Se encuentra usted aquí

estudiantes

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Educación: recursos cuantiosos y resultados mediocres

Ayer inició el ciclo escolar 2019-2020. En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Educación Pública Esteban Moctezuma informó que:

25 417 980 estudiantes de educación básica son atendidos por 1 219 517 maestros.

284 946 alumnos ingresan a educación inicial, 4 773 360 a preescolar, 13 920 602 a primaria y 6 439 072 a secundaria.

El ciclo escolar se desarrolla en 232 876 escuelas; de estas, 198 348 son públicas y 34 528 privadas. De las públicas, 107 378 son de organización completa y 125 498 son multigrado; 25 639 son de tiempo completo.

Hay, además, 32 063 escuelas Conafe (Consejo Nacional de Fomento Educativo).

En lo que a los libros de texto gratuitos se refiere, se han distribuido 176 millones: 15 millones de preescolar, 105 millones de primaria, 35 millones de secundaria, 10 millones de telesecundaria, dos millones de telebachillerato, 1 200 000 de educación indígena, siete millones en inglés y 83 000 en braille y macrotipo.

Las cifras son impresionantes. El número de estudiantes de educación básica supera a la población total de 180 de los 235 países que la División de Población de Naciones Unidas incluye en sus estudios.

La cantidad de libros que se producen también es extraordinaria. En promedio, a cada estudiante de preescolar se le entregan tres libros, el de primaria recibe 7.5, al de secundaria le tocan siete.

Este año la SEP cuenta con un presupuesto de 308 000 434 721 de pesos, que es 5.5% superior al del año pasado. Esto significa que el gasto por cada estudiante de educación básica asciende a 12 117 pesos anuales. 27 países gastan más que esta cantidad, de acuerdo al Índice de Desarrollo Humano 2018 de Naciones Unidas, que incluye a 191 países.

En 2018 el gasto público en educación como porcentaje del Producto Interno Bruto del país fue del 5.24%. 55 países invierten más que esto, de acuerdo al citado Índice de Desarrollo Humano.

Ahora bien, pese a lo que México gasta y ha gastado en la educación de sus niños y jóvenes, la preparación de la mayoría de ellos es sumamente deficiente, tal como lo indican diversos estudios nacionales e internacionales.

El informe que realiza cada tres años el Programa Internacional para la Evaluación de Alumnos (PISA) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), evidencia las carencias de conocimientos de jóvenes mexicanos de 15 años.

La evaluación más reciente se realizó en 2018 y sus resultados se darán a conocer en noviembre de este año, pero los datos de la evaluación de 2015 realizada en 72 países mostraron que “El desempeño de México se encuentra por debajo del promedio OCDE en ciencias (416 puntos para México vs 493 promedio OCDE), lectura (423 México vs 493 OCDE) y matemáticas (408 México vs 490 OCDE). En estas tres áreas, menos del 1% de los estudiantes en México logran alcanzar niveles de competencia de excelencia (nivel 5 y 6)”. En suma: resultados mediocres.

Con el inicio del ciclo escolar, ayer también dio comienzo el proyecto educativo lopezobradorista llamado Nueva Escuela Mexicana. Para saber si este representa un paso hacia adelante, deberemos esperar a que en noviembre de 2022 la OCDE difunda los resultados de la evaluación que realizará en 2021.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 27 de Agosto 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 27 de Agosto 2019 - 21:40
Fecha C: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cuestion de honor y disciplina

Hace muchos años, en el taller de carpintería de la escuela secundaria, surgió una disputa entre dos estudiantes, uno mayor que otro. El maestro intuyó el conflicto pero no intervino, siguió pendiente pero sin perder detalle. En un momento dado, el menor recogió aserrín y virutas del suelo y los lanzo en la cara del otro. El muchacho mayor no lo pensó más y se lanzó sobre el pequeño. El maestro no interfirió en al intercambio de puñetazos el cual duró unos breves segundos, para disgusto de los otros alumnos. El maestro se metió entre los dos, los separó, los metió a su oficina y cerró la puerta. Seguramente los conminó al buen comportamiento y les hizo estrechar la mano. Ambos estudiantes, rojos de coraje siguieron sus tareas, uno y otro, distantes entre sí, seguían cruzando miradas amenazantes y en sus labios se podían leer las amenazas e improperios.

La calma había vuelto al taller, todos ocupados en sus tareas, el maestro corrigiendo posturas y haciendo ajustes,  en la parte posterior,  los estudiantes habían empezado a hacer una fila para que el maestro revisara los trabajos. Afuera, la chicharra anunciaba el final de la clase, ya todos se aprestaban a recoger sus cosas cuando el estudiante mayor comenzó a corretear al menor por todo el taller. El menor, más ágil se escabullía fácilmente, hasta que el maestro lo detuvo en seco y le cogió por los hombros. ¿Qué pasa aquí? gritó el maestro sin soltar al pequeño.

Mire usted lo que me hizo, acuso el estudiante agredido al tiempo que mostraba dos de sus cuadernos y un libro de geografía pegados entre sí. El pequeño había derramado cola entre los cuadernos y el libro y luego los encimó, dejándolos inservibles.

Yo no fui, yo no he hecho nada, gritó el menor; pero nadie le creyó.

La algarabía se desató, muchos de los estudiantes que ya se encaminaban a la puerta regresaron para poder enterarse del incidente. No había mucho tiempo pues los alumnos debían ir a otras clases e iba a ser difícil explicar los retrasos a los demás maestros. El maestro soltó al pequeño y teniéndole de frente sentenció: vas a pagar  por ese libro y los cuadernos y además te vamos a dar un castigo que nunca vas a olvidar. Acto seguido, el maestro fue hacia el jefe de grupo y habló con él, se introdujeron en la oficina y el maestro salió con una tira de madera flexible, larga y angosta. Ustedes dos, quítense los pantalones y vengan acá, ordenó el maestro. Cogió al pequeño por las muñecas y le obligó a empinarse,

Con la otra mano, jaló los calzoncillos  justo por encima de las nalgas, sin descubrirlas. Dale seis ordenó el maestro al jefe de grupo. Al recibir el primer golpe, el chiquillo sonrió con una mueca de dolor, pujó y respiró hondo en espera de los demás golpes. Al cuarto golpe, se podía adivinar que sus nalgas se habían enrojecido y el pequeño pedía perdón, algunos de los otros estudiantes comenzaron a corear los reglazos, pronto el maestro amenazó: no necesitamos ayudantes, si alguien insiste, le daremos el mismo tratamiento.

Al término de los seis golpes,  el maestro le acerco los pantalones para que se vistiera.  El chiquillo hizo una muestra de dolor porque seguramente los pantalones le habían rosado la parte afectada, se limpió los mocos y la saliva que se había acumulado en su boca. Acto seguido, ya había tomado al otro por las muñecas listo a recibir el mismo tratamiento. Dale tres le dijo al jefe de grupo. El pequeño recién castigado estaba ajustándose el cinturón, cuando  exclamo con coraje:

¡Como tres si a mí me dieron seis!

El maestro pareció no escucharlo pues estaba pendiente que recibiera sus tres reglazos.

Cuando hubieron terminado, el maestro se volvió hacia donde estaba el pequeño y con voz pausada le dijo: él ha recibido tres reglazos porque alteró el orden y tú recibiste lo mismo más otros tres por haber mostrado una inusitada maldad.

El maestro abrió los brazos  en cruz, como reforzando su sentencia y enfatizando la magnitud del castigo. Además tendrás que pagar el costo de los cuadernos y el libro que echaste a perder. Entre uno y otro castigo no habría pasado más de cinco minutos, todos los estudiantes estábamos impresionados por la prontitud del juicio y el castigo y más impresionados por la explicación del maestro. Yo estaba incrédulo y muy impresionado  con su autoridad y el rigor con que todo se realizó.

Salimos todos sin pronunciar palabra y nos dirigimos presurosos a nuestros salones. El maestro se cercioro que no quedara nadie y cerró el taller.  

Ya de regreso, camino a casa seguí pensando en la autoridad tan firme, tan determinante y la pronta manera de hacer justicia, pero lo que más impresión me causó fue: el haber mostrado una inusitada maldad .

Cuando llegué a mi casa fui directo en busca del diccionario a buscar los significados de inusitada y de maldad. Después de haber leído los significados, pregunte a uno de mis vecinos, quien me explico a satisfacción. Había visto muchas veces la maldad pero no la había entendido. Aun ahora es difícil explicarla dada su complejidad, su naturaleza, sus consecuencias y su ubicuidad.

Al siguiente día todos mirábamos al pequeño que había recibido los seis reglazos, como queriendo saber algún comentario o alguna queja; pero el guardo silencio, no dijo nada. Solo notamos que tenia cierto cuidado al sentarse  y levantarse.

Nadie habló más del asunto, el pequeño hacia trabajos extra de limpieza hasta juntar la cantidad para pagar los cuadernos y el libro y todo siguió como antes.

Todo había sido cuestión de ¡honor y disciplina!

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Lunes, 03 de Agosto 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Padres alertas… ciudadanos equilibrados

La mamá, Luisa, se notaba preocupada y su hijo, Panchito, apenas quería hablar. Luisa se decidió a ser ella quien expusiera la situación –dijo- “El problema principal es: Mi hijo ya no quiere ir a la escuela… Desde hace como dos semanas, se le pierden las cosas y no me explica cómo es qué sucede… Tampoco quiere que vaya a hablar con el director o con la maestra”.

Y continuó: “Si me dijera qué pasa podría entenderlo, pero sólo se queda callado… Primero fue su libro de matemáticas y ahora el celular… Mi esposo y yo creemos que alguien lo está amenazando y por eso no quiere decirnos nada”.

Hoy en día, el bullying es frecuente en las escuelas y hay mucha difusión al respecto, así que los padres están alertas cuando ven aparecer síntomas raros en las conductas o vivencias de sus hijos.

Mientras su mamá relataba los hechos por él vividos en la escuela, Panchito se notaba cada vez más inquieto. Era claro que ocurría algo grave dentro de las instalaciones de la institución y, así mismo, era urgente que sus papás platicaran, tanto con el director como con la maestra, para saber qué estaba sucediendo.

Es importante que los hijos sientan el apoyo de los padres, aún cuando cometan errores, es normal tropezarse. Si los padres están al pendiente de ellos se puede evitar que una situación mediana pase a un problema grave.

Panchito –Le pregunté- ¿Te das cuenta lo importante para tu propio bienestar que tus papás sepan lo sucedido? Esperé unos momentos para darle espacio, bajaba la mirada y por unos momentos nos observó a su mamá y a mí alternativamente… Me respondió con un monosílabo sí.

¿Qué piensa usted hacer? –Me dirigí a Luisa- “Primero decidí esperar… Mire, estamos aquí porque mi hijo aceptó venir, yo esperaba que él tuviera otra actitud, pero esto ya se pasó… ¡¿Cómo es posible que hasta el celular le hayan robado?! Antes no sucedían estas cosas en la escuela… Y como él no dice nada, mañana voy a hablar con el director”–Sentenció-.

Al escuchar a su mamá Panchito se levantó de su asiento y se acercó a ella para decirle: “Me van a golpear si te ven en la escuela, mejor sáquenme de ahí” y se soltó llorando… La mamá levantó la voz, mientras decía “Esto es lo que yo me temía…” Con una seña le pedí guardar silencio. Era mucha tensión para el joven…

Cuando el hijo decide hablar, hay que permitirle expresarse y los papás darse el tiempo para escucharlo. Por otro lado es importante conocer TODA la información, ir a fuentes confiables para analizar la situación y tomar el mejor camino.

Esperamos a que Panchito se tranquilizara para escucharlo, tenía mucho por decir… El joven volteó a verme y asentí con la cabeza y empezó: “mamá SI me han robado esas cosas…, pero, mjm, pero…, yo fui el primero en robarles, fueron retos para entrar al grupo, ¡hasta tuve que golpear a un compañero!”. Luisa abrió los ojos y exclamó incrédula “¿Cómo? ¡¿Fuiste capaz de lastimar a tu compañero?!

Los jóvenes siempre quieren formar parte de sus iguales (amigos, compañeros, grupos), es su crecimiento y pueden perder de vista el camino. Para bien o para mal, amarlos no es suficiente. Para que puedan ver los alcances de una mala decisión es básico orientarlos.

Es importante conocer a los menores y saber de qué son capaces… A veces dicen la verdad a medias o simplemente no la dicen… Es FUNDAMENTAL para los padres tener sensibilidad y estar al PENDIENTE de las acciones y palabras de sus hijos…

Ponerles límites y medidas correctivas de acuerdo a la situación a veces es difícil para los padres, generalmente sienten culpa por el problema en cuestión. Y pudiera ser que la angustia y promesas por cambiar del joven sean tan profundas y sinceras siendo innecesaria alguna medida drástica.

El esfuerzo vale la pena, la recompensa es grande: Tener jóvenes fuertes, seguros, responsables, capaces de aceptar sus errores, respetar las leyes y que en el futuro puedan ser parte de una convivencia sana, equilibrada y ¿por qué no? FELIZ.

Foto: http://eldiario.com.co/uploads/userfiles/20120505/image/ESCUELA-FRACASAD...

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 22 de Julio 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1971 - En la Ciudad de México tiene lugar la Matanza del Jueves de Corpus

La Masacre del Jueves de Corpus o La Masacre de Corpus Christi —llamada El Halconazo por la participación de un grupo paramilitar identificado con el nombre "Halcones"— es como se le conoce a los hechos ocurridos en la Ciudad de México, el 10 de junio de 1971 (día de la festividad de Corpus Christi, de donde tiene origen el nombre coloquial de la matanza), cuando una manifestación estudiantil en apoyo a los estudiantes de Monterrey, fue violentamente reprimida por un grupo paramilitar al servicio del estado llamado "Los Halcones". El presidente, Luis Echeverría Álvarez, se desligó de los hechos; pero nunca aclaró la situación que fue siempre negada oficialmente. De los hechos sangrientos nadie se responsabilizó y mucho menos fue llevado ante la justicia.

La marcha comenzaría en el Casco de Santo Tomás y recorrería las avenidas Carpio y de los Maestros para salir a la Calzada México-Tacuba para finalmente dirigirse al Zócalo capitalino. Las calles que desembocan a la Avenida de los Maestros estaban bloqueadas por granaderos y agentes policiacos, los cuales impidieron el paso de los estudiantes. Asimismo, también había tanquetas antimotines a lo largo de Melchor Ocampo junto con transportes del ejército, los cuales se ubicaban cerca del colegio militar y transportes de granaderos en un enorme contingente policíaco en el cruce de las avenidas Melchor Ocampo y San Cosme. Un grupo de choque entrenado por la Dirección Federal de Seguridad y la C.I.A., conocido como "Los Halcones", los cuales vinieron en camiones y camionetas grises y transportes de granaderos atacó brutalmente a los estudiantes desde las calles aledañas a la Avenida de los Maestros después de que los granaderos abrieran sus filas. Los paramilitares venían armados con varas de bambú, palos de kendo y porras, por lo que en un principio fueron fácilmente repelidos por los estudiantes. En un contraataque, los Halcones agredieron a los manifestantes una vez más, esta vez, no sólo con sus garrotes, sino con armas de fuego de alto calibre. Los estudiantes, por su parte, intentaron inútilmente esconderse de los jóvenes armados. La policía no intervino porque no tenía órdenes de hacerlo y permaneció como espectadora permitiendo la masacre. El tiroteo se prolongó por varios minutos, durante los cuales algunos transportes daban apoyo logístico al grupo paramilitar, dotándolo con armas y transportes improvisados, como lo fueron automóviles privados, camionetas, patrullas policíacas e incluso una ambulancia de la Cruz Verde. Los heridos fueron llevados al hospital general Rubén Leñero, pero fue inútil, pues los Halcones llegaron al nosocomio y allí dieron remate a los jóvenes aún en el quirófano, además de intimidar a los internos. El número de muertos fue cercano a 120, entre ellos un muchacho de catorce años: Jorge Callejas Contreras.

Esa misma noche, elementos del ejército resguardaron el Palacio Nacional y el entonces presidente Luis Echeverría anunció una investigación sobre la matanza y afirmó que castigarían a los culpables. Alfonso Martínez Domínguez, regente de la ciudad, y Julio Sánchez Vargas, procurador general, negaron que hubiera Halcones y los jefes policíacos culparon a los estudiantes de haber creado grupos extremistas dentro de su propio movimiento, quienes finalmente habrían atacado a sus compañeros. Pasó una semana hasta que Escobar aceptara que los había, pero no los involucró en la matanza. El alto número de periodistas agredidos y de evidencia gráfica de los sucesos logró que la prensa contradijera la versión oficial del gobierno y aceptara la existencia del grupo. Martínez Domínguez entregó su renuncia a Echeverría el 15 de junio pues estaba convencido de que los manifestantes habían sido provocados, entre otras cosas, para que el gobierno tuviera un pretexto y se deshiciera de él. Así y todo, durante años, Martínez Domínguez recibió el apodo popular de "Don Halconzo" (ya que formalmente se le conocía como Don Alfonso), en alusión a la matanza del Jueves de Corpus.

El terrible saldo de la manifestación desanimó a muchos estudiantes, pero también propició que se radicalizaran otros más, quienes más tarde formarían parte de las organizaciones guerrilleras urbanas. Los estudiantes en 1971 demandaban especialmente la democratización de la enseñanza, el control del presupuesto universitario por los alumnos y profesores y que éste representara un 12% del PIB, así como libertad política donde obreros, campesinos, estudiantes e intelectuales gozaran de libertades democráticas reales y controlaran el régimen social; Educación de calidad para todos, en especial para campesinos y obreros, y mayor importancia y respeto a la diversidad cultural mexicana; estricta apertura democrática, apoyo a la vida política sindical de los obreros y fin de la represión por parte del gobierno. Estas y otras expresiones de la oposición empezarían a canalizarse años después a través de la Reforma Política de 1977, impulsada por José López-Portillo desde las entrañas del régimen y que terminaría con la razón de ser de las guerrillas y la clandestinidad política.

Fecha: 
Viernes, 10 de Junio 2016 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Arresto de altos dirigentes de la FIFA. Corrupción en Fifa y OHL México. Presidenta de Brasil en México

Desde Madrid, José Ramón Fernández Gutiérrez de Quevedo, comenta el arresto en Suiza de altos dirigentes de la FIFA y sus posibles consecuencias. En el estudio me acompañan Viridiana Ríos y Luis Miguel González y comentamos la corrupción en la constructora OHL México y FIFA, las dificultades que enfrenta el Sistema Nacional Anticorrupción, la importancia del reciente viaje a México de la presidenta de Brasil. Tere Vale comenta los casos OHL y FIFA. Alejandra Ruiz Sánchez explica cómo deben ser evaluados los estudiantes de cualquier nivel. Adriana Páramo habla sobre la felicidad y cómo buscarla.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 27 de Mayo 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crónica de un médico somnoliento

Invierno, en una pizzería de la ciudad, un grupo de estudiantes preparatorianos se cuentan emocionados sus deseos de ir a la universidad y ser todos unos profesionistas. Uno de ellos ha soñado toda su vida con una sola profesión: medicina; quiere ser médico y dedicarse a curar gente.

Seis meses después, un día de verano, los nervios y la emoción se respiran en el aire; día del examen de admisión para la licenciatura en médico cirujano, una de las más demandadas de la oferta educativa de aquella universidad estatal (y de la mayoría de las universidades a nivel mundial), quien logre ser seleccionado: todo un “cerebrito” dicen unos o todo un “suertudote” dicen otros.

Después de muchas horas de estudio y un curso preparatorio para el examen, finalmente llega la hora.

Desde el pasillo se escuchan unos pasos cortos y rápidos de zapatos de tacón, entra una doctora de avanzada edad con cara de pocos amigos, de bata reluciente, encargada de aplicar el examen.

-No se preocupen muchachos, sólo el 15 por ciento de ustedes logra entrar-, dijo la doctora en tono irónico. -Uufff… como si eso significara un alivio a la tensión flotando por todo el aula- pensaron todos.

Horas después, los resultados están listos, el “futuro doctor” no encuentra su número de folio en las listas publicadas en la plataforma virtual de la institución. Su tierno corazón recién salido de la adolescencia se rompe y decide ahogar sus penas con una malteada doble de chocolate. Aquí no se trunca mi sueño, lo intentaré nuevamente en seis meses- pensó el postulante.

Invierno del mismo año, misma tensión en aquel aula, nervioso, pero con mayor confianza en sí mismo que la primera vez que hizo aquel mismo examen. Después de 4 horas que parecieron toda una eternidad, termina de llenar con lápiz aquel último ovalito del último reactivo de aquella prueba que significaba el futuro entero de una vida.

Al buscar frenéticamente entre las listas de resultados, finalmente logra alcanzar el puntaje para ser admitido en la carrera de sus sueños: medicina.

Uniformado de blanco de pies a cabeza y “pavoneándose” al caminar por las calles, sale de su primer día de clase, ya actúa con aires de doctor, ya es parte de aquella “elite”. Después de todo, su trabajito le costó.

El prometedor galeno ha experimentado una larga estadía entre la facultad de medicina, los laboratorios y los hospitales generales del IMSS y la SSA y, después de cinco largos años de clases a causa de asignaturas re-cursadas con las que tuvo mucha dificultad y en ocasiones debió lidiar con doctores odiosos que gustan de hacer la vida imposible a sus discípulos, vio concluir la primera etapa de su preparación profesional. Todo está listo para elegir plaza en el internado médico de pregrado.

Un hospital HGZMF (Hospital General de Zona con Medicina Familiar) del IMSS, en una pequeña ciudad lejos de su hogar. Lugar que le fue asignado de acuerdo a su promedio académico. Duración del internado: un año.

Guardias de más de 36 horas porque cotidianamente los médicos responsables llegan tarde, se ausentan por atender sus otros empleos y, obvio, alguien tiene que cubrirlos aún si la guardia del interno terminó. Alguien tiene que atender al numeroso grupo de pacientes impacientes en la sala de espera de Urgencias, lo mismo sea a medio día que a altas horas de la madrugada. A falta de personal, ¡qué remedio!

La relación interno-enfermera no es del todo buena y muchas de ellas (no todas) lo único que hacen es delegarles actividades, “usted es el doctor, ¿yo qué?”. Basta con decir que en la “toco” (área donde se interna a las mujeres embarazadas en etapa de alumbramiento), los internos no sólo atienden partos, sino que les toca limpiar y vestir con sus chambritas a los bebés recién nacidos; tarea que uno pensaría realizaría una enfermera.

Un sinnúmero de veces el joven interno fue en busca del director para externarle sus inconformidades y de las actitudes injustas no sólo contra él, sino con todo el médico interno que desempeñaba sus funciones dentro del hospital, pero nunca lo encontraba. La razón recurrente de la secretaria: “lo siento doctor, está en junta en la ciudad capital”.

Constantemente se perdía el desayuno, la comida o la cena, a veces todas ellas juntas. Las porciones alimenticias ofrecidas en el comedor hospitalario, raquíticas, insuficientes para alguien con semejante demanda física.

El hambre, el cansancio, el frío, el temor, la tristeza, son constantes en el desempeño del internado rotatorio.

Muchas veces la idea de abandonarlo todo cruzaba su mente, pero se daba ánimos: “No puedo rendirme ahora”.

Finalmente, después de un arduo año de mucha experiencia, pero también de muchos regaños, humillaciones y estrés, su internado había terminado. Ahora: el servicio social.

Un poblado apartado con un nombre náhuatl casi impronunciable en medio de “la sierra”, es el lugar al que debe desplazarse para comenzar su última etapa de preparación antes de poder titularse, consistente en otros 365 días.

Clínica de la SSA, clima tropical, un modesto cuarto con un ventilador es lo que le ayuda a mitigar el sofocante calor cuando tiene oportunidad de dormir, las ventanas de aquel lugar sin mosquiteros y plagado de bichos.

Descubre la gran miseria de aquella gente, un predominante alcoholismo, grave desnutrición infantil, altas tasas de embarazo adolescente, entre muchos otros problemas de salud pública. La amarga realidad de miles de pueblos remotos como ese en este país.

Con el tiempo, el doctor aprende a comunicarse en náhuatl con los pacientes, sólo para descubrir la belleza de la cosmovisión detrás de aquella lengua y cultura legendaria de nuestro diverso México.

Muchos pacientes que atender de madrugada: una herida por machete, dos o tres partos, un niño deshidratado…

Con mucha satisfacción, concluye su servicio social y, con él, una etapa que le ha dejado marcado, no sólo en lo profesional, sino en lo personal. Ha sido duro, pero aún falta la residencia.

Lo anterior, es una aproximación de lo que viven cientos de miles de jóvenes profesionales de la salud en su mayoría médicos, sin excluir a enfermeras(os), cirujanos dentistas y otros, en sus etapas de prácticas o internado médico de pregrado, servicio social y residencia médica. Me basé en experiencias reales de familiares y amigos.

El tema surge de un acto acontecido el 2 de mayo pasado, cuando se publicó en redes sociales una fotografía que capturó a una médico residente en un hospital de Monterrey Nuevo león en brazos de Morfeo en sus horas de guardia.

El acontecimiento tomó mayor importancia cuando la comunidad galena mexicana, en total solidaridad con la doctora “dormilona”, creó el HT #YoTambiénMeDormí en Twitter. Uniéndose incluso, varios países de América Latina.

Profundizando en el tema, según distintas fuentes, los médicos en formación son sujetos de constantes violaciones a sus derechos humanos.

Buscando en la red me llamó particularmente la atención un artículo publicado en un periódico duranguense Noticieros Garza Limón, el 13 de junio del 2014, titulado “Internado médico de pregrado: La esclavitud consentida y legitimada”, y en concreto el siguiente párrafo:

“a los alumnos nadie les dice lo que en verdad les espera en el internado médico de pregrado: La humillación, los malos tratos, la explotación laboral, el acoso laboral, el hostigamiento sexual, la inseguridad, la mala alimentación, la denigración, los desvelos constantes, la falta de dinero, la falta de un lugar digno para dormir, y la responsabilidad legal que se les obliga a tener, entre muchas otras(…)”

Parte de otro artículo impactante al respecto es el siguiente:

“Bajo la premisa de que de esta manera forjan su carácter, miles de médicos son sometidos a tratos denigrantes, desde los primeros años de la facultad hasta que se encuentran en la residencia, en una dinámica que pocos se atreven a cuestionar y que no sólo afecta a quienes la padecen, sino al sistema de salud en su conjunto y a los pacientes (…)."

Nota titulada: “Amenazas y humillaciones, parte invisible del currículum médico”. Extraído del diario La Jornada, con fecha del 9 de junio del 2013.

Muchos casos trágicos han sido noticia. No obstante, no han tenido el eco suficiente como para que las autoridades en materia de salud tomen acciones para crear o modificar las políticas públicas en pro de la comunidad médica que, como hemos revisado, sufre de graves violaciones a su integridad y dignidad, dada la naturaleza de su profesión.

¿Quién o quiénes son los responsables directos de estos atropellos?, ¿hay indemnizaciones por los daños ocasionados? ¿por qué no hay nadie tras las rejas pagando por todos estos crímenes silenciosos y violaciones de los derechos humanos cometidos durante años?

Es momento de cuestionar el desempeño de los administradores de la Secretaría de Salud, pasados y presentes, señalados como funcionarios negligentes responsables de tales delitos que, como dice una de las notas periodísticas, no sólo afecta a los médicos, sino al sistema de salud en su conjunto. Toda una mafia por la cual tenemos la obligación de alzar la voz y denunciar.

_______________________________________________________________

Fuentes

http://www.medicasos.com/opinion/105-mi-primer-dia-de-internado

http://www.milenio.com/region/YoTambienMeDormi-grito-defensa-Trending-To...

http://www.noticiasggl.com/zonadebate-general/internado-medico-de-pregra...

http://www.jornada.unam.mx/2013/06/09/sociedad/036n1soc

http://www.excelsior.com.mx/node/868659

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/245341.html

Fecha: 
Lunes, 18 de Mayo 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Guerrero: a siete meses de Iguala

Este domingo se cumplieron siete meses de la desaparición y muerte de alumnos de la normal Raúl Isidro Burgos en la ciudad de Iguala, Guerrero. De acuerdo a diarios del estado, más de mil 200 personas marcharon en Chilpancingo, partiendo del monumento “El Caballito” ubicado en avenida Insurgente, para exigir la presentación con vida de los 43 alumnos que consideran desaparecidos.

Conforme a estas mismas fuentes, la marcha fue convocada por el llamado grupo radical de la CETEG, que dirige Antonia Morales, líder de la coordinadora en Chilpancingo, quien es opositora al secretario general de esa organización, Ramos Reyes Guerrero. Al terminar la protesta, quemaron frente al Congreso local seis camionetas de empresas repartidoras de productos. Esto motivó que elementos de las fuerzas de seguridad se desplegaran para evitar más hechos vandálicos. Luego de varios choques, los manifestantes se retiraron. No se han registrado heridos.

En la ciudad de México la marcha fue mucho menos numerosa que en otras ocasiones. Lo más notable fue que algunos padres y alumnos de la Normal Rural colocaron un antimonumento en el camellón de Paseo de la Reforma y Bucareli, en honor a los 43 normalistas desaparecidos. Los manifestantes han solicitado al GDF respetar el citado antimonumento por Ayotzinapa.

A diferencia de las movilizaciones pasadas, esta XI Acción Global por Ayotzinapa careció de una gran convocatoria. En las plataformas sociales se colocaron tres Trending Topic los cuales no tuvieron los mismos alcances que en otros momentos. Varias organizaciones sociales han solicitado al gobierno federal que declare el caso como desapariciones forzadas, pero hay resistencia en las esferas gubernamentales. El caso tendría otra connotación.

Por otro lado, los familiares de los desaparecidos y sus aliados no reconocen la posibilidad de que casi todos los responsables de aquella acción se encuentren ya presos y culpan al propio presidente Peña Nieto, aunque no hay una sola evidencia de que autoridades federales estén implicadas. Muchos de los aliados a la causa de Ayotzinapa están utilizando el caso políticamente para su propia agenda, pero en democracia esto vale.

Luego de siete meses, el 26 de septiembre de 2014 está en vías de convertirse en una fecha simbólica, pero sin gran fuerza política. El gobierno federal paga su lenta respuesta en el caso y no considera que fue desaparición forzada, que lo fue. Los padres de familia están reacios a reconocer que se ha hecho justicia, al menos en los responsables directos. López Obrador y el PRD escurren el bulto de su responsabilidad y si la flaca memoria colectiva se los permite, le endilgarán el hecho atroz al gobierno de Peña Nieto. 

Fecha: 
Lunes, 27 de Abril 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Nuevo Amanecer: El Yunque y sus andanzas

El iniciado jura "Acepto integrarme en El Yunque como actividad primordial de mi vida. Juro guardar la más absoluta reserva sobre la existencia de la organización, sus integrantes, acciones y estrategias. Juro como caballero cristiano defender, aún a costa de mi vida, este instrumento que Dios nos ha dado para instaurar su reinado en la tierra"

Prosigue la ceremonia: “Ya eres miembro de El Yunque. En este acto te has integrado con quienes Dios ha elegido para instaurar su reino. Desde este momento encontrarás en nosotros un compañero y un amigo. Pero si tus intenciones fueran traicionarnos o llegaran a desviarse, en cada uno de nosotros hallarás a un juez justiciero". Finalizan, los asistentes dando tres golpes sobre la mesa y gritan: "¡Dios, Patria, Yunque!". Todo lo anterior se señala en el dossier, elaborado por Fernando López Luengos titulado Análisis del asociacionismo de los laicos cristianos españoles y la intromisión de El Yunque. Informe reproducido por El Confidencial.

La organización denominada El Yunque es una organización reservada o secreta fundada por Ramón Plata Moreno y Manuel Díaz Cid, "para defender a la religión católica" de sus adversarios: El objetivo de dicha organización es instaurar “el reino de Dios en la tierra” y evangelizar las instituciones públicas mediante la infiltración de sus miembros en las más altas esferas del poder político.

El periodista e investigador del semanario Proceso, Álvaro Delgado, ha sido uno de los más activos divulgadores de la existencia y alcances de esta organización. En el año de 2003, publicó un libro titulado "El Yunque: La ultraderecha en el poder" y en 2005 “El Ejército de Dios: Nuevas revelaciones de la extrema derecha en México”. De acuerdo a esta investigación El Yunque es una organización secreta Católica ultraderechista, que se fundó en México en los años 50 del siglo pasado y de la que serían miembros diversos empresarios y políticos muchos de ellos cercanos al Partido Acción Nacional. Actúan a través de organizaciones fachadas. Pero no solamente actúan en México sino también en otros países. Así en España, de acuerdo a El Confidencial, El Yunque se ha infiltrado en partidos políticos, universidades y grupos de comunicación.

Varios miembros de la jerarquía católica han criticado el modo de proceder del Yunque. Así el arzobispo de México, Miguel Darío Miranda Gómez, quien llegó a ser cardenal, en carta pastoral fechada el 16 de noviembre de 1963, criticó a “algunas organizaciones estudiantiles, que, en la elección de los medios, se apartan de las directrices de la Iglesia y de la ley moral; no vacilan en el secreto, exigir juramentos o promesas y recurrir a la religión como uno de sus medios más eficaces para atraer adeptos”. En España, la jerarquía católica también desautoriza al Yunque y a sus plataformas como lo ha hecho el obispo de Getafe, al prohibir a sus sacerdotes colaborar y a las asociaciones diocesanas asistir a cualquier actividad de Hazte Oír (considerada plataforma pantalla del Yunque). Al tiempo, invitan al Yunque a dejar de ser secreto y le ofrecen constituir una asociación canónica dedicada a la política, semejante a la Asociación Católica de Propagandistas. Esta oferta la hizo el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, en diciembre de 2013, y la repitió el 1 de octubre de 2014 en Infocatólica. Así lo relata en Aleteia el periodista y doctor en historia Santiago Mata.

Pero la respuesta del Yunque no parece hasta la fecha ser favorable a este ofrecimiento. Así, en un principio, ante las presiones de la jerarquía de la Iglesia para que dejara de ser una organización secreta o reservada El Yunque se inscribió con el nombre de "Asociación Organización del Bien Común". Como señala El Confidencial, la asociación aparecía en el Registro de Asociaciones en el Ministerio del Interior español con número 597343 y sede legal en la calle Manuel de Falla, nº 21, bajo A, Majadahonda, Madrid, 28222. Los miembros constituyentes fueron Eduardo Hertfelder, Jaime Urcelay y Liberto Senderos. La confirmación la hizo el cardenal Antonio Cañizares Llovera, quien fue prefecto de la Congregación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos y es actual arzobispo de Valencia (España), quien señaló a El País en un artículo titulado "¡Dios, patria, Yunque!" el cambio de nombre del Yunque. “Ya no se llaman El Yunque, ahora se llaman Asociación por el Bien Común y creo que están prestando grandes servicios a la sociedad. No hay problema con ellos, por sus hechos se les conocerá.” 

 

yunque.png
 

Pero los hechos mostraron que era una simulación y que El Yunque continúa actuando en secreto. Así en un artículo de Inma Álvarez en Aleteia monseñor José Rico Pavés, obispo auxiliar de Getafe dice “….me he sorprendido al comprobar con dolor la actitud de algunos miembros de asociaciones en las que existen miembros del Yunque. Algunos lo saben, pero lo consideran irrelevante; otros se obstinan en negarlo, aunque de ello se deriven acusaciones dañinas a otras personas; otros –quizás la mayoría- prefieren mirar para otro lado” y en otra parte de la entrevista señala “Le puedo asegurar que no conozco el Yunque por las conjeturas de personas rencorosas que quieren destruir las asociaciones en las que hay miembros de esta organización secreta. Conozco el Yunque por el testimonio directo de personas que han pertenecido al Yunque o han estado muy vinculadas a él.”

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 15 de Abril 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La mala memoria

No debería sorprenderme escuchar a tantas personas asegurar que el país nunca había enfrentado tantos problemas. Después de todo, es más que conocida la mala memoria o absoluta ignorancia de los mexicanos en cuanto a la historia de su país se refiere. Sin embargo, continúo sorprendiéndome cuando alguien me dice que México vive su peor momento desde el fin de la Revolución de 1910.

Que los tiempos en que vivimos son complicados es indudable, pero la verdad es que desde el 27 de septiembre de 1821 a la fecha México ha enfrentado situaciones mucho más difíciles que el actual y de alguna manera sobrevivió como Nación: innumerables golpes y contragolpes de Estado, una guerra con Estados Unidos (1846-1848) que nos costó poco más de la mitad del territorio nacional, una Guerra de Reforma (1857-1861) que no resolvió la división entre liberales y conservadores que persiste hasta el día de hoy, una invasión francesa e imposición de un emperador austriaco (1862-1867) que contribuyó a dividir aún más a los mexicanos.

El Siglo 20 no fue fácil para el país. Una sangrienta revolución que culminó con la llegada de Plutarco Elías Calles a la presidencia en 1924 y la fundación, cinco años después, del partido que hasta hace pocos años monopolizó el poder político del país.

En 1928 fue asesinado el presidente electo Álvaro Obregón y en 1994 mataron al candidato presidencial priísta Luis Donaldo Colosio. En ambos casos el país superó la crisis que causaron los homicidios.

De alguna manera u otra el país y sus habitantes sobrevivieron las crisis económicas de 1954, 1976, 1982, 1987, 1995 y 2008. Desafortunadamente, cada una de ellas empobreció más a la mayoría de los mexicanos sin que hasta ahora haya surgido un gobierno capaz de sacarlos de su ancestral miseria.

El 2 de octubre de 1968 fuerzas federales asesinaron a entre 200 y 1500 estudiantes de diversas escuelas y universidades. El 10 de junio de 1971 perdieron la vida 120 estudiantes al ser agredidos a balazos por paramilitares al servicio del Estado. El 26 de septiembre pasado policías municipales de Iguala y Cocula desaparecieron y mataron a 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En los últimos ocho años han desaparecido casi 25,000 personas en nuestro país y cada día desparecen más y las tasas delincuenciales que se registran hoy en día no tienen precedente pero sería ingenuo suponer que el nuestro fue alguna vez un país pacífico. La violencia, nos guste o no, ha sido una constante a lo largo de la historia de México.

Los niveles de corrupción e impunidad que hoy nos escandalizan tampoco son nada nuevos pero la mayoría de las personas con quienes hablo actúan como si lo fueran, evidenciando así su pésima memoria.

Soy un pesimista, es decir un optimista bien informado; además, tengo una buena memoria. Por eso estoy seguro de que México superará este difícil momento, el cual no es tan complicado como algunos lo creen o quisieran.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 22 de Diciembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1