Se encuentra usted aquí

educación

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Derechos Humanos, 365 días al año

En 1950, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas proclamó el 10 de diciembre como el Día de los Derechos Humanos por celebrarse ese día el aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento que detalla en sus 30 artículos los derechos fundamentales, civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que nos dan identidad a todos los habitantes del planeta bajo los mismos ideales y valores.

La Declaración proclama el reconocimiento universal de los derechos y libertades fundamentales, los cuales son universales, indivisibles e inalienables a todos los seres humanos por el hecho de serlo, sin importar nacionalidad, residencia, género, origen étnico, color de piel, religión, idioma o cualquier otra condición; por lo que la comunidad internacional se ha comprometido a defender la dignidad y la justicia para todos los seres humanos.

Este año, la ONU, lanzó la campaña #Rights365 para recordarle a todas las naciones, pueblos y personas, que los derechos humanos se viven y se respetan los 365 días del año, no es un día es específico, todos los días tenemos que trabajar como comunidad para que se respeten en momentos de conflicto, para evitar la represión, la desaparición forzada, la discriminación, la tortura, y en general luchar contra las injusticias para lograr que en cada rincón del mundo se respeten y se disfruten, teniendo un acceso equitativo a la educación, oportunidades económicas, tradiciones culturales y atención sanitaria.

A lo largo de los años, se ha generado un compromiso internacional para difundir la cultura de respeto a los derechos humanos, por lo que en el campo del Derecho se han elaborado alrededor de 80 tratados y declaraciones internacionales, reformas a disposiciones constitucionales, acuerdos regionales o leyes nacionales.

Sin embargo, aún falta mucho por hacer en cuanto a la cultura de respeto y defensa de los derechos fundamentales, ya que en el caso de México, según informes de la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en el año inmediato anterior, el total de las quejas corresponde a 143,819 quejosos de violaciones a los Derechos Humanos, siendo las 10 principales autoridades federales señaladas en los registros de quejas del Organismo público las siguientes:

  • Instituto Mexicano del Seguro Social
  • Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Seguridad Pública
  • Secretaría de la Defensa Nacional
  • Procuraduría General de la República
  • Policía Federal
  • Secretaría de Educación Pública
  • Instituto del Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado
  • Instituto Nacional de Migración
  • Comisión Federal de Electricidad
  • Secretaría de Marina

Los motivos presuntamente violatorios de Derechos Humanos señalados con mayor frecuencia en los expedientes de queja son:

  • Prestar indebidamente el servicio público
  • Faltar a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones, empleos, cargos o comisiones
  • Omitir proporcionar atención médica
  • Detención arbitraria
  • Trato cruel, inhumano o degradante
  • Obstaculizar o negar las prestaciones de seguridad social a que se tiene derecho
  • Omitir fundar el acto de autoridad
  • Negligencia médica
  • Omitir motivar el acto de autoridad
  • Incumplir con alguna de las formalidades para la emisión de la orden de cateo o durante la ejecución de éste, así como para las visitas domiciliarias

En total se emitieron 109 Recomendaciones a 43 Instituciones, de las cuales, sólo 57 se han cumplido de manera parcial, por lo que aún falta mucho que trabajar en México para que se respeten los derechos humanos, y se puede hacer, fomentando desde nuestras casas y nuestro entorno acciones contra cualquier forma de violencia, discriminación e inequidad.

___________________________________________________

Fuente:

Informe de Actividades 01 de enero a 31 de dieiembre 2013. CNDH. México. 2014.

Fecha: 
Miércoles, 10 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Nos ocupa y preocupa la inseguridad pública en México?

El tema de la inseguridad pública en México, es el problema que nos ocupa y preocupa, al parecer a todos, y resulta vital su pronta solución. De tal suerte debemos participar y ser sensatos para saber lo que deseamos con armonía para la sociedad en la que cohabitamos: ¿será por un Estado de Derecho sólido? Tenemos leyes que nos señalan como conducirse en la sociedad, pero al parecer, no son suficientes, pues aún no se terminan otras por crear. 

Los legisladores y los partidos políticos son los encargados de la creación de las leyes, son los responsables en procesar las iniciativas de ley, y por ahora tendrán que afrontar las propuestas anunciadas la semana pasada por el Presidente Enrique Peña.  

Sin embargo, cabe preguntar ¿cuáles son las propuestas y compromisos de los partidos políticos para combatir los tantos problemas de incertidumbre en la seguridad pública que acogen a la sociedad? 

Por lo pronto, el PRI quiere un México con seguridad, justicia y paz, como tal lo expresa en el documento que da a conocer para respaldar las 10 medidas anunciadas por el Presidente Enrique Peña Nieto.  

El documento se estructura con cuatro temas: Sociedad Segura; Inclusión Social; Prosperidad para todos; y, contribución para que los jóvenes no sólo sean objeto de atención, sino sujetos en acción, conforme a una completa política de Estado. 

Para sustentar la propuesta de Sociedad Segura, cabe destacar dos puntos de cinco que incluyen en su documento –y que por razones de espacio sólo atenderemos dicha propuesta-.

El de ser intransigentes al prevenir y controlar que desde la representación política, no se defraude la confianza de los ciudadanos: con brindar a precandidatos y candidatos de la delincuencia organizada y el uso de recursos de procedencia ilícita; valorar el prestigio y la solvencia moral de los candidatos, considerando la opinión de la comunidad; y, evaluar el desempeño de los legisladores y de los servidores públicos que surgen del PRI.   

Y, el otro punto es el de ampliar la difusión de los derechos de los ciudadanos incluyendo los beneficios de las reformas transformadoras.   

Son propuestas ambiciosas, no me lo imagino, no obstante estimado lector, el compromiso es con la aplicación de la ley. Los dirigentes y legisladores de los partidos políticos tienen la imperiosa tarea de que la sociedad crea en ellos, pero, pero, pero: ¿cuál es la receta?  

La confianza de los ciudadanos es fundamental para creer en el prestigio de los partidos políticos, sus dirigentes, legisladores y autoridades que forman gobierno del partido político triunfador del resultado de las elecciones, empero, la ley permanece vigente, y la que falta por hacer es obligación de los legisladores, y para que regrese quizá la confianza de los ciudadanos, pues que pronto la confeccionen y se aplique.  

Así que, querido lector, por último, cabe preguntar: ¿cuál es el tipo de confianza que requiere la sociedad para solucionar el desmerecimiento que le tiene a los partidos, dirigentes y legisladores? 

Al tiempo, tiempo…

Fecha: 
Lunes, 01 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mis cuatro propuestas

El presidente Enrique Peña Nieto presentó el jueves pasado sus 10 medidas “para fortalecer las capacidades institucionales en materia de seguridad pública, así como de procuración y administración de justicia”, mismas que comenté en este espacio un día después.

Me toca ahora a mi presentar cuatro propuestas para reducir la corrupción de funcionarios públicos y el número de delincuentes peligrosos y mejorar la calidad de nuestras policías y personal carcelario. Solo cuatro por razones de espacio.

1. Hacer obligatoria la difusión pública de las declaraciones patrimoniales de todos los servidores públicos federales, estatales y municipales así como las de los dirigentes de sindicato de trabajadores al servicios del Estado o de empresas y organismos públicos autónomos. Así, quienes por medio de nuestros impuestos les pagamos sus sueldos conoceremos cuál es y como se desarrolla su situación patrimonial con el paso de los años.

2. En caso de que un funcionario extorsione o intente extorsionar a una persona y dicho delito se pueda comprobar, deberán ser sancionados tanto el funcionario corrupto como la institución en donde trabaja con una multa equivalente a 10 veces el monto que éste pretendía obtener ilícitamente. La institución multada también deberá pagarle a la víctima de la extorsión o intento de extorsión un monto equivalente a 10 veces la cantidad que se le pretendía extorsionar. El funcionario que sea declarado culpable de extorsión o intento de extorsión, además de ser cesado de su trabajo sin derecho a recibir algún tipo de indemnización, deberá ser penalizado con un alto número de horas de trabajo comunitario para que así beneficie a la comunidad. Estas medidas promoverán que las víctimas de una extorsión o intento de extorsión se animen a denunciar a los funcionarios corruptos y que estos la piensen dos veces antes de sugerir, solicitar o exigir una mordida.

3. Para evitar la generación de nuevos y más peligrosos delincuentes dentro de las cárceles, que hoy son verdaderas universidades del crimen: los reos más violentos y peligrosos deben mantenerse separados de aquellos que han cometido delitos menos graves, igualmente los que ingresan a la cárcel por primera vez de los criminales veteranos. Asimismo deben ser liberados aquellos presos que no representen un peligro real para la sociedad o que después de estar encarcelados durante años aún no han sido sentenciados por fallas en el sistema de impartición de justicia. Nada de lo anterior funcionará si las instalaciones carcelarias no se modernizan y el personal que en ellas trabaja no se profesionaliza de acuerdo a los estándares que rigen en los países con sistemas carcelarios eficientes. A las cárceles hay que meterles dinero, pero en serio.

4. Para garantizar la profesionalización de los policías estatales y federales, así como de quienes trabajan en las cárceles del país, deben diseñarse un plan de estudios comparable con las de las mejores fuerzas policíacas del mundo, elevarse los requisitos educativos, psicológico y físicos que deben cumplir quienes aspiren a ser aceptados en una academia de policía, y dedicarse los recursos económicos y materiales necesarios para que los agentes de la policía y sus familias pertenezcan a la clase media media de este país y desarrollen su trabajo con el apoyo de los equipos y tecnología idóneos.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 01 de Diciembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Qué le parece? ¡Una nueva Secretaría de la Administración de la Justicia!

En esta semana se comenta que el Presidente de la República Enrique Peña Nieto presentará un nuevo Plan del Estado Derecho, un Plan de Justicia. ¿En qué consiste el nuevo Plan de Justicia?  

Se dice que tratará temas relacionados con la creación de un mando único de policías en el país y con ello el fortalecimiento de los 2,457 municipios, sobre todo para refrendar la certeza institucional del acceso a la justicia y para otorgar de manera adecuada seguridad pública, y por tanto la correcta protección de los derechos humanos.    

En virtud del establecimiento de políticas públicas el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 (PND) del Gobierno de la República tiene como objetivo general llevar a México a su máximo potencial, entre otros aspectos destaca de “…convertir a México en una Sociedad de Derechos…" “…es necesario propiciar una sociedad donde los derechos establecidos en la Constitución pasen a la práctica”.    

Para tal efecto, en el PND se determinan cinco metas nacionales: un México en paz, incluyente, con educación de calidad, próspero y con responsabilidad global. Asimismo, contempla como estrategias las siguientes: democratizar la productividad, un gobierno cercano y moderno, y perspectiva de género. En este contexto se implementa el Plan Nacional de Desarrollo.   

Ahora bien, todo resulta trascendental para el desarrollo de plan de gobierno, sin duda, pero también resulta que para su plena eficiencia y eficacia como política pública alcance las metas deseadas en distancias cortas.  

En el mismo PND en el rubro de “México en paz” se traza como meta que garantice el avance de la democracia, la gobernabilidad y la seguridad de su población, cuya meta busca, fortalecer las instituciones mediante el diálogo y la construcción de acuerdos con actores políticos y sociales, la formación de ciudadanía y corresponsabilidad social, el respeto y la protección de los derechos humanos, la erradicación de la violencia de género, el combate a la corrupción y el fomento de una mayor rendición de cuentas, todo ello orientado a la consolidación de una democracia plena. 

Asimismo, la meta del PND subraya “que responde a un nivel de inseguridad que atenta contra la tranquilidad de los mexicanos y que, en ocasiones, ha incrementado los costos de producción de las empresas e inhibido la inversión de largo plazo”. 

De tal suerte, continúa exponiendo el PND, “que la prioridad, en términos de seguridad pública, será abatir los delitos que más afectan a la ciudadanía mediante la prevención del delito y la transformación institucional de las fuerzas de seguridad. En este sentido, se busca disminuir los factores de riesgo asociados a la criminalidad, fortalecer el tejido social y las condiciones de vida para inhibir las causas del delito y la violencia, asíì como construir policías profesionales, un Nuevo Sistema de Justicia Penal y un sistema efectivo de reinserción social de los delincuentes”.

Así es estimado lector, pronto estaremos al tanto de saber los lineamientos para el fortalecimiento institucional para la pronta eficiencia y eficacia de la justicia.  Quizá sea necesario implementar una “Secretaría de la Administración de Justicia”, mediante la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal (CJEF). 

En otras palabras otorgar a la CJEF el rango de Secretaría, además de las atribuciones que efectúa actualmente CJEF, tales como la de revisar y validar los decretos y otros instrumentos jurídicos que se someten a consideración del Presidente para su promulgación, así como someter las iniciativas de ley que se presentan a los diputados y senadores para su discusión y aprobación, también cabe la posibilidad que con la nueva Secretaría se le conceda como atribución especifica la planeación del programa de gobierno en administración de justicia. 

La creación de la “Secretaría de la Administración de Justicia”, tendría que ser moderna y con avances tecnológicos para que los programas y planes de gobierno de administración de justicia muestren de manera pronto y expedita resultados eficientes y eficaces.

Así que, querido lector, es mejor no especular en la toma decisiones para el Plan de Justicia, que se dice que anunciará en esta semana el Presidente de la República, y mejor nos esperamos al anuncio oficial. ¿Qué le parece?

Al tiempo, tiempo…    

Fecha: 
Martes, 25 de Noviembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Algo difícil de entender y aceptar

Las personas cuyos ingresos son muy bajos, que en nuestro país son la inmensa mayoría, difícilmente pueden comprender que haya hombres y mujeres que perciben montos extraordinariamente altos. Y no solo no lo comprenden, tampoco aceptan que alguien pueda ganar tanto cuando ellos ganan tan poco.

El 7 de agosto pasado detallé en este espacio los niveles de ingreso de la población económicamente activa (PEA) mayor de 14 años de edad en el primer trimestre de este año, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Escribí  que:

1)    6,426,570 de personas, el 13% de la PEA, ganaron un salario mínimo mensual (SMM) de 2,018.70 pesos;

2)    11,993,650 de personas, el 24% de la PEA, percibieron entre uno y dos SMM, de 2,018.71 a 4,037.40 pesos;

3)    11,099,611 de personas, el 22.5% de la PEA, obtuvieron entre dos y tres SMM, entre 4,037.41 y 6,056.10 pesos; y

4)    7,351,432 de personas, el 15% de la PEA, ganaron entre tres y cinco SMM, es decir de 6,056.11 a 10,093.50 pesos.

En resumen, 82% de la PEA no gana arriba de los 10,093.50 pesos al mes.

Frente a esta triste realidad hay otra, la de los ingresos fabulosos que percibe una minoría compuesta de empresarios, ejecutivos, profesionistas independientes, actores, artistas, deportistas, escritores, etc. Ingresos que en la mayoría de los casos son producto de un gran esfuerzo personal y lícitamente obtenidos, a diferencia de las fortunas que con absoluta impunidad se embolsan año tras año un gran número de políticos, funcionarios y líderes sociales y sindicales corruptos.

Esta es la realidad, por más que no nos guste, y es obvio que en México hay mucho por hacer para reducir la brecha que existe entre los muchos que ganan muy poco y los pocos que ganan mucho.

Ahora bien, esta disparidad en los ingresos no se va a terminar satanizando a los que más ganan o cuestionando el uso que los ricos le den a su dinero, como sucede cada vez con mayor frecuencia. No se va a acabar mediante la aplicación de políticas que supuestamente enriquecerán a los pobres y empobrecerán a los ricos, como las que pregonan los demagogos. Se va a acabar cuando el sistema educativo y económico de nuestro país se transforme profundamente para que millones de mexicanos mejor preparados puedan aprovechar las amplias oportunidades que les ofrezca una economía abierta, competitiva y mínima e inteligentemente regulada. Si empezamos hoy mismo, será dentro de unos 30 años cuando se empiece a ver una reducción de tan grande disparidad.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 20 de Noviembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Micromemoria de un sesentayochero

El año más recordable en el imaginario de los que no lo vivieron es 1968. Un año cumbre en la década cumbre de la segunda mitad del siglo, los alegres sesentas, como los llamé entonces.

Fui lanzado al mundo siendo yo muy pequeñito, en la bonita, poco poblada, transparente y luminosa ciudad de México, hace hoy 68 años. Llegué temprano, a las 4:45, hora inoportuna para alguien cuyo biorritmo invita a apagar la luz a las 2 de la madrugada.

Fui lanzado al mundo sin manual de instrucciones ni nadie que me dijera qué hacer, por qué camino tomar, o qué hacía yo aquí. Muy joven, al mirar al mundo desde adentro de mi cuerpo, me hice mis primeras grandes preguntas: ¿Por qué estoy aquí? ¿Para qué? ¿Por qué en México, o para qué? Claro que no tengo respuesta, si me lo sigo preguntando.

Desde hace unos 28 años lo repito: “estoy empezando”, aunque luego de una vida larga los recuerdos me invadan a borbotones. Si bien no soy particularmente temeroso de la muerte (acaso porque nunca la he visto en verdad de cerca), tengo una serena prisa por vivir. Voy ligero de equipaje y ligerísimo de realizaciones, muy por abajo de lo que hace muchos años me imaginé que podría haber hecho cuando, en 1968, cantaba con los muy vigentes Beatles When I’m sixty-four.

En recurrentes furias de ese demonio que a todos ataca —el ego— me supuse especial e importante. Sé algo más hoy. Lo único que de verdad me enorgullece es mi creciente familia, mi mayor bendición y regalo, compañía constante y fuente de inmensas satisfacciones.

Por lo demás, y sin grandes apegos al mundo material, me he acostumbrado a estar vivo y envidiablemente sano; se me haría raro no estarlo, pero irremediablemente se acerca el viaje solitario y sin retorno, que quisiera hacer como mi permanente acompañante Charles Aznavour: rendir cuentas al Creador simplemente declarándole “He vivido”.

La falta de un manual de instrucciones me hizo dar duraderos pasos en falso, víctima de lo que un grandísimo amigo llama el fraude educativo. Tanto así que a partir del 86 (cabalística inversión del 68) decidí someterme a un largo e incesante proceso de desaprendizaje y rediseño.

Definí esa fecha, con el divino Dante, como la mitad del camino de mi vida. Celebré el día que cumplí 40 con una mención honorífica en un concurso de ensayo en honor a Ludwig von Mises sobre el tema Civilización y Libertad. Allí empecé a adentrarme en la Cultura de la Libertad y me hice liberal en la economía y la moneda verdadera (el oro y la plata). Complementariamente, en ese mismo 86 empecé a aprender con Julio Olalla y Fernando Flores filosofía del lenguaje y diseño ontológico, redes informáticas, la acción y la comunicación: lo más rotundo para empezar a entender que el ser humano significa ser historia, cuerpo y lenguaje. Y claro que toda acción humana que valga la pena proviene de la libertad individual. Estoy voluptuosamente abierto a todo pero soy inequívocamente partidario de la libertad.

Viví el 68 haciendo música y convencido de la banalidad de los deficientísimos estudios en que con pésimo rendimiento me había empeñado, para preferir cursos de filosofía, historia o religión, y reuniones de bohemia acreditando tazas de café y tarros de cerveza con amigos de otras carreras y con mis enormes maestros Miguel Mansur y Fernando Bustos.

No participé en un movimiento estudiantil acrecentado por la intolerancia de un presidente torpe y autoritario y por un secretario de Gobernación ambicioso, que se llenaron las manos de sangre joven. Para esas fechas yo viví dos meses en la eterna Roma.

Tuve el privilegio, a mi regreso, de visitar un París que seis meses atrás había sufrido un movimiento propiciado por la insidia gringa contra la exigencia legítima del presidente de Gaulle de obtener en sus transacciones comerciales oro metálico y no papelitos verdes; entre pronunciamientos socialistas refulgían de discusiones juveniles los cafés de Saint Germain des Près, con librerías repletas.

Visité luego mi personal Babilonia, cúspide de esa época: la inolvidable swinging London, repleta de banderas y jóvenes con pantalones de terciopelo y las más preciosas minifalderas, vestidas imaginativamente y con enormes peinados fuera y dentro de Carnaby Street y Piccadilly Circus, con evocaciones de Lord Kitchener como paradigma de patriotismo en el cincuentenario de la victoria de 1918. Nadie usaba el decadente y horrendo uniforme que son los jeans mientras compraba, como yo, el recién prensado disco blanco de los Beatles.

Fui sesentayochero entonces, pero sin caer nunca en la corrección política de admirar la aún joven revolución cubana, que vi como lo que siempre ha sido: un sistema estatal asesino de explotación y vasallaje. Y faltaban 21 años para que se derrumbara el muro de Berlín.

Sesentayochero de espíritu desde entonces, viví a plenitud ese fantástico año que se culminó con la hazaña de que por primera vez en la historia, a bordo del Apolo 8, tres hombres dejaran el campo gravitacional de la Tierra; Kubrick y Clarke hicieron 2001: Una odisea espacial.

Hoy que vuelvo a ser sesentayochero y escribo estas líneas, me he tomado una pausa ante la tremenda realidad de mi patria, cuando un grupo pequeñísimo de narcoguerrilleros y políticos radicales culpabiliza de sus propios crímenes y los de sus munícipes cómplices, al gobierno federal. Lanzan esos tipos una guerra insurreccional previa al aniversario del 20 de noviembre y antes del 30, para que el presidente (como pretenden) deje el cargo y fuerce a nuevas elecciones y puedan ellos asaltar el poder.

Preferí hablar hoy, al menos hoy, de temas más tranquilos. Después de todo, somos más los que no tenemos agendas de destrucción y daño contra el compatriota ni ambiciones enfermas por el poder. Hoy, al menos hoy, prefiero vivir en paz. Mañana será otro día. Estamos empezando. Sin esa canalla abriremos un futuro mucho mejor.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 17 de Noviembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las normales rurales: irresponsabilidad gubernamental

De acuerdo al sitio Web de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación de la Secretaría de Educación Pública -www.dgespe.sep.gob.mx- hay 17 escuelas normales rurales en el país. Sus nombres y ubicaciones son: Justo Sierra Méndez, en Aguascalientes, Aguascalientes; Justo Sierra Méndez, en Hecelchakán, Campeche; Mactumactzá, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Ricardo Flores Magón, en Saucillo, Chihuahua; J. Guadalupe Aguilera, en Canatlán, Durango; Profr. Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa, Guerrero; Miguel Hidalgo, en Atequiza, en la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco; Gral. Lázaro Cárdenas Del Río, en Toluca, Estado de México; Vasco De Quiroga, en Morelia Michoacán; Gral. Emiliano Zapata, en Temoac, Morelos; Vanguardia, en Villa de Tamazulápam del Progreso, Oaxaca;  Carmen Serdán, en Teteles de Ávila Castillo, Puebla; Gral. Plutarco Elías Calles, en Etchojoa, Sonora; Mtro. Lauro Aguirre, en Güémez, Tamaulipas; Lic. Benito Juárez, en Panotla, Tlaxcala; Centro de Estudios Superiores de Educación Rural Luis Hidalgo Monroy, en Tantoyuca, Veracruz; y General Matías Ramos Santos, en Loreto, Zacatecas.

Todas enfrentan grandes carencias. Los presupuestos que les asigna el gobierno son cada vez menores.

El caso de la de Ayotzinapa, Guerrero, describe lo que sucede en las otras 16. Un reportaje de Flor Goche publicado el martes pasado en la página Web de la revista Contralínea (contralinea.info) anota que “de acuerdo con información proporcionada por la Secretaría de Educación de Guerrero, para 2014 el presupuesto anual destinado a la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, que alberga a 522 jóvenes, asciende a 49,255,817 pesos. El 70% de estos dineros van para servicios personales; el resto, para gastos de operación, desde becas estudiantiles hasta infraestructura y material de limpieza. El de 2014 es el presupuesto más bajo que la normal ha recibido en los últimos 4 años. En 2011 se invertían 103,938 pesos por alumno; en 2012, 121,674; en 2013, 127,637. En tanto, en 2014, el subsidio fue de tan sólo 94,360 pesos. El rubro más afectado es el pago de servicios asistenciales, que en 2011 fue de 9,020,981 pesos y en 2014 de 6,506,692. Éste incluye alimentos, gastos de operación, material de limpieza, pre y premios”.

Hagamos cuentas en lo que a los gastos asistenciales por alumno se refiere: 6,506,692 pesos entre 522 alumnos significa que la inversión anual por alumno es de 12,465 pesos. Supongamos que todo se gastara en alimentos y no utilizara también para “gastos de operación, material de limpieza, pre y premios”. Para cada joven se gastarían entonces 1,038 pesos mensuales para adquirir su comida. 35.62 diarios no alcanzan para una alimentación adecuada.

Esta es la situación de las normales rurales que han sido desatendidas por el gobierno federal y los de los 17 estados en donde se localizan, gobiernos que por su irresponsabilidad han promovido que las normales sean lugares de donde surgen quienes creen que la única manera de cambiar a México es por la vía de la lucha armada y la violencia. Irresponsabilidad compartida con los congresos federal y estatales que aprobaron los miserables presupuestos para estas normales.

No debe extrañarnos entonces que los estudiantes de estas normales pertenezcan a la Federación de Estudiantes Campesinos de México (FECSM), la cuál en su página en Facebook se describe como “es organización estudiantil creada en el año de 1935 y conformada por 16 Escuelas Normales Rurales, que se encuentran distribuidas en todo nuestro país, su principal objetivo ha sido siempre desde su fundación, dar educación a los hijos de campesinos y defender los derechos del pueblo, siguiendo la línea Marxista Leninista… Dentro de nuestra organización se han formado grandes luchadores sociales que deciden exigir los derechos del pueblo, tal es el caso del comandante Lucio Cabañas Barrientos y Genaro Vázquez Rojas egresados de estas escuelas y otros grandes hombres impulsores de la lucha social en el país que han quedado a lo largo del camino”.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 07 de Noviembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ayotzinapa pone urgencia para el Plan Integral para fortalecer el Sistema de Normales Públicas

Para la mayor parte de los mexicanos las escuelas Normales, incluyendo las rurales, han sido una realidad ajena; es triste que la tragedia las ponga en la agenda pública.

El caso reciente de la desaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, y la muerte de dos alumnos el 12 de diciembre de 2011, en la autopista del Sol, trae la atención internacional y pone un reto a la administración actual.

Las Normales rurales fueron creadas con la idea de generar un compacto y decidido grupo de agentes sociales, jóvenes que supieran la necesidad de sus comunidades y que conectaran ese saber de la carencia con el saber de la abundancia que construirían en sus instituciones modelo: el egresado de la Normal rural sería no sólo un maestro capaz, sino también un gestor de desarrollo. Serían un interesante caso de focalización en la formación docente si no fuera porque arrastran en su diseño mismo los remanentes de un arreglo largamente superado por la realidad, pero también abandonados a sus suerte por las autoridades. Como escape de la pobreza, sin apoyo, no resulta en transformación ni de las comunidades, ni asegura resultados adecuados para los alumnos (los egresados se suman al proceso de corrimiento para llegar a escuelas mejor dotadas, en ambientes menos vulnerables).

El Artículo Vigésimo Segundo Transitorio de la Ley General del Servicio Profesional Docente estableció que “La Secretaría formulará un plan integral para iniciar a la brevedad los trabajos formales, a nivel nacional, de diagnóstico, rediseño y fortalecimiento para el Sistema de Normales Públicas a efecto de asegurar la calidad en la educación que imparta y la competencia académica de sus egresados, así como su congruencia con las necesidades del sistema educativo nacional”.

Como primer paso para la elaboración del diagnóstico y rediseño de los Sistemas de Normales, la SEP concluyó foros de consulta regionales y nacionales sobre educación normal el 6 de junio de 2014. Sin embargo, hasta ahora la SEP no ha presentado aún el “Plan Integral para fortalecer el Sistema de Normales Públicas” y la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE) no respondió las solicitudes de información realizadas por la sociedad civil durante el mes de julio.

Debemos exigir el castigo y la reparación, pero sobre todo atender a las raíces: la de seguridad pública y la de compactación y apoyo para la formación docente.

Autor:

Fecha: 
Jueves, 06 de Noviembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

10 Competencias necesarias para 2020

Un mundo interconectado y con uso extendido de la inteligencia que nos espera en el futuro hace que se demanden nuevas competencias laborales para los mercados que estarán en constante evolución.

Entre los principales impulsores de este nuevo futuro, destacan: a) el crecimiento del promedio de vida de las personas, b) el surgimiento de tecnologías inteligentes, c) un mundo inundado por las computadoras, d) la comunicación basada en lo visual, e) nuevos modelos de producción y de organizaciones basadas en la inteligencia colectiva y distribuida, y f) la hiperconectividad.

Diez competencias para el 2020

Así este mundo nuevo impactado por la tecnología que todo lo transforma, demandará de los trabajadores de la sociedad del conocimiento nuevas competencias. Recientemente se dio a conocer un estudio por top10onlinecolleges.org, que identifica como indispensables las siguientes diez competencias laborales de aquí al año de 2020:

  1. Encontrar la lógica de lo que sucede. Más allá de su descripción y detección de efectos, será necesario identificar las causas profundas de los diferentes y variados fenómenos sociales y de mercado que continuamente se presentarán.
  2. Tener inteligencia social. Será indispensable saber conectarse con los demás para conocer los sentimientos colectivos y las razones de las reacciones sociales y de grupos.
  3. Pensamiento flexible y adaptable. Esta será la capacidad de encontrar respuestas más allá de lo que uno aprende y memoriza. Es abrirse a pensar de manera diferente en cada caso distinto que se nos presenta.
  4. Comportamiento transcultural. Servirá para superar las limitaciones de la propia cultura y tener la capacidad de adaptarse a un mundo globalizado con una mezcla creciente de intercambios intensos entre personas de diferentes culturas.
  5. Pensamiento informático. Aquí se habla de generar habilidades para procesar grandes cantidades de información de manera inteligente y saber interpretarla de manera acertada.
  6. Dominio de nuevos medios. Se necesitará tener una gran apertura y constante actualización de la aparición de nuevos medios de comunicación que requerirá de su dominio para saber ser persuasivos.
  7. Manejo interdisciplinario. No bastará la especialización (aunque será un requisito mínimo), ahora se requiere manejar diferentes disciplinas para encontrar nuevos yacimientos de conocimientos y oportunidades no identificadas.
  8. Dominio conceptual y de diseño. Ahora se necesitará que sepamos extraer la información y generar la capacidad para desarrollar conceptos, procesos y productos para lograr los resultados esperados.
  9. Gestión del entendimiento. Se refiere a la habilidad para discriminar y filtrar información relevante para maximizar la comprensión.
  10. Colaboración virtual. Esta es la capacidad para trabajar productivamente, involucrarse activamente y demostrar aportación de valor en equipos virtuales distribuidos en diferentes lugares del mundo.

Está claro que el futuro demandará nuevos conocimientos y competencias, y ello tendrá que impactar nuestros sistemas de educación al tener que incluir la formación de nuevas competencias laborales y la necesaria educación continua bajo diferentes formatos más flexibles y atractivos.

Los nuevos tiempos que están por venir, serán más prolíficos en cambios y más intensos en la incorporación de conocimientos desarrollados en un mundo más conectado, sociable, inteligente y totalmente integrado.

Autor:

Fecha: 
Martes, 04 de Noviembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Menores oportunidades para las mujeres

Nuevamente queda mal calificado México en un estudio en donde se le compara con otros países.

El Reporte Global de Disparidad de Género 2014 (Global Gender Gap Report o GGGR) elaborado por el Foro Económico Mundial y difundido el lunes mide las brechas basadas en el sexo para el acceso a recursos y oportunidades en los países y no los niveles reales de recursos y oportunidades disponibles en esos países.

En el GGGR 2014 aparece el Índice Global de Disparidad de Género en el cual nuestro país ocupa el lugar número 80 de entre 140 que fueron calificados de acuerdo a las disparidades educativas, económicas, políticas y sanitarias que se dan entre hombres y mujeres. Es decir que hay 79 países en donde la igualdad entre ambos sexos es mayor a la que la existe en México.

El reporte contiene el llamado Índice de Disparidad de Género, el cual se elabora midiendo los siguientes factores: Participación y Oportunidades Económicas; Logros Educativos; Salud y Sobrevivencia; y Empoderamiento Político.

Si bien México ocupa el lugar 80 en el índice general, en tres de los cuatro diferentes subíndices que lo conforman queda en mejores lugares: el 1 en Salud y Sobrevivencia, el 39 en Empoderamiento Político y el 75 en Logros Educativos.

El primer lugar en el subíndice de Salud y sobrevivencia no debe sorprender a nadie, ya que desde hace años las mujeres tienen similares oportunidades que los hombres para acceder a los servicios de salud, lo que les permite vivir más años que éstos.

La falta de oportunidades de desarrollo político se refleja en el lugar 39 del subíndice respectivo. Esta disparidad de género se observa en el Congreso de la Unión, en donde 189 de 500 diputados (38%) y 43 de los 128 senadores (34%) son mujeres; en el gobierno federal, donde sólo tres de las 18 secretarías de Estado están encabezadas por mujeres, es decir el 17%; en los gobiernos estatales, en donde ninguno está en manos de una mujer. Mientras que todos los gobernantes de las 32 entidades son hombres; y en los gobiernos municipales, en donde la situación es aún más dispar que en los gobiernos federal y estatales. Lo mismo puede observarse en los poderes judiciales de la Federación y los estados.

El hecho de que en las próximas elecciones federales y estatales los partidos tengan que postular un 50% de candidatas seguramente mejorará la posición de nuestro país en este subíndice.

El que México ocupe el lugar 75 en el subíndice de Logros Educativos y el 120 en el subíndice Participación y Oportunidades Económicas indica que todavía falta mucho por hacer para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que tienen los hombres en estos rubros.

Comparado con el Índice del año pasado, México cayó 12 lugares. No es necesario un comentario adicional.

El GGGR 2014 puede verse en http://www.weforum.org/reports/global-gender-gap-report-2014

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Octubre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1