Se encuentra usted aquí

fondos

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El INFONACOT: la institución financiera de los trabajadores

Por decreto presidencial publicado el 2 de mayo de 1974, bajo el gobierno del entonces presidente de la República, Luis Echeverría Álvarez, se crea el Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (FONACOT) con el propósito de apoyar a la clase trabajadora en el financiamiento de bienes y servicios.

Posteriormente, el 24 de abril de 2006 dejo de ser el FONACOT para pasar a ser el INFONACOT al expedirse la Ley del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores. De conformidad con el artículo 1 de dicha Ley, el INFONACOT, es un organismo público descentralizado de interés social sectorizado en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con personalidad jurídica y patrimonio propio y autosuficiencia presupuestal.

El Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores tiene como objeto promover el ahorro de los trabajadores, otorgarles financiamiento y garantizar su acceso a créditos, para la adquisición de bienes y pago de servicios.

De conformidad con el artículo 13 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, la administración del Instituto está encomendada a un Consejo Directivo y a un Director General.

El artículo 14 de la misma ley señala que el Consejo Directivo está integrado en forma tripartita por los siguientes consejeros:

I. El Secretario del Trabajo y Previsión Social.
II. El Secretario de Hacienda y Crédito Público.
III. El Secretario de Economía.
IV. El Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.
V. Un representante de cada una de las cuatro confederaciones de organizaciones de patrones más representativas del país, y
VI. Un representante de cada una de las cuatro confederaciones de organizaciones de trabajadores más representativas del país, debidamente registradas ante la Secretaría del Trabajo.

Pero además cuenta con varios comités de apoyo que están integrados por servidores públicos del INFONACOT, representantes de dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y, según lo determine su Estatuto Orgánico, por profesionistas independientes y especialistas del sector de los trabajadores en la materia propia de cada comité.

De conformidad con el artículo 19 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, el Instituto cuenta con los siguientes comités de apoyo:

I. De Operaciones.
II. De Crédito.
III. De Auditoría, Control y Vigilancia.
IV. De Administración Integral de Riesgos.
V. Recursos Humanos, y
VI. Los demás que constituya el Consejo Directivo.

El Director General del INFONACOT, es designado por el titular del Ejecutivo Federal, a propuesta del Secretario del Trabajo y Previsión Social. El nombramiento debe recaer en una persona que reúna varios requisitos entre otros, debe contar con una experiencia mínima de cinco años en puestos de alto nivel decisorio en materia financiera dentro del sistema financiero mexicano.

En la actualidad el Director General del INFONACOT es César Alberto Martínez Baranda. De acuerdo a la semblanza del director que publica en su página oficial este instituto, es Licenciado en Administración por la Universidad La Salle. Ha laborado en diversas instituciones como: Banco Interacciones, Banca Quadrum, S.A., Grupo Financiero Multivalores, entre otros. En donde ha fungido como Director Ejecutivo de Descuento de Documentos, Factoraje y Compras de Gobierno; Director Ejecutivo de Banca de Negocios Especializados; Director Ejecutivo de Banca Empresarial; Director de Banca de Gobierno y de Sector Vivienda.; Director Ejecutivo Regional. También fue Presidente a nivel nacional de la Asociación Mexicana de Factoraje Financiero y Actividades Similares, A.C. (AMEFAC).

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 28 de Octubre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hacia una Cultura de la Prevención y el Aseguramiento de daños catastróficos

Hace tres días los escenarios por desastre natural en México eran catastróficos. El huracán Patricia se convirtió en noticia mundial y alarma nacional. La población cooperó con sus autoridades de protección civil y poco más de mil albergues fueron habilitados. Sin duda, ya contamos con una cultura de prevención ante posibles desastres naturales. En esta ocasión hubo “saldo blanco”

México regresa a su normalidad: El suministro eléctrico se restablece, aeropuertos, puertos y carreteras operan con normalidad,  la alerta por el huracán quedó finalizada y ahora comienza el recuento de los daños materiales.

Los daños materiales en diversas proporciones incluyen caída de árboles, daños a líneas de transmisión, deslaves en carreteras, letreros caídos, puentes dañados e inundaciones en diversas regiones que han afectado la agricultura.

¿Qué instrumentos tenemos para afrontarlos?

Existe un Sistema Nacional de Protección Civil. El artículo 37, de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) establece que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos se deben incluir previsiones para llevar a cabo acciones preventivas y atender los daños ocasionados por fenómenos naturales.

Desde 1996 comienza la previsión presupuestaria del Gobierno Federal. A la fecha hay varios instrumentos financieros de apoyo:

  • El Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (FOPREDEN);
  • El Fondo de Desastres Naturales (FONDEN);
  • El Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA) –Programa de Atención a Desastres Naturales de SAGARPA.

La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria estipula que al inicio de cada ejercicio fiscal una proporción no menor a 0.4 por ciento del PEF sea orientada al Fonden, Fopreden y al fondo agropecuario para desastres naturales.

El PEF para 2015 cuenta con 6,355 millones de pesos para hacer frente a desastres naturales.

Por su parte, la Secretaría de Agricultura informó al inicio del año que se invertirán 4,134 millones de pesos, a través del Programa de Atención a Desastres Naturales.

Si se diera el caso de que estos recursos asignados no fueran suficientes, la Ley estipula que recursos adicionales podrán ser transferidos de otros programas y fondos, 

El Fondo de Desastres Naturales (FONDEN)

El FONDEN es un instrumento de coordinación intergubernamental e interinstitucional que tiene por objeto ejecutar acciones, autorizar y aplicar recursos para mitigar los efectos que produzca un fenómeno natural en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil.

¿Para qué sirve?

Los recursos del Fonden se utilizan para comprar medicamentos, agua para beber, alimentos, ropa abrigadora y artículos de limpieza y aseo personal en caso de una emergencia.

El Fonden también cuenta con recursos para reconstruir viviendas y reparar la infraestructura dañada por los efectos de un desastre natural. 

La declaratoria de emergencia

Es la forma en que la secretaría de Gobernación reconoce que un municipio o estado se encuentra ante el peligro inminente de ser afectado por un fenómeno natural. 

La declaratoria de desastre

Cuando un fenómeno natural daña las viviendas y los servicios públicos de una población, el gobierno estatal o una dependencia federal pueden solicitar la ‘declaratoria de desastre’, para que la secretaría de Gobernación libere los recursos del Fonden.

¿Cuál es la diferencia?

Con una declaratoria de emergencia, la secretaría de Gobernación destina los recursos del Fonden para atender la vida y la salud de la población afectada con alimentos, medicinas y artículos de higiene personal.

Con una declaratoria de emergencia, Gobernación libera los recursos para reconstruir la infraestructura y restablecer los servicios de las regiones destruidas.

¿Cómo funciona?

En el caso de una emergencia, la secretaría de Gobernación no entrega dinero en efectivo a los estados, sino que adquiere los insumos necesarios e instruye a los proveedores para que los entreguen a las autoridades estatales.

En el caso de un desastre, el Fonden se compromete a cubrir totalmente los costos de reconstrucción en el estado o participar hasta con un 50 por ciento, dependiendo del tipo de infraestructura a reparar.

¿De qué manera acceden los estados a la ayuda? 

Para que los estados puedan recibir los insumos del Fonden, la secretaría de Gobernación debe activar la declaratoria de emergencia o de desastre natural, según corresponda.

Los estados que necesitan la ayuda deben hacer la solicitud en la instalación del comité de evaluación de daños, el cual se conforma por representantes de la secretaría de Gobernación y de los gobiernos federal y estatal.

En sus inicios, los recursos del Fondo eran enfocados únicamente a la realización de actividades una vez concluidos los procesos de rehabilitación y reconstrucción de infraestructura pública de los tres órdenes de gobierno, de viviendas de pobladores de bajos ingresos y de ciertos ecosistemas tales como selvas, áreas naturales protegidas, ríos y lagunas.

Durante el primer semestre de 2015, los recursos autorizados a cargo del Fonden para continuar con las obras de reconstrucción y otros apoyos para la atención de desastres naturales ascendieron a 6 mil 939 millones pesos, cifra 53.4 por ciento menor que los 14 mil 905 millones de pesos autorizados en igual periodo de 2014.

México cuenta con un territorio sumamente expuesto a una gran variedad de fenómenos geológicos e hidrometeorológicos. México está considerado como uno de los países con mayor actividad sísmica en el mundo, ya que cada año se registran más de 90 sismos de magnitud de 4 o más grados en la escala Richter.
Alrededor de 40 por ciento del país y más de la cuarta parte de la población que lo habita, están expuestos a tormentas, huracanes e inundaciones.  

Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA)

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación aplicará el Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA), el cual considera apoyos directos para pequeños productores y la activación de seguros contratados previamente entre la entidad y el gobierno federal. En una primera noticia, las principales afectaciones son agrícolas. Alrededor de 3 mil 500 hectáreas de cultivo de plátano y papaya se dañaron, principalmente en Colima.

El Componente Atención a Desastres Naturales en el Sector Agropecuario y Pesquero tiene como fin:

  • Apoyar a productores agrícolas, ganaderos, pesqueros y acuacultores de bajos ingresos cuando sucede algún desastre natural que daña sus cultivos, cabezas de ganado, embarcaciones, hectáreas o unidades acuícolas para que puedan reincorporarse lo antes posible a sus actividades productivas
  • Apoyar a productores agrícolas en reconversión productiva y en los municipios de la cruzada contra el hambre para que protejan sus cultivos de desastres naturales.
  • Apoyar a productores ganaderos para que protejan el alimento de su ganado, así como al ganado mismo por muerte y la infraestructura productiva pecuaria en caso de suceder algún desastre natural.

________________________________________________________________

Fuentes

http://www.sagarpa.mx/desarrolloRural/cadena/Paginas/default.aspx

Fecha: 
Lunes, 26 de Octubre 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cuidado con Cué

Con el 50.11% de los votos emitidos, Gabino Cué Monteagudo ganó la gubernatura de Oaxaca el 4 de julio de 2010. Fue el candidato de una coalición integrada por el PAN, PRD, PT y Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano). También lo apoyaron el entonces perredista y hoy dueño de Morena, Andrés Manuel López Obrador, el exgobernador priista (hoy panista), Diódoro Carrasco y, extraoficialmente, los líderes de la revoltosa y disidente Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Desde el primer día de su gobierno Cué solapó todas las acciones ilegales realizadas por la 22, tanto dentro como fuera de Oaxaca; autorizó el enorme endeudamiento de la anterior versión del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), que hasta el martes administró a su antojo la 22; obedeciendo a los líderes de la 22 no permitió que el congreso oaxaqueño adecuara varias leyes estatales de acuerdo a lo establecido por la Reforma Educativa. En suma, el gobernador le entregó una porción importante de su poder a los agitadores profesionales que desde hace décadas han desestabilizado política y económicamente a Oaxaca y a amplias zonas de la Ciudad de México.

Ahora, después de cuatro años y medio en el cargo y presionado por el gobierno federal, Cué anunció la desaparición del IEEPO que hasta el martes estaba en manos de la Sección 22 y creó un nuevo IEEPO que quedó en manos del mismo director general del viejo organismo, Moisés Robles. Peor aún, en la junta directiva de la nueva institución colocó a personajes afines a él, al ex gobernador Carrasco y, para acabarla de amolar, al tristemente célebre ex Secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna.

En la flamante junta directiva del IEEPO 2.0 brillan por su ausencia personas que se hayan desempeñado exitosamente dentro del sector educativo oaxaqueño, federal o de otra entidades. Hay ex agentes del ministerio púbico, ex directores jurídicos, ex policías. Ningún educador o pedagogo distinguido.

Durante su carrera política Cué traicionó a muchos de los que lo apoyaron en algún momento dado. López Obrador y la Sección 22 son sus ex amigos más recientes.

Por lo que puedo observar. El gobernador decidió quedarse con el control del IEEPO para ser quien decida cómo se gastarán sus cuantiosos recursos, incluidos los 1,000 millones que ayer les regaló el Secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, para que ahora sí mejore la calidad de la educación en Oaxaca.

Cué resultó ser un tipo de cuidado… ¡Cuidado con él!

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 24 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1