Se encuentra usted aquí

disputa

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los cárteles en el DF

De enero a agosto de este año la tasa de homicidios en el Distrito Federal aumentó 21% comparada con el mismo período del año pasado. La tasa durante estos primeros ocho meses de 2015 fue la más alta desde 1998 y en total se cometieron 602 homicidios, lo que significa un promedio de cinco cada dos días.

En septiembre pasado, el número de homicidios en el DF fue 22% mayor que en septiembre de 2014.

La tasa de homicidios para el Distrito Federal fue de 12 en 2014, abajo del promedio nacional de 16 y de las tasas que se registraron para otros estados como Guerrero (48), Chihuahua (46), Sinaloa (38), Tamaulipas (25), Morelos (23), Sonora (23), Baja California (21), Colima (20), Michoacán (20), Oaxaca (18), Durango (17), México (17), Coahuila (15), Guanajuato (14), Jalisco (13), Nayarit (13) y Zacatecas (13).

Sin embargo, una tasa de 12 significa que ya hay una epidemia de homicidios en el DF, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que tal epidemia existe cuando la tasa es de 10 o más.

Además de los arriba anotados, otros estados que también padecen esta epidemia son Baja California Sur (12), Nuevo León (11), Veracruz (11), San Luis Potosí (10) y Tabasco (10).

En resumen; 23 de 32 entidades federativas son víctimas de tal epidemia y si la tasa del DF aumentó 21% durante los primeros ocho meses de 2015 significa que ahora se ubica en 14.5.

El aumento en la tasa del DF debe preocuparnos porque se había mantenido en 12 desde 2010 hasta 2014 y ahora, en 2015 se incrementó en lugar de disminuir.

Para algunos analistas, dicho incremento se debe a una mayor actividad de los principales cárteles de la droga en el Distrito Federal, los cuales podrían estar empezando a pelear entre ellos por el dominio de un mercado muy lucrativo si se toma en cuenta el alto número de consumidores activos y potenciales de sus productos.

De acuerdo a un informe emitido en julio pasado por la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por su siglas en inglés), en el mes de abril de este año se registraba un aumento de la presencia de los siguientes cárteles en el DF: Sinaloa, Golfo, Beltrán-Leyva, Zetas y Caballeros Templarios. El mismo informe aclara que el DF no pertenece aún a algún cártel en particular, como ocurre en diversos estados del país.

Hasta el momento, el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, ha negado que los cárteles del narco actúen en la ciudad que gobierna. Sin embargo diversos homicidios perpetrados durante las semanas más recientes sugieren que tal situación podría estar cambiando.

Ojalá que el gobierno defeño esté preparándose para enfrentar la violencia que se generará cuando los cinco cárteles decidan declararse la guerra mutuamente. Cuando esto ocurra veremos que tan eficaz y eficiente es el aparato de seguridad pública y procuración de justicia del Distrito Federal. El futuro político de Mancera podría decidirse en función de dicha eficacia y eficiencia.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Estados sitiados

Como lo escribí ayer aquí, la Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Procuraduría General de la República (PGR) hizo pública, el 27 de marzo del año pasado, la identidad de los “grupos, células y/o pandillas, vinculadas a las ocho organizaciones del narcotráfico en México”. Esta información fue publicada después en la revista Contralínea y gracias a ella puede verse en que estados del país dónde operan estas bandas criminales.

Los tres grupos delincuenciales vinculados a Los Zetas operaban en Nuevo León, Quintana Roo, Tamaulipas, San Luis Potosí y, Zacatecas.

Los 12 grupos vinculados con el Cártel del Pacífico o de Sinaloa actuaban en Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Sinaloa y Veracruz.

Los Arellano Félix contaban con 14 bandas operando en Baja California y Baja California Sur.

Aliados a La Familia había cinco grupos que cometen sus delitos en Guerrero, Jalisco, México, Michoacán y Morelos.

Con Los Caballeros Templarios colaboraban dos grupos que operaban en México y Morelos.

Las bandas vinculadas al Nuevo Cártel de Juárez operaban en Chihuahua.

Los 23 grupos delincuenciales que estuvieron vinculados con el Cártel de la Barbie operaban en Chiapas, Distrito Federal, Guerrero, México, Morelos y Quintana Roo.

Finalmente, las 19 bandas identificadas como “escondidas de Los Beltrán Leyva” operaban en Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Distrito Federal Guerrero, Jalisco, México, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Sinaloa, Sonora.

En marzo de 2013, estas 80 bandas criminales estaban presentes en 23 entidades del país: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Distrito Federal, Durango, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y  Zacatecas.

En aquellos estados en donde están presentes bandas aliadas a cárteles antagónicos la violencia es mayor en vista de que se trata de territorios en donde la lucha por el control de los mismos es a morir. Este es lo que ocurre en casi todos los estados anotados en el párrafo anterior.

Hay estados en donde la violencia es mayor que en otros debido a la presencia de un gran número de grupos delictivos que compiten entre así, a veces aunque estén vinculadas al mismo cártel. Explicarse lo que ocurre en Guerrero es fácil si se toma en cuenta que ahí operan 21 bandas: dos vinculadas al Cártel del Pacífico o de Sinaloa; una aliada a La Familia (Guerreros Unidos o La Nueva Empresa); 12 afines a lo que queda del Cártel de la Barbie; y seis aliados a los Beltrán Leyva (entre ellos Los Rojos).

El reporte de la PGR de marzo de 2013 anotaba que eran 80 las bandas delincuenciales vinculadas a los ocho cárteles del narco. Versiones más recientes afirman que en realidad son 89 o 90 bandas. Lo pero es que aquí no se incluyen a quién sabe cuántas pandillas que operan independientemente, sin vinculación alguna con los cárteles.

Hay 23 estados sitiados por el hampa, algunos enfrentan una peor situación que otros. Sus habitantes viven diferentes grados de inseguridad. Y, como están las cosas, incluida la mala situación económica, nada permite pronosticar una rápida solución al problema.

Foto: viajerosdementes.blogspot.mx

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 19 de Noviembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Plaga delincuencial

La Dirección General de Asuntos Jurídicos de la Procuraduría General de la República (PGR) hizo pública, el 27 de marzo del año pasado, la identidad de los “grupos, células y/o pandillas, vinculadas a las ocho organizaciones del narcotráfico en México”. Poco más de dos meses después la información fue publicada en la revista Contralínea. Al analizarla es fácil darse cuenta de la magnitud del problema que representa la delincuencia organizada en gran parte de nuestro país.

Hasta marzo de 2013 los ocho cárteles del narco eran Los Zetas, El Pacífico, Los Arellano Félix, La Familia, Los Caballeros Templarios, Nuevo Cártel de Juárez y lo que quedaba de las organizaciones de La Barbie y de Los Beltrán Leyva.

Los grupos delincuenciales vinculados a Los Zetas eran: 1) Los Talibanes, 2) Los Legionarios y 3) Los Hijos del Diablo.

12 grupos estaban vinculados con el Cártel del Pacífico o de Sinaloa: 1) Gente Nueva, 2) Cártel de Jalisco Nueva Generación, 3) Los Cabrera, 4) La Barredora, 5) El Comando del Diablo, 6) Cártel del Poniente, 7) Cártel de la Laguna, 8) Los Mata-Zetas, 9) El Aquiles, 10) El Tigre, 11) Los Artistas Asesinos y 12) Los Mexicles.

Los Arellano Félix contaban con 14 bandas afines: 1) Don Balas, 2) El Mario, 3) El Melvin, 4) El Chan, 5) El Jorquera, 6) los de Barranco, 7) los de García, 8) Pelioni, 9) El Kieto, 10) Chikaka, 11) El Bibi, 12) El Licenciado, 13) El Turbo y 14) Los Zamudio.

Aliados a La Familia había cinco grupos: 1) Guerreros Unidos o La Nueva Empresa, 2) La Resistencia, 3) Champis o Champis Crew, 4) Brown Side Family y 5) La Empresa.

Con Los Caballeros Templarios colaboraban dos grupos: 1) Guardia Morelense y 2) Los Troyanos.

También eran dos las bandas vinculadas al Nuevo Cártel de Juárez: 1) La Línea y 2) Los Aztecas.

23 grupos delincuenciales estaban vinculados con lo que quedaba del Cártel de la Barbie: 1) Los Canchola, 2) El Cabezas, 3) El Panda, 4) El Coyote, 5) El Banda, 6) La Oficina, 7) Cártel Independiente de Acapulco, 8) Los Marquina, 9) El Yey, 10) Santana Ríos Bahena, 11) Iguala, 12) El Mudo, 13) El Comandante 8, 14) El JJ o Batman, 15) Cártel del Centro, 16) El Javi, 17) La Nueva Administración, 18) El Pelo, 19) El Indio, 20) El Güero Guetamo, 21) Los Pelones, 22) El Pelos y 23) los de Solano.

Finalmente, había 19 bandas identificadas como “escondidas de Los Beltrán Leyva”. Estas eran: 1) El Chico Malo, 2) El H2, 3) Los Mazatecos, 4) Los Tigres, 5) El 2 Mil,  6) Los Gilos, 7) Los Granados, 8) Nuevo Cártel de la Sierra, 9) El Tigre, 10) los Ardillos, 11) Morelos Unidos, 12) Cártel del Pacífico Sur, 13) Los Rojos, 14) Los Pineda, 15) Los Zafiros, 16) La Oficina, 17) La Mano con Ojos, 18) El Mosco y 19) Los Arturos.

17 de estos 80 grupos operaban en Guerrero. Entre ellos los Guerreros Unidos y los Rojos. Los primeros, involucrados en la desaparición y casi segura muerte de los 43 normalistas de Ayotzinapa que, según algunas versiones, fueron confundidos con los segundos.

Los mexicanos nos enfrentamos a una verdadera plaga delincuencial. Los gobiernos federal y estatales permitieron que se esparciera y ahora parece que no saben como controlarla, primero, para luego aniquilarla.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 18 de Noviembre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1