Se encuentra usted aquí

enriquecimiento ilícito

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México, un país sin utopías

1

En el bachillerato trabajé como escritor fantasma durante el curso de filosofía, sólo que como en aquel entonces no sabía lo que era un escritor fantasma y tampoco tenía la menor idea de que éstos cobrasen tanto dinero por su trabajo, no cobré un solo centavo por mi perversa y oculta actividad. Pero a cambio de eso gané algo que no se compra ni se vende en ninguna parte, y me refiero al gusto por la filosofía. Y si digo que me convertí en un escritor fantasma es porque hice el trabajo final de filosofía para mí y para muchos de mis compañeros de clase. Nuestro profesor era un sacerdote. El Padre L. Un hombre culto y carismático, que no sólo sabía mucho de filosofía, de psicología, teología y otros temas, sino que sabía lo más importante: enseñaba a aprender por uno mismo. A causa de los cursos del Padre L., sobre todo en lo que a los presocráticos se refiere, quise estudiar la carrera de filosofía. Sin embargo, cuando se lo dije a algunas personas, me dijeron que estudiar filosofía era una insensatez, ya que como filósofo terminaría siendo, como mucho, profesor universitario. De manera que realicé estudios “serios”, como estas personas me aconsejaron y, luego de dar muchos tumbos por la vida, y veinte años después, terminé siendo profesor universitario.

Pero volviendo al Padre L., lo cierto es que me tomó algún tiempo darme cuenta de que no había elegido estos dos libros (aparentemente contradictorios) para el trabajo final al azar, sino que quería confrontarnos a dos postulados opuestos que forman parte de lo mismo. Los libros eran El Príncipe de Maquiavelo, una obra crudamente realista, y Utopía, de Tomás Moro, la obra del idealismo por antonomasia.

 

2

MÉXICO se ha convertido en una fosa común desmesuradamente grande. Más de 27,500 asesinatos en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto; 24 cada día, 2 cada hora. La cifra nos sobrepasa. Y eso, sin contar el número de homicidios que no contemplan las cifras oficiales, ni a todos los desaparecidos que, seguramente, yacen bajo tierra o calcinados. Atroces imágenes en la prensa. La violencia es cotidiana y, de alguna manera, esperable; un día sin violencia sería una fábula. Las imágenes: cadáveres colgados de puentes peatonales (de la misma manera que en la Edad Media y en el Renacimiento temprano se colgaban las cabezas de los enemigos en las puntas de los árboles para ahuyentar a los bárbaros); dentro de coches y de camionetas, rociadas de balas, inertes cadáveres perforados y ensangrentados; a orillas de calles y carretras coches quemados y abandonados; y, por si esto no fuera ya estremecedor, cuerpos mutilados, degollados y decapitados en todas partes. Una violencia desmesurada, una brutalidad. Alcaldes, periodistas, extranjeros, gente común y corriente; nadie se salva, todos pueden convertirse en blancos de la violencia, de la perversidad. Matar por matar, a un ser humano, a diez, a cincuenta, ¿qué más da? Acabar de un chispazo con el milagro de la vida, y hacerlo con una vehemencia feroz. El individualismo, la falta de interés por el bienestar ajeno, la nulidad de emociones de los criminales es desgarradoramente desconcertante. El regreso a la estupidez, el retorno a la barbarie. No hay cultura, ni educación, no hay arte posible para humanizar a estos deshumanizados seres que han perdido su compasión. Las almas muertas no hacen sino engrosar esas cifras que se convierten en estadísticas dentro de las páginas de los diarios. Porque se han convertido sólo en eso: en cifras, fríos números sin nombres, sin historias, sin rostros. Números oficiales y números de cálculos extra oficiales. De tanto escuchar y ver las mismas noticias; los asesinatos y las desapariciones, nos hemos habituado, nos hemos todos insensibilizado. Los gobernantes hacen alianzas con los criminales u optan por la demagogia: «Combatiremos a la delincuencia con mano dura»; «No daremos marcha atrás en la lucha contra el crimen organizado». Palabras vacías. Palabras que se lleva el viento. ¿No dicen que a grandes males, grandes remedios?, pero aquí sólo hay grandes males y remedios insuficientes. ¿Qué tiene que pasar para que el gobierno y las fuerzas del orden público limpien sus letrinas y se pongan a actuar de verdad?

 

3

Resignada parece la sociedad al enriquecimiento ilícito de tantos políticos incapaz de hacer nada. Junto con las noticias sobre la violencia, nos enteramos de las riquezas que, mientras los criminales se matan y la sociedad lucha por vivir en un país que nada más no levanta (o que levanta sólo para algunos), esos políticos acumulan más dinero y bienes a su patrimonio y, por si fuera poco, quedan impunes. Son la indiferencia y el urgente deseo por enriquecerse, los dos signos más abyectos de nuestro tiempo. La sociedad se cae dentro de un precipicio ético. El que pudiendo enriquecerse no lo hace, el que tiene amigos en el gobierno y no consigue contratos, el que no busca el bienestar económico, el que no pone al dios dinero por encima de otros dioses, es un estúpido. Ya nadie confía en los políticos, se han convertido en una clase despreciada por todos. Pero no les importa, los políticos, desde siempre, siempre han sido cínicos. A su retiro se van a administrar sus fortunas, a vivir como reyes con el dinero que otros ganaron. No hay arrepentimiento, no hay conciencia; sólo voracidad y cinismo. Y los pocos honestos, son asesinados o detenidos, no vaya a ser que arruinen el lucrativo negocio de la política.

Soborno, malversación, tráfico de influencias, abuso de funciones, enriquecimiento ilícito, blanqueo de capitales, encubrimiento, obstrucción de la justicia, corrupción política, trato de blancas; es claro que no sólo los políticos son responsables de la corrupción, lo somos todos los mexicanos, la sociedad en general. De una manera u otra, todos participamos y toleramos esa forma de vida. ¿Quién no ha sobornado a un policía? ¿Quién no ha pagado por un trámite? ¿Quién no ha tolerado que sus gobernantes le roben? ¿Quién no se ha conformado con el gobierno mediocre que tiene? ¿Quién ha acusado de corrupto a un amigo o al padre de un amigo, que todo el mundo sabe que se ha enriquecido con un cargo público o de la obtención de un concurso público amañado?  

¿Es posible detener la corrupción cuando ha llegado a esta magnitud? No lo sé, pero hay que empezar pensando que sí. Las utopías de hoy, son las realidades del futuro.

 

4

Estamos divididos. La sociedad mexicana siempre ha estado fragmentada. Desde la conquista. La independencia fue el primer gran sueño utópico; la llevaron a cabo los criollos y, como siempre, los indígenas pasaron de ser explotados por la corona, a ser explotados por los criollos. La revolución fue el segundo gran sueño utópico; al final sólo se cambió una tiranía por otra. La realidad es ésta, por más que contradiga la otra cara del mexicano, la del hospitalario, el amable, el generoso, que también lo es. Los mexicanos somos buenas personas, pero nos metemos el pie entre nosotros. Hay un desprecio generalizado de unos por otros. “Güeritos” y “morenitos”. “Hijos de papi” y “nacos”. “Hijos de españoles y europeos” y “mestizos”. Los “de coche” y los “de a pie”. Los “políticos” y los “ciudadanos”. Los “poderosos” y los “pordioseros”. Los “cultos” y los “incultos”. Los “ricos de siempre” y los “nuevos ricos”. Los de arriba explotan a los de abajo, los de abajo roban y matan a los de arriba. Todos están resentidos. Las élites culturales dicen quien puede formar parte de ellas y quien no. Siento escribir esto: México, como nación, no es una nación unida, en el país imperan el odio, el menosprecio y el resentimiento. En México ya no se valora el trabajo, se valora el dinero. Y eso explica en gran medida el descontento social y la violencia que se ha generado. Los mexicanos (buscando siempre mostrar nuestros orígenes extranjeros) somos malinchistas. No somos ni nacionalistas, ni patriotas. El enemigo de México es su clascismo, su falta de unidad, la ineficacia y corrupción de su gobierno. No podemos convivir en paz entre nosotros mismos, porque los mexicanos estamos en guerra.

 

5

La utopía consiste en el rechazo de la realidad actual y en la construcción imaginaria de otro lugar mejor, que muchas veces está ubicado en un tiempo mejor. La utopía permite confrontar la realidad actual con esa realidad alternativa. Y esa comparación debería de permitir encontrar una mejor realidad, ajustada a las circunstancias y al contexto actual. Las sociedades prehispánicas han sido idealizadas. No obstante, no constituyen las sociedades perfectas en las que a veces se piensa y, sin embargo, el pasado, con esa alegoría que ilumina a las sociedades primitivas, son necesarias para recuperar el presente y perfilar un futuro (tomar lo mejor del pasado y actualizarlo). El problema de vivir sin utopías consite en la falta de una verdadera visión de pasado, presente y futuro.

La utopía moderna siempre ve hacia delante y pone los sueños en una vida colectiva mejor.  

En su ensayos titulados Las cinco grandes utopías del siglo XX, el escritor Pedro Paunero escribió que «en la mayoría de las utopías o distopías, los ciudadanos están inmersos en un socialismo marcado por la igualdad y la negativa a acumular riquezas materiales, la tolerancia religiosa, la agricultura como el trabajo más deseable, los sabios como detentadores del poder (el gobierno de los mejores) y la uniformidad en las vestimentas y la educación». La utopía moderna aspira a lo mismo, pero en un contexto dentro del cuál se tiene claro que las utopías totalitarias, de izquierda y de derecha, tuvieron estrepitosos fracasos y sólo condujeron a la creación de sociedades controladas que vivieron vidas infelices. La utopía moderna no propone una sociedad igualitaria, sino una más libre, basada en los principios de felicidad individual y, al mismo tiempo (lo uno debería llevar a lo otro), de la felicidad social a la que toda utopía debe aspirar.

 

6

«La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces, para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar», escribió ese soñador de mundos mejores que fue Eduardo Galeano.

Me temo que los políticos y los partidos políticos, de tan ocupados que están en obtener nuevos puestos y en dar puestos a sus amigos más leales, en ganar elecciones, en repartir espejitos y espejismos a la población y en ajustar sus sueldos de acuerdo al incremento de los precios de sus lujos, no tienen tiempo para construir utopías.

México es un país sin utopías. O, mejor dicho, México es una distopía.

Tal vez, a muchos políticos les hubiera venido bien un maestro de filosofía como el Padre L., que no sólo les hubiera enseñado a aprender filosofía, sino que les hubiera recomendado la lectura de algunos pensadores utópicos aunque, como yo, hubieran tenido que volverse escritores fantasmas en lugar de funcionarios fantasmas.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 08 de Enero 2016 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Marabunta

En el tiempo que ir al cine era una aventura familiar, en especial si se trataba de una sala de moda, como lo fue el Cine México, vi la película “Marabunta”.

Protagonizada por Charlton Heston y Eleonor Parker la cinta dejó huella en mi mente infantil, se trata de un hombre exitoso que construye una hacienda cafetalera y un pequeño palacio en medio de la jungla sudamericana gracias al trabajo de quince años y la colaboración de los jíbaros.

Al llegar a la cumbre de su proyecto, que incluye la importación de una esposa, se da cuenta de que va a ser atacado por una plaga espantosa de hormigas, han sobrepasado con creces el número que su hábitat les permite y carecen de enemigos naturales, ya que los sembradíos de café rompieron el equilibrio natural; las hormigas con su crecimiento geométrico, alcanzan cantidades fabulosas y se convierten en depredadoras del medio ambiente en su totalidad.

Un hormiguero es una sociedad perfecta, con una rígida estratificación, la disciplina se cumple estrictamente, la reina madre es servida con atingencia, las clases sociales están definidas con precisión, cada grupo cumple religiosamente con su función; lo que conocemos como obreras se dividen en recolectoras, almacenadoras, nodrizas, ganaderas, mucamas, enfermeras, policías y soldados.

Al debido tiempo alimentan especialmente un huevo para generar una nueva reina que va a ser el pie de una nueva sociedad, en un nuevo hormiguero; en vías de prevención generan tres y hasta cinco nuevas reinas. Cuando carecen de enemigos naturales van expandiéndose hasta cubrir todo el terreno a su alcance. Llega un momento en que son tantos los hormigueros generando nuevas reinas que les impelen a luchar por un nuevo espacio vital (Hitler lo dijo), y de cada hormiguero emergen ríos de hormigas cual lava de volcán en erupción.

Se presenta una singular batalla a muerte donde el insecto demuestra decisión, valentía, ingenio, creatividad, hasta que el hombre, culpable de invasión y alteración del hábitat, sobrevive gracias a su dominio del fuego donde pierde lo ganado y tiene que ofrendar hasta el selecto y caro menaje de casa de su pequeño palacio.

Nuestra sociedad está formada por múltiples hormigueros. La creatividad genera infinita variedad. Los hay de todos niveles y categorías, dedicados a diferentes objetivos: cada empresa, unidad burocrática, escuela, campo militar, ranchería, hacienda, iglesia, hospital, orfanato, sinfónica, banda de delincuentes, equipos deportivos, son hormigueros.

Cada hormiguero humano es producto y víctima de la libertad. Los insectos cumplen fatalmente la función para la que fueron creados, los hombres deciden a cada paso dar el siguiente paso. Al insecto lo impulsa su instinto, al hombre con necesidades básicas cubiertas lo impulsan sus valores. El hombre pone sus límites y la calidad de su voluntad lo lleva hasta alcanzar su zona de confort o su nivel de incompetencia.

Entre los extremos de Hobbes y Tomás de Aquino que decían que “el hombre es el lobo del hombre” el uno y “el hombre es del hombre el amigo natural” el otro, navega toda la variedad de actitudes y motivaciones que palpitan en el seno de los hormigueros.

Afortunadamente son minoría los hormigueros contaminados con el virus de la avaricia, éste se propaga en toda clase de hormigueros; algunos están formados con ese propósito pero hasta los de fines más nobles se contagian con mayor o menor gravedad.

Hoy en México estamos viendo crecer los hormigueros nocivos. Los delincuenciales por naturaleza son perjudiciales dominados por el virus que motiva ambición, dinero, poder, lujo, llegar fácil y pronto a su zona de confort. Los hormigueros que serían los enemigos naturales de los nocivos están contaminados por el mismo virus a tal grado que no se miran como opositores sino como las dos caras de la misma moneda: avaricia convertida en corrupción e impunidad.

Corremos el grave riesgo de ver incendiarse nuestra hacienda y perder lo que estamos trabajando y lo que hemos atesorado. Es en serio y alzar los hombros aduciendo que vivimos en el “país de no pasa nada” nos puede llevar a la debacle.

También la indolencia de que “no me toca o no está a mi alcance” es perniciosa. Revisemos nuestros hormigueros y el estado de vivencia de valores en cada uno de los que formamos parte, estemos seguros que cada paso en pro de la integridad será un paso hacia la verdadera libertad.

Fecha: 
Jueves, 29 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Saqueos?

Varios de los nuevos jefes delegacionales del Distrito Federal han denunciado que los perredistas que entre el 1 de octubre de 2012 y el 30 de septiembre los antecedieron en el puesto saquearon los bienes muebles e inmuebles propiedad de los gobiernos delegacionales que ahora están bajo su responsabilidad.

Las acusaciones más graves son las que desde hace meses ha hecho Ricardo Monreal, el ex gobernador perredista de Zacatecas y flamante delegado moreno de Cuauhtémoc.

A fines de julio pasado, representantes del entonces delegado electo Monreal presentaron ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) una denuncia de hechos en contra de quien fuera jefe delegacional perredista, Alejandro Fernández, y varios miembros de su equipo, por la presunta destrucción de documentos del archivo delegacional que fueron encontrados después de haber sido tirados a la basura.

Entre lo que el equipo de Monreal supuestamente recuperó de la basura había documentos relacionados a varias áreas de la delegación, entre ellas el archivo histórico, nóminas, inventarios, remisión de mercancías, control vehicular, reportes jurídicos y de gobierno, registros de mercados y padrones de ambulantes. La denuncia estaba sustentada en 50 pruebas reconstruidas, entre ellas, los fragmentos que encontraron la basura y tres bolsas que con 58,682 fragmentos de documentos públicos destruidos.

De acuerdo a los asesores legales del ahora delegado, en la denuncia podrían estar tipificados por lo menos diez delitos perpetrados por Fernández y otros ex funcionarios delegacionales.

Han transcurrido poco más de dos meses desde que se presentara la denuncia arriba detallada y el ministerio público del DF aún no ha dado a conocer algún resultado de sus pesquisas.

Hace unos días Monreal nuevamente denunció a los perredistas que entre 2012 y 2015 gobernaron la Cuauhtémoc. Dijo que la ex jefa delegacional interina, Jimena Martín del Campo y su equipo saquearon el patrimonio mueble e inmueble de la delegación. Acusó a su antecesora de llevarse hasta los botes de basura. De ser cierto lo anterior, Martín del Campo pudiera terminar en la cárcel, junto con Alejandro Fernández, quien el 7 de junio pasado perdió la elección para diputado local después de ser postulado por el PRD.

Falta ahora que Monreal presente las denuncias correspondientes contra Fernández y Martín del Campo, no solo ante la PGJDF sino ante la Contraloría General del Distrito Federal; que las denuncias estén bien sustentadas; y que tanto el MP como los investigadores de la CGDF hagan su trabajo. Mientras todo esto no suceda, solo nos quedará preguntarnos si en realidad los perredistas saquearon la delegación Cuauhtémoc o si las denuncias del nuevo delegado solo se hicieron con propósitos políticos.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 08 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Para los toros del jaral…

“Hablando de democracia, un voto ignorante, no es un voto”

Salvador Jara Guerrero, Exgobernador sustituto de Michoacán

Termina la suplencia de Salvador Jara Guerrero en el gobierno de Michoacán, dejando un estado de insatisfacción generalizada por sus usos y abusos. Su último acto gubernamental, además de los protocolarios por el doscientos cincuenta aniversario del natalicio de Don José Morelos, es la entrega de 22 notarías a su entera discreción, entre las que destaca una a su secretario particular -que también lo fue durante su rectorado en la UMSNH-, a quien fuera su secretario de gobierno y candidato perdedor a la alcaldía de Morelia y otras más a amigos y familiares de sus amigos.

Su “herencia política” es la designación de quien fuera también una de sus funcionarias en la Universidad Michoacana, en una posición inmejorable para recibir, como ha sido, una de las diputaciones plurinominales en el Congreso local.

En los últimos días de su administración, a través de un decreto legislativo, asignó seguridad personal a los gobernadores salientes (hasta por tres años con cargo al erario público), situación que sorprendió hasta al propio gobernador entrante, Silvano Aureoles Conejo.

Ante los michoacanos, en este momento, deja la gubernatura uno de los funcionarios que ha logrado captar en mayor rango de impopularidad y rechazo, que gobernador alguno haya logrado en la historia reciente de Michoacán.

“Nunca pensé que llegaría a ser gobernador”, palabras más o menos expresó en público un par de veces y en los resultados que entrega es patente que, en efecto, nunca entendió la tarea que el Congreso de la entidad le confirió. Los innegables lastres que, si bien es cierto recibió, nunca supo superar y menos solucionar.

¿Qué se lleva Salvador Jara?, le preguntaron hace días en una entrevista radiofónica, a la que respondió que “un montón de relaciones”, “tuve –dijo- la oportunidad de conocer a mucha gente con la que he hecho buenas relaciones”. Según su respuesta, su llegada a gobernador no significó la responsabilidad de, sólo por ejemplo, resolver el pago a proveedores y prestadores de servicios a los que se adeuda cantidades millonarias (se sabe que muchos proveedores quebraron y se fueron a la ruina), sino hacer relaciones en aras de un futuro venturoso para él y sus cercanos.

A su llegada a la rectoría de la Universidad Michoacana, circularon dos videos (mal hechos, por cierto) en las redes en donde, como rector, cuestionaba el manejo de los recursos públicos el entonces IFE. En uno de ellos advertía al entonces presidente del IFE “lo estamos viendo” y en el otro, una de sus colaboradoras y alumna de la Facultad de Derecho, expresaba, refiriéndose a Valdés Zurita, que podían ser legales las decisiones del IFE pero “¿y lo moral?.


El chirrión se volteó por el palito. Jara no se dio cuenta que los michoacanos lo estábamos observando y que sus decisiones podían ser cubiertas de un halo de legalidad, pero carentes de sentido ético del que tanto presumía quien recién ha dejado de gobernar Michoacán.
 
Imagen: Antonio Rodríguez García
Fecha: 
Sábado, 03 de Octubre 2015 - 10:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Pavlovich debe investigar a Padrés

El panista Guillermo Padrés Elías ganó la gubernatura de Sonora en las elecciones del 5 de julio de 2009 al recibir el 47.6% de los votos, arriba del 43.6% que obtuvo el priísta Alfonso Elías Serrano. Su triunfo se debió, más que nada, a la pésima manera en que su antecesor, el priísta Eduardo Bours Castelo, actuó después del incendió de la Guardería ABC que el 5 de junio causó la muerte de 49 bebés y niños y dejó heridos a otros 106. Padrés, quien hasta el día de la tragedia del ABC estaba abajo en las encuestas, le debe la gubernatura a los muertos y heridos de la guardería y a la insensibilidad que como gobernante y ser humano mostró Bours.

Durante su gobierno, del 13 de septiembre de 2009 al 12 de septiembre de 2015, Padrés fue acusado de enriquecerse de tal manera que muchos sonorenses aseguran que robó más que ningún otro gobernador en la historia de su estado. Ahí está el caso de la presa que mandó construir en su rancho, supuestamente con recursos públicos y sin los permisos correspondientes. Su Rancho Pozo Nuevo, que estaba valuado en 5 millones de pesos en 2010, en septiembre de 2014 ya tenía un valor de 400 millones según un artículo que publicó ese mes el diario defeño Excélsior.

En mayo el diario defeño El Financiero reportó que su excontrincante por la gubernatura, Elías Serrano, lo acusó de ser “dueño de tres hípicos, con un valor calculado entre 125 y 150 millones de pesos con más de 120 caballos valuados en 15 mil y 60 mil dólares cada uno, además de un ejemplar único en el mundo con un valor de 900 mil dólares”. La misma nota explicaba que “los propietarios de los hípicos San Juan de Italia, Mezquital Kino e Hípico Internacional están relacionados con familiares o amistades del gobernador Padrés. Entre los dueños se encuentran Roberto y José Dagnino, cuñados del mandatario; Bernardo Campillo, secretario de Salud; Roberto Romero, ex secretario de Gobierno; Héctor Ortiz Ciscomani, titular de Sagarpa; Francisco Monge Araiza, coordinador del Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública y sus amigos Luis Sierra Jr., Alejandro Camou Jr. y Javier Gándara Jr.

Son muchas las acusaciones que diversos individuos y grupos sociales han lanzado contra Padrés: enriquecimiento inexplicable, abuso de poder y negligencia, entre otras. Por si fuera poco, el panista incrementó irresponsablemente la deuda de su estado, la cual hasta mayo pasado era de 20,366 millones de pesos, lo que representó 115.2% de sus participaciones federales.

Para acabarla de amolar, Padrés ni siquiera pudo cumplir con la principal promesa de su campaña: que se hiciera justicia en el caso de la Guardería ABC.

Desde el primer segundo de ayer Padrés dejó de ser gobernador y su lugar fue ocupado por la priísta Claudia Pavlovich Arellano, quien curiosamente ganó la gubernatura el pasado 7 de junio con el mismo porcentaje de votos que logró hace seis años su antecesor inmediato: 47.6%. 

La flamante gobernadora de Sonora debe demostrar que en Sonora se acabó la impunidad y ordenar que se investigue de manera amplia y trasparente la gestión de Padrés. La priísta está obligada y su falta de acción no pasará desapercibida.

Foto: http://www.24-horas.mx

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A Virgilio Andrade lo aventaron del Puente de Brooklyn

"Cuánto más Corrupto es el Estado, más Leyes tiene". Tácito.

La LXIII legislatura de la Cámara de los Diputados estará conformada en total, por 203 legisladores del PRI, 108 del PAN, 56 del PRD, 47 del Verde, 35 de Morena, 26 de Movimiento Ciudadano, 8 de Encuentro Social, 10 de Nueva Alianza y 6 del Partido del Trabajo. El Partido Humanista es el único que no tendrá representación legislativa. Además sólo habrá un diputado independiente, Manuel Clouthier Carrillo —el hijo del gran Maquío— que sin duda será oposición pura. En resumen, así resultó la elección del pasado 7 de junio:

1) Los aliados del partido en el gobierno tendrán un 54%, es decir diputados del PRI, VERDE, PANAL, ENCUENTRO SOCIAL.

2) El resto —si es que toda la llamada oposición se uniera— tendrá un 46%, es decir el PAN. PRD, MORENA, MOVIMIENTO CIUDADANO y DEL TRABAJO.

Así pues, el gobierno de Enrique Peña Nieto podrá aprobar —a modo y sin mucho trabajo— las leyes que no requieren reforma constitucional sin mayor problema. Pendientes legislativos hay muchos. Quién sabe cuántas iniciativas están en la congeladora del poder legislativo pero vienen nuevas y variadas, entre ellas, muchas de las leyes secundarias de las reformas que se llamaron estructurales.

Sin duda, entre las leyes más importantes serán las secundarias y  reglamentarias del Sistema Nacional Anticorrupción y todo lo que conlleva —nombramiento del fiscal anticorrupción, etcétera— y es un hecho que ante la gigantesca rechifla que se llevó en todos los medios de comunicación el secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade por exonerar a los involucrados en el escándalo de las casas que reveló, ya casi hace casi diez meses, Carmen Aristegui y sus sabuesos en la magnífica investigación que hicieron principalmente de la llamada Casa Blanca que fuera o es del Presidente y de su esposa. De esta se detonaron las otras investigaciones y por supuesto el despido de la periodista de su programa de radio.

La opinión pública, las redes sociales y los principales opinadores y periodistas del país —salvo sus raras excepciones— para nada quedaron conformes con el dictamen del secretario de la Función Pública que aunque todo el mundo intuía su contenido, mostró su indignación. El conflicto de interés de los asuntos se resolvió —dicen— conforme a la Ley y se determinó que no existió; el conflicto de interés de quién lo resolvió quedó en entredicho. El Presidente debió nombrar a un personaje de la oposición como Secretario de la Función Pública o dejarle su nombramiento al Senado. Le ganó quién sabe qué.

Así, será responsabilidad de la próxima legislatura darle a este país leyes impecables que combatan la corrupción. Quién las haga cumplir es otro tema...

Entonces, ¿qué se puede esperar de las leyes secundarias en relación al grave tema de la corrupción? En mi opinión la putrefacción que causa, es el principal cáncer del país pues trae aparejada la falta de credibilidad en los gobernantes. Es hermana, madre o tía de la impunidad y como secuela trae la inseguridad, el narcotráfico y para que le sigo...

Pronto veremos cómo se legisla. Manlio Fabio Beltrones, Ricardo Anaya y quien quede en el PRD van a demostrar de qué están hechos o tendremos más de lo mismo... Por de pronto, todos —digo, la oposición— contra Virgilio Andrade...

Fecha: 
Miércoles, 26 de Agosto 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México, país del pan y circo

Panem et circenses. Ciertamente una fórmula que ha probado su efectividad a lo largo de nuestra vida como “país independiente”. O para decirlo de una manera más propia, desde que dejamos de depender de España para convertirnos en dependientes de alguien más.

Qué poquito necesitamos los mexicanos para sentirnos felices, para convencernos de que la vida es bella, de que caminamos sobre un lecho de rosas, a diferencia de nuestro pobre Cuauhtémoc (no, no Cuauhtémoc Blanco, sino aquel tlatoani al que le quemaron los pies), a pesar de las lindezas que a diario vemos por televisión, oímos en el radio o vemos por internet.

Panem et circenses. Efectiva combinación para mantener a la gente en el dulce letargo de la indiferencia, de la indolencia, del conformismo. No existe experiencia más sublime que tener la panza llena (aunque sea de papas fritas, cacahuates japoneses y una buena chela), mientras observamos a nuestro equipo favorito dirigirse a una nueva victoria (o derrota, según a quién le vayas).

Panem et circenses. ¿Qué importa que nuestros políticos y dirigentes se comporten como barbajanes, ventaneándose en fiestecitas acompañados de damicelas de dudosa procedencia, o que le levanten el vestido a una muchacha en algún evento multitudinario, o que liberen al presunto colaborador de un narco-asesino, sólo por haber sido hijito del gobernador de Michoacán, o que utilicen los recursos del pueblo para sus necesidades personales, cuando tenemos al América llegando a la final de la concachampions, al canal de las estrellas presentándonos sus más recientes historias telenoveleras de ensueño, sólo posibles en tan maravilloso espacio televisivo, o cuando en unos cuantos días veremos a Paquiao Vs. Mayweather, en la que será la 58ª pelea del siglo?

En nuestro país de fantasía, nada de esto importa. 

Autor:

Fecha: 
Jueves, 16 de Abril 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Que se den!

Creo que los mejores spots de radio y televisión que transmiten los partidos políticos son aquellos en donde los unos y los otros se dan hasta con la cubeta.

Me reí cuando vi por primera vez el spot del PAN en donde una dizque reportera le pregunta a un dizque ciudadano de pie que camina sobre el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México que qué opina “que el presidente del PRI presuma relojes de más dos millones de pesos” al tiempo en que le muestra una foto en donde se ve a un César Camacho con cara de monje budista en meditación luciendo en su muñeca izquierda un reloj que parece ser un Jaeger-LeCoultre Duomètre à Quantième Lunaire 40.5 cuyo precio de venta es de 646,000 pesos. En la misma foto aparecen otras fotografías, también supuestamente de la flaca muñeca de Camacho portando otros dos relojes: un Patek Philippe 5960/1A-001 valuado en 797,300 pesos y un Ulysse Nardin GMT de 725,250. La respuesta del actor que representa a Juan Pueblo es propia de un ciudadano indignado pero no muy propio considerando que le esta contestando a una dama: “¿Qué qué opino? Pues es una ching…”.

Igualmente me reí, pero menos, cuando el PRI, demostrando una absoluta falta de imaginación creativa, reviró trasmitiendo un spot en donde otra actriz, también haciéndole de reportera, le pregunta a otro Juan Ciudadano que también camina sobre el Paseo de la Reforma que “qué opina que el gobernador del PAN, Guillermo Padrés, construyó ilegalmente una presa en su rancho que le quita el agua a la gente que no la tiene?” al tiempo que le muestra una foto en donde aparece un Padrés con cara de bandolero listo para asaltar a alguien, la leyenda “Guillermo Padrés gobernador de Sonora”, el logotipo del PAN y las fotos de antes y después de lo que supuestamente es la presa que el gobernador sonorense mandó construir sin autorización. ¿Y cuál es la respuesta del ciudadano entrevistado? La misma que se escucha en el spot del PAN.

Personalmente creo que la del PAN fue más efectiva porque muestra a un César Camacho ostentoso, despilfarrador y extraordinariamente rico. Padrés, en cambio, aparece como un rancherito ambicioso que solo quiso mejorar el nivel de vida de sus vacas y sus cultivos.

Que el spot del PAN lo exhibiera ante millones de personas evidentemente le dolió mucho al expresidente municipal de Metepec y exgobernador substituto del Estado de México. Tanto, que interpuso una queja ante el INE argumentando que dicho mensaje lo calumniaba. El INE estuvo de acuerdo con él y ordenó que de inmediato se suspendiera la transmisión del spot, mismo que todavía puede verse a través de YouTube.

Estoy de acuerdo en que el mensaje calumniaba a Camacho porque en él se decía que presumía relojes de más de dos millones de pesos, lo cual es una mentira, ya que la realidad es que presume relojes que apenas llegan a los 797,300 de pesos. El PAN calumnió y exageró, pero el trancazo que recibió no se lo quita con nada el metepequense.

Después de escuchar los aburridos e hipócritas spots de todos los partidos políticos, propongo que el INE autorice aquellos en donde los partidos y candidatos se den con todo. Por lo menos que los miles de millones de pesos que nos cuestan las campañas políticas nos hagan pasar un buen rato y nos hagan reír un poco. Lo merecemos.

Foto: Cuartoscuro

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 09 de Abril 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente y Claro - Batres y la corrupción en MORENA. El Peje y la herencia del poder familiar

Continuando en analizar los porqués algunos Partidos Políticos viven crisis interna, se suma a los innumerables problemas que tienen de compadrazgo, nepotismo, autoritarismo, las mentiras, la corrupción y la falta de congruencia entre otras tantas cosas más.

Siendo el caso de MORENA, uno más en la lista, por las cínicas declaraciones de Martí Batres, con un tema que él conoce a la perfección, la corrupción en el PRD, solamente que como ahora ya no está en ese partido, todo es corrupción, lo cual no es mentira, pero cuando lo critica y pone como ejemplo la honestidad de MORENA, es cuando llama más la atención.

Resultando que el honesto presidente nacional de MORENA lanza acusaciones en contra de su ex partido, asegurando que está podrido y que promueve la herencia del poder entre familiares, razón por la cual perderán en las elecciones.

Esto quizás debería aparecer como un capítulo de "Lo Increíble", o de "Aunque usted no lo Crea", por dos razones. La primera, porque cuando Martí Batres perteneció a ese partido, era igual de corrupto y utilizaba sus cargos para apoyar a sus familiares. No es de gratis que sus hermanas obtuvieran cargos de elección popular y puestos públicos, inclusive a la novia en turno del papá la tuvo cobrando en la ALDF, cuando él fue líder.

De igual manera, se le olvidará cuando fue el representante del PRD en la Delegación Benito Juárez, exigía a las autoridades delegacionales, espacios para vendedores ambulantes, cuando el ambulantaje está prohibido. Asímismo, le entregaban apoyo en materiales para autoconstrucción para sus compañeros de partido y él los vendía al mejor postor.

Sin olvidar tampoco, que durante su cargo como diputado local en 1998, fue investigado por la repartición de la leche Betty a sectores populares, la cual según la Procuraduría Federal del Consumidor, estaba contaminada con heces fecales. Junto con Miguel Bortolini, Batres también fue investigado por la Comisión de Garantías y Vigilancia del PRD por la distribución del lácteo contaminado y por un presunto desvío de recursos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

A la gente la engañaban diciéndole que le proporcionaban un producto lácteo, a muy bajo precio, cuando en realidad compraban una mezcla de soya con toda clase de inmundicias. Les pedían a los confundidos consumidores, la credencial de elector y los invitaban a mítines y marchas.

Y qué decir de su labor como funcionario, la discriminación a los marginados marcó la gestión de Batres como secretario de Desarrollo Social en el GDF, antes de provocar su cese por parte de Marcelo Ebrard.

Llama la atención que el máximo impulsor en el D.F. del eslogan de “Primero los pobres”, del Peje, no utilizara hasta que lo cesan del cargo, un solo centavo de los 69.5 millones para el programa de atención a mujeres en situación de calle y vulnerabilidad social.

En el mismo tenor, 77.3 millones que, debió aplicar para personas integradas a los planes de mejoramiento barrial, Centros de Asistencia e Integración Social, Financiamiento a Asistencia Social y de Atención a Vecindades.

Batres no utilizó en el 2011 los recursos de esos programas, en beneficio de las personas más necesitadas. Simplemente porque a las mujeres a quienes Batres no aplico esa ayuda, vivían en total indigencia y sin documentación de identidad, por lo cual no votaban.

Pero sí gastó en publicitarse a y organizar foros delegacionales “Rumbo a la Cuarta Transformación de la Ciudad”, reuniendo a 35 mil personas, sirviéndole para promover su candidatura como funcionario de Ebrard.

La mayor parte de su gestión fue caracterizada por irregularidades, deficiencias, el ocultamiento del acceso a reglas de operación, a los padrones de beneficiarios, al igual que al monto y ejercicio de los recursos asignados para cada uno de estos programas.

Según la Evaluación de Programas y Políticas Sociales del DF, realizada por la Facultad de Economía y el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, de 70 programas registrados en la gestión de Batres, 23 arrojaron falta de transparencia y fueron calificados como opacos y dispersos.

En octubre del 2011, se ventilaba en la ALDF, que Padres de familia inconformes, molestos que viven en la Delegación Tlalpan, reiteraron su denuncia y acusación contra el Secretario de Desarrollo Social del GDF, Martí Batres Guadarrama por corrupción en la distribución de vales para uniformes y útiles escolares, por lo menos en 20 escuelas de esa demarcación.

El fraude pudo ser de 345 millones 830 mil pesos, por el manejo discrecional, opaco, y por no haber llegado correctamente a las manos de un millón 250 mil niños y niñas de la Ciudad de México, del Programa de Uniformes y Útiles Escolares 2011.

El fraude radicó en que la Sedeso DF entregó a algunos padres de familia camisetas, que según Batres tenían un valor de 80 pesos y estaban confeccionadas en 50% algodón y 50% poliéster, lo que desmintieron padres de familia, pues buscaron en las cadenas comerciales la misma prenda y su costo era de 19.90 pesos; es decir ¿dónde quedaron los 60 pesos restantes, si el objeto costó sólo 20?

Y en cuanto a mentiras, Martí Batres, presume en su currículum haberse titulado por la UNAM como licenciado en derecho, pero un diario de circulación nacional encontró que finalizó sus estudios en la Universidad Humanitas y que la cédula profesional la obtuvo en 2011.

De acuerdo con el Registro Nacional de Profesiones de la SEP, en 2011, se le expidió la cédula profesional, con número 6986053, que lo acredita como licenciado al igual que a su hermana, Lenia Batres. No se encontró ningún registro de que Batres hubiera terminado sus estudios en la UNAM, como se menciona en el Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación. Su tesis no aparece.

En el mes de septiembre del 2011, el entonces jefe de GDF, Marcelo Ebrard, removió de su cargo a Batres de Secretario de Desarrollo Social.

En el mes de noviembre del 2012, Batres fue elegido como presidente del Consejo Ejecutivo Nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), después de haber manejado más de 20 mil millones de pesos en la Secretaría de Desarrollo Social en el GDF, con poca transparencia, además de ser despedido penosamente por Marcelo Ebrard.

De todos los que “compitieron” para dirigir la organización familiar del Peje, llamada MORENA, Batres fue el más indicado para ganar por la cartera de recursos que tuvo a la mano y que usó el tabasqueño para su beneficio, y por su brillante trayectoria de corrupción y mentiras.

Y si de corrupción y ayudar a los familiares y amigos en el PRD, denuncia Batres, que empiece con el Peje, explicando por qué desde que dejó de ser jefe de gobierno en el 2005, no trabaja.

Recordándole también que cuando fue jefe de Gobierno, tuvo como encargada de Relaciones Públicas a su novia, y cuando se filtró el tema, la convirtió en su asesora y después en su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller con un sueldo de 63 mil pesos mensuales sin ir a trabajar.

Al igual que a su “guachoma” y paisano Nicolás Mollinedo, conocido en el bajo mundo como el Nico, le pagaba casi lo que él mismo ganaba como jefe de gobierno. Que sus familiares -del Peje-, desfalcaron la Dirección de Servicios Urbanos y el INVI.

Que su primogénito Ramón, era aviador en la PFGDF con Ebrard. El segundo en la dinastía pejiana. Andrés se encargó de regentear los recursos que empresarios le entregaron en apoyo a su pasada campaña, que finalmente fueron a parar a las arcas familiares.

Y que decir que en MORENA el Peje ya tiene a sus hijos, a sus hermanos, enquistados en cargos, no dudando que vayan a ser diputados plurinominales, inclusive a su esposa, quien ya intentó en alguna ocasión ser candidata a gobernadora en Puebla.

¿Así o más clara la corrupción y la herencia de poder en MORENA?

Fecha: 
Jueves, 19 de Marzo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Seis estrategias anticorrupción

Después de la inseguridad, la corrupción es el tema que más urge resolver. Esto es lo que indica la encuesta cuyos resultados fueron dados a conocer por Juan Azcárraga, el 24 de febrero pasado, en mi programa de radio y TV que se transmite por las estaciones de radio y TV de Grupo Fórmula.

Hasta hace poco la corrupción era un problema que no preocupaba mucho a los mexicanos. Sin embargo, parece ser que los casos de enriquecimiento inexplicable y conflictos de interés que durante los último meses han captado la atención del público están generando, por fin, un creciente rechazo contra los actos de corrupción que desde siempre han dañado tanto a nuestra sociedad como a nuestra economía.    

En el Congreso se están aprobando diversas reformas constitucionales, expidiendo nuevas leyes y reformando otras con el fin de transparentar lo procesos y gastos gubernamentales y combatir más eficazmente los actos corruptos de funcionarios y particulares.

Mucho se ha escrito sobre la corrupción, sus causas y la manera de combatirla y es obvio que para combatirla eficazmente hay que atacar las causas que la originan.

Hace poco, mientras navegaba en Internet, me encontré un artículo escrito por Augusto López-Claros, el director de Indicadores Globales y Análisis del Banco Mundial, intitulado “Seis estrategias para combatir la corrupción”, las cuales espero estén siendo tomadas en cuenta por los legisladores y funcionarios que actualmente están definiendo las leyes para promover la transparencia y atacar la corrupción.

Las seis estrategias de López-Claros son:

1. Pagarle bien a los servidores públicos. “El que los funcionarios sean debidamente compensados o muy mal pagados claramente afectará motivación e incentivos. Si los salarios del sector público son demasiado bajos, los empleados pueden encontrarse bajo presión para complementar sus ingresos de una manera no oficial”.

2. Crear transparencia y apertura en el gasto gubernamental. “Mientras más abierto y transparente sea el proceso del gasto público, menores oportunidades habrá para la malversación y abuso. También se ve la diferencia en los países donde los ciudadanos son capaces de examinar las actividades del gobierno y debatir los méritos de las distintas políticas públicas. En este sentido, la libertad de prensa y los niveles de alfabetización también influirán de manera importante sobre el contexto de las reformas. Si un país tiene una sociedad civil activa, una cultura de participación puede ser un ingrediente importante para apoyar las diversas estrategias destinadas a reducir la corrupción”.

3. Eliminar los procesos burocráticos. Para la académica e investigadora Susan Rose-Ackerman, “el enfoque más obvio es el de sencillamente eliminar las leyes y programas que generan corrupción’”.

4. Reemplazar subsidios regresivos y distorsionantes con transferencias de dinero en efectivo hacia destinatarios específicos. “Los subsidios son otro ejemplo de cómo las políticas gubernamentales puedes distorsionar los incentivos y crear oportunidades para la corrupción… los subsidios generan contrabando, escasez y mercados negros”.

5. Establecer convenciones internacionales. “En vista de que en una economía globalizada la corrupción tiene cada vez más dimensiones transfronterizas, el marco legal internacional para e control de la corrupción en un elemento clave entre las opciones disponibles para los gobiernos”.

6. Adoptar tecnología inteligente. “Tal como las distorsiones inducidas por gobierno ofrecen muchas oportunidades para la corrupción, el contacto directo y frecuente entre los funcionarios del gobierno y los ciudadanos puede generar las oportunidades para la realización de transacciones ilícitas. Una forma de enfrentar este problema es mediante la utilización de tecnologías disponibles que alientan una relación independiente entre funcionarios y la sociedad civil; en este sentido el Internet ha demostrado ser una herramienta eficaz para reducir la corrupción”.

El artículo de López-Claros puede leerse en: blogs.worldbank.org/futuredevelopment/six-strategies-fight-corruption

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 09 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1