Se encuentra usted aquí

economía

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aspectos relevantes del Paquete Económico para 2016

El pasado 8 de septiembre, el Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), puso a disposición del Poder Legislativo el Paquete Económico para el ejercicio fiscal de 2016. Entre las diversas iniciativas que integran dicho paquete sobresalen:

1. Criterios Generales de Política Económica, donde se plantean las expectativas económicas del gobierno para el próximo año, así como la previsión de las principales variables que inciden en el sistema fiscal: inflación (3%), tipo de cambio (15.9 pesos por dólar), precio del petróleo (50 dólares por barril), crecimiento económico (de 2.6 a 3.6), entre otras.

2. Propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), donde se plantea la política de gasto del gobierno mexicano. Para 2016, el gobierno planea gastar 4 billones 746 mil mdp. En línea con la estrategia de austeridad planteada en el Presupuesto Base Cero, este monto representa una reducción real de 1.9% con respecto al presupuesto del año pasado.

3. Propuesta de Ley de Ingresos de la Federación (LIF), donde se detallan las principales fuentes de recaudación del gobierno mexicano. Entre los principales cambios se encuentra una reducción de 38.6% de los ingresos petroleros debido a la caída de los precios internacionales, así como una serie de medidas fiscales destinadas a promover la inversión y el ahorro de las empresas y hogares.

Principales modificaciones a la LISR

En este paquete destacan las modificaciones propuestas a la LISR que contemplan medidas para promover el ahorro y la inversión entre los hogares y empresas mexicanas.

En este diagnóstico sobresalen diversas causales como:

A. Coyuntura de debilidad de la actividad económica global, provocada por la incertidumbre sobre el desempeño de la economía norteamericana y la posible desaceleración de economías como Brasil, China y Rusia.

B. Posibles modificaciones en la política monetaria por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos de América (incrementos de la tasa de interés de referencia);

a. Deducciones inmediata de inversiones de empresas de menor escala y en sectores estratégicos

La deducción inmediata de activos fijos es un incentivo fiscal que estuvo vigente hasta 2013 y permitía a las personas morales y físicas con actividad empresarial y profesional, deducir del pago del ISR, en un solo ejercicio, un porcentaje elevado de la inversión en activos fijos. Esto siempre y cuando las inversiones se realizaran fuera de las áreas metropolitanas del DF, Guadalajara y Monterrey. A partir de la reforma fiscal de 2014, la deducción inmediata quedó eliminada y, en su momento, la SHCP argumentó que el incentivo no había logrado incrementar la inversión, especialmente de las pequeñas y medianas empresas, mientras que las grandes la habían utilizado para reducir su carga tributaria injustificadamente.

  • El Paquete Económico para 2016 propone incluir una disposición de carácter temporal, para permitir en todo el país la deducción inmediata de inversiones. No obstante, se acota a  pequeñas y medianas empresas con ingresos de hasta 50 mdp, así como a la inversión para la creación y ampliación de infraestructura de transporte y de la inversión en equipo utilizado en el sector energético. Esta nueva versión de la deducción inmediata podrá utilizarse durante los últimos 4 meses de 2015 y durante 2016 y 2017.
  • Preocupa que esta sea la tercera vez que se inserta este incentivo en el esquema fiscal. No resulta claro qué elementos harán que en esta ocasión funcione adecuadamente y sobre todo preocupa la falta de estudios que justifiquen cómo a través de este diseño las pequeñas y medianas empresas incrementarán su inversión y productividad de manera significativa.

b. Deducciones personales

Actualmente, en la LISR vigente se permite que las personas físicas efectúen deducciones de los recursos depositados en diversos instrumentos de ahorro de largo plazo, tales como:

  • cuentas de planes personales de retiro;
  • subcuentas de aportaciones voluntarias;
  • aportaciones complementarias de retiro;
  • cuentas personales especiales para el ahorro;
  • primas de seguros basados en planes de pensiones y
  • compra de acciones de sociedades de inversión autorizadas por el SAT.

De acuerdo con el marco normativo vigente, estas deducciones personales están sujetas a límites específicos:

  • Las personas físicas pueden deducir al año hasta el 10% de sus ingresos acumulables (sin exceder de 5 salarios mínimos anuales), por el total de sus aportaciones en planes personales de retiro, subcuentas de aportaciones voluntarias y aportaciones complementarias.
  • Las personas físicas también pueden deducir cada año hasta 152,000 pesos por el monto total de los depósitos a cuentas especiales para el ahorro, primas de seguros basados en planes de pensiones y adquisiciones de acciones de sociedades de inversión.

Estas deducciones están sujetas a un límite global anual a las deducciones personales, equivalente a la cantidad menor entre cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica del contribuyente, o el 10% de sus ingresos totales. La propuesta de la LISR para 2016 plantea eliminar el límite global anual de deducciones personales, manteniendo únicamente los límites específicos.

El objetivo de esta medida es estimular a las personas a generar ahorros presentes que pueden ser utilizados para financiar inversión en actividades productivas, así como generar ahorro para cuando termine su ciclo laboral.

Reinversión de utilidades en el impuesto de dividendos

Muchas empresas que cotizan en la bolsa de valores pagan cada año dividendos a sus accionistas. Estos dividendos proceden de las utilidades generadas por las empresas. A partir de la reforma fiscal para 2014 se crea el impuesto al pago de dividendos con una tasa de 10%.

En el Paquete Económico se estipula que los accionistas personas físicas de empresas que reinviertan las utilidades generadas únicamente entre el 1º de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2016, gozarán de una reducción en el impuesto sobre dividendos hasta por el 5%, si las utilidades son distribuidas a partir de 2019.

Se espera que esta medida puede actuar como un mecanismo para fomentar la reinversión de utilidades de las empresas y permitir el financiamiento de actividades productivas con recursos propios.

Fecha: 
Martes, 15 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Paquete Económico 2016

En esta ocasión me acompañan Antonio Arévalo, Diputado Federal por el PVEM y Vice-Coordinador de Asuntos Económicos, Armando Rivera Castillejos, Diputado Federal por el PAN y Vice-Coordinador de Asuntos Económicos y 
Carlos Hernández Mirón, Diputado Federal PRD.

El tema que abordamos esta noche fue:

  • El Paquete Económico 2016

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Bienestar subjetivo en México

El estudio del bienestar es un aspecto que ha sido estudiado durante décadas por los economistas, y tradicionalmente se ha asociado con el progreso material de las sociedades. Este enfoque se conoce como bienestar objetivo, puesto que se basa en cosas muy tangibles, básicamente los bienes y servicios a los que pueden tener acceso los ciudadanos.

Sin embargo, esta manera de medir el progreso no alcanza a presentar el panorama completo en cuanto al bienestar que sienten las personas.

Un ejemplo de esto es que en algunos países desarrollados las tasas de suicidio son mucho más elevadas que el promedio mundial, lo cual es reflejo de que a nivel general, el bienestar material muchas veces no es suficiente para que todos los individuos se sientan más felices y más plenos con sus vidas.

Por supuesto que el incremento en el bienestar objetivo (material) es muy importante y debe ser promovido, con mucho mayor razón en países con bajas tasas de crecimiento económico como es el nuestro.

Pero más allá de la esfera material, que se mide en aspectos muy concretos como la producción y el empleo, está la esfera personal y allí nos adentramos por completo en el terreno de la subjetividad.

Bienestar subjetivo

Con el paso de los años surgió un consenso internacional para contar con mediciones más específicas sobre el bienestar, debido a las limitaciones de las estadísticas convencionales.

Este consenso surgió en la Comisión Sobre la Medición del Desempeño Económico y el Progreso Social (mejor conocida como la Comisión Stiglitz-Sen-Fitoussi), y de allí tuvo eco también en el conglomerado de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD).

Este nuevo enfoque para medir el bienestar consiste en aplicar una encuesta a las personas sobre su propia percepción. A este enfoque se le conoce como bienestar subjetivo. En México, el bienestar subjetivo tiene un nombre más preciso: “bienestar autorreportado”.

El INEGI es el organismo que se encarga de medir cada tres meses el bienestar subjetivo o autorreportado en nuestro país. A través de una encuesta que se aplica en todo el territorio nacional, se recogen las impresiones de los ciudadanos sobre los siguientes aspectos:

captura_de_pantalla_2015-09-14_14.08.56.png

Las personas encuestadas tienen qué responder en una escala del 1 al 10 y todos los aspectos se miden por sexo y de acuerdo con los siguientes grupos de edad:

  • 18 a 29 años
  • 30 a 44 años
  • 45 a 59 años
  • 60 a 74 años
  • 75 años y más

Ya se encuentran los resultados de la encuesta levantada en el mes de julio y llaman la atención las calificaciones que nos arroja este ejercicio.

Los resultados que a continuación se presentan son una selección de los aspectos que consideré más interesantes. La intención de presentar algunos resultados es motivar el debate y la reflexión sobre cómo percibimos los ciudadanos nuestro bienestar y cuáles serían las áreas donde es urgente mejorar nuestra satisfacción.

Satisfacción con la vida

En general, los mexicanos nos damos una calificación de 8 en cuanto a qué tan satisfechos nos sentimos con la vida que tenemos. Los hombres son ligeramente más satisfechos que las mujeres, pues su calificación es de 8.1 y 7.9, respectivamente.

Llaman la atención dos cosas:

1. En retrospectiva, los mexicanos estamos más satisfechos con nuestras vidas que hace un año. La calificación general en julio de 2014 fue de 7.8.
2. A medida que envejecen las personas, su satisfacción con la vida es menor tanto en hombres como en mujeres, llegando a alcanzar calificaciones de 7.4 y 7.3 respectivamente.

Grado de identificación con aspectos buenos de la vida

A nivel general, los mexicanos se dan una calificación por encima de 8 en todos los aspectos buenos de la vida que considera la encuesta, excepto cuando se trata de recuperar la ecuanimidad después de un suceso desafortunado, donde la calificación general es 4.8.

Resultados destacables:

  • Las mujeres se sienten ligeramente más afortunadas que los hombres (8.9 vs 8.8), pero para ellas la religión es mucho más importante que para los hombres, con una calificación de 8.6 y 7.9, respectivamente.
  • Los mexicanos sienten que lo que hacen en su vida vale la pena, pues tanto hombres como mujeres se identifican con este aspecto con una calificacón de 8.9.
  • Tanto hombres como mujeres sienten que el que les vaya bien o mal depende fundamentalmente de ellos y no de las demás personas. La calificación de este aspecto es 8.5, igual en hombres que en mujeres.
  • ¿Soy libre para decidir mi propia vida? Hombres y mujeres por igual califican con 8.8.

Balance afectivo y emocional

Cuando se les pregunta a los mexicanos ¿Qué tanta parte del día de ayer se sintieron,

a) de buen humor, (5.8)
b) tranquilo o calmado; (5.3)
c) con energía y vitalidad; (5.1)
d) concentrado o enfocado en lo que estaba haciendo (6.4)
e) emocionado o alegre (6.1).

Algo que llama la atención es que las calificaciones de los hombres se encuentran por encima de las mujeres en todos los aspectos anteriores. Donde existe la mayor brecha es en la energía o vitalidad: hombres 5.3 y mujeres 4.8 de calificación.

Los estados anímicos negativos también son evaluados y representan lo opuesto a los incisos a) al e). Las mujeres otorgan calificaciones que acentúan ligeramente más los estados anímicos negativos:

a) De mal humor; (mujeres, 1.8; hombres 1.6)
b) Preocupado, ansioso, con estrés; (mujeres, 2.1; hombres 1.9)
c) Cansado, sin vitalidad; (mujeres, 2.3; hombres 2.0)
d) Aburrido o sin interés; (mujeres, 1.5; hombres 1.3)
e) Triste o deprimido; (mujeres, 1.4; hombres 1.2)

Nivel de vida, salud, tiempo libre, seguridad, ocupación y vivienda

La satisfacción en cuanto al nivel de vida obtiene una calificación general de 7.9 (8.0 hombres y 7.9 las mujeres).

En cuanto a qué tan satisfechos están con su estado de salud, parece que los resultados confirman la mayor vulnerabilidad de las mujeres (lo que se sabe por otras fuentes), aunque en la percepción de los encuestados la brecha entre géneros no es tan amplia. Las mujeres dan una calificación de 8.1 y los hombres 8.3.

Los hombres están ligeramente más satisfechos con el tiempo libre que tienen; 7.7 de calificación contra 7.6. En este aspecto las calificaciones alcanzadas son congruentes con los resultados de la OECD de 2014, que muestran que medido en número de horas por semana, México es el país en el que se trabaja más.

La satisfacción con respecto a la seguridad está muy mal; la calificación general es de 5.4, y las mujeres perciben ligeramente menos satisfacción en este aspecto de la vida que los hombres: 5.3 y 5.6 son sus respectivas calificaciones. Como era de esperarse, el talón de Aquiles de los mexicanos es la inseguridad. Este es el aspecto quizá más preocupante de toda la encuesta, dado que las calificaciones de satisfacción son bastante bajas.

En cuanto a la satisfacción con respecto a la ocupación que tienen, los mexicanos reportan una calificación de 8.4, igual en hombres que en mujeres.

Finalmente, la satisfacción de la vivienda es muy parecida a la ocupación, con una calificación general de 8.3, lo mismo para hombres que para mujeres.

En resumen, de los aspectos mencionados de esta parte de la encuesta, en nivel de vida, salud, ocupación y vivienda resultamos aprobados con una calificación de 8. En la satisfacción del tiempo libre que disponemos pasamos “de panzazo” y en cuanto a la seguridad, definitivamente reprobamos.

Conclusiones

El bienestar subjetivo es una herramienta muy importante para la historia de la humanidad y se debe considerar para el diseño y evaluación de la política pública. Es importante resaltar que el INEGI lo mide con base en metodologías acordes con los consensos internacionales en esta materia.

Igual de importante es que los mexicanos conozcamos estos resultados, los cuales muestran cómo nos sentimos en aspectos que forman parte de nuestra vida cotidiana y que definitivamente inciden en las decisiones personales y colectivas que tomamos en el transcurso de nuestras vidas. Pero no solo eso, inciden en el ambiente que generamos a nuestros conciudadanos.

En general, los mexicanos nos sentimos bastante satisfechos con muchos aspectos de la vida. Este es un motivo para celebrar y al mismo tiempo, para mejorar en aquello que puede limitar nuestro potencial.

_____________________________________________________________________

Fuentes:

http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/investigacion/experimentales/bi...

http://www.oecd.org/

http://www.oecd.org/employment/

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Paquete 1

Como lo ordena la Fracción IV del Artículo 74 de la Constitución, el presidente Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo Federal, hizo llegar ayer a la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2016 integrado por la Iniciativa de Ley de Ingresos 2016 y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016. Dentro de unos días el Secretario de Hacienda Luis Videgaray comparecerá ante los legisladores para explicar el paquete.

El proyecto de la Ley de Ingresos deberá estar analizado, discutido, enmendado y aprobado por la Cámara de Diputados a más tardar el 20 de octubre entrante y por la de Senadores el 31 del mismo mes. Después, los diputados tendrán hasta el 15 de noviembre para hacer lo mismo con el proyecto del Presupuesto de Egresos, recordando que los senadores no intervienen en este último proceso.

El paquete se basa en los siguientes supuestos:

1. En 2016 el producto interno bruto crecerá entre 2.6 y 3.6%.

2. El precio promedio de un barril de petróleo (mezcla mexicana de exportación) será de 50 dólares.

3. La plataforma de producción petrolera para 2016 o producción promedio diaria de barriles de petróleo será de 2,247 millones.

4. El tipo de cambio nominal para el fin del período enero-diciembre 2016 será de 15.70 pesos por un dólar estadounidense.

5. El balance fiscal sin inversión equivaldrá a -0-5 del PIB.

¿Son realistas estos cinco supuestos, considerando que los tecnoburócratas de la Secretaría de Hacienda han demostrado no tener grandes dotes predictivas en lo que va del sexenio?

En lo que al PIB se refiere, el supuesto está dentro de los estimados hechos por diversas organizaciones nacionales e internacionales, entre ellos el Banco Mundial (3.2%), el Fondo Monetario Internacional (3.3%), los especialistas en economía del sector privado encuestados por el Banco de México (2.96%), Banco de México (2.5-3.5%) y Moody’s (2.5-3.0%). Durante los meses venideros es más que probable que estos estimados sean revisados a la baja en vista de que la economía de Asia y Europa no marcha del todo bien y la de Estados Unidos no logra despegar del todo.

En lo que toca al precio promedio de 50 dólares por barril de la mezcla mexicana de exportación de petróleo, el supuesto o pronóstico de Hacienda es ligeramente optimista si se compara con los precios promedio que para 2016 estima la US Energy Information Agency (EIA) para los petróleos Brent y West Texas Intermediate (WTI), de 59.42 y 54.42 dólares, respectivamente. Si esos estimados resultan ser correctos, el precio promedio para la mezcla mexicana podría estar entre los 47.81 y 48.47 dólares si es que se mantienen los actuales diferenciales de precios entre el crudo mexicano y el Brent y el WTI.

Mañana, más sobre este asunto.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 09 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Relanzamiento de las Ciudades Inteligentes

Según proyecciones de diferentes expertos y organizaciones especializadas en demografía y desarrollo urbano, en los próximos 40 años tres de cada cuatro habitantes del mundo vivirán en ciudades. En México, según datos del INEGI, ya 78% de los mexicanos viven en zonas urbanas.

Esta situación significa desafíos impresionantes para los próximos años, porque los pobladores de las ciudades van a requerir de más y mejores servicios básicos (agua, drenaje, luz eléctrica), sustentabilidad, movilidad, seguridad, todo ello bajo una enorme presión sobre finanzas públicas cada vez más deterioradas.

En este contexto es donde la innovación debe plantear nuevos modelos para enfrentar nuevos y viejos retos de las ciudades. De ahí nace el concepto de Ciudad Inteligente (CI), que de acuerdo con Wikipedia es una “ciudad donde la inversión social, el capital humano, las comunicaciones, y la infraestructura, conviven de forma armónica con el desarrollo económico sostenible, apoyándose en el uso y la modernización de nuevas tecnologías (TIC), y dando como resultado una mejor calidad de vida y una gestión prudente de los recursos naturales, a través de la acción participativa y el compromiso de todos los ciudadanos”.

Ciudades Inteligentes (CI)

Aunque hay diferentes versiones o modelos de CI y cuáles son sus componentes, podemos decir que las áreas donde tienen mayor impacto son: economía, medio ambiente, servicios básicos, movilidad, conectividad, inclusión y participación.

Cabe señalar que hay quienes también llaman a estos proyectos Ciudades Competitivas, Creativas o Innovadoras, que solo se distinguen por el énfasis es las estrategias que proponen.
Aunque cada urbe enfrenta situaciones y desafíos diferentes, existe una serie de pasos que ayudan a la construcción de una CI:

  • Definir la visión. Antes de iniciar con un proyecto de CI debe de haber una visión compartida de lo que se quiere lograr. No tener claro a donde se quiere llegar, impide obtener resultados de impacto que sean satisfactorios para los ciudadanos.
  • Utilizar la innovación como enfoque de trabajo. Para ello es imperativo tener una definición clave de lo que es el concepto de innovación traducido en forma operativa para la toma de decisiones: pensar diferente, hacer más, gastar menos y crear valor.
  • Usar estratégica e intensivamente la tecnología. Y aquí no estamos hablando de hacer grandes gastos en tecnología, sino utilizar la tecnología como una herramienta clave para conectar, simplificar y producir inteligencia.
  • Pensar en arquitecturas tecnológicas abiertas. Las arquitecturas de los sistemas deben facilitar la captura de datos y permitir compartirlos y analizarlos para mejorar el rendimiento y el valor.
  • Recurrir a modelos de negocio innovadores. Los modelos tradicionales de financiamiento del desarrollo con base al gasto público están agotados. Tenemos que implementar nuevos modelos de colaboración, financiamiento  e inversiones, más allá de pensar sólo en la infraestructura y atrevernos a  resolver con nuevos esquemas los rezagos sociales.
  • Impulsar la colaboración, la participación y la inclusión. Las CI tienen que convertirse en movimientos que permitan explotar todas las capacidades y talentos de los que se disponen. Las CI deben también provocar la formación de Ciudadanos Inteligentes para que sea sostenible el esfuerzo.

Conclusiones

Está claro que los sistemas tradicionales de planeación y desarrollo de las ciudades está en quiebra. Las ciudades se han desarrollado en el desorden y el caos, con sistemas aislados, que no permiten reaprovechar recursos, datos y infraestructuras. De seguir así, la realidad nos va a rebasar.

Las principales ciudades así lo han entendido, y han tomado la decisión de repensar los modelos de urbes a través del concepto de Ciudades Inteligentes. Con ello esperan que la inercia no derrote la inteligencia y el uso de modelos innovadores, para aprovechar las capacidades y talento de sus habitantes. Ciudades Inteligentes es el primer paso, Ciudadanos Inteligentes vendrán después. Esa es la esperanza para rescatar a nuestras ciudades de un destino fatal.

Autor:

Fecha: 
Martes, 08 de Septiembre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Una humilde propuesta

A todo el que atraviesa esta gran ciudad o viaja por el país le causa una profunda tristeza ver las calles, los caminos y las puertas de las cabañas atestados de mendigos del sexo femenino, seguidos de tres, cuatro o seis niños harapientos que importunan a todo el que pasa pidiéndole una limosna.

El texto anterior no se refiere a México, sino a Irlanda, en el año de 1729, y forma parte de un ensayo titulado Una humilde propuesta, escrito por Jonathan Swift (el mismo que escribió Los viajes de Gulliver), a través del cuál popone que los campesinos pobres vendan a sus hijos a los ricos terratenientes, para que éstos se los coman. Sí, literalmente, para que los cocinen y, en suculentos platillos, los devoren. Mediante su particular propuesta, Swift proponía prevenir que los niños de los pobres se convirtiesen en una carga para sus padres y para el país. De esa manera, en hacerlos útiles al público. La ganancia sería doble: los campesinos saldrían de la miseria y los ricos tendrían más y mejor comida. 

Se trata de un texto muy incómodo, por supuesto, como debería ser toda buena sátira. Al escribirlo, el propósito de Swift no era que se comieran a los niños. Lo que buscaba era provocar; llamar la atención de los terratenientes acerca de lo que ocurría en Irlanda. Una humilde propuesta es uno de los mejores panfletos políticos y literarios de todos los tiempos. Para leerlo, por supuesto, es necesario conocer y apreciar el humor negro de los británicos y, en particular, de los irlandeses.

Un americano muy entendido en la materia, al que he conocido en Londres, me ha asegurado que un niño sano y bien criado es, al año de edad, el alimento más delicioso, nutritivo y saludable, ya sea estofado, guisado, asado o hervido, y no tengo la menor duda de que puede servir igualmente para un fricasé o un ragú, dice otro fragmento del ensayo.

Mientras releía el ensayo de Swift y me documentaba sobre la pobreza en el mundo, particularmente en México, me pregunté qué sátira escribiría Jonathan Swift si viviera en el mundo actual y de qué manera buscaría llamar la atención de los gobiernos, del Banco Mundial y demás organizaciones encargadas de reducir la pobreza y mejorar los niveles de vida de las personas que viven en países de ingreso bajo y mediano.

Lo cierto es que, revisando un poco la historia, es fácil darse cuenta de que el modelo neoliberal, igual que ocurrió con el socialismo (el comunismo fue una utopía), a pesar de demostrar ser el menos malo de los sistemas (aunque en lo personal prefiero un liberalismo más moderado y con mayor intervención del estado), también fracasó.  

¿Son eficientes las medidas que se toman? ¿Qué hace falta?

¿Cómo es posible que el ser humano, que ha conseguido viajar al espacio, retrasar la muerte y dominar , como nunca, la tecnología, no haya sido capaz de terminar o, al menos, disminuír sustancialmente la pobreza en el mundo?

En el planeta existen millones de familias que sobreviven con un dólar diario. ¿Quién puede vivir así?

Quizá el problema de fondo es que la pobreza, cuando es ajena, no le duele a nadie.

No es un problema de recursos. Al menos, no del todo. Recursos en el mundo siguen habiendo. El problema es muy antiguo. Sucedió cuando unos empezaron a volverse ricos y otros pobres. Cuando los más fuertes dominaban a los más débiles. Y luego los más poderosos (ricos) a los menos poderosos (pobres). En América Latina y en África, se intensificó durante el colonialismo. Muchas de las prácticas coloniales persisten hasta nuestros días. Los colonizadores inventaron un nuevo sistema de clases sociales y de dominación. Aunque el neocolonialismo haya tomado formas distintas (en México, por ejemplo, la banca quedó en manos extranjeras, por lo tanto las decisiones de crédito y de crecimiento económico por esa vía, también). El problema no es la pobreza, sino la desigualdad. En 2008, el 1% de la población más rica del mundo era dueña del 32% de todos los bienes. En el aclamado documental The end of poverty, se dice que terminar con la mitad de la pobreza global costaría 20 billones, menos que el 4% que los EUA destinan a su presupuesto militar. Ese dato me dejó perplejo. Lo anterior quiere decir que los ricos tienen, de hecho, la posibilidad de acabar con la pobreza. Pero no lo hacen. Los gobiernos de los países desarrollados parecen estar más preocupados por desarrollar su armamento y perfeccionar sus sociedades de consumo, que por terminar con la pobreza en el mundo menos desarrollado.

En México, el 10% de la riqueza está en manos de 9 o 10 familias. En 2014 la CONEVAL1 calculó que habian 55.3 millones de pobres, lo que equivale al 46.2% de la población total. Sin embargo, existe un dato muy interesante, ya que genera una nueva cifra que tiene que ver con aquellos mexicanos que no son pobres, pero que están por debajo de la línea de bienestar. Los que están a nada de volverse pobres. Entre los pobres y los vulnerables alcanzan el 79.5% de la población. Sólo el resto está por encima de la línea de bienestar. Lo anterior da una idea más clara de la manera como se distribuyen la riqueza y el ingreso en México.

La violencia en México no sólo tiene que ver con el narcotráfico, sino a la mala distribución de la riqueza y del ingreso. Está demostrado que las sociedades más violentas no son necesariamente las más pobres, sino aquellas donde existe mayor desigualdad.

De todo lo anterior se desprende que, terminar con la pobreza, es una cuestión de voluntad. Pero los gobernantes de todo el mundo tienen muchos intereses personales y grupales más importantes para ellos que los pobres.

Volviendo a Jonathan Swift, es claro que los ricos no se están comiendo a los pobres. Al menos, no de la manera de la que proponía Swift. Pero, ¿qué no existen muchas maneras de que unos se coman a otros? Muchos pobres no necesitan que se los coman, porque la pobreza se los está comiendo.

A los políticos se les olvida que tienen la oportunidad histórica de pasar a la posteridad por haber cumplido su misión: hacer el bien público temporal.

¿Qué necesita el ser humano para que le duela la pobreza de otro ser humano?

_____________________________________________________________

Ilustración: Gustave Doré.

Bibliografía:

Ensayo: Una humilde propuesta, de Jonathan Swift 
http://www.ciudadseva.com/textos/otros/una_modesta_proposicion.htm

Documental: The end of poverty. 2008.
https://www.youtube.com/watch?v=_xpKKHcC8eU

Pierre-Marc René, El Universal, Crece pobreza en México; hay dos millones más: Coneval.
http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/sociedad/2015/07/24/crece-...

1 Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (México). 

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 02 de Septiembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores

En los primeros meses de 1995, después del “error de diciembre” y durante una de las más severas crisis económicas que ha sufrido nuestro país surgió una de las instituciones fundamentales para el buen desarrollo de nuestro sistema financiero. Estoy hablando de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). Así, el 28 de abril de 1995, el Congreso de la Unión aprobó la Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (LCNBV), fusionando en un sólo órgano desconcentrado, las funciones que correspondían a la Comisión Nacional Bancaria (CNB) y a la Comisión Nacional de Valores (CNV). 

La CNBV nace con el mandato de supervisar y regular las entidades que conforman al sistema financiero mexicano, con el fin de procurar su estabilidad, correcto funcionamiento, mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo del sistema financiero en su conjunto, y proteger los intereses del público usuario. 

Así, la CNBV conserva plenamente las facultades de autoridad que tenían la Comisión Nacional Bancaria (CNB) y a la Comisión Nacional de Valores (CNV). Pero complementándolas con el establecimiento de programas preventivos y de corrección para eliminar irregularidades en las entidades supervisadas. 

La ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores señala que ésta es un  órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con autonomía técnica y facultades ejecutivas. Tiene por objeto supervisar y regular en el ámbito de su competencia a las entidades integrantes del sistema financiero mexicano, a fin de procurar su estabilidad y correcto funcionamiento, así como mantener y fomentar el sano y equilibrado desarrollo de dicho sistema en su conjunto, en protección de los intereses del público.

También su objeto es supervisar y regular tanto a las personas físicas como a las personas morales, cuando realicen actividades previstas en las leyes relativas al citado sistema financiero.

Para la consecución de su objeto y el ejercicio de sus facultades la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) tiene una Junta de Gobierno que está integrada por diez vocales, más el Presidente de la Comisión, que lo es también de la Junta, y dos Vicepresidentes de la propia Comisión que aquél designe. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público designa cinco vocales; el Banco de México tres vocales y las Comisiones Nacionales de Seguros y Fianzas y del Sistema de Ahorro para el Retiro un vocal cada una.

De conformidad con el artículo 14 de la Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (LCNBV), el Presidente de la Comisión será designado por el Secretario de Hacienda y Crédito Público. Este nombramiento debe recaer en una persona que reúna varios requisitos, entre otros, haber ocupado por lo menos durante cinco años, cargos de alto nivel en el sistema financiero mexicano o en las dependencias, organismos o instituciones que ejerzan funciones de autoridad en materia financiera.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 26 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De la terrible situación económica mundial y de la violencia humana

Sin duda la noticia de la semana es el desplome de las bolsas en el mundo, indicador de un problema económico global que hace temblar al planeta. El llamado lunes negro logró que el dólar llegara a cotizarse en México en $17.57, cifra inimaginable a principios de este muy difícil año de 2015. Y detrás de todo esto la debilidad de la economía china y la terrible caída del precio del petróleo que viene a darle a nuestro país simple y sencillamente la puntilla. Los muy modestos resultados de la actividad industrial en China y los bajísimos precios del petróleo arrastraron a los mercados del mundo, incluido Wall Street y por supuesto a nuestro IPC, a una caída vertiginosa e indicativa de problemas mayores. La economía China, no lo olvidemos es la segunda del mundo y su desaceleración es cosa seria para todos. Pero… pareciera que los financieros del planeta tienen un lenguaje y una indiferencia muy similar. Según Carlo Cottarelli director ejecutivo del FMI después de todo lo sucedido en estos días aún no es momento de hablar de una “crisis” y la cancelación de proyectos multimillonarios y el despido de miles de trabajadores de las empresas petroleras es “pecata minuta”. Dicen los expertos que las razones de fondo de estas caídas son, en primer lugar el temor a que se suban los intereses en USA; el terror a que la economía China no se recupere; la lentitud en la recuperación de las economías europeas que no acaban de despegar; la dramática caída del petróleo y otras materias primas; la delicada situación de las economías emergentes (Turquía, Brasil, Rusia) que ha hecho que el comercio mundial caiga un 3.4% en lo que va del año. Y aquí en México prevalece la percepción de que la situación económica ha empeorado. Lo que queremos los mexicanos es que se nos den certezas de que la difícil situación mundial no nos comprometerá aún más y se tomen a la brevedad las medidas necesarias para aminorar el inevitable golpe. La cosa se está poniendo bastante fea… La violencia humana se expresa de muy diversas y aterradoras maneras; la violación, el asesinato, el secuestro, la tortura, el acoso y desde luego también el bullying, son formas más o menos graves de ella. Cada una de estas expresiones de falta de empatía con el otro surgen de un nicho socio-psicológico distinto. Pero en todas hay un rasgo común: la falta de capacidad para identificarse con las víctimas y la indiferencia por el sufrimiento del otro. Estas conductas insensibles, sabemos hoy, están directamente relacionadas (junto con otros factores) con una disfunción y/o inmadurez en las áreas prefrontales del cerebro y en el sistema especular, el de las llamadas neuronas espejo, cuya finalidad es, precisamente, hacernos comprender al de enfrente como a nosotros mismos. Cuando rompemos un florero o se nos cae el celular al suelo no sentimos ningún dolor por lo que están “padeciendo” esos objetos destruidos y eso es normal. Al parecer las personas con conductas antisociales que torturan, vejan o eliminan a otro ser humano tienen el mismo desapego por los seres vivos que los empáticos con los objetos. Eso es atroz, pero sucede y sólo así es como comenzamos a entender qué pasa por la cabeza de un torturador, un ratero o de un sicario. Todo un complejo mecanismo neuronal en ellos no funciona. Esto desde luego no los exculpa, todo lo que hacen los antisociales es conscientemente, con plena voluntad de hacerlo y lúcidos al cometer cada uno de sus crímenes. El delincuente no está loco, simplemente es incapaz de sentir apego, simpatía, empatía o amor o de menos, consideración por los demás. ¿Por qué sucede esto? El Chapo, el crimen de la Narvarte, Ayotzinapa, la corrupción, la CNTE, las ambiciones políticas desbocadas, los cárteles, el crimen organizado, la trampa, el robo, la codicia, en fin... el mal, aquí está. Parece ser que los humanos no tenemos remedio… Y mejor la recomendación de la semana: si les gusta la comida italiana sencilla y variada, vayan al nuevo Olive Garden ubicado en Galerías Polanco, en Horacio 147. La decoración es mona y la comida bastante buena. El espagueti con albóndigas, la ensalada de la casa con muchas aceitunas y parmesano y los extra deliciosos “zapollis” (donas italianas espolvoreadas en azúcar glass con salsa de chocolate) valen la pena. Los precios muy accesibles, eso si… no hay terraza para fumar. Pero con todo y todo me gustó y hay servicio a domicilio. Tan, tan y besitos a los niños.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 24 de Agosto 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Economía Negra

En la época de la post-guerra o guerra fría durante los 50s, 60s y 70s el mundo aún se hallaba disperso. Poco a poco nos hemos ido acercando y conectando. Producto del efecto de esta nueva cercanía sin precedentes, se han ido conformando bloques económicos dominantes. Estos bloques básicamente agrupan toda la energía de riqueza y pueden organizarse en: LA OTAN, ASIA CAPITALISTA, BLOQUE ARABE, CHINA, RUSIA, LATINO AMERICA Y LOS DEMAS.

El intercambio comercial y global nos presenta nuevos retos a todos los ciudadanos del mundo. Este cambio de fondo (la cercanía) afecta el interés de todos y a cada uno de estos bloques económicos quienes pretenden redimensionar los flujos económicos con mecanismos diplomáticos y de acuerdo a sus intereses económicos.

Es este sano ejercicio neoliberal, claro que desde la óptica de cada uno de ellos (de los bloques); se ha roto el equilibrio internacional. Esta vez el efecto de “La Mano Invisible” de Adam Smith ha ido demasiado lejos, para crear un tsunami global que afectará a todos los países en forma negativa en el mediano plazo.

Se le puede llamar “Economía Negra”, a este efecto neoliberal contrario al crecimiento y producto de la desconfianza general, pero sobre todo de la especulación. Los excesos de fuerza de quienes se creían con la capacidad de tener bajo control el molino de viento a su favor, han terminado por rebosar a los presuntos sometidos y rebelarlos en su contra.

El primer efecto negativo de esta Economía Negra, es la decisión de la OPEP, sobre todo promovida por Arabia Saudita para no bajar la producción de petróleo, sino competir en base a sus condiciones de costo de producción para frenar la modernización eléctrica del mundo, basada en la conversión a Gas Shale.

Otro efecto negativo es la desalmada bancarización del dinero. Las nuevas leyes financieras globales dan libertades a la banca para obtener nuevos y más rentables negocios como lo que sucede con las divisas. Producto de la falta de regulación internacional, los bancos se llevan a dólares la custodia del dinero y sus utilidades.

En economías vulnerables o con expectativas devaluatorias esperan a que una vez que las tasas suben obtener ganancias cambiarias. Esto es Economía Negra porque el tipo de cambio no se basa en el libre intercambio de divisas producto del comercio, sino en los genios financieros que llevan y traen las divisas a como al banco le conviene.

Otros efectos negativos son el “dumping” o la venta de bienes e insumos por debajo del precio de producción o con el subsidio gubernamental, la cual es una práctica que promueve la competencia desleal entre los países. Aunque todos la niegan, se presume que varios la realizan.

La misma devaluación inducida es otro efecto más. China busca mantener sus tasas de crecimiento internas en base a un tipo de cambio más competitivo eso la hace un factor activo de los ajustes en esta Economía Negra. China se ha especializado en las últimas dos décadas en replicar, materias primas, insumos y productos terminados de alta preferencia en el mundo; y con un tipo de cambio más bajo pone a temblar a las economías que compiten directamente. Como ejemplo, se dice que las ventas de acero producido en México se han visto afectadas en un -18% en el 2015 por el ingreso del acero chino, el cual tiene una menor calidad pero se presume es subsidiado por el gobierno. Esto puede costarnos tan solo en este año más de 40 mil fuentes de empleo.

México sufrirá los efectos negativos de la economía negra es algo que ciertamente no podemos evitar. Tuvimos mala suerte de este tsunami o guerra económica. Además se nos juntó, no acertamos en cosas triviales, lograr la autonomía en los combustibles en cambio apostamos con todo el músculo a una reforma energética lo cual nos traerá beneficios tal vez en 20 años.

Por ahora tenemos una economía del 1.7% a 2.3%, son tiempos de hambre y falta de empleo. Es como tener mucha hambre y no poder matar la vaca del corral, porque esta flaca y en los huesos.  Para colmo de males no sembramos ni frijol ni maíz, creímos que con el corral cerrado bastaba.

Ahora por lo pronto no comeremos carne en unos meses hasta que la vaca engorde y no nos alcanza el tiempo ni para un taco de frijoles. En la Economía Negra la solución es que hay que importar el taco. Que cosa solo en México. 

Fecha: 
Jueves, 20 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

1. Una incursión al más yang de los yang

Las Vegas – La ocasión lo ameritaba: no todos cumplen 40 años de relación matrimonial ininterrumpida. Había que buscar un lugar para tal ocasión y a una de mis hijas se le ocurrió festejarlo nada menos que en Las Vegas, lugar que yo no conocía ni me interesaba conocer.

“No se me ha perdido nada en Las Vegas” solía yo decir. Nunca me ha gustado el juego (ningún juego) y no me atraen mayormente los espectáculos, menos aún los gringos. Por todos los motivos prefiero viajar a lugares con culturas diferentes y novedosas que a un paraíso de plástico y abalorios con los peligros mortíferos de los juego de azar, que siempre he temido. Agreguemos el indispensable referente de que allí vivía Michael Corleone.

Pero ¿quién puede desdeñar el acuerdo de cinco hijos que con gusto y entusiasmo quieren homenajear el cuarentésimo aniversario de la fundación de la familia en que han nacido? Hacia Las Vegas nos dirigimos, yo sin saber qué habría de encontrar.

La sorpresa —agradabilísima— me confrontó a mis prejuicios e ignorancia. Las Vegas me deslumbró. Me admiró. Me hizo sentir un profundo respeto por la creatividad humana, por la rotunda realidad de una realización empresarial gigantesca, por la ingeniosidad de personas que supieron cómo sacar tanto de un desierto, por la calidad y elegancia, grandeza y grandiosidad de mucho de lo que ofrece.

Las Vegas epitomiza la más mundana mundanidad del mundo mundano: el mayor yang, el poder externo del dinero, la soberbia extravagancia, el exceso en todo, la más externa externalidad del mundo externo y del lado izquierdo del cerebro. El mundo del juego, el que se centra en la realidad eminente de la riqueza material, ése que transporta en Rolls Royce a los huéspedes de los más suntuosos hoteles del mundo. Es difícil concebir algo más yang que Las Vegas, e incluyo en la canasta a Wall Street, la City de Londres, los petroleros árabes, los industriales chinos y los líderes sindicales mexicanos.

No vi a una mujer que se ha hecho cirugía plástica para hacerse clon de Marilyn Monroe pero sí vi en un solo día a tres alter egos de Elvis Presley: uno conducía un Cadillac 1955 convertible, color de rosa y con cláxon de música nupcial porque transportaba novios desde su hotel a la pequeña capilla de bodas; el segundo entonaba canciones de Elvis con karaoke mientras ayudaba a casar novios o a recibir sus renovados votos matrimoniales; y el tercer clon de Elvis, un crooner con voz propia, bien entonado, y ágil con los peculiares movimientos de la pelvis que caracterizaron al Rey. Los tres nos ayudaron a una significativa y divertida ceremonia de renovación de votos, en compañía de los hijos biológicos y de los nuevos hijos que han ingresado a la familia.

Yo esperaba, dentro de mis prejuicios, un Las Vegas de pastel: la Gran Pirámide de Egipto (un hotel incapaz de tener habitaciones que miren afuera), una minitorre Eiffel junto a un viaducto, montada como a horcajadas sobre edificios y sin panorama ni perspectiva, un Caesar’s Palace de repostería romanesca de plástico. Sin embargo no estaba preparado para ver allí una excelente, exacta reproducción del David de Miguel Ángel en el mismo mármol de Carrara del original; o los magníficos corredores abovedados del Venetian, en cuyos canales y góndolas es de día a todas horas.

Tampoco esperaba que el Bellagio (famoso por el secretario de Finanzas del Peje, que perdía allí millones sin que AMLO se enterara) fuera de tan excelente calidad, con inmensos detalles de cuarzo de Brasil, mosaicos finísimos en los pisos, y galerías techadas de fierro y vidrio de magnífica factura, reminiscentes del Grand Palais de Paris. Menos esperaba que en dos hoteles —el Wynn y el Encore— absolutamente todo es de primera categoría, depurado diseño, grandiosidad y hasta elegancia. La calidad de los detalles en todo y por todas partes es sobrecogedora. Y vaya restaurantes, albercas, cascadas. Y qué casinos. Aquí se rompen todos los estándares de calidad. Estamos ante el no va más.

Y si hablamos de no va más, sólo vi dos espectáculos. Pero qué espectáculos.

Michael Jackson nunca ha sido santo de mi devoción. Lo vi en México en el estadio Azteca y no me entusiasmó pero sé reconocer la calidad de la música y el talento con que está hecha, aunque no me agrade la tonada. Pero verlo en holograma como si estuviera vivo, alternando con los demás músicos y bailarines en un escenario lleno de efectos y de genialidades, acrobacias con leds y efectos de colores y todo el mérito del Cirque du Soleil, es para dejar turulato a cualquiera.

Pensaba entonces cómo todo lo presentado en ese notable escenario, o en el ballet acuático acrobático Le Rêve, El Sueño (también del Cirque du Soleil), para el que según el megamagnate Steve Wynn invirtieron 100 millones de dólares, son cosas inventadas no por un gobierno o un burócrata sino por gente talentosa e imaginativa que trabaja en este gran país que sigue siendo (a pesar de sus gobiernos, a pesar de sus políticos y de su establishment, a pesar de sus demagogos, a pesar de sus policías salvajes, a pesar del fraude que han hecho con su moneda y su sistema financiero) un país de oportunidades. Un lugar donde sueños como Walt Disney World, los espectáculos teatrales de Broadway, o Las Vegas, pueden ser realidad.

Admiro profundamente al Estados Unidos de siempre, ese espacio de libertad individual que inventó a un país basado en la persona y en su dignidad, y que sirvió como refugio a los perseguidos de las guerras religiosas de Europa, el que dio cobijo a los inmigrantes irlandeses que no querían vivir en hambrunas, el que se abrió al mundo y dispuso sus tierras para todo aquel que quisiera trabajarlas. Admiro y aprecio al espacio que permite florecer a genios como Nikola Tesla, Steve Jobs, John Williams o Steven Spielberg. Detesto al sistema que hizo la Federal Reserve y que inventó cómo arrebatar a la gente el fruto de su trabajo con el impuesto sobre la renta; detesto cuanto prohijó a gente como Woodrow Wilson, Franklin Roosevelt y Richard Nixon, y hoy a Hillary Clinton o Donald Trump.

El yang es admirable, y Las Vegas es uno de los más deslumbrantes y admirables lugares que he conocido en mi no corto andar por este mundo. Sin embargo, por más maravilloso que sea, hay que equilibrar un poco. Acudiré ahora al yin: al cerebro derecho, al más femenino, a la delicadeza y el silencio, a la paz sin tumultos y sin el imperio omnímodo del dinero. Seguiré festejando 40 años en otros paisajes. En un lugar conocidísimo y entrañable —la ciudad cántabra de Santander— y en dos que me son casi desconocidos: la verde Irlanda, la de carácter amable, lana tosca y suprema literatura; y un lugar adonde jamás he viajado: Portugal.

Autor:

Fecha: 
Martes, 18 de Agosto 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1