Se encuentra usted aquí

ex presidente

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La 4ta Transformación y Rosario Robles

Ex sindicalista, líder universitaria con tendencias maoístas, primera mujer en ser jefa de gobierno de la Ciudad de México, ex presidenta del PRD nacional, exsecretaria de estado en un gobierno priísta, pareja sentimental de Carlos Ahumada, autor de los videoescandalos y ahora probable indiciada en delitos como ejercicio indebido del servicio público y corrupción, ella es Rosario Robles Berlanga, quien nunca en su carrera política dejó de estar en el ojo del huracán. Desde la mañana del martes 13 de agosto espera la conclusión de su proceso jurídico en la cárcel de Santa Martha Acatitla.

En el año 1999 siendo jefa de gobierno, se enfrentaba a grito pelado a una manifestación de policías en un evento en el zócalo, explicaba que sus salarios y prestaciones se habían incrementado. Luego como líder del principal partido de izquierda a nivel nacional se estancaba en el tercer lugar electoral en el año de 2003. Artífice de una campaña en medios de comunicación que ayudó a Andrés Manuel López Obrador a ganar la jefatura de gobierno en el año 2000 (desde donde el tabasqueño catapultó su carrera política a nivel nacional) se distanciaron por diferencias en el gasto en comunicación social. Robles Berlanga pagó por años la jugada sucia de su amante Ahumada en los videoescándalos, se exilió en España y solamente escribía una columna en un medio impreso.

En rompimiento total con la cúpula perredista y sumándose a la cargada priísta que logró recuperar la presidencia a manos de Enrique Peña Nieto, regresó a los primeros círculos de la política nacional en 2012. Primero desde la extinta Secretaría de Desarrollo Social, luego en la SEDATU, operó impunemente en el desvío de recursos para combatir la pobreza y los redirigió a las campañas del PRI en varios procesos electorales, siendo la más significativa y cuantiosa la operación millonaria conocida como “la estafa maestra”.

En dicho modus operandi 5 mil millones de pesos eran triangulados a empresas fantasmas mediante la otorgación de contratos a universidades, en operaciones que eran totalmente inexplicables y cuyos cuantiosos recursos económicos son difíciles de localizar y justificar. Ni la voz de alerta del entonces Auditor Mayor de la Federación, Juan Manuel Portal, hizo ruborizarse a la ex secretaria, ni al mismo presidente Peña o a la Comisión de Vigilancia Legislativa quienes fueron informados del saqueo perpetrado desde los más altos círculos del poder.

Amparada legalmente y en la estricta formalidad de que ningún contrato estaba firmado por ella, pretendió que su exoficial mayor Emilio Zebadúa fuera quien pague los platos rotos y quien también se ha amparado ante una posible orden de aprehensión. No fue hasta que la Fiscalía General de la Nación a cargo de Alejandro Gertz Manero, destrabó las investigaciones congeladas en los tiempos de la tapadera PGR, que la polémica política acostumbrada a los bandazos, fue llamada a enfrentar a la justicia.

El pasado jueves 8 de agosto, Robles Berlanga pasó del “no te preocupes Rosario” sentenciado por Peña Nieto, al ocúpate y ampárate para acudir a su audiencia al Reclusorio Sur. Impecablemente vestida de blanco trató de verse altiva, sin embargo, su rostro preocupado al retirarse a bordo de su camioneta, fue augurio de la noticia que vendría en las portadas de revistas, periódicos y medio digitales.

El lunes 12 de agosto regresó la otrora súper secretaria del clientelismo priísta, para saber sobre su estatus jurídico pero sus “faldas bien puestas” ya no pudieron evadir a la justicia. El juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna decidió en la mañana del martes 13 de agosto que Robles Berlanga fuera vinculada a proceso y que debería estar en prisión preventiva ante el riesgo de fuga de la imputada. Este mismo juez tiene otro caso emblemático en sus manos, el expediente de Emilio Lozoya Austín y el caso Odebrecht.

Independientemente del resultado del proceso jurídico, la destrucción de la imagen pública de Rosario Robles salpica directamente al ex presidente Peña Nieto y a toda la cleptocracia que fue ese mito genial de “la nueva generación de políticos”. La impunidad lacerante que se dio desde las instancias de justicia y que hundió en las preferencias electorales al otrora partidazo, tienen una pieza clave en los millonarios desfalcos al erario nacional.

La estafa maestra no deja títere sin cabeza de importantes personalidades priístas del primer círculo político del ex presidente Peña Nieto, el prófugo Emilio Lozoya de PEMEX, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza que fue extitular de Banobras, Emilio Chuayffet exsecretario de Educación Pública, el execrable exsecretario de Comunicaciones, Gerardo Ruiz Esparza, así como Ildefonso Guajardo de la Secretaría de Economía.

Además del villano favorito en el pasado sexenio, el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, los exsecretarios de la Función Pública, Virgilio Andrade y Arely Gómez, incluso el fallido candidato presidencial, José Antonio Meade, en su paso por la Sedesol y a quien la defensa de Rosario Robles señala de haber informado sobre las irregularidades señaladas por la Auditoria Superior de la Federación.

Las irregularidades detectadas e informadas a la PGR por el auditor Portal se trasladan hasta los tiempos del ex presidente Felipe Calderón, quien incurrió en severas irregularidades en la construcción de la estela de luz, que provocó sobre precio y retrasos en su construcción, sin que ningún procurador moviera un dedo en tan escandalosos casos de corrupción. Con la vinculación a proceso de Rosario Robles el régimen del presidente López Obrador logró una histórica victoria en materia de combate a la corrupción, bandera de su exitosa campaña presidencial que fue acogida por millones de votos en las urnas.

Autor:

Fecha: 
Martes, 13 de Agosto 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 13 de Agosto 2019 - 15:15
Fecha C: 
Miércoles, 14 de Agosto 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Por qué será recordado Peña Nieto?

Mientras más trascendente sea la obra de un gobernante más de lo que hizo quedará grabado en la memoria de sus gobernados y será conocido por los descendientes de estos.

Al final de cuentas, la historia recuerda a los gobernantes por muy poco de lo bueno y lo malo que hicieron. Lo que hoy es noticia será una mera anécdota dentro de algunos años y después de algunas décadas o siglos una mínima parte de lo que hizo un presidente, primer ministro, rey, emperador, gobernador, presidente municipal o tlatoani aparecerá en los libros de historia que entonces se escriban.

Hagamos un breve ejercicio para corroborar lo anterior. ¿cuál es el detalle que más recuerdo de los gobiernos de los presidentes de México que me han tocado durante mi vida adulta? Veamos.

A Gustavo Díaz Ordaz (1964-70) lo recuerdo por la matanza de Tlatelolco, a Luis Echeverría (1970-76) porque endeudó al país y lo llevo a la quiebra, a José López Portillo (1976-82) porque siguió endeudando al país y lo llevo a otra quiebra, a Miguel de la Madrid (1982-88) porque que no supo qué hacer después de los sismos de septiembre de 1985, a Carlos Salinas (1988-94) porque suscribió el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, a Ernesto Zedillo (1994-2000) por el error de diciembre que llevó al país a otra quiebra, a Vicente Fox (2000-06) porque sacó al PRI de Los Pinos, a Felipe Calderón (2006-12) por las decenas de miles de muertos - 110,000 según algunos cálculos- que durante su sexenio dejó la guerra contra la delincuencia que declaró sin consultárselo a nadie.

Claro que la gestión de cada uno de los ocho expresidentes no se reduce ni define por lo que más recuerda uno de ellos, pero la realidad es que la mayoría de las personas ya se olvidaron de casi todo lo que realizaron durante sus respectivos sexenios.

Por ejemplo, entre algunos de los aspectos positivos de estos expresidentes, dudo que muchos recuerden que el gobierno de Díaz Ordaz construyó las primeras líneas del Metro de la Ciudad de México y supervisó la impecable organización de los Juegos Olímpicos de 1968. O que Echeverría ordenó la creación del Infonavit. O que durante el mandato de De la Madrid México se adhirió al GATT y empezó a abrir su economía al mundo. O que Salinas decidió reestablecer las relaciones entre el Gobierno y la iglesia católica y reconocer los derechos de las iglesias. O que gracias a Zedillo se consolidó la apertura política del país. O que durante el sexenio de Fox se respetó como nunca la libertad de expresión de los periodistas. O que Calderón amplió la base de contribuyentes, de 24 millones en 2007 a 37.5 millones en 2012.

Durante los últimos días mucho se ha escrito y dicho sobre los primeros tres años del gobierno de Enrique Peña Nieto. Para mí, dentro de años o décadas el actual presidente de México será recordado por haber logrado el Pacto por México y las reformas que emanaron de éste, muchas de las cuales rendirán beneficios a mexicanos que ni siquiera han nacido.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 03 de Diciembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del dicho al hecho…

Los economistas que trabajan en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no son los únicos que durante las últimas décadas han fallado al estimar el crecimiento anual del producto interno bruto del país.

La falta de tino para pronosticar el desarrollo de la economía de quienes han sido presidentes de México y los titulares de la SHCP y sus subordinados se aprecia en los llamados criterios de política económica que forman parte del paquete económico que cada año el Poder Ejecutivo envía al Legislativo para su análisis, discusión, modificación y aprobación.

Analicemos lo ocurrido desde 1994 en lo que al estimado del crecimiento del producto interno bruto (PIB) se refiere. A continuación anoto los nombres de los secretarios de Hacienda que aprobaron los criterios de política económica para el año bajo consideración, el PIB estimado para el año y el PIB real finalmente alcanzado ese año.

1995-2000 Sexenio de Ernesto Zedillo. Crecimiento anual promedio: 3.67%.

  • 1995: Jaime Serra Puche: Estimado: 3.10%. Real: -5.76%.
  • 1996: Guillermo Ortiz Martínez: Estimado: 3.0%. Real: 5.87%.
  • 1997: Guillermo Ortiz Martínez: Estimado: 4.0%. Real: 6.96%.
  • 1998: Guillermo Ortiz Martínez: Estimado: 5.20%. Real: 4.70%.
  • 1999: José Ángel Gurría: Estimado: 3.0%. Real: 2.67%.
  • 2000: José Ángel Gurría: Estimado: 4.50%. Real: 5.30%.

2001-2006 Sexenio de Vicente Fox. Crecimiento anual promedio: 2.13%.

  • 2001: Francisco Gil Díaz: Estimado: 4.50%. Real: -0.61%.
  • 2002: Francisco Gil Díaz: Estimado: 1.70%. Real: 0.13%.
  • 2003: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.00%. Real: 1.42%.
  • 2004: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.10%. Real: 4.30%.
  • 2005: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.80%. Real: 3.03%.
  • 2006: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.60%. Real: 5.00%.

2007-2012 Sexenio de Felipe Calderón. Crecimiento anual promedio: 1.86%

  • 2007: Agustín Carstens: Estimado: 3.60%. Real: 3.15%.
  • 2008: Agustín Carstens: Estimado: 3.50%. Real: 1.40%.
  • 2009: Agustín Carstens: Estimado: 3.00%. Real: -4.70%.
  • 2010: Ernesto Cordero: Estimado: 3.00%. Real: 5.11%.
  • 2011: Ernesto Cordero: Estimado: 3.80%. Real: 4.04%.
  • 2012: José Antonio Meade: Estimado: 3.50%. Real: 4.01%

2013-2018 Sexenio de Enrique Peña Nieto. Crecimiento anual promedio: 1.77%.

  • 2013: Luis Videgaray: Estimado: 3.50%. Real: 1.39%.
  • 2014: Luis Videgaray: Estimado: 3.90%. Real: 2.15%.
  • 2015: Luis Videgaray: Estimado: 3.70%. Real: ?
  • 2016: Luis Videgaray: Estimado: 2.60 a 3.60%. Real: ?

La economía dista de ser una ciencia exacta. Por eso, del dicho al hecho hay gran trecho.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 17 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Recordando 1

Estoy de vacaciones y no opinaré estos días sobre lo que ocurra dentro y fuera de México. Sin embargo, revisando algunas columnas que he escrito desde 1982 me encontré muchas que podría haber escrito hoy, ahora mismo. Así que de aquí al 1 de septiembre estaré recordando tiempos pasados que no necesariamente fueron mejores.

El 30 de agosto de 1982, bajo el título La lista negra de funcionarios, publiqué esto en el diario defeño El Universal:

“Gran difusión se le dio la semana pasada al hecho de que Miguel de la Madrid solicitara a la Procuraduría General de la República una relación de funcionarios que durante el actual sexenio hayan sido cesados y/o consignados por realizar actividades deshonestas. Lo anterior con el fin de que ningún pillo comprobado logre colarse dentro del gobierno que el mismo De la Madrid encabezará a partir del próximo 1o de diciembre.

“La Procuraduría se ha encargado de dar a conocer los nombres de algunos importantes "servidores públicos" que durante los últimos seis años han sido sorprendidos realizando algún trinquete.

“Así, la opinión pública está informada que desde 1976 algo así como 2,000 funcionarios del sector público han sido cesados y/o consignados por corruptos. Entre los más importantes: Rubén Parra Torres, Alfonso Rincón Benítez, José Vázquez Chavarría, Ángel Zarate Ledesma y Francisco Alonso Sánchez, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; Abraham Sheimberg, Jesús Ruvalcaba Bucarini, Ignacio Villafuerte, Ignacio Villaseñor, Gabino Olivares, Sergio Cansino León y Bernardo Suárez, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; Armando Cuéllar Orozco, Eduardo Cabiedes Villarreal y Arturo Santillán Rangel, de la Secretaría de Educación Pública; Armando Lezama Díaz, Francisco Zepeda Zepeda, Manuel Ávila Barrueto y José Luis Sánchez Núñez, de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos.

“La mayoría de los mencionados anteriormente ocupaban puestos a nivel de dirección o subdirección dentro de las dependencias mencionadas. Sin embargo lo que cada uno de ellos tiene en común es que fue sorprendido realizando algún acto deshonesto.

“Es indudable que la idea de De la Madrid es excelente; ningún truhán debe ocupar, ni por accidente, un cargo dentro de su administración. Pero también es indudable de que la mayoría de corruptos, bribones y trinqueteros que han encontrado justicia en la Revolución Mexicana nunca han sido consignados, es más, ni renunciados, por las autoridades respectivas. Tal vez porque es difícil comprobar sus delitos, tal vez porque están protegidos por poderosos personajes, que al encubrirlos también actúan con deshonestidad.

“Pese a todo, la corrupción con que actúan muchos funcionarios es evidente. Si no, ¿cómo se explican las mansiones que se han construido en lo que va del sexenio? ¿cuál es la procedencia de las joyas que con soberbia lucen sus esposas o novias? ¿por qué tantas casas y condominios adquiridos en Estados Unidos están escriturados a nombre de sus parientes o amigos? ¿de dónde proviene el dinero que a manos llenas gastan en los más lujosos restaurantes de la ciudad de México? ¿por qué el gerente general del Hotel Pierre de Nueva York afirma que sus mejores clientes son los políticos mexicanos?

“El jueves pasado conocí a uno de tantos funcionarios que hacen gala su deshonestidad. Presta sus servicios en el Registro Federal de Vehículos y se me hace difícil creer que su sueldo le haya permitido adquirir el reloj de oro macizo con brillantes marca Rolex que lucía en su muñeca izquierda o la gigantesca pulsera, también de oro sólido, que portaba en la derecha. Según la opinión de uno de los que me acompañaban, este funcionario, que por solo hecho de no haber sido nuca consignado es honesto, cargaba sobre su persona tan sólo 10 millones de pesos en oro. Cualquiera podrá imaginarse lo que ha ganado este hombre sirviendo a la Patria.

“Y así, como este personaje, hay miles y miles. Realizan fraudes, solicitan sobornos, otorgan contratos a sus propias empresas o a las de sus amigos, venden caras sus relaciones e influencias políticas y se enriquecen cada vez más, mientras que las grandes mayorías se encuentran cada día más pobres y desesperadas.

“La famosa lista negra que para nuestro próximo Presidente elabora la Procuraduría General de la República servirá para eliminar de su gobierno a muchos funcionarios cuya corrupción ha sido comprobada. Algún cínico afirmará que en la lista están incluidos solamente los tontos que se dejaron sorprender ya que los inteligentes siguen haciendo de las suyas”.

33 años han pasado desde que escribí este texto. El gobierno de De la Madrid resultó ser tan corrupto como los que lo precedieron y siguieron. Su famosa lista negra fue una burla.

Recodar es vivir…

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 24 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La increíble y tosca historia del rey Cente I

Érase una vez un monarca absoluto que ejercía tan absoluto poder sobre súbditos, vasallos y adláteres, que había puesto de rodillas a sus muchos enemigos. Ya entrado en gustos, quiso extender su reino para convertirlo en el tercer imperio (la tercera es la vencida) luego de Agustín I y Maximiliano I.

Tan riquísimo y poderoso soberano se hizo llamar Cente I, al estilo de los Papas, que toman para la chamba un nombre nuevo en vez del apelativo dado por sus padres. Cente, el primero de ese nombre, imponía sobre brutos un poder brutal; ejerció implacablemente a nombre de sus huestes y cobró bien caro tanto amor. No en balde puso en jaque y pretendió dar mate al rey de reyes, que decía gobernar pero no desde las montañas y nudos mixtecos sino desde una residencia poblada de pinos. Desde allí, con la manifiesta torpeza e indecisión de sus caballos, torres, alfiles, y una reina distraída con casas, viajes, tiendas y faroles, el rey de reyes sólo daba un pasito para acá y un pasito para allá, aquimichú.

Ambos monarcas se enfrentaron en un ajedrez interminable. Mientras el rey de reyes perdía el turno sin mover sus piezas o, peor aún, hacía movimientos con sospecha de capitulación, el monarca montañero de piezas negras invadía con sus peones la meritita muralla del rey blanco. Los espectadores (mirones cautivos que a fuerzas pagan el boleto, financian el juego y se endeudan para sufragar las piezas, el tablero, los movimientos, el reloj y las cámaras que transmiten la partida) cada día increpaban a su rey por dejar tiempo sin mover sus piezas y le pedían cambiar de torres y alfiles e imprimir talento, valor y arrojo para no dejarse ante el rey negro Cente I.

Llevaba años mandando en sus crecientes tierras ese adineradísimo rey borrachales, que presumía de ejercer en el ramo educativo y desempeñarse como defensor de las causas “populares”. Los evangélicos cánones del catecismo posmoderno (la corrección política) ordenan defender a “la gente”. Mejor aún, ejercer el oficio samaritano de la educación. Y sobre todas las condiciones, colocarse del Lado Correcto de la Historia, en el ara inmortal de la Patria y el Progreso: ser de “izquierda”.

Con esos tres suculentos ingredientes (popular, educativo, de izquierda) Cente I logró un reinado próspero y riquísimo con una nutrida feligresía que debía cumplir con el más señero ritual de los monaguillos en pie de lucha: asamblear con puño izquierdo en alto, marchar invocando a Zapata, y muy pocas consignas correctas más.

Desde 1992, un intocable egresado de Yale y miembro de la secta Skull and Bones apellidado Zedillo había decidido regalar a la sección sindical 22 la facultad de repartir el queso: vender plazas vitalicias y heredables y privatizar la educación en la entidad que habría de gobernar el rey, siempre con el ombligo enchufado al abundoso presupuesto real. Desde entonces, su actividad prioritaria y estratégica fue ejercer la propiedad privada de los cargos públicos para beneficio privado de su corte de propietarios de plazas, otorgadas previo pago por la siempre serenísima munificencia de S.M. don Cente I pero a condición de autoproclamarse educadores, mentores, profesores y guardianes de la rectoría sindical sobre los educandos; declararse miembros del sector desplazado, desposeído, obrero, sindical, explotado y perjudiciario de la lucha de clases (vulgo: jodidos); todo para la justicia “social” pues son de “izquierda” en la más importante labor docente: acudir puño en alto (so pena de graves castigos) a toda marcha, megamarcha, plantón, megaplantón o acción justiciera de resistencia contra toda reforma al status quo o contra cualquier cosa que Su Majestad declarara como enemigo (me refiero a cuanto tocara su patrimonio de cargos vitalicios y negocios que de allí emanan).

Transcurrieron largas décadas en este reino, que los trovadores habrían de evocar en sus cantares de gesta como triunfos sindicales del rey Cente I, siempre para beneficio de la colectividad de mentores, por lo cual nada hay de criticable en que fueran riquísimos (en dinero) y poseedores hasta de cinco plazas irrenunciables, intocables, imprescriptibles y heredables, sin tener casi nunca necesidad de aprender, ni de compartir con algún alumno sus muy, pero muy escasos conocimientos. Los príncipes, juglares y cortesanos se despachaban con el cucharón los manjares y las mieles del poder y del dinero pero ¿cómo no, si forman parte del sector obrero y son de izquierda? ¡Vaya indecencia de esos padres que claman fraude educativo porque quieren educar a sus hijos, mientras los maestros andan en patrióticos plantones y comisiones sindicales! Esos padres de familia han de ser unos vulgares neoliberales.

Así y todo, al cabo de muuuuuucho tiempo, el rey blanco decidió por fin mover sus piezas: un alfil se comió a la reina negra mediante el expediente autoritario y unilateral de ejercer el poder, en algo que llamaban “Instituto Estatal de Educación Pública”. Claro que se quejaron Cente y su corte, si llevaban 23 años usando allí autoritaria y unilateralmente su sindical poder. ¡Les estaban quitando lo suyo: su propiedad privada, su educación privatizada, sus plazas heredables y hasta su dinero! El rey quedó descobijado. Los puños izquierdos se levantaron contra la abominación de arrebatarle el negocio, aparte de la anterior abominación de someter a examen a sus cortesanos para averiguar si merecían trabajar y cobrar.

Fiel a su esencia y entonando el grito de “¡atraco!” otro autócrata defendió los atracos de Cente I y de su poderosa mafia, acusando a la mafia del poder y a la “privatización” de la educación (no se refería a la privatización sindical en dicho instituto). Sin embargo, acaso celoso de su corona, el monarca sindical no quiso —por ahora— agachar la cerviz ante el tropical penacho del rey Pejelagarto. Y si a personajes zoológicos vamos, ambos tienen el instinto por que se conoce a los roedores: astutos, aunque no especialmente inteligentes (salvo en finanzas). Pero estos monarcas absolutistas, a diferencia de los que vivieron en Versalles y cuyas cabezas cayeron bajo un fino acero en el mero centro de París, dejaron grandes obras, castillos bellísimos y toda una generación de artesanos, músicos y arquitectos. Nuestros monarcas tropicales se parecen a ellos sólo en su amor al poder y al dinero pero de tan corrientes, no conocerán los pasteles o la champaña; se conformarán con ponerse hasta atrás a base de chelas y tacos de buche.

No termina aquí la increíble y tosca historia del rey Cente I y su ambición ilimitada. Le toca jugar su pieza a ese lastimado pero bien vivo rey negro luego de que el equipo blanco cosechó atronadores aplausos de quienes no ganan en ese negocio privado (hablo de los que impuestamente pagamos sus delitos y borracheras). Y a pesar de que el rey Cente I se haya repasado al derecho y al revés cualquier código penal, sonsexy para la caterva que piensa poco sus tres principales atributos correctos: tener qué ver con la educación, ser muy populares, y de “izquierda”. Pero aparte de la corrección política, cualquier autócrata “democrático”, moreno o no, querrá coronar su monárquica cabeza asociándose a tan profundos bolsillos…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Se dice matar

Fue una más de las genialidades del gobierno de Felipe Calderón para hacernos creer que la guerra contra la delincuencia organizada no era tan violenta como todos sabíamos que lo era. De un día para otro la palabra matar fue substituida por abatir, y por todas las que de ella se derivan, en los comunicados de prensa emitidos por las dependencias encargadas de combatir a narcotraficantes, secuestradores, traficantes de personas, extorsionadores y demás criminales organizados en cárteles, bandas o pandillas. En sus discursos, los funcionarios empezaron a decir que tantos delincuentes habían sido abatidos -no muertos- después de enfrentarse a las fuerzas del orden.   

Lo peor del caso es que la trampa verbal fue imitada por la mayoría de los periodistas de todos los medios de comunicación. Por arte de magia, en México se acabaron los criminales muertos para ser substituidos por los abatidos.

Después de leer por primera vez el uso incorrecto de la palabra abatir y de todas las que de ella se derivan critiqué a los comunicadores del calderonato y los acuse de querer manipular al público utilizando un término que no describe en toda su magnitud y violencia el acto de matar a una persona. También me lamenté que la mayoría de los profesionales de la comunicación se sumaran al juego verbal diseñado desde Los Pinos.

Desafortunadamente, el mal uso del término ha continuado durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, creándole esto un serio problema a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) después de que el 2 de julio pasado el Centro Pro de Derechos Humanos presentara su informe Tlatlaya a un año: la orden fue abatir. En dicho informe se incluye copia de las órdenes giradas al teniente que iba al frente de los soldados involucrados en esta supuesta ejecución extrajudicial en donde se lee que “Las tropas deberán operar de noche en forma masiva y en el día reducir la actividad a fin de abatir delincuentes en horas de oscuridad, ya que el mayor número de ilícitos se comete en ese horario”.

La SEDENA ha negado que al teniente se le hubiera ordenado matar a alguien. Es más, en la misma copia de las órdenes que hizo pública el Centro Pro también se lee que “Las operaciones deben realizarse con estricto respeto a los derechos humanos, evitando cateos sin orden de la autoridad judicial, así como el traslado de detenidos al interior de instalaciones militares”.

Sin embargo queda ahí anotada la palabra abatir, que desde hace unos años para el gobierno es sinónimo de matar.

Una nueva prueba de que para las autoridades de nuestro país la palabra abatir es igual a matar la aportó ayer el Grupo de Coordinación Tamaulipas, el cual mediante un comunicado de prensa informó que “elementos de Fuerza Tamaulipas fueron agredidos por civiles armados en el municipio de Río Bravo, cuando realizaban reconocimientos terrestres. Al repeler el ataque, abatieron a nueve de los delincuentes, que aún están sin identificar… Los policías estatales repelieron el ataque y abatieron a nueve de los delincuentes, ocho de los cuales quedaron sin vida en diferentes puntos del referido ejido, mientras un noveno fue encontrado muerto en el interior de uno de los vehículos”.

¿Abatieron? Se dice mataron.

¿Abatir? Se dice matar.

¿Dudas sobre el significado de abatir? Ve a http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=mzPqJvd7kDXX2aMdwshW

Foto: regeneracion.mx

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Destape anticipado. Margarita Zavala, negocios de familia. Nepotismo y tráfico de influencias

Sin lugar a dudas, no podemos iniciar el tema de hoy, sin que mencionemos lo que señaló el ex Presidente José López Portillo, “lo peor que puede pasarnos, es convertirnos en un país de cínicos”, sumándose a ésta, lo que en un comentario generalizado surgió, “después de Vicente Fox, cualquiera quiere ser Presidente”.

Esto viene a colación en lo declarado en días pasados por Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, que buscará la Presidencia de la República en 2018, “por un gobierno que dignifique la política y el México que merecemos”. Esto fue a través de un video, donde externó: “He decidido que en los tiempos que señala la ley electoral, buscaré la Presidencia de la República. Construir de la mano de la ciudadanía un proyecto nacional que congregue a panistas, pero también a quienes han votado por otras alternativas políticas y a quienes han dejado de creer en los partidos políticos como buen instrumento de nuestra democracia”.

En un país con libertades como México, esto no llamaría la atención de haber sido, sin menospreciar a nadie, cualquier otro ciudadano que ejerciera su derecho. Pero al tratarse de la esposa de un expresidente de la República, es diferente.

Necesario conocer quién es y que ha hecho: Nació en la ciudad de México y es la quinta de siete hermanos. Está casada con Felipe Calderón Hinojosa, tiene tres hijos: María, Luis Felipe y Juan Pablo. Abogada por la Escuela Libre de Derecho. Desde 1990 ha alternado su labor política con el trabajo en diversos bufetes jurídicos, así como la docencia en la materia de Derecho a nivel de preparatoria.

Fue Diputada Local en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal (1994-1997) y Diputada Federal a la LIX Legislatura (2003-2006), donde fue nombrada Subcoordinadora de Política Social del Grupo Parlamentario del PAN. En el Partido Acción Nacional se desempeñó como Directora Jurídica del Comité Ejecutivo Nacional (1993-1994) y Secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer de (1999-2003). Es consejera Nacional del PAN desde 1991.

Al finalizar el sexenio de su esposo Felipe Calderón, se fueron a radicar a la ciudad de Boston, en los Estados Unidos. A su regreso pretende reactivar su actividad política intentando ser candidata a diputada por la vía plurinominal, pero es rechazada, quedando fuera de los primeros 15 lugares del listado del Partido Acción Nacional a la Cámara de Diputados. Al ser rechazada, declara: ‘“Me gustaría ser candidata a la presidencia de Acción Nacional, un partido que conozco, y que ha visto mi militancia y que ha sido testigo de cómo me he conducido en la vida política del país, dentro del PAN y fuera del PAN”, lo cual tampoco logró, y es entonces cuando va por la tercera alternativa.

Y si bien Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, está en todo su derecho de buscar ser candidata a la Presidencia de la República, es importante que la ciudadanía conozca que han hecho quienes la rodean, su familia directa, para evaluar y preguntarle, ¿qué opina al respecto?.

Se presentó un firme señalamiento en contra de su hermano Diego Zavala Gómez del Campo, por los beneficios económicos recibidos, gracias a negocios con dependencias gubernamentales vinculadas al paso de Felipe Calderón por el Gabinete del sexenio del cambio, además de importantes niveles de evasión fiscal por parte de las empresas que representa.

Pero no solo se trataba de las empresas de las que son socios por lo menos tres hermanos de Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, que tuvieron un crecimiento en sus ingresos, por contratos con dependencias de Gobierno, inclusive que la propia Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) consideró irregulares, dado que entre cientos de empresas relacionadas con el desarrollo de software, de comercialización e infraestructura a nivel nacional afiliadas al organismo, se dieran crecimientos tan rápidos como el de la empresa Hildebrando, ligada a la familia Zavala Gómez del Campo. De igual manera, Juan Ignacio Zavala, hermano de Margarita, fue colocado en el grupo español Prisa.

Sumándose a ello, el caso de su primo, Javier Arrigunaga Gómez del Campo, quien fue el primer director del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa). El señor Arrigunaga firmó los pagarés originales de ese enorme fraude, debido al cual el país quedó endeudado por cientos de miles de millones de pesos, que estamos pagando los mexicanos sin deber nada. Javier Arrigunaga, fue enviado a París, después de la misión cumplida en el Fobaproa, como embajador ante la OCDE y más adelante ubicado en un alto cargo ejecutivo en Banamex.

Mariana Gómez del Campo Gurza, sobrina de Margarita, le dejó la dirigencia del PAN-DF y acabó con él. Su hermano, Pablo Gómez del Campo Gurza, fue nombrado titular de la Dirección General de Prevención de Operaciones Ilícitas, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; falleciendo en abril de 2012, mientras jugaba tenis en Ixtapa, Guerrero. Otro de los hermanos de Mariana, Luis Gómez del Campo Gurza, recibió importantes beneficios, pues el Grupo, para el que trabajaba como director de finanzas, le vendió a un precio oneroso, pipas a Pemex.

Carlos Felipe Castañeda Gómez del Campo, su primo, en diciembre de 2006 fue nombrado en un alto cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, otra prima de Margarita, se vio involucrada en el escándalo del incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, que, en junio de 2009, dejó 49 niños muertos. Con todos estos antecedentes ¿habrá confianza para que Margarita sea candidata?

Fecha: 
Viernes, 19 de Junio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La elección del 7 de junio: entrevistas al virtual gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo y al ex candidato del PRI-PVEM por Huixquilucan

El virtual gobernador electo de Guerrero, Héctor Astudillo (PRI), habla sobre su elección y de lo que piensa hacer para llevar paz y orden a Guerrero. El ex candidato del PRI-PVEM a la presidencia municipal de Huixquilucan, Estado de México, Fernando Maldonado, argumenta que él ganó la elección del domingo pasado. En el estudio me acompañan Viridiana Ríos, Luis Miguel González y, como comentarista huésped, el ex consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde y, obviamente, analizamos diversos aspectos de la elección del 7 de junio.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 10 de Junio 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

OHL y De Oteyza

El 23 de julio de 1999, en mi columna que entonces se publicaba en el diario defeño El Universal, escribí sobre un individuo que como secretario de Estado fue funesto pero que gracias a sus influencias logró acomodarse muy bien dentro de la iniciativa privada después de fracasar dentro del sector público. Me referí a José Andrés de Oteyza, el catastrófico Secretario de Patrimonio y Fomento Industrial durante el gobierno de José López Portillo.

Esto es lo que anote hace ya casi 16 años: “Es increíble como políticos perdedores pegan el chicle dentro de la iniciativa privada. Por ejemplo, José de Andrés de Oteyza, el demagogo que contribuyó a la quiebra nacional al provocar la devaluación del peso en 1982, después de que como Secretario de Patrimonio y Fomento Industrial convenciera a José López Portillo a aumentar el precio de la mezcla del petróleo mexicano cuando los precios mundiales iban en picada, es vicepresidente de la constructora Tribasa, la misma cuyas carreteras tuvieron que ser adquiridas por el gobierno federal, la misma que se dice se benefició excesivamente gracias al Fobaproa. No hay que ser un genio para imaginarse la gran influencia que este ex funcionario público tiene dentro la administración zedillista, la cual le permite obtener trato privilegiado para la empresas a la cual hoy pertenece. Así, mientras que las estupideces de este individuo provocaron más hambre y miseria entre los mexicanos, él vive como potentado. Este es un caso en donde la revolución sí hizo justicia. Lástima que fuera para un churumbel que demostró ser muy mal mexicano”.

Desde ese mes de julio de 1999 a la fecha, Oteyza prosperó. Desde hace varios años es el presidente de la filial mexicana de la española OHL, la constructora y concesionaria del Circuito Exterior Mexiquense, de la carretera Atizapán-Atlacomulco, del Viaducto Bicentenario, de la Autopista Urbana Norte, de la Supervía Poetas, de la Autopista Amozoc-Perote, del Libramiento Elevado de Puebla y del Aeropuerto Internacional de Toluca. Todas ellas obras de mala calidad y altos precios para sus usuarios.

Durante las últimas semanas el nombre de OHL México ha estado en las noticias. Por un lado se hizo pública su intención de elevar aún más la de por sí alta y abusiva tarifa que le cobra a los usuarios del Viaducto Bicentenario en el Estado de México. Por el otro lado, también se difundieron sus planes de no concluir la obra que aún está inconclusa. Por si lo anterior no fuera suficiente, se supo que el gobierno del Estado de México le amplió su título de concesión hasta 2051. Y, para empeorar las cosas, se difundieron dos grabaciones de audio que dejan muy mal parada a la empresa.

En las grabaciones se escucha a quien hasta hace unos días era el director de Relaciones Institucionales OHL, Pablo Wallentin. En la primera conversa con el desde ayer ex Secretario de Comunicaciones mexiquense, Apolinar Mena Vargas, a quien le ofrece pagar sus vacaciones familiares en la Rivera Maya. En la segunda, Wallentin platica con Jesús Campos López, el director técnico de OHL, en donde aceptan que en enero la constructora infló las previsiones de tráfico del Viaducto Bicentenario, califican a la construcción como un “desmadre” y comentan como la constructora “salió forrada” gracias una obra cuyo coste se triplicó con respecto a las previsiones iniciales.

Derivado del escándalo, ayer rodó la cabeza de Apolinar Mena, quien fue cesado por el gobernador mexiquense Eruviel Ávila y sancionado con una multa de 189,000 pesos. Curiosamente, hasta ahora no ha sido mencionado el papel que en todo este asunto puede haber tenido el mero mandamás de OHL México, José Andrés de Oteyza.

¿Quedarán impunes los abusos demostrados y el probable fraude cometido por OHL? ¿Todo acabará con los ceses de Wallentin y Mena? ¿En las otras concesiones de OHL hubo abusos y malos manejos como los que ahora que se están conociendo en torno al Viaducto Bicentenario?

¿Cuál es el papel que en todo esto jugó José Andrés de Oteyza?

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 18 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx