Se encuentra usted aquí

enrique peña nieto

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La “fuga” del Chapo y la cadena de idiotas

Por segunda vez, Joaquín Guzmán Loera, el famoso “Chapo”, ha logrado burlar a sus captores y poner pies en polvorosa. Solamente me queda preguntar: ¿Es el Chapo un genio o son los funcionarios encargados de la seguridad nacional unos idiotas? ¿A qué grado llega el nivel de corrupción en nuestras mancilladas instituciones?

La primera de las fugas del habilidoso burlador de la justicia se produjo en el 2001, cuando muchos de nosotros ciudadanos teníamos la fe y la esperanza de que al fin, con un nuevo gobierno diferente al repudiado y vilipendiado PRI, las cosas caminarían de peor a bien y un nuevo México resurgiría de sus cenizas para convertirse en esa nación con la que todos hemos soñado desde siempre. En aquella ocasión, un puñado de funcionarios de la prisión de Puente Grande fueron los señalados como cómplices de la mencionada fuga. Y todo quedó como una anécdota más. Hasta donde yo recuerdo, no hubo renuncias ni cesantías de funcionarios de alto nivel, ni siquiera un “mea culpa” por parte de alguno de ellos.

Catorce años han pasado desde aquella primera huída, y la situación, para detrimento de nosotros ciudadanos, ha ido de peor a horriblemente peor. El PRI ha regresado después de doce años de ausentismo, con una imagen jovial y restirada, después de pasar por varias “cirugías plásticas” y mostrarse a los mexicanos con una “nueva” imagen. Sin embargo, y a tan sólo dos años y fracción de su nuevo período de gloria, nos ha mostrado repetidamente que sus entrañas siguen siendo las mismas: corruptas, cínicas e ineficientes, pero sobre todo, idiotas.

Porque hablando de idiotas, me pregunto quién o quienes responderán ante esta nueva fuga del Chapo Guzmán, ya que si bien es cierto que con dinero baila el perro, y cualquier persona es susceptible a ser corrompida, los responsables de la seguridad nacional tuvieron que haber pensado en eso y resguardar al Chapo de una manera especial, por decir lo menos. Como también supongo que Peña Nieto debió haber girado las instrucciones necesarias para que formara un equipo especial de resguardo, o como gusten que se llamara, para evitar una fuga como la del 2001 ¿o no?

Esto hace que nos quedemos con dos opciones: O el gobierno está formado por idiotas, o por corruptos. Yo estoy convencido que las dos cosas.

Ya los medios internacionales están haciendo escarnio de esta nueva fuga de Guzmán, haciéndonos ver, o como un montón de imbéciles, o como unos verdaderos y asquerosos corruptos. Incluso el nombrado y renombrado Mr. Donald Trump ha vuelto a arremeter contra nosotros, y creo que desgraciadamente con razón.

En algún medio leí que el Chapo invirtió unos mil millones de pesos en la construcción, -sobornos incluidos-, de su túnel de escape (aunque no sé cómo pueden saberlo), sin embargo, fuere la cantidad de fuere, me gustaría saber cuánto y a quienes les tocó su respectivo moche para hacerse los locos antes, durante y después del escape de Guzmán Loera.

Idiotas son los que creen que nos tragaremos  (otra vez) el cuento de la silenciosa fuga del Chapo.

Idiotas los que con sus declaraciones tratan de hacernos ver que están “trabajando” para reaprender al capo.

Idiotas los que piensan que el mundo morderá el anzuelo, y no harán quedar a este país aun más desprestigiado y enlodado de lo que ya de por sí estaba.

Idiotas los que nos quedemos (otra vez) con los brazos cruzados y no exijamos cuentas a los funcionarios involucrados, presidente incluido.  

¿Cuánto más bajo podremos caer ante los ojos del mundo?

Autor:

Fecha: 
Jueves, 16 de Julio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del mini discurso Presidencial desde Francia

Dice Peña que él está en Francia cubriendo una misión “importante e histórica para México porque habrá inversiones extranjeras” cuando aquí también sucedió algo histórico que no le pareció tan importante.

Es más importante quedarse y enviar a los encargados en el tema de seguridad para que investiguen la fuga de El Chapo.

Con la negativa del Presidente de regresar a su país los inversionistas tendrán la seguridad de que no se pueden arriesgar a entrar en un sistema en el que no se puede confiar, cuando su propio presidente huye de la realidad por causa de la ingobernabilidad, la ineptitud y la corrupción.

Dice que “indigna a la sociedad mexicana”. A la sociedad mexicana no le indigna el hecho de que El Chapo se haya fugado, le indigna que el gobierno quiera cerrar los ojos a los problemas de los mexicanos. Está indignado hace mucho tiempo y por infinitas razones que nada tienen que ver con que El Chapo esté libre.

Agrega que “los mexicanos están profundamente consternados”. Los mexicanos ya estaban consternados y no es por la fuga del Chapo. La consternación es ya parte de los mexicanos que no pueden creer tanta ineptitud y corrupción, no pueden creer en la ridiculez de gobierno que están viviendo.

Añade que “representa una afrenta para el estado”. La afrenta no es para el estado, es para su persona. El presidente dijo en febrero de 2014 que es una obligación del gobierno comprometerse a que El Chapo no se vuelva a escapar y que sería imperdonable si eso sucediera.

Ahora para no sentirse humillado se indigna y busca responsables, señal inequívoca del síndrome de hybris que padece y se agrava con la nueva fuga. La afrenta ya la conoce México y no es por El Chapo, México vive la afrenta todos los días.

Y repite que “las encargadas de seguridad pública”. Quitándose la responsabilidad de encima, cuando fue él quien armó un gabinete tan corrupto y soberbio como la persona Peña que habita los costosos trajes y los vestidos de su familia. Es su gente, es su culpa, es su encargo.

Y ordena “la reaprehensión inmediata”, como si El Chapo fuera a detenerse en una esquina, levantar las manos y entregarse porque alcanzó a escuchar la orden.

Dice que “se van a reforzar las medidas de seguridad en todos los penales”. Debe encargarse de reforzar su propia seguridad en la palabra, en el acto, en la congruencia, en su salud. Cada mexicano está aprendiendo a cuidarse solo.

Y quiere “una investigación a fondo y profunda”. Ya existe el túnel, muchos túneles suficientemente profundos, puede empezar por ahí. Son los túneles de la corrupción y la ineficiencia de su gente, del sistema y que el gobierno conoce bien.

De pronto un ciudadano en representación de todo el país se ha burlado del gobierno, de cada una de las corbatas, de cada una de las extravagancias de la quinta dama, de las excentricidades de la prole Peña-Pertellini-Rivera-Castro. Una sola persona ha dado un golpe maestro y con suerte El Chapo se acomoda en un sitio seguro y desde ahí habrá de jalarle los hilos a lo que quede de dignidad en los mandatarios.

¿Y los ciudadanos? Bueno, nos reímos muy lejos de sentirnos consternados como dice Peña. Es una risa de alivio, alguien le dio al presidente y a su prole la bofetada que queríamos darles hace mucho tiempo.

En la calle, esta tarde me pareció como si la Selección Nacional le hubiera ganado a Guatemala y no, no era eso. Por todas partes en los autos la música a todo volumen tocando los corridos del Chapo, anuncios de misas en Sinaloa, fiestas en los ranchos de Culiacán, me di cuenta que hay muchos a quienes nos encanta El Chapo por lo que representa en este momento.

Desafortunadamente para el gobierno la institución que es el Crimen Organizado tomará las riendas del orden y aunque no les guste, ellos mandan en la seguridad del país y por mucho, en la economía. Mientras el gobierno no se faje los pantalones como debe ser, la superioridad la tendrán las organizaciones delictivas que, hoy por hoy, tienen el mando.

¿Ahora ya sabe señor presidente, lo que se siente que se burlen de uno?

Foto: www.excelsior.com.mx/tv

Autor:

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Érase una vez en la SEP

Corría el año 1958 cuando la política pública del libro de texto gratuito y obligatorio en México se gestaba durante el gobierno de Adolfo López Mateos con Jaime Torres Bodet al mando de la Secretaría de Eduación Pública. En 1959, nuestro país vió nacer la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos y finalmente, el 1° de septiembre de 1960, millones de niños y niñas a lo largo y ancho del territorio nacional recibieron por vez primera sus libros de texto que les permitiría complementar su eduación basica de manera homogénea; logro alcanzado gracias a la previa intención de llevar la eduación básica a todos los rincones del país del inolvidable José Vasconcelos décadas atrás.

Ciertamente, esta histórica acción de gobierno benefició a la economía doméstica de millones de familias. Sin embargo, comenzó una lucha constante derivada de la inconformidad por parte de autores, fabricantes y distribuidores de libros ante el absoluto e impositivo monopolio editorial y también por parte de los padres de familia a quienes se les violó su derecho de elegir los textos que deberían utilizar sus hijos. Como sucede cotidianamente: las decisiones del gobierno benefician a unos y perjudican a otros.

La historia escolar, como en tantos otros países, ha estado impregnada de patriotismo y nacionalismo (un ejemplo extremo es Corea del Norte). Una clara muestra de ello en nuestro país, es pensar en los siguientes casos:

  1. Si cuando llega el día del “Grito” en punto de las 11:00 hrs. exclaman a todo pulmón “¡Vivan los héroes que nos dieron Patria y Libertad…Viva México!”.
  2. Si cuando al ver un mexicano o mexicana subir al podio con medalla de oro en algún evento deportivo internacional se les inflama el pecho y hasta se les salen las lágrimas al escuchar el himno nacional.
  3. Si cuando viajan al extranjero portan la bandera tricolor a diestra y siniestra.

Si alguna vez en su vida han experimentado lo anterior, siento decirles que ustedes también han sido víctimas del sistema pragmático diseñado para programarnos patrióticos y nacionalistas que aprendimos en gran medida gracias a los instrumentos didáctivos con lomo, portada, contraportada y páginas, mejor conocidos como libros de texto otorgados por nuestra “flamante” Secretaría de Educación Pública.

Las fallas de la SEP siempre han existido; basta con destacar algunos penosos episodios en la publicación de estos materiales didácticos:

Ustedes recordarán la nota roja por allá de noviembre del 2013, que a todos indignó, referente a los 117 errores ortográficos en los contenidos de los libros de texto gratuitos impresos en 2012, todavía en la administración de Felipe Calderón, pero que fueron distribuidos en 2013 en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Como era de esperarse, se culparon los unos a los otros sin determinación oficial de culpable alguno.

A los ojos de muchos, ambas administraciones son culpables por su evidente nulo control de calidad de los textos en sus procesos de edición, impresión y distribución. No olvidemos que el “detallito” nos costó a todos los mexicanos nada más $14.2 millones de pesos.

Otros desaciertos han sido el rechazo dirigido al libro de Ciencias Naturales por su contenido de educación sexual. Y al de Ciencias Sociales por considerarlo de orientación pro socialista en los años 70.

Durante los sexenios de Ernesto Zedillo y Vicente Fox el libro de Ciencias Naturales para quinto año otra vez fue criticado por el contenido sobre la reproducción humana.

Para el curso que se inició en septiembre de 2012 los textos de historia no incluyeron a la Conquista ni la Colonia.

La realidad es que la SEP ha estado en el ojo del huracán un sinfin de veces. El asunto de la reforma educativa con los “maestros”, sus protestas absurdas y sus “aviadores”, es el más escandaloso caso sin resolver de esta institución y de su titular en turno Emilio Chuayffet Chemor, quien es un verdadero elefante blanco andante que no sirve para nada pero ¡ah como nos cuesta dinero!

Cada error cometido por la SEP año con año queda impune sea quien sea el titular o ¿acaso sabemos de alguien que haya pagado multas o esté pagando sentencias por el tremendo gasto por errores en los libros? ¡No! Lo lamentable es que los únicos que pagan los platos rotos han sido, son y seguirán siendo nuestros niños y niñas en espera de una educación de calidad que, siendo realistas, se ve todavía muy lejana.

En contraste, no quisiera finalizar este artículo sin antes comentar algo de todos aquellos gratísimos recuerdos vividos en mi escuela primaria. Cómo olvidar aquellos trabalenguas, canciones, cuentos y refranes contenidos en los libros de lectura correspondiente a mi generación:

“Pepe pecas pica papas con un pico (…)". Trabalenguas

“Cu-cú cantaba la rana, cu-cú debajo del agua (…)". Canción Popular

Seguramente muchos de ustedes sonrieron al leer las líneas anteriores y muchos recuerdos de su niñez vinieron a su mente. Y, al decir verdad, si éstos libros cumplían o no con el contenido pedagógico deseable que dictaban los estándares internacionales, lo cierto es que de chiquillos nada de eso nos importaba; nos hicieron echar a volar nuestra imaginación con sus fabulosas ilustraciones de mil colores

_____________________________________________________________

Fuentes:

http://www.sinembargo.mx/13-02-2012/148509

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2013/11/22/929877

http://www.conevyt.org.mx/cursos/cursos/mexico/contenidos/recursos/revis...

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1405-66662013000400008&script=s...

 

 

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No entiendo

El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong dijo ayer que Joaquín “El Chapo” Guzmán era el recluso más vigilado dentro de la cárcel federal de alta seguridad ubicada en Almoloya, Estado de México. Sin embargo, explicó que por cuestiones de derechos humanos, no era vigilado en el baño, lugar desde donde se fugó. En pocas palabras, para proteger la modestia de uno de los criminales más peligrosos y sanguinarios del mundo, alguna autoridad, tal vez la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ordenó en algún momento a que no hubiera videovigilancia en los baños que usan los inquilinos de esa prisión y quién sabe cuántas otras más. Ese baño protegido de las miradas de los carceleros es el “punto ciego” desde donde se escapó el jefe del Cártel de Sinaloa.

La verdad es que no entiendo como, para proteger un supuesto derecho a la privacidad de un delincuente, una institución del Estado mexicano decidió poner en riesgo el derecho a la vida de cientos o miles de personas que seguramente morirán cuando empiece la balacera entre los sicarios del Chapo y los de las organizaciones delincuenciales enfrentadas a su cártel. Y no solo perderán la vida estos violentos; también la perderán los inocentes que tengan la mala suerte de estar en medio del fuego cruzado durante los enfrentamientos entre bandas rivales. Hombres, mujeres y niños inocentes morirán por una decisión estúpida de alguna autoridad.

Osorio Chong también aceptó que el Chapo sólo pudo escaparse teniendo como cómplices a empleados y funcionarios de la cárcel de Almoloya. Y esto tampoco lo entiendo en vista de que el gobierno nos ha presumido con insistencia que el personal que trabaja en las áreas de seguridad está constantemente sujeto a los tan cacareados “controles de confianza”, controles que aparentemente fallaron rotundamente en esta cárcel de alta seguridad.

Finalmente, no entiendo cómo las autoridades creen que podrán atrapar nuevamente al Chapo Guzmán. Se tardaron 13 años para aprehenderlo después de que se escapó en 2001 de otra cárcel dizque de alta seguridad. ¿Qué les hace pensar que esta vez será diferente si en casi dos años no han podido localizar al prófugo fundador del cártel de Guadalajara, Rafael Caro Quintero, quien indebidamente fue liberado el 9 de agosto de 2013 por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en Jalisco?

No cabe duda, en lo que a la fuga del Chapo se refiere, hay mucho que no entiendo y creo que nunca entenderé.

Foto: pijamasurf.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Esa novela policiaca llamada “El Chapo”

Como un defecto indeseado de la fuga de Javier Guzmán, alias El Chapo, se ha dado rienda suelta a la imaginación y malos deseos de personajes de diversos orígenes. Desde aquellos que absurdamente señalan que “el pacto” entre Peña Nieto y El Chapo no se cumplió, por lo que el capo decidió fugarse (Edgardo Buscaglia) hasta aquellos que quieren darle las gracias por exponer de “un plumazo” la corrupción (obispo Raúl Vera). Más allá de estas interpretaciones, que abundarán en los próximos días, es importante tener en cuenta:

1.- La fuga del Chapo sí es un golpe en lo personal para el presidente Peña Nieto. Y lo es porque fue el propio presidente quien así lo manejó en los medios, desde aquella declaración suya en la que señaló que sería “imperdonable” la fuga. También lo es por el hecho de que Guzmán es considerado el capo más importante del crimen organizado en el mundo.

2.- Sí, la fuga golpea de nuevo la credibilidad del gobierno en uno de los frentes que más había presumido: la captura de jefes criminales.

3.- Tiene razón el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) cuando atribuye a la corrupción la fuga. Algunos dicen que es probable que celadores y funcionarios del penal fueran amenazados. Detrás de la desconfianza para denunciar a las autoridades las amenazas, se esconde la desconfianza hacia ellas por la sospecha de que estén coludidas. Otra vez la corrupción. Si los pobladores notaron que sacaban camiones y camiones de tierra de una construcción y no dijeron nada es indiferencia, la clase de indiferencia que permite la corrupción.

4.- Pero no sólo es corrupción, también es irresponsabilidad. ¿Quién está encargado de los penales de alta seguridad dentro del entramado institucional de la Secretaría de Gobernación? Quien sea, ése se tiene que ir. No cumplió. ¿Quién más debe renunciar? El tamaño de la crisis lo dirá, pero lo peor es que el presidente Peña Nieto confirme en su puesto a todos los involucrados de antemano.

5.- El control de daños ha sido confuso, sin una cabeza visible y con medidas tardías y posiblemente inefectivas. El presidente Peña Nieto no puede hacerse cargo de la búsqueda del Chapo, a menos que nos declaremos inmediatamente una república bananera. Esa es tarea de un subsecretario o de un subprocurador experimentado y de esos hay pocos. Acaso de un mando militar, de los que hay muchos y no se aprovechan. Un mando militar fuera de toda duda, al que se le concedan amplios poderes.

6.- Con todo lo grave que es la fuga del Chapo, el gobierno no puede volverse monotemático. Hay muchos otros temas relevantes en la agenda que requieren atención: la gira presidencial, la Ronda 1, el volcán de Colima, etc. Como contaba Borges acerca de la inscripción en el anillo del Rey David: “también esto pasará”.

Foto: Cuartoscuro

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, de su personalidad sociopática clásica y más...

Escribir sobre el escape del Chapo es hoy en día tarea harto difícil. ¿Qué se puede decir que no se haya dicho ya por parte de los integrantes de la llamada comentocracia?: que todo es producto de la corrupción, que la ineficiencia e ineficacia de las autoridades es atroz, que tendrá que castigarse a los culpables, que el presidente Peña deberá hacer cambios en el gabinete, de acuerdo. Y en el terreno de la “imbecilocracia” he aquí algunos sesudos comentarios que casi mueven a risa: que el Chapo era el operador político de Peña (!!!) frente al resto de los cárteles, que Peña lo dejó escapar (!!!) por no haber podido llegar a un demencial “acuerdo” con el escapista, en fin… cualquier cantidad de estupideces dichas con tono de erudición y experticidad sobre el tema y publicadas en prestigiados medios de comunicación. Desde luego la gravedad de los hechos es contundente y claro que todos exigimos la recaptura del maleante y el castigo para los cómplices (de dentro y de fuera) del mal llamado penal de “máxima seguridad”. En eso creo que todos estamos de acuerdo. Pero de lo que poco se ha hablado es de cómo se gesta y de qué se alimenta una personalidad tan peligrosa y extraordinariamente compleja como la del señor Guzmán Loera. Evidentemente este individuo tiene una personalidad sociopática clásica, es decir, es muy inteligente, sanguinario, carece de valores y su egocentrismo no tiene límites. Recientemente, investigaciones en psicología se han interesado en cómo se da el desarrollo moral en los niños, y en general en los humanos. En las Universidades de Yale y Harvard, se han llevado a cabo dándose seguimiento durante muchos años a niños para entender cómo se da la capacidad de hacer juicios morales. En estas investigaciones, se les planteaban a escolares participantes diversos problemas que requerían de una respuesta moral y explicar el porqué de tomar una u otra decisión. A partir de este tipo de pruebas se definieron diversos niveles de desarrollo moral por los que, idealmente, deberíamos atravesar a lo largo de la vida. Ubique usted en cual de estos niveles se encuentra el Chapo y la mayoría de los capos y delincuentes, además de otras distinguidas personalidades:

Nivel 1.- “Es bueno lo que yo o la autoridad queremos”

Edad: Hasta los 10 años
Estar subordinado a una autoridad es correcto. Las respuestas morales se generan por miedo al castigo o búsqueda de recompensa.

Nivel 2.- “Según lo que tú me hagas, yo te hago”

Edad: Hasta los 13 años
Lo justo es lo que me aporta ventajas y me ahorra problemas. El principio básico es “ojo por ojo y diente por diente”

Nivel 3.- “Me gustaría mucho ser una buena persona”

Edad: Hasta los 16 años
Es justo lo que fortalece las relaciones interpersonales. La venganza y la revancha no se consideran motivos válidos.

Nivel 4.- “La moral está al servicio del sistema social en el que vivo”

Edad: Más de 16 años
Lo justo es cumplir con el deber. Hay que observar las leyes y buscar el bienestar de la sociedad.

Nivel 5.- “ Justicia democrática universal”

Edad: Más de 20 años
Es justo lo que se decide en forma mayoritaria y más allá de los intereses personales. Los derechos fundamentales como la igualdad, la libertad y el respeto al otro son determinantes para tomar una decisión.

Nivel 6.- La justicia ideal

Este nivel solo lo alcanzan personas maduras y éticas que mayoritariamente toman decisiones convenientes para el individuo y la sociedad. Se actúa con base a principios morales universales.

Estos distintos niveles nada tienen que ver con la capacidad intelectual de una persona, se puede ser muy inteligente y al mismo tiempo carecer de la llamada inteligencia social que nos permite vivir en comunidad y en paz con otros. Una persona socialmente inteligente es capaz de ponerse en los zapatos del otro, actuar en consecuencia y crear un lazo afectivo con otras personas. ¿Cuántos de los mexicanos somos capaces de hacerlo?.

A pesar de los pesares no puede faltar la recomendación de la semana. Para comida italiana deliciosa: Aromi y Sapori, un restaurantito pequeñito y con estilo ubicado en Lamartine 112, casi esquina con Ejercito Nacional en Polanco. Mi platillos favoritos: los gnocchi al pomodoro, el risotto de espárragos, los ravioles de pato, entre otras muchas delicias inolvidables. Tiene terracita para fumar y los postres son trascendentales. El negrito en el arroz…el servicio es regular tirando a malo. Vayan con paciencia, la comida bien vale la pena. Besitos a los niños.

Foto: El Blog del Narco

Autor:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Desprestigio

Tuiteé esto ayer: “Ante declaraciones de los funcionarios el Chapo se muere de risa. Su fuga es muestra más de la ineficiencia autoridades #quiénestáacargo”. Poco después tuiteé: “Ineficiencia=corrupción #quiénestáacargo”.

Y la verdad es que no dudo que se estuviera muriendo de risa el hombre que dos veces se ha fugado de cárceles mexicanas que dizque son de alta seguridad mientras los más altos funcionarios del gobierno federal se pronunciaban sobre el caso.

Joaquín “El Chapo” Guzmán se ha de haber doblado de la risa al escuchar al comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, leer el rebuscado texto mediante el cual explicaba su fuga: “Tras notar su ausencia mediante el sistema de videovigilancia del penal, se activó la alerta por la evasión, por lo que el personal del centro federal hizo una revisión en la celda y en ella encontró una boca de túnel. Éste iniciaba con un hueco de forma rectangular en el área de la regadera, de aproximadamente 50 por 50 centímetros, y metro y medio de profundidad. Dicho orificio comunica, a su vez, con un conducto vertical de aproximadamente 10 metros de profundidad habilitado con una escalera… Según marcan los protocolos de seguridad de las instalaciones penitenciarias, la alerta roja se emitió en cuanto el personal se percató de la ausencia de Guzmán Loera… Es importante destacar que también se desplegó equipo técnico de vigilancia aérea”.

Y más risa le ha de haber causado escuchar a la Procuradora General de la República, Arely Gómez, al referirse a la investigación que se ha iniciado sobre su fuga, decir que “ya tenemos evidencias, se desplegaron desde ayer a media noche los peritos para ver toda la integración de huellas, todo lo que se pudiera encontrar, y los peritos están haciendo su evaluación, así como tenemos en el penal Ministerios Públicos que también están tomando declaraciones a otras personas”.

Y las carcajadas seguramente se apoderaron de él al enterarse que, por su culpa, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se quedará sin presenciar el desfile del 14 de julio entrante en París ya que tuvo que regresar de Francia, en donde acompañaba en una hora al presidente Enrique Peña Nieto, para “encabezar” las investigaciones en torno a la fuga.

Y siguió riendo a mandíbula batiente cuando escuchó a Peña Nieto decir, desde París, que su fuga “es una afrenta para el Estado mexicano… un hecho lamentable que ha indignado e indigna a la sociedad mexicana”. Y tal vez le empezó a faltar aire cuando el presidente dijo que espera que “las instituciones del Estado, especialmente las encargadas de seguridad”, las mismas que no supieran mantenerlo encarcelado, “estén a la altura con la fortaleza y la determinación” para reaprehenderlo.

Lo que definitivamente no debe causarnos risa es el hecho de que El Chapo lograra fugarse nuevamente de la que supuestamente es la más sofisticada de las cárceles federales de alta seguridad por medio de un sofisticado túnel que, según un experto citado por el diario defeño Milenio, requirió mover tierra y escombros en 352 camiones materialistas; una excavación que se realizó sin que nadie dentro o fuera del penal de Almoloya se diera cuenta. Lo que debe decepcionarnos es que el jefe del Cártel de Sinaloa se fugó pese a que el presidente Peña Nieto y el entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, nos aseguraron que eso no ocurriría. Lo que debe atemorizarnos es que de nueva cuenta esté libre un narcotraficante muy sanguinario que seguramente buscará ajustar cuentas con quienes se beneficiaron durante sus 505 días de encarcelamiento.

La fuga del narcotraficante mas poderoso de la historia le propinó un duro golpe a la imagen del Peña Nieto y su gobierno. Desde ayer, la oposición se ha dado vuelo criticándolo. Caray, hasta Donald Trump exclamaba ayer: “¡Se los dije! México es un país llenó de corrupción”.

Si el presidente quiere minimizar el desprestigio que le está causando la fuga del Chapo, más vale que los que no pudieron mantenerlo tras las rejas lo capturen rápidamente. Si no lo logran hacer, el desprestigio lo acompañará hasta el final de su sexenio y aún después.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Destruyendo una construcción

Un conflicto que se va desarrollando en nuestro país viene a intranquilizarnos cada vez con mayor intensidad ya que observamos la manera en que va creciendo en fuerza, intensidad, número de adeptos, exigencias, impunidad, vandalismo,  daños presentes y futuros a nuestra población tiene perfiles alarmantes, sin que se vea por donde y con qué las autoridades van a resolverlo.

La mayoría de los mexicanos somos mestizos y hemos superado muchos de nuestros traumas de origen, esforzándonos en constituirnos como mejores personas para así construir entre todos una mejor nación; sin embargo, las regiones aisladas del país tienen gran apego a sus usos y costumbres, incluso con protección de leyes federales y estatales, manteniendo el retraso y la marginación que son bandera de los movimientos sociales y fuente del chantaje manipulado por los líderes quienes son los que reparten y comparten los sobornos quedándose con la mayor parte.

Es indudable que a estos líderes no les conviene ni les interesa la superación de esos pueblos marginados ya que perderían sus cada día mayores privilegios personales y buscan continuar dispensando  gracias aun cuando en los usos y costumbres existan situaciones tan inhumanas como el linchamiento o la explotación y venta de mujeres, las que no son sujetas de derechos. La educación moderna es el mayor riesgo de perder el control de los que ejercen la sobreprotección castrante.

En una región paupérrima donde no se vislumbra camino para salir adelante, si no se quiere emigrar dejando atrás sus tierras y gente; tradiciones y familia; un empleo en educación es una de las mejores opciones, empleo (plaza) que se vuelve patrimonio, por el cual se ha pagado una buena cantidad, se han dispensado favores, se ha participado en mítines, marchas, plantones, o que se ha heredado y que es susceptible de enajenación, traspaso o negociación; no importa si se tiene capacidad para desempeñarlo; no es un apostolado, no hay compromiso con los alumnos, no hay interés por la superación de la región, por el nombre de la escuela, del pueblo o del municipio; la obligación es con quien nos incluyó en la nómina y el derecho es recibir la paga quincenal sin que importe la preparación, los valores inculcados, la trascendencia a la comunidad, los logros de los alumnos, la responsabilidad social, sin que se haya dado una sola clase, al fin que mientras más ignorantes más dependientes y manipulables, ¡así se preparan las siguientes generaciones! Pavimentando el terreno para que el líder se pueda perpetuar en el poder ya que en estos grupos no hay sufragio efectivo y si hay reelección.

Otra medio muy socorrido para obtener una plaza es transitando por una escuela normal, donde se busca asegurar al egresado un puesto sea necesario o no, se tenga capacidad o no, lo que importa es que el alumno se preste a formar parte de las huestes del movimiento social al que se encuentra afiliada la escuela. Estos son los elementos que integran las fuerzas de choque sujetos a indoctrinación maoísta o anarquista, que a la hora de los trancazos funcionan de la misma manera. Muchos de ellos son jóvenes limpios llenos de ilusiones, ideales y buena voluntad con legítimas aspiraciones que son corrompidos por las ideologías y manipulados por los líderes que mantienen oscuras relaciones.

Es tan grande el poder de manipulación de estos grupos que pueden mandar a los muchachos a robar, saquear, asaltar, vandalizar o lo que sea con tal de cumplir sus objetivos de desestabilización y terrorismo con el que tienen dominada su área de influencia. Su poder de sugestión llega a convencerlos de absurdos tales como que los muertos no están muertos. No se si abusan de la inocencia e ignorancia  o de la fragilidad amenazada con la muerte.

Esta situación no es nueva, ha venido desarrollándose paulatinamente contra gobiernos débiles e ineficaces donde la corrupción hincha de dinero a líderes y políticos por igual, sin embargo la ambición de los líderes no tiene límite y a cada nuevo gobierno le sacan ventaja, en dinero, prestaciones y espacios. Lo peor del asunto es que esas ventajas son de aplicación personal para los líderes y no para mejoría de las escuelas, de la educación, de los becarios. Es la falta de capacidad política, de honestidad, de “tener cola que le pisen”, la que permite estos chantajes, seguramente pesa también el apoyo de los delincuentes organizados que se ubican atrás de los grupos que dan la cara.

Por el otro lado existe la inseguridad que da la falta de legitimidad del gobierno; carecer de mayoría en la votación limita el ejercicio legítimo de la fuerza, el temor a ser calificado como represor, la conciencia intranquila de los políticos que permiten a sus congéneres gozar en la actualidad de sus latrocinios ya sea en libertad como el tío del Presidente o disfrutando del fuero de un nuevo cargo público impide ejercer la disciplina.

Las Reformas no pertenecen a Peña Nieto, son resultado de la presión ejercida por la sociedad a través de los partidos desde el sexenio de Fox y que limitó el PRI a fin de colgarse la medalla cuando se aprobasen, era evidente la imperiosa necesidad de hacerlas ya que en mucho plasman las necesidades de actualización global y es a este gobierno  al que le corresponde implementarlas pero ahora resulta que carecen de lo necesario para aplicarlas: integridad, honestidad, valor, y se pasan por donde creen conveniente el juramento hecho al inicio de sus cargos y por desgracia no hay quien represente a la Patria para demandárselo.

Fecha: 
Jueves, 09 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México lanza licitaciones por 95,000 mdp para el aeropuerto

El reto para el presidente Enrique Peña Nieto es que sean licitaciones totalmente transparentes y sin dedicatoria. Bajo ningún motivo puede repetirse algo similar al fallido tren rápido entre México, DF y Querétaro.

http://m.cnnexpansion.com/economia/2015/07/08/mexico-lanza-licitaciones-por-95000-mdp-para-el-aeropuerto

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 08 de Julio 2015 - 11:00
Redes sociales: 
1

La de Ocho:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Dos fechas: Tlatlaya y Ayotzinapa

Este 26 de junio se cumplen nueve meses de los acontecimientos en Iguala, donde perdieron la vida y desaparecieron 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa. El próximo 30 de junio se cumple, a su vez, el primer aniversario de Tlatlaya, lugar en donde un grupo de supuestos delincuentes fue asesinado por efectivos del Ejército. Ambas situaciones son parte del entramado que golpeó fuertemente la credibilidad del gobierno federal y afectó de manera particular al presidente Peña Nieto.

Oficialmente, ambos casos se encuentran resueltos. En el primero, el matrimonio Abarca y una buena cantidad de funcionarios, policías y delincuentes de dos municipios se encuentran encarcelados por esos crímenes, aunque los cargos directos aún no les son imputados ni al exalcalde ni a su esposa. Para la Procuraduría General de la República, los 43 estudiantes están muertos, pero en un enredo político “se les sigue buscando”. Un grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) investiga el caso desde hace meses. El caso Tlatlaya culminó con la detención y enjuiciamiento de varios efectivos militares y el otorgamiento de compensaciones millonarias a los familiares de los supuestos delincuentes ejecutados.

Para muchos, ninguno de los dos casos está cerrado. Los familiares y compañeros de los muchachos desaparecidos siguen exigiendo justicia y claridad en las investigaciones. Argumentan que hubo una participación del Ejército y que esto no ha sido investigado. En este sentido, los expertos de la CIDH han solicitado entrevistarse con los militares del cuartel de Iguala. En el caso de Tlatlaya, varias organizaciones exigen que se investigue a funcionarios del Estado de México y del Ejército que trataron de ocultar los hechos.

Por supuesto, en ambos casos hay muchos interesados, algunos de manera directa, otros porque beneficia a su agenda política. Si bien el caso Tlatlaya no fue tan llamativo, el caso Ayotzinapa sí lo fue, tanto a nivel nacional como internacional. Ahora son temas de segundo orden en la atención mediática, más allá de su importancia humana y legal. Varias cosas los han desgastado: el tiempo mismo, los métodos usados para exigir justicia, los aliados que escogieron, la división de los familiares, las acusaciones mutuas, etc.

Ahora ambos casos han sido escogidos por el Departamento de Estado de los Estados Unidos como una muestra de los abusos en derechos humanos que se cometen en nuestro país. Este informe no fijará la postura del gobierno de Obama hacia nuestro país, pero internamente se está tratando de usar para golpear de nuevo al gobierno federal.

Es de esperarse que, a menos que surjan nuevas evidencias, ambos temas serán pasajeros en la atención mediática. Son temas “viejos” y ya han causado todo el daño posible (un gran daño, por cierto).

¿Se violan los derechos humanos? Por supuesto… ¿al grueso de los mexicanos les importa? Por desgracia, parece que no.

Fecha: 
Viernes, 26 de Junio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1