Se encuentra usted aquí

enrique peña nieto

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Alberto Baillères: el galardonado hombre de negocios

El pasado jueves, 12 de Noviembre de 2015, con fundamento en el artículo 100 de la Ley Orgánica del Congreso General, y el artículo 9º del Reglamento de la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” se llevó a cabo la Sesión Solemne del Senado de La República para realizar la imposición de la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” y la entrega del diploma correspondiente a un hombre de negocios: Alberto Baillères González.

El artículo 100 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos señala que a la sesión solemne se invita al Titular del Poder Ejecutivo Federal, al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al Presidente de la Cámara de Diputados y a los demás funcionarios y personalidades que la Mesa Directiva determine.

El artículo 9º del Reglamento de la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” señala que la Orden Mexicana de la Medalla de Honor “Belisario Domínguez” del Senado de la República y los diplomas respectivos, son impuestos y entregados para conmemorar el sacrificio del mártir de la democracia Dr. Don Belisario Domínguez.

Hay que recordar que el 7 de octubre de 1913, el senador Belisario Domínguez fue ultimado en el panteón de Xoco por su oposición a Victoriano Huerta.

En la Sesión Solemne del Senado de La República, el senador Roberto Armando Albores Gleason, a nombre de la Cámara de Senadores, pronunció un discurso en el que destacó las cualidades del galardonado. Hay que recordar que Alberto Baillères González es hijo de Don Raúl Baillères Chávez, quien fue un extraordinario empresario. Es economista graduado en el año 1957 con Mención Honorífica. Don Alberto inició su carrera profesional en el Banco de Comercio. Ingresó a la Cervecería Moctezuma como vendedor y posteriormente fue director de El Palacio de Hierro.

Diez años después, tras el fallecimiento de su padre, Don Raúl Baillères Chávez, y con apenas 30 años, asumió la presidencia del grupo empresarial heredado. Durante su gestión vendió empresas, como la Cervecería Moctezuma y Peñafiel; fusionó otras, como es el caso de la Aseguradora GNP, y concentró esfuerzos en las áreas prioritarias del negocio. Así a Industrias Peñoles, la convirtió en una de las principales productoras de minerales de América Latina. Recibió un grupo de empresas que generaban 12 mil empleos formales. Hoy genera más de 50 mil empleos y beneficia a más de 150 mil mexicanos de forma directa.

También se le reconoce su gran contribución a la educación, a la cultura y a la filantropía. Su liderazgo se considera decisivo para la consolidación de la Fundación Mexicana para la Salud y de la Fundación para las Letras Mexicanas.

Destaca igualmente por su decidido impulso al ITAM, que hoy en día es una de las mejores universidades de América Latina, semillero de destacados profesionistas.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 18 de Noviembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cambios en la Suprema Corte de Justicia

El próximo 30 de noviembre los ministros Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza concluyen su periodo de labores frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Es por ello que el pasado 3 de noviembre el Ministro Presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales, comunicó al Presidente Enrique Peña Nieto que quedarán abiertas las dos vacantes.1

El dictamen de idoneidad sobre los dos relevos en la SCJN se definirá por los 16 integrantes de la Comisión de Justicia de la Cámara Alta. El grupo es presidido por el senador Fernando Yunes (PAN y cuenta con: 6 legisladores del PRI (entre ellos quien propuso la escandalosa Ley Fayad que buscaba restringir la libertad en internet)2; tres senadores del PRD; cuatro del PAN; uno del PVEM, otro del PT y uno independiente.3 Cabe mencionar que los integrantes de las ternas deberán obtener 2/3 de los votos de los senadores para poder ocupar dichas vacantes.4

¿Quién puede ser ministro?

El artículo 95 de la constitución5 específica que para ser ministro de la Suprema Corte es necesario:

a) Ser ciudadano mexicano por nacimiento.

b) Tener 35 años el día de la designación.

c) Mínimo 10 años de poseer el título de Licenciado en Derecho.

d) Gozar de buena reputación.

e) Haber residido 2 años en el país antes de la designación.

f) No haber sido Secretario de Estado, Procurador General, Senador o Diputado durante el año previo, entre otros.

g) Deberá ser de probada honorabilidad, competencia y contar con antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica.

Las controvertidas designaciones pasadas

En los últimos 70 años sólo 11 ministros han sido jueces del fuero común, el resto provienen de otros ámbitos políticos. Por ejemplo, las últimas tres designaciones han sido fruto de un arreglo entre los partidos: Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena (2012) era cuota del PRI, Alberto Pérez Dayan (2012) y Eduardo Medina Mora (2015) del PAN.6

Alfredo Gutiérrez Ortiz-Mena, exjefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), se le acusa de no ser un experto en justicia constitucional. Fue electo casi por unanimidad sin explicarse las razones que sustentaron los votos.7 A Ortiz Mena se le reprocha su voto decisivo para poder extraditar a la presunta secuestradora francesa, Florence Cassez.8

Por su lado, Eduardo Medina Mora, quien fue Procurador General de la República, Secretario de Seguridad Pública y Director General del CISEN9 carecía del requisito de haber residido efectivamente en el país y tiene vínculos estrechos con el presidente. 10 Además, se le recriminaba su mal desempeño en sus puestos anteriores, al existir presuntas violaciones a los derechos humanos de los indígenas, hacer uso partidista de la política (el “Michoacanazo”) y tener activismo desde la PGR para socavar los procesos democráticos en el ámbito local.11 Recientemente, se le recrimina ser el único ministro que votó en contra de la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo. 12

El juego político en la designación

Se rumora que después de la elección de Eduardo Medina Mora, el PRI y el PAN pactaron repartirse las dos posiciones nuevas. En este sentido, ante la recién elección anulada en Colima, se plantea que el PAN apoyará la llegada de algún priista a cambio de controlar el gobierno de este estado.13

En vista de esto, un grupo de ciudadanos entregó al Senado una petición con más de 20 mil firmas para exigir al presidente Enrique Peña Nieto y a los senadores que “imperen criterios de mérito profesional y conocimiento jurídico y no se hagan con base en reparto de cuotas partidistas o por relaciones de amistad”14 la iniciativa se llama “Una Corte sin cuates ni cuotas”.15

Sumado a lo anterior, dado que este momento solo hay dos mujeres ministras Olga Sánchez Cordero (la que se va) y Margarita Luna Ramos se ha planteado la necesidad de ajustar la balanza de género. Por lo mismo, se sugirió que una terna fuera de hombres y otra de mujeres.

Ante la reciente aprobación de la Segunda Sala de la SCJN para revisar la constitucionalidad de la designación de Eduardo Medina Mora16, la corte podría darse a sí misma una facultad prácticamente absoluta y olvidarse de los contrapesos en la designación de sus miembros. Dejando de lado lo paradójico de ser juez y parte, puede ser una señal de que la Corte también está dispuesta a utilizar todos los medios a su alcance para incidir en el proceso de designación.17  

¿Quiénes son los posibles candidatos?18

El pasado viernes el Presidente Enrique Peña mandó al Senado las siguientes ternas:

Primera terna (mujeres)

  • Sara Patricia Orea Ochoa. Experta en Política Criminal y Derecho Penal. Magistrada con experiencia en el Ministerio Público, infractores menores de edad y readaptación social.
  • Norma Lucía Piña Hernández. Magistrada en materia administrativa desde el 2000. Ya formó parte de las ternas en el 2012.
  • Verónica Judith Sánchez Valle. Magistrada en materia administrativa desde 2015. Se ha desempeñado en varios cargos dentro del Poder Judicial de la Federación. En 2009 fue acusada por la PGR por supuestos delitos contra la administración de la justicia por haber librado un sujeto requerido por EU bajo cargos de lavado de dinero.

Segunda terna (hombres)

  • Álvaro Castro Estrada. Cuenta con larga carrera y experiencia en la academia en el ámbito del Derecho.
  • Javier Laynez Potisek. Magistrado de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa. El expresidente Felipe Calderón lo propuso como magistrado de la Corte Penal Internacional, aunque no aprobó los filtros.
  • Alejandro Jaime Gómez Sánchez. Procurador General de Justicia del Estado de México, cargo que ocupa desde 2014. Después de un mes de que tomó protesta, ocurrió el caso Tlatlaya, en donde 22 personas murieron en un operativo militar donde la Procuraduría alteró la escena y él negó los fusilamientos.19

Conclusión

Debido a la importancia de la Suprema Corte Justicia de la Nación como parte de la balanza de la división de poderes, es de suma relevancia el tema de quienes serán los futuros ministros, ya que representan casi el 20% de los futuros votos cuando haya resoluciones que manifestar. Por lo mismo, es necesario apoyar que estos tengan una carrera en la abogacía y no estén influidos por los partidos ya que se prestaría a un esquema perverso.

__________________________________________________________________

http://www.sinembargo.mx/03-11-2015/1539146

2 http://www.sinembargo.mx/03-11-2015/1539193

El  Universal, Ibid

4 http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2015/10/17/quien-...

5 http://info4.juridicas.unam.mx/juslab/leylab/250/96.htm

6 http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/ricardo-aleman/...

7 http://eljuegodelacorte.nexos.com.mx/?tag=alfredo-gutierrez-ortiz-mena

http://m.cnnmexico.com/nacional/2013/01/23/la-corte-inicia-discusion-par...

9 http://www.milenio.com/politica/nuevo_ministro_scjn-ministro_corte_y_sen...

10 http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/articulo/javier-corral/...

11 http://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-invitado/2015/03/05/senador...

12 http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/katia-dartigues...

13 http://www.eluniversal.com.mx/entrada-de-opinion/columna/ricardo-aleman/...

14 http://www.animalpolitico.com/2015/10/ciudadanos-piden-que-eleccion-de-m...

15 http://aristeguinoticias.com/1310/mexico/entregan-40-mil-firmas-de-chang...

16 http://www.animalpolitico.com/2015/10/la-suprema-corte-revisara-el-nombr...

17 http://eljuegodelacorte.nexos.com.mx/?p=5026

18 Con base en http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/quienes-son-los-candidatos-a-la-...

19 http://www.am.com.mx/leon/mexico/critican-a-alejandro-gomez-en-terna-par...

Fecha: 
Martes, 17 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

EPN en contra, JT a favor

Al inaugurar ayer el 4º Foro Nacional Sumemos Causas por la seguridad, Ciudadanos+Policías, organizado por la ONG Causa en Común, el presidente Enrique Peña Nieto dijo: “En lo personal, para mí no sería deseable, ni estoy en favor de una eventual legalización en el consumo de la marihuana. Pero esta posición tampoco riñe con la aceptación y convicción personal que tengo para abrir un debate”.

No fue la de ayer la primera vez en que el presidente ha manifestado su rechazo a la legalización de la mariguana. Por ejemplo, en una entrevista que concedió al diario madrileño El País, publicado el 9 de junio de 2014, dijo lo siguiente: “… personalmente he declarado que no estoy en favor de la legalización de las drogas. Y tampoco de la marihuana porque me parece que es una puerta por la que se puede incursionar al consumo de drogas mucho más dañinas para la salud”.

En esa misma entrevista añadió que “Es una paradoja terrible: EE UU está financiado las dos partes de la guerra. Por un lado, ayuda a los gobiernos y a sus fuerzas de seguridad, Colombia, México, a luchar contra los traficantes; y por otra parte, los consumidores estadounidenses financian a los narcotraficantes y a sus bandas… Siendo paradójico y tan absurdo es evidente que demanda que pronto se abra un debate sobre el tema. Y ya veremos qué hacemos con el asunto. Ahí están las experiencias de partes del mundo que en un momento se abrieron, legalizaron, luego dieron marcha atrás o por lo menos limitaron la apertura inicial con la que habían querido tratar el tema de drogas… Hay que abrir un debate y aquí en México empieza a haber posiciones ya que demandan, como es natural, por esta inconsistencia e incongruencia que se aprecia, que demandan la eventual legalización de la marihuana, por lo pronto”.

La posición del presidente de México es radicalmente distinta a la del nuevo primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien como candidato al cargo que ganó en las elecciones del mes pasado propuso legalizar la mariguana argumentando que debido a la prohibición actual a la droga “los ingresos obtenidos por el comercio ilegal de las drogas apoyan al crimen organizado y a las mayores amenazas a la seguridad pública como son el tráfico de seres humanos y las drogas duras”.

El plan de Trudeau es que la mariguana se venda bajo regulaciones similares a las que rigen la venta del alcohol y el tabaco. El nuevo sistema de ventas y distribución se diseñará “con la asesoría de expertos en salud pública, abuso de substancias y seguridad pública”. La venta de mariguana será gravada con impuestos provinciales y federales. La propuesta completa puede leerse en https://www.liberal.ca/realchange/marijuana/

De acuerdo al Banco Mundial, la tasa de homicidios de Canadá fue de 2.0 en 2012. La de México fue de 22.0.

La disparidad en las tasas de ambos países es suficiente para concluir que la guerra que con violencia se libra en México contra las drogas no está rindiendo los resultados esperados, ni los rendirá.

La disparidad en los enfoques de los gobernantes de ambos países hacia la mariguana es obvia. Personalmente, apoyo la del canadiense.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hablemos del Huracán... y de la Industria Hípica

El Presidente Enrique Peña Nieto volvió a ser el actor principal en los medios de comunicación —principalmente de Televisa— ante la contingencia y el espanto que generó el huracán más grande y pavoroso de los tiempos modernos. Se me figuraba —ante el tamaño del monstruo que se formó— que se iba a gestar un nuevo diluvio universal.

Al reunir a su equipo de trabajo y dar instrucciones precisas ante la emergencia que se presentaba —el huracán Patricia—, el cual se pronosticaba, en todos los organismos internacionales especializados, a los cuales sí les creemos, como el peor del mundo; el más devastador a pesar de tener un excelente Sistema Meteorológico Nacional.

Un especialista me comentó que lo que pasó es que el huracán impactó con tanta velocidad —venía tan rápido— y con la tierra que encontró de repente con el mismo impulso se desvaneció. La imagen que se me forma es una especie de trompo —el juguete— que en su momento se encuentra con un fango y pues se detiene fácilmente. Si el huracán se hubiera tomado su tiempo, la destrucción todavía la estaríamos contando en pérdidas materiales y humanas.

De este modo, el equipo gobernante y el Presidente la libró... Metió un buen gol. —Niegue quien lo niegue— se tomaron las medidas adecuadas y también hay que decirlo, es el deber y la responsabilidad de los servidores públicos de todos los niveles atender a tiempo las emergencias.

Así pues, se logró que en un tiempo récord se desalojaran a todos los huéspedes de los hoteles de Puerto Vallarta y otros centros turísticos protegiendo así sus vidas. No tengo idea del costo que todo esto ello generó que sin duda fue elevado pero no hay más que decir ¡Enhorabuena!

14 mil hectáreas de cultivos arrasados ¿Habrán tenido seguro agrícola? Consecuencias hubo y seguramente muchos de los campesinos más desfavorecidos y afectados seguirán igual... Ojalá me equivoque.

foto_2_huracan.jpg

Lo que después ya no me gustó mucho son las declaraciones del Presidente en el sentido de que gracias a la fe del pueblo de México y sus cadenas de oración... En fin, en el siguiente link se puede conocer su discurso.

Así pues, el marcador después de tres años de gobierno de Enrique Peña Nieto es probablemente 9 a 3. En el medio tiempo todavía tiene el marcador en contra. Nueve (9) por tantas denuncias de corrupción, la fuga del Chapo, etcétera; 3 por los aciertos en la mayoría de las reformas estructurales y ahora, un gol más pues la operación Patricia dejó buen sabor de boca.

¿Quiere el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto meter más goles?

Necesitamos seguridad personal y jurídica en nuestros asuntos y negocios. Necesitamos que deje de meter las manos en los asuntos de la designación de los ministros de la corte y de la designación del rector de la UNAM, que dicen —no me consta— quiere imponer su voluntad.. Necesitamos "legalizar" el asunto de las drogas para acabar con el terrible mal que generan. Goles sí puede meter... ¡Qué espera!

Me daría por bien servido, sería un buen gol —que con la misma enjundia como lo vimos actuar en la emergencia— ordenara rescatar a la Industria Hípica Mexicana para generar empleos bien remunerados y espectáculos formidables. Obligar a la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas a cumplir el objeto del mismo: hacer una hípica de clase mundial...

Y de paso darle a la comunidad hípica una autoridad independiente pues la que tenemos hoy "La Comisión Mexicana de Carreras de Caballos, A.C." no es autoridad dice el juez segundo de distrito del Estado de Guerrero, José Artemio Navarrete Sánchez que tardó solo casi 5 meses en dar su fallo.

Bueno, tal vez no es necesario que el presidente se meta en este asunto. La Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación y su titular, el licenciado Luis Felipe Cangas Hernández lo puede hacer. Toda la información la tiene...¡Qué espera!

Por lo pronto, viernes y sábado (30 y 31 de octubre) veremos las carreras de la Copa Criadores en el hipódromo de Keeneland en Kentucky. Promete.

foto_3_caballos.jpg

Fecha: 
Miércoles, 28 de Octubre 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La fe de Peña Nieto en el crecimiento económico

La treceava Cumbre de Negocios se lleva a cabo lejos de Patricia (el huracán) y las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Es ese otro México, el de los grandes hombres de negocios y los altos funcionarios. Este año resulta interesante la reunión por dos razones: el adverso entorno internacional y los resultados de un año de las reformas del actual gobierno federal.

A lo largo de las intervenciones trasuntaron una serie de temas. Uno de ellos fue la ausencia de un pleno Estado de Derecho como uno de los factores que impide una mejor atracción de las inversiones. Esto, junto con la inseguridad, se combina y gravita negativamente sobre la vida social y económica de nuestro país. El tema del crecimiento fue otro muy comentado. Un empresario de plano dijo: “Menos de 4% es insuficiente para México, lo demás es pretexto”. Para otros, la cosa no es así. La representante del FMI en nuestro país, Dora Iakova, señaló: “Es mejor que el promedio de la OCDE y el más alto de los grandes países de América Latina”. Tal vez las palabras más lapidarias sobre el tema fueron las de Paul Krugman, quien de plano se dijo sorprendido de que, pese a las reformas, México haya crecido tan poco. Llamó a no creer que las reformas harán milagros en nuestra economía. Videgaray y Peña deben haber encajado el golpe.

El tema de la innovación y la vinculación entre ciencia y tecnología con empresa también fue abordado. Manuel Herrera, presidente de la CONCAMIN, subrayó la necesidad de vincularlos. Tal vez la intervención más dura en este sentido fue la del presidente Peña, quien dijo que sólo el 25% de la inversión en ciencia y tecnología viene del sector privado, mientras que en otros países el porcentaje es hasta del 60 o 70%.

En su intervención, el presidente Peña reconoció que no se han alcanzado los niveles de crecimiento económico esperados y, de nuevo, culpó al entorno global. De acuerdo, es cierto lo que señala el mandatario, pero sólo hasta cierto punto. En primer lugar, esta salida ya está trillada, hace aparecer a su gobierno y al país como si estuviera en manos de otros, de personajes con los que no se puede hacer nada, simplemente sentarse a esperar a que las cosas mejoren. Es decir, parece apostarse a la fe o a la buena suerte. Por lo pronto, la Cumbre de Negocios ha dejado tres temas en los que pensar: la necesidad de un Estado de Derecho tangible, la indispensable vinculación entre ciencia y tecnología con la empresa y a no dejar en otras manos nuestra mejoría económica.

Por supuesto, un tema que no aparece en los resúmenes de los diarios es el de la necesidad de mejorar, urgentemente, el salario y la capacitación de los trabajadores. Sin mercado interno, no hay paraíso. 

Fecha: 
Martes, 27 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Dónde está la pobreza?

El uso de la tecnología geográfica para ubicar las regiones marginadas en México.

Siempre es interesante conocer a personas que desarrollan una actividad diferente a las habituales y que además, cuando hablan de ello, te transmiten una enorme pasión por lo que hacen. Es el caso de Sofía García Yagüe, una mexicana de 27 años que, desde la geografía informática, se ha interesado por el fenómeno de la marginación en México. 

Hace más de un año, en un café aledaño al edificio de la Bolsa de Valores de Bruselas, Sofía nos habló por primera vez del proyecto de investigación en el que trabajaba para su tesis doctoral y, desde entonces, sentí atracción por el tema. Hace poco, luego de encontrarla de manera fortuita en la Embajada de México, me volvió a hablar de su proyecto, mismo que ya había concluido, de manera que le pedí su autorización para escribir un artículo sobre el mismo. La semana pasada me envió por correo electrónico las 293 páginas que conforman su trabajo y yo, dispuesto a escribir, lo leí durante el fin de semana. Por supuesto, no sabía en lo que me metía. Y es que un tema tan complejo no puede explicarse en un artículo donde el número de palabras debe ser reducido.

A pesar de ello, decidí intentarlo.

A Sofía García Yagüe le interesó estudiar el problema a partir del uso de una herramienta (que sorprendentemente no se utiliza en México o no de la manera adecuada) en el desarrollo de las políticas públicas que tienen por objeto disminuir la pobreza. Me refiero a los SIG (Sistemas de Información Geográfica) que integran hardware, software y datos geográficos con el objeto de capturar, almacenar, manipular y analizar la información geográfica existente con el fin de resolver problemas de planificación y de gestión.

Cabe mencionar que si bien Sofía hizo un minucioso estudio del caso del municipio de Metepec, su investigación tiene y debe aplicarse en todo el país.

Empezaré por hablar de los programas de los gobiernos federales para combatir la pobreza y basta una cifra para conocer su estrepitoso fracaso. De acuerdo con la Coneval, México cerró el año 2014 con 55,3 millones de pobres. No importa lo que digan las cifras macroeconómicas, México es un país de pobres. Y parecería que estos programas, para desvincularse de los fracasos anteriores, sólo cambian de nombre. Una de sus características es que están centralizados. Lo anterior quiere decir que planean el combate a la marginación desde un escritorio, por lo que no son capaces de hacer llegar los apoyos de la manera eficiente ni eficaz.

Tal es el caso de “Progresa”, lanzado por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En un país donde el ingreso es tan desigual y donde los barrios ricos a menudo colindan con los más pobres, se piensa que dentro de las áreas ricas no hay barrios pobres. De manera que los barrios marginales se quedan sin la atención que requieren. Las estadísticas descriptivas que arroja el INEGI suelen encubrir la realidad. Y este fenómeno se multiplica a lo largo de todo el territorio nacional. La marginación no está bien localizada, no se tiene una ubicación puntual de todas las familias que viven en esta situación.

Y si no sabes dónde se encuentra el problema, ¿cómo podrías solucionarlo?

Eso es lo que los SIG podrían hacer, a partir de los datos que ya tiene el propio INEGI. “[…] localizar geográficamente la marginación, para conocer su ubicación, entender y definir sus posibles causas, administrar los datos, visualizar gráficamente los resultados que permitan desarrollar estrategias que den solución a dicho problema”, escribe Sofía García Yagüe.  

El modelo que propone Sofía para tratar el problema de la marginación, comprende el flujo de la información precisa que pueda llevar a la mejor prestación de servicios sociales, a la localización de centros comunitarios para tener una mejor coordinación en el otorgamiento de los apoyos, a la creación de estrategias para mejorar la calidad de la vivienda y el monitoreo del servicios como el acceso a la electricidad, al agua entubada y al drenaje, etcétera.

Los SIG También podrían realizar una coordinación más efectiva entre los tres niveles de gobierno para identificar y resolver los problemas de las poblaciones con alta y muy alta marginación, algo que el programa de SEDESOL, “Microrregiones”, no ha podido resolver de manera satisfactoria.  

Uno de los motivos por los que estos programas terminen fracasando es por el hecho de que se dota de infraestructura a las localidades que se encuentran en las cabeceras municipales, privando de sus ventajas a las demás regiones. Otro motivo tiene que ver con la política. Estos programas suelen utilizarse por el gobierno con fines populistas. Es decir, con fines electoreros.

Pero eso no es todo. Los programas que deberían de acabar con la pobreza en el país parecen contradecirse. Mientras que uno apoya el control de la natalidad, otro apoya económicamente a las familias de acuerdo al número de hijos que tienen. Dicho de otra manera, mientras uno trata de frenar el crecimiento demográfico, el otro parece incitarlo.

Una de las soluciones que propone Sofía consiste en dejar cada vez más la planeación y el manejo de los programas en manos de los municipios. Es en su administración donde SIG cobran un papel preponderante. No puede seguir siendo el centro el que decida el destino de las pequeñas localidades. Tal es el caso del modelo europeo y, en tiempos más recientes, del chileno y del brasileño. El concepto francés “Glocalización” se refiere a la interrelación que hay entre lo global y lo local y hace énfasis al hecho de que el análisis debe hacerse donde se conocen y se viven los problemas, ya que es ahí también donde se pueden adoptar las solución inmediatas. Se requiere, dice Sofía García Yagüe, que los objetivos, programas y planes de trabajo de la federación, los estados y los municipios, sean los mismos.

Mediante innovaciones en el campo de la geoinformática, Los SIG son especialmente útiles en la planeación a través de información oportuna. Una información formada por datos, imágenes satelitales más precisas, mejor cartografía digital, y por los mismos SIG. “La planeación es un proceso reiterativo de minimizar las diferencias entre las condiciones deseadas y las actuales…”, dice el trabajo de Sofía García Yagüe, y para poder planear y administrar un plan, debe contarse primero con la información necesaria.  

Actualmente todo esto lo hacen disciplinas como la sociología y la economía, pero sus acercamientos son limitados porque este es un campo que corresponde a la geografía.

A manera de conclusión, agrego una frase en la que Sofía citó a Gustavo Busso y que resume acertadamente el tema de su investigación: “Se propone reflexionar sobre políticas sustentables de desarrollo local que permitan repensar ciudades inclusivas, equitativas y con protección social para el conjunto de la población”.

Esperemos que la propuesta de Sofía prospere y que llegue a los encargados de planear el combate a la pobreza en México. Este tipo de proyectos deberían de ser atendidos por el gobierno y no quedarse en las estanterías repletas de tesis de las universidades. Las universidades, además de tener un papel formativo en las personas, tienen la finalidad de generar conocimiento por y para beneficio de la sociedad.  

sofia-garcia-yague.png

Sofía García Yagüe obtuvo el titulo de licenciatura en Geografía Informática (Geoinformática) por la Universidad Autónoma del Estado de México; un máster en Estrategias Territoriales y Ambientales, por la Universidad de Huelva, España, y un doctorado en Planificación Territorial y Desarrollo local, por la misma universidad española. Desde 2013 vive y trabaja en Bruselas, Bélgica, donde se dedica a la búsqueda y el desarrollo de nueva tecnología geográfica basada en la geolocalización. 

Autor:

Fecha: 
Martes, 27 de Octubre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Claro que fue el Estado! (lo declara el Estado)

Ha quedado oficialmente confirmado por la PGR: fue el Estado el que desapareció a 43 una noche en Iguala. Eso se infiere cuando el poder máximo del Estado —el gobierno federal— saca una investigación del ámbito criminal y la pasa al de los derechos humanos. Si los particulares vulneran los derechos humanos se les llama delitos, pero si hace lo mismo una autoridad de cualquier nivel se habla de derechos humanos.

En la PGR la SEIDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada) investigaba los delitos cometidos en Iguala y Cocula el 26 de septiembre de 2014, alcanzó conclusiones, consignó a 111 personas y busca a más. Pero de repente intervino desde allende el Bravo la activísima Comisión Interamericana de Derechos Humanos, misma que había enviado al GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes), cuya principal aportación ha sido descalificar la casi concluida investigación de la PGR. La CIDH se fue de frente y logró que la PGR sacara el caso de la subprocuraduría investigadora de delitos.

La cosa estuvo así. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (ojo con las fechas: en política las casualidades no existen) llegó a México justo en el aniversario de los sucesos de Iguala, y el mismísimo 2 de octubre presentó unas observaciones sobre los derechos humanos en México. Allí dijo literalmente que la PGR “debe adoptar en forma urgente las siguientes medidas fundamentales e indispensables: pasar la responsabilidad de la investigación de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) a la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad…” y otras cosas, todas perentorias para la PGR y poniéndose a las órdenes del GIEI: designar un nuevo fiscal especial, sustituir del todo al equipo que investiga el caso reorientándolo según lo ordenado por el GIEI, y que el GIEI tenga facultades para entrevistar a todo el mundo, incluyendo a militares. Todo bajo el GIEI; es decir, todo bajo la CIDH; es decir, todo bajo Emilio Álvarez Icaza, su secretario ejecutivo.

Dijo con razón doña Isabel Miranda de Wallace: “Si es cierta la afirmación del GIEI, al señalar que el motivo del ataque a los 43 estudiantes tuvo que ver con drogas, estamos ante un delito y no ante un problema de derechos humanos, por lo que el organismo internacional competente sería la Oficina contra la Droga y el Delito perteneciente a la ONU, y no a la CIDH”.

Clarísimo. Pero si la CIDH ordena a la PGR que se vaya a derechos humanos un caso que su propio GIEI identificó como asunto criminal de narcotráfico, lo convierte en asunto político. Habrá en la CIDH un gato encerrado muy pero muy político, ¿o no?

Ni modo. El gobierno federal se hizo chiquito cuando se plegó a la exigencia de sacar todo de la SEIDO. Se rindió a ese individuo de mirada torva y ligas y agendas más que sospechosas llamado Emilio Álvarez Icaza, cuya larga invectiva llena de verdades y medias verdades y plagada de corrección política critica la situación de los derechos humanos en México, incluso mencionando 1968 en Tlatelolco y la “guerra sucia”. Con esos estándares, bien haría dicha comisión en atacar la situación de derechos humanos en Estados Unidos por el asesinato de Martin Luther King en 1968. El caso es que el poder máximo del Estado se arrodilló.

Marcador en la contienda

Estado mexicano y Enrique Peña Nieto: 0 (y menos cero)
Emilio Álvarez Icaza y su CIDH: 1 (y mucho más)

Hay otros problemas. La PGR no deja de decir que la investigación nunca se ha cerrado pero la Ley Orgánica de la PGR no asigna funciones de investigación de delitos a la Subprocuraduría de Derechos Humanos. Palabra que no entiendo. A menos que Aristóteles estuviera loco, se deducen lógicamente varias cosas:

1. La PGR reconoce que el Estado mexicano efectivamente fue el culpable de ataques gubernamentales a los derechos humanos (no ya delitos) esa noche en Iguala. Y no el Estado de Guerrero sino el federal, pues allí está la PGR.

2. La investigación no se ha cerrado pero le pasan la papa caliente a una subprocuraduría ¡que no investiga! ¿Quién va a investigar ahora? Lo dice la CIDH: un nuevo fiscal a modo del GIEI, luego de “renovar por completo a todos los miembros del equipo que investiga el caso”. Sacar a todos y empezar de cero. Lógico: si en Cocula según el GIEI no pudieron quemar a todos los estudiantes —a pesar de que allí aparecieron restos identificados de dos quemados— toda la investigación de la PGR se va a la basura. Logiquísimo. Punto y sanseacabó.

3. El asunto se pasa al ámbito político. Dice Pablo Hiriart: “Convirtieron una investigación criminal que estaba prácticamente resuelta, en un asunto político transexenal que se va a ir enredando en lugar de destrabarse. ¿Por qué darle largas? Quién sabe. Si ahora hay sectores considerables de la población que no le creen nada a las autoridades, tampoco le van a creer en el futuro.”

Adivina adivinador, y conste que son preguntas: ¿no querrá la CIDH seguir tripulando a la PGR vía sus “expertos” “independientes” para que salga a modo toda investigación sobre Iguala? ¿Y no buscará con todo esto, con el explícito acuerdo de la PGR, seguir propalando la mentira de que el gobierno de Peña (“el Estado”) es el culpable de los sucesos en Iguala? ¿Y con qué objetivos políticos, no de justicia?

A nadie se le ocurrirá distinguir entre el Estado de Guerrero y el federal, menos que nadie a los ayotzinapapás que creen que a sus hijos los desapareció y asesinó el gobierno de Peña (o hasta mantiene secuestrados incluso a los dos muertos, si piden que los 43 aparezcan vivos), todo azuzado por una brutal campaña de mentiras inclementemente propaladas al estilo Goebbels. Hoy la CIDH toma la batuta del coro acusador y pone de rodillas al gobierno federal al obligar a la PGR a balacearse sus pies cuando atiende cosas tan “urgentes, “fundamentales e indispensables”. Si el gobierno peñista quería quedar bien con alguien o hacer buenas relaciones públicas se habrá equivocado del todo. Esta gente toma el pie cuando se le da la mano.

In extremis, habrá que exonerar a las autoridades municipales y a la estatal, liberar a Abarca, a su esposa y a los demás, y dejar en paz a las bandas criminales Los Rojos y Guerreros Unidos (no los menciona el larguísimo informe de la CIDH). Y luego, para ser congruentes, proponer a Emilio Álvarez Icaza como presidente de México en 2024, suponiendo sin conceder que López Obrador no se eternice después de su sexenio.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 26 de Octubre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Yo no fui ¡fue Teté! (Fue el Estado)

Los muchos crímenes cometidos en Iguala el 26 de septiembre de 2014 tomaron por sorpresa al establishment de izquierda. Por unos días no supieron qué hacer ni qué decir: el gobierno municipal de Iguala era de izquierda, su policía obedecía a un presidente municipal de izquierda, y el gobierno estatal también era de izquierda. En esos primeros días los “intelectuales” y comentócratas de izquierda se quedaron pasmados, confusos, paralizados.

Luego de los crímenes del 26 de septiembre, el día 30 alabó Julio Hernández en La Jornada el Día del Maíz; el 2 de octubre culpó a la autoridad municipal de Iguala pero ya el 7 criticó a Peña. El 1º de octubre Sergio Aguayo escribió sobre Tlatlaya y Tlatelolco, no sobre Ayotzinapa. El 2 de octubre Lorenzo Meyer tampoco mencionó Iguala: pidió no olvidar Tlatelolco. El 3 de octubre Juan Villoro narró una anécdota de Acapulco. Carmen Aristegui escribió sobre el Poli el 3 de octubre y puso la palabra Ayotzinapa sin decir nada, al lado de Tlatlaya. René Delgado el 4 de octubre tocó de soslayo el tema. Denise Dresser (que recientemente se solazó en la tv con evidente placer y visible deleite cuando uno de los expertos de la CIDH contradecía el informe de la PGR de Murillo) el 6 de octubre se lanzó contra el Ejército y Tlatlaya; nada de Iguala.

Clamoroso silencio inicial de los izquierdos que igual de clamorosamente reprochan la inicial inacción federal ante un caso de jurisdicción local. Sólo hasta dos semanas después empezaron a criticar a las autoridades (federales). #FueelEstado apareció en Twitter el 21 de octubre de 2014, casi al mes.

Gerardo de la Concha criticó tempraneramente ese silencio. Mencionó a Sergio Aguayo, Elena Poniatowska, Pago Ignacio Taibo, Javier Sicilia, David Huerta en “Iguala: el Tlatelolco de la izquierda” (La Razón, 5 de octubre de 2014): “Si hacemos un ejercicio de imaginación pensemos que las autoridades responsables de Guerrero e Iguala hubieran sido priistas, entonces el tema no habría sido callado por los que menciono en este texto y, además, toda la legión cultural de izquierda ‘alzaría su voz’ y la indignación, convertida en un clamor, estaría desbordada y, por supuesto, sería justo.”

Lo que les pareció justo semanas después, ya metabolizado el suceso y tras una tan copiosa como sospechosa andanada en redes sociales, fue la frase salvífica “Fue el Estado”. No han dejado de criticar y marchar desde que a alguien se le ocurrió culpar al gobierno federal; muy amigos de la verdad, claro. El mismo de la Concha escribió el 2 de noviembre: “Del silencio pasaron al ruido, con tal de no hacer ninguna autocrítica y de mantener así el status quo en el que medran.”

Algunos ilusos quisiéramos que atendieran a los hechos sin el prejuicio ideológico- geométrico de sólo acusar un crimen si lo comete el enemigo, como ordena el infinito catálogo de la corrección política. Quisiera que quien pide justicia y marcha exigiendo que aparezcan vivos los 43 (incluyendo a los dos demostradamente asesinados y quemados) pidiera investigar en serio al director de esa escuela y al intocable Andrés Manuel López Obrador. ¿Por qué puso de candidato a Abarca si conocía sus antecedentes?

Hablando del Peje, la frase “Fue el Estado” es ocurrencia de un genio, y lo digo sin ironía. Es deliberadamente equívoca, la menos eficaz posible para identificar a un criminal pero la más eficaz posible para culpar a un enemigo común muy paladeable que encarna todo lo odioso —el PRI, el sistema político, Televisa, la corrupción, el “fraude electoral”, la oligarquía, la “burguesía”— y se personifica en el político más impopular: Enrique Peña Nieto.

El Estado son los tres poderes, las instituciones, el territorio, la Nación, pero al oír “fue el Estado” nadie piensa en Abarca, el Estado de Guerrero, el estado de cosas o el estado de ebriedad sino en el gobierno federal. Es genial una frase pegajosa que echa la culpa a un muy, pero muy conveniente adversario unánime, al punto de exhibir la foto de Peña junto a la de Díaz Ordaz. Resulta lógico, si fue el Estado.

Los que claman por justicia no están viendo a cuando menos 111 presos, entre ellos Abarca y su esposa y los meros meros de los Guerreros Unidos; sólo será justiciera su justicia si encarcelan a Peña. Y no alabo su hasta hoy lamentable manejo de esta crisis. El gobierno federal se ha balaceado las extremidades inferiores y se ha puesto de pechito ante las calumnias e infundios de sus mucho más astutos adversarios. No soy amigo de Peña pero más amigo soy de la verdad.

Dos sucesos muy diferentes (Tlatelolco e Iguala) le parecen iguales al que piensa poco y grita mucho. Desde el Colegio de México (!!!) Sergio Aguayo asocia un crimen ejecutado por el gobierno de México hace 47 años, a un ataque de bandas rivales por controlar la heroína. Sólo mala leche o llana estupidez permiten un salto cuántico de tal calado, que resulta obvio: fue el Estado, léase Peña.

Mientras tanto, la izquierda y sus “intelectuales”, su prensa, su comentocracia y sus masas exigen que aparezcan con vida los 43, incluso los dos demostradamente asesinados. No hablan de Gonzalo Rivas, empleado de una gasolinería de Chilpancingo, quemado vivo por los ayotzinapos el 12 de diciembre de 2011 cuando incendiaron la gasolinería donde trabajaba. Ese homicidio, el incendio y los robos de camiones no son delito porque no hay que criminalizar la protesta social. Y como no hay ayotzinapos delincuentes, fue el Estado.

Sólo un negocio tan jugoso como el narcotráfico produce criminales capaces de despellejar vivo a un normalista tras sacarle los ojos, matar a mansalva, quemar gente y esparcir sus cenizas. Eso demuestra que fue el Estado.

Los que cayeron bajo las fuerzas federales (Policía Federal y Ejército) están vivos pero los victimados por la policía de Abarca y por sus socios están muertos. Lógico: fue el Estado.

El abogado de los ayotzinapapás Vidulfo Rosales dice que el Cochiloco, que les ordenó ir a Iguala, no era criminal infiltrado sino estudiante ejemplar, comisionado de Orden y Disciplina (!!!) y de conseguir 25 camiones (sólo se habían robado 10 ese día). Sidronio Casarrubias, capo de los Guerreros Unidos, dijo “Los hicimos polvo y los echamos al agua, nunca los van a encontrar” luego de que la esposa de Abarca ordenó “dar un escarmiento” a los normalistas. Y López Astudillo (de ese mismo cartel criminal) los secuestró, asesinó e incendió. Indudable: fue el Estado.

Los ayotzinapapás pidieron al presidente “comprometerse a estar de lado de la verdad y no de la mentira” lo cual está muy bien pero en su punto 6 le exigen “cesar los intentos de criminalización de los normalistas”. Siempre se supo de bandas criminales y tráfico de heroína y si buscan la verdad habrá que averiguar esa línea, digo yo, pero “no hay que criminalizar la protesta social”. Y con toda verdad, acusan, fue el Estado.

Y es que claro, claro, hay que encontrar la verdad verdadera y hacer justicia ora si que bien expedita y rete pronta y por eso que inmediatamente renuncie Peña y buscar la verdad a secas, claro que sí, cómo no, pero sin criminalizar a nadie ni investigar nexos con el narco porque oiga usted, no hay que ser, es que resulta de que fue el Estado y esa es la única verdad porque pos así fue ¿o qué no? y respeten a la normal de Ayotzinapa y no investiguen a su director ni a los muchachos, a los chicos, a los esforzados estudiantes que no son criminales aunque incendien gasolinerías y se roben camiones porque querían ser mentores de generaciones de guerrilleros y es de que como te venía diciendo no, hombre, no hay que ser, porque sabes que hay que ser adultos y no, yo no fui, ¡fue Teté! oséase, ¡fue el Estado!

Autor:

Fecha: 
Lunes, 05 de Octubre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las ZEES

En Tapachula, Chiapas, el presidente Enrique Peña Nieto presentó ayer su Iniciativa de Decreto por el que se expide la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales y se adiciona el artículo 9 de la Ley General de Bienes Nacionales. La iniciativa está compuesta por una amplia exposición de motivos (26 páginas), el proyecto de la Ley Federal mencionada (22 páginas) y la adición al artículo 9 de la Ley General también aludida (una página).

El proyecto de la ley que el presidente envió ayer a la Cámara de Diputados consta de 47 artículos y tres transitorios y habrá que ver cómo queda después de que los diputados y senadores la analicen, modifiquen y aprueben.

La misma iniciativa de ley define lo que es una zona económica especial o ZEE: “área geográfica del territorio nacional, determinada en forma unitaria o por secciones, sujeta al régimen especial previsto en esta Ley, en la cual se podrán realizar actividades de manufactura, procesamiento, transformación y almacenamiento; la prestación de servicios de soporte a dichas actividades y de otra índole que se consideren necesarias conforme a los propósitos de este ordenamiento, así como la introducción de mercancías para tales efectos”.

En www.presidencia.gob.mx/zonaseconomicasespeciales puede leerse lo siguiente: “Una Zona Económica Especial (ZEE) es un área delimitada geográficamente; ubicada en un sitio con ventajas naturales y logísticas para convertirse en una región altamente productiva… Ofrece un entorno de negocios excepcional para atraer la inversiones y generar empleos de calidad, considerando entre otros elementos: Beneficios fiscales y laborales; Régimen aduanero especial; Marco regulatorio ágil; Infraestructura de primer nivel; Programas de apoyo (Capital humano, financiamiento, innovación); Otros estímulos y condiciones preferenciales”.

La iniciativa de Peña Nieto no es la primera que sobre la materia de las ZEES se ha presentado al Congreso. Antes se propusieron las siguientes:

1. La Ley de Zonas Económicas Estratégicas del senador Jeffrey Jones (PAN-Chihuahua), de la LVIII Legislatura, el 13 de Diciembre de 2002.

2. La Ley de Ley de Zonas Económicas Estratégicas del senador Fernando Castro Trenti (PRI-Baja California), de la LXI Legislatura, el 12 de abril de 2012.

3. La Ley de Zonas Económicas Estratégicas de los senadores Francisco de Paula Búrquez Valenzuela (PAN-Sonora), Héctor Larios Córdova (PAN-Sonora), Ernesto Ruffo Appel (PAN-Baja California), Mario Delgado Carrillo (PRD-DF), Víctor Hermosillo y Celada (PAN-Baja California), Roberto Gil Zuarth (PAN-LN), Armando Ríos Piter (PRD-Guerrero), Luis Armando Melgar Bravo (PVEM-Chiapas), Zoé Robledo Aburto (PRD-Chiapas), Ángel Benjamín Robles Montoya (PRD-Oaxaca) y Luz María Beristain Navarrete (PRD-Quintana Roo), todos ellos de la LXII Legislatura, el 4 de diciembre de 2014.

4. La Ley de Zonas Económicas Especiales, Libres y de Promoción del senador Roberto Armando Albores Gleason (PRI-Chiapas), de la LXII Legislatura, el 15 de diciembre de 2014.

5. La Ley de Zonas Económicas Especiales, de la diputada María de Lourdes Medina Valdés (PAN-Quintana Roo), de la LXII Legislatura, el 18 de marzo de 2015.

El número de iniciativas para crear ZEES muestra que este concepto para promover el desarrollo económico de zonas deprimidas es comprendido y favorecido por un buen número de legisladores, especialmente aquellos de los estados del norte y sur. Por ello dudo mucho que la propuesta presentada ayer por Enrique Peña Nieto enfrente una fuerte oposición en ambas cámaras del Legislativo.

Las Zonas Económicas Especiales serán pronto una realidad en nuestro país. Ojalá y funcionen y no terminen siendo otro elefante blanco del cual tengamos que arrepentirnos. Después de todo, se invertirán 115,000 millones de pesos para su desarrollo.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 30 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cisma entre Peña Nieto y Videgaray

La relación personal entre el presidente de la República y su poderoso secretario de Hacienda, Luis Videgaray, había sido hasta ahora de absoluta confianza, entrañable.

Es innegable que, como resultado de ello, Videgaray irrumpió con una extraordinaria fuerza en el entorno presidencial, ubicado como el hombre de mayor cercanía e influencia, inclusive por encima de la valoración de sus capacidades.

Sin embargo, en el plano profesional y político, esa coyuntura no necesariamente corresponde en igual medida a la del ámbito privado, el Presidente le confió plenamente a Videgaray poderes que sobrepasan el espectro de sus funciones, le permitió establecer márgenes de influencia que en ocasiones rebasaron sus facultades y lo posicionó como una especie de vicepresidente.

El asunto es que en la relación no ha habido correspondencia: ha sido mucho lo que el Presidente le ha otorgado a Videgaray y muy poco, si no es que nada, lo que ha recibido de éste a cambio.

En el análisis se entiende que en el balance ningún afecto puede estar por encima de los intereses, que el apego personal no se puede contraponer a los valores del ejercicio del poder y la estrategia para conservarlo.

De inicio habría que reconocer que en el tránsito de lo que va de la administración, Peña Nieto no sólo ha sido generoso con Videgaray, sino que se observa claramente cómo ha compartido espacios de poder con él sin ningún recelo.

El Presidente cedió de manera implícita en su Secretario de Hacienda la conducción y las decisiones relativas a la política económica, fiscal y monetaria del régimen.

Pero Videgaray fracasó estrepitosamente en la encomienda. Independientemente de la impopularidad que esto le ha acarreado individualmente, sus yerros lo colocan como un obstáculo que boicotea el correcto desarrollo del gobierno.

El desempeño errático de Videgaray ha ocasionado que el Presidente haya tenido literalmente que cargar sobre sus hombros con las criticas y el desprestigio subsecuente; los desatinos han provocado una severa crisis en varios frentes, sobre todo en el de la credibilidad.

Peor aún, un escenario que no sólo pone en riesgo la viabilidad económica del Estado y el país, sino que adicionalmente representa un enorme peligro para el gobierno y su partido en el aspecto electoral.

Considerando las fallas evidentes, combinadas con un talante arrogante, poco proclive al diálogo y una absoluta cerrazón dogmática en la defensa de sus ideas, para Videgaray no existe la negociación entre fuerzas, solamente la imposición y por ello hoy lo único que lo sostiene  en el cargo es, precisamente, la relación personal con el Presidente.

Sin embargo, ha trascendido que esta ya muestra signos inconfundibles de deterioro, el desgaste en el desempeño público deja entrever que se está afectando considerablemente la relación personal cercana y afectiva.

Pero esto no sólo se debe únicamente a los conflictos administrativos y políticos derivados, del desastre en los resultados de su gestión. El problema va mas allá, todo parece indicar que es de índole íntima, lo que sugiere que corresponde a otro tipo de fricciones y como resultado de ello, la complicidad entre ambos estaría debilitándose.

Las discusiones se han tornado en regaños, situación inimaginable al principio de este gobierno, el aprecio ya no es el valor fundamental que rige la convivencia.

Videgaray no sólo ha cometido graves errores en su responsabilidad oficial,  se especula que también lo ha hecho en el plano de la relación personal, que finalmente había sido su mayor fortaleza y escudo.

Esto porque en los círculos mas cercanos al mandatario, trascendió que el Secretario de Hacienda podría haber estado aprovechando su situación privilegiada para tomarse licencias sin consultar, sin informar y eso aún y sin tomar en cuenta su magnitud y características, representa un abuso que, desde la óptica del poder y la amistad, es imperdonable.

Lo que supone que, fracturada esa parte, todo lo que se deriva conjetura una transformación evidente de la empatía, que por necesidad tenderá a un franco debilitamiento de su posición que, podría ser causa de un alejamiento mucho mayor.

Para el Presidente, el equilibrio entre la amistad y el ejercicio gubernamental del que pende su apego a Videgaray se estaría desmoronando; queda claro que, en este caso, lo primero siempre importó más que lo segundo.

Pero parecería que eso ya no es más así. El Presidente le solapó demasiadas cosas a su Secretario de Hacienda, pero Enrique Peña Nieto a Luis Videgaray, el amigo y quizá Alter Ego, lo mide en un parámetro diferente.

No es la intención vaticinar cuánto más puede durar la permanencia de Videgaray en su cargo, sí de afirmar que su poder e influencia están en disminución, porque la relación afectiva entre el mandatario y su amigo atraviesa por un cisma.

Fecha: 
Martes, 29 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas: