Se encuentra usted aquí

evolución

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El 4to Poder

¿Realmente el “cuarto poder” ejerce presión social para contribuir al desarrollo de las civilizaciones o sólo es una franquicia más del Circo Romano? ¿una versión remasterizada y digitalizada a la que podemos acceder desde cualquier dispositivo móvil? Cualquier aparato con conexión a Internet abre una ventana virtual al Coliseo de nuestra sociedad, donde se debaten por la vida esclavos y animales, bestias; escenario de todas las pasiones humanas… —¡Identifique los pulgares en la esquina y dictamine!, ¿vida o muerte?, sus votos serán contabilizados. Podrá ganar un pan gratis o recibir la maldición del Chamuco… ¡Compártanlo! ¡Háganlo viral!

¿Quién debería ser el observador oficial de nuestra sociedad y lanzar las alarmas correspondientes contra el riesgo de deterioro de nuestra comunidad, no con el afán de linchar al gobierno sino con el propósito de corregir y mejorar?

La extraordinaria influencia mediática de este denominado cuarto poder ha sido penetrada por la ambición sin escrúpulos de quienes se regocijan en las mieles de la soberanía; se ha perturbado y convertido en una herramienta mercantil de política al servicio de quienes comercian con el favor popular, mientras que el pueblo, fatuo, aplaude con morbo al mejor montaje.

Luego, como invariablemente sucede, después de despotricar ampliamente, los más débiles callan, siempre terminan sucumbiendo ante los más fuertes, sin importar lo noble y sensatas que puedan ser sus convicciones... Y a continuación, surge la amnesia.

También se aceptan espontáneos, —Yo no quería entrar, a mí me empujaron— todos contra todos, almohadazos a diestra y siniestra, empujones y cuchilladas, —¡que todos se diviertan!...

Por alguna razón ineludible, invariablemente topamos con la evolución, su ausencia, su anhelo, o su fragmentada y débil arquitectura. Cada día la brecha es mayor, la sociedad se polariza rápida y anárquicamente, la hipertrofia y atrofia irregular de algunos sectores conforman el monstruo deforme de la estratificación social.

¡Recompensa!... —cohecho— Suma millonaria a quien delate a su compañero. Acaba de escapar de prisión. —¡Se Busca!

Si el Gobierno corrompe, es un incentivo, si el pueblo incentiva, es un delito.  Combatamos la corrupción con corrupción y la violencia con violencia. Ya saben: la Ley del Talión ahora es más vigente que nunca, sólo que matizada por la demagogia experta. Miedo al miedo. —¿De qué lado estás?

Gladiadores obesos, mercenarios del timo y la conveniencia, trúhanes, histriones, payasos, comediantes, lacayos del poder, siervos del interés, esclavos ladinos, súbditos de la riqueza. Amnésicos. ¡Qué oportuna ganga es el lucro con un pueblo aletargado por la negligencia, la somnolencia y la indiferencia! —Dejad que participe también la ignorancia… no somos educadores, ya casi es Navidad.

Sadismo y masoquismo, interés y condescendencia; sean justos o pecadores, pueblo o gobierno, no hay diferencia; actuantes todos en la gran tragedia nacional; mancuernas forjadas con el acero del mismo crisol.  —¡Ya basta!... que nadie perturbe mi paz. Déjenlos que se maten.

Demagogia y opio transformado en utopía, ciudad onírica de la ignorancia y la ironía, eres un pequeño engranaje de esa compleja maquinaria de manipulación. ¡No hay cuarto poder!... es sólo el contenedor hediondo donde se fermenta y se recicla el tufo y los fluidos repugnantes de la historia de la nación, el pulmón de la civilización, la válvula de desahogo, la maquinaria encargada del equilibrio y la gobernabilidad.

Fecha: 
Martes, 01 de Septiembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ahí viene la plaga

Este nuevo ciclo escolar su hijos llegarán a casa con la cabeza llena no solo de ideas.

Contrario en lo que Albert Camus insinúa en la novela La Plaga (La Peste), las infestaciones de insectos como las pulgas o piojos sí tienen explicación: los piojos han mutado.

Las mutaciones son cambios en el orden de las sustancias que forman el material hereditario, por lo común ADN. Esos cambios pueden generar cambios en la producción de la proteína asociada directamente a ese pedazo de ADN, pero también a mayor escala. El individuo que tiene estos cambios en su ADN es un mutante. Olvídese de los hombres X con alas o branquias. Los cambios están acotados a las características del organismo. A las plantas de fresas nunca les saldrán alas aunque las riegue con Red Bull, pero si pueden producir más azúcar y ser más dulces o fabricar una sustancia contra un parásito de las raíces. Y lo más importante, usted y yo somos mutantes

… Aghhh!

Cada individuo tiene ligeras diferencias físicas y genéticas muchas de las cuales se originaron por mutación. Tome al azar un jardín de niños. Aunque todos esos parvulitos se parecen, en realidad cada uno tiene ligeras diferencias. Incluso para resistir infecciones. Nos pasa a todos. Hace unos años se descubrió en un grupo de mujeres de África occidental, mutaciones que las hacían inmunes al virus del SIDA, el VIH.

Sus hijos no son los únicos mutantes del kínder. Lo mismo ocurre con los piojos que invaden el mismo jardín de niños donde desde el lunes su pequeño angelito socaba la psique de su maestra. Desde hace unos años se ha venido reportando la existencia de poblaciones de piojos resistentes a las sustancias que se aplican para eliminarlos. El año anterior un estudio publicado en el Journal of Medical Entomology daba cuenta que las poblaciones de piojos gringos, europeos y australianos eran cada vez más menos susceptibles a los medicamentos y champús para eliminarlos. Los piojos mutantes aguantan más, se mueren menos y heredan esa característica a la siguiente generación. En cada generación hay más piojos resistentes. Y mientras más se aplique el champú menos efecto tiene. Esa es la famosa selección natural. Pasa igual con las cucarachas y los insecticidas.

Las cucarachas mutantes siempre han sido un dolor de cabeza para los fabricantes de insecticidas y fuente de inspiración de la ciencia ficción. Poco valorada hasta por  Gillermo Del Toro, Mimic es una interesante y poco precisa alegoría de los efectos de la selección natural. Sobre todo si la compara con Bug de 1975 una divertida y maravillosa muestra de la basura que somos capaces de crear cuando tenemos dinero y una cámara de cine.

En realidad nuestra relación con los piojos ha sido larga y conflictiva como toda buena relación. La especie de piojo más cercana a nuestro piojo del cuerpo, Pedunculos humanus, es la especie Pedunculos schaeffi, feliz habitante de nuestro pariente más próximo, los chimpancés. De acuerdo con David Reed, de la Universidad de Florida, en un artículo de 2004, nuestra relación con estos piojos data al menos de hace seis millones de años. Si se extiende el estudio a todos los primates, alrededor de 25 millones de años. Hemos estado juntos siempre. La verdad es que somos la casa y el alimento de estos insectos. Y de sus microbios. El piojo del cuerpo es un trasmisor del tifus, una enfermedad de la cual, le aseguro, no quiere saber. Sin embargo el piojo de la cabeza más allá de la molesta comezón no da muchos problemas de salud. Eso sí, se disemina fácilmente en especial en las escuelas.

Hace unos meses el director de Vigilancia e Inteligencia Epidemiológica del DF, Noé Calderón, explicó a varios medios lo que estaba ocurriendo luego de que en 2014 fue notorio el auge de los piojos en las escuelas primarias de la capital. Hubo al menos 200 brotes de piojos, más del 80% en escuelas públicas. En ninguna de las declaraciones del funcionario del DF que se encuentran por internet se hace mención a la resistencia a los medicamentos. Pero está ocurriendo y buena velocidad.

Kyong Sup Yoon de la Universidad del Sur de Illinois y uno de los líderes de la investigación sobre resistencia actualizó la información durante un congreso de la American Chemical Society, el jueves de la semana pasada. Colectaron piojos en 30 estados de los Estados Unidos y en 25 de ellos había piojos mutantes resistentes. En el caso de los piojos colectados en Florida, todos eran resistentes. Quizá por eso esta semana una mujer de Florida intentó asesinar a su yerno por estar lleno de piojos de acuerdo con el Miami Herald. Por favor no llegue a estos extremos, pero manténgase alerta y saque el peinecito de la abuela. Lo va a necesitar.

Fecha: 
Jueves, 27 de Agosto 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Sobre la modernidad

La vida es el lugar donde las cosas ocurren. Sólo en este escenario, en el que los elementos confluyen, todo puede ocurrir y ocurre. Tal sucesión de hechos nos afectan directa o indirectamente desde diversas perspectivas.

Tales perspectivas generan las percepciones necesarias –siempre distintas— que hacen del ser humano un eterno moderno, y un inevitable, hombre antiguo.

Y la modernidad inicia con otro personaje fundamental para el desarrollo social del ser humano: el lenguaje. Sin lenguaje (aquí me refiero a lenguaje como idioma) no seriamos capaces de generar las rupturas necesarias que nacen con las preguntas generadas por los cuestionamientos que se logran en nuestro cerebro una vez abrimos los ojos al mundo.

Las preguntas son el cincel que fractura la roca donde se localiza el diamante de lo nuevo, la modernidad.

Resulta que al generarse infinidad de preguntas al interior del ser humano, y éstas, al ser expresadas, rompen tal modernidad en una serie de infinitas modernidades: a cada respuesta, corresponde una nueva ruptura: modernidad como pieza fragmentada en infinitas partes.

Siendo de esta manera es como formamos las sociedades y cimentamos nuestra individualidad. Pero el ser fragmentariamente moderno implica entonces ser un eterno antiguo.

Al término de la escritura de esta última palabra fui lo que ya no soy ahora: otra palabra me alcanza para de inmediato seguir a la otra que se eslabona en otra dando como resultado una serie de oraciones que se comunican entre sí, pero que no tienen un final establecido; es decir, en la medida en la que escribo voy rompiendo la piedra de lo establecido, para volverme un moderno y a la misma vez, un antiguo: el tiempo que tardo en escribir otra palabra, me hace perder mi modernidad.

La inercia del movimiento nos hace ser siempre hombres que buscan ir hacia adelante. Es imposible ralentizarnos desde el punto de vista funcional y natural de las cosas como las vemos y las vivimos en la actualidad (para no entrar en materia de la física y física cuántica). Así, las rupturas —la modernidad—, son inherentes a nuestra naturaleza evolutiva. Sin este avance o esta inercia natural de las cosas, seríamos nada (ni siquiera potencialidad).

Y en nuestra etapa humana es imposible ser nada desde un punto de vista físico. Por fuerza tendemos a fracturar, romper, desviarnos, del camino establecido por otros que a la misma vez, fueron igual o más modernos que nosotros.

Sin tal necesidad natural de ser modernos, no habría, en un sentido práctico y visible, arte, por ejemplo o, literatura, al menos no de alta calidad, al menos no representativa o reveladora para fines históricos y de formación evolutiva.

Dado este razonamiento: sí, todos los hombres de todas las épocas pasadas y las que vengan, son modernos, serán modernos y antiguos a la misma vez.

Conviene entonces no preocuparnos, por ejemplo, en lo que respecta al arte, con ser modernos o incluso, “rebanándose los sesos” por ver qué cosas crear para ser “postmodernos” (muchas expresiones “artísticas” actuales han caído en ese error), sino basta con seguir preguntándonos sobre el funcionamiento interior y colectivo de nuestras sociedades, que a partir de ello, vendrán las inevitables respuestas que seguirán contribuyendo a nuestra inherente modernidad, y con ello, a la creación de nuevas expresiones artísticas de valía.

No sobra decir que todo rompimiento con lo establecido es en sí mismo una crítica y por ende, un acto moderno.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 14 de Agosto 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cibernética Social

¿Que qué he hecho?... Nada hombre, quizá no lo entenderías. Ya no es como antes, cuando el ocio te hacia inventar. Ahora no me alcanza el tiempo ni para ver lo que hacen los cientos de amigos que tengo y que no conozco. No hay turnos, todos hablan al mismo tiempo, y aunque los menos lúcidos sólo repiten lo que los poco creativos dicen, la información es demasiada. ¡Esto se ha convertido en un Babel!...

No puedo pensar qué pasaría si dejara de escuchar a toda esa gente que no tiene nada que decir, son mis amigos; aunque sea, que sepan que no los he bloqueado en mi cuenta ni en mi memoria. Compartimos nuestras emociones, nuestros anhelos y nuestros reproches, eso es lo que nos une. Pertenecemos a... a... a un grupo, o a más. No lo entenderías... Eso de pertenecer a algo tiene una connotación trascendental.

Puedes decir lo que quieras, poner una imagen, o copiar lo que alguien más ha dicho, en realidad no importa, en el fondo siempre compartes tus emociones, ese es el punto. Ves lo que quieres ver y escuchas lo que quieres escuchar, sólo lo que en ese momento te place, todos hacemos lo mismo. Recomiendas una película porque te hizo recordar el empeño que pusiste para alcanzar algún objetivo; copias una frase que te devolvió el ánimo que habías perdido; promueves un vídeo porque te hizo sentir ternura, porque te divierte la forma en que alguien sufre un percance, o porque te indigna alguna situación. Son tus emociones el tapiz que muestras, es tu reflejo. No creo que lo entiendas.

Puedes seleccionar un tema y pasar cientos de horas discutiendo, investigando, descubriendo, platicando, todo, lo viejo y lo más reciente, viendo imágenes, escuchando opiniones, etcétera, aunque tiene sus riesgos...

No, no creas que soy de esos que se vuelven adictos a las redes sociales, porque sólo ahí encuentran consuelo frente al fantasma de su inexistencia, no... no soy de esos que seducen, acosan, o se aprovechan de este medio, del anonimato, de las debilidades, miedos y carencias de sus usuarios, de su vulnerabilidad y falta de experiencia, o de su inocencia. No, no es mi intención engañar; ni quisiera, ni me gustaría, que a mí me engañaran y me atraparan en alguna de tantas falacias lucrativas que abusan de la inestabilidad emocional de sus víctimas.

La tecnología es una herramienta, puedes usarla para construir o para destruir, igual que cualquier otra herramienta, es solamente un lenguaje, el concepto depende de la sintaxis. Las redes sociales se establecen sobre esta tecnología de comunicación; si estamos preparados para ella o no, es otro asunto, su uso es responsabilidad de cada quién; el contenido de la comunicación no depende del medio de comunicación, sino de la estructura que la contextualiza. Así, viajando en estas estructuras, puedes medir el grado de vulnerabilidad del ámbito social de la red, su nivel cultural, sus intereses, su tendencia evolutiva, etcétera, sólo clasificando y observando el comportamiento de sus contenidos.

Quizá no lo entiendas, pero es lo mismo; la tradición oral, el lenguaje escrito, y ahora, Internet. Antes eran periodicazos lo que presionaba y hacía actuar a los políticos y gobernantes, ahora son tuitazos, si se les puede llamar así, más rápido, y más contundente, sobre todo contundente; pero igual de volátil.

La mayoría de mis amigos, de esa sociedad a la que pertenezco, y que no conozco, lo cual antes simplemente ignoraba, ahora me ha enseñado el valor de la unidad y la necesidad de la cohesión social. Pero sobre todo, la necesidad de la autorregulación individual, que te permita caminar sin extraviarte en este mundo virtual, que paradójicamente, se convierte en un atajo que pone a tu alcance un mundo más real e inmediato. El aprendizaje electrónico, presencial y a distancia ha demostrado su efectividad contrastado frente al modelo tradicional.

En este universo cibernético todo sucede a tu propio ritmo, y sin darte cuenta se va acelerando, te exige lectura rápida, abstracción, análisis, selección; no te imaginas cuánto puedes viajar en las redes sociales en el tiempo que te tomaría leer el periódico, cuánto puedes aprender en el tiempo que te toma estudiar una carrera. Pero exige autorregulación, disciplina. No es la herramienta, no es la tecnología, somos cada uno de nosotros. La mejor arcilla se convierte en lodo en manos torpes.

Fecha: 
Martes, 11 de Agosto 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Aprendamos!

¡Aprendamos!... más que un exhorto, es una consigna. No estoy en posición de juzgar si las técnicas pedagógicas son apropiadas o no, ni sé si se estén utilizando las mejores en los sistemas educativos de nuestra cultura. Lo cierto es, que en las estructuras de la enseñanza básica de nuestra sociedad, donde docentes, mercenarios eruditos en las disciplinas de la política, la provocación, y la simulación; víctimas de la evolución pedagógica que requiere nuestro país, torturados y sometidos por el fantasma de la ignorancia, temerosos de no poder subsistir a la reforma educativa; nos enseñan las estrategias del parasitismo social, la prepotencia, el abuso y el chantaje nacional; sin importar las consecuencias de lo que siembran, sin pensar que nuestros hijos, y sus propios hijos, también lo cosecharán el día de mañana.

El agente corrosivo se disemina por las arterias de la ignorancia colectiva de las generaciones más jóvenes y vulnerables; anticipando así los procesos catabólicos del organismo social. Ya es tarde para hacer campañas de salud preventiva, ya se ha iniciado la metástasis, un proceso de propagación y contagio del pensamiento patógeno, egoísta y decadente de quienes se supone deberían ser los pioneros del desarrollo social, funcionarios de la transformación, y líderes de la evolución... No somos nuevos en esto.

También es inútil seguir discutiendo el diagnóstico y negociando el tratamiento, cuando en el fondo la sociedad, muda y pusilánime, exige un pronóstico. Saber si existe un remedio, si debemos desahuciar algunas generaciones, algunas zonas de nuestra cultura, o como siempre... esperar a ver qué pasa... ¿Hay esperanza de recuperación?, ¿es cuestión de tiempo?, ¿debemos practicar una sociotomía educativa parcial?, ¿existe alguna solución emergente que logre revertir la condición degenerativa?... ¿Tiene la sociedad el ánimo, el temple y las agallas para combatir su padecimiento?

No hay una respuesta que todos podamos compartir, la comunidad se polariza. Disidencia, gobierno, usuarios y una generosa cantidad de observadores; cada uno aferrado a su pedazo imaginario de madera que le ayuda a flotar; sólo asido a sus convicciones. Nadie escucha para aprender, si no sólo para argumentar las razones de su ceguera. Creen que la democracia y el pluralismo, los va a devolver a la vida. Una asamblea donde se decida por votación unánime, no va a evitar que la tierra gire, pero si puede determinar el destino de un país; no por lo que se decida, sino por el espíritu de acciones consecuentes y congruentes emanadas de esas decisiones.

Pero qué puede enseñar quien no sabe escuchar… desdichados alumnos, agonía nacional, víctimas todos de su participación social; de su idiosincrasia.

Todo mundo, en el fondo, buscamos lo mismo: sobrevivir; aunque cada quién interpreta de manera diferente las amenazas a su supervivencia. ¿Qué podemos aprender de quienes se agrupan para defender sus intereses individuales? ¿Cómo nos puede instruir quien se niega al diálogo?... El sistema de enseñanza y aprendizaje es un binomio donde docente y alumno coexisten… o no existen; si alguno pierde competencia, le resta competencia a su parte complementaria, hasta el límite de su mutua existencia. Si aprendemos a vivir en comunidad, aprenderemos a sobrevivir como sociedad; pero sólo hasta que los intereses individuales no estén por encima de los intereses del binomio pedagógico. La supervivencia del grupo es la supervivencia del individuo, de la misma forma que la supervivencia del individuo es la supervivencia del grupo. Se dice fácil y parece sencillo, pero todos lo olvidan cuando sienten amenazados sus intereses particulares, sin importar si beneficia o perjudica a la comunidad; sin importar si destruye esa semilla dicotiledónea. Es ahí donde la sociedad se escinde, donde se infecta esta patología pedagógica de la civilización, donde la tierra se hace estéril.

Aprendamos que la evolución es la única condición del bienestar. ¡Liberémonos de esa paranoia de pensar que el mundo conspira en nuestra contra! Dejemos que la academia expanda sus fronteras, y con paso firme, poco a poco, conquistemos los terrenos de la ignorancia de nosotros mismos y de nuestra comunidad. ¡Seamos competitivos!

¿A qué le tenemos miedo? ¿Cuál es el precio de la evolución didáctica?... “¡Qué tema la ignorancia!”, ese debería ser nuestro lema revolucionario. ¿Pero quién puede promover esta lucha contra la ignorancia, sin tener que luchar consigo mismo?

El temor se ha desplazado sobre los arquitectos de la evolución, los motores del progreso se ahogan y oxidan en las aulas, los heraldos del conocimiento duermen en la inopia cultural, el entusiasmo por descubrir se diluye en la apatía, ¡no hay vocación!, un granito de arena no es suficiente… ¿A quién le importa?

Fecha: 
Martes, 21 de Julio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un granito de arena

La evolución que requiere nuestra sociedad no va a suceder con un granito de arena que cada individuo pueda dar; no podemos sembrar expectativas de un cambio radical con una aportación tan insignificante, no hay magia ni milagros que multipliquen tu aportación, recibes lo que das. En otras palabras, tienes lo que mereces. La educación, el gobierno, el respeto, etcétera. Todo está en función de la capacidad de cada uno, y de todos, de lo que cada quien puede dar.

Un granito de arena ayuda a expiar la culpa de la indiferencia, al final del día sólo tenemos un puñado de tierra… y nos quejamos de que todo sigue igual. Ni la intención, ni la metáfora, ni las oraciones, ni la compasión, van a lograr por si solas, más, que una sola acción.

Si tu granito de arena no te quita nada, es que no estás dando nada. No se trata de deshacerte de lo que te sobra, sino de compartir lo que tienes; haces pantomima de caridad con la ropa que ya no usas; es lo único que puedes donar.

A veces las palabras alimentan más que el pan; un exhorto a continuar, una caricia, una voz de ánimo, un abrazo, la comprensión y el valor pueden convertirse en todo un festín.

Un mendigo harapiento y hambriento, un niño de la calle implorando limosna, un limpia parabrisas, o cualquier persona que frecuentemente despreciamos por su desdicha, puede darte más, si platicas tres minutos con ella, que lo que vale tu moneda.

¡Debería ponerse a trabajar!, sentenciamos, ¡el aspecto que le da a la ciudad es nefasto!, juzgamos, ¡se ve fuerte!, calificamos, ¡debería ejercer algún oficio en lugar de estarse mutilando la espalda con esos vidrios!, criticamos; y lo abandonamos, sin poder comprender las razones de su condición.

¡Por supuesto!, no somos La Madre Teresa ni el Padre Chinchachoma, somos un granito de arena en el universo, ¿qué podemos ofrecer?... No es para los más necesitados, porque no sabemos quiénes son. Los más pobres de espíritu, generalmente no son los más pobres de bienes; justamente son sus bienes, lo que maquilla su paupérrima substancia.

Quien realmente posee no te dará jamás un granito de arena, tampoco te dará pan. La riqueza verdadera está en el significado de la vida. Quién llena tu vida de significado es quien te ama, te dará entusiasmo, esperanza, comprensión, paz, ilusión, serenidad; la fortaleza para salir en busca de tu pan. En esto se conocerá quienes son discípulos de los preceptos de su moral, quienes los farsantes, los ignorantes y quienes los más necesitados.

Cuando llega la hora de contribuir y termina la etapa de ser contribuido, es cuando la vida adquiere sentido. Es cuando el adolescente se desprende de su nido y se lanza en busca de su cometido. Quiere convertirse en hombre, en mujer; para transformar el mundo, la sociedad, su familia, su ser. Encontrar su sentido.

Cuando una persona se involucra, da lo que puede, lo que tiene; cuando sólo observa, da apenas suficiente para no sentir culpa. Y esto se paga con una moneda, o simplemente con salir a las urnas a votar por un partido del cual no se sabe nada, o porque está guapito el candidato.

Quizá no estamos preparados para recibir más de lo que damos, quizá un granito de arena es más de lo que podemos recibir, más de lo que podemos dar. No es lo que das, sino cómo lo das, y por qué lo das. ¿Quién pudiera estar atrapado en el diezmo de su libertad?, ¿quién compra con abonos su tranquilidad?, ¿quién ha encallado en la auto compasión?, ¿quién puede pretender comprar su indulgencia con caridad?

No nos engañemos. Nadie puede dar lo que no tiene; y nadie puede tener lo que ignora que le es propio. El conocimiento de nosotros mismos nos da y nos quita, nos enriquece o nos empobrece en la medida en que es auténtico. 

Secciones:

Fecha: 
Martes, 12 de Mayo 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Metamorfosis

¿Te imaginas un día despertar con cuerpo de escarabajo?, ¿o con un cuerpo robótico?, tal vez con partes de los cuerpos de otras personas… o con una extremidad cibernética; ¿te imaginas deambular por la vida con un corazón artificial?, ¿con el riñón de otra persona o el hígado de algún animal?... tal vez con un ojo o un oído electrónico, quizá sólo con una prótesis dental, o al menos unas gafas oscuras para conducir el auto al salir u ocultarse el Sol. Despertar en un cuerpo desconocido, infiltrado por la tecnología, profanado por la ciencia, infestado por un billón de nanobots que intentan curarte un cáncer… ¿te imaginas?

Seguro lo has visto en alguna película, un fragmento noticioso, o en alguna plática de sobremesa. Lo cierto es que esto, no es ciencia ficción; la ciencia se debate entre la religión y la sociedad para establecer los paradigmas de lo moral; al final el vencedor será la economía más fuerte. Los grandes laboratorios, las farmacéuticas, los hospitales; ¡los seres humanos quieren tener el control de sus vidas!, saber cuándo van a enfermar, como pueden sanar, en qué momento van a morir, cómo reparar su cuerpo. Seguro conoces a alguien que se practicó algún tipo de cirugía… estética. Seguro has escuchado sobre los esteroides anabólicos. Todos de alguna manera están tratando modificar sus cuerpos, no importa los objetivos que persigan, lo importante es que desde los cosméticos y la moda, hasta la ingeniería genética más sofisticada, conforman una industria descomunalmente millonaria. 

Los valores cambian, nuestra identidad biológica cada día pierde un poco de su esencia frente a los nuevos paradigmas científicos, nuestra naturaleza humana se perfila distinto. Transitamos de una tumba, de la incineración del cuerpo, a una cámara criogénica. Tecnología e idiosincrasia se fusionan en nuestro auto-concepto; eso nos obliga a fusionar mente y cuerpo, terminar con esa dualidad ancestral; encontrar el punto donde la consciencia se convierte en cuerpo, donde el cuerpo se vuelve moda y la moda economía. “Cuerpo sano en economía sana”.

Nos encontramos en el estado intermedio de la evolución, pero que les digo yo, si todos somos testigos activos de esta transformación, no es algo nuevo; un paradigma ontológico tan grande y monolítico que difícilmente podemos ver aun cuando nos obstruya el paso. Estamos en búsqueda de la singularidad tecnológica. Los grandes paradigmas éticos, filosóficos, morales, científicos y religiosos que han intentado frenar esta evolución,  terminarán rindiéndose y transformándose irremediablemente; estamos entre lo humano y lo post-humano, transitando obligadamente y sin darnos cuenta por la cuerda floja del transhumanismo, por ese espacio de angustia e incertidumbre que paraliza a los guardianes del statu quo, y donde la ansiedad de descubrir el final, desespera a los caudillos más osados del progreso.

Qué sentido tendría un cuerpo superior con una mente primitiva sujeta a instintos y emociones... obviamente una economía próspera. El racismo, las facciones, las clases, el gobierno y la sociedad, las religiones, las causas y las convicciones, el poder, el control y la economía; todos los grandes productores de paradigmas, y todos los paradigmas generadores de grandes apegos, difícilmente sucumben ante la influencia transformadora de la metamorfosis; más bien se apoderan de ella y la convierten en una razón más de control, en parte de su activo ideológico.

El hombre ha empezado a despertar de su sueño biológico, de su amnesia espiritual; se revela contra sus deidades, trasciende la moral, es inevitable; ¿quién será el nuevo Prometeo que robe el fuego a los dioses?, ¿Dmitry Itskov? [1], ¿John Craig Venter? [2], igual que Julio Verne pudo anticipar el porvenir, Mary Shelley también se adelanta a la muerte. Sin embargo, esas quimeras del pasado se han convertido en realidad, el arrullo del fin de una era se esparce en el mundo, y suave inicia la sinfonía de una metamorfosis desconocida, empapada de realidad virtual, de inteligencia artificial. Salas de espera en butacas criogénicas esperando del último hallazgo tecnológico deseando desde el interior que todo salga bien para prolongar su agonía si la muerte es inevitable o vivir el sueño de su eternidad.

¡Señores!... ¡somos!, en lo particular y en lo colectivo, independientes, dependientes, libres y esclavos, autónomos e interdependientes; iguales y al mismo tiempo, únicos. Ustedes lo saben, así funciona nuestra especie. Siempre nos hemos agrupado para sobrevivir, para dividirnos el trabajo. Cada uno de nosotros somos un fractal holográfico de la especie en su conjunto, una resonancia del universo en toda su extensión.

___________________________________________

[1] “Proyecto Avatar 2045″ La idea principal del proyecto es que los seres humanos puedan llegar a existir en un avatar, el cual podría ser un holograma formado por nanobots y controlado remotamente.

[2] Craig Venter acaparó los reflectores mundiales en 1999 con su proyecto Genoma Humano. En 2010, Venter, y su equipo lograron crear una célula bacteriana en un laboratorio con un genoma totalmente sintético, esencialmente creando la primera forma de vida artificial de la tierra.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 21 de Abril 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Impacto tecnológico en educación 2015

El Internet ha sido un poderoso motor de cambio en las diferentes esferas del quehacer humano. Sin duda alguna, uno de los mayores impactos del fenómeno digital ha sido en materia de generación y transmisión del conocimiento. Las nuevas tecnologías y la red se han convertido en una poderosa herramienta para capturar, distribuir y crear nuevo conocimiento, de ahí la aparación del fenómeno de la inteligencia colectiva.

La educación es uno de las áreas que más se benefician del uso de las tecnologías y acercan las posibilidades de una mejor educación, con mayor calidad, cobertura y estrategias pedagógicas. De ahí que los gobiernos de todos los países y las organizaciones estén destinando más recursos y esfuerzos a la educación.

Futuro de la educación

Los analistas de Gartner Group prevén que el gasto a escala global en la educación crecerá este año en un 2.3%, alcanzando los 67,800 millones de dólares.

Son muchas las nuevas tecnologías que serán aplicadas, pero Gartner dio a conocer una lista de tecnologías que harán la diferencia en la educación en los próximos años, entre las que destacamos las siguientes:

  • Aprendizaje adaptativo: El valor real de aprendizaje adaptativo se encuentra en la organización y personalización de la gran cantidad de piezas de conocimiento existentes en la red. Aquí hay un gran reto para combinar este acceso a los conocimientos personalizados con las diferentes estrategias pedagógicas.
  • Libros de texto electrónicos adaptativos: Este esquema permitirá que los libro electrónicos de texto se adapten a cada estudiante, a su manera y cadencia de estudio. Van a ser la base para la conversión de la educación tradicional a la educación totalmente digital.
  • Customer Relationship Managment (CRM): Esta herramienta tan útil para administrar clientes en las empresas, se usará de manera intensiva en la educación para administrar los nuevos ecosistemas educativos, que serán integrados por una gran cantidad de actores dirigidos a un solo fin: hacer más éxitoso el esfuerzo educativo de cada estudiante.
  • ‘Big Data’: Los nuevos ecosistemas educativos serán integrados por muchos actores: estudiantes, padres, maestros, y proveedores de conocimientos, estrategias pedagógicas y de nuevas plataformas educactivas. Esto traerá un gran reto para convertir la información que se desprenda del nuevo proceso educativo en información para recomendar acciones para mejorar áreas clave.
  • Evaluación digital: También las formas de evaluación van a ser transformadas. Ahora mismo se esta experimentando con métodos como la identificación mediante pulsaciones de teclas o sistemas de reconocimiento de caras basados en la nube.
  • Tecnología móvil: Ante el evidente crecimiento del mundo móvil, la educación buscará apoyarse en ello. Esta es una buena oportunidad para hacer llegar la educación a lugares complicados y para manejar un solo estándar de calidad. Todavía hay retos que resolver: costo de los celulares inteligentes, limitaciones de los dispositivos (tales como duración de la batería), el desarrollo de los materiales de los cursos para celulares, la falta de habilidades y la gran diversidad de dispositivos móviles. En el caso de México debemos sumarle las tarifas y la mala calidad de la banda ancha.
  • Aprendizaje social: Los MOOC´s están revolucionando el aprendizaje y han demostrado el poder del aprendizaje colectivo o “social”. A esta vertiente hay que agregarle un importante número de escuelas y estudiantes que están usando las plataformas sociales de Google y Facebook para complementar los esfuerzos educativos. Este es un tema que sigue evolucionando y en discusión de la propuesta más adecuada.

Conclusiones

No cabe duda que el Internet es el mayor fenómeno de la humanidad y de su poder transformador, pero también puede convertirse en una brecha más complicada entre los que tienen o no oportunidades en mundo cada vez más desigual. Por ello, las nuevas tecnologías aplicacadas a la educación generan una esperanza para mejorar el acceso a una educación de calidad y competitiva.

En México es urgente iniciar a la brevedad una gran revolución digital de la educación, pues de ello dependerá el futuro de millones de niños y jóvenes que actualmente tienen acceso a una educación insuficiente y de mala calidad. La tecnología puede darles una oportunidad, si los gobiernos, los maestros y los padres de familia estamos dispuestos a tomar las decisiones que sean necesarias para que ello suceda.

Autor:

Fecha: 
Martes, 17 de Marzo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1809 - Nace Charles Darwin

Uno de los científicos más importantes de la historia, Charles Robert Darwin, nacía un día como hoy en el año 1809, en Shrewsbury, Inglaterra. Su obra fundamental, “El origen de las especies”, publicada el 24 de noviembre de 1859, es la base de la biología evolutiva. Allí, el naturalista introduce su teoría científica evolutiva, basada en el proceso de selección natural, que establece que el medio ambiente favorece o dificulta la reproducción de los seres vivos según sus características.

El origen de “El origen de las especies” es muy anterior a su publicación. A comienzos de la década de 1830, Darwin realizó una expedición a bordo del HMS Beagle, en la cual recorrió América del Sur hasta la Patagonia, Cabo Verde, Galápagos, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Durante el viaje, el joven naturalista se dedicó a observar similitudes y diferencias entre las distintas especies de los variados territorios de su recorrido, y comenzó a gestar la teoría. En 1871 publicó el libro “El origen del hombre”, en el cual aplica la selección natural a la evolución humana. Su obra generó grandes controversias por entrar en contradicción con la visión religiosa de la creación de la vida y el hombre. Falleció el 19 de abril de 1882 en Kent, Inglaterra.

Fecha: 
Viernes, 12 de Febrero 2016 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Biológica y tecnología: el transhumanismo

Los avances de la ciencia y la tecnología de los últimos años han sido sorprendentes en sí mismo, pero más en la dinámica acelerada de creación de nuevos conocimientos.

Llama particularmente el desarrollo de la tecnología que hoy en día todo lo impacta y lo transforma. De ahí que se empieza a pensar con seriedad que la tecnología puede ser el nuevo motor de la evolución del ser humano, reemplazando a las capacidades propias, ligadas a la biología del cuerpo.

Biología y tecnología

Biológicamente, el cuerpo humano ha sido un buen comienzo por los futuristas, no más que eso. Ahora podemos mejorar su calidad y cualidades, además de trascenderlo. La evolución a través de la selección natural es lenta y aleatoria, mientras que la evolución tecnológica es rápida y diseñada.

La tecnología, que empezó a mostrar su dominio sobre los procesos biológicos por primera vez hace miles de años, está ahora convirtiendo a la bioingeniería en la nueva y poderosa ciencia de la vida.

Muchas fronteras se están volviendo difusas y confusas en estos momentos con la desaparición del blanco y negro entre lo que parecían verdades universales: la vida como antítesis de la muerte y lo inanimado, lo virtual de lo real, el mundo interior del mundo exterior, el “yo” del “otro”, incluso lo natural de lo “no” natural. ¿Qué es la vida? ¿Qué es la vida natural? ¿Qué es la vida artificial? Estas son preguntas profundas y las respuestas son complicadas.

Los seres humanos tenemos el potencial no sólo de “ser”, sino además de “llegar a ser”. Los seres humanos podemos utilizar los medios racionales para mejorar la condición humana y el mundo exterior, y también podemos usarlos para mejorarnos a nosotros mismos, comenzando con nuestro propio cuerpo.

Todas estas oportunidades tecnológicas deben ser puestas al servicio de las personas, para vivir más tiempo y con una mejor salud, para mejorar nuestras capacidades intelectuales, físicas y emocionales.

Como lo demuestra la historia, los humanos siempre hemos querido trascender nuestras limitaciones corporales y mentales. La forma en que estas tecnologías serán utilizadas cambiará profundamente el carácter de nuestra sociedad, e irrevocablemente alterará la visión de nosotros mismos y de nuestro lugar en el gran esquema de las cosas. Estamos iniciando un largo camino hacia un futuro lleno de grandes oportunidades, pero también de riesgos.

El Transhumanismo es un movimiento cultural e intelectual que afirma la posibilidad y necesidad de mejorar la condición humana, busca expandir las oportunidades que brinda la tecnología para que la gente pueda ser más saludable y longeva, y aumentar su potencial intelectual, físico y emocional.

El Transhumanismo es una visión nueva acerca del poder de la ciencia y la tecnología para transformar no sólo a la humanidad sino a los propios seres humanos. Los humanos hemos vivido con limitaciones biológicas, físicas, intelectuales, mentales y hasta espirituales. Gracias a la ciencia y la tecnología, muchas de nuestras limitaciones presentes pasarán pronto a la historia. El transhumanismo busca justamente trascender los límites del presente y crear un futuro mejor para toda la humanidad.

En este sentido, ya están apareciendo los primeros transhumanos y posthumanos del futuro. De hecho, las personas que modifican y mejoran sus cuerpos con implantes, marcapasos y prótesis, por ejemplo, son apenas el inicio del transhumanismo real.

Conclusiones

La especie humana ya no cambiará en el futuro por una lenta evolución biológica, sino por una nueva, rápida y directa evolución tecnológica que nos permitirá rediseñarnos a nosotros mismos.

Precisamente, la gran diferencia entre nuestros ancestros animales y los humanos es que nosotros utilizamos la ciencia y la tecnología para dirigir los cambios que deseamos. La especie humana no representa el fin de nuestra evolución, sino apenas el comienzo de la evolución consciente.

Autor:

Fecha: 
Martes, 09 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1