Se encuentra usted aquí

Crecimiento económico y bienestar personal

Miércoles, 15 de Febrero 2017 - 16:30

Autor

marijo_codesal.jpg
María José Codesal

Compartir

crecimiento-economico-personal.jpg

El crecimiento económico es uno de los temas centrales de la economía. La macro economía es la que se encarga de estudiar los sistemas económicos de una región o país en su conjunto incluido su crecimiento económico.

El crecimiento económico es el aumento de la cantidad producida de bienes y servicios en un país.[1] Es importante entender cómo sucede el crecimiento económico para que nosotros, a nivel individual, podamos crearnos situaciones de bienestar y al mismo tiempo apoyar el crecimiento económico de nuestra comunidad, ciudad y país.

¿Cómo saber si crece?

Todos hemos visto cómo van creciendo los niños. Algunas veces podemos ver marcas en las paredes o las puertas donde los papás, o los mismos niños, marcan su crecimiento. Eso lo pueden hacer porque hay un sistema métrico que nos va indicando el aumento en ese crecimiento.

Con el crecimiento económico pasa algo similar. Hay una buena cantidad de indicadores que nos van dando medidas con las que podemos saber si ha crecido, está creciendo, ha dejado de crecer o no creció nada.

Uno de estos indicadores es el PIB, del que ya hablamos en otras ocasiones. Es el que lleva mayor peso para mostrarnos cómo va nuestra economía. Aunque el aumento del Producto Interno Bruto no siempre significa crecimiento económico. Lo que nos puede dar más luz sobre ello es saber cómo se distribuye ese crecimiento. Saber qué tanto de éste se está trasladando a los ciudadanos de a pie, a ti y a mí, nos dará una pauta más clara. Y como siempre, los economistas tienen unas matemáticas medio complicadas para saberlo con exactitud.

Nosotros y nuestras carteras solo lo podemos saber por “feeling”. A manera de intuición. Sabemos que estamos creciendo porque el sueldo nos alcanza para más o encontramos objetos con mejores precios, entre otras cosas.

Fomentar el crecimiento es una tarea difícil. Los países tratan de promover este crecimiento a través de programas gubernamentales, pero las personas y la iniciativa privada también aportamos mucho en el proceso.

Se dice que el crecimiento económico depende del capital, aquello que se requiere para la producción de bienes de consumo, como máquinas e instalaciones. Cuando hay capital para producir, la producción aumentará, lo que hará que se contraten personas y haya movimiento económico. 

En el corto plazo personas concretas como Pepe y Toño (imagino que ya los conoces) se pueden auto configurar una fuente de empleo. 

Digamos que Mari, la esposa de Pepe, pone una peluquería. Eso arranca una serie casi infinita de movimiento económico. Empieza con pagarle renta al dueño del local donde pone su peluquería, cosa que le genera beneficios económicos al dueño. Por otro lado, la gente de la zona la conoce y comienza a usar sus servicios, eso le reporta beneficios económicos a ella.

Al poco tiempo, se da cuenta que no puede sola y necesita una asistente que conteste teléfonos para agendar las citas de sus clientas y le ayude en otras tareas. Ya no solo ella tiene empleo, sino que ha empleado a otra persona.

Ella recibe dinero de sus clientes, lo reparte en sus gastos y poco a poco puede ir creciendo. Con ese dinero que recibe también paga el sueldo de su empleada y sigue con la cadena de bienestar comprando al señor de las tortillas, en el mercado, a los que confeccionan zapatos y miles de otros bienes que consumirá a diario. Por eso digo que se hace una cadena casi infinita de movimiento económico.

Ahora, si lo multiplicamos por las personas que se avientan a emprender pues se genera movimiento económico importante y a largo plazo, bienestar económico para todos. Eso sí, es a largo plazo, como los niños, no se crece de un día para el otro. No es inmediato y además los emprendedores tienen muchos obstáculos que sortear. No es nada fácil. Por eso hay programas apoyados por el gobierno para ello. Por eso es tan importante fomentar el crecimiento económico.

Lo expongo de manera muy simple. Claro que a nivel país se vuelve más complejo.

¿Y todo esto a nosotros y a nuestra cartera por qué nos importa?

Lo importante es sabernos parte esencial para crecimiento económico del país y que nos ayuda a todos. Nos sirve para ponernos en plan comunitario. Si yo creo mi bienestar, beneficiaré de manera directa e indirecta a los demás mexicanos que entren en contacto conmigo de una forma u otra, y ellos, comprando mis productos o servicios, también me beneficiarán a mí. Hacerlo sabiendo que vamos juntos en el mismo barco nos hacer verlo de manera distinta al tradicional individualismo con el que estamos acostumbrados a vivir. Si me va bien a mí y a ti, nos va bien a todos. Hacer crecer al país es responsabilidad de todos.

¿Encontraste algo interesante para compartir? ¡Cuéntame! Sigamos esta conversación por las redes sociales. Y si tienes dudas sobre temas económicos o de finanzas personales, lo platicamos también.

No te pierdas de aprender un poquito más cada 15 días en Ruiz Healy Times.

¡A saber más! Que nadie se beneficia de esto más que tú.



Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis