Se encuentra usted aquí

El Meollo del Asunto

Autor:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: El mejor año para todos

No hay una sola persona que ayer, hoy y mañana, no nos desee que nos vaya bien en el año. Aunque se dan casos.

Nos desean un bien para el año que inicia. Es lo que se estila por estas fechas. Y no es tan solo eso, una frase que se estila.

La mayor parte del tiempo y de las personas que nos abrazan con fuerza o por tiempo prolongado realmente nos desean un bien. Quiero pensar.

Un buen deseo es una bendición.

Al desear bienestar estamos bendiciendo a la persona o a personas que son el objeto del buen deseo. También se bendicen cosas. Se desea el bien a una empresa, gobierno, institución, etc.

Bendecir es bien decir de algo, de alguien, para algo. Entonces les deseo a todos un muy próspero año 2020.

Bendecir no es un acto religioso. Las religiones adoptan y adaptan el desear el bien o bien decir a sus actos. Mismos que casi siempre inician o terminan con una bendición.

Tal vez es por ello que a la gente como que le da pena o vergüenza bendecir a alguien y ser tachados de “devotos” o fieles o creyentes. Personas “pías”.

Pero esa sería una cualidad y no lo contrario. El desear el bien y bendecir constantemente a las personas que nos rodean. Aunque no sean familiares o amigos.

La bendición o el buen deseo generan un ambiente de bienestar. Provoca una fuerza espiritual a la que algunas personas gustan llamar “vibras”. Algunas otras le llaman “energía”, seguido del adjetivo, "buenas o malas".

Creo que la razón sería la misma que la expuesta arriba. No ser señalados como personas religiosas. Aunque sí podrían ser catalogadas como carentes de conocimiento. Ya que lo que “vibra” es provocado por algo, un “ente” y la energía siempre es positiva. De acuerdo a los conceptos más básicos de la ciencia. Pero en fin, cada quien con sus cosas.

Deseo lo mejor para todos ustedes y les bendigo. Sería una manera de decirles que mis sentimientos para todos son positivos. Que les deseo prosperidad, salud, éxito en su familia, en sus negocios o en cualquiera que sea la fuente o forma legal de obtener sus ingresos. Que son el sustento por el que se esfuerzan todos diariamente.

Le deseo un buen año a nuestra ciudad. Que la vaya bien a quienes administran y gobiernan. Tanto en el área del gobierno municipal, estatal y federal, como empresarial, industrial, educativo, civil y religioso. Este deseo no tiene que ver con deseos de persona alguna, sino colectivos. Aclaro.

Todos podemos y debemos desear esto para todos. Sin distingos. Sin partidismos. Pero todo el año. Sí, ya sé. A veces no se puede todo el año. Aquí es donde hay que esforzarnos por hacerlo.

Ser muy valientes para llevar a cabo una acción que solo los valientes se la arrebatan a lo que es contrario al bienestar.

También se requiere de humildad. Y en cantidades “industriales”.

La humildad nos prepara para recibir y dar bendiciones. Para bien decir, para desear el bien, sin importar nada más.

La humildad está ligada a la bondad. Juntos forman una especie de amor que no tiene interés alguno, más que el de bendecir.

La humildad nada tiene que ver con ser pobre. Si no con tener un adecuado concepto de quién uno es. Nada más, pero nada menos.

¿Será por este concepto eufemístico que malamente se le ha dado a la palabra humildad para señalar a “los pobres” o la pobreza en la gente, que no se ve la cualidad como amor, sino como sinónimo de pobreza? Hay que meditarlo.

En la bondad hay amor. Aunque no comparten frontera. Tema de otra entrega, en diferente tenor.

La bendición es un deseo benigno, de bienestar. Se dirige hacia una o varias personas. A uno o varios objetos.

Se espera que al pronunciar la bendición o el buen deseo, este se materialice casi de inmediato. Al menos eso espero cuando bendigo o soy bendecido.      

“DIOS te bendiga, mijito”, me decía mi madre al despedirme de ella. Igual que a la mayoría de ustedes que leen.

Es una expresión muy natural de las madres a sus hijos. Debería de ser también de los padres. Bueno, eso es lo que opino.

Me gusta bendecir a mis hijos y que me escuchen. Que les quede bien claro que su padre les desea el bienestar para con sus bienes y ahora sus familias que han formado. Me gusta bendecir a mis nietos.

Me gusta bendecir también a las personas que no me bendicen o que no tienen una relación directa conmigo. Las razones son las mismas.

Pretendería con esto generar un “movimiento” espiritual de buenos deseos de mi parte para la gente.

Entiendo bien la “ley de la siembra y la cosecha”. La que dice: “todo lo que la persona siembre, eso también cosechará”.

Algunas personas le llaman acción y reacción, otras “karma” y otras algo más. Pero es exactamente lo mismo. Y se trata pues de desear el bien.

Por todo ello le deseo un año próspero. Que el 2020 sea de gran bendición para todos ustedes. Y lo deseo frecuentemente, no solo hoy día 2 de enero del año 2020.

Entonces, de la misma manera y con la misma potencia que deseo para mí y los míos un feliz y próspero año nuevo, le deseo igual a todos ustedes, amables lectores, personal del periódico y gente que vive juntamente conmigo en esta ciudad.

También a ti que lees en cualquier parte de la república o el mundo donde se replica este artículo de opinión. En el que semanalmente se encuentra; El Meollo del Asunto.

Correo-e: elmeollodelasunto@gmail.com

Autor:

Fecha: 
Jueves, 02 de Enero 2020 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 02 de Enero 2020 - 11:15
Fecha C: 
Viernes, 03 de Enero 2020 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: “Paz en la Familia”

Ya es 25 de diciembre. Espero y haya pasado una gran Noche Buena y estén disfrutando de un alegre día de Navidad. Con su familia principalmente. Con la visita de queridos amigos. El resto de la semana continuará la celebración. Hasta que lleguemos a la siguiente, a la de Fin de Año. Fiesta también, pero diferente en contexto y “sabor” a la que vivimos hoy y por los siguientes días.

Todavía, por donde quiera vamos las personas, los anuncios y todos los pensamientos parecen fundirse en uno solo; amor y paz. Es como sí todos quisiéramos que esa fuera la realidad en el mundo. Con una paz que pudiéramos disfrutar en todas partes y con todas las personas con las que convivimos.

Que la violencia terminara y dejara de afectar nuestro diario vivir. Que los noticieros dejaran de reportarnos constantemente de guerras y asesinatos, violaciones, robos, corrupción, etc.

En la Noche Buena hay algo más que misterioso. También en la navidad. Que significa el nacimiento de Jesús de Nazareth.Lo que provoca esta paz que percibimos. La paz que excede el entendimiento de los hombres, como de las mujeres.

Algo que nos hace estar más sensibles al dolor y a la necesidad de los demás. Es algo espiritual. Es el espíritu de la navidad. El mismo Espíritu que sirvió de guía a los “Sabios” que iban tras la estrella que anunciaba la venida del Príncipe de la Paz. Del “Niño Dios”; de Jesús, El Mesías.

Es en esta misma época que las empresas se han detenido. En países enteros la actividad diaria ha cesado y las familias hacen una pausa para reunirse y compartir alrededor de la mesa a convivir en sana paz y a intercambiar regalos llenos del mismo amor y paz. Con los mejores parabienes.

Quisiéramos que la mayor parte del tiempo todo esto perdurara.

“Paz en la tierra a los hombres y mujeres de buena voluntad”.Pero para que esto pueda ser una realidad, primeramente y por encima de todo, que haya paz en la familia.

El relato bíblico de la historia de la navidad, del nacimiento del niño del pesebre en Belén, no tiene igual.

Es el regalo de DIOS para todas las personas. Creyentes o no creyentes en el milagro de la navidad. Es el regalo que todos disfrutamos y gozamos al verlo en las escenas navideñas. ¿Por qué?

Por la paz y el amor que emanan del pesebre. Porque inunda la vida familiar y el corazón de las personas que conformamos o que vivimos en ella.

La paz en la Familia es para todas, más no de todas. Es solo de quienes hoy quieren poseerla e invitarla a su hogar. De las que la mantienen en su vida y la procuran todo el tiempo.

De las que se adueñan y hacen suyo el regalo más grande y maravilloso que existe para el ser humano, El Niño del pesebre de Belén, de Jesús El Salvador.

Gloria a DIOS en las alturas y en la tierra paz entre los hombres en quienes ÉL se complace. Escribe San Lucas en su Evangelio y hoy me he permitido parafrasearlo, me he permitido hacer una interpretación personal, y decir, “Paz en la Familia”.

Cierta y duradera paz entre las familias que gozan del beneficio de la navidad, del nacimiento de Jesús. Nada hay realmente más importante que la familia, nuestra familia. Es importante siempre. No solo en este tiempo de navidad, sino durante todos los días. Y tener paz durante y después de navidad es lo más importante y esencial.

¿Y qué es la paz? La paz es ausencia, es contraria totalmente a la guerra, sí. Es la primera imagen que tenemos.También es donde las hostilidades han cesado y las personas, las familias experimentan de la quietud y la tranquilidad.

Es cuando terminan los conflictos.La paz es precisamente el mensaje de la navidad. Es la causa o razón por la que Jesús nace.El acontecimiento se registra en los cuatro Evangelios. Y es este suceso que cambió la historia de la humanidad partiéndola en dos, antes y después de Cristo.

En especial forma el de San Lucas, que dice en el segundo capítulo, verso seis y hasta el catorce. La paz desgraciadamente no se puede comprar en ninguna tienda o almacén, tampoco en algún supermercado o tienda de autoservicio. ¡Ah! No está en el Internet, por poderosa que sea nuestra la computadora que tengamos o en los juguetes y los regalos que traen alegría a quienes los reciben. Todo lo anterior es incapaz de garantizar que tendremos paz.

Si pudieran sería tan sencillo, tan fácil y simple que tuviéramos paz en la familia y por consecuencia en el mundo. En tanto los seres humanos, mientras el hombre y la mujer no tengan paz en su ser interno, en su alma y esta sea real y duradera, es decir, que no sea auto-provocada por la enajenación o la fantasía, no habrá verdadera paz en el mundo. Ya que este es la proyección de la vida de hombres como de mujeres.

El Niño del pesebre representa la paz que el mundo y que las personas, que las familias enteras necesitamos. El Niño del pesebre de Belén creció. Y al convertirse en adulto, su mensaje siguió siendo de paz, libertad y verdad, ÉL dijo:

“Conocerán la verdad y la verdad los hará libres.” Una libertad que se obtiene, que se alcanza cuando el ser humano puede actuar en justicia y es esto lo que le provoca estar en paz consigo mismo, con los demás y con su Creador.

Cuando se practica el perdón incondicional, virtud que “El Niño” y que de hombre después predicó con el ejemplo, por consecuencia en la familia y en la comunidad tendremos paz. El perdón incondicional en la familia es ingrediente de primerísima necesidad para que haya paz.

En la sociedad hay paz, cuando existen pacificadores, quienes son los encargados de poner a los miembros de la familia en paz entre ellos, obteniendo para todos que el creador se complazca en nosotros.

De esta forma logramos tener la paz que es para todos, pero no le pertenece a todos.

La paz de DIOS que en  Jesucristo sobrepasa todo entendimiento humano.

 

Feliz Navidad, Paz en las Familias, Ahí, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 25 de Diciembre 2019 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 25 de Diciembre 2019 - 11:15
Fecha C: 
Jueves, 26 de Diciembre 2019 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Estrés Laboral

Cada uno de nosotros podría tener una definición de qué es el estrés laboral. Puede ser cualquier cosa, causada por infinidad de factores o situaciones.

Cada persona somos diferentes a las demás. Por lo mismo, es importante que sepamos de qué se trata. Ya que en México entra en vigor la NOM 035.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México ocupa el primer lugar en estrés laboral (75%), por encima de países como China (73%) y Estados Unidos (59%).

El estrés es una ansiedad por algún factor de dificultad que la persona vive. Hay gente que está ansiosa por diferentes cosas.

Apenas ayer en un vuelo que hice de la CDMX a Mexicali, una señora se “estresó”. Es decir se puso muy ansiosa por el despegue. Le da  miedo volar y le bajó la presión.

El vuelo se detuvo. Llegó la ambulancia. La atendieron con oxígeno y la medicaron. Enseguida, otra persona sufre de lo mismo.

La cosa no pasó a mayores, ambas están bien. Llegaron a su destino. Pero, ¿es responsable la aerolínea del estrés que sufrieron esas personas?

Creo y afirmaría que no, que no lo es.

A partir del 23 de octubre, ha entrado en vigor la Norma Oficial Mexicana, 035 STPS-2018, “Factores de riesgo psicosocial en el trabajo. - Identificación, análisis y prevención”.

La que ayudará a las empresas y su personal a enfrentar situaciones que puedan provocar trastornos de ansiedad, desórdenes del sueño, estrés y dificultades de adaptación, entre otros inconvenientes derivados de las funciones laborales. (SIC)

Bajo esta norma, la empresa es responsable del estrés laboral que el trabajador pueda sufrir como consecuencia de trabajar para esa empresa. ¿Qué es esto?

Algo que está definido en la norma, pero de manera ambigua. Confusa.

La empresa puede ser sujeta a una demanda por parte de quienes ahí trabajan si manifiestan:

Cansancio físico. Fatiga. Falta de energía. Dificultad para concentrarse. Alteraciones del sueño (insomnio e hipersomnia). Tristeza. Irritabilidad. Ansiedad. Apatía. Depresión. Fatiga. Sensación de soledad. Irritabilidad. Aumento de accidentes de trabajo. Consumo de drogas. Más lo que se le ocurra al demandante.

¿Cómo se demostrará que la empresa es responsable de causar algo de lo anterior, o todo junto?

Habrá un sistema que de seguro las personas que trabajen para las empresas y quienes les representen legalmente conocerán. Habrán de tornarse expertas. Y las empresas, también.

Creo que la nueva norma, que es de observación obligatoria y general, es demasiado ambigua como para traer beneficios tanto para empleados y empresas. Traerá más de lo contario. ¿Por qué?

Por cómo está escrita y descrita esta nueva norma. Se prestará para más corrupción.

En la Norma hay diferentes puntos a observar, los que son regulados por el número de trabajadores de la empresa. De 15 a 50 y de 50 a más trabajadores.

Por ejemplo, en el capítulo 5 para el primer grupo, la norma dice que la empresa a de:

5.1. Disponer de una política de prevención de riesgo psicosocial.

5.4. Adoptar las medidas para prevenir y controlar los factores de riesgo psicosocial.

5.5. Identificar a los trabajadores que fueron sujetos a acontecimientos traumáticos severos y canalizarlos para su atención.

5.7 Difundir y proporcionar información a los trabajadores sobre:

  • La política de prevención de riesgos psicosociales.

50 O MÁS TRABAJADORES

5.2 Identificar y analizar los factores de riesgo psicosocial y evaluar el entorno organizacional.

7. 1 Identificación y análisis de los  factores de riesgo psicosocial, y  evaluación del entorno  organizacional:

b) Los centros de trabajo que tengan más de 50 trabajadores, deberán realizar la identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial y la evaluación del entorno organizacional.

7.2 La identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial deberá contemplar lo siguiente:

a) Las condiciones en el ambiente de trabajo.

b) Cargas de trabajo.

c) Falta de control sobre el trabajo. (SIC) (*)

Entre otras cosas.

Puede usted que lee, buscar sobre esto y más en el Internet. En cualquier buscador teclee: “Estrés laboral” y encontrará todo lo que quiera saber. Ahora bien:

¿Qué es el estrés?

El médico y fisiólogo, el húngaro Hans Selye (1907-1982), publicó un artículo sobre el SAG o Síndrome de Adaptación General en el British Journal Nature. Lo definió como “el proceso bajo el cual el cuerpo afronta un agente nocivo o carencia”.

Destacó tres etapas:

1.- Señal de alarma y preparación del organismo para la “defensa o huida”.

2.- Si persiste la señal, constitución de una postura (hormonal, muscular, mental) de resistencia.

3.- Y si la duración sobrepasa la resistencia, sobreviene la tercera etapa de “Agotamiento”, manifestada por deterioro orgánico, normalmente envejecimiento.

Seyle nos indica que Stress no es solo un fenómeno de origen nervioso, sino una respuesta inespecífica del cuerpo frente a cualquier demanda”. (*)

Una cosa debo recalcar antes de que alguien crea que estoy escribiendo en contra de la actual administración. Que no lo estoy.

Esta norma, como algunas otras reformas, no es originada por la 4T.

Fue publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 23/10/2018, a iniciativa del Secretario de Trabajo y Previsión Social de entonces, Roberto Campa Cifrián. Es decir, es de la administración pasada.

Entonces; ¿estamos a punto de empezar a ver una andanada de demandas por estrés laborar? Creo que sí.

Creo también que las empresas deben de ver por el buen ambiente de las personas que laboran ahí. Pero también sé del “juega vivo” que las personas trabajadoras llevan a cabo a diario donde trabajan.

Creo que esto será una oportunidad de la que sabrán sacar mucha ventaja todas las personas que demanden. Algunas ganarán, otras no.

No creo que las empresas se van a quedar a esperar las demandas posibles. Por lo mismo creo que la corrupción aumentará y que ahí por desgracia estará, El Meollo del Asunto.

 

(*)https://www.asciende.com.mx/blog/todo-lo-que-tienes-que-saber-sobre-la-nom-035-stps-2018

(**)https://www.gokai.es/stress-reiki-y-meditacion/?gclid=Cj0KCQjw0brtBRDOARIsANMDykbUuwzjxH4DMbkLzckcqRNujrgB-IV9RmP0YQ8DeLobKVLIZr4G7BUaAqiwEALw_wcB

 

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 23 de Octubre 2019 - 11:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 23 de Octubre 2019 - 13:30
Fecha C: 
Jueves, 24 de Octubre 2019 - 02:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: La mentira es corrupción.

 

Con la corrupción sucede lo mismo que con el embarazo. La mujer está embarazada o no lo está. Ergo, la persona es corrupta o no lo es. No se está medio embarazada, ni se es medio corrupto

Decía Benjamín Franklin y tenía razón por lo mismo que: “la mitad de la verdad, es una gran mentira”.

Y es que no hay “medias verdades”. Hay mentiras completas.

Mentir, es una forma de corrupción. Toda persona que miente, es una persona corrupta. Lo siento, pero así es.

La mentira es una distorsión de la verdad. De la realidad. Todos sabemos lo que la mentira ocasiona. Falsas esperanzas. Escenarios que nunca se llevan a cabo. Cambios que nunca ocurren.

La mentira es una forma de corrupción. Quién miente es una persona totalmente corrupta. No importa si no roba, o no desvía fondos. Quién permite que una mentira continúe haciendo su efecto se hace cómplice de corrupción.

No es un delito punible por la ley. Porque la corrupción per se no lo es. Es una falta moral. Un defecto del carácter.

Cuando la persona miente no es como si nada pasara en su cuerpo, en su interior. Sí pasa y mucho. Se atrofia el cerebro. No exagero.

Recientes descubrimientos neurológicos han establecido que en la parte interna del cerebro, en medio y abajo. En un área que es inoperable, existe una glándula. La amígdala. (*)

Esta es la encargada de advertirnos de que no debemos mentir. (No, no es “Pepe el Grillo”, pero funciona de esa forma)

Cada vez que una persona miente, la amígdala vibra o funciona. Segrega una neurona que le comunica al cuerpo que lo que acaba de decir es una mentira. El cuerpo se resiste a la mentira.

El cuerpo suda de la nariz. El labio superior se tuerce descontroladamente. La vista se baja hacia la izquierda y la persona difícilmente ve a su interlocutor a los ojos.

Se camina de manera sospechosa. Los hombros se pueden llegar a encoger y otras señales más.

Actualmente las empresas contratan expertos para enseñar a sus ejecutivos a “leer” las señales que el cuerpo envía cuando la persona miente y así saber qué está pasando.

Los fronterizos tenemos mucha experiencia siendo observados en cómo nuestro cuerpo reacciona a las preguntas que nos hace el oficial de aduanas, (CBP), cuando llegamos a la caseta de revisión para cruzar hacia Estados Unidos.

“¿Qué lleva hoy?’”, pregunta el agente. “¿Hacia dónde se dirige?”

Es entonces que le clavan a uno la mirada y están atentos a todos los movimientos que uno hace.

La amígdala está trabajando, nos está delatando. Hasta que se atrofia. Deja de trabajar. Entonces sucede algo peculiar. La persona se lesiona. Dañada su cuerpo de por vida. Se convierte en un mentiroso patológico.

Miente con una facilidad que asusta. Lo que le ocasiona graves problemas en su vida. ¿Por qué?

No se recuerda lo que dijo la última vez de tantas mentiras que dijo. La persona es evidenciada como mentirosa en su familia, su trabajo, en la sociedad. Nadie le cree más.

Ese es el riesgo. La persona quedó sin defensa alguna pagará las consecuencias de ello.

Como quedarían los industriales mexicanos que se han juntado para la Segunda Reunión de Industriales 2019. Esta se llevó a cabo recientemente.

En ella estuvo presente el Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República. Un hombre muy cercano desde hace muchos años a nuestro “querido” presidente. El señor, Alfonso Romo. Un industrial, él mismo.

En esa reunión, el señor Romo les dijo a los industriales que mintieran. (sic).

“Echen mentiras si quieren, para que generen un ambiente favorable y optimista porque esto está relacionado con sus empresas, sus empleos. Mientan al Banco de México para que así, bajen las tasas de interés. Mientan, porque el costo del capital es el combustible fundamental para el crecimiento”.

Octavio Paz, en su Laberinto de la Soledad establece que:

“El mexicano miente porque le encanta la fantasía, o porque está desesperado y porque quiere elevarse por encima de los hechos sórdidos de su vida”.

El comentario del señor Romo lo leí en el periódico (**), del pasado 11 de octubre y seguro era lo que pretendía. Han de estar desesperados por la falta de crecimiento en el país.

“Mientan”. Esto es inaudito, viniendo de quién sea, pero más, de un Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

Destruye todas las tesis de nuestro “querido” presidente. De que la corrupción se terminaría en su administración.

Mentir es corrupción. Y el señor Alfonso Romo, mintió. Está registrado.

Debería recibir una “tarjeta roja”. Ser expulsado. No castigado tres partidos, como fue el “Piojo” Miguel Herrera, por ofender soezmente al árbitro del partido Cruz Azul – América, que perdió el segundo por goleada.

¿Cómo creerle ahora a lo que diga el señor Romo? ¿Qué harán los industriales? ¿Y El Banco de México, estará en alerta contra los industriales?

No tengo las repuestas para la segunda y tercer pregunta, sí para la primera.

El señor Romo no es digno de confianza porque miente. Y además, lo hace de manera tan abierta que no cree que hace daño.

Lo mismo piensa la persona que es corrupta. No se da cuenta del daño que hace y si se da, no se inmuta, porque su amígdala ya no funciona.

Seguramente la amígdala cerebral del señor Alfonso Romo está inservible por tanta mentira que diría. Por eso dijo lo que dijo.

Lo peor es que seguirá diciendo mentiras. Está indefenso. Ahí El Meollo del Asunto.

(*)https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/por-que-mienten-los-politicos-721490346819

(**)https://heraldodemexico.com.mx/mer-k-2/alfonso-romo-pide-a-empresarios-que-mientan-a-banxico/

Autor:

Fecha: 
Jueves, 17 de Octubre 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 17 de Octubre 2019 - 15:20
Fecha C: 
Viernes, 18 de Octubre 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Barómetro Global de la Corrupción 2019

La percepción de la corrupción se mide con base en una fórmula matemática que los economistas dominan y que la mayoría de los mortales ignoramos.

Aunque hasta con una regla de tres simple podríamos determinarla. Pero esto no es así de sencillo. ¿Por qué?

Porque se trata de medir la percepción que la gente tiene de un fenómeno que incluye un porcentaje alto de posible corrupción. Y se hace mediante la pregunta directa referente a si uno ha participado en algún acto que involucre el que uno haya dado una mordida.

Es decir, si uno pagó la mordida que le pidieron.

¿Cómo responderías tú?

La agencia Transparencia Internacional condujo algo que llama: “El Barómetro Global de la Corrupción 2019. Un ejercicio anual que lleva a cabo en los países que forman parte de la OCDE.

El que reveló que solo el 44% de los mexicanos percibe más corrupción este años y uno de cada tres reconoció haber pagado un soborno”. O sea, un 33% ha pagado un soborno.

Lo que considero muy bajo para un país como México, que ocupa el lugar 135 en el Índice de Percepción de la Corrupción, de Transparencia Internacional.

La misma agencia define la corrupción como el abuso de poder otorgado a una persona, para su beneficio personal.

Nada se habla de soborno o dar una “mordida” como tal. La agencia habla de abuso de poder.

Y en esta categoría, del abuso, podría incluir decenas de formas que en México se practican todos los días y no son consideradas en las encuestas de T.I. Pero que sí son corruptas.

Como el meterse en una fila. Estacionarse en tercera fila frente a la entrada de la escuela de los hijos, para que éstos se bajen. Introducir dulces al cine. Llegar tarde a una cita y echarle la culpa al tráfico, cuando la causa es otra, la “procrastinación”.

Como decirle a una persona que no está en el sitio, cuando es mentira.

En México a la mentira se le asignan colores y sentimientos. Es blanca o piadosa. Hay grises y “asegunes”. Se ve con cristal de cierto color, etc.

A la mentira no se considera una forma de corrupción. Pero lo es.  Y de acuerdo a un estudio de la Universidad de Nuevo León, elaborado en el 2013 por la investigadora Claudia Castro Campos. “Los mexicanos mentimos en promedio 10 veces al día”.

Desde la inocente respuesta de que uno está bien, cuando se nos pregunta que cómo estamos.

Algunas personas dirán que es muy exagerado el afirmar que tal cosa es corrupción. Pero el que lo digan no le quita la verdad al hecho. Mentir es corrupción.

La corrupción es el abuso de poder para beneficio personal, pero también es cualquier tipo de degenere de algo, de violación de normas, códigos, estándares, leyes y trancas.

Involucra el dilatar algo a propósito, hacer un favor que va en contra de la regla. Falsear un currículum. Ofrecer algo que se sabe no se puede cumplir. Y si le sigo, también lo sería aceptar un puesto público o privado para el que se sabe uno no está capacitado para desarrollar y otras cosas semejantes.

El Barómetro no pregunta sobre eso y sí lo hiciera, no tendría una respuesta honesta por parte de la persona encuestada. La que mentiría para salvar la reputación.

Pero volviendo al estudio en mención, este señala que:

“Entre enero y marzo de 2019, para esta medición se encuestó a más de 17,000 ciudadanos que viven en 18 países de la región.

En el caso de México, el levantamiento de información fue realizado por Ipsos entre el 26 de febrero y el 9 de marzo de 2019.

En el caso de México, el 44% consideró que la corrupción aumentó en los últimos 12 meses.

El porcentaje mexicano es menor que el expresado en 2017, cuando el 61% de los encuestados reportó un incremento en la corrupción durante el año anterior a la aplicación de la encuesta.

No obstante, uno de cada tres mexicanos reconoció que tuvo que pagar un soborno para acceder a un trámite o servicio público en 2018, mientras que en la encuesta pasada la mitad de los entrevistados (51%) reportó haber incurrido en esta práctica”.

El Barómetro aumenta las esperanzas de que se produzca un cambio positivo.

El 77 % de los ciudadanos sostienen que pueden ayudar a detener este fenómeno. ¿Cómo?

“Promover una mayor integridad política, en especial en época de elecciones. Mejorar la transparencia del financiamiento político. Disminuir los factores que propician los sobornos, en especial, en los servicios públicos. Fortalecer las instituciones judiciales. Empoderar a las personas, la sociedad civil y los medios de comunicación para que denuncien casos de corrupción”.

El Programa Nacional Pro Integridad, Avanza Sin Tranza que dirijo, se especializa en capacitar o dotar a las personas no sólo para que denuncien, sino para que no participen en actos corruptos. ¿Cómo? De diferentes formas y usando variados mecanismos.

El principal tiene que ver con una concientización de la persona. Que es lo que significa “empoderarla” para que tome una decisión, consciente, voluntaria, libre, meditada, que le genere hábitos, para no participar en algún tipo de corrupción.

Para que se dé, la corrupción requiere de dos participantes activos. Quien “muerde” y la persona “mordida”.

La meta entonces es sacar a una persona de la ecuación. Lo que es una tarea muy compleja y harto difícil.

Es mucho más fácil gobernar este país o sacar petróleo de la tierra- de acuerdo al criterio de algunas personas que afirman que no tiene chiste y que no se requiere de ciencia alguna- que tratar de convencer a que la persona viva alejada de cualquier tipo de corrupción, para que diga y exprese el axioma que propongo: Avanza sin tranza.

Ahí El Meollo del Asunto.

 

 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 23 de Septiembre 2019 - 12:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 23 de Septiembre 2019 - 14:25
Fecha C: 
Martes, 24 de Septiembre 2019 - 03:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Corrupción y Sismos

Septiembre es un mes lleno de fechas significativas para los mexicanos. Principalmente las que tienen que ver con el inicio y consumación de la independencia mexicana.

También la de “Los niños héroes” y la de los sismos. Tanto el de 1985 como el de 2017. Ambos, me tocó vivirlos de cerca.

El primero a la distancia. Poca. Se sintió en Guadalajara, donde me encontraba. Y el de hace dos años, en la Ciudad de México, en el Aeropuerto Internacional.

Como a mucha gente, ambos dos sismos me afectaron en proyectos que en su momento estaba trabajando. En el 85, uno que giraba alrededor del mundial de Fútbol.

En el 2017, el movimiento destruyó gran parte de los edificios del municipio de Jojutla, en Morelos, donde iniciaba la capacitación de personal del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, con el programa Pro Integridad, Avanza Sin Tranza.

En ambos casos, tuve que suspender actividades por las desgracias personales y materiales que se sufrieron.

En ambos sucesos se evidenció no solamente la solidaridad de la población en general, sino la gran corrupción que ocultaban algunas de las construcciones que se cayeron por el movimiento de la tierra.

Los daños materiales causados por el gran terremoto del 85 se calcularon en unos 8 mil millones de dólares, y se estima que casi un millón de personas se vieron obligadas a dejar sus hogares.

Pero una cifra en la que autoridades, especialistas, testigos, medios y público en general jamás han logrado ponerse de acuerdo, es el número total de muertos.

Una de las primeras cifras oficiales la brindó el Registro Civil de la Ciudad de México, que contabilizó 3 mil 692 fallecimientos durante el 19 y el 20 de septiembre de 1985; según este recuento, fueron mil 899 mujeres y mil 785 hombres quienes perdieron la vida durante el terremoto. https://www.milenio.com/cultura/cuantos-muertos-causo-el-terremoto-de-1985

Varios libros fijan la cifra en 10 mil muertos; la Cruz Roja Mexicana hablaba de 15 mil fallecidos; en sus memorias, el entonces embajador estadunidense John Gavin afirmó que durante el sismo y los días siguientes murieron cerca de 20 mil personas, y las agencias periodísticas estimaron entre 10 y 30 mil personas muertas.

Finalmente, está la cifra del Servicio Sismológico Nacional, que sostiene que hubo alrededor de 40 mil muertos y que cerca de 4 mil personas fueron rescatadas con vida de entre los escombros.https://www.milenio.com/cultura/cuantos-muertos-causo-el-terremoto-de-1985

Se dice que el de 1985, es la peor tragedia sucedida en la historia del país.

En 2017, fue un sismo de intensidad 7.1 con epicentro en la zona limítrofe entre Puebla y Morelos.

Dejó 369 víctimas mortales, miles de damnificados y cuantiosos daños materiales en edificios públicos, así como en inmuebles comerciales y particulares.

“El colapso del edificio Álvaro Obregón 286, durante el sismo del 19 de septiembre del 2017, les costó la vida a 49 personas.

Las familias de cinco de ellos creen que el inmueble no se derrumbó a causa del temblor, sino por hechos de corrupción y siguen un proceso penal para establecer quiénes son los responsables.

Los administradores de la inmobiliaria ofrecieron un acuerdo reparatorio a las 49 familias. A la fecha, 45 aceptaron y fueron compensadas con 930 mil pesos cada una”. (Excelsior, 19/09/2019)

Aunque no de las mismas proporciones, por los daños, la corrupción que se evidenció también y se dice que fue la principal causa para tanta desgracia que hasta la fecha se vive en ambos casos.

La corrupción se identifica como una expresión y quizá la causa de los principales males de los países.

Se ha buscado responsabilizar a otros hechos de los padecimientos. Como en Colombia. Que culpan a las guerrillas del atraso y la pobreza. De la violencia, sin embargo hoy, casi sin guerrilla, la mayoría de los problemas siguen igual por causa de la corrupción, la desigualdad y la ausencia de justicia.

La corrupción en ese país en el que acabo de estar participando en jornadas en contra de la corrupción es altísima. Les cuesta 50 billones de pesos anuales.

Al igual que en México, en aquél país se hacen esfuerzos por cambiar una práctica que está arraigada en la cultura. “La Coima” o “Mordida”.

Y sucede igual que en México, declaran un éxito relativo contra ese problema que se requieren para que se dé se requieren al menos dos personas partícipes.

Cambiar las costumbres o los valores morales de un pueblo lleva mucho tiempo. Es más fácil cambiar las gastronómicas. Ponerse a dieta. Hacer ejercicio, etc.

Y es que todo lo que toca a la cultura ética del ser humano es a largo plazo.

La corrupción exige soluciones a la altura de su complejidad e inmediatez debe abarcar cambios en las estructuras políticas, económicas, sociales, legales, culturales...

Se trata de crear  todo en sistema de convivencia que forme una corriente, una inercia que rompa la consigna, el que no tranza no avanza.

Creo que sería posible si al menos la mitad de la gente en el país transforma este marco de referencia mediante una decisión de manera voluntaria, meditada, libre, consciente, que le genere hábitos para no participar en la corrupción que en todas partes existe y se da. Esta es la premisa principal del Programa Nacional Pro Integridad, Avanza Sin Tranza.

Creo que entonces sería posible cambiar el marco de referencia de la corrupción mexicana y podríamos decir; avanza sin tranza.

Ahí El Meollo del Asunto.

 

Autor:

Fecha: 
Jueves, 19 de Septiembre 2019 - 11:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 19 de Septiembre 2019 - 14:05
Fecha C: 
Viernes, 20 de Septiembre 2019 - 03:05
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Corrupción e Inseguridad

La corrupción es la acción de dos que se ponen de acuerdo para destruir, romper, degenerar, pervertir, robar, alterar algo.

A lo que se le puede sumar el verbo que usted quiera, siempre y cuando sea un sinónimo de lo anterior, como engañar.

Se requiere ser demasiado “ingenuo”, para alegar que uno no se dio cuenta y participó en un acto de corrupción donde el mismo se haya beneficiado. Aunque se dan casos.

Si algo nos sorprende porque es muy fácil de obtener, debemos sospechar que algo no está bien. Que es muy bueno como para ser verdad.

La corrupción no es un delito. Es una falta moral grave.

Sus manifestaciones son múltiples y variadas. Todas tienen que ver con destruir, degenerar, pervertir, robar, etc, que son por las que la persona corrupta va a prisión.

También ha de cumplir con cuatro características para que suceda. Una de estas es el “sigilo”. Se hace en secreto. En la oscuridad, sin que nadie sepa o se entere.

La corrupción es la principal generadora de pobreza en un país. Pero no es la única. Una persona que es corrupta, por lo regular vive una vida licenciosa. Abusiva. Lo que tarde o temprano le pasará una factura muy alta de pagar.

La corrupción, de acuerdo a la definición de Transparencia Internacional, es el abuso del poder otorgado a una persona, para beneficio propio.

También está demostrado que causa un daño directo a los dependientes económicos de la persona corrupta.

La corrupción, de acuerdo a nuestro “querido” presidente, es causa de la inseguridad que se vive en el país. Además agregó que; “… es la madre de la inseguridad que se vive en gran parte del país”.

Entonces tiene “parientes”. Hermanas y hermanos. Siendo tal vez la incapacidad y la ignorancia, el “importapoquismo” y la ignorancia, las más graves.

En una definición un tanto simplista, nuestro “querido” presidente menciona que los jóvenes son “enganchados” para cometer actos ilícitos. Versión un tanto paternalista o como la expresaría un “abuelo” de sus nietos a los que quiere.

Nadie es “enganchado” per se. Sino que es “tentado” en sus propias debilidades. Es decir, en sus pasiones que se han venido cultivando en el interior de cada persona.

Son producto de lo que ha venido “alimentando” en su interior. Así, una persona es “tocada” y entonces decide aceptar o rechazar.

El enganche es real, pero siempre se usa una “carnada” que logra el objetivo. Atraer a la persona. No importa la edad, no importa el sexo, masculino o femenino. Importa lo que existe en el interior.

Miles se han “enganchado” con las drogas. Es cierto, pero en todos los casos se han dejado enganchar porque existe el sentimiento previamente colocado ahí por la curiosidad propia del adolescente o de la persona, independientemente de su edad.

Por la conveniencia del momento para obtener “aquello” que se desea con vehemencia. Persona, animal o cosa.

Para evitar la corrupción se requiere de cinco elementos conjuntados y conformados en una acción de la voluntad del individuo.

Esto logra controlar la corrupción personal. Nunca eliminarla.

La corrupción no se elimina. Sólo se controla. Y la única que uno puede controlar es la propia. Nadie puede controlar la corrupción de otra persona.

Sé que nuestro “querido” presidente anunció hace un par de semanas “el fin de la corrupción arriba”.

Sacó su pañuelo blanco. Pero esto no es más que una declaración llena de demagogia.

Lo vemos en el senado. Donde la lucha por el poder entre Batres y Monreal los ha puesto en evidencia.

Lo vemos en la Cámara de Diputados. Donde la bancada morenista trató de “agandallarse” buscando cambiar una ley de último momento para reelegir a Porfirio Muñoz Ledo.

Cuando el director de CFE, señor Manuel Bartlett, es denunciado por haber faltado y omitido declarar su patrimonio. Lo que deberá de probarse o no.

Que la gente o “el pueblo” delinque de diferentes formar y que han arremetido contra la Guardia Nacional. La que tiene o tendría hasta el lunes pasado órdenes de no contestar las agresiones que sufriera por parte del “pueblo”. Parece que esto cambió. Veremos.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) desde diciembre pasado, cuando empezó el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la cantidad de homicidios es de 20.599, hasta el mes de julio. La más alta en tres sexenios.

Nuestro “querido” presidente sabe que el país tiene un problema grave de inseguridad. Y peor, que está impotente ante ella.

Ahora hace algo que es muy lógico. Culpar a alguien o a algo para librarse. Y ha escogido culpar a los medios de comunicación, a las drogas y a la corrupción.

Por ello reiteró que: “uno de los retos que enfrenta su administración es precisamente el desafío que representa la atención a la inseguridad y que no es resultado sino de la corrupción que ha orillado a la población a delinquir”.

Acusó que uno de los problemas que ha generado un incremento de la delincuencia es que en los medios de comunicación se le ha difundido como una forma glamorosa de vida, “porque pintan de color rosa ese mundo de la delincuencia. Hasta en las series de televisión”.

Supongo que se referiría a series como la que hizo Kate del Castillo.

“Aparecen los delincuentes en mansiones, carros último modelo, ropa de marca, muchachas y muchachos guapos… Y con mucho poder que someten hasta el presidente”, subrayó

Para desviar la atención, las autoridades siempre buscan desviar la atención. Más esta administración. La de la 4T.

La corrupción se identifica como una expresión y quizá la causa de los principales males de un país. Como en Colombia. Donde culpan a las guerrillas del atraso y la pobreza existente. De la violencia.

Sin embargo hoy, casi sin guerrilla, la mayoría de los problemas siguen igual por causa de la corrupción, la desigualdad y la ausencia de justicia. Así en México.

Donde desde hacer tres sexenios no se puede controlar la inseguridad, menos la corrupción. Y la 4T, no es la excepción.

Desde la campaña se vino anunciando que se terminaría con la violencia, la inseguridad, la corrupción y que habría crecimiento económico y desarrollo. Hasta se puso un margen de tiempo. 6 meses. Y en algunos casos, de inmediato. Puro cuento.
 

Hasta ahora no hemos visto nada de lo prometido. Y eso es, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Septiembre 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 11 de Septiembre 2019 - 15:30
Fecha C: 
Jueves, 12 de Septiembre 2019 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Lo que sucede nos perjudica

“Nos está perjudicando mucho lo que está sucediendo en la Cámara.”

Palabras pronunciadas por nuestro “querido” presidente y que doña Olga Sánchez Cordero les diría como mensaje presidencial a los diputados de Morena en la Cámara respectiva.

Diputados que están aferrados a la presidencia de la misma Cámara en un acto a todas luces ilegal, al querer modificar la ley en el último momento para reelegir al presidente actual de la misma o que su bancada continúe en ella. Tratan de legitimar lo ilegítimo.

Entones hay que recordarles a esta clase de diputados federales de Morena que lo legítimo, no es necesariamente lo legal. Que existen diferencias.

La arbitrariedad logra legitimar lo ilegal. Se hace por medio de la imposición. Es la ley de: “me canso ganso”. Y eso es como escupir para arriba.

La acción de los legisladores muestra el ADN que corre por las venas de los militantes de Morena. También los planes e intenciones de ir en contra de los postulados de la Revolución Mexicana.

Esos que citan en los discursos y están en el papel membretado donde firman a diario. “Sufragio efectivo, no reelección”.

Si es momento de que en el país todos los cargos públicos sean reelegibles, es otro tema. Es algo que se debe de tratar con toda la calma que el período legislativo ofrece.

Eso es algo que se debe de tratar no en el momento en que la ley dice o indica el qué se debe de hacer. Ceder la presidencia a quien le toque el siguiente período de sesiones. En este caso, al PAN.

Deben de cederla. Es lo legal. Pero creen que porque tienen la mayoría aritmética en la Cámara pueden cambiar la ley al antojo de esa mayoría para su beneficio. Eso es una violación no sólo a la ley.

Lo que sería suficiente para que no se realizara, sino a los acuerdos tomados de antemano entre bancadas. Lo que provocaría un rompimiento de los equilibrios necesarios para que funcione el poder legislativo.

“Nos está perjudicando mucho lo que está sucediendo en la Cámara.” Le dijo nuestro “querido” presidente a Olga Sánchez Cordero, para que ésta, les pasara a los legisladores el mensaje o la orden para que cesaran en su intento.

¿Por qué? Porque estarían ratificando ante la nación, lo que se ha dicho por todo el país, que lo que busca Morena es perpetuarse en el poder de maneras legítimas, aunque sean ilegales.

Porque demostraría que lo hecho en el Congreso de Baja California con la llamada “Ley Bonilla”, no es otra cosa que legitimar algo que a todas luces es ilegal y que se empeñan en negar.

Entonces, “que les crea su abuelita”. A quien escribe no se le olvidan las frases de hace 20 años del actual presidente de la República.

“A mí, denme por muerto”. Y ¡zaz! Siempre estuvo “vivito” y el gallo no perdió ni un pelo, o pluma.

No solamente una vez fue candidato, cuando dijo que no sería, ¡sino tres! Hasta que ganó. Por lo que haya sido, pero ganó, legalmente.

No crea usted que a quien escribe le gana la pasión y la propia predilección partidista. La que no tiene.

Sabe bien quien escribe que así son todas las personas que se dedican a la política. Finalmente de eso se trata la misma. De retener el poder o de obtenerlo o de que el contrario no lo obtenga. ¡Sí! Pero hay modos, hay clase.

Y la mostrada por la bancada de Morena es de la más baja clase y del peor tipo. Una que les viene de su herencia priísta y que ahora se mezcla con sus propios genes socialistas de izquierda.

Con ello demuestran su ira, rabia y frustraciones, sus traumas acumulados por décadas de padecer de lo mismo que hoy hacen y les recetan a sus adversarios.

A los que ahora quieren hacer sentir lo que ellos, desde la oposición sintieron por décadas. Porque es cierto, los han tratado mal a través del tiempo.

Pero eso no es justificante para llevar al país a una crisis legislativa.

Donde la parálisis que se hiciera presente al romperse el equilibrio, que no la paridad o igualdad detendría el avance del país. Uno que ha de existir entre las fuerzas que componen el poder legislativo.

Al darse cuenta de todo lo anterior, porque lo sabría cierto, nuestro “querido” presidente le habló a la señora Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, para que ejerciera su función de gobernanza. La que es importante pero que casi siempre está ausente.

Lo charlado entre el presidente y secretaria fue dado a conocer en un noticiero de televisión.

Que los diputados de Morena habían recibido una llamada telefónica de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, en la que les dice lo que nuestro “querido” presidente le pidió que les dijera a los diputados: “está impactando negativamente lo que ustedes están tratando de hacer, de cambiar la ley de un momento a otro.”

Otro que se dio cuenta de lo mismo fue Don Porfirio Muñoz Ledo, el presidente saliente de la Cámara. Uno de los más inteligentes políticos de la historia reciente en México.

Al que se le negó la oportunidad de ser presidente de la República. Lo que nunca superó. Que pertenece a la generación de los “brincados”.

“Don Porfirio, decano de la educación, impulsor de la Reforma del Estado, el que entiende la diferencia entre un régimen y un sistema político, no concluya así su carrera, después de una trayectoria de defensa de la democracia el tribuno Muñoz Ledo quiere cerrar su carrera con un atentado a la democracia mexicana, sea congruente con su historia, don Porfirio; “don Porfirio, no se equivoque”, le dijo la priista Cynthia Iliana López Castro.

Este hombre tuvo un momento de lucidez política a sus 86 años y de pronto dijo:

“He decidido anunciar mi retiro de la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Ante una posible crisis constitucional, la solución política es propiciar entendimientos para llegar a un acuerdo que permita transitar institucionalmente”.

Para enseguida expresar una frase magistral, como muchas que ha pronunciado antes: “se puede tener el poder y no pasar a la historia, y también que se puede pasar a la historia y no tener el poder".

Lo que lo exime ya de toda responsabilidad.

La lucha no ha terminado. Veremos hoy si la noche hizo su efecto y apaciguó los ánimos reeleccionistas y revanchistas de esta bancada de Morena. La que disfruta ver patalear a sus adversarios, como ellos patalearon antes.

Al menos sus líderes. Porque la mayoría de los diputados y diputadas morenistas, están muy jóvenes y seguro aún estaban en la primaria cuando esto sucedía hace décadas en la Cámara de Diputados. Y ese es El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 04 de Septiembre 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 04 de Septiembre 2019 - 15:25
Fecha C: 
Jueves, 05 de Septiembre 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: El México del presidente

Amigo y amigas, les saluda Daniel Valles, ya de regreso de la Ciudad de Cartagena, donde he vivido una gran experiencia al representar a México en un importante evento que organizan 9 universidades y la Alcaldía Mayor de Cartagena de Indias.

Regresé ayer, día primero de septiembre. Uno que ha cambiado. Porque no puedo decir que se haya transformado.

Desde hace años dejó de ser “el día del presidente”. Algo que quienes hoy tienen la mayoría en el Congreso de la Unión criticaron a más no poder.

Uno que el hoy titular del Poder Ejecutivo se empeña en hacer diferente.

Él quiere hacer todo diferente. Como si quisiera romper con todo vestigio pasado no sólo de tradición, sino de protocolo.

Mas, una cosa es modificar los protocolos existentes, los marcos de referencia y otra cosa es ofender, molestar para dividir a los mexicanos.

Ayer 1 de septiembre, ya no se escucharon los resultados de un año de gestión. Al que en el primero, le faltarán siempre dos meses. Pues consta sólo de diez desde que el presidente toma posesión el 1 de diciembre de cada seis años.

Lo leído por nuestro “querido” presidente no fue nada nuevo. Fue una repetición de los “otros datos” que él tiene y que presenta todos los días en sus conferencias llamadas “mañaneras”.

Obvio que hablaría de lo bueno y de lo mejor que en su onírico e imaginario concepto está sucediendo en el país. Por supuesto que provocado por él y su llamada Cuarta Transformación.

Nuestro “querido” presidente habló de 54 logros, apoyos y ahorros logrados en su gestión. Lo que es relativo.

Destacó que; “los empresarios están de su lado”. Lo que vimos hace unos días cuando Carlos Slim, un socio del pasado de nuestro “querido” presidente.

Con Slim, hizo grandes obras cuando nuestro querido presidente fue Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Slim grandes negocios.

Esto se esperaba desde el inicio de la gestión “amlista”, que no había embonado adecuadamente. Hoy parecería una realidad.

El que la administración federal recurra o acepte a las empresas y a los hombres, a las mujeres que han sido beneficiadas otrora por las administraciones neoliberales. Tan atacadas y vilipendiadas por nuestro querido presidente, es un hecho.

Y es que no tiene de otra. Esto será como siempre, beneficioso para Slim y empresarios. Beneficioso para la administración federal.

Ya que los dineros que aporte el empresariado permitirán al gobierno que siga usando el dinero de los mexicanos en regalos para los otros mexicanos. Los que no contribuyen de manera equitativa al gasto de la nación.

Nuestro querido presidente tiene el onírico concepto repito, de “vindicar” a los llamados “ninis”.

Creo que esta ayuda que les ofrece y les otorga el gobierno de la 4T, les perjudica más que cualquier otra cosa. ¿Por qué?

Porque los pone en evidencia.

Porque algunos no emplean en financiamiento para lo que nuestro querido presidente planeó. Sino para lo que los ninis quieren.

Así dejarían de serlo para convertirse en algo más. Una caterva de gente que ni estudia, ni trabaja, ni le da la gana hacer algo más. Tres veces ninis.

Tal vez el “logro” más importante de nuestro querido presidente sea haber obtenido la felicidad del pueblo mexicano. Cualquier cosa que esto sea en el imaginario onírico del presidente.

En el país de los sueños todo es posible. Como dice la canción, al referirse a eso de ser feliz, feliz, feliz.

Qué bueno que así sea y que nuestro querido presidente tenga esa visión. ¿Por qué?

Para que ya no haga más recortes a otros programas sociales como hasta ahora su administración ha logrado hacer. Ya hay felicidad entre los mexicanos.

Ya no hay que buscar fondos para mantener a los desprotegidos y vilipendiados “Ninis” del país. Y sabe qué, entiendo a nuestro querido presidente muy bien. En verdad que lo entiendo.

La etapa que vive en su vida personal corresponde a la del abuelo. Y qué mejor oportunidad de mostrar el corazón y la benevolencia de uno, que adoptando a los “Ninis” de México para ser beneficiados por su abuelo. Maravilloso.

Una cosa es cierta de nuestro “querido” presidente. El empeño que muestra en sus discursos diarios por seguir dividiendo a los mexicanos. El informe de ayer, el tercero, no fue la excepción.

Las “benditas” redes sociales, como las nombra, dan cuenta de ello.

En lo personal, esa práctica presidencial me ha motivado a dejar alguna de ellas. Pues es un verdadero lodazal.

Se expone uno a que constantemente amigos y conocidos arremetan contra uno solo por reportar o comentar alguna nota o noticia.

Y es que la lógica, la seriedad y sobre todo la verdad, no operan en la 4T. Siempre hay otros datos, otra lógica y otra verdad. ¿Cuál?

La que diga nuestro “querido” presidente. ¿Cuál es esa?

“La de me canso ganso”.

Ayer, la nación esperaba un informe. En vez de eso se tuvo “el tercero”.

Nuestro querido presidente justificó su proceder diciendo que era la tercera vez que comparecía ante “El Pueblo”.

Concepto marxista y arcaico que en estos tiempos parece obsoleto y conservador. Tengo mis razones para opinar de esta forma. Las que daré a conocer en otra entrega.

Tocante al su mensaje: realmente podría haber enumerado su ejercicio como le diera la bendita gana.

Si hubiere tomado en cuenta todos los informes y reportes que dio “al pueblo” cuando fue presidente “legítimo” de México. Cuando sí importaba y usaba un remedo de banda presidencial.

Entonces sí era importante el símbolo. Qué curioso.

Pero también podría haber enumerado todas las conferencias mañaneras. Las que no son distintas de lo que hizo ayer 1 de septiembre. Así es nuestro querido presidente.

Se distingue por desear cambiar todo lo que toca como presidente constitucional de México. Que es lo que tenemos por cinco años más y con lo que tenemos que trabajar. Tiempo en el que seguirá haciendo lo que mejor sabe hacer.

Justificar lo que hace con base en ofender e insultar a quienes no piensan como él. Llamándolos conservadores, reaccionarios, como en la época del presidente Juárez. O en las del “Cura” Hidalgo.

¡Ánimo!

El informe oficial, el que por ley debe de entregar el presidente de la República, ese fue entregado en tiempo y forma por la Secretaría de Gobernación al presidente del Congreso.

Que es el hoy conocido como el “delirante” diputado Porfirio Muñoz Ledo, que se aventó la frase: “es un delirio estar con Porfirio”.

De lo demás, ya daremos cuenta y contaremos. En cuanto nos enteremos de los “entre telones”. Ya que haber estado fuera del país por una semana me alejó por completo de este México lindo y querido.

El que hoy es más “kafkiano” que nunca lo fue. Ahí, El Meollo del Asunto

Autor:

Fecha: 
Lunes, 02 de Septiembre 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 02 de Septiembre 2019 - 15:25
Fecha C: 
Martes, 03 de Septiembre 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: México presente en Cartagena

Desde el pasado domingo 25 de agosto me encuentro en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia. El motivo; participar como ponente en la Semana Internacional Cartagena 2019.

Durante la misma, casi una treintena de profesionales mexicanos estamos presentando a la comunidad universitaria de la ciudad, a los empresarios, emprendedores, periodistas, catedráticos, líderes comunitarios y a las fuerzas políticas de la ciudad, lo que sus pares mexicanos estamos realizando en México.

El objetivo principal de la Alcaldía de Cartagena es traer a su ciudad, a un país del continente para que los “cartageneros” puedan conocerle, sin tener que viajar al mismo.

Es una magnífica idea que la Alcaldía, juntamente con nueve universidades ha tenido. El año pasado tocó a Canadá.

Entre estas instituciones se encuentran; la Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar (ITCMB), Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (UNIBAC), Universidad Jorge Tadeo Lozano (Utadeo), Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco, Corporación Universitaria Rafael Núñez (CURN), Universidad San Buenaventura (USB), La Fundación Universitaria Colombo Internacional y Universidad del Sinú. Todas coordinadas por la Alcaldía de Cartagena. Es un gran evento donde toda la comunidad se involucra. El ambiente es de celebración.

Sin duda que para los participantes directos en las conferencias y talleres que se llevan a cabo tendrán el beneficio de ser expuestos no sólo a otra cultura, otro país, otras costumbres.

Podrán interactuar con expertos en campos tan variados como; la  Ingeniería Informática en el programa oficial de doctorado en Inteligencia Artificial. Lenguas Modernas. Leyes y Derechos Humanos. Comunicación y Mercadotecnia. Ciencia Política.

También se presentan la Inocuidad Alimentaria, Conservación y el Procesamiento de Alimentos, toda una ciencia que se desarrolla en Irapuato. Emprendedurismo. Está gente del Conacyt. Periodismo y Comunicaciones. Y también por supuesto, la comunidad, la alcaldía y las universidades, desean saber cómo se lleva a cabo el Programa Nacional Pro Integridad Avanza Sin Tranza.

El evento terminará el próximo viernes con una gran kermés, que se prepara para que asista la ciudad entera. Es un evento que requiere de diez meses de preparación.

La logística de colocar a los expositores en dos eventos diariamente en las diferentes universidades. Movilizarlos. Alimentarles y estar atentos a las necesidades de cada uno requiere de un gran equipo de personas para realizar tal tarea.

El personal de la Alcaldía y docenas de voluntarios se encargan de ello. Lo hacen con eficacia. La atención para todos los visitantes de México es magnífica. No se diga el aprecio que los rectores y directoras de las Universidades nos demuestran.

La sede del evento ha sido el gran Teatro Adolfo Mejía. Un edificio cuyo interior es impresionante. Ahí ha sido la apertura del evento donde se ha presentado el folklore y la cultura colombiana para que la experimentáramos los visitantes. Los bailables y cuadros plásticos presentados nos mostraron la extensa y rica variedad de bailes, costumbres, modos y maneras de ser de las regiones colombianas. Una experiencia maravillosa.

A partir de ayer, la ciudad de Cartagena y la Ciudad de Puebla de los Ángeles, en el estado mexicano de Puebla, se han hermanado.

En una ceremonia donde el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira y la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, han firmado un documento que les hermana. Ahora surgirán no sólo turismo entre ambas ciudades, sino un intercambio de experiencias. Surgirán nuevos negocios que darán oportunidad a los emprendedores y a las empresas de diferentes ramos entre ambas ciudades.

He tenido oportunidad de platicar con la alcaldesa de Puebla y conocerle. En breve estaré en aquella ciudad para realizar una entrevista que les daré a conocer.

La Semana Internacional Cartagena 2019 se lleva a cabo a través de 300 actividades durante la semana. Se espera que asistan entre siete y nueve mil personas. Que serán expuestas las conferencias y muestras de la misma.

Procuran que el intercambio de experiencias, debido a la afinidad histórica y cultura fortalezcan las prácticas colombianas y mejoren la calidad de vida del cartagenero (así es como se dicen entre ellos).

El tema que quien escribe expone que ha tenido un recibimiento grandioso. Ha sido ya nombrado por líderes sociales y académicos locales como un referente para replicar en la ciudad y en el país.

Los estudiantes y académicos, el público en general, conocen ahora que se puede combatir el flagelo de la corrupción con algo más importante que las leyes y códigos que emanan de los congresos y cabildos.

Que los ciudadanos son quienes deben de iniciar la transformación que requieren y que les urge.

Cartagena es la cuarta ciudad en el índice de corrupción en Colombia. Donde Bogotá es la primera, Barranquilla, Bucaramanga, son las tres primeras.

Colombia tiene un problema grave de corrupción. Se encuentra en el lugar 92 en el IPC de Transparencia Internacional. Y el 79% de los casos de corrupción reportados corresponden a corrupción administrativa o en el sector público. El 69% de los casos de corrupción, ocurren en los municipios mencionados arriba. De acuerdo a un estudio de hace unos meses que realizó Transparencia por Colombia (TpC), el que en breve le comentaré.

Es por ello que el Programa Nacional Pro Integridad, Avanza sin Tranza, que dirijo en México, fue seleccionado como un programa social que inhibe la participación de la gente en actos de corrupción.

Y eso sobre otros programas que funciona ya en México. ¿Por qué? Por el aspectos ciudadano, social y porque ofrece algo más que leyes.

Trabaja para transformar los marcos de referencia de las personas. Que creen que sin la corrupción no se puede progresar, no se puede avanzar.

Eso y los elementos que conforman el programa, llamaron la atención de la Alcaldía de Cartagena, para extenderle una invitación a quien escribe, para ser uno de los ponentes del grupo de expertos y científicos, académicos y líderes sociales, empresarios y emprendedores mexicanos, que asistimos a la Semana Internacional Cartagena 2019. Y por eso ahí está presente, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 15:25
Fecha C: 
Jueves, 29 de Agosto 2019 - 04:25