Se encuentra usted aquí

expresión

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Controlar internet

 

Cada cierto tiempo salen propuestas de supervisión, control y supervisión de Internet y las redes sociales. Prácticamente todas ellas provienen de políticos ligados a partidos políticos en el gobierno de corte autoritario. Todas fracasan en regímenes democráticos, pero los políticos que les provoca sensibilidad la libertad del mundo digital siguen insistiendo.

Ahora le toco a México. El senador por el estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, presentó la iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos. Entre las consideraciones de su iniciativa, destacan los siguientes argumentos que describen sus intenciones y preocupaciones:

“Las nuevas tecnologías y la creciente demanda de Internet resultan un campo fértil para la delincuencia, que ha encontrado nuevas formas para consumar delitos a través de medios electrónicos y tecnológicos, los cuales son aprovechados para afectar a la ciudadanía, las empresas y el gobierno…

Esto obliga a transformar también nuestro marco jurídico ya que a través de estos medios se realizan conductas humanas que tienen efectos en el mundo real, y afectan la esfera jurídica de las personas…

El incremento de los incidentes va en estricta relación con el incremento del numero de usuarios de Internet, redes sociales y medios informáticos”.

Y remata el senador Fayad para argumentar la necesidad y urgencia de esta nueva ley: actualmente 41% de los países a nivel mundial sí cuentan con legislación contra el cibercrimen.

Ley Federal para Prevenir y Sancionar Delitos Informáticos

Entre los artículos más destacados de la propuesta de ley federal están:

  • Los delitos previstos se prevendrán, investigarán, perseguirán y sancionarán por la federación.
  • La prevención se efectuará a través de la vigilancia de la seguridad y los derechos de las personas en la red pública de Internet y de la promoción de las denuncias.
  • La unidad especializada de la Policía Federal realizará investigación para la prevención de los delitos contenidos en la ley por lo que podrá supervisar las acciones necesarias para la investigación de los delitos electrónicos cometidos, requeridas por la autoridad competente; y gestionar la cooperación con empresas proveedoras del servicio de Internet para suspender sitios, páginas electrónicas y cualquier contenido que atenten contra la seguridad pública.
  • Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados y proveedores de servicios de aplicaciones y contenidos, colaborarán en la investigación de los delitos informáticos, por lo que deberán proporcionar oportunamente asistencia técnica y la información que requieran las autoridades federales competentes para la investigación de los delitos informáticos.
  • Los proveedores de servicios y toda aquella institución privada que mantenga infraestructura informática para la proveeduría de servicios de telecomunicaciones y de aplicaciones en Internet, deberán conservar los datos de trafico de origen y destino de la comunicación o cualquier otra información que pueda ser de utilidad a la investigación.
  • A quien acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet, de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente.
  • A quien, sin la autorización correspondiente, revele, difunda o ceda, en todo o en parte, información privada referente a imágenes, audio, video o la información sensible de usuarios, se le impondrán de seis a doce años de prisión y multa de ciento cincuenta a doscientos días de salario mínimo vigente.
  • A quien publique, replique, comercialice, almacene o distribuya sitios web apócrifos en el territorio nacional o cualquier otro lugar fuera de él, se le impondrán de cinco a diez años de prisión y multa de 100 a 150 días de salario mínimo vigente.

Conclusión

Una iniciativa de ley controvertida, que por un lado promueve la necesidad de evitar el uso nocivo de Internet, que es una intención legítima y necesaria, pero lo hace limitando la libertad existente en el mundo digital y le otorga indebidamente facultades al gobierno federal para investigar, controlar y sancionar todo aquello que crea que atenta contra los intereses de terceros, donde los políticos son lo más sensibles.

Esta propuesta está condenada al fracaso. Más valdría promover el buen uso de los medios digitales a través de una gran campaña nacional de alfabetización digital y de su uso productivo. Lo negativo, con las buenas prácticas y la mejora de la cultura digital, se irá resolviendo. Nadie puede creer que el gobierno tenga la capacidad y la neutralidad en este caso, como tampoco lo ha sido en otros, de ser la mejor opción para vigilar y sancionar los excesos.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De las conductas sorprendentemente fascistoides de cierta diputada de "izquierda"

Comienzo hoy con una pequeña encuesta y posteriormente me explico:

1.- ¿Establece usted alianzas con los sectores y personajes más conservadores de la sociedad y se exhibe públicamente con ellos?

2.- ¿Defiende usted la fortaleza absoluta e indiscutible del Estado?

3.- ¿Considera que no todos somos iguales y que hay diferencias importantes dependiendo de la raza o religión?

4.- ¿Defiende un orden jerárquico en la sociedad basada en razones elitistas y de segmento socioeconómico?, o dicho de otra manera, ¿usted cree que “hasta en los perros hay razas”?

5.- ¿Cree usted en la exaltación de un caudillo que se enfrenta a todo y a todos por el “bien del pueblo bueno”?

6.- ¿Defiende y apoya el corporativismo como una forma de agrupamiento y manejo de las masas?

7.- ¿Considera que la censura en muchos casos es necesaria para evitar que los que piensan mal (o sea distinto a usted) puedan alienar a las masas?

8.- ¿Le parece que hay arte, libros y/o programas “perniciosos” que los niños e incluso muchos adultos no deberían leer o ver?

9.- ¿Piensa usted que el caudillo está por encima y más allá de las instituciones?

10.- ¿Considera que en determinados contextos se justifica la violencia como una forma de lograr reivindicaciones?

Queridos amigos, si la mayoría de las respuestas las contestaron con un sí, les informo que son ustedes unos fascistas, y fuertes candidatos a pertenecer y/o destacar en algunos partidos políticos de nuestro país, ya sabrán ustedes cuales…

Y digo esto porque debo confesar que a mí no me gustan los programas de Laura Bozzo, no son de mi preferencia, ni creo jamás tener la paciencia y curiosidad malsana para meterme en los problemas más íntimos de los demás a las 3 de la tarde. Desde mi punto de vista el programa es grotesco y en esta emisión falta, sobretodo, buen gusto. Pero…usando la manida frase achacada a Voltaire, sería capaz de dar mi vida porque está señora tuviera su programa de televisión o de radio si es que las empresas para las que trabaja así lo decidieran y a ella también le conviniera. Después de ver las fascistoides declaraciones de la diputada del PRD Verónica Juárez Piña no puedo sentir más que una enorme tristeza y horror por lo en que se han convertido muchos miembros y ex miembros de este instituto político (y de otro) que se ha ostentado desde su fundación como de “izquierda”. Esta legisladora, remedo de Hitler, Chávez, Castro, Maduro y otros engendros nacionales, osa decir que la conductora peruana debe ser “expulsada” del país (como si nos gobernara Stalin) por poner en peligro “la vida, integridad y dignidad de niñas, niños y adolescentes”. Los deseos de censura de muchos no han desaparecido, ni por la caída del muro de Berlín en el lejano 1989. Abramos los ojos, tales pedimentos no son de izquierda ni de nada que se le parezca, son añoranzas de un totalitarismo que deben aterrorizarnos. En fin…mi solidaridad con la Sra. Bozzo por horrendos que sean sus programas… Ah…y una sugerencia final a la Diputada Juárez Piña: hasta donde sé, no es obligatorio ver el mentado programa “Laura”, tenemos en la televisión abierta o por cable decenas de opciones que podemos disfrutar o padecer, gracias a un movimiento muy logrado de nuestra especie, apretar un botón y cambiar de canal, yo digo… La recomendación de la semana: vayan a disfrutar la tradicional cocina mexicana al Azul de la Condesa, en Nuevo León 68. No dejen de probar los buñuelos de pato bañados de Mole Negro; el tamal de frijol; y para los que les gusta, la cochinita pibil. Vale la pena. Desde luego hay área de fumar en una terraza pequeña pero bonita como para pasársela bien con estos calores. Les va a gustar. Y besitos a los niños… tan, tan.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"LIKE": Lo que podría estar detrás de mucho de lo que compartimos y de los likes de Facebook.

Algunas veces, cuando utilizo Facebook, tengo miedo de convertirme en una especie de ratoncito del Flautista de Hamelin, que es dirigido hacia un gigantesco entramado, gobernado por el mundo de las multinacionales y de la publicidad. Paso mucho tiempo en las redes, leyendo y compartiendo información y preguntándome si, en medio de tantos datos e imágenes, que pasan con una rapidez trepidante, no corro el riesgo de convertirme en un ¿aprendiz de todo y maestro de nada? Por ejemplo, leer una frase de Oscar Wilde (y otra de Kafka y otra de Steve Jobs) en las redes, no me convierte en un lector de Oscar Wilde. Me cuestiono si no sería mejor emplear todo ese tiempo leyendo textos completos. Las redes son un reflejo de la sociedad postmoderna, caracterizada por la fragmentación. Pero, ¿cuánta de esa información está descontextualizada? ¿Y cuánta de ésta es desinformación? Hace algunos días se estuvo compartiendo una imagen del filósofo francés, Claude Lévi-Straus, junto con el anuncio de su muerte. Encontré en Facebook un comentario tan absurdo como éste: «Acabamos de perder a un gran pensador. Descance en paz, Lévi-Strauss». Poco tiempo después, mi amigo, el escritor y biólogo Pedro Paunero, publicó un post, recomendando a sus amigos de Facebook leer bien las noticias y no sólo los encabezados antes de compartirlos. Lévi-Strauss murió en 2009. El problema en Facebook es que muchas veces las fuentes no se verifican.

Después de publicar mi situación emocional en Facebook y luego de no pocos inconvenientes relacionados con Facebook y mi vida personal, me he preguntado si escribir: «Me siento triste», por ejemplo, sirve realmente de catalizador para aliviar esa tristeza o si sólo muestra un aspecto de mi vida que a los demás no les interesa en lo absoluto. Tal vez, tras la publicación de mi estado emocional, reciba varios likes y algunas palabras de aliento en los comentarios (nunca, una llamada telefónica o una visita personal de apoyo). ¿Esos likes y comentarios, algunas veces demasiado simplistas, harán que me sienta menos triste? En todo caso, ¿quién es el destinatario real de esos mensajes? Todos y nadie. Quizá, yo mismo. He leído estudios psicológicos a favor y en contra de los efectos que tiene la publicación, en las redes sociales, de las emociones y de los detalles de la vida íntima en la salud mental.

¿Por qué son populares tan las redes sociales? La respuesta tiene que estar en la soledad.

En junio, Umberto Eco, uno de los mejores escritores contemporáneos, arremetió contra las redes sociales y sus usuarios, diciendo: «Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios».

Con todo lo que he publicado en Facebook, debo de ser ya el mayor idiota del planeta.

Pero Umberto Eco no ha de estar tan equivocado. No dudo que su comentario tenga más fondo que forma. Aunque también podría ser rebatido. ¿Por qué la cultura y la información tienen que estar en manos de las élites únicamente? ¿Qué no son propiedad de todos, de la humanidad? ¿No son las redes socials, precisamente, una especie de revolución, una forma de quitarle todo el poder a esas élites? Dicho de otra manera, ¿no son un nueva forma de ejercer la democracia, capaces de dar voz a quienes no la tenían?  

El gran escritor mexicano, Juan Villoro, escribió que una cosa es tener una idea sobre algo; otra, disponer de información sobre eso; y otra, tener autoridad sobre el tema. Creo que a eso se refería Umberto Eco. Muchas veces opinamos sobre temas que no conocemos a profundidad, como si fuéramos una autoridad en la materia, de manera que terminamos por desinformar, informar a medias o banalizar la información y el conocimiento.

El periodista y catedrático de la Universitat Ramon Llull de Barcelona, Josep Lluís Micó, dice1 que la mayoría de los motivos que tienen los internautas para compartir y dejar constancia en la red de aquello que les ha gustado son obvios.

Pero eso no es todo.

Algunas veces es difícil saber qué hay detrás de estos movimientos ejecutados por personas comunes, convertidas en «distribuidores eficientes de contenidos». Dice que una de las respuestas podría estar en la Teoría de los usos y gratificaciones (TUG)2.

A grosso modo, esta teoría investiga la comunicación en masa. Mientras que otras teorías estudian el alcance de los medios de comunicación en las personas, la TUG investiga qué efectos tienen las personas en los medios de comunicación. Según esta teoría, es la audiencia la que elige los contenidos que presentan los medios, de acuerdo a sus deseos y a sus necesidades, con el fin de conseguir una gratificación (satisfacción). Lo anterior implica que los medios tengan que competir entre ellos para ganarse a la audiencia.

En las redes sociales y, en concreto, en Facebook, el medio de comunicación no aporta el contenido; los usuarios hacemos al medio. Todos opinamos, difundimos, juzgamos y criticamos.

Aquí es donde el asunto se pone más interesante.

Por ejemplo, antes de las redes sociales, los medios de comunicación y las empresas encuestadoras podían afirmar que algún candidato o gobernante gozaba de una popularidad determinada. Ahora, con las redes sociales, se puede «palpar» de qué manera, una gran parte de los internautas (o de los idiotas de los que habla Umberto Eco) percibe a dicho gobernante. Si los datos no coinciden es porque algo extraño está ocurriendo. Podría presumirse que alguien los está manipulando. Por otra parte, las redes sociales permiten que información relevante se conozca en muchas partes y a gran velocidad (por ejemplo, cuando se han robado a un niño). Hay sucesos que nunca se conocerían si las redes sociales no existieran (p.e. el maltrato a los animales que se dio recientemente dentro de una tienda de mascotas en México).

Si la prensa es conocida como el cuarto poder, ¿en qué se convierten las redes sociales? ¿Comparten una parte ese cuarto poder, en qué proporción? ¿Son un quinto poder, el poder de la masa? ¿Son un contrapeso a todos los poderes existentes? ¿Son una especie de vigilante de los demás poderes?

Lo cierto es que compartimos y damos likes a los contenidos de Facebook que nos interesan, a los que llaman nuestra atención, a lo que nos entretienen, satisfacen nuestra curiosidad o nos dan algún tipo de beneficio (o gratificación).

Compartimos para buscar vínculos emocionales con los demás, a través de nuestros gustos e intereses.

Pero hay más.

Un estudio del New York Times reveló que el 68% de los usuarios de las redes sociales comparte aquella información que lo ayude a definirse de una manera determinada frente a los demás.

Es decir, nos proyectamos e intentamos revelar nuestra personalidad o, más bien, lo que quisiéramos que los demás vieran de nosotros en Facebook. Rompemos la línea que dividía lo público y lo privado.

En la vida real, ¿a cuántas de las personas que tenemos de amigos en Facebook invitaríamos a nuestras casas, les mostraríamos lo que comemos y lo que bebemos, les contaríamos chistes, les hablaríamos de cómo nos sentimos, de nuestras relaciones amorosas y les mostraríamos nuestros álbumes de fotos?

No lo sé.

Lo anterior es materia de otro debate.

Habrá que seguir atentos a la retórica de Facebook y de las redes sociales en general. Están aquí. Y forman una parte insospechada de la nueva forma que tenemos de comunicarnos. 

______________________________________________________________

http://www.lavanguardia.com/opinion/temas-de-debate/20130324/54370608811...

http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lco/menendez_g_pi/capit...

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Ego de Eco

Y la legión de imbéciles que “hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la colectividad” se extiende hasta la boca de un Premio Nobel ocupando un desagradable lugar entre ellos. Las palabras hicieron Eco después de que a Umberto lo embruteció el ego o quizá la necesidad de reafirmar que lo hemos leído.

Alrededor del mundo se conoce la literatura de Eco, miles de veces se habrá leído su obra sin saber siquiera sus antecedentes o su galardón Nobel.

No hace falta que una boca ensucie la tinta y se convierta con ello en “el tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad”.

Es cierto que las redes sociales y el internet le permite a cualquier pulga compartir sus saltos. También es cierto que cada uno de esos que participan en las redes tienen la libre opción de leer y creer lo que quieran.

Igualito que en una librería, no por ser libro y estar publicado en tirajes de miles de ejemplares quiere decir que es bueno. También en las librerías existe mucha basura y mentiras y hay quien compra esa basura, cree esas mentiras y lo que es peor, se alimenta de ellas.

También, cualquiera con poder adquisitivo puede publicar un libro y eso no lo hace perfecto o imperfecto, lo hace atrevido aunque sus letras no sean buenas. También hay periódicos, revistas, programas de televisión que son basura regida por legiones de imbéciles y dirigida a público insensato que lo cree y lo vive.

Antes de internet, antes de las redes sociales, había exactamente lo mismo que vemos hoy, aunque no sea en las mismas proporciones.

No es necesario, Sr. Eco, que ofenda porque ni está en un bar, ni se está tomando un vaso de vino y sí está dañando a la colectividad, a la gente que usted considera imbécil y que un día quizá deje de serlo. También agredió a una mayoría que escribe sentidos y contrasentidos con fundamento, raciocinio y que nunca han publicado un libro ni han ganado premios literarios.

No es mentira ni novedad lo que usted dijo, lo que sí es mentira es la generalización. No puedo defender a esa legión de la que habla porque no conozco a quienes la integran y yo decido lo que quiero leer y decido quienes son los intelectos que quiero frecuentar en mi red social y mi grupo de amigos son solo personas que piensan, sin excepción.

No le hace falta, Sr. Eco, que muestre que a Umberto se le pudo haber lastimado el Ego solo porque ahora todos podemos escribir y publicar, ya leí una buena parte de su obra y eso fue todo. A mí me dijeron alguna vez: “Esas no son formas, niña” y eso, yo era una niña y se aprende a veces.

Ni estoy en un bar, ni me gusta el vino.

Legión de lo que sea, sigan escribiendo lo que quieran, no necesitan permiso de nadie, ya cada quien decidirá si leerlos o creerles, así nadie pierde, nadie gana y todos contentos con sus propias imbecilidades y la libertad que ofrece esta red de arañas en la que todos vamos en rueda y rueda hasta que nos alcance con fortuna una espiral y nos lleve a lo que sigue.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 19 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El escándalo de David Korenfeld y el helicóptero de la CONAGUA. Día Mundial del Autismo. Proceso electoral 2015

En esta ocasión me acompañan Tere Vale, Mónica Uribe y Bernardino Esparza. Los temas que abordamos esta noche fueron: 

  • Sobre el escándalo de David Korenfeld y el uso indebido del helicóptero de la CONAGUA
  • Se celebró el "Día Mundial del Autismo"
  • Sobre el proceso electoral de 2015: Límites a la libertad de expresión de los comunicadores.
     

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 06 de Abril 2015 - 19:00
Redes sociales: 
0
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Observatorio ciudadano: El valor de Aristegui

Podrá o no gustarnos el estilo periodístico de Carmen Aristegui, pero hay que reconocer que es una periodista con arrojo, algunas veces al grado de la temeridad. De alguna manera, es lo que le ha ayudado a forjarse una carrera de muchos años en los medios, y un público que le es fiel.

Pero el valor al que me refiero en el título de esta colaboración es el comercial. No es peyorativa esta expresión ni pretendo denostarla, simplemente es señalar el peso que puede tener en el mercado del periodismo y la información. Y sí, estoy convencido que el valor de su fuerza de trabajo se cotiza alto, muy alto.

Como ha venido evolucionando, el conflicto MVS con Aristegui apunta en una sola dirección: los intereses de ambas partes son irreconciliables. De hecho, eran insuperables desde el anterior conflicto en el que la periodista salió del aire por unos días y con éste, la situación se ha tensado a tal grado que no es sano para nadie (incluyendo al público), que Aristegui regrese.

En los últimos meses de su trabajo en MVS, la periodista se presentaba con el slogan “Más libre que nunca”, lo que en sí mismo tiene un filón de análisis y reflexión importante y que a estas alturas adquiere una connotación de trascendencia.

Las expresiones de la propia Aristegui tras su salida de mediados de marzo, fijaron la ruta del conflicto, misma que acaba de arribar a un puerto firme: el judicial. La guerra que prometió la periodista acaba de exponer el primer ataque de la contienda, con el amparo concedido hace unos días.

En los resolutivos del amparo 672/2015 promovido por la propia Aristegui, el juez octavo de distrito en materia administrativa ordena dejar sin efectos los lineamientos impuestos por la empresa y eventualmente puede determinar la reanudación de las transmisiones del noticiero comandado por Aristegui.

De esto se desprenden dos escenarios posibles: la liquidación conforme a derecho de la relación contractual, acordada entre las partes, y segunda, la que en su caso ordene la autoridad jurisdiccional, reabriendo los micrófonos de MVS a Carmen Aristegui.

Seguramente el contrato que media entre la empresa y la periodista, estipula los casos y sanciones para las partes en virtud de la terminación anticipada y unilateral del mismo. En este sentido me queda claro que, de acuerdo a la información que ha trascendido, MVS tendrá que compensar económicamente a Aristegui. El monto interesa sólo a ellos.

El segundo escenario es el más trascendente, por los alcances que en términos de la libertad de expresión y el ejercicio profesional del periodismo implica. Si la queja inicial de Aristegui ha sido el atentado a la libre expresión, justo cuando se decía más libre que nunca, cómo explicará –llegado el caso- que regrese a una empresa o espacio que no respeta el ejercicio del periodismo que ella hace.

Se esperaría que con la bandera que enarbola de profesionalismo, objetividad, imparcialidad y ética profesional, la periodista hiciera valer la cláusula de conciencia, dando por terminada su relación con la empresa. Sería su victoria y con ello el triunfo de la actividad periodística en general, de lo contrario, si Aristegui toma los micrófonos de MVS, dejará ver que el trasfondo del conflicto se reducía a pesos y centavos.

Fecha: 
Sábado, 18 de Abril 2015 - 10:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Quién gana con el despido de Aristegui?

 

¿Quién gana con el despido de Carmen Aristegui de MVS? Creo que nadie: pierde la audiencia a una de las voces más críticas, crucial para la pluralidad, que es una determinante para la buena salud de la democracia. Pierde el gobierno federal, toda vez que es el principal sospechoso de la defenestración de la periodista, puesto que demolió su prestigio nacional e internacional, cuando reveló el posible conflicto de interés por las casas presidenciales y la del secretario de Hacienda (y no deben faltarle razones a Presidencia para desterrar a su mayor detractora). Pierde MVS radio porque el noticiero matutino de Aristegui era, por mucho, el de mayor audiencia nacional, principal referente que consideran los anunciantes para publicitar sus productos. Además, tal decisión enrarece el clima político en una sociedad muy lastimada y enojada, que no vislumbra salidas. Por último, tiende a dañar al PRI.

Cuando en un escenario hipotético aparentemente nadie gana –y en ausencia de información fidedigna–, el terreno es propicio para la especulación, que abre paso a la teoría de la conspiración, cuyo sustento es que poderosos y siniestros intereses maquinan para dañarnos, una tesis que linda con la teología: un señor todopoderoso juega al titiritero con la humanidad. Con esta reserva, van mis teorías: 1) para MVS era cada vez más costoso mantener a Aristegui, pues arriesgaba su concesión del espectro radioeléctrico y podría perder oportunidades de obtener nuevos negocios, y se deja convencer por su ex empleado, Eduardo Sánchez, hoy vocero presidencial. 2) El gobierno federal le hace al Maquiavelo y manda una nota, vía Gobernación, instando a las partes a resolver el conflicto, a la luz del daño a la imagen del presidente.

Y aquí va mi última teoría del complot: nadie desconoce las profundas diferencias entre el gobierno federal y MVS, así como su socio Carlos Slim, por el asunto de las telecomunicaciones, así que estos poderosos señores pudieron haber urdido un plan para arruinar el poco prestigio que le queda, en el nivel nacional e internacional al régimen peñista, y qué mejor que eliminar a la periodista estrella para crear un ambiente de agravio a la libertad de opinión. Así se configuraría la hipótesis de restauración del antiguo régimen, pues ya se dieron pasos en esa dirección: la anulación de la separación de poderes, vía la cooptación de las cámaras y la partidización de la Corte, amén del desprestigio y la anulación del árbitro electoral. En este caso, estaríamos en vías de un choque entre el gobierno y parte de los poderes fácticos, que cimbraría al país. Por tanto, lo mejor es que Carmen regrese a MVS.

Fecha: 
Jueves, 19 de Marzo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aristegui. ¿Un Problema Creado de la Nada?

Carmen Aristegui conserva todavía la voz fresca —así la presentaban al comienzo de su carrera profesional—. Fue la periodista y comentarista más escuchada de los noticieros matutinos del país y por ende muy influyente. La Revista Forbes declara que es la segunda mujer más poderosa del país, sólo por debajo de la multimillonaria empresaria María Asunción Aramburuzabala.

La menudita, audaz e inteligente periodista —comentarista incisiva— ahora está metida en un extraño lio que le causó el despido de su espacio informativo, el cual tenía una audiencia importante. Cualquiera que haya sido la razón, el resultado fue que la voz crítica se silenció y es otro golpe a la credibilidad del gobierno tan maltrecha —hayan metido o no la mano en el asunto—. El hecho es que les pega. Ya la prensa internacional comenta el asunto y se ha causado un revuelo gigante en su defensa sobre todo en las redes sociales.

En mi opinión hay dos miradas en todo el asunto:

1) Los directivos de la empresa (MVS) se sintieron "ofendidos" porque aparentemente Carmen y su equipo de investigadores se adhirió —sin autorización para usar el nombre de la empresa— a MexicoLeaks (la nueva herramienta que permite enviar información de interés público a medios de comunicación y organizaciones civiles a través de tecnologías seguras que garantizan el anonimato de la fuente). La consecuencia inicial fue el despido de dos de sus principales colaboradores del equipo de sabuesos de investigaciones especiales, a lo cual Carmen expresó categóricamente su rechazo y lanzó un ultimátum —sin negociar— pues presumo que ya conocía o presentía el desenlace. El resultado es conocido; muchas personas despedidas, entre ellas las renuncias de colaboradores importantes como Denise Dresser, Lorenzo Meyer, Sergio Aguayo y otros tantos.

Todo esto suena demasiado increíble, falso, artificial, sin congruencia. ¿Qué necesidad de tanto escándalo promovido inicialmente por la empresa por un asunto que se pudo negociar tomando una taza de café?, ¿le faltó a Carmen inteligencia para dejar pasar el vendaval y negociar con calma? No lo creo, pues acto seguido MVS cambió su política editorial con nuevas reglas —un manual— para que sus informadores se ciñan a estas normas y difundan la información o sus comentarios previa autorización, con lo cual Carmen no iba a estar de acuerdo. ¿Estará el Diablo también metido en todo esto?

2) La otra posibilidad es que desde arriba —o sea del poder gubernamental— presionaron para sacarla del aire y el propietario de la concesión, el grupo MVS, encontró un pretexto y maquinó todo el asunto. En el fondo parecería que MVS decidió que ya no quiere más "líos" con el gobierno y se alineó. Si fuera así, el asunto es mucho más grave con relación a la libertad de expresión.

La libertad de expresión es un derecho fundamental  —un derecho humano—, señalado en el artículo 19.º de la "Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948", y las constituciones de los sistemas democráticos, también lo señalan. En la nuestra, el artículo séptimo es muy claro.

Es necesario reconocer que el periodismo como el que ejerce Carmen, sobre todo por la investigación de la "Casa Blanca", contribuyó a que ahora se estén promoviendo leyes tan importantes como el Sistema Nacional de Corrupción. En fin, ya encontrará otro espacio en la radio, conserva todavía su rincón en CNN y como editorialista, publica en el periódico Reforma; mantiene también su web page en www.aristeguinoticias.com.

La Secretaría de Gobernación se pronuncia en un comunicado refiriéndose al asunto como "es un conflicto entre particulares" y agrega "respetando y valorado permanentemente el ejercicio crítico y profesional del periodismo, y seguirá haciéndolo con la convicción de que la pluralidad de opiniones es indispensable para el fortalecimiento de la vida democrática del país”.

Y continúa: “Es deseable que este conflicto entre particulares se resuelva, para que la empresa de comunicación y la periodista sigan aportando contenidos de valor a la sociedad mexicana”.

Cuando menos la autoridad gubernamental se pronunció al respecto, dándole la importancia debida, aunque en el fondo no lo crean, los escépticos y críticos del sistema.

Ahora lo interesante será conocer quién en los medios de información se anima a entrevistar a Carmen; qué comentarista de Televisa o Azteca o de las cadenas radiofónicas la buscarán o quién en los medios restringidos será el valiente para darle un espacio... ¿Habrá otro medio de comunicación que se interese en sus servicios? Una nueva historia apenas comienza...

No te preocupes Carmen, ni ustedes amables lectores, ni los Twitteros de las redes sociales —de mejores lugares nos han corrido—. Ya vendrán tiempos mejores...

Fecha: 
Miércoles, 18 de Marzo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Chusma digital

El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española define así las siguientes palabras:

1. Chusma: Conjunto de gente soez, muchedumbre de gente vulgar, persona chismosa y entrometida; persona de modales groseros y comportamiento vulgar.

2. Soez: Bajo, grosero, indigno, vil.

3. Vulgar: Que es impropio de personas cultas o educadas.

4. Grosero: Descortés, que no observa decoro ni urbanidad.

5. Chismoso, sa: Que chismea o es dado a chismear.

6. Chisme: Noticia verdadera o falsa, o comentario con que generalmente se pretende indisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna.

Todas estas definiciones vienen a mi mente cuando leo algunos de los mensajes que recibo cotidianamente via Twitter o Facebook, Mensajes que provienen de la chusma digital conformada por personas soeces, vulgares, groseras y chismosas que han sido empoderadas por las redes sociales para manifestarse libremente a favor o en contra de ideas, organizaciones y personas.

Estoy totalmente a favor de que cualquier hombre o mujer se exprese libremente sobre cualquier asunto. Después de todo, la humanidad ha luchado durante miles de años para poder disfrutar del derecho a la libre expresión y las redes sociales definitivamente han hecho realidad ese derecho.

Con lo que no estoy de acuerdo es que al expresarse por medio de Twitter, Facebook o cualquier otra red social muchas personas insulten, descalifiquen y hasta amenacen con lastimar físicamente o matar a quienes no piensan igual que ellas.

Ahora bien, no me extraña que en México esto ocurra. Después de todo, la inmensa mayoría de los mexicanos ha sido obligada a adquirir sus conocimientos en la escuelas públicas y privadas que forman parte de un sistema educativo que nunca ha enseñado a los estudiantes a pensar, analizar, reflexionar y debatir. Un sistema educativo desde siempre fallido, propio de un país subdesarrollado, tercermundista y corrupto como el nuestro.

La chusma digital que tanto vulgariza las redes sociales mexicanas se mantendrá mientras el sistema educativo no tenga los niveles de calidad que se registran en Shanghái, Singapur, Hong Kong, Taipéi, Corea, Macao, Japón, Liechtenstein, Suiza, Holanda, Estonia o Finlandia, que son los 12 países cuyos niños de 15 años de edad obtuvieron en 2012 las mejores calificaciones en el examen PISA que la OCDE aplica en 65 países. Y en muchos otros países con sistemas educativos que sí educan.

En conclusión: la chusma digital mexicana seguirá reduciendo a su mínima expresión el nivel del debate que se da en las redes sociales durante por lo menos 30 años más. Lo anterior, suponiendo que a partir de mañana mismo el sistema educativo de nuestro país adquiriera las características de los 12 países arriba anotados.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 18 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Tras la visita a Corea el año pasado, el Papa Francisco volvió al lejano oriente. En esta ocasión visitó Sri Lanka, país donde existe una minoría cristiana, básicamente católica, del 7 por ciento de la población; posteriormente se trasladó a Filipinas, bastión del catolicismo en Asia Pacífico desde el siglo XVI.

En el antiguo Ceilán, hoy Sri Lanka, la visita tuvo tintes interreligiosos. Lo más destacado de esa etapa del viaje fue la declaración papal acerca de lo injustificado que resulta utilizar la religión para legitimar los actos de violencia y la guerra, en clara alusión a los acontecimientos de París, pero también refiriéndose a la guerra civil que vivió Sri Lanka de 1983 a 2002, por la insurgencia de la etnia tamil, básicamente hinduista, en contra de la mayoría cingalesa budista. El llamado tuvo una respuesta muy favorable del líder de los musulmanes cingaleses, Ash-Sheikh Fazil, quien en su discurso de saludo al Papa condenó los atentados de París y los últimos ataques en Paquistán.

La etapa filipina del viaje es la que más ha dado de qué hablar. Independientemente de que el pueblo, 80 por ciento de católicos, se volcó para recibir al Papa -pese al mal tiempo-, los ojos del mundo han estado atentos a los discursos papales, y en este caso, lo dicho ante periodistas en el vuelo de Colombo a Manila, causó revuelo. Al ser cuestionado por los periodistas sobre la libertad religiosa y de expresión, el Papa no titubeó:

''Las dos son derechos fundamentales […] veamos París, hablemos claro. Cada uno tiene el derecho de practicar la propia religión, sin ofender, libremente... no se puede ofender, hacer una guerra, matar en nombre de la propia religión, en nombre de Dios. A nosotros lo que sucede ahora nos asombra. Pero siempre, pensemos a nuestra historia, cuantas guerras de religiones hemos tenido... También nosotros somos pecadores en esto. Pero no se puede matar en nombre de Dios. Es una aberración... Cada uno no solo tiene la libertad, el derecho sino también la obligación de decir lo que piensa para ayudar al bien común... pero sin ofender. Es verdad que no se puede reaccionar violentamente, pero si mi amigo insulta a mi madre ¡Se lleva un puñetazo! Es normal, no se puede provocar, no se puede insultar la fe de los demás... Hay un límite, y en la libertad de expresión también hay límites''.

Más claro, ni el agua y eso molestó a muchos. Una articulista del periódico inglés The Guardian, señaló que el Papa había utilizado el mismo argumento que usan los golpeadores de mujeres, culpándolas de la violencia ejercida en su contra.

En general, las críticas provinieron del mundo anglosajón y algunas de franceses, las que naturalmente ensalzarían el papel de la sátira, pero hay que recordar que también la Iglesia tiene libertad de expresión, exactamente igual que ellos. Por lo demás, en Níger, seis iglesias fueron quemadas y cinco personas asesinadas por musulmanes en protesta por las nuevas caricaturas de Mahoma publicadas en la última edición de Charlie Hebdo …. Así que el llamado a la prudencia del Papa tiene fundamentos concretos en la realidad ….

Las actividades en Filipinas fueron múltiples el viernes 16: el encuentro con las autoridades, la misa en la catedral de Manila -la octava en el mismo emplazamiento-, el encuentro con niños de la calle y con familias; sorpresivamente, se reunió con cuarenta jesuitas. En el encuentro con las familias, el Papa retornó al discurso eclesial sobre la familia e hizo alusión a la encíclica Humanae Vitae de Paulo VI, la cual generó -y sigue generando- tanta controversia por su posición frente a la anticoncepción artificial.

En la misa que ofició el sábado 17 en Taclobán, la zona más afectada por el tifón Yolanda en 2013, el Papa dio palabras de aliento a quienes perdieron todo, diciéndoles que Jesús no los defrauda. Lo particular es que además de utilizar un impermeable amarillo de plástico durante la celebración, dejó a un lado el discurso que llevaba preparado y se dirigió a los fieles, la gran mayoría damnificados, en español. Al regresar a Manila, el Papa se reunió con los familiares de la joven voluntaria que falleció por la caída de un andamio con altavoces sobre ella debido a los fuertes vientos de la tormenta Amang saliendo de la misa en Taclobán.

El domingo, el Papa ofició una misa multitudinaria en el ''Quirino Grandstand-Rizal Park'', un estadio situado dentro de un parque de sesenta hectáreas, a la cual se calcula acudieron entre 6 y 7 millones de personas, en medio de la lluvia. Ya se considera que es el acto más grande presidido por un Pontífice, pues en Manila, Juan Pablo II sólo congregó a cinco millones en 1995. Con eso, es poco probable que las críticas periodísticas afecten al Papa Francisco, más si la realidad muestra que tiene razón… en todo caso, está más preocupado por no poder responder por qué los niños sufren…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 19 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1