Se encuentra usted aquí

ex secretario de hacienda

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Si está cambiando México

El gobierno de AMLO es de forma, no de fondo, atiende de manera inmediata todo aquello que pueda lastimar su imagen y no le importa desacreditar o acusar sin pruebas a quien sea necesario con tal de mantener inmaculado su estatus de honestidad y benefactor de los pobres, aplazando las prioridades de la mayoría de los mexicanos, es una administración que se la lleva apagando incendios, en gran parte provocados por ellos mismos, es decir, atendiendo lo urgente y olvidando lo importante.

Definitivamente la 4T si está cambiando el país, en siete meses México ya no es el mismo, ahora es más violento, inseguro, con un sector empresarial paralizado por la incertidumbre, cada vez hay menos dinero circulante en las calles, atorando los pagos y ahora menos personas y empresas pagan sus deudas, bien porque no pueden o por el temor a quedarse sin dinero, aumenta el desempleo y por lo tanto habrá más delincuencia y obvio aumentará la violencia.

Las señales de que algo no está marchando bien son evidentes pues no existe una sola actividad comercial, educativa, industrial, de salud, de seguridad que arroje números positivos, al contrario para el pueblo bueno y sabio nada es mejor que antes y la excusa tan repetida de que la paridad del peso contra el dólar se mantiene  estable es el  resultado de las grandes tasas de interés que ofrece México contra las de Estados Unidos y no por alguna acción positiva de este gobierno en ese sentido.

Pero resulta que las señales no solo llegan de las calificadoras, de los contrincantes, los fifís, de Trump, de Calderón, de los neoliberales.

Ahora llegó una señal demoledora, que es una advertencia para todos, viene del gabinete del presidente, su gran amigo de años, del ex secretario de Hacienda Carlos Manuel Urzúa, que con una cuartilla de aproximadamente 200 palabras hace pedazos todo lo que significa la 4T.

Acusa al gobierno de la 4T de imposición, influyentismo, de falta de planeación y decisiones erróneas.

Entre líneas, Urzúa deja en claro que no vamos por la ruta correcta, que el presidente quiere un país a su gusto, a su medida y que para ello infiltra a sus leales a vigilar, espiar y posiblemente sabotear su trabajo como secretario. Si esto le está haciendo a su ¨amigo ¨, qué le estará haciendo contra sus enemigos.

Y después de ver la cara del nuevo secretario de Hacienda, Arturo Herrera, hay más dudas que optimismo.

Se observan nubarrones e inestabilidad, los tiempos difíciles ya están aquí, el sentido común, la prudencia, el combate a la pobreza, la unidad nacional y la fe en un cambio positivo se desvanecen frente a la arrogancia, la mentira, la soberbia y la necedad, la esperanza prometida muere poco a poco por que solo existe una regla en la 4T:

EL ESTADO SOY YO.

Fecha: 
Lunes, 15 de Julio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 15 de Julio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Martes, 16 de Julio 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México irreal

La semana pasada fue caótica para los mexicanos, resulta que la renuncia de  German Martinez, ex Director del IMSS abrió los ojos a la ciudadanía nacional al enterarlos de los enormes recortes presupuestarios que paralizaron las actividades de gran parte del sistema de salud que funcionaba en el país. Desabasto de medicinas, saturación de los servicios de la consulta y de emergencias, dilaciones o cancelaciones de cirugías previamente calendarizadas, interrupción de tratamientos, en fin; la lista es eterna.

 La máxima autoridad del país decidió ejercer su ignorancia y mala disposición contra la ciudadanía y en aras de terminar con la corrupción instruyó a su Secretaría de Hacienda a congelar los fondos destinados al presupuesto de atención a la salud, en todas sus formas y modalidades. Millones de mexicanos sufrieron los retrasos, molestias, falta de abasto, etc. por causa de una austeridad demencial que no tuvo la visión de calcular los efectos tan nocivos como inhumanos causados a la indefensa ciudadanía en todo el país. No solo se afectó la salud clínica sino también a la salud mental, manifestadas como desconfianza y la sensación del abandono y la incertidumbre. Una vez que la renuncia del señor Martínez fue aceptada surgió la misma dinámica diaria: negación de los hechos, descalificación de las actividades y las capacidades profesionales del Director, las mismas vagas promesas volvieron a oirse: ya se están realizando las compras de los fármacos faltantes, ningún doctor ni enfermera han sido despedidos, aunque todavía flotaba en el aire la falta de pago a los residentes de varios hospitales en la capital resuelta semanas atrás. Seguían los comentarios sarcásticos y burlones, ya pronto tendremos un servicio de salud equiparable al de Dinamarca y Noruega. Durante la conferencia mañanera, inclusive se mencionó la responsabilidad de algunos empleados de Hacienda que posiblemente habían intervenido dolosamente en la congelación de los fondos.

 Es muy lamentable que el personaje que pretende escribir su versión de la historia,  muestre una ignorancia tan desmesurada y pretenda confundirnos con promesas tan irrisorias. Su lógica es tan absurda que no solo es incierta sino también ofensiva e irreal, como lo podemos asegurar miles de mexicanos que si conocemos otros sistemas de salud porque los hemos vivido.  Este supremo personaje en cuestión pretende iluminar y educar a todos los mexicanos con falsas versiones y hechos que solo habitan en su menguado entender, donde su único y verdadero interés es distraernos de la realidad y el análisis de los problemas que se acumulan sin solución y que pronto se olvidan.

Las redes sociales de inmediato llenaron los espacios con relatos personales narrando sus experiencias y las que observaron en los diversos hospitales, las negaciones del abasto de medicinas, la incapacidad para recibir tratamientos, la cancelación de cirugías, etc. Algunos Directores de hospitales del interior de la republica confirmaron la certeza de las quejas. La desconfianza y el descontento fueron en aumento, la presión fue agobiante, a tal grado que alguien en el gobierno giró las instrucciones para que se liberaran 2464 millones de pesos que permanecían congelados, según apareció publicado en los principales diarios capitalinos el sábado 25 de mayo. Sin embargo, esta mañana el Dr. Alejandro N. Betancourt, Comisionado de los Institutos de Altas Especialidades localizados en la Ciudad de México declaró que aun se estaban llevando a cabo negociaciones con Hacienda con el fin de rescatar las cantidades congeladas. Aun se desconocen los acuerdos logrados, sin embargo el escenario es como pedir limosna al todopoderoso. A las pocas horas se anuncio el nombramiento del nuevo Director. Gran sorpresa, un politólogo graduado en el ITAM, nuevamente la realidad supera a la ficción, como ir al dermatólogo para que nos ponga un marcapaso cerebral. El nuevo Director debe ser un médico con probada experiencia en la toma de decisiones inherentes a la salud pública, con amplio conocimiento en la compra de equipo y elementos necesarios para atender todo tipo de enfermedades y tratamientos y priorizar los entrenamientos correspondientes de las diversas especialidades médicas. La decisión de una ente administrativa suena como un elemento enfocado en el control financiero con capacidad de la toma de decisiones y esto no es lo que requiere este perfil profesional.

La medicina en todas sus modalidades y la salud ambiental son disciplinas eminentemente científicas que no admiten substituciones arbitrarias. México es considerado como uno de los mejores países a nivel mundial en muchas ramas de la medicina. Nuevamente la propuesta suena irrisoria e ilógica.

A la fecha han ocurrido tres incidentes graves que no corresponden con las promesas anunciadas durante la campaña presidencial, cuyo objetivo era proteger a las poblaciones más desamparadas y desprotegidas, LOS POBRES PRIMERO, se repitió muchas veces. Promesa que significó muchos votos.

Después de algunos meses nos encontramos con otra realidad muy diferente, donde los pobres han sido olvidados o ya no son útiles para los propósitos presidenciales, a juzgar por las siguientes acciones:

  • Eliminación de los comedores populares
  • Cancelación de los cuidados infantiles
  • Crisis en el Sistema de Salud

 

Preocupa que apenas llevamos un año de convivencia con este régimen de la 4T (oficialmente 6 meses, a partir de la inauguración) y los resultados han sido contrarios a las diversas promesas y visiones que se han venido anunciando en los últimos 18 años.

Antonio G. Trejo

Autor:

Fecha: 
Martes, 28 de Mayo 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 28 de Mayo 2019 - 15:15
Fecha C: 
Miércoles, 29 de Mayo 2019 - 04:15