Se encuentra usted aquí

¡Criptomonedas a mí!

Jueves, 28 de Abril 2016 - 16:30

Autor

foto.jpg
Adriana Salas

Compartir

world-map-bitcoin.jpg

Me permitiré remitirlos a la nota que escribí el 3 de marzo de 2016 y que se llama Convicciones encontradas y aún vigentes.

Esto se debe a que hablaré en esta nota de una herramienta que existe en la web para efectuar transacciones comerciales y que es un verdadero ensayo de lo que será el comercio sin dinero en efectivo. O mejor dicho lo que ya es, dado que en México hay por lo menos un servicio que bajo ningún concepto se paga con dinero en efectivo: me refiero al alquiler de bicicletas públicas Ecobici.

La herramienta cibernética de la que hablo es la criptomoneda. En el año 2009 apareció con el nombre de bitcoin y a raíz de eso han surgido otras divisas como namecoin, feathercoin, litecoin y primecoin. Pero ya se sabe que segundas partes nunca fueron buenas así que la mera, mera, es el bitcoin.

De hecho nuestros queridos y devaluados pesos, al momento de ser depositados en una cuenta de ahorro o como abono a una tarjeta de crédito, disponen de una encriptación matemática para crear, almacenar y transferir de manera digital la cantidad de que se trate del remitente a su destinatario.

Pero volvamos al punto en el que comencé, es decir cuando mencioné la nota que me fue publicada a principios de marzo. En ella hablé de una serie de televisión española en la que aparece un niño en la escuela con bajo rendimiento y su maestra, para estimularlo a que cumpliera con sus deberes le dice que si no estudia se quedará pobre de pedir limosna, a lo cual el muchacho responde con un buen intento de crear su propio dinero, algo que se considera ilegal pues sólo el Estado tiene facultad para acuñar e imprimir moneda.

Pues bien, agárrense porque las monedas virtuales nos ofrecen la oportunidad de crear nuestros bitcoins minándolos de algunas páginas que los producen y distribuyen. Por eso aunque ya en México se hacen transacciones con esta divisa el Banco de México no la ha aceptado; entre otras razones porque al no tener nacionalidad no está avalada por autoridad económica alguna.

Quien quiera minar bitcoins necesita una computadora y mucha, muchísima electricidad. El algoritmo de la moneda está hecho para que cada vez sea más difícil minarla en solitario. Lo mejor es entrar a páginas donde hay grupos de mineros. Ahí, cuando alguien encuentra un bitcoin entero (que es algo así como 370 euros) se reparte entre todos los miembros del grupo.

Tiene sus centavos. Bueno, eso de centavos es un decir porque cien millones de satochis hacen un bitcoin. A esa cienmillonésima parte de un bitcoin se la llama satochi en honor del fundador de este nuevo dinero virtual.

Satochi Nakamoto o es un ciudadano del Japón, de cuarenta y pico de edad candidato al Premio Nobel de Economía o es un alias de dos australianos que se dieron a la tarea de crear esta divisa y se inventaron el nombre para firmar el manifiesto fundacional de bitcoin, que no aparece en ningún sitio de la web. El misterio se aclarará pronto, según el Financial Times, que se encargará de publicar las revelaciones del experto en ciberseguridad Craig Steven Wright.

Pero bitcoin ha tenido tal éxito que los inmigrantes indocumentados de Norteamérica han pensado en la divisa para seguir enviando sus remesas a casa y eludir el bloqueo de Trump en caso de que los gringos cometan la burrada de votar por él y ponerlo en la presidencia del Gabacho.

__________________________________________________________

Referencias:

http://www.sinembargo.mx/25-04-2016/1646901?utm_source=Relacionados&utm_medium=Lista&utm_campaign=SEO  Cómo burlar el bloqueo de remesas de Trump.

http://moonbit.co.in/?ref=0ee87735d57d  Una página para minar bitcoins.

http://www.sinembargo.mx/18-04-2016/1648150   Quién o quiénes inventaron el bitcoin.

http://www.elbitcoingratis.es/minar.php  Cómo minar bitcoins.

https://www.youtube.com/watch?v=zBGp8d3c0ts  Mala experiencia con minería bitcoin.

https://www.youtube.com/watch?v=l9kpQVt-U7s  Mala experiencia con minería bitcoin, pero sí le devolvieron el dinero.


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis