Se encuentra usted aquí

Mantener el crecimiento económico, ¿es la única opción?

Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 13:30

Autor

marijo_codesal.jpg
María José Codesal

Compartir

mantener-el-crecimiento-economico-es-la-unica-opcion-.jpg

Imagina que eres un ciclista, de esos que andan en bici en el Tour de France y esas competencias brutales. No sé si te has fijado, pero tú, como esos ciclistas, llevas los pies amarrados, literalmente, a los pedales. Eso es para que te mantengas rodando pase lo que pase.

Y en ese pase lo que pase, si por algo pierdes el equilibrio o disminuyes la velocidad.... No te quiero contar el golpazo que te darías. 

Ahora piensa en que la economía de los países es como ese ciclista. Un día se arrancó a pedalear, pero nunca le dijeron cuándo podría parar, es más la consigna es que NO pare, que siga avanzando, que acelere el número de pedaleadas de preferencia un 3%, mínimo, cada año.

La verdad es que si lo ponemos así parece ridículo. ¿No te parece? Podemos debatir el punto por twitter si quieres en @MarijoCodesal. Se espera que todo crezca, las planta, los niños, las ciudades, la economía. Pero nunca nos hemos detenido (valga la ironía) a pensar que en un punto si hay que parar.

Hay que mantenerse. Se trata de mantenerse, no de seguir creciendo. Nada crece para siempre. ¿Qué nos hace pensar que es saludable que nuestra economía y la del resto de los países, siga creciendo 《ad infinitum》?

Imagina que tu hijo siguiera creciendo después de haber llegado a la madurez. Imagina que las ciudades siguen creciendo a este ritmo casi infinito. Lo que sigue es que ese organismo se muera. No se puede mantener el crecimiento infinito, no es sano.

Cuando en nuestro cuerpo tenemos "nuevos crecimientos", a menos que seas mujer y ese crecimiento sea un nuevo bebé, hay que extirpar. Esos crecimientos anormales suelen ser tumores, muchas veces cancerosos, que te llevarán a una muerte segura si los dejas crecer.

A nivel económico estamos metidos en camisa de once varas. El mundo es adicto al crecimiento. Pensamos que si dejamos de pedalear va a ocurrir un desastre. Y si, puede que así sea, porque así está creado el modelo económico mundial, pero al mismo tiempo, si seguimos intentando mantener ese crecimiento, sin poder mantenernos también nos estamos auto condenando a la extinción. Para empezar porque los servicios que nos da la tierra, como el agua, el aire, el espacio físico, están colapsando. No van a aguantar mucho más ese ímpetu de crecimiento perpetuo.

Esa sola idea, de los servicios ambientales, me ha hecho reflexionar sobre la posibilidad de que, así como creamos este modelo económico en el que vivimos hoy, podemos, tenemos la inteligencia y ahora la obligación, de repensar y crear nuevos modelos para el mantenimiento de los recursos, pero, además, logrando el bienestar común e incluyente de todas las personas.

Así, me topé con una conferencia buenísima de Kate Raworth. Les comparto la liga para que la vean. Está en inglés, pero le pueden poner subtítulos en español.

Ella se cuestiona, a profundidad, esta idea del crecimiento económico permanente y plantea un nuevo y posible modelo en el cual las economías no crecen, sino que prosperan y se mantienen vigentes.

Este modelo propone de base la inclusión, todos y todo están contemplados en él, ofreciendo bienestar en todos los sentidos. Tal vez sea utópico, pero pienso que estamos llegando a un momento coyuntural como planeta en el que cosas tienen que cambiar. Y este modelo podría ser un buen inicio para innovar económica y socialmente.

¿Como sería una economía que fuera sostenible? ¿Incluyente con el planeta y sus habitantes, que sea universalmente beneficiosa? Ese es el punto de partida para esta economista de Oxford.  De ahí su planteamiento.  Para ella la economía debería ser circular, con forma de dona. Sí, una deliciosa dona como las que tanto le gustan a Homero Simpson.

Creando economías redistributivas y regenerativas que funcionen dentro de los limites ecológicos del planeta.

Ya vimos que lo que funcionó en el pasado ha destruido nuestra habitación primaria -el planeta- así que podríamos arriesgarnos y probar algo diferente. ¿No crees? También es un volado, pero ¿a qué extremos necesitamos llegar para hacer un cambio de paradigma económico?

"Una economía saludable debería ser diseñada para prosperar, no para crecer" K. Raworth

Claro que elegir esto es mucho más ambicioso y requiere con cambio profundo de paradigmas.  Lo importante en este modelo económico sería poder cubrir las necesidades vitales de cada ser humano sin rebasar el techo de los recursos planetarios disponibles para todos. En realidad, todo un reto.

Si pudiéramos hacer que la tecnología actual, desde la inteligencia artificial y el blockchain y como estos muchos otros recursos y servicios de diseño distributivo, podríamos asegurar que la atención médica, la energía de los hogares, la voz política de todos, la educación y muchas otras actividades sociales incluyeran a los que, hoy de momento, están fuera de una situación real de bienestar.

Y, por otro lado, lograr vía diseño, la regeneración y restauración de los recursos de manera que lo que es desperdicio se vuelva alimento o energía de otros, regenerando, no solo reciclando.  En lugar de nuestro modelo actual de tomar de la naturaleza àproducir àusar (a veces incluso una sola vez) à tirar.

Estas dos premisas de una nueva visión económica crearían oportunidades extraordinarias para las economías del siglo XXI.  A nosotros nos toca pensar diferente. Crear, innovar, renovar.

A nosotros, pues generaciones pasadas no lo habían podido ver tan claro como ahora lo tenemos nosotros.

Urge superar la idea vieja y anquilosada del crecimiento perpetuo como medida de bienestar para poder enfocarnos en prosperar y mantenernos dentro de los límites sociales y ecológicos de nuestra casa, la tierra.

Dicen por ahí que la necesidad es la madre de la creatividad. Así que es el momento de reconocer que necesitamos hacer un cambio y eso nos exige ponernos más creativos. Por nuestro bien y el de las generaciones futuras. ¡Es momento!

¿Encontraste algo interesante para compartir? ¡Cuéntame por twitter en @MarijoCodesal!  Sigamos esta conversación por las redes sociales. Y si tienes dudas sobre temas económicos o de finanzas personales, lo platicamos también.

 

No te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER