Se encuentra usted aquí

PEMEX, ¿el Ave Fénix?

Viernes, 03 de Mayo 2019 - 13:20

Autor

foto-atirado.jpg
Ángelo Tirado Pazos

Compartir

pemex-el-ave-fenix-_1.png

“Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo, que empollaba durante tres días, y al tercer día ardía. El Fénix se quemaba por completo y, al reducirse a cenizas, resurgía del huevo la misma ave Fénix, siempre única y eterna. Esto ocurría cada quinientos años.”  (Fuente: Fénix. Wikipedia 2019)

Hay cosas que nos parecen eternas y otras veces es el tiempo marrullero que por unas pocas decenas de años nos hace sentir que no hay solución. Así mismo nos está pasando con la inercia de PEMEX, un tren de ineficiencias y de omisiones neoliberales que sin embargo, ha entregado bienestar a raudales al país.

Déjeme retomar valioso lector algunas palabras a priori, “…. el FENIX se quemaba completo y, al reducirse a cenizas, resurgía del huevo…”

En mis 30 años como reingeniero de procesos, he comprendido que hacer reingeniería estratégica es en pocas palabras: Realizar una nueva visión de negocio a mediano plazo (2 a 5 años) creando nuevos procesos tecnológicos, operativos y de administración del cambio (personas) ese es el Auténtico Rediseño cuando hay voluntad y ganas de cambiar.

Si estamos de acuerdo en esta breve reflexión… sabemos además todos los mexicanos desde siempre; que PEMEX es nuestro y por definición no puede fracasar como plataforma institucional en sus responsabilidades cotidianas, entre otras cosas por el gran valor económico de las reservas de petróleo y por el PRINCIPIO PRECAUTORIO.

PEMEX, al ser una industria de riesgo, integrada, intensiva en capital, con una influencia importante en la economía del país y una estrecha relación con diversos agentes sociales y ambientales, aplica el principio precautorio.

Su cumplimiento está sustentado por el andamiaje legal y fiscal que da cauce a las operaciones de la empresa, y las diversas disposiciones y normativas emitidas por los agentes reguladores del sector, pero también por múltiples acciones y mecanismos puestos en marcha por la propia empresa con el objeto de, entre otros, administrar de manera adecuada los diversos riesgos que enfrenta.

A ello se suma la incorporación de prácticas operativas de clase mundial, la adopción de estándares internacionales en la definición de sus objetivos y métricas y la incorporación de normas y medidas internacionales para la industria de gas y petróleo.

Estos elementos, además del continuo trabajo de definición, reconocimiento y administración por parte de los principales operadores y ejecutivos de la empresa, de los riesgos que enfrenta PEMEX en sus operaciones diarias, son elementos clave que hacen valer el principio precautorio. (Fuente PEMEX 2013).

Ora, de pronto amanecemos según la OCDE y los calificadores con que todo puede salir mal con PEMEX, que este se halla sobre-endeudado y que a pesar de un barril de petróleo por encima de los 55 dólares (en México el costo de producir un barril en promedio debe andar sobre los 12 a 21 dólares dependiendo la zona de extracción, o sea negocio es).

Esto pone a pensar que no gustó a los neoliberales, a esas empresas que manipulan las grandes inversiones regresar los negocios de petróleo al estado mexicano en este sexenio. Cuando se estaba entregando la exploración y la extracción a las “concesiones” y outsourcing no había riesgos de impago de PEMEX los calificadores calladitos-los-señoritos y de repente ¡zaas! todo está mal ahora en PEMEX.

El FENIX debería buscar hierbas aromáticas y especias... prepararse para arder…

Já. Trinches neoliberales siempre con sus “mamileses” como no están dentro de PEMEX, me llevo mi pelota, ah no carbones, todo está mal ni madres, ahí viene el lobo neoliberal, siempre. Claro en neta, aunque remoto si el precio del petróleo se cae, FENIX ponte hacer tu huevo.

Pero no se hacen huevos por pura presión golondrina y otro trinche clásico berrinche de esos “fool-investors”, malos inversionistas o especuladores fifís de siempre.

  1. Que PEMEX está mal. Innegable no se puede defender el dispendio de operar una empresa a la mexicana que produce a marzo, 1,934 millones de barriles diarios con una nómina y prestaciones no sostenibles diseñada para una producción de 4,000 de antaño, obviamente demasiadas personas en el barco que o no hacen nada o hacen como si hacen.
  2. Que PEMEX no podrá pagar sus compromisos. Y cuando sí, la deuda de PEMEX se ha abultado por dos razones gastan “inadecuadamente” y necesitan capital de inversión auténtico que llevan pateando y renegociando por 25 años como deuda. Desafortunado el sexenio pasado que les dio por comprar deuda como gordito con cajitas de chocolates y creció a un ritmo preocupante ni hablar, pero eso es otra cosa, es historia. En el mundo endeudarse no es problema cuando produces, ejemplos Japón y EUA ambos países los señores de las deudas mundiales y sin embargo siguen produciendo. El verdadero problema de PEMEX está en producir y eso tiene arreglo.

Aunque es temerario mantener a PEMEX en las condiciones actuales por los vaivenes del precio del petróleo y por la delgada y pírrica producción actual de petróleo ligero; no creo que sea tiempo de echar los huevos y de renacer; más bien es tiempo de pensar en separar de PEMEX a una nueva empresa con autonomía y propiedad del sindicato, los servicios actuales de distribución, comercialización y operaciones entre otros procesos que desde ahora sea el sindicato el que negocie con sus trabajadores sus propias condiciones laborales y niveles salariales de acuerdo a sus ingresos; a ver si de esta manera aprenden la lección que el FENIX está cansado y en una de esas nomás le faltan ganas de huevos.

¿Arder o Renacer?

Queda vuelo a esta versión de FENIX. Nuestro PEMEX, si el mercado mundial lo permite, podrá salir revirtiendo su caída de producción y aprendiendo a transformar lo que el mundo necesita: gas, gasolina, biodiesel, fertilizantes, baterías de sílice y otras energías y combustibles limpios con los recursos naturales de los mexicanos.

PEMEX debe producir y… salir de la cantaleta sexenal de que siempre se necesitan más y más recursos para sostener su gasto corriente, así será huevo.   

    


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis