Se encuentra usted aquí

evasión fiscal

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Combatir la corrupción con impuesto a la desigualdad

La detención de Karime Macías, esposa del exgobernador de Veracruz Javier Duarte, es el ejemplo perfecto de la impunidad de las élites, tanto económicas como políticas cuando cometen algún delito, pues no es casualidad que se paseara tan despreocupada por las calles del Reino Unido, ya que este país le otorga estatus de residencia a los extranjeros que inviertan más de 13 millones de libras, las cuales seguramente llegaron a bancos ingleses como dinero completamente legal y limpio después de pasar por un sofisticado sistema de lavado de dinero que involucra paraísos fiscales y empresas fantasma en varios países del mundo.

En el caso de México el problema no solo se limita al lavado de dinero y la evasión de impuestos, sino la corrupción y el tráfico de influencias que lo permite. Durante el sexenio pasado vimos cómo 16 exgobernadores fueron sentenciados o procesados por desvío de recursos, todos ellos utilizando sofisticados métodos contables para mover dinero alrededor del mundo a través de empresas fantasmas, por lo que no debe sorprendernos porque a lo largo de los años o décadas en que se han utilizado este tipo de estrategias para desviar dinero, ningún gobierno haya implementado una solución real al problema.

Según el Fondo Monetario Internacional, el uso de paraísos fiscales les cuesta a los gobiernos del mundo entre 500 mil y 600 mil millones de dólares anuales en impuesto sobre la renta, además estima que las compañías enlistadas en el ranking fortune 500, mantienen 2.6 trillones de dólares en paraísos fiscales y personas físicas acumulan hasta 8.7 trillones de dólares. Por lo que, para no perdernos entre estas cifras, no debemos olvidar que estas pérdidas no solo son impuestos, que los gobiernos no pueden destinar a servicios públicos, salud, educación o seguridad, sino que es la prueba tangible de los ricos haciéndose más ricos a costa del resto de la población.

Para explicarlo de forma más clara, cada año escuchamos cómo las empresas más grandes de nuestro país en realidad pagan una pequeña fracción de impuestos, en relación con el resto de las empresas, esto no solo gracias a condonaciones discrecionales, sino a una serie de estrategias fiscales que no son otra cosa que una serie de simulaciones, que permiten a las grandes empresas esconder sus utilidades mediante subsidiarias locales y empresas fantasma en el extranjero, que diluyen las utilidades con transferencias entre ellas, además este tipo de esquemas le facilitan a las grandes empresas la simulación laboral que permite mantener los salarios bajos entre sus trabajadores.

Las grandes empresas y las élites cabildean alrededor del mundo por convertir en una tendencia la reducción del impuesto sobre la renta, argumentando que al pagar menos impuestos, las empresas invertirán sus ingresos marginales y crearan empleos, lo que generará crecimiento económico y beneficiara a toda la población. Pero la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos en 2017 demuestra lo contrario, ya que no se ha incrementado el crecimiento económico y las empresas estadounidenses continúan moviendo sus utilidades a otros países que cobran menos impuestos.

Por este motivo la OCDE cabildea la imposición de un impuesto mínimo global, que consiste en que todos los países del mundo implementen un impuesto sobre la renta con tasas mínimas de entre 10.5 y 13.125%, lo que logra que se cree un piso parejo entre todos los países y se reduzca la evasión fiscal mediante las transferencias internacionales. Esto crea la oportunidad para que en México se modifique el código fiscal de manera que ninguna empresa, incluso de forma consolidada con sus subsidiarias pague menos del 10.5% de impuesto sobre la renta, incluso después de aplicar deducciones.

Pero en el caso de México, la simulación que permite la evasión fiscal de los ricos e influyentes no terminará solo con implementar un impuesto mínimo. Es imprescindible que se eliminen los sistemas de corrupción y conflicto de intereses que la facilita, para ello no es necesario inventar el hilo negro, basta con ver casos de éxito alrededor del mundo en los cuales se implementaron fuertes sanciones contra quienes crean e implementan los esquemas de evasión fiscal, incluyendo funcionarios de gobiernos, contadores y abogados.

Bajo este contexto no resultan tan descabelladas las sanciones contra las facturas falsas recientemente aprobadas, pues este esquema no solo es utilizado por empresarios para evadir impuestos, sino es el principal modus operandi de empresas que le venden o construyen al gobierno para desviar recursos públicos hacia cuentas de funcionarios. Y de igual manera en que un esquema de facturas falsas es utilizado para desviar recursos públicos, el crimen organizado utiliza los demás esquemas de simulación para lavar dinero. Estos son solo un par de ejemplos del porqué la corrupción es el principal problema de nuestro país y como el combatirla nos ayudará a reducir otros problemas estructurales de nuestro país, como en este caso la desigualdad.

Fecha: 
Viernes, 01 de Noviembre 2019 - 10:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 01 de Noviembre 2019 - 12:20
Fecha C: 
Sábado, 02 de Noviembre 2019 - 01:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un defraudador fiscal no es igual al Chapo Guzmán

Como porcentaje del producto interno bruto (PIB), los ingresos tributarios del gobierno federal son muy bajos. En 2017 apenas representaron el 13.1% del PIB.

Entre los 37 países de la OCDE, nuestro país está en el último lugar en lo que este porcentaje se refiere. Para Chile, que ocupa el penúltimo lugar, la cifra es del 20.16%.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), México podría aumentar la recaudación hasta el 22% del PIB

En marzo pasado, la secretaría de Hacienda informó que la evasión fiscal equivale a entre tres y cuatro puntos del PIB, lo que representa un billón de pesos. De combatirse exitosamente la evasión y elusión fiscales los ingresos tributarios podrían representar entre el 16 y 17% del PIB.

Con el propósito de acabar con los evasores fiscales, la fracción de MORENA en el Senado presentó un proyecto para reformar diversas leyes y códigos.

De aprobarse, serán considerados como miembros de la delincuencia organizada los que cometan el delito de “defraudación fiscal (…) defraudación Fiscal Equiparada… exclusivamente cuando el monto de lo defraudado supere tres veces lo dispuesto en la fracción III del artículo 108 del Código Fiscal de la Federación (…) y Actos ilícitos en contra del fisco federal…”.

La propuesta propone la “prisión preventiva oficiosa” para los que sean acusados de los delitos arriba anotados así como para quienes sean sospechosos de participar en “la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados…”.

Es decir que será encarcelado sin derecho a fianza y enfrentará su juicio en prisión, sea culpable o no, quien sea acusado de defraudarle al fisco siete millones de pesos o más, o de estar involucrado en el tráfico de facturas falsos.

Esa persona recibirá el mismo trato que un capo del narco, un jefe de una banda de secuestradores o de un grupo de sicarios o cualquier otro criminal que pertenezca a la delincuencia organizada que ha corrompido a la mayoría de las instituciones nacionales, causado cientos de miles de muertos, decenas de miles de desaparecido y cometido incontables delitos contra la integridad física y el patrimonio de los mexicanos.

Quien comete los delitos considerados en la propuesta morenista dañan al país, pero no de la misma manera en que lo hacen quienes pertenecen a la verdadera delincuencia organizada; deben ser castigados, pero no se les debe dar el mismo trato que a los criminales más violentos.

La legislación fiscal vigente hace que pagar impuestos en México sea complicado y es muy probable que por un error propio o de un contador un causante acabe en la cárcel sin derecho a fianza. Aún más: la mayoría de los delincuentes fiscales, aunque sean culpables, tampoco merecen ser tratados como si fueran el Chapo Guzmán.

Antes de arriesgar ir a la cárcel muchas personas preferirán llevar sus negocios a otro país o de plano dejarán de invertir y generar la riqueza y los empleos que el país requiere.

Será un grave error si los senadores morenistas aprueban su proyecto tal como lo presentaron. Solo los peores evasores fiscales deben enfrentar su juicio en prisión.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 03 de Septiembre 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 03 de Septiembre 2019 - 21:40
Fecha C: 
Miércoles, 04 de Septiembre 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

PRI y PVEM atentan contra transparencia. Políticos impresentables. El éxito de la conscientización ciudadana

Esta tarde me acompañan en el estudio Anayanssi Moreno y Bernardino Esparza y platicamos sobre la manera en que senadores del PRI y PVEM atentan contra la transparencia; los malos anuncios de los partidos políticos y el INE; un político oaxaqueño que debe casi 16 millones de pesos en impuestos atrasados desde 2011; los partidos políticos y los acuerdos que deben lograr para no echar a perder el proceso electoral. Tere Vale habla sobre dos políticos impresentables: Ebrard y Bejarano. Hugo González comenta sobre las bandas radiofónicas. Mónica Uribe analiza los nuevos cardenales nombrados por el papa Francisco, José Luis Romero Hicks nos explica por qué han sido exitosas diversas campañas de conscientización ciudadana en otros países.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 16 de Febrero 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Swiss Leaks 2

Los resultados de la investigación “Swiss Leaks: Dinero Turbio Resguardado por el Secreto Bancario: Como uno de los bancos más grandes del mundo ayudó a esconder millones en cuentas relacionadas a traficantes de armas, dictadores y evasores de impuestos”, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y difundida el domingo pasado ha causado un revuelo internacional debido a que entre los probables evasores de impuestos que de 1998 a 2007 abrieron cuentas en la sucursal suiza del banco inglés HSBC hay empresas internacionales y personalidades de la política, el deporte, el mundo empresarial y la delincuencia. La investigación señala que fueron poco más de 100,000 millones de dólares provenientes de 106,000 clientes relacionados con 203 países.

Es importante recalcar que depositar dinero en una cuenta en Suiza no es constituye delito alguno, lo ilegal es que el titular de dicha cuenta no haya declarado el ingreso de dicho dinero a su patrimonio y evadido el pago del impuesto sobre la renta correspondiente.

En lo que a México se refiere, los archivos del HSBC filtrados por un ex empleado del banco indican que entre 2006 y 2007 un total de 2,642 personas de alguna manera asociadas con México, de las cuales 39% tenían un pasaporte o nacionalidad mexicana, depositaron o escondieron aproximadamente 2,200 millones de dólares en 1,893 cuentas que supuestamente fueron diseñadas para que sus titulares evadieran el pago de impuestos al fisco mexicano. El monto máximo que se encontró en una de estas cuentas fue de 596.4 millones de dólares.

Algunos de los mexicanos cuyos nombres hasta el momento han sido relacionados con estas cuentas han explicado el porqué de las mismas. Si procede, le toca ahora al SAT determinar si los fondos depositados tuvieron un origen lícito y si en su momento fueron declarados como un ingreso en las declaraciones de impuestos correspondientes a esos años.

Los nombres de estos mexicanos se han difundido ampliamente durante esta semana y la información que hasta el momento se puede ver en el sitio www.icij.org/project/swiss-leaks/explore-swiss-leaks-data es insuficiente para llegar a conclusión alguna.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Evasores mexicanos revelados?

Está visto que los tiempos que corren no son los de los secretos, sino los de las revelaciones. Julian Assange, Chelsea Manning y Edward Snowden, por citar a los más famosos, nos han develado un mundo de secretos de Estado, espionaje y canalladas. A quienes se maravillan de estas “revelaciones” habrá que recomendarles asistir más al cine o leer novelas puesto que nada de lo que se da a conocer es realmente sorpresivo. De una u otra forma ya se sospechaba. Si acaso la concreción con nombre y apellido de lo sospechado ha confirmado que vivimos en un mundo de intereses evidentes y no tan evidentes, como ha sido siempre la sociedad humana, sólo que ahora con tecnología.

En esta idea de las “revelaciones”, dos investigaciones diferentes amenazan balconear a varios políticos y empresarios mexicanos con cosas que ya suponíamos todos: que poseen propiedades y depósitos en el extranjero, obtenidos vaya usted a saber cómo, pero todos sospechamos que hay un gato encerrado que se llama corrupción. Por cierto que ninguna de las dos investigaciones periodísticas tenía como meta sacar a la luz a los mexicanos, pero ahí donde parece haber corrupción se ha vuelto un lugar común que haya nacionales, así sea del otro lado de la frontera o del océano.

La primera de las investigaciones corresponde a una serie de cinco reportajes del New York Times que se abocó a saber quiénes estaban detrás de las compras de bienes raíces de altos precios en la Gran Manzana. Un desfile de rusos, indios, chinos y otros personajes tercermundistas han desfilado en las páginas como poseedores de estos inmuebles de lujo. Mañana miércoles saldrá la parte en donde se seguirá sacando a balcón a José Murat, pero al parecer habrá más nombres mexicanos.

La otra investigación está hecha por Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación a partir de información secreta revelada por un trabajador del banco HSBC. En principio, fue un escándalo relacionado con la evasión de impuestos, pero ha devenido en político. Artistas, deportistas, hombres de negocios y políticos han sido expuestos. En América Latina el asunto tendrá repercusiones. Brasil es el país latinoamericano con más cuentas, pero Venezuela tiene los depósitos más cuantiosos. De México se han exhibido nombres conocidos: Camil, Hank, Elías, Ebrard, entre otros.

Por lo pronto, el banco enfrenta una seria investigación en Estados Unidos y varios países europeos, con excepción de la Gran Bretaña. Es probable que muchos de los personajes aparecidos en las investigaciones periodísticas aludidas enfrenten cargos en sus países de origen. Sería deseable que en México no se viera sólo como una nota de color, sino que el SAT anunciara que al menos va a dar un vistazo a los datos, a ver si los impuestos pagados por estos personajes corresponden a su guardadito en Suiza. Digo, al menos para guardar las apariencias.

Foto: elmanana.com.mx

Fecha: 
Martes, 10 de Febrero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Swiss Leaks 1

En www.icij.org/about puede leerse que “el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) es una red global de 185 periodistas de investigación en más de 65 países que colaboran en la realización de investigaciones a profundidad sobre diversos temas.

“Fundada en 1997… ICIJ se inició como un proyecto del Centro para la Integridad Pública de Washington, DC, para difundir el estilo de periodismo de investigación del Centro, enfocándose en cuestiones que no se detienen en las fronteras nacionales: la delincuencia transfronteriza, la corrupción, y la rendición de cuentas del poder. Respaldado por el Centro y sus especialistas en periodismo asistido por computadora, expertos en registros públicos, verificadores y abogados, los periodistas y editores de ICIJ proporcionan recursos en tiempo real y herramientas con tecnología de última generación y técnicas para periodistas de todo el mundo”.

Entre las investigaciones que ha realizado el ICIJ vale la pena mencionar, además de la que esta semana expone las cuentas multimillonarias depositadas en la sucursal suiza del frecuentemente impugnado banco inglés HSBC, las siguientes: Filtraciones de Luxemburgo: Los secretos de las compañías globales expuestos; Secrecía a la Venta: En el Interior del Laberinto Global de los Paraísos Fiscales; El Saqueo de los Mares I, II y III; Piel y Hueso: El Lucrativo Negocio del Reciclaje de Humanos Muertos; Cortina de Humo: Las Grandes Tabacaleras Están Reenfocando su Cabildeo en los Mercados Emergentes; La Bandera Roja de Interpol: Las Naciones Alineadas a la Interpol Han Usado Al Grupo como Una Herramienta contra Opositores Políticos y Refugiados. En http://www.icij.org/projects puede consultarse la lista completa de dichos proyectos.

Todo lo anterior lo anoto para que no quede duda de que el ICIJ es una organización que realiza cuidadosamente sus investigaciones, como la que difundió el domingo pasado y que lleva por nombre “Swiss Leaks: Dinero Turbio Resguardado por el Secreto Bancario: Como uno de los bancos más grandes del mundo ayudó a esconder millones en cuentas relacionadas a traficantes de armas, dictadores y evasores de impuestos”.

En www.icij.org/project/swiss-leaks/explore-swiss-leaks-data el ICIJ aclara que “Hay usos legítimos para cuentas bancarias y fideicomisos suizos. No pretendemos sugerir o implicar que algunas personas, empresas o entidades incluidas en la aplicación interactiva de Swiss Leaks del ICIJ hayan violado la ley o de alguna manera se hayan comportado indebidamente. Si encuentra un error en la base de datos, por favor comuníquese con nosotros”.

¿Qué es Swiss Leaks? El ICIJ lo explica: “El proyecto se basa en un tesoro de casi 60,000 archivos filtrados que proporcionan detalles de más de 100,000 clientes de HSBC y sus cuentas bancarias”. La mayoría de la información sobre clientes y sus cuentas cubre el período 1998-2007. La información sobre los montos de dinero es de los años 2006 y 2007. En la aplicación interactiva pueden compararse los países de origen de los cuenta-habientes y más sobre algunos de estos clientes. En el sitio no aparece información para países que enviaron cero dólares o con tres o menos clientes. Cada cliente podría estar relacionado con varios países y hay más de 19,000 clientes no asociados con un país.

La aplicación interactiva muestra los 34 países que más clientes generaron para HSBC. Los 10 primeros son Suiza, con 11,235 clientes, seguido por Francia (9,187), Reino Unido (8,844), Brasil (8,667), Italia (7,499), Israel (6,554), Estados Unidos (4,183), Argentina (3,625), Turquía (3,105)  y Bélgica (3,002). Con 2,642 clientes, México aparece en el lugar 13.

También aparecen los 34 países que más dinero aportaron a las cuentas de los clientes de HSBC. Los 10 primeros son Suiza, con 31,200 millones de dólares. Luego aparecen Reino Unido (21,700 millones), Venezuela (14,800 millones), Estados Unidos (13,400 millones), Francia (12,500 millones), Israel (10,000 millones), Italia (7,500 millones), Bahamas (7,000 millones), Brasil (7,000 millones) y Bélgica (6,300 millones). Nuestro país, con 2,200 millones aparece en el lugar 30.

Mañana: los nombres de algunos de los criminales, traficantes, evasores fiscales, políticos y celebridades que depositaron dinero en estas cuentas.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

José Luis y María de los Ángeles

Fueron capturados ayer en la madrugada después de 35 días de estar en fuga. Se escaparon del palacio municipal de Iguala el 30 de septiembre pasado, justo después de que él pidiera licencia a su cargo y 10 minutos antes de que llegara la Policía Ministerial para arrestarlos. Cuando los atraparon estaban escondidos en un cuarto que rentaban dentro de una casa en Iztapalapa, en la Ciudad de México.

Desde que asumió el cargo de presidente municipal perredista de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda ejercieron el poder de una manera absoluta. Se dice que la que mandaba era ella mientras que él administraba los asuntos cotidianos del municipio.

Las autoridades federales y estatales nos han dicho que esta pareja es responsable por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa el pasado 26 de Septiembre; que él es quien ordenó atacar a balazos los normalistas y luego desaparecerlos; que él es responsable de los seis muertos que dejó la balacera; que él ordenó el asesinato, en junio de 2013, de un líder de la Unidad Popular, Arturo Hernández Cardona y tal vez de otros dos miembros de esa organización; que ella es la cabeza en Iguala de la banda Guerreros Unidos, la cual fundada por ex sicarios de el Cártel de los Beltrán Leyva, organización a la cual pertenecieron sus padres y cuatro hermanos, dos de los cuales murieron asesinados. También se nos ha dicho que desde 2009 se sospechaba que María de los Ángeles y su hermano Salomón estaban al frente de los Guerreros Unidos, que éste fue capturado y luego dejado en libertad por un “error” en la integración de la averiguación previa.

Sabemos también que el matrimonio Abarca-Pineda es propietaria de 65 propiedades que están a su nombre o el de sus hijos. Nada mal para un hombre que en una época vendió sombreros y huaraches en un  tianguis y luego se dedicó a vender joyería de oro en la economía informal. Aparentemente, la pareja acumuló una considerable fortuna sin jamás ser investigada por el Servicios de Administración Tributaria (SAT). Tan solo una de sus propiedades, un centro comercial en Iguala, está valuada en 300 millones de pesos.

Todos esto lo sabemos porque nos lo han dicho las autoridades federales y estatales.

Ahora bien, ¿qué pasará si José Luis y María de los Ángeles niegan ser responsables de todo lo que se les acusa, como supongo que lo harán?

Pues los ministerios públicos federal y estatal que los investigan deberán probar cada una de las acusaciones y convencer a los jueces que se encarguen de los casos que tanto él como ella son culpables de los delitos que se les imputan. Aquí deberán comprobarse los delitos con base en evidencias reales y no en los dichos de otros delincuentes, como ocurrió durante el sexenio pasado.

Tal vez sea más fácil mandarlos a la cárcel por el delito de evasión fiscal. Recuerda, solo así pudieron condenar al temible Al Capone.

Foto: www.vanguardia.com.mx

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 05 de Noviembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1