Se encuentra usted aquí

El remanente del Banco de México

Miércoles, 05 de Abril 2017 - 15:00

Autor

captura_de_pantalla_2015-04-21_17.10.49.png
José Luis Fernández

Compartir

banco.mexico.jpg

 

De conformidad al artículo 2 de la Ley del Banco de México, nuestro banco central tiene por finalidad proveer a la economía del país de moneda nacional. En la consecución de esta finalidad tiene como objetivo prioritario procurar la estabilidad del poder adquisitivo del peso mexicano. Es también finalidad del Banco promover el sano desarrollo del sistema financiero y propiciar el buen funcionamiento de los sistemas de pagos.

En este sentido, de acuerdo a información oficial, la Junta de Gobierno del Banco de México aprobó en sesión del 27 de marzo de 2017, los estados financieros dictaminados de esta institución, correspondientes al ejercicio fiscal de 2016. El resultado neto del ejercicio 2016 del Banco de México fue de 535,311.2 millones de pesos. De dicho monto, la Junta de Gobierno decidió destinar 6,576.7 millones de pesos a incrementar la reserva de capital para, de esa forma, alcanzar el objetivo del capital más su reserva de 125,261.0 millones de pesos.

Asimismo, la Junta de Gobierno decidió incrementar la reserva de revaluación de activos en 207,081.2 millones de pesos, a un total de 268,001.9 millones de pesos, para proteger el capital objetivo, en previsión de una posible apreciación de nuestra moneda nacional frente al dólar. Derivado de lo anterior, el remanente de operación resultó de 321,653.3 millones de pesos.

Hay que recordar que el artículo 55 de la Ley del Banco de México señala que el Banco de México es una institución sin propósito de lucro y debe entregar al Gobierno Federal el importe íntegro de su remanente de operación una vez constituidas las reservas previstas en la Ley, siempre que ello no implique la reducción de reservas provenientes de la revaluación de activos. Dicha entrega se debe efectuarse a más tardar en el mes de abril del ejercicio inmediato siguiente al que corresponda el remanente. En este caso, de acuerdo a la comunicación oficial, fue entregado el pasado 28 de marzo del 2017. La recepción de estos recursos fue confirmada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Comunicado No.058. El Banco de México entregó 321,653.3 millones de pesos, aproximadamente 1.5 por ciento del PIB.

El destino de los recursos está previamente determinado. Así, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria señala en su artículo 19 Bis que el Ejecutivo Federal por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, deberá destinar los ingresos que correspondan al importe del remanente de operación que el Banco de México entere al Gobierno Federal en términos de la Ley del Banco de México, a lo siguiente:

I. Cuando menos el setenta por ciento a la amortización de la deuda pública del Gobierno Federal contratada en ejercicios fiscales anteriores o a la reducción del monto de financiamiento necesario para cubrir el Déficit Presupuestario que, en su caso, haya sido aprobado para el ejercicio fiscal en que se entere el remanente, o bien, una combinación de ambos conceptos, y

II. El monto restante, a fortalecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o al incremento de activos que fortalezcan la posición financiera del Gobierno Federal.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público deberá dar a conocer la aplicación específica de los recursos del remanente de operación que, en su caso, hubiese recibido del Banco de México, así como la reducción que ésta hubiere generado en el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, en el último informe trimestral del ejercicio fiscal de que se trate.


Leer también


Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis