Se encuentra usted aquí

Se impulsarán zonas económicas especiales en México

Lunes, 24 de Agosto 2015 - 16:00

Autor

jose_luis_romero_hicks.png
José Luis Romero Hicks

Compartir

luis-videgaray.jpg

Este fin de semana el Secretario de Hacienda Luis Videgaray dio a conocer que el gobierno federal enviará a la Cámara de Diputados la propuesta para crear las zonas económicas especiales en el sureste de México.

Las zonas económicas especiales son una estrategia para promover el crecimiento económico acelerado en zonas geográficas con un alto potencial y que van rezagadas en relación con otras zonas de un país.

Se trata de un coctel de medidas preferenciales en materia fiscal, aduanera, de infraestructura y de estímulos a la inversión, específicamente delimitadas a una zona geográfica.

Esta estrategia surgió en China hace poco más de treinta años, cuando se impulsó el desarrollo de ciudades y puertos que ahora son estratégicos; una medida que resultó ser muy efectiva para un país que en ese momento se estaba abriendo al mundo. Después de China hubo otros países en donde se replicó el modelo, a veces con resultados ambiguos, como es el caso de Polonia.

A pesar de que en los hechos sí han existido condiciones preferenciales en el norte del país que podrían hacernos pensar en una zona económica especial, la verdad es que en México nunca se ha implementado una zona económica especial de manera concreta y abierta. Esto llama mucho la atención por ser México un país miembro del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (NAFTA).

No está claro si las condiciones preferenciales fueron las que hicieron que ciudades como Ciudad Juárez se convirtiera  en un verdadero centro de atracción para empresas manufactureras de todo el mundo, o si esto ocurrió simplemente por su cercanía con los Estados Unidos y algunas medidas de estímulos que se dieron de manera local.

Con el anuncio del secretario de Hacienda este fin de semana, se presume que no serán simples medidas aisladas para estimular el desarrollo económico y la productividad en los estados Chiapas, Guerrero y Oaxaca, sino que se trata de una política de mayores dimensiones.

El anuncio de la intención de crear zonas especiales se da unas cuantas semanas después de que el CONEVAL diera a conocer los malos resultados en el combate a la pobreza, destacando que el sur es donde la incidencia de la pobreza sigue siendo mucho mayor que en otras zonas del país.

Presupuesto

Algo que hizo falta en relación con el tema de las zonas económicas especiales es la definición de dicha estrategia en materia presupuestal, sobretodo porque el anuncio se dio justo cuando el gobierno federal está preparando su paquete económico para el próximo año.

Es necesario contar con definiciones claras sobre una estrategia de semejante dimensión económica. Por el momento quedan algunas preguntas en el aire, ¿cuántos estados y qué zonas geográficas van a ser incluídos?¿Cuáles serán los estímulos fiscales?¿Cuánto presupuesto se va a destinar para la estrategia y desde qué dependencias?¿Será al amparo de nuevos programas o de programas que ya están operando?¿Qué papel juega la banca de desarrollo y qué necesidades concretas se van a atender?¿En qué ciudades se perfila que existe el mayor potencial para que esta estrategia funcione?¿Qué nivel de prioridad en materia de política económica tienen las zonas especiales que se planea impulsar?¿Qué obstáculos se planean eliminar desde el aparato burocrático para impulsar el emprendimiento y la innovación?

Por otro lado, las zonas económicas especiales no son una panacea y en algunos casos pueden volverse un dolor de cabeza para un gobierno central, pues hay muchas variables en el ambiente que pueden alterar el resultado esperado. Un ejemplo es la inconformidad de aquellos que quedan fuera de la zona especial y reciben un trato fiscal más exigente.

Uno de los argumentos más fuertes de los que están en contra de las zonas económicas especiales es que se crea un trato diferenciado e inequitativo para las ciudades que no están dentro de la zona especial.

Otro argumento en contra de las zonas especiales dirigidas desde el gobierno central es que en los hechos siempre surgen zonas económicas más exitosas que otras gracias al interés y la cooperación de los estados para explotar una ventaja geográfica o de infraestructura.

Un ejemplo que ya hemos comentado aquí es el del Bajío como el clúster más dinámico de la industria automotriz. Estados como Querétaro y Guanajuato traen un crecimiento económico que los pone nada más y nada menos que en el primero y segundo puesto del país, con tasas de crecimiento del PIB trimestral de 12.3% y 8.4% respectivamente.

Libertad económica

La libertad económica es el ingrediente esencial de las zonas económicas especiales, por lo que el potencial de las zonas especiales que se pretende impulsar en el sur de México debe ser analizado bajo esta óptica.

Entre los economistas, la libertad económica se entiende ahora como un prerrequisito del éxito de los países, y engloba aspectos muy concretos como: libertades civiles de los individuos, tamaño del gobierno, preservación de los derechos de propiedad, libertad del comercio internacional, baja regulación y estado de derecho.

De acuerdo con el Índice de Libertad Humana de 2015 (Human Freedom Index 2015),  recientemente publicado por el CATO Institute, el Fraser Institute y el Friedrich Naumann Foundation for Freedom, nuestro país se ubicó en la posición número 100 en el ranking mundial.

En ese mismo reporte se divide a los países en cuartiles de libertad humana, ordenando de mayor a menor libertad de las personas para ver la relación entre la libertad y el ingreso. Existe una relación muy fuerte entre el ingreso y la libertad de que gozan las personas para llevar a cabo sus proyectos.

En el primer cuartil, aquél en donde se ubican los países con más libertades para las personas, el promedio del PIB por habitante es de $30,000 dólares. En el segundo cuartil de libertad, el PIB promedio por habitante cae hasta $6,393 dólares; $5,416 dólares por habitante en el tercer cuartil y $2,615 dólares en el cuarto cuartil. En resumen, a mayor libertad que gozan los ciudadanos, el ingreso es mayor.

Con estos datos podemos darnos cuenta que la creación de las zonas especiales representa un reto enorme en materia de política económica y quizás el desafío más grande que tiene el gobierno federal es crear los incentivos correctos para incrementar la productividad en el sur del país, pero con estricto apego a los derechos de propiedad y las garantías civiles de los ciudadanos.

La estrategia de las zonas especiales representa un reto en sí misma, pues estamos hablando de estados donde prevalecen los usos y costumbres y donde éstos se defienden muchas veces al margen del estado de derecho. La llegada de nuevas inversiones se puede dificultar mucho si no se logra comunicar claramente los beneficios a los habitantes al mismo tiempo que se haga cumplir la ley de manera ejemplar.

Existen incontables ejemplos de programas o proyectos que fracasaron en muchos países debido a que no tomaron en cuenta el que los habitantes son quienes poseen mejor información sobre su propio entorno. Por lo tanto, los proyectos que se perfilen para las zonas económicas especiales deben estar alineados con las aspiraciones de los habitantes en materia económica, al mismo tiempo que son integrados de manera cabal en cada eslabón del crecimiento económico.

Es igualmente importante entender que las zonas económicas especiales son una medida de largo plazo, en la que los beneficios no podrán verlos esta administración o la siguiente. De tal manera, si son de corto plazo, las medidas quedarán en una historia más de simple erogación del gobierno; en el archivo de las buenas intenciones.

Con las zonas económicas especiales se deberán romper paradigmas para alcanzar un desarrollo incluyente para las capas más pobres y desfavorecidas de la población, por lo que una vez que se anuncie el diseño y los alcances de las zonas económicas especiales podremos evaluar con más precisión si tiene realmente un potencial de ser un punto de inflexión en materia económica.

_____________________________________________________

Fuentes:

http://www.inegi.org.mx/default.aspx

http://www.cato.org/

http://www.informador.com.mx/mexico/2015/601950/6/pena-confirma-propuest...


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER