibilidad y de legitimidad de su administración?: los aliados políticos del jefe de gobierno parecen darle la espalda; empresarios y clases medias están irritados por los impuestos y la colusión; la plutocracia está dolida porque hirió a sus intereses; asoma una crisis por la caída del petróleo.

A la unificación de los contrarios, por efecto de las reformas y de los errores del gobierno federal, se suma la descomposición de casi todas las instituciones públicas: los partidos políticos, los poderes Legislativo y Judicial y los órdenes de gobierno municipal y estatal. Sin leyes que normen y guíen la conducta ciudadana, con el desastre de los partidos como medio para conducir pacíficamente el conflicto social, con una mayoría de gobiernos estatales y municipales disfuncionales, sin un sistema judicial que imparta justicia y provea seguridad… puede crecer la violencia y conducir a la ingobernabilidad. Ignorar esta crisis sistémica es un desatino. Cuando las instituciones se colapsan el remedio contra el desorden es la fuerza bruta o la calidad moral de sus líderes. Así, la disyuntiva es autoritarismo o la legalidad y legitimidad del liderazgo.

Por si no fuera suficiente el marasmo institucional, tenemos la crisis petrolera. La pérdida de ingresos por la caída del precio se compensará en 2015 con el seguro y el abaratamiento de la gasolina, pero no hay garantía contra un embate especulativo. Explico: las petroleras que extraen crudo de la fractura hidráulica (fracking) pueden quebrar por el desplome de los precios y la posible alza de las tasas de interés del banco central estadunidense (Fed); a su vez, los bajos precios pueden causar la bancarrota de Venezuela y quizá de Rusia. Se vislumbra un desorden financiero que hundiría al peso (la reserva de divisas es una ilusión: su mayor parte es capital golondrino). Acecha la tormenta perfecta. Presidente: no haga caso a los columnistas sino a los signos ominosos de alarma. Para conservar el mando ofrezca una disculpa (por casa blanca) y abata corrupción e impunidad. No apueste al olvido.

Fecha: 
Jueves, 11 de Diciembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1