Se encuentra usted aquí

drogas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crítica Película: Polvo

“¿Por qué México, mi país, es tan extraño que está formado, a mitad y mitad, de una fuente inagotable de ternura y de un pozo profundo de bestialidad?”

Benito Juárez

 

FICHA TÉCNICA:

Título original: Polvo

Director: José María Yazpik

Actores:  José María Yazpik, Mariana Treviño, Jesús Ochoa, Angélica Aragón, Joaquín Cosio

Género: Comedia

Año: 2019

País: México

 

SINOPSIS:

“El Chato” es un hombre que salió de su pueblo natal para convertirse en actor, pero diez años después regresa al pueblo con una misión, tiene que recuperar un cargamento de droga esparcido por una avioneta.

CRíTICA:

De todo el cine mexicano que se ha hecho últimamente, la película Polvo de José María Yazpik es de las mejores, con un tema que no es de comedia romántica como son la mayoría de las cintas, Yazpik nos lleva a un tema duro pero llevado a la comedia negra con mucho humor.

En esta cinta hay reencuentros, narcos, amores y polvo…

En ningún momento decae el ritmo en la cinta y entre grandes actores y personas reales del pueblo donde se filmó, se logra una cinta muy entretenida y agradable.

Calificación:

Rangos:  Mala ★ Regular ★★  Buena ★★★  Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

MENSAJE:

Todo lo que no haríamos por dinero, es mucho.

El protagonista y el pueblo inocente acaban seducidos por igual.

El dinero no da la felicidad, pero la sensación puede ser tan parecida.

La cinta no pretende moralizar a nadie.

DIRECCIÓN:

Es la ópera prima de José María Yazpik, y justo la filmó en el pueblo de San Ignacio Mulegé, en Baja California Sur, en donde nació su padre, a Yazpik le tomó diez años escribir, dirigir y que se estrenara Polvo.

Se nota que a Yazpik se le da la dirección y todo fluye de manera natural.

Estrellas: ★★★★

ACTUACIONES:

Tenemos en esta cinta a varios de los mejores actores de México, en el papel principal está José María Yazpik como un persuasivo y simpático bribón que organiza descaradamente a todo un pueblo a que lo ayude en sus fechorías.

Mariana Treviño como el amor de su vida, que la dejó como “novia de pueblo”, Jesús Ochoa que como el gran actor que es, no hay papel chico para él, aunque sale poco, Angélica Aragón como la mamá de Yazpik con la naturalidad que la caracteriza, y Adrián Vázquez como el esposo macho mexicano.

Cabe mencionar a un personaje entrañable que es un anciano del pueblo que como empieza a tener más dinero inicia a actuar como rico vistiéndose mejor y tomando su cerveza en copa.

El acento que utilizan por esos lugares es uno de los más agradables de nuestro país, el norteño.

Estrellas:  ★★★★

GUIÓN:

Es escrito por Yazpik y el dramaturgo Alejandro Ricaño. Siempre conserva frescura y diversión, aparte de mostrar la vida cotidiana en un pueblo de México, como hay muchos.

Estrellas: ★★★★

FOTOGRAFÍA:

Buena fotografía.

Estrellas:  ★★★

CALIFICACIÓN  TOTAL:               ★★★★       MUY BUENA

 

Autor:

Fecha: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 08:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 10:40
Fecha C: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 23:40
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Quiten la alberca!

La mejor idea que se le pudo ocurrir a Alfonso Durazo a raíz de la muerte de 9 miembros de la familia LeBarón, fue la de fusilarse la explicación que difundió Jorge Carpizo en 1993, a raíz del asesinato del cardenal Posadas en el aeropuerto de Guadalajara.

Durazo afirmó que las 3 mujeres y 6 niños LeBarón tuvieron la mala suerte de caer víctimas de un fuego cruzado entre bandas de narcotraficantes.

Nada más le faltó decir que los confundieron con los hijos del Chapo Guzmán, recién liberados por órdenes de López Obrador en Culiacán, Sinaloa.

No hubo tal confusión; la familia LeBarón no fue confundida con  los hijos del Chapo Guzmán ni cayeron victimas de ningún fuego cruzado.

Adrián LeBarón salió al paso de la “verdad histórica” promovida por Alfonso Durazo, haciendo saber que su familia había recibido amenazas directas del crimen organizado y que a raíz de esas amenazas habían pedido ayuda al gobierno de la 4T, pero que no les habían hecho caso.

El presidente Trump por su parte, reaccionó de inmediato y declaró que:

“Una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos cárteles de la droga que se disparaban el uno contra el otro, con el resultado de que fueron asesinados grandes estadounidenses, incluidos niños, y algunos desaparecidos. Si México necesita o requiere ayuda para limpiar a estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”.

Como puede verse, Trump oficializó la versión refrita de Carpizo plagiada por Durazo para salir del paso.

López Obrador, aprovechando la oferta de Donald Trump,  va a pedir a los Estados Unidos que envíen unas psicólogas  que proporcionen abrazos en vez de balazos; o voluntarias que sepan suficiente español como para decirle a los malandrines que “fuchi y guáchala” para que dejen de cometer atrocidades.

Mientras tanto, el Peje lagarto va a desplegar su flamante Guardia Nacional, para que con el más estricto respeto a los derechos humanos de los asesinos, los inviten a disfrutar de la hospitalidad del gobierno de la 4T.

Se va a encomendar su proceso al juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, para que de manera pronta y expedita les decrete su inmediata y absoluta libertad, como hizo recientemente con 27 de los 32 detenidos en el operativo realizado en Tepito bajo el mando del nuevo secretario de seguridad de la CDMX, Omar García Harfuch.

¿Qué más da nueve muertos más o nueve muertos menos, en un país donde la principal causa de muerte son los homicidios violentos?

¿Qué importancia tiene encontrar o no encontrar a los 43 estudiantes de la normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero; en un país donde miles de hombres y mujeres desaparecen sin dejar rastro alguno; donde las fosas clandestinas son más abundantes que los panteones?

¿Quién será capaz de devolverle a Mexico la paz, el orden, la justicia y la seguridad JURÍDICA y la vida sin miedo?

¿El General Ángeles?

Donald Trump ya estaba listo para mandar a los Marines o los SEALS, o las fuerzas especiales para convertir México en Afganistán o Siria (de lo cual, no andamos muy lejos).

El pronunciamiento de Ricardo Monreal, líder de la PRIETA (1)  en el Senado de la República,  emitió un pronunciamiento diferente y contrario del marcado por el todavía presidente López Obrador, al decir que “no hay que ser dogmáticos” y que la ayuda de los Estados Unidos no violaría nuestra soberanía nacional.

La única voz de cordura ha sido la de Alex LeBarón, que respondió al ofrecimiento del presidente Trump en los siguientes términos:

“¿Quiere ayudar? Céntrense en reducir el consumo de drogas en EU. ¿Desea ayudar un poco más? Evite que la ATF y la Ley de Armas inyecten sistemáticamente armas de alta potencia en México... Por favor, ayude”.

Por lo pronto, ya comenzaron a salirle enemigos a LeBarón, atribuyéndole toda clase de delitos.

Lo de menos es si Alex LeBarón es un santo o un bandido; lo grave es que México sea tierra de nadie, donde nueve inocentes, o cuarenta y tres, o miles y miles pueden ser asesinados impunemente.

Su petición al presidente Trump, me recuerda una entrevista que le fue hecha al presidente Don Gustavo Díaz Ordaz por una reportera de los Estados Unidos:

  • “Señor presidente: México es el trampolín del tráfico de drogas hacia mi país.”

Díaz Ordaz le respondió con su indiscutible agilidad mental y su precisión innegable:

  • ¡Quiten la alberca!

Es lo mismo que ha dicho Alex LeBarón cuando pide que  Estados Unidos deje de ser el mayor consumidor de drogas del mundo.

¡Cuanta falta le hacen a México muchos LeBarones!

    ___________________________________

  1. PRIETA. También conocida como MORENA es la Cuarta Transformación del partido fundado por Elías Calles: PNR, PRM, PRI, PRIETA.

_________________________

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com

Fecha: 
Miércoles, 06 de Noviembre 2019 - 11:45
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 06 de Noviembre 2019 - 14:00
Fecha C: 
Jueves, 07 de Noviembre 2019 - 03:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La reunión matutina de seguridad, ¿para qué sirve?

La herencia que le dejó Felipe Calderón a los mexicanos es la sangrienta guerra contra la delincuencia, la que decidió declarar para legitimarse en un cargo que ganó por escaso margen y tratar de ser aceptado por el casi 66% de los electores que no votaron por él. También, porque creía que debía impedir que las drogas llegaran a manos de los jóvenes, aunque para lograrlo fuera necesario recurrir a la violencia extrema y, como se dice, comenta y rumora, hasta a las desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.

Muchos le advertimos a principios de 2007 que su guerra fracasaría, que las fuerzas armadas y policías no estaban preparadas para ella, que su estrategia ignoraba la ley de la oferta y la demanda, que el consumo y adicción a las drogas es un problema de salud pública, que era mejor legalizar y regular la producción de las drogas, empezando por la mariguana. No escuchó porque para él las drogas son casi un instrumento de diablo, olvidándose que las más letales, el alcohol y el tabaco, se venden libremente.

Su decisión acabó con una tendencia a la baja en la tasa de homicidios que empezó en 2000 al descender a 11.02 de los 12.8 registrada en 1999.

La tasa siguió descendiendo durante el gobierno de Vicente Fox: a 10.4 en 2001, a 10.05 en 2002, a 9.92 en 2003, a 9.04 en 2004. En 2005 y 2006 se elevó ligeramente a 9.49 y 9.89. En 2007 cayó a 8.24, la tasa más baja desde 1931.

En 2008, después del primer año de la guerra calderonista, la tasa se disparó a 12.83. Y siguió aumentando: a 17.88 en 2009, 22.93 en 2010, 23.88 en 2011.

De 2012 a 2014 la tasa de nuevo descendió. A 22.47 en 2012, a 19.68 en 2013 y a 16.95 en 2014. Cifras sumamente elevadas pero eso no impidió que en su último año de gobierno Calderón presumiera que estaba funcionando su estrategia mientras que su sucesor, Enrique Peña Nieto, también alardeó que estrategia contra la delincuencia estaba rindiendo frutos.

A partir de 2015 volvieron a aumentar las tasas. A 17.37 en 2015, a 20.29 en 2016, a 25.97 en 2017, a 28.70 en 2018.

Todas estas tasas incluyen homicidios dolosos y culposos.

Lantia Consultores ha calculado las tasas de 2007 a 2018 excluyendo las muertes derivadas de la guerra contra la delincuencia. Son sensiblemente menores a las arriba anotadas: 5.61 en 2007, 6.57 en 2008, 9.20 en 2009, 9.33 en 2010, 8.97 en 2011, 9.59 en 2012 y de 2013 a 2018 ha variado entre 10.0 y 10.9.

Es decir, las altas tasas que hoy padecemos tal vez no se hubieran alcanzado sin la funesta guerra contra el narco y la delincuencia organizada.

Medido por el número de asesinatos u homicidios dolosos que se han perpetrado desde 2008, la guerra contra la delincuencia organizada ha resultado ser un absoluto fracaso. El número de asesinatos desde diciembre de 2006 a diciembre de 2018 varía; según la fuente que se consulte, son entre 125 000 y 250 000.

Hace unos días se dieron a conocer las estadísticas delincuenciales para el mes de julio y todo indica que 2019 será el año en que se romperán los récords de homicidios, robos, secuestros y cada todos los demás delitos.

Ante esta realidad me pregunto: ¿para qué sirve la reunión diaria del gabinete de seguridad en Palacio Nacional?
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 29 de Agosto 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 29 de Agosto 2019 - 21:40
Fecha C: 
Viernes, 30 de Agosto 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El (in)trascendente mensaje de año nuevo y los pendientes del Chapo

El previsible mensaje de año nuevo del presidente Peña Nieto tenía que mencionar los logros de su gobierno y, desde luego, la captura de Joaquín Guzmán, alias El Chapo. Como lo mencionó el presidente, era el criminal más buscado del mundo, pero el gobierno aún tiene algunos temas que abordar sobre el caso. En primer lugar, ante el cuestionamiento de las diferentes versiones en torno a cómo se dio la recaptura, urge que el gobierno federal dé una narrativa contundente sobre lo sucedido. En esa narrativa es menester que las autoridades federales traten de recuperar la verdadera dimensión del capo: un delincuente peligroso y violento. Esta vez, los medios han sido los que más han exaltado su leyenda.

Hay otro pendiente aún más importante: recuperar para la nación los bienes del capo hechos a base de actividades ilegales. Hace un par de días, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, señaló que diversos organismos trabajan en conjunto con el Gabinete de Seguridad en la investigación contra Guzmán Loera para buscar anomalías en los bienes del capo. Resulta tardío este señalamiento, el gobierno federal debió desmantelar el flujo financiero e incautar las propiedades del narcotraficante aunque no estuviera preso. En este sentido, resulta lamentable que pese a la captura de El Chapo en 2014, de acuerdo con un solicitud de transparencia, hasta el cierre de ese año no se le había incautado ni un centavo.

Otro punto a considerar es lo ocurrido el viernes 8 de enero, durante el anuncio del secretario Miguel Ángel Osorio Chong, quien ante embajadores y cónsules leyó el tuit del presidente Enrique Peña Nieto que informaba sobre la detención de Guzmán Loera. En ese momento se aprecia como el titular de Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, empuja al secretario de la Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz. Este sólo es el último episodio de un problema mayor, gestado en el sexenio pasado entre las dos principales ramas de nuestras Fuerzas Armadas. El gobierno civil confía más en la Marina que en el Ejército y este último ha sido acusado de varias tropelías con relación a casos de corrupción y violaciones a los derechos humanos. El mismo secretario Cienfuegos ha reaccionado a estos señalamientos.

Por otro lado, la revista Rolling Stone publicó anteayer la versión completa de la entrevista que el actor Sean Penn realizó al líder del Cártel de Sinaloa, en octubre del año pasado. En el video de un poco más de 17 minutos, El Chapo platica sobre sus inicios en el narcotráfico. Asimismo, reconoció que ahora puede abastecer “más heroína, metanfetamina, cocaína y mariguana que nadie en el mundo”. Al respecto, se sabe que el gobierno de Estados Unidos examinará los encuentros del actor Sean Penn con Guzmán Loera, pero no está claro si los fiscales intentarían obligar al actor a entregar información sobre su entrevista con el narcotraficante. Más allá de esto, si el gobierno federal no tiene elementos sólidos para acusar a los actores, es conveniente que los acercamientos con ellos se realicen de forma cautelosa y evitar en todo momento criminalizarlos.

Como demuestran los diarios norteamericanos, nuestros vecinos están felices con la idea de extraditar a Guzmán Loera y hablan de que esto ha mejorado las relaciones entre los dos países. Mala cosa si el destino de un criminal pesa más que el comercio, la cultura y una rica frontera común.

Fecha: 
Jueves, 14 de Enero 2016 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Debatamos no sólo sobre el uso de la mariguana

Las secretarías de Gobernación y Salud lanzaron ayer la convocatoria a un “amplio debate sobre el uso de la marihuana en México” (la Academia Mexicana de la Lengua señala que “las formas marihuana y mariguana son correctas. La forma marihuana se prefiere en el uso culto de todos los países hispanohablantes. Por su parte, mariguana es menos frecuente y sólo se emplea en México y algunos países centroamericanos. La forma marijuana es incorrecta”. Personalmente prefiero el uso del término mexicano).

El debate se realizará en cinco foros regionales: 1. Salud Pública y Prevención, Región Sureste, Tercera Semana de enero de 2016; 2. Ética y Derechos Humanos, Región Noroeste, Primera Semana de febrero de 2016; 3. Aspectos económicos y de regulación, Región Norte, Tercera Semana de febrero de 2016; 4. Seguridad Ciudadana, Región Centro, Primera Semana de marzo de 2016, y; 5. Salud Pública y Prevención, Ética y Derechos Humanos, Aspectos económicos y de regulación, Seguridad Ciudadana, Distrito Federal, Tercera Semana de marzo de 2016.

Para proporcionarle a los interesados más información sobre el tema, el gobierno lanzó ayer el sitio www.gob.mx/debatemarihuana en donde se anotan: los objetivos del debate, datos relevantes sobre la regulación de la mariguana en diversos países y en México, prevalencia del uso de esta droga en México, número de egresos (número de pacientes) hospitalarios por trastornos mentales y del comportamiento debidos al uso de la mariguana, y diversas investigaciones científicas relacionadas con consumo, derechos humanos, desarrollo económico, uso terapéutico, regulación, salud pública, seguridad y sistema penitenciario.

Ahora bien, al analizar las investigaciones científicas sobre el consumo encontré que la mayoría de los estudios incluidos tienen que ver con los efectos nocivos de la mariguana, lo cual es apropiado. Sin embargo, brillan por su ausencia estudios que comparen dichos efectos con los que producen otras drogas ilegales y legales como son el alcohol, el tabaco y muchos medicamentos que pueden adquirirse con o sin receta médica.

Por ejemplo, no vi el el artículo titulado “Desarrollo de una escala racional para evaluar el daño que causan las drogas que tienen el potencial de ser indebidamente usadas” que se publicó en la edición del 24 de marzo de 2007 de The Lancet, la respetada y prestigiada revista británica especializada en medicina, que puede verse en http://www.beckleyfoundation.org/bib/doc/bf/2007_David_211305_1.pdf, cuyos autores son cuatro prestigiados investigadores bitánicos.

Este artículo fue motivo de mi columna del 14 de agosto de 2013 y en él anoté la calificación que las 20 drogas incluidas en la investigación obtuvieron en cuanto al daño físico (DF) y social (DS) que causan así como su potencial adictivo (PA), siempre en una escala de 0 a 3, en donde 0 es lo mínimo y 3 lo máximo.

Heroína: DF: 2.78; PA: 3.00; DS: 2.54

Cocaína: DF: 2.33; PA:2.39; DS: 2.17

Barbitúricos: DF: 2.23; PA: 2.01; DS: 2.00

Metadona callejera: DF: 1.86; PA: 2.08; DS: 1.87

Alcohol: DF: 1.40; PA: 1.93; DS: 2.21

Ketamina: DF: 2.00; PA: 1.54; DS: 1.69

Benzodiacepinas: DF: 1.63; PA: 1.83; 1.65

Anfetamina: DF: 1.81; PA: 1.67; DS: 1.50

Tabaco: DF: 1.24; PA: 2.21; DS: 1.42

Buprenorfina: DF: 1.60; PA: 1.64; DS: 1.49

Cannabis (Mariguana): DF: 0.99; PA: 1.51; DS: 1.50

Solventes: DF: 1.28; PA: 1.01; DS: 1.52

4-MTA: DF: 1.44; PA: 1.30; DS: 1.06

LSD: DF: 1.13; PA: 1.23; DS: 1.32

Metilfenidato: DF: 1.32; PA: 1.25; DS: 0.97

Esteroides anabólicos: DF: 1.45; PA: 0.88; DS: 1.13

GHB: DF: 0.86; PA: 1.19; DS: 1.30

Éxtasis:  DF: 1.05; PA: 1.13; DS: 1.09

Alkyl nitritos (poppers): DF: 0.93; PA: 0.87; DS: 0.97

Khat: DF: 0.50; PA: 1.04; DS: 0.85

¡Bienvenido sea el debate sobre el uso de la mariguana! Y ya que estamos debatiendo, ¿no sería conveniente hacerlo sobre el uso de las demás drogas legales e ilegales y la manera de abatir los crecientes volúmenes de consumo de alcohol y tabaco en nuestro país?

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 13 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No… a la mariguana

Gran alboroto ha causado la propuesta del ministro Arturo Zaldívar en el sentido de despenalizar el cultivo, transporte y consumo de la mariguana con fines lúdicos o recreativos en la Ciudad de México. Su postura es que deben modificarse algunos de los artículos de la Ley General de Salud porque están en contra del desarrollo libre de la personalidad, al final, dictamina que: esta Primera Sala considera que la prohibición del consumo personal de mariguana con fines lúdicos es inconstitucional.

Todo empezó cuando un grupo llamado SMART promovió un juicio de amparo ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para que les fuera autorizado el consumo de mariguana para uso personal y éste organismo se los negó. Ellos sintieron que se estaba coartando su libertad de acción y expresión y elevaron su demanda ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde el magistrado Zaldívar se pronunció a favor del autoconsumo.

No vamos a juzgar la posición del magistrado que se está expresando conforme a Derecho, después de todo el cumple con su trabajo y considera que la ley efectivamente está coartando la libertad de acción y expresión de los integrantes del grupo SMART y emite su fallo. Siendo los integrantes de SMART ciudadanos mayores de edad y en uso de sus facultades mentales, yo también considero que están en plena libertad de hacer lo que deseen con su cuerpo y vivir de acuerdo a sus estándares y costumbres, siempre y cuando no alteren ni afecten al resto de la ciudadanía. Sin embargo, existen algunos comentarios que es necesario precisar. Primero, este grupo carece de la más mínima imaginación, empezando con el nombre que adoptaron, todos sabemos lo que smart significa, para colmo adoptaron la misma leyenda: recreational drugs, weekend pot que los norteamericanos inventaron en su afán de civilizar y justificar sus vicios. Ante tanta originalidad no nos queda sino preguntarles:

  • ¿Por qué tanta preocupación por legalizarla?
  • ¿Acaso no pueden seguir enviciándose con cierta discreción?
  • ¿Por qué de una vez no hacen su lista de necesidades y requerimientos para que se las aprueben?
  • ¿Será que SMART es el preludio de una nueva clase social que pretende regir y controlar el uso de los estupefacientes y enervantes en México por la vía legal?

Segundo, lo que el ministro Zaldívar y los miembros de SMART pretenden, con razón o sin ella es una aberración, pues si bien sus argumentos son legales, también son poco prácticos y egoístas, pues solo denotan la satisfacción de sus ambiciones, están fuera del contexto y los lineamientos que rigen a una sociedad. Desde hace varias décadas el consumo de mariguana con fines medicinales o sin ellos ha sido un hábito común entre la población adulta y los consumidores han enfrentado los riesgos que esto implica sin consecuencias para del resto de la sociedad. Por qué cambiarlo ahora, después de todo se está consumiendo un enervante que tiene efectos acumulativos e irreparables en el cerebro del adicto. Los políticos, consultores independientes, partidos políticos, autoridades y demás fauna ignorante y que han hecho una cruzada nacional en torno a esta cuestión debían sentir vergüenza de esta parodia. La prensa escrita y las imágenes televisivas también han exacerbado la situación como el gran y único interés nacional. Todo ha sido sesgado hacia el plano político donde ellos mismos se preguntan y contestan.

Tercero, se han olvidado que es un problema de salud que tiene una profunda y marcada repercusión social. Además, a lo largo de todo este circo, no se han visto ni oído los dictámenes de psicólogos, psiquiatras, criminólogos, neurólogos, sociólogos, etcétera, los cuales suelen considerarse de gran importancia.

Cuarto, las propuestas de SMART y el ministro Zaldívar son irresponsables y engañosas, porque además atentan contra la salud de los adolescentes y los jóvenes. Recordemos que éstos representan uno de los sectores más numerosos y desprotegidos en nuestro país y por lo tanto son el blanco preferido de los narcotraficantes.

Quinto, la consideración del Ministro refiriéndose a que la actual prohibición absoluta en el consumo de la mariguana era contraria al libre desarrollo de la personalidad, carece absolutamente de sentido común ya que ignoró que por lo menos el 80% de jóvenes de 16 años o menores que actualmente consumen drogas en México, se iniciaron con la mariguana, según lo declarado por María Elena Medina Mora, Directora del Instituto Nacional de Adicciones a Ruth Rodríguez del Universal (26 de Octubre de 2015). ¿Luego de qué personalidad está hablando? Su juicio y su determinación suenan perversas (por no llamarlas de otra manera) porque cualquier libro de neurofisiología o toxicología le ilustrarían que la estructura cerebral de los adolescentes está en pleno desarrollo a esa temprana edad. En su defecto, debió haber consultado con psicólogos o psiquiatras quienes le hubieran enterado que mientras más joven se inicie la adicción a la mariguana, mayor será el daño a la corteza orbitofrontal y por lo tanto se reducirá su madurez y su capacidad para tomar decisiones, de acuerdo con Bob Grant en su artículo: Chronic Weed Use Shrinks Brain Region, The Scientist, Noviembre 12, 2014). 

Sexto, otro aspecto difícil de conceptualizar es la situación social y psicológica de un joven adicto al cual se le conceden libertades ilimitadas. Después de la despenalización del transporte y uso de la mariguana en Oregon y Washington, los jóvenes que mustiamente se ocultaban en lugares apartados para fumar o aspirar mariguana u otras drogas ahora lo hacen abiertamente sin el menor recato. El índice de drogadicción y delincuencia juvenil en estos estados se ha incrementado exponencialmente. La adicción a la mariguana ya es común y corriente, se le considera la puerta de entrada a la drogadicción y dado que sus efectos no suelen ser mortales, no atrae mucho la atención. Las drogas que verdaderamente están causando estragos son las anfetaminas y las drogas sintéticas que son letales o por lo menos causan serios trastornos que los afectan de por vida.

Los viernes por la tarde son un verdadero caos en las salas de emergencia de muchos hospitales, la mayoría de sus pacientes son jóvenes de ambos sexos a los que hay que resucitar o rescatar de las sobredosis. Algunos se recuperan, otros se mueren y la minoría quedan afectados por el resto de su vida. Aparte del estigma social, la drogadicción desestabiliza la estructura económica de muchos hogares por los altos costos de rehabilitación y atención médica, amén de los impedimentos funcionales de cada joven.

A manera de información, referiré algo que no aparece en los periódicos ni los noticieros, pero que refleja la  gravedad del problema. Mi hijo es entrenador de futbol americano y por su trabajo tiene un contacto diario con jóvenes de ambos sexos. El año pasado el entrenador en jefe de un equipo tuvo que suspender a 10 de sus jugadores por cuatro juegos. El castigo fue por violación al código de conducta del equipo, sin dar mayor explicación. La liga de futbol no intervino directamente, el castigo vino directamente del entrenador en jefe, fue una sanción interna. Si el entrenador los hubiera reportado oficialmente a la Liga, habría que haber proporcionado sus nombres a la policía y tal vez el asunto se hubiera convertido en el juicio a 10 delincuentes, una serie de demandas y contrademandas (por incapacidad del entrenador de cuidar debidamente a los menores) y se hubiera generado todo un escándalo a nivel nacional que traería oprobio y vergüenza a todos los involucrados.

Eso fue en el 2014, en este año el mismo entrenador tuvo que suspender no a 10 sino a 30 jugadores del mismo equipo por faltas/violaciones al código de conducta de la escuela, aunque no se estipuló la naturaleza de las violaciones, todo mundo sabe que fue por intoxicación con drogas. En esta ocasión el equipo tuvo que cancelar el partido porque tenía 30 jugadores incapacitados. La liga tuvo que gestionar la suspensión del juego, y hasta donde estoy enterado, el incidente no se reportó a la policía. La pregunta es:

¿qué sucederá el próximo año con este u otros equipos?

Este es el tipo de efectos sociales y económicos que se están gestando con estas actitudes tan laxas y encubridoras que en nombre de la libertad de expresión y la coacción al libre desarrollo de la personalidad están proponiendo el magistrado Zaldívar y SMART. Estas propuestas generan votos populistas y consiguen encumbramientos políticos de personajes impulsores adictos a la degradación social y al beneficio propio. No necesitamos ni pedimos sus ideas innovadoras ni queremos a un México actualizado que ingrese a esa modernidad artificiosa basada en el abuso de la legalidad y el Derecho.  

Yo pregunto al magistrado Zaldívar: ¿qué sucederá cuando otro grupito SMART o el equivalente pida la legalización de: la heroína, anfetaminas, cocaína, analgésicos derivados del opio, drogas sintéticas, bebidas energéticas, etcétera?

Debo reconocer que mi papel no es transformar al mundo o al hombre, yo no tengo esa virtud ni el entendimiento para ello. Sino quizá mi parte sea el contribuir con esos valores sin los cuales, un mundo aun transformado, la vida no sería digna de vivir aun para un nuevo hombre que se respete asimismo. Albert Camus                                                                                                       

Autor:

Fecha: 
Lunes, 09 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un Argumento Moral contra la Guerra contra las Drogas

La Suprema Corte de Justicia de la Nación concedió ayer un amparo a cuatro mexicanos para que siembren mariguana para consumo personal, sin incluir su comercio, suministro o distribución. El proyecto aprobado por cuatro de los cinco ministros que integran la Primera Sala señala, entre otras cosas, que los argumentos contra el consumo de la mariguana “no pueden considerarse como razones válidas para intervenir el derecho al libre desarrollo de la personalidad”.

Al respecto, los días 11, 12 y 13 de noviembre del año pasado transcribí en este espacio el artículo intitulado Un Argumento Moral contra la Guerra de las Drogas, escrito por Julian Savulescu y Bennett Foddy y publicado semanas antes en el blog Practical Ethics de la Universidad de Oxford, Inglaterra. Savulescu es el fundador y director del Centro Uehiro para la Ética Práctica en la Universidad de Oxford, Inglaterra, y antes fue el editor del Journal of Medical Ethics, una de las revistas más influyentes en lo que a la ética médica y aplicada se refiere. Foddy es un investigador en el Jesus College de la Universidad de Oxford, especializado en bioética, ética médica y neuroética.

Esto fue lo que transcribí durante esos tres días:

“El ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso ha argumentado que la guerra contra las drogas ha fracasado y que la mariguana debería despenalizarse globalmente. Escribió en 2009 que el enfoque de línea dura ha traído consecuencias ‘desastrosas’ para América Latina.

“Después de haber regresado de Río, uno debe aceptar la opinión de Cardoso. Uno de nosotros estaba quedándose con un eminente profesor de filosofía. Estábamos regresando a su casa con su hija de 11 años de edad cuando nuestro camino fue bloqueado por policías con ametralladoras. Estaban cazando a un narcotraficante en la favela local — este camino era la única vía de escape y se preparaban para un posible altercado.

“Cardoso destaca el fracaso práctico del enfoque de cero tolerancia. Un enfoque de cero tolerancia hacia un crimen como el consumo de drogas siempre fracasará, de la misma manera en que siempre fracasará un enfoque de cero tolerancia hacia el alcohol, la prostitución, o el uso de drogas en el deporte. Paradójicamente, lo peor que uno podría hacer a los barones de la droga en Río de Janeiro no es librar una guerra contra ellos, sino despenalizar la cocaína y la mariguana. Estarían fuera del negocio en un solo día. La oferta de ambas drogas podría supervisarse, controlarse y regularse, - el daño a los usuarios y terceros involucraos se reduciría significativamente.

“El argumento para legalizar las drogas ha sido expuesto con frecuencia, más recientemente por Cardoso y por el Ministro de Relaciones Exteriores de Australia, Bob Carr, quien esta semana fue uno de los signatarios de un informe que declara que ha fracasado la guerra contra las drogas. El argumento es presentado casi siempre en términos de las cargas que nos ha impuesto la guerra contra las drogas en términos de delincuencia y salud pública. Y es cierto que estas cosas nos dan buenas razones para abandonar la guerra de Nixon contra las drogas.

“Pero rara vez escuchamos un argumento moral en favor de la liberalización de las leyes que rigen el consumo de las drogas. Esto es un error. Aunque los expertos nos han dicho una y otra vez que las cosas estarían mejor sin la guerra contra las drogas, los políticos han ignorado esta asesoría experta porque los votantes no quieren que se suavicen leyes antidrogas. Y los votantes quieren esto no porque piensan que saben más que los expertos, sino porque tienen objeciones morales al uso de las drogas. Hay un debate moral oculto detrás de la guerra contra las drogas que parece que nunca podemos hacer público.

“Las primeras prohibiciones contra las drogas tenían una justificación moral, en lugar de una razón práctica. Comenzó con la prohibición estadounidense al consumo del opio, la cual fue motivada principalmente por una objeción moral a que la gente blanca fumara en los fumaderos administrados por chinos. Esto comenzó un movimiento a favor de la prohibición en Estados Unidos. En 1913, la mariguana, que era consumida casi exclusivamente por inmigrantes mexicanos e indios, fue prohibida por primera vez por el estado de California.

“Hoy, las nuevas drogas se añaden a la larga lista de sustancias ilegales porque son calificadas como adictivas, no porque sean perjudiciales. La Ley de Sustancias Controladas de Estados Unidos (Controlled Substances Act) ordena que un medicamento sea prohibido si tiene ‘un alto potencial de abuso’ y ‘puede conducir a una severa dependencia psíquica o física’. La droga no tiene que ser perjudicial en cualquier otro sentido. Según estadísticas del gobierno de Estados Unidos, el paracetamol (acetaminofeno) está involucrado en casi cinco veces más visitas a la salas de emergencia que la MDMA (también conocida como M, cristal o éxtasis), y aún así se vende libremente en los supermercados del mundo.

“Así que la principal razón para que drogas como el alcohol y la cafeína sean legales, mientras que la cocaína y la MDMA no lo son, es que éstas últimas son calificadas como ‘adictivas’. Es cierto que la adicción perjudica al adicto, pero la autodestrucción no justifica la prohibición de una substancia. Como célebremente lo expuso [John Stuart] Mill, la única razón legítima para interferir con la libertad de una persona es cuando ésta pone en riesgo a los demás. Y mientras que algunas veces se argumenta que el ‘problema de las drogas’ nos perjudica a todos, la mayoría de los daños en realidad se originan directamente del enfoque de cero tolerancia – el prohibir las drogas daña a otros cuando son robados, golpeados o asesinados por aquellos que controlan el mercado negro de las drogas.

“Las personas de una mentalidad liberal a veces argumentan que las adicciones exigen la interferencia estatal porque vuelven incompetente al adicto, incapaz de tomar una decisión autónoma sobre consumir drogas o no. El adicto se vuelve como un niño que necesita la protección parental, o en este caso, la protección del Estado. Así, la ‘adicción’ se convierte en un concepto moral, no en una forma de daño. Es una condición que nos despoja de nuestro estatus moral.

“En varios artículos hemos sostenido que es falso ver así a la adicción. Las personas que consumen drogas no sufren de una enfermedad y no necesariamente experimentan alguna caída patológica de su fuerza de voluntad. Al consumir drogas pueden ser imprudentes o irracionales pero, a fin de cuentas, todos lo somos cotidianamente cuando consumimos comida que nos perjudica, participamos en deportes riesgosos, fumamos, bebemos alcohol o apostamos.

“Los adictos pueden darle un mayor valor al placer, o a la excitación, o al escapar de la realidad, pero sus adicciones no son muy diferentes a los deseos que todos sentimos por realizar actividades placenteras. Las personas se vuelven ‘adictas’ al juego, a los videojuegos, al Internet, al ejercicio, al sexo, a las zanahorias, al azúcar y al agua. Estas sustancias o actividades no ‘secuestran’ el cerebro — proporcionan placer utilizando los mismos circuitos cerebrales que las drogas. Cada actividad placentera es ‘adictiva’.

“La discusión pública sobre las drogas incluye los temas de la libertad, la salud y delincuencia, pero rara vez incluye el valor que tiene el placer. No tenemos que ser hedonistas para creer que el placer es uno de los bienes importantes en la vida de una persona. Una sociedad liberal debería ser neutral con respecto a los placeres que puede buscar la gente; no debería forzar a la gente a aceptar obligatoriamente una concepción particular de los placeres ‘buenos’ y ‘malos’.

“Pero más importante aún, si cada comportamiento placentero puede ser adictivo no puede haber razón alguna para suponer que los placeres que otorga el consumo de drogas son menos importantes que los placeres que proporcionan el vino y la buena comida, el alpinismo y el futbol, o navegar por la Internet. Cada una de estas cosas es placentera y, por tanto, cada uno es adictivo y cada uno puede ser perjudicial si se hace en exceso. Pero todos tenemos el derecho de satisfacernos con los placeres que consideramos valiosos, aunque cada uno de estos placeres nos ponga en riesgo de sufrir adicciones o problemas similares a las adicciones como son el alcoholismo, el uso patológico de Internet, la adicción sexual, trastorno alimenticio del atracón y muchas otras.

“El derecho a perseguir el placer justifica la legalización de la drogas, mientras que la adicción y autodestrucción no nos dan buenas razones para prohibirlas. Esa es la esencia de un sólido argumento moral contra la guerra contra las drogas.

“Queda una razón por la cual es posible obstaculizar la libertad y mantener la prohibición al consumo de las drogas. Esta razón es el interés público. Si la sociedad fuera a ser gravemente perjudicada por la liberalización de las leyes en torno a las drogas, ésta podría ser un caso extremo que justificara la prohibición al consumo. Pero nuestra experiencia (ciertamente limitada) sugiere lo contrario: Holanda parece haber reducido su problema de drogas, sin aumentar su tasa de consumo de drogas, mediante la promulgación de leyes relativamente liberales para el consumo de drogas ‘blandas’ como la marihuana. Y como Cardoso argumenta, una prohibición completa parece estar firmemente contra el interés público, manteniendo en el negocio a los barones de la droga y al consumidor y otros en una posición de grave vulnerabilidad.

“En el futuro, quizás nos liberemos de nuestros temores sobre las drogas que proporcionan placer. Podríamos utilizar la ciencia farmacológica moderna para seleccionar o incluso diseñar drogas que nos den el placer o las experiencias que buscamos, drogas que sean baratas y que no representen riesgos graves, agudos o crónicos, a la salud.

“Por el momento, la droga que podemos obtener con la mayor libertad es una de las más adictivas, una que contribuye a generar un comportamiento violento, una que produce daños crónicos a la salud, y el peor síndrome de abstinencia de todas las drogas: el alcohol.

“Ha llegado el momento de adoptar un enfoque racional hacia las drogas”.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 05 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los cárteles en el DF

De enero a agosto de este año la tasa de homicidios en el Distrito Federal aumentó 21% comparada con el mismo período del año pasado. La tasa durante estos primeros ocho meses de 2015 fue la más alta desde 1998 y en total se cometieron 602 homicidios, lo que significa un promedio de cinco cada dos días.

En septiembre pasado, el número de homicidios en el DF fue 22% mayor que en septiembre de 2014.

La tasa de homicidios para el Distrito Federal fue de 12 en 2014, abajo del promedio nacional de 16 y de las tasas que se registraron para otros estados como Guerrero (48), Chihuahua (46), Sinaloa (38), Tamaulipas (25), Morelos (23), Sonora (23), Baja California (21), Colima (20), Michoacán (20), Oaxaca (18), Durango (17), México (17), Coahuila (15), Guanajuato (14), Jalisco (13), Nayarit (13) y Zacatecas (13).

Sin embargo, una tasa de 12 significa que ya hay una epidemia de homicidios en el DF, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que tal epidemia existe cuando la tasa es de 10 o más.

Además de los arriba anotados, otros estados que también padecen esta epidemia son Baja California Sur (12), Nuevo León (11), Veracruz (11), San Luis Potosí (10) y Tabasco (10).

En resumen; 23 de 32 entidades federativas son víctimas de tal epidemia y si la tasa del DF aumentó 21% durante los primeros ocho meses de 2015 significa que ahora se ubica en 14.5.

El aumento en la tasa del DF debe preocuparnos porque se había mantenido en 12 desde 2010 hasta 2014 y ahora, en 2015 se incrementó en lugar de disminuir.

Para algunos analistas, dicho incremento se debe a una mayor actividad de los principales cárteles de la droga en el Distrito Federal, los cuales podrían estar empezando a pelear entre ellos por el dominio de un mercado muy lucrativo si se toma en cuenta el alto número de consumidores activos y potenciales de sus productos.

De acuerdo a un informe emitido en julio pasado por la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por su siglas en inglés), en el mes de abril de este año se registraba un aumento de la presencia de los siguientes cárteles en el DF: Sinaloa, Golfo, Beltrán-Leyva, Zetas y Caballeros Templarios. El mismo informe aclara que el DF no pertenece aún a algún cártel en particular, como ocurre en diversos estados del país.

Hasta el momento, el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, ha negado que los cárteles del narco actúen en la ciudad que gobierna. Sin embargo diversos homicidios perpetrados durante las semanas más recientes sugieren que tal situación podría estar cambiando.

Ojalá que el gobierno defeño esté preparándose para enfrentar la violencia que se generará cuando los cinco cárteles decidan declararse la guerra mutuamente. Cuando esto ocurra veremos que tan eficaz y eficiente es el aparato de seguridad pública y procuración de justicia del Distrito Federal. El futuro político de Mancera podría decidirse en función de dicha eficacia y eficiencia.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Matar a El Chapo

Del video filtrado con audio de la fuga de El Chapo, comentaban en el programa de Eduardo Ruiz-Healy cómo “tendió” su cama antes de irse. Ante tanta especulación e interpretación de los movimientos de los presos, sus rutinas, costumbres y los hábitos que se crean por la falta de actividad, ésta del Chapo al tender su cama puede ser una de tantas manías, sin embargo, se puede sugerir como una señal de Guzmán avisando a las cámaras: “—ya me voy”.

En el minuto 1:29 (o 1:24 según la fuente que se revise) cuando El Chapo cambia el canal de la televisión saca un objeto de detrás o por debajo del aparato y lo guarda entre las cobijas, éste movimiento y la salida del objeto se puede ver cuadro por cuadro en el video. En el minuto 3:14 y después del 4to sonido de martillos o taladros, baja el brazo derecho y busca junto a la pierna del mismo lado, hace bola la cobija con su mano derecha y se levanta. Antes de extender las sábanas, su mano derecha se junta por debajo de la cobija con la izquierda y se pasa lo que pudiera ser el objeto que sacó antes, lo deja en la mano izquierda y termina de “tender” la cama. Luego se acerca a la regadera y deja caer al parecer el mismo objeto provocando un golpe que se alcanza a escuchar cerca de donde se abrirá poco después el agujero, como otra señal: “—estoy listo”. Después se escucha la voz de alguien por debajo del agujero como avisando: “—listos aquí abajo”. El Chapo regresa a ponerse los zapatos para irse, dicen hoy, al Triángulo Serrano de Chihuahua, Durango y Sinaloa; si Guzmán Loera se escapó por un túnel lo de menos es que se haya filtrado el video con audio.

Se han reportado ataques armados en la sierra que intimidan a la gente de los pueblos y rancherías, los pobladores viven con el temor de ser blanco de una bala perdida o del acoso de los militares, además no pueden correr para ponerse a salvo porque los detienen al creerlos sospechosos.

Que se haya escapado otras dos veces durante su carrera a salto de mata en la sierra, que reporten que está herido del rostro y una pierna y que cayó a un barranco es porque saben santo y seña del hombre sin lograr capturarlo. Como en el viejo juego de policías y ladrones en el que los ladrones difícilmente pierden; se parece también al juego infantil de las escondidas en el que Guzmán, hasta ahora, ha salido bien librado, los buscadores siguen contando hasta cien y desde algún lugar El Chapo gritó: “— ¡Un, dos, tres por mí y por todos mis compañeros!”

Al pasar los días se tiene información aparentemente confiable, también notas que aseguran que El Chapo está muerto. En general, se pensará que “muerto el perro se acabó la rabia” y no, para acabar con la rabia es necesario mucho más que matar o detener y extraditar a El Chapo; desde esferas casi desconocidas querrán matarlo para que no hable y así algunos secretos oscuros del poder queden enterrados en la tumba con Guzmán. Si lo matan solo estarán sacudiendo el tapete y las pulgas van a brincar para todos lados; entre los que van a querer ganar la presidencia del narco, los que se sentirán herederos del trono y los hijos de Guzmán, las cosas empeorarían para la sociedad.

El Chapo es el único tipo que hace que las miradas volteen hacia él sin que él vea a nadie, un individuo que se ha burlado como nadie del gobierno y que ha sabido manipular la ley. ¿Que con dinero todo es posible? Sí, solo que para eso también se necesita inteligencia, independientemente de lo que ha hecho El Chapo, lo que planea y su modo de vida, este hombre no puede ser calificado como un tonto, es más, si le propusieran la Presidencia de la República en una carcajada diría: “—No gracias, ese es un puesto para idiotas”.

El gobierno mexicano lo quisiera muerto, la DEA y el FBI lo necesitan vivo, su gente lo protege moviendo hilos extraños y la sociedad sabe que con El Chapo o sin él, las cosas no serán mejores porque hay gente en el poder que rebasa por mucho la maldad de Guzmán Loera.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 28 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ministros marihuanos

En realidad, el debate sobre la despenalización de la marihuana no es nuevo en nuestro país. Lo planteó por primera vez en la arena política el partido Democracia Social hace 15 años y a lo largo de este tiempo ha sido retomado por diversas organizaciones. Sin temor a exagerar, la demanda por una marihuana legal divide a las organizaciones de izquierda de las otras, a las visionarias de las conservadoras y a los que creemos que los adultos pueden tomar sus propias decisiones acerca de su cuerpo de los que creen que debe haber una tutela del Estado hasta en las recámaras.

Ahora el debate ha llamado la atención de la ciudadanía por dos razones: en primer lugar, porque la marihuana ha demostrado ser un buen negocio legal en los Estados Unidos y, en segundo, porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) prevé discutir el tema hoy. La propuesta del ministro Arturo Zaldívar podría abrir paso a la legalización del consumo y cultivo personal de mariguana para uso recreativo en el país. El texto de la ponencia señala que la prohibición del consumo personal de marihuana con fines lúdicos “es inconstitucional".

Las opiniones no se han hecho esperar. Con buen sentido de la oportunidad, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, declaró a la ciudad de México lista para trabajar con la marihuana de uso medicinal. Pero el debate no es ese; la disputa es si las personas pueden comprar, vender, sembrar o consumir la marihuana sin ser perseguidos por la ley. Fieles a su tradición conservadora, el PRI, el PAN y MORENA se declaran listos para iniciar un debate público, que es el camino que usan para deshacerse de los temas que no les gustan. El PRD, que a veces es prohibicionista y otras no, ha declarado estar acuerdo con la legalización. Otras opiniones, como la del Bronco (alias Jaime Rodríguez) los pintan de cuerpo entero: “quienes consumen drogas se vuelven locos.” Esta declaración recuerda la de su casi hermano gemelo, Andrés Manuel López Obrador, en febrero de 2014: el debate sobre la marihuana es “una cortina de humo”. Ni idea del tema.

La legalización de la marihuana, así, sin calificativos como “para uso medicinal” o “sólo para uso personal” no es un asunto para encuestas o votación, es un asunto de derechos: ¿tienen derecho los adultos a consumir drogas? La respuesta debería ser sí, por supuesto. Los muertos y la violencia por las drogas no son causados por el consumo, sino por la prohibición. Prohibición que cada vez parece más estúpida.

Necesitamos legalizar la marihuana y abrir paso para todas las otras drogas. Esto seguramente no terminará con el crimen organizado, pero evitará más pérdidas de vidas por esta causa. A ver si una generación de políticos marihuanos se pone la pila y termina con esa prohibición idiota. 

Fecha: 
Miércoles, 28 de Octubre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1