Se encuentra usted aquí

Nuevo Amanecer: Los desafíos para la construcción del Tren Maya

Miércoles, 27 de Marzo 2019 - 13:50

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

nuevo_amanecer.png

El pasado 6 de marzo del 2019, Ana Thaís Martínez Palacios, investigadora del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), presentó un análisis del proyecto del Tren Maya que identifica aspectos clave que deben ser atendidos para garantizar la rentabilidad de este proyecto.

El Tren Maya, considerado por muchos el principal proyecto de infraestructura del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, es un proyecto ferroviario que estará a cargo del Fondo Nacional para el Turismo (FONATUR) perteneciente a la Secretaría de Turismo (SECTUR). Se divide en tres tramos para su construcción: (A) Selva, (B) Caribe y (C) Golfo. El proyecto impactará a 44 municipios, 64 localidades y a más de 80 atractivos turísticos.

Este proyecto será financiado con 10% de inversión pública y el resto estará a cargo de empresas privadas que resulten adjudicatarias. De la información disponible se desprende que el costo estimado del Tren Maya rondará entre 120 y 150 mil millones de pesos.

Las empresas privadas adjudicatarias quedarán a cargo de la ingeniería, construcción, diseño, elaboración de trenes y de su puesta en operación, así como del mantenimiento de la infraestructura por 30 años. El costo estimado del mantenimiento es de 2 millones de pesos anuales y el presupuesto federal asignado para el proyecto en el año del 2019 es de 124 millones de pesos.

El Instituto Mexicano para la Competitividad manifiesta que tiene preocupaciones económicas, ambientales y sociales sobre el proyecto:

A) Las experiencias a nivel nacional e internacional señalan que para crear un proyecto de infraestructura ferroviaria que genere ganancias o, por lo menos que no requiera de subsidios gubernamentales durante toda su vida útil, es necesario que el Gobierno haga una evaluación correcta de los costos estimados, densidad poblacional, aforo, uso principal de las vías, conectividad y la competencia del tren con otros medios existentes de transporte.

B) Por otra parte, especialistas ambientales han manifestado su preocupación en torno a la ruta del Tren Maya, ya que atraviesa una región con diversidad biológica y cultural única, así como en la evaluación económica del impacto ambiental que puede afectar la factibilidad y el análisis costo-beneficio del proyecto.

C) Antes del inicio de la construcción, el Gobierno de la República tendrá que cumplir con la obligación de llevar a cabo una consulta libre, previa, culturalmente adecuada, de buena fe, pública y de manera informada en una de las regiones con alta proporción de población indígena.

El costo estimado de construcción del Tren Maya derivado de este ejercicio, de acuerdo con cálculos del IMCO, asciende entre los 479 mil 920 millones de pesos y 1 billón 599 mil 767 millones de pesos, un rango que es entre 4 y 10 veces mayor que los 120 a 150 mil millones de pesos estimados por el Gobierno federal.

Bent Flyvbjerg, el académico más citado en gestión de megaproyectos, en su estudio What you should know about Megaprojects and Why: An overview establece que un megaproyecto se considera exitoso en función del tiempo, el presupuesto y los beneficios sociales obtenidos una vez concluido.


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis