Se encuentra usted aquí

futuro

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Para 2030: 400,000 muertos más en México?

Si el pasado fuera como el futuro para México, este país debería estar destinado a seguir acumulando miles de cadáveres vinculados a eventos delictivos.  Cifras, datos y gráficas seguirán siendo un peso indiscutible en la destrucción de la reputación internacional de México y ante millones de ciudadanos la seguridad y la paz serán dos sueños difíciles de alcanzar.  Suena a maldición; parece una maldición. ¿Lo es?    

 ¿Tiene Andrés Manuel López Obrador el plan de gobierno; los recursos y la estrategia para revertir este tsunami de violencia?  En los últimos 10 años hubo un homicidio cada 23 minutos: suma promedio de los mexicanos que han fallecido por eventos delictivos en la década que termina.  También: más de 140 millones de ligas en la WWW vinculando a México con la violencia y al menos 38 millones de noticias sobre el tema. Cientos de miles de imágenes de cadáveres, baleados y acuchillados han desfilado en la prensa nacional e internacional sobre los muertos en el país.  Tal vez sea incuantificable conocer el número de denuncias que sobre violencia hay en redes sociales. Además, habría que sumar 40,000 desaparecidos, fosas comunes y osarios clandestinos. La década que termina deja un saldo más que sangriento en un país que aún no encuentra la fórmula para disminuir sus índices de violencia sin importar el nombre del presidente en turno.  ¿Es posible duplicar estos números en los próximos 10 años?  

Especialistas consultados por Ruiz Healy Times informan que es probable que estos números puedan seguir creciendo.               

Un vistazo al pasado. Entre 2010 y el inicio de 2020, la década que termina se ubicó como la más violenta del país con al menos 215,000 homicidios dolosos: lo que arroja promedio de una muerte cada 23 minutos y un incremento de 68% con respecto al periodo 2000-2009, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).  En 20 años se pueden sumar más de 370,000 mexicanos muertos en condiciones delictivas. 

Los números oficiales revelan que en los 10 años anteriores se cometieron 127,764 asesinatos, pero de 2010 a 2019 esa cifra aumentó en 87,246 casos, en gran medida por la fuerte presencia de cárteles rivales en zonas estratégicas para el trasiego ilegal.

Guerrero fue la entidad más violenta con 19,770 ultimados, seguido por el Estado de México, con 19,545, y Chihuahua, con 19,994 denuncias. Entre los tres concentraron 27.3% del total de los casos a escala nacional.

En comparación con la primera década de este siglo, las tres entidades mostraron comportamientos diferentes, ya que en Guerrero y Chihuahua los asesinatos crecieron 102 y 105%, respectivamente, mientras que en el Estado de México se redujeron 13%.

Sin embargo, el caso más llamativo en los últimos 10 años es Guanajuato, que cerró el periodo con 11,227 denuncias por homicidios dolosos y al confrontar las cifras de 2000-2009 se observa un aumento de 364%.                    

El inicio de esta década estuvo marcado por un récord histórico de homicidios, al registrarse 20,142 casos en 2010.  Antes de ese año nunca se había alcanzado la barrera de los 20,000 asesinatos, lo más cercano fueron los 16,118 ejecuciones en 2009.

Para 2011, la fuerza del crimen organizado se incrementó y alcanzó un nuevo máximo histórico de asesinatos con 22,409. A partir de 2012 se registró un descenso sostenido en este tipo de crímenes. En dicho año se cometieron 21,459, lo que significó una disminución anual de 4.2%. Entonces las autoridades encargadas de la seguridad pública celebraron la primera reducción de la violencia desde 2007.

En los primeros años del sexenio del priista Enrique Peña Nieto se alcanzaron los mejores registros en la década con 18,106 asesinatos en 2013, que representaban una caída anual de 15.6%.  Para 2014 se obtuvo la menor cantidad de muertes violentas con 15,526 casos, que dejaba una disminución de 14.2% con respecto al año anterior.

El entonces titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, destacó que la operación anticrimen del gobierno federal permitió que en 24 de las 32 entidades federativas bajaran los homicidios.  Pero en 2015 la tendencia a la baja se interrumpió con un nuevo repunte de los asesinatos, al registrar 16,121 denuncias, que representaron una alza de 4¡%. Desde entonces cada año se ha visto un incremento sostenido que ha llegado a niveles históricos.

Para 2016, año en que se registró la segunda detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán, se dio la mayor alza porcentual de la década en materia de homicidios dolosos.  Los 20,151 casos en ese periodo significaron una subida de 25% con respecto a 2015. Este tipo de incremento no se reportaba desde 2010, cuando crecieron 24.6%.

La tendencia se mantuvo en 2017 con un crecimiento de 24.2% con 25,000 asesinatos registrados. En 2016 y 2017 se cometieron 45,187 homicidios, mientras que en los primeros tres años del sexenio pasado hubo 49,753.

En el último año de la administración de Peña Nieto se registró un nuevo récord de muertes violentas en el país con 29,100 denuncias, lo que significó un aumento de 16.2%.

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, su gobierno modificó la estrategia de seguridad en cómo combatir al crimen organizado.  “Besos, no balazos”; es parte de su narrativa. También lo es el nacimiento de la Guardia Nacional, cuyo objetivo es alcanzar 150,000 elementos al final del sexenio.  Voces críticas de la Guardia Nacional señalan que el proyecto de este gobierno dista mucho de materializarse si no suma el número de guardias que se prometieron; equipamiento; telecomunicaciones; seguridad social e inteligencia.              

El reto es enorme.  Pero aún falta claridad y comunicación en cómo la administración de López Obrador protegerá los espacios estratégicos del estado mexicano: aire, tierra, mar y digital.                              

¿Cuánto tiempo será suficiente en los próximos 10 años para recuperar la paz en los espacios públicos; en las carreteras; en los parques y en el país en general?  ¿Cuántos muertos más? Lo analizaremos en el 2030. 


Hasta noviembre pasado se habían denunciado 26,959 asesinatos en el país y de cumplirse las estimaciones de que 2019 cerrará con más de 29,300 homicidios, se colocará como el año más violento en la historia.

De mantenerse la espiral de violencia en la que está México y si las medidas en materia de seguridad avanzan a pasos a

 

Fecha: 
Jueves, 30 de Enero 2020 - 18:15
Contenidos relacionados: 
2019: el año que más delitos se cometieron
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 30 de Enero 2020 - 20:30
Fecha C: 
Viernes, 31 de Enero 2020 - 09:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El futuro de los nuevos empleos ante el avance tecnológico

Si una empresa desea incrementar su competitividad, debe adaptarse de manera constante a los cambios tecnológicos que día a día demandan los mercados.

La inteligencia artificial está más presente que nunca en un gran número de empresas y ha impactado de manera importante en la convivencia organizacional.

El avance tecnológico es un proceso complejo e incierto que exige a los profesionales un sinnúmero de retos y un mayor esfuerzo en cuanto a su desempeño, además, hace imperiosa la necesidad de que se estén capacitando en una gran diversidad de temas y en especial en el ámbito digital.

Las empresas dependen de la tecnología para conectar y administrar sus operaciones a nivel mundial; por ella se han derribado barreras como la distancia, ya que en la actualidad es posible realizar diferentes tareas desde cualquier lugar.

La tecnología y la innovación facilitan la creación de nuevas ideas que contribuyen al crecimiento de distintos sectores y anticipan la toma de decisiones de gerentes y directivos.

El impacto de la tecnología en la actividad empresarial ha tenido una influencia positiva en diferentes aspectos, ya que ha permitido que se tenga un adecuado flujo de intercambio de información en tiempo real y una mayor comunicación entre las áreas que conforman una organización. Además, ha hecho más eficientes los procesos productivos de la misma, un descenso en las horas de trabajo de sus colaboradores y una mejora en su calidad de vida.

El avance tecnológico ayuda al aprovechamiento y evolución de las capacidades humanas y posibilita la aparición de productos y servicios completamente nuevos.

Gracias a la tecnología, las empresas han establecido una relación más cercana con sus clientes y se mantienen activas en el mercado digital si logran elaborar una efectiva gestión de la imagen de su marca. 

Por otro lado, en el mercado laboral existe una real preocupación por la automatización de determinadas ocupaciones, por la posibilidad de que desaparezcan plazas de trabajo a gran escala y que se reemplacen ciertos puestos al interior de las empresas, por lo cual, se necesita una mayor cualificación de los empleados.

El futuro del empleo no puede concebirse sin la influencia de la tecnología. Sin embargo, los empleos que implican un pensamiento adaptativo, un desarrollo en la inteligencia social, creativa y resolutiva serán difícilmente llevados a cabo por herramientas tecnológicas.

Las máquinas automatizan ciertas cuestiones, pero en otras, la aportación que un individuo ofrece tiene un invaluable significado.

Afianzar el Capital humano y ofrecer a los colaboradores nuevas oportunidades es esencial para el crecimiento de cualquier empresa.      

La preparación para el cambio resulta fundamental para cualquier negocio. La incorporación de sistemas de machine learning ha tenido y seguirá teniendo efectos laborales, sociales y económicos muy notables y rentables, pero deben estar sustentados por políticas que beneficien a la población en general.  

Verónica Romero

Autor:

Fecha: 
Jueves, 20 de Diciembre 2018 - 14:40
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 20 de Diciembre 2018 - 16:55
Fecha C: 
Viernes, 21 de Diciembre 2018 - 05:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un mundo digital, móvil y de videos

La ciencia del futuro es incierta porque se basa en el estudio de tendencias históricas y de su interpretación. Pero conocer el futuro es fundamental para prepararnos para tener mejores posibilidades en los nuevos tiempos.

Es por ello que es importante, en un mundo definitivamente digital, saber las tecnologías que lo dominarán en los próximos años. Y en este caso, cuando decimos que dominarán, nos referimos a que serán la base de toda actividad humana. En este contexto hay una certeza: el futuro será digital, móvil y de videos.

Mundo digital, móvil y de videos

Así lo concluyen diversos estudios, como es el caso del elaborado por la empresa sueca Ericsson sobre las tendencias del uso y la conectividad de las redes móviles de datos (Mobility Report). Según esta empresa, para el año 2021 habrá más contratos de telefonía móvil que habitante en el planeta. Se piensa que los contratos van a llegar a la cifra de 9,000 millones.

Este impresionante e imparable crecimiento, según Ericsson, se dará por dos fenómenos recientes que están transformando el futuro: 1) el Internet de las Cosas, y 2) el crecimiento de la conectividad y sus nuevas opciones de mayor ancho de banda, como es la entrada de las redes 5G.

El Internet de las Cosas, que se refiere a la interconexión de los diferentes dispositivos electrónicos de la vida cotidiana, se calcula que llegará en los próximos años a 1,500 millones de objetos conectados.

Y esta presión de interconexión, impulsará la entrada de la banda 5G, que se piensa que entrará al mercado entre 2018 y 2020. Se predice que será 70 veces más veloz que la red 4G. Un ejemplo de la velocidad que podría alcanzar, es que en menos de 80 segundos podría descargar un gran archivo de 50 GB.

Otro tema aparejado a éstas noticias, es que esta nueva capacidad de conectividad será usada principalmente para consumir videos. Se cree que el 70% de este nuevo ancho de banda será usado para ver vídeos en streaming.

¿Y quiénes aprovecharán esta situación? El 70% de esta nueva capacidad de visualizar vídeos será aprovechada por YouTube y el 20% por Netflix, si es que no salen nuevos jugadores a la palestra en los próximos años.

Conclusiones

Son muy interesantes estos datos del futuro del mundo digital, mismos que deben de generar grandes preocupaciones en el caso de México, donde seguimos esperando los resultados de la Reforma de las Telecomunicaciones que prometía mejores tarifas, de más calidad, cobertura y mayor capacidad de las conexiones.

Algo debemos hacer para no estar fuera de esta nueva revolución digital, donde el Internet de las Cosas, y su evolución al Internet Industrial para mejorar la productividad y la competitividad de las industrias, pueden significar una distancia insuperable para nuestro país si no hacemos algo en el muy corto plazo.

Ha llegado el tiempo de decidir desde hoy el futuro de México. Ya no podemos seguir posponiendo decisiones críticas, como en el caso de brindar una mejor conectividad, con calidad y capacidad, a precios competitivos. Es ahora o después será ya demasiado tarde.

 

Autor:

Fecha: 
Martes, 24 de Noviembre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Pensamiento Disruptivo. ¿Qué es?

Las empresas disruptivas se han puesto de moda. Derivado quizá de los grandes y sonados éxitos financieros de empresas como UBER ó Facebook, cada vez más, los emprendedores retoman el pensamiento creativo y la innovación como la materia esencial de la puesta en marcha de su nuevo negocio.

Lo disruptivo se ha puesto en la mente de los líderes en los negocios entre otras cosas porque nos sirve para describir en una sola palabra, frases como: “Renovarse o morir” o el “El peor cambio es el que no se acepta” o afirmar máximas como la de Albert Einstein, “En tiempos de crisis la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Disruptivo(a) viene de la palabra, disrupción que significa rotura o interrupción brusca. Y se comienza a escuchar cada vez más en los negocios para grandes empresas.

Se usa normalmente para describir a estas empresas (disruptivas) que han realizado un modelo de innovación que ha cambiado el rumbo de sus mercados objetivos. Algunos ejemplos de empresas disruptivas son: Sony, IBM, Apple, Microsoft, Google, Samsung, Facebook o NXP entre muchas otras.

Cierto que el pensamiento disruptivo existe quizá desde siempre pero en los años 20s toma relevancia en los negocios cuando Henry Ford, cambio el sistema de ensamble en línea del modelo T, y con ello puso al alcance de nuevos  compradores, el automóvil.

En los negocios pensar disruptivamente suele estar asociado a la creación y desarrollo de nuevos mercados y de “Market Share” esencialmente se usa para describir las visiones precisas del negocio en donde se desea posicionar a una nueva empresa o a la nueva oferta de productos y servicios.

El incremento de sensores en las cosas cotidianas creará nuevos modelos de compra del cliente y arribarán nuevos servicios incluso, algunos de ellos predictivos sin la intervención de humanos. Nuevas tecnologías como las de geo-localización, telefonía móvil y trazabilidad cambiarán la manera común del comercio actual.

Ya sea a través de nuestra área de marketing o de sistemas; es recomendable  crear un equipo externo o interno de consultores en innovación que nos permitan anticipar el rumbo de nuestros mercados y las preferencias y tendencias de nuestros clientes.

Las nuevas empresas disruptivas cambiarán nuestras vidas. UBER revolucionó por ejemplo el servicio del taxi ejecutivo disminuyendo la incertidumbre. Es un buen ejemplo de cómo usando los servicios gratuitos de GPS de los teléfonos y la geo-localización (TI) a través de una APP (Software) se unió la energía de compra de usuarios potenciales creando este servicio de transportación más seguro, eficiente y con más calidad.

En esta empresa se integraron desempleados o empresarios con capacidad de emprender, (ya que invirtiendo en un auto con un valor aproximado de 250 000 pesos se puede ser parte de la flotilla de autos UBER) y sobre todo de la coyuntura de un mercado con falta de regulación y con un servicio deficiente de transportación con bajos niveles de satisfacción.

Google, Samsung o Apple han descubierto la importancia y lo lucrativo que puede ser “romper” lo establecido, pensar disruptivamente. Industrias enteras como la automotriz cambiarán a nuevas empresas disruptivas que llegarán. En el nuevo modelo de negocio del automóvil ya no será más el objetivo vender un auto como lo más importante, sino poner ese auto más cerca del cliente en el momento oportuno que lo necesita para transportarse.

Hoy en día estamos llenando las cosas comunes con sensores electrónicos, y ya nadie podrá escapar de una pulsera inteligente o de un SmartWatch en pocos años, alguien debe vender estos productos y pensar desde ahora en que servicios se entregarán a esos clientes digitales. Los sensores y las empresas disruptivas han llegado para cambiar nuestra manera de hacer negocios y para crear la nueva era de lo que se llama el internet de las cosas.

Valdría la pena comenzar a preguntarnos si algunos de nuestros negocios estarán activos y vigentes en 8 años (ciclo que se estima tardo el teléfono en reemplazar a la cámara tradicional de fotografía). Hay que pensar si por ejemplo, seremos absorbidos por una competencia disruptiva, alguien que piensa en innovación más que nosotros y que imagina esta nueva era. O dicho más sencillo que: a diferencia de nosotros, quizás, si se preocupó en nuestros compradores, en integrar tecnología amigable y efectiva, en conocerlos mejor, y  que ha comenzado hoy a cambiar y a rediseñar sus procesos para orientarlos al cliente de la nueva era digital.

Fecha: 
Miércoles, 21 de Octubre 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Generación Z

Según Wikipedia, la historia contemporánea de la humanidad se divide por generaciones que se caracterizan por ser un conjunto de personas que nacieron en fechas próximas y han recibido educación e influjos culturales y sociales semejantes, por lo que se comportan de manera afín o comparable en algunos sentidos.

Se calcula entre 30 y 20 años los lapsos que dividen a las diferentes generaciones. En los últimos años, la clasificación de las generaciones ha permitido entender mejor la evolución y la complejidad de los tiempos modernos. Así, podemos reconocer las generaciones recientes: 1901–1924 Generación Grandiosa; 1925–1942 Generación Silenciosa; 1943–1960 Generación Baby Boomer; 1961–1981 Generación X; 1982–2000 Generación Y o Milenarios y de 2001 en adelante, Generación Z. Aunque no existe consenso en los años que clasifican a las diferentes generaciones.

La Generación Z

La Generación Z, o también llamada Generación Net, está integrada por niños y adolescentes que nacieron después del crecimiento exponencial de las empresas punto.com. Se consideran que son personas más estructuradas, más responsables y con gran sensibilidad social. Son consumidores dependientes de la tecnología, y pueden llegar a confundir el mundo real con el mundo digital. Además, son individualistas y no les gustan del todo los convencionalismos sociales. Son residentes del nuevo mundo llamado Internet (Wikipedia).

De acuerdo a diversos estudios y analistas, los miembros de la Generación Z comparten características comunes:

  • Nacieron y viven en Internet. Llegaron a este mundo no sólo con un chip integrado, sino conectados a Internet y con una tableta bajo un brazo y un teléfono inteligente bajo el otro. Por estar hiperconectados, reciben y procesan cantidades enormes de información y publicidad. El 20% usa las tabletas o los celulares para leer, y una tercera parte de ellos los utiliza para hacer la totalidad de sus tareas y trabajos. Casi todo el tiempo están usando sus teléfonos inteligentes, tomando fotos, texteando, enviando y recibiendo mensajes, y grabando videos. Se destacan por hacer varias de las actividades anteriores al mismo tiempo: son totalmente multitareas.
     
  • Son consumidores sociales activos. Utilizan Internet y las redes sociales para informarse constantemente de los diferentes productos y servicios, donde se diferencian por ser activos en la búsqueda de referencias. Saben perfectamente qué quieren y están constantemente buscándolo. Saben procesar una gran cantidad de información, estímulos y anuncios, lo cual los hace que sean muy permeables a las propuestas de mercadotecnia y provoquen la constante creatividad de los mercadólogos. Son más difíciles de convencer que las generaciones anteriores.

    Aunque muy jóvenes, ya son participantes importantes en las decisiones de compra. 93% de sus padres aceptaron que sus hijos tienen influencia en el gasto del hogar y las compras familiares. De cada 100 integrantes de la Generación Z: 75 creen que pueden influir de manera decisiva en las decisiones de compra de sus amigos, 70 creen que es su responsabilidad compartir información con las marcas cuando tienen una buena o mala experiencia, 80 prefieren las marcas que los inviten a crear productos y servicios juntos, 75 son decisivos en la elección de las vacaciones de la familia y  gestionan a través de Internet las reservaciones de hoteles y pagos de pasajes de avión y demás.
     
  • Son autodidactas. Esta generación está acostumbrada a resolver sus necesidades de aprendizaje y a resolver sus problemas a través del consumo de tutoriales y contenidos en Internet. Les gusta resolver por sí mismos los retos que se les presentan y, en todo caso, acuden a las experiencias de otros en las redes para aprender y adquirir los conocimientos que les interesan.
     
  • Son grandes consumidores de videos. El 85% de los chicos considerados dentro de la Generación Z se identifica como fanático de los videos y como consumidores regulares de YouTube. De hecho, la mayoría considera a Facebook y Twitter como redes sociales aburridas. Les gusta recibir los estímulos que los videos ofrecen y consumen una gran diversidad de contenidos.

Conclusiones

Los jóvenes de hoy ya viven en plenitud en el mundo digital. La Generación Z es la primera que nace totalmente conectada y con una enorme variedad de dispositivos, redes sociales y contenidos digitales a su disposición. Esto los ha convertido en ciudadanos de un mundo nuevo y diferente al de las generaciones anteriores: el mundo digital.

Ésto seguramente tendrá impactos importantes en su forma de vida y de relacionarse, como las relaciones políticas, los modelos organizacionales e incluso los esquemas de trabajo, de donde demandarán más flexibilidad y apertura a nuevas opciones de creación del conocimiento. Los nuevos ciudadanos digitales del siglo XXI serán profundamente sociales y abrirán una esperanza a crear nuevos acuerdos para resolver viejos problemas como la pobreza y la desigualdad de oportunidades. Ojalá que así sea.

Autor:

Fecha: 
Martes, 06 de Octubre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las sociedades sin cash

Soy escéptica respecto a la posibilidad de un mundo sin dinero en efectivo. Los vendedores ambulantes… bueno, algunos ya cobran con tarjeta. Y si no, dense una vuelta por la Plaza de la Tecnología, ¿pero se imaginan dando coperacha con el celular a los músicos o comediantes callejeros? ¿Se implementarán programas de acción social para que un cantante como http://www.dailymotion.com/video/x17vcfc_musico-mexicano-cantando-cancion-de-the-beatles_music tenga su maquinita para imprimir los bauchers? Lo veo muy guajiro. ¡Nada más de imaginar que alguien use su tarjeta de crédito para dar un peso, me meo de la risa!

Pero probablemente eso motive al público a pensar que si un artista urbano es merecedor de que eche mano de tal recurso, tendrá que ser por una cantidad que valga la pena. Quizá también eso motive a los artistas a mejorar la calidad de sus actividades. Viéndolo así, es lógico pensar que el mundo experimentará una mejoría en todos aspectos.

En Suecia los tratos de dinero se hacen por medio de transferencias bancarias, pero no hay probabilidades de que esa parte del orbe se haya convertido en un medio hostil para los rateros. No perdamos de vista que hasta el bote de la basura es susceptible de ser robado y que los gobiernos encuentran siempre medios eficaces para ocultar a sus pobres. Estocolmo por ejemplo, manda a los suyos a mendigar a lugares como Tenerife y Mallorca, mientras en Gotemburgo instala un hotel que le vende a los turistas la posibilidad de dormir como un vagabundo, por módicos diez dólares la noche.

Esto, desde luego, va a desembocar en un mayor control, pero de la gente de escasos recursos. La única angustiada por los cambios experimentados en el mundo financiero. La clase alta tiene décadas –casi un siglo si no es que más– de estar usando tarjetas y al mismo tiempo que disfruta de esa comodidad, seguirá evadiendo impuestos, blanqueando capitales y robando con el cuello almidonado. Las clases bajas harán circular monedas que no estén acuñadas por el Estado. Sucedió aquí a principios del siglo XX y ha pasado en otros países.

Es mentira que sin billetes y monedas viviremos en un mundo menos violento, con mayor cohesión social y más seguro. Quienes se dedican a actividades ilegales han sabido modernizarse y adoptar las formas de intercambio que surgen en el medio bancario y comercial. Se seguirá traficando con armas, drogas, personas, animales y con todo lo que se conoce. No es gratuito que el Banco de México siga sin saber qué determinación tomar ante la existencia del tumin.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 20 de Agosto 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Facebook 2015

Según Wikipedia, una red social es una estructura compuesta por un conjunto de actores (individuos u organizaciones) que están relacionados de acuerdo a algún criterio (relación profesional, amistad, parentesco, etc.).

Las redes sociales parten de la teoría de los seis grados de separación, según la cual, toda la gente del planeta está conectada a través de no más de seis personas. Las redes sociales unen a nuestros conocidos.

Lo que cambió la historia fueron la aparición de las redes sociales en Internet. Este fenómeno social surge a finales del siglo pasado a través del concepto Web 2.0, que buscaba fomentar la comunicación y enfoque entre usuarios. En 2002 comienzan a aparecer sitios web promocionando las redes de círculos de amigos en línea.

En 2004 aparece Facebook, la red social más importante de la historia del ser humano y uno de los fenómenos social y económico más impresionantes. Las ganancias de Facebook son exponenciales y siguen impresionando a especialistas financieros e inversionistas.

Mina de Oro

  • Recientemente el sitio TICBeat.com elaboró un análisis de los resultados del primer trimestre del año de Facebook. Los ingresos de los tres meses de 2015 alcanzaron los 3,540 millones de dólares, cifra superior en 42% al mismo período del año anterior, pero menores a 72% de 2014.
  • Esto se debe al cuantioso gasto de la empresa en investigación, desarrollo y capital humano, para mejorar la expriencia del usuario e incorporar nuevas funcionalidades, como es el caso del comercio electrónico. Además, impulsa proyectos tan ambiciosos como Internet.org, que busca proporcionar acceso a la red a quienes no lo tienen, o el rediseño integral de sus centros de datos.
  • Seguramente también impactó las inversiones realizados en la denominada “familia de apps”: WhatsApp (adquirida en 2013) e Instagram (en 2012).
  • Esto puede ser coyuntural, pues el número de usuarios sigue creciendo: actualmente tiene 1,440 millones de usuarios activos mensuales, contra 1,280 millones de 2014. 1,250 millones de ellos son móviles, lo cual confirma que el futuro de Internet y de las redes sociales será totalmente móvil. Si hay dudas, este dato lo confirma: 73% de los ingresos publicitarios de los 3,320 millones de dólares de publicidad del trimestre provinieron de la públicidad móvil.
  • La actividad en la red social también aumentó: 936 millones de usuarios se conectan diariamente a Facebook (21% más que en 2014), y 798 millones lo hacen desde un dispositivo móvil.
  • A este gigante tecnológico de la nueva comunicación mundial, hay que sumarle los usuarios de su lista de apliacciones: 800 millones en WhatsApp, 700 millones en Grupos, 600 millones en Messenger y 300 millones de Instagram.
  • Otro dato que habla del futuro de Internet, es que día a día se producen en su plataforma 4,000 millones de videos, de los cuales 75% provienes de dispositivos móviles.

Conclusiones

Sin lugar a dudas Internet ha sido el fenómeno más destacado del siglo XX, como las redes sociales lo son en este siglo. La comunicación directa entre las personas de todas partes del mundo cambia las reglas de la economía, la política y la sociedad. Facebook es el gran actor de este cambio.

A lo anterior, hay que sumar una tendencia creciente hacia el uso de los dispositivos móviles y de los videos. Las personas de este siglo paracen acercarse cada vez más a la hiperconectividad y a encontrar nuevos códigos para comunicación en un mundo saturado de información.

Seguramente, el poder de cambio e innovación de las redes no se detendrá, por lo que tendremos más sospresas en los años por venir.

Autor:

Fecha: 
Martes, 12 de Mayo 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Tecnología desempleadora 2

Comenté aquí el viernes de la semana pasada sobre la aparición de los primeros automóviles robotizados y como esta tecnología que avanza rápidamente permitirá que se produzcan vehículos de carga y de transporte de pasajeros que serán más seguros que los que hoy son conducidos por seres humanos. Señalé que, de acuerdo a los expertos en la materia, los vehículos robotizados empezarán a dominar el mercado en no más de 10 años y que eventualmente dejarán sin empleo a millones de conductores de vehículos.

Lo que escribí fue recibido con escepticismo por muchos de mis lectores y por quienes me escucharon al leer esa columna en mi programa de radio y TV. Recibí un buen número de mensajes vía Twitter y Facebook de quienes creen que aún falta mucho para que llegue el fin de los vehículos tripulados por personas.

A todos ellos les digo que, muy a mi pesar, más temprano que tarde muchos trabajos manuales e intelectuales que ahora realizamos los seres humanos serán realizados por robots y computadoras. El proceso de substitución de personas por máquinas inteligentes está en curso y nada podrá detener su marcha.

Este proceso empezó hace siglos, para algunos en 1766, al inventarse en Inglaterra la  tejedora multibobina (spinning Jenny) que incrementó considerablemente la producción de hilo.

He aquí tres ejemplos de cómo las máquinas substituyeron a los humanos:

1. A fines del Siglo 19, la vidriera Corning Glass tenía contratados a miles de sopladores de vidrio para fabricar focos. Un equipo de maestros expertos podía hacer dos focos por minuto. Sucedió entonces que en 1926 un empleado de Corning inventó el Ribbon, una máquina capaz de producir 2,000 focos por minuto. Pocos años después todos los sopladores de vidrio habían sido despedidos.

2. Hace un un siglo, en los países que hoy son desarrollados, más del 90% de los trabajos agrícolas eran realizados por personas. Casi todas esas actividades son hechas hoy por máquinas cada vez más inteligentes.

3. Hasta hace muy poco, en las cabinas de mando de los aviones comerciales había una tripulación de tres personas: un piloto, un copiloto y un ingeniero de vuelo (que también era un piloto certificado). A partir de los años 80 del siglo pasado las computadoras empezaron a substituir a los ingenieros y hoy es raro ver a más de dos tripulantes en la cabina de mando. Miles de pilotos se quedaron sin trabajo.

En 2012 Amazon compró a la empresa de robótica Kiva Systems y hoy 15,000 robots van y vienen de un lado a otro de las gigantescas bodegas de la empresa escogiendo productos de los anaqueles y transportándolos a humanos que se encargan de empaquetarlos. Esos robots substituyeron a miles de personas. En www.kivasystems.com/resources se pueden ver en acción.

El año pasado Google compró las ocho empresas de robótica más grandes del mundo. Sus coches robotizados han recorrido poco más de 1.2 millones de kilómetros sin que muchos nos demos cuenta.

La empresa Narrative Science, fundada en 2010, ha creado un programa (software) que puede escribir artículos periodísticos sobre encuentros deportivos basándose en las estadísticas de los encuentros o generar un resumen del desempeño accionario de una empresa con base en datos que encuentra en la Red. El fin se avecina para muchos redactores.

Cada día son más los trabajos que realizan robots y computadoras cada vez mas inteligentes. Pronto quedarán desempleados todos aquellos cuyo trabajo pueda ser realizado por un robot. Primero serán los empleos que exigen poca preparación y son pobremente remunerados. Los trabajos de nivel medio como cajeros bancarios o contadores ya están despareciendo. Hasta ciertas cirugías ya son efectuadas por robots.

La substitución de los humanos por los robots será gigantesca y el proceso ya comenzó. ¡Sálvese el que pueda!

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 19 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Tecnología desempleadora

En el Consumer Electronics Show realizado a principios de enero pasado en Las Vegas, Nevada, pude ver los prototipos de automóviles robotizados. Son vehículos que se estacionan solos o recorren muy pequeñas distancias sin requerir de un conductor. Primitivos realmente si pensamos que un automóvil, camioneta, camión o autobús verdaderamente robotizado debe ser capaz de ir de un lugar a otro, resolviendo todos los problema de tránsito que se le presenten, tal y como si estuviera siendo conducido por un manejador experto.

De esos prototipos surgirán los vehículos que nos permitirán transportarnos a destinos cercanos o lejanos sin que los tengamos que manejar. Se conducirán solos y durante el trayecto podremos dormirnos, leer, platicar con nuestros acompañantes, hablar por teléfono, ver un programa de televisión o simplemente ver el paisaje. Manejar un vehículo será algo del pasado, tal como muy pronto lo serán los teléfonos fijos.

Primero serán eléctricos y capaces de viajar cientos o miles de kilómetros antes de que sea necesario recargar sus baterías. Luego, es muy probable que sus baterías se estén recargando constantemente durante el día mediante celdas solares.

Estos vehíuclos serán más seguros que los que actualmente son conducidos por seres humanos.

La tecnología está avanzando a pasos cada vez más acelerados y los vehículos robotizados empezarán a dominar el mercado antes de lo que podemos imaginar. Algunos dicen que en no más de 10 años.

¿Cómo afectará esta nueva tecnología a nuestro mundo?

En primer lugar dejará sin trabajo a millones de conductores de vehículos de carga y transporte de pasajeros. Tan solo en Estados Unidos quedarán desempleados 3.5 millones de choferes de vehículos de carga y muchos de los otros 5.2 millones de trabajadores de la industria del transporte de carga. 

También no tendrán nada que manejar millones de taxistas alrededor del planeta. Los consumidores que dentro de una zona urbana quieran ser llevados de un lugar a otro en un vehiculo manejado por un ser humano podrán usarán los servicios de Uber o una empresa similar.

En su libro El Fin del Trabajo (1995), Jeremy Rifkin analizó como la automatización, robotización y computarización de muchas de las actividades realizadas por el hombre dejarían a éste sin un trabajo. Han transcurrido 20 años desde que lo señalara y sus pronósticos se han venido cumpliendo.

La tecnología liberará al ser humano del trabajo, pero lo dejará desempleado. ¿Qué hacer con masas de hombres y mujeres desocupados? Rifkin se aventuró a proponer diversas soluciones. Conviene releerlo.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 13 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los discursos que caben en una botella (no muy grande)

El dato duro es brutal: el 1% de la población mundial, un poco más de 70 millones de personas, tendrá el 50% de la riqueza mundial para el 2016. El 50% restante se repartirá entre más de siete mil millones de seres humanos. Si tomamos en cuenta al 20% de la población más rica del orbe, el porcentaje de apropiación asciende al 80% de la riqueza mundial. Estos datos comenzaron a circular este fin de semana y no fueron proporcionados por radicales, enemigos del sistema o los últimos países comunistas (que aspiran a dejar de serlo). Fueron dados a conocer por una organización denominada OXFAM.

Oxfam, fundada en 1942 en Oxford, agrupa a 17 organizaciones que trabajan en aproximadamente 90 países para encontrar soluciones a la pobreza y la injusticia. Esta organización trabaja directamente con las comunidades y busca influir en la gente que toma las decisiones en el mundo. En el 2000, Oxfam adoptó el enfoque basado en derechos. Considera que son derechos de todo ser humano: contar con un medio de vida sostenible, acceso a los servicios sociales básicos, garantías a la vida y la seguridad, a ser oído y contar con identidad. Hay más datos de OXFAM que apuntan a una cada vez mayor desigualdad en el mundo, por lo que esta organización llevará al Foro Económico Mundial de Davos su preocupación de que este proceso de concentración de la riqueza no sólo impida disminuir la pobreza, sino que la incremente en los próximos años.

No es esta la única alarma que ha sonado desde el interior del propio sistema capitalista (¿hay otro?). Desde los años noventa existe la preocupación acerca del “dinero caliente”, capitales especulativos que van de país en país obteniendo ganancias, pero sin generar beneficios de largo plazo para la nación a la que llegan.

Recientemente, Thomas Pikety, autor del libro El capital en el siglo XXI, señala que la acumulación de la riqueza está creciendo más rápido que las economías, lo que significa que la concentración y la desigualdad van en aumento. Este autor propone una serie de medidas, entre ellas impositivas, para revertir un proceso que cree nocivo para la funcionalidad del sistema.

Otros datos permiten suponer que existen alrededor de mil millones de personas que tienen acceso a los satisfactores básicos. Se encuentran en EUA, Europa, Japón y las clases más favorecidas del Tercer Mundo. Pero hay más de seis mil millones que no pueden ejercer uno o varios de sus derechos como seres humanos. Más grave aún: en los próximos años, esta proporción tiende a crecer.

Así que todos los discursos políticos de los líderes del mundo que pronostiquen el fin de la desigualdad hay que ponerlos en una botella y pensar qué hacer con el espacio que queda vacío. 

Fecha: 
Lunes, 19 de Enero 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1