Se encuentra usted aquí

La paradoja del Ganso

Miércoles, 03 de Julio 2019 - 13:20

Autor

foto-atirado.jpg
Ángelo Tirado Pazos

Compartir

la_paradoja_del_ganso.png

Ahora mismo nos ubicamos en un pronóstico de crecimiento desde el .8 al 1.3% del PIB para 2019. Por esto 2019 no será un año de 4% o muy “sobresaliente” en términos de crecimiento.

Si bien apreciado lector, la Economía Mexicana por lo general se alimenta del intercambio de bienes y servicios, las transferencias de paisanos y la renta petrolera. Es aún más importante para los mercados emergentes como México, el factor “confianza” que aún no logramos.

A la expectativa de este gobierno se hallan los adinerados, los que más riqueza poseen, los llamados inversionistas y por otro lado los consumidores auténticos, los siempre soldados del bienestar de esta economía.

Gobernar con la “mano invisible” dejando a las fuerzas del mercado operar el equilibrio o la estabilidad de una economía es el peor escenario posible para México. Se sabe que fueron esas mismas fuerzas del mercado las que solo hacen a los ricos más ricos y a los pobres más pobres. Por eso el neoliberalismo es muy bueno para pocos, y muy malo para muchos; porque los afortunados, los acumuladores y especuladores no reparten la riqueza y les valen un pepino la pobreza y la igualdad.

El crecimiento entonces quiere decir: o vendrá de 1 la inversión de esos capitales con la creación de empleos o del 2 emprendimiento formal e informal de los ciudadanos creando auténtico poder de consumo, ¡no hay medias tintas!

De acuerdo a las ideas anteriores quiero compartirte lo que he adaptado y llamado como: “LA PARADOJA DEL GANSO”.

Paradoja

Supongamos que un GANSO quiere cambiar de laguna y avanza el 50% de la distancia todos los días por la mañana hacia su nuevo objetivo (la nueva laguna). Si cada día avanza el 50% de la distancia faltante rodeado de cocodrilos y de serpientes cada vez que aterriza, ¿cuando llegará el GANSO a su nueva laguna?

Si usted contesta a esta paradoja como un nunca, acertó.

Tal vez la Economía Negra del Neoliberalismo nos halla educado y ahora comprendamos que gobernar es sencillo, pero crecer es algo complejo. Los objetivos no pueden ser absolutos, ahí radica el bien gobernar. Entender que las intenciones del GANSO pueden ser muy buenas pero que el éxito de su trayecto radica más en NEGOCIAR con los cocodrilos y con las serpientes que en volar todas las mañanas.

Afortunadamente si esto se trata o aplica a la economía el GANSO puede negociar con los cocodrilos y serpientes (un buen sinónimo para los especuladores y calificadoras).  

Lograr entonces el crecimiento económico del país es lograr el consenso con los principales involucrados. No se puede gobernar al contentillo del facilismo de las entrañas ni de empresarios ni del GANSO.

Coincido con quienes dicen que lo Económico no es una ciencia exacta pero, ¡aguas! tiene bases fundamentales que no deben obviarse como ejemplos valiosos, por ello reflexionemos estas:

  1. Si no se fomenta la inversión no se generan empleos nuevos. Si no se generan empleos no hay consumo, si no hay consumo no hay impuestos y sin impuestos no hay gobierno.
     
  2. Si no se protegen los sectores más productivos nacionales como los alimentos, el campo, la energía, la construcción, la industria, el turismo o la educación. Esto es como un “exprimidor de jugo” (la economía): sin movimiento económico (materia prima) no se obtiene el jugo (bienestar). Es por ello que no tiene nada de malo proteger a las empresas mexicanas urgentemente. Vamos a volar hacia el NEO-NACIONALISMO aunque este parezca retro-proteccionismo, el POST-LIBERALISMO aún no existe, es una idea vanguardista que ojala en 20 años se haga realidad.
     
  3. No hay que endeudarse ni jugarle al gato y al ratón con la banca mundial. En eso hay que mencionar que vamos bien, aunque a las entidades financieras internacionales no les guste.
     
  4. Necesario que el gobierno se meta de lleno al sistema de pagos. Muy importante que no sean solo bancos ni corresponsales como las tiendas de conveniencia los únicos que se beneficien de las transacciones de pago. La bancarización es un proyecto leonino cuyo objetivo es abaratar los costos de operación de los bancos para lograr más utilidades obligando a los clientes a usar tecnología, ya no importa el servicio ni darte intereses por tu dinero. Te ponen un solo cajero para que te desmotives en la fila y te vayas al cajero, al teléfono o por internet, pero la mitad de los mexicanos no tiene acceso a esos canales y no les importa que queden fuera. El sistema de pagos debe evolucionar de la mano del gobierno.
     
  5. Es URGENTE una nueva regulación del mercado de divisas. De nada nos sirve tener negocios en territorio nacional que no sean nuestros; si todos los beneficios son para el que explota ¿para qué queremos dar los mejores negocios de México a otros? 

Es tiempo de dar la cremita de la economía a los locales y que esos empleos se queden en México. Por ello la entrada y salida de divisas se debe regular. Hay que poner una mesa de salida más ordenada y evitar que cada vez que México este debilitado o por debilitarse, los apostadores y especuladores compren esas carretadas de dólares dando la puntilla y creando esa escasez e incertidumbre cambiaría; ya luego del daño que nos hacen rampantes regresan a los días sus inversiones especulativas, pesitos mexicanos con grandes ganancias.

El tipo de cambio debe auto-regularse los bancos extranjeros deben dejar de especular con el peso y se puede evitar aumentando los márgenes de solvencia de esas aseguradoras, afores y bancos.  Hay que crearles un fondo en dólares convertibles (indexados, obligados) a pesos y a disposición del BANXICO.

Y…aunque no es navidad, no estaría nada mal que se les exigiera ese mismo fondo en dólares a cerveceras, energéticas y automotrices que son las industrias más líquidas que están saque y saque pesitos a dólares esos por utilidades más que por especular. Proteger al peso es también proteger el crecimiento. Estos fondos eliminarán la especulación del tipo de cambio.

Recordemos que muchos compromisos de deuda hoy están pagaderos en dólares, además de deudas como PEMEX o CFE, e inclusive, algunos insumos fundamentales como la gasolina o los fertilizantes se pagan en esa moneda.

EL GANSO debe negociar, evitando el NEOLIBERALISMO que ha hecho perder el sentido común al mundo.

El GANSO debe aprender que volar todas las mañanas es muy fácil, es lo suyo, pero que si vamos a movernos de entorno económico lo más difícil será meterse a negociar con esas serpientes y no enemistarse con los cocodrilos, perdón con los inversionistas buenos y malos que impulsan el empleo.

En una de esas llegamos a la tierra prometida con el águila del proteccionismo devorando a la serpiente neoliberal.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER