Se encuentra usted aquí

Nuevo Amanecer: Pemex y el desabasto de combustible

Miércoles, 09 de Enero 2019 - 14:35

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

nuevo-amanecer-pemex_1.png

El pasado 27 de diciembre 2018, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia matutina en Palacio Nacional presentó el Plan de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex. Es un plan conjunto del gobierno de la República para combatir el robo de hidrocarburos en Pemex.

De acuerdo con información oficial, el presidente de la República señaló: “Consideramos que se trata de un plan estratégico necesario, urgente, por lo que implica en cuanto a fuga de dinero público. Es un robo a bienes de la nación, a recursos públicos, a dinero de todos los mexicanos.

Es un robo que el año pasado significó, en términos generales, una pérdida para Pemex del orden de 60 mil millones de pesos.

El año pasado se robaron diariamente más de 600 pipas, lo mismo en lo que va de este año, una cantidad similar y siempre creciendo. 600 pipas diarias, ese es el dato, de 15 mil litros cada pipa, alrededor de 200 millones de pesos diarios”.

En esta misma conferencia el ingeniero Octavio Romero Oropeza, nuevo director general de Pemex, habló del robo de combustibles a lo largo de los tres últimos años: 2016, 2017 y 2018. El promedio diario en el año 2016 fue de 26 mil barriles aproximadamente. En el 2017, arriba de 43 mil barriles diarios. Y para el 2018 ya ronda el orden de los 58 mil 200 barriles diarios.

“En dinero, esto significa, a precio de hoy de la gasolina, para el 2016, más de 30 mil millones de pesos; para el 2017, 50 mil 100 millones de pesos y para el 2018, 66 mil 300 millones de pesos”.

De acuerdo con Pemex, el combate al robo de combustibles, implicó cambios en la logística de entrega de Pemex a las estaciones de servicio. Esto ha ocasionado retrasos en las entregas del combustible, lo que ha afectado a varios estados de la República como Hidalgo, Estado de México, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Querétaro.

El día de ayer varios medios de comunicación y redes sociales reportaron afectaciones por faltas de combustible en algunas estaciones de servicio en la Ciudad de México.

Gonzalo Monroy, consultor en energía, señaló en su cuenta de Twitter que la estrategia contra el robo de combustible (mal llamado "huachicol") de López Obrador fue el control de las instalaciones de Pemex. Con tal de identificar fugas, purgas y punto vulnerables, cerró las refinerías, oleoductos y poliductos. Por eso el desabasto de gasolina.

“Para ponerlo en términos llanos, dejaron de robarle combustibles a Pemex, porque dejó de vender. Su estrategia de hacerse del control de las instalaciones NO es sostenible, porque ahora tiene a soldados y marinos vigilando. Pero no se pueden quedar ahí siempre.

Tampoco hay suficientes marinos y soldados para cubrir los 8,800 kms de poliductos.”

Para el reconocido consultor “El costo de no usar los ductos hace que, aún con la baja del dólar y el crudo, combinado con la baja de impuestos en los 43 municipios fronterizos, el costo de la gasolina SEA MAYOR a lo que está en la gasolinera”


Leer también


Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis