Se encuentra usted aquí

fascismo

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El voto del miedo

El domingo pasado, en la primera vuelta para las elecciones regionales, los franceses dieron un giro radical hacia la derecha. El Frente Nacional, FN, liderado por Marine Le Pen, arrasó con los socialistas del presidente François Hollande y con los conservadores del Frente Republicano, de Nicolas Sarkozy. A Hollande no le sirvió de mucho la respuesta (acertada y efectiva, para muchos) de su gobierno tras los atentados de París. La situación económica, una serie de errores del gobierno y el miedo frente a una islamización radical, llevaron a la debacle de la izquierda en el país galo.

Aunque la historia haya enseñado a los franceses los peligros de las ideologías extremistas, la coyuntura actual es perfecta para el FN y ahora la extrema derecha no sólo ha ganado sufragios debido a la crisis económica, sino también a la amenaza que implica vivir entre terroristas. Llama la atención que la mayoría de los nuevos votos para el FN son de gente joven. Tradicionalmente eran ya mayores los votantes del FN.  

Las urnas hablan lo que votantes callan. Dicho de otra manera, lo que era un secreto a voces, ha dejado de serlo: los franceses ya no quieren a más inmigrantes en su territorio, especialmente, si son inmigrantes musulmanes.

Tras el triunfo del FN, Marine Le Pen dijo que su partido es el único verdaderamente republicano e invitó a todos los patriotas franceses a unirse al FN en la segunda vuelta. 

Pero no siempre fue así. Con la oleada de inmigrantes que llegaron a Francia, a partir de 1950, el país se llenó de musulmanes. Francia les abrió las puertas, les dio todas las facilidades para que empezaran una vida nueva, una vida mejor. En aquel entonces no se veían las ejecuciones repugnantes y violentas a través de vídeos, ni los saqueos de ciudades enteras y mucho menos se mataba a gente a diestra y siniestra en la calle. Gente inocente. Ahora muchos de esos inmigrantes y los que llegaron después de ellos quieren cambiar las reglas de convivencia del país de acogida. No quieren adaptarse a la cultura y a las costumbres de cada lugar. Por el contrario, quieren que sean los franceses, y los europeos en general, los que se adapten a ellos. Rechazan ciertas reglas, cuando ellos mismos jamás permitirían que los occidentales aplicaran sus propias reglas en sus países musulmanes. Utilizan la religión como bastón de mando para cometer sus atrocidades, cuando todos sabemos que no es la religión el problema, sino su interpretación equivocada.  Todo esto, por supuesto, genera desconfianza y miedo entre los franceses, que no están dispuestos a seguirlo tolerando y necesitan de un gobierno fuerte que se encargue del asunto.

La persona que ha conseguido que el Frente Nacional gane nuevos adeptos es Marine Le Pen, luego de que expulsara a su padre, Jean-Marie Le Pen, del partido. Teatro o realidad, el FN tenía que desligarse de su ideólogo, Jean-Marie Le Pen para poder suavizar su discurso ultra nacionalista.  El padre era una ficha.  Antisemita, había dicho que Petain no había sido ningún traidor de Francia, que las cámaras de gas utilizadas durante la Shoa habían sido tan sólo un detalle de la historia, y que ahora los franceses eran gobernados por inmigrantes e hijos de inmigrantes, como el primer ministro Manuel Valls, que era francés sólo desde hacía 30 años, mientras que él lo era desde hacía 1000.

A pesar de la nueva estrategia del FN que consiste en moderar las posiciones políticas del partido, Marine Le Pen se ha mantenido firme con el asunto de los musulmanes en Francia. Al comparecer en un tribunal de Lyon para hacer frente al cargo de incitar al odio racial contra los musulmanes, dijo que Francia estaba ocupada por los inmigrantes, de la misma manera que había estado ocupada por los Nazis durante la II Segunda Guerra Mundial.

Lo que esta mujer propone es una verdadera política de lucha contra la inmigración masiva, sobre todo de la comunidad musulmana, para no exponer a su país a acoger más terroristas islamistas. Su régimen estaría basado en la tolerancia cero y en la expulsión sistemática de los inmigrantes clandestinos. El cierre de las mezquitas radicales y la expulsión de cualquiera que impartiese el odio hacia su territorio. Para ello recomienda la, nada popular medida, de no ayudar a los barcos repletos de inmigrantes y suprimir la cobertura médica de los sin papeles, dentro del territorio francés. Hay que retomar el control de nuestras fronteras nacionales, dijo. Y pretende hacerlo con toda la fuerza de la policía, del ejército y de las aduanas.  

Cuando las ideas de la extrema derecha que condujeron al fascismo en el pasado y dañaron a tanta gente se encuentran en una coyuntura como la actual,  donde un, así llamado, Estado Islámico, demuestra su efectividad para radicalizar a musulmanes de todo el mundo y hacerlos operar, no sólo en atentados con fines estratégicos y simbólicos, como el de París, sino que es capaz de asesinar a sangre fría a unos empleados de oficina en el tranquilo condado de San Bernardino, California y, ¿por qué no?,  en cualquier sitio, a cualquier hora, y en cualquier lugar del planeta…  entonces, el miedo se apodera de la gente, que es capaz de optar por cualquier partido que le ofrezca seguridad; mano dura, como la de Marine Le Pen.

La paradoja radica en que antes de que Al-Qaeda derribara las Torres Gemelas y antes de que el Estado Islámico apareciera en el mapa del terrorismo internacional, la llegada del FN en la Eurocámara se veía ya como un enorme peligro para Europa.

Y ahora, lo que ha pasado puede volver a ocurrir, dijo el presidente Hollande, refiriéndose a las elecciones presidenciales de 2002, en las que Jean-Marie Le Pen, padre de Marine, estuvo a nada de haber ganado en la segunda vuelta contra el ex presidente Jacques Chirac.

En las próximas elecciones presidenciales, Marine Le Pen podría ser electa como presidente de Francia.

El problema con los partidos de ultra derecha europeos: el Partido del Pueblo Danés; La Liga Norte Italiana; Los Demócratas Suecos; Amanecer Dorado, partido neonazi griego; Los independistas flamencos Vlaams Belang de Bélgica; el Partido de la Independencia del Reino Unido; el Partido Liberal Austriaco; y el Frente Nacional francés, es que suelen ser xenófobos y ultranacionalistas, pero más que nada, que rechazan la idea de la solidaridad entre los países europeos, de la Unión Europea que tanto ha costado y que, a pesar de sus fallas, creo que ha demostrado ser la mejor alternativa para competir en un mundo globalizado.  

Una gran parte de los franceses, luego de los atentados de París, ha dicho que prefiere sacrificar libertad a cambio de seguridad. Lo que equivale decir que los musulmanes radicales están echando por la borda muchos de los grandes ideales que se consiguieron tras la Revolución francesa.

Quisiera volver a destacar que con la llegada de la extrema derecha al poder se correría el riesgo de entrar en una atmósfera de xenofobia y satanización de los musulmanes. Y como escribí en mi artículo anterior, los terroristas constituyen una minoría, muy peligrosa, pero una minoría.

Antes de la II Guerra Mundial, los graves problemas económicos y sociales fueron campo fértil para el desarrollo de los regímenes fascistas europeos. Me pregunto si ahora lo que provoque el regreso de ese tipo de regímenes será la amenaza del terrorismo.

¿Dónde quedaron las lecciones de los años 30?

Sólo queda esperar que la moderación del partido sea verdadera y que el FN sea, como afirmó Marine Le Pen, un partido verdaderamente republicano. 

Autor:

Fecha: 
Martes, 08 de Diciembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El pecado original del INE

A pocos dejó satisfecha la decisión del Instituto Nacional Electoral (INE) de mantener el registro del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a pesar de las violaciones graves y sistemáticas de la ley, que sugieren que ameritaba la máxima sanción. Leí lo que escribieron los consejeros del Instituto argumentando que sólo el voto ciudadano debe determinar la permanencia o no del registro de un partido. Añadieron que violaría derechos políticos fundamentales de ciudadanos una decisión administrativa de esa magnitud, y sólo sería válida en caso de que el Verde hubiese atentado contra los cimientos de la democracia, como los partidos nazis o fascistas. También dijeron que no se trata de un caso de impunidad, pues los ilícitos del partido se sancionaron reiteradamente, y en tiempo real, con fuertes multas. La decisión de los consejeros es opinable. A mi juicio su argumentación no es sólida.

Antes de emitir mi opinión, destaco la virtud cívica del Consejero Presidente de aceptar el reto de discutir en público la decisión del INE. Ahora bien, desde mi punto de vista, la resolución del Instituto debilita la credibilidad pública en el árbitro electoral y ahonda la desconfianza en las instituciones y en el sistema democrático como instrumento de convivencia en una sociedad plural y de mecanismo para transmitir pacíficamente el poder y, a mediano plazo, como medio para igualar las oportunidades de los ciudadanos y lograr una sociedad justa. Dicen los consejeros que el mercado electoral debe determinar la vida o la muerte de un partido, como si se tratara de una mercancía y no de una institución de interés público. Y que sólo amerita retirar el registro a un partido si atenta contra las bases democráticas; se aludió al fascismo.

En otros países el desafío a la democracia puede ser el fascismo, y excluyen a tales partidos a pesar de violar derechos políticos de sus partidarios. En México la impunidad, el crimen sin castigo, es lo que socava a la democracia. El INE argumenta que no hubo impunidad pues se multó al PVEM, sanción que retira o mitiga el tribunal electoral. Pero la ley habla de violaciones graves y sistemáticas como causal de retiro del registro, que las hubo; sin embargo no las sancionó: a esto se llama impunidad. Así, la interpretación que hace el Instituto de la ley mina a la democracia pero hiere, tal vez mortalmente, su credibilidad, crucial para la paz. Es lamentable. Entreveo que el pecado original de tamaño desaguisado se origina en su diseño institucional, que a la vez es organizador y árbitro electoral. ¿No debería acotarse su papel a organizar elecciones limpias y equitativas, y dejar el arbitraje al tribunal?

Fecha: 
Jueves, 20 de Agosto 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Insisto: ¡Cuidado con Donald!

El 10 de julio pasado escribí  en este espacio:

“El gran editor y periodista estadounidense H. L. Mencken (1880 - 1956) ideó lo que a mi juicio es una de las mejores definiciones:  “El demagogo es el que predica doctrinas que él sabe que son falsas a personas que él sabe que son idiotas”.

“He escuchado y analizado tres entrevistas que muestran, sin lugar a duda, el aspirante a la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, “predica doctrinas que él sabe que son falsas a personas que él sabe que son idiotas”. Y no solo eso, sin titubear ni pestañear ignora los datos científicamente obtenidos que contradicen los números que con pasmosa facilidad se saca de la manga. Peor aún, sin el menor rubor le dice a sus entrevistadores que están equivocados, o son impreparados o carentes de imaginación.

“En cada una de ellas Trump dice, palabras más palabras menos, lo mismo, lo que indica que ya tiene muy ensayadas las preguntas a las respuestas que supone que le van a formular.

“Insiste en decir que “Estados Unidos se ha convertido en un vertedero para los problemas de todos los demás. Cuando México envía su gente no está enviando a lo mejores. Están trayendo drogas. Están trayendo crimen. Son violadores. Y algunos, supongo, son gente buena… Vamos a tener terroristas que vienen a través de la frontera. No tenemos ninguna protección”.

“La historia demuestra que cuando un demagogo convence a las mayorías y accede al poder se vuelve una amenaza para su propio país y el mundo. Por eso, ¡cuidado con Donald Trump!”

Lo anterior lo escribí hace poco más de un mes. Desde entonces, el demagogo ha visto subir su popularidad en la encuestas dejando atrás a los otros 16 precandidatos republicanos. Lo anterior pese a haber insultado a un héroe de guerra, a una periodista y a casi cualquiera que se cruce en su camino.

Lo peor es que sus propuestas que rayan en el fascismo, como la que presentó hace algunos días en torno al problema migratorio, están obligando a los demás republicanos a adoptar posiciones cada vez más extremas con tal de no quedarse atrás de él.

El gobierno de Enrique Peña Nieto y todos los mexicanos debemos ver con preocupación el fenómeno de este demagogo populista. Por eso, insisto: ¡Cuidado con Trump!

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 19 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De las conductas sorprendentemente fascistoides de cierta diputada de "izquierda"

Comienzo hoy con una pequeña encuesta y posteriormente me explico:

1.- ¿Establece usted alianzas con los sectores y personajes más conservadores de la sociedad y se exhibe públicamente con ellos?

2.- ¿Defiende usted la fortaleza absoluta e indiscutible del Estado?

3.- ¿Considera que no todos somos iguales y que hay diferencias importantes dependiendo de la raza o religión?

4.- ¿Defiende un orden jerárquico en la sociedad basada en razones elitistas y de segmento socioeconómico?, o dicho de otra manera, ¿usted cree que “hasta en los perros hay razas”?

5.- ¿Cree usted en la exaltación de un caudillo que se enfrenta a todo y a todos por el “bien del pueblo bueno”?

6.- ¿Defiende y apoya el corporativismo como una forma de agrupamiento y manejo de las masas?

7.- ¿Considera que la censura en muchos casos es necesaria para evitar que los que piensan mal (o sea distinto a usted) puedan alienar a las masas?

8.- ¿Le parece que hay arte, libros y/o programas “perniciosos” que los niños e incluso muchos adultos no deberían leer o ver?

9.- ¿Piensa usted que el caudillo está por encima y más allá de las instituciones?

10.- ¿Considera que en determinados contextos se justifica la violencia como una forma de lograr reivindicaciones?

Queridos amigos, si la mayoría de las respuestas las contestaron con un sí, les informo que son ustedes unos fascistas, y fuertes candidatos a pertenecer y/o destacar en algunos partidos políticos de nuestro país, ya sabrán ustedes cuales…

Y digo esto porque debo confesar que a mí no me gustan los programas de Laura Bozzo, no son de mi preferencia, ni creo jamás tener la paciencia y curiosidad malsana para meterme en los problemas más íntimos de los demás a las 3 de la tarde. Desde mi punto de vista el programa es grotesco y en esta emisión falta, sobretodo, buen gusto. Pero…usando la manida frase achacada a Voltaire, sería capaz de dar mi vida porque está señora tuviera su programa de televisión o de radio si es que las empresas para las que trabaja así lo decidieran y a ella también le conviniera. Después de ver las fascistoides declaraciones de la diputada del PRD Verónica Juárez Piña no puedo sentir más que una enorme tristeza y horror por lo en que se han convertido muchos miembros y ex miembros de este instituto político (y de otro) que se ha ostentado desde su fundación como de “izquierda”. Esta legisladora, remedo de Hitler, Chávez, Castro, Maduro y otros engendros nacionales, osa decir que la conductora peruana debe ser “expulsada” del país (como si nos gobernara Stalin) por poner en peligro “la vida, integridad y dignidad de niñas, niños y adolescentes”. Los deseos de censura de muchos no han desaparecido, ni por la caída del muro de Berlín en el lejano 1989. Abramos los ojos, tales pedimentos no son de izquierda ni de nada que se le parezca, son añoranzas de un totalitarismo que deben aterrorizarnos. En fin…mi solidaridad con la Sra. Bozzo por horrendos que sean sus programas… Ah…y una sugerencia final a la Diputada Juárez Piña: hasta donde sé, no es obligatorio ver el mentado programa “Laura”, tenemos en la televisión abierta o por cable decenas de opciones que podemos disfrutar o padecer, gracias a un movimiento muy logrado de nuestra especie, apretar un botón y cambiar de canal, yo digo… La recomendación de la semana: vayan a disfrutar la tradicional cocina mexicana al Azul de la Condesa, en Nuevo León 68. No dejen de probar los buñuelos de pato bañados de Mole Negro; el tamal de frijol; y para los que les gusta, la cochinita pibil. Vale la pena. Desde luego hay área de fumar en una terraza pequeña pero bonita como para pasársela bien con estos calores. Les va a gustar. Y besitos a los niños… tan, tan.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1945 - Muere ejecutado Benito Mussolini

Benito Amilcare Andrea Mussolini (Dovia di Predappio, Forlí, 29 de julio de 1883-Giulino di Mezzegra, 28 de abril de 1945) fue un periodista, militar, político y dictador italiano. Primer ministro del Reino de Italia con poderes dictatoriales desde 1922 hasta 1943, cuando fue depuesto y encarcelado brevemente. Escapó gracias a la ayuda de la Alemania nazi, y asumió el cargo de presidente de la República Social Italiana desde septiembre de 1943 hasta su derrocamiento en 1945, y posteriormente muerte por ejecución.

Mussolini —también conocido como el Duce— pasó de ser el número 3 en el escalafón del Partido Socialista Italiano y dirigir su rotativo Avanti!, a promover el fascismo dentro de Italia. Durante su mandato estableció un régimen cuyas características fueron el nacionalismo, el militarismo y la lucha contra el liberalismo y contra el comunismo, combinadas con la estricta censura y la propaganda estatal. Mussolini se convirtió en un estrecho aliado del canciller alemán Adolf Hitler, caudillo del nazismo, sobre quien había influido. Bajo su gobierno, Italia entró en la Segunda Guerra Mundial en junio de 1940, como aliado de la Alemania nazi. Tres años después, los aliados invadieron el Reino de Italia y ocuparon la mayor parte del sur del país. En abril de 1945, trató de escapar a Suiza, pero fue capturado y fusilado, cerca del lago de Como por partisanos comunistas. Su cuerpo fue llevado a Milán, donde fue ultrajado.

Fecha: 
Viernes, 28 de Abril 2017 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Está más cerca el fascismo que la revolución

Es alarmante la descomposición de la vida política en México. La desconfianza y el descrédito manchan al jefe del Estado en los albores de su gobierno, como lo revela el escándalo de su Casa Blanca –cuyo valor no corresponden a los ingresos del funcionario y su esposa– que, para alentar las sospechas, está a nombre de una de las empresas que habían ganado el megacontrato público para construir el tren rápido de las ciudades de México a Querétaro, pero que ante el presunto caso de corrupción fue revocado en aras de transparencia. ¿Qué va a hacer el presidente para sacudirse tamaño lastre que dificultará la gobernación? A la vez, el gobierno tolera la violencia –que va en aumento– de grupos radicales, en menoscabo de su uso exclusivo y legítimo por parte del Estado. ¿Son síntomas de descomposición, que anteceden al colapso?

Pero claro, lo que vemos viene de atrás, tiene causas profundas. La estrategia guerrera contra las drogas ilegales hizo crisis en Iguala y en Tlatlaya, donde parece emerger un nuevo patrón que explicaría, al menos en parte, el incontable número de víctimas de esa guerra que se perdió y terminó de podrir a México: criminales y cuerpos militares o policiacos matan a mansalva a quienes les parecen sospechosos. En un Estado que perdió el uso legítimo de la fuerza los bandos rivales (fuerzas públicas y delincuentes) hacen suya aquella orden de Porfirio Díaz a Luis Mier y Terán de “Mátalos en caliente”, con la que sofocó a una rebelión de leales a Lerdo de Tejada, y que a la postre gravitó en el fin del Porfiriato. Los daños van más allá: como es bien conocido, el poder económico de las mafias compró o amedrentó a gobernadores yalcaldes, con lo que se destruyeron las frágiles instituciones provinciales.

Cierra este círculo perverso el uso de la ley y de los presupuestos públicos para favorecer a los amigos del gobierno en turno. He aquí las causas que socavan la cohesión social y la paz. ¿Qué sigue? Algunos creen que viene la revolución, pero en momentos de incertidumbre y temores por la integridad personal ocurre lo contrario: la gente clama paz y seguridad, lo que da pie a las sediciones militares y a dictaduras. Dos datos parecen señalar hacia tal dirección: el Gabinete de Comunicación Estratégica revela en una encuesta que 74% de los mexicanos repudia las manifestaciones violentas en protesta por los 43 desaparecidos. El otro es el dicho del líder de las juventudes del PRI, Luis Adrián Ramírez Ortiz, quien en alusión a las protestas dijo que esas bestiasno merecen vivir. El fascismo está más cerca que la revolución. Sin un golpe de timón de las elites perecerá nuestra defectuosa, pero preferible democracia.

Fecha: 
Jueves, 13 de Noviembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1922 - Mussolini llega al poder en Italia

El Líder del Partido Nacional Fascista, Benito Amilcare Andrea Mussolini, asumía el cargo de primer ministro de Italia un día como hoy, en el año 1922, cargo en el que se mantuvo por más de veinte años.

En el año 1922 Mussolini inició la llamada revolución fascista, caracterizada por los numerosos actos de violencia y agresiones a sus adversarios políticos por parte de los “camisas negras”. Mussolini afirmaba públicamente el derecho del fascismo a gobernar el país, y el 28 de octubre de 1922 llevó a cabo la “Marcha sobre Roma”, una gran manifestación que culminó en la renuncia del primer ministro italiano. El rey Víctor Manuel III no opuso resistencia al avance de Mussolini, quien formó un nuevo gobierno con poderes absolutos, negándole la voz a los partidos opositores. Los camisas negras fueron institucionalizados, formando así la Milicia Voluntaria para la Seguridad Nacional. En 1940, bajo su gobierno, Italia entró en la Segunda Guerra Mundial como aliado de la Alemania nazi. Luego de la derrota alemana, Mussolini intentó escapar a Suiza pero fue capturado y fusilado el 28 de abril de 1945. Su cuerpo fue trasladado a Milán, donde fue ultrajado y colgado boca abajo, como gesto de humillación y venganza y para confirmar públicamente su muerte.

Fecha: 
Lunes, 30 de Octubre 2017 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De una aventura represora más del Bombardero de Polanco

Alrededor de 20 millones de mexicanos somos fumadores, este es un dato duro y de este grupo formo parte. La renovada pretensión de algunos funcionarios fundamentalistas y que obedecen más a su bolsillo que al bien de la comunidad hace que de unos días para acá nos topemos, los polanquenses que fumamos, con una nueva arbitrariedad por parte del conocido “Bombardero de Polanco” en contra de los que vivimos en uno de los barrios (ahora) más desastrosos de nuestra gran ciudad. Desde hace varios años acudo a Playcity de Antara como muchos cientos de adultos jugadores que pasamos parte de nuestro tiempo libre en este divertimento, hasta donde entiendo lícito. Quiero hacer énfasis en que a este lugar solo pueden entrar mayores de edad y que tal establecimiento siguiendo el reglamento correspondiente y desde que se inauguró cuenta con espacios específicos para fumadores perfectamente separados de las áreas de no fumar. Hace un par de días, intempestivamente y sin previo aviso se presentaron “inspectores” de la Delegación Miguel Hidalgo, para clausurar el área de fumar de este Casino sin que mediara una explicación justificada para tomar tal medida. Acción que resulta no solo absurda, sino discriminatoria para una gran parte de la población, ya que atenta contra las garantías individuales y contra el derecho de las personas adultas, en pleno uso de sus facultades mentales, de decidir si quieren fumar o no fumar, mientras no perjudiquen a nadie y se cumpla con la Ley de Protección a los No fumadores que prohíbe fumar en espacios públicos cerrados, a menos de que las zonas para fumadores se separen físicamente y no ocupen más del 30% del espacio total, cosa que sucede totalmente en Playcity Antara. Seguramente de pronto, y por una inspiración divina el Sr. Romo decidió que tenia que actuar contra este establecimiento y contra todos los que acudimos ahí entre otras cosas para fumar una sustancia (cigarrillos) que hasta donde entiendo no esta prohibida (todavía) en la ciudad de México y es de consumo legal para los adultos que así lo hemos decidido. ¿De qué se trata?

Los fumadores no queremos lastimar a nadie, ni mucho menos afectar la salud de los no fumadores, o de jóvenes o niños. Luchamos porque se respeten los espacios a los que tenemos derecho, así sea en meras “islas” o ghettos para que, al acudir a restaurantes, hoteles, cafés, bares, cantinas, salas de fiesta, y desde luego sitios de entretenimiento para adultos como los casinos, nos sea permitido fumar sin afectar a terceros.

Muchos habitantes de la Ciudad de México y especialmente de Polanco nunca imaginamos que funcionarios de una supuesta izquierda respetuosa y libertaria nos tratarían como menores de edad, y nos impedirían el ejercicio del libre albedrío y que intentarían, como están haciéndolo, oficializar la discriminación.
¿Por qué el Delegado de Miguel Hidalgo se ha arrogado la limitación de las libertades de los ciudadanos?. Parecieran decir “yo sé lo que te conviene y lo que no, y yo digo que lo que no te conviene está prohibido”, no obstante que la venta y el consumo de tabaco, repito, hasta el día de hoy es legal. La separación física que existe en Playcity Antara esta apegada a la ley y la medida resulta por lo tanto totalmente fascistoide. Es una elección libre de las personas adultas que ahí acudimos el entrar al espacio de fumadores o no. ¿O ahora resulta que Fray Víctor Romo es más papista que el papa?

Cuando en una democracia joven, como la nuestra, los representantes políticos toman decisiones autoritarias y propias de papás represores, como si todos fuéramos sus hijos menores de edad, y sin consultar a los posibles afectados, es decir, a sus gobernados, es de temer que, en poco tiempo, más libertades serán restringidas y menos cerca estaremos de la democracia madura a la que aspiramos.

Los propietarios de Casinos, aunque se enojen los conservadores puritanos, también tienen derechos; por lo menos el de dar a escoger a su clientela —libre competencia—. Queremos simple y sencillamente que se cumpla la ley y que haya espacios para fumadores y para no fumadores como es el caso del Casino de Antara. 

Los fumadores somos una minoría relativa, cierto, pero también tenemos derechos. Urge mayor congruencia en nuestra Delegación. Hemos aceptado resignadamente los baches, las obras mal planeadas, la ineficiencia e incapacidad mostradas en las obras de Masaryk, la eterna duración de las mismas, pero todo tiene un límite. Me niego a aceptar la corrupción y la discriminación en nombre de mi…¿salud?. Ya estoy bastante crecidita para el tutelaje.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 29 de Septiembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas: