Se encuentra usted aquí

dinero

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Lo que el dinero no puede comprar: modales, ética, respeto y sentido común

“Salud, dinero y amor” es una frase muy común que escuchamos decir a la gente y que es un deseo o meta del ser humano que se esfuerza por lograr. Con dinero puedes comprar todas las cosas materiales que deseas, inclusive una educación que te va a forjar como un buen profesional. Pero hay cosas que el dinero no puede comprar. Empezaré por mencionar algunos aspectos o rasgos de la personalidad que solo se obtiene principalmente en el seno familiar.

Modales, son el conjunto de expresiones, gestos y actitudes que una persona utiliza para comportarse en público. Demuestran la calidad humana ante los demás y cómo influyen en una buena convivencia con ellos.

 Ética tiene su origen en el griego, proviene del vocablo “ethikos” que significa carácter.  La ética es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana donde nos dice lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, el buen vivir, la virtud, la felicidad y el deber. Reflexión de la moralidad de manera crítica que tiene que ver con las actitudes (acciones)  del individuo.

Respeto es uno de los valores primordiales del ser humano que debe tener presente  a la hora de actuar con personas de su entorno. Es el reconocimiento al derecho ajeno, es una condición para vivir en paz y tranquilidad. Acepta y comprende las maneras de pensar y actuar distintas a las de ellas. Garantiza la convivencia entre los miembros de la sociedad. Es la libertad de acción de cada quien,  termina cuando empieza la del otro, en  la interrelación con otros, con amigos, familia y compañeros ante una misma situación donde cada quien tiene su punto de vista.

Sentido común nos ayuda a saber qué actitud mostrar ante cualquier situación. Por sentido común se hace o se dejan de hacer muchas cosas, ya que describe las creencias o proposiciones que se alimentan por la sociedad según su cultura, familia, pueblo y nación.

Estas características del ser humanos están en su naturaleza, son aspectos intrínsecos que se desarrollan por experiencias de manera individual o familiar,  son únicas en la personas y afloran el verdadero valor humano y que la sociedad necesita para un buen vivir. Por eso es necesario fomentarlas y traspasarlas a las generaciones futuras si cada persona en su entorno se aplica,  para tener una sociedad integral y por consecuencia un mejor país.   

 

Contacto

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9   

https://www.facebook.com/RIEHMTY/

www.ruizhealytimes.com

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 31 de Julio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 31 de Julio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Jueves, 01 de Agosto 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cartas a Tora CIV

Querida Tora:

            Un sábado llegó a la vecindad un individuo a presentar un espectáculo, con el fin de recoger algunos pesos para mantenerse. Al principio, nadie le hizo caso; pero su cháchara logró interesar a algunos vecinos, y al final fueron en montón a ver lo que presentaba, aunque no les había dicho de qué se trataba.

            Pidió que le permitieran pasar al baño más grande de la vecindad, para que cupiera el mayor número posible de personas, porque sólo lo podía presentar una vez; para la segunda función tendrían que esperar varias horas, y tal vez hasta el día siguiente. Como no hay ningún baño grande en las viviendas, en los baños comunes quitaron algunas paredes (son de madera, y luego se pueden volver a poner), y cupieron casi todos. Cuando quedó listo el escenario, sacó de una caja una gallina colorada, y la presentó como La Gran Chucha. ¿Y qué iba a  hacer la Gran Chucha? Cuando el hombre sacó una armónica y tocó una melodía alegre y bonita, la Gran Chucha se subió a… a un mueble que usan los humanos para hacer sus necesidades (busca en la enciclopedia,  si no sabes de qué se trata), y  depositó en él una determinada cantidad de… Ya te imaginas de qué, ¿no? Pero de gallina, por supuesto. Los vecinos aplaudieron, pero con pocas ganas. Pero entonces, el hombre tocó en la armónica una marcha muy brillante, muy apantalladora (esa es la palabra justa). Entonces, Chucha saltó a la manija del aparato, se posó en ella e hizo fluir el agua. Eso arrancó una salva estruendosa de aplausos, y hasta algunos “¡Vivas!”.

            Todos le dieron algo de dinero, y le preguntaron cómo había hecho para entrenar a la gallina, y todo lo que él respondió fue “Con paciencia y amor”. Varias señoras se fueron a sus viviendas dando coscorrones a sus hijos y diciéndoles que parecía mentira que una gallina, que seguro es estúpida, fuera capaz de aprender lo que ellos no lograban dominar.

            Pero lo peor fue la del 34, que empezó a llorar y a recriminar a su marido por lo mismo. Y ya es un hombre hecho y derecho. A él le dió mucho coraje que se lo dijera delante de los otros señores, y hasta la dió una patada. Pero la señora siguió y siguió y siguió. A los tres días, el señor le dijo que si no le gustaba, que se fuera.

            La señora se fue. Pero no muy lejos, nada más hasta el 37, donde vive su hermana. Al día siguiente, el señor la fue a buscar, y le dijo que ni él ni sus hijos tenían nada que comer. La señora fue a su vivienda, les hizo chilaquiles y se regresó al 37. Así estuvieron varios días, hasta que él se quejó de que los chilaquiles ni siquiera picaban. Ella le dijo que si quería chile, que lo comprara. El, muy digno, se fue a un tianguis (Diccionario, por favor); pero no se fijó, y le vendieron unos de plástico. Muy grandes, muy parejitos y muy verdes, pero de plástico; y cuando los echó a los chilaquiles no pudo comer nada, y hubo que tirarlos.  Esa noche, todos (incluyéndolo a él) lloraban de hambre.

            Y allá fue el señor a buscar a la señora otra vez. Estuvieron hablado toda la noche. Y a la madrugada se regresó ella al 34. Desde entonces, todas las noches se oye una armónica en el 34 que toca la marcha esa tan brillante y tan apantalladora. Algunos se ríen pero otros (sobre todo las viejas) se conmueven por el valor de la señora y por el amor que el señor le tiene, que hasta en eso tuvo que transigir.

            Yo quisiera aprender a tocar la armónica, a ver si logro tocar esa marcha para que los gatos de la azotea y los ratones que corretean por aquí se vuelven como La Gran Chucha de felices recuerdos porque la azotea es una verdadera porquería. Pero no encuentro a nadie que tenga el menor talento musical.

Te quiere

Cocatú

           

Fecha: 
Viernes, 04 de Enero 2019 - 15:15
Redes sociales: 
0
Fecha B: 
Viernes, 04 de Enero 2019 - 17:30
Fecha C: 
Sábado, 05 de Enero 2019 - 06:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del trabajo fantasma al trabajo virtual

El dinero sigue siendo tema tabú. Nos asusta hablar de cualquier cosa relacionada con ganarlo, gastarlo, ahorrarlo o deberlo. Esto lo he palpado en el grupo de Facebook que administro, en el que pocas personas se han animado a publicar.

Una de ellas me preguntó por qué, ante el deplorable panorama de que muy pocas páginas PTC pagan con puntualidad, seguimos clicando para ellas. Por qué a sabiendas de que la ciberpaga no es importante, puesto que pasan meses antes de que se llegue a completar el equivalente a un salario mínimo, continuamos ahí.

La respuesta es simple, pero nada fácil de externar. Esa ganancia es una oportunidad extra de “picar cantera”. Es un dinero que no se ha hecho para quienes precisan con urgencia de cubrir sus gastos, sino para quienes tienen un modus vivendi ya establecido y pueden distraerse unos minutos clicando en alguna página de trabajo en la web.

Ese “pueden distraerse” significa que el tiempo que dediquen a ello no va a alterarles su tren de vida y no importa entonces cuánto se tarde en llegar el ingreso ni el monto del mismo. Será siempre algo extra que si se tiene, bien y si no, también bien.

Pero no olvidemos que las clases pobretonas imitamos a los ricos sin detenernos a pensar cómo es que pueden tener esa calma para generar, esperar y recibir sus ingresos; de qué manera podemos hacerle para llegar al mismo resultado de serenidad y disciplina que tienen ellos, sin incurrir en tacañerías para con nosotros mismos. En eso estriba la dureza del asunto. Porque como ellos, ¡también queremos ese billete!

En los trabajos presenciales las cosas no son distintas. Oficialmente, mi primer trabajo fue como auxiliar de secretaria en una librería que no tenía atención al público más que a través del trato con agentes de ventas.

Y lo digo así porque fue el primer empleo en donde se me dio Seguro Social y se me tomó en cuenta en Hacienda. Pero para llegar a ese despacho pasé por la cocina de un hotel de lujo, un puesto de jarciería en La Merced y un escritorio público.

Es decir que en realidad fue hasta mi cuarto empleo cuando pude tener un salario mínimo, atención médica y existir como sujeto económicamente activo con derechos y obligaciones.

El hecho de que los ambientes de trabajo dentro y fuera de la web sean escabrosos y tengamos que encontrarnos con jefes avaros obedece a conceptos del dinero que tenemos introyectados, que incluso compartimos con quienes nos explotan pero que no nos atrevemos a llevar a la oralidad y menos a la escritura. Creo que es tiempo de que lo hagamos. Es uno de los caminos para erradicar la pobreza.

Entré a las páginas PTC porque quería un ingreso extra y he permanecido “aunque se gane poquito” porque sí puede ser que se reduzca –si no es que se acabe– el dinero en efectivo. No he descubierto otro modo de empezar a tener un recurso acumulado en esta nueva forma y al mismo tiempo desarrollar la disciplina para verlo crecer y administrarlo.

Independientemente de la situación económica de cada quién, hay que hacer el esfuerzo de entender y aprovechar lo que hay, tal cual es y sacarle jugo a pesar de todo lo malo. Después de todo, eso es lo que hacemos con los trabajos presenciales.

Las páginas PTC brindan dos opciones de celebrar el trato con ellas: una cuenta standard que es gratuita y otras de diferente precio, que ofrecen mayor ganancia.

 Hay otros trabajos de traducción, de ventas o de dar opiniones en redes sociales –para decirlo con más exactitud, de troll–, pero esas son membresías por un año que se venden, como mínimo, en 60 dólares. En esas también se corre el riesgo de que no se reciba la paga, se pierda el dinero que se entregó por concepto de membresía y si además es un trabajo que requiere de una faena intelectual, de investigación, etc., ¡pues todo eso, al caño y asunto arreglado!

Ese es el riesgo en cualquier trabajo on line. La ventaja en las PTC es que clicar los anuncios para verlos por unos cuantos segundos, no requiere demostración de conocimientos de ninguna índole y si se atiene uno a las condiciones de una cuenta standard, la posibilidad de ganar sin arriesgar dinero es verdadera, aunque no se obtenga mucho.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 14 de Enero 2016 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Indigencia, ¡sálvese quien pueda!

Empecé a buscar definiciones de indigencia cuando leí la noticia de que la actriz Alma Delia Fuentes se encuentra abandonada, viviendo entre escombros pero lo sorprendente es que no es en la calle sino en su propia casa, que por falta de mantenimiento está en un tris de convertirse en terreno baldío.

De acuerdo con mis pesquisas, indigencia es la falta de medios económicos para satisfacer las necesidades básicas de sobrevivencia. La Organización de las Naciones Unidas estima que en el mundo hay 1200 millones de indigentes, todos debidamente invisibilizados por los gobiernos de sus países.

Los economistas miden el status de cada comunidad estableciendo líneas de pobreza o de indigencia de acuerdo con el cariz que quieran darle a cada estudio que realizan pero aquí me interesa señalar el riesgo que corremos todos de llegar a tal estado. Aunque no lo parezca, así es y la prueba más fehaciente la tenemos en la señora Alma Delia, que siendo una figura señera de la actuación mexicana, está así porque tomó una serie de malas decisiones a lo largo de su vida.

El profesor Anthony J. Mahavorick, mejor conocido como Tony Robbins menciona que la vida es como un río navegable en el que vamos con toda confianza; hasta nos llegamos a dormir y de repente, el ruido de las cataratas nos despierta. Él lo llama “Síndrome del Niágara”, acompañado del “Momento Oh, Mierda”.

Estamos más acostumbrados de lo que podemos reconocer a transitar por la vida dejándonos llevar por la corriente, ahí a ver a donde sea está bien, sin un compromiso real de alcanzar una meta por clara que la tengamos. Pareciera que todo nos da lo mismo y esta actitud, junto con la autocompasión, son los elementos necesarios para quedarse en la chilla o dicho más eufemísticamente, en situación de calle.

Y las mujeres todavía más que los hombres estamos hechas a la idea de vivir de esa manera. Aún está muy mal visto que queramos tomar las riendas de nuestras vidas. En pleno siglo XXI hay quienes aceptan el matrimonio por eludir una catarata, por no tener confianza en sus propios recursos para evitarla.

Hay otros testimonios de los pocos indigentes que se han atrevido a compartir. Uno de ellos, que lleva 60 años caminando por las calles ha dicho que huyó de su casa cuando era un muchacho púber porque acababa de morir su padre. No se veía asomo de dolor por esa pérdida de tal manera que si uno observa, es asombrosamente claro que huyó porque no quiso ser el hombre de la casa a sus escasos 12 años.

Esa es otra realidad, creadora de los sinsentidos más molestos que puede haber: encomendarle a niños las responsabilidades de adultos. Lo que este hombre no midió –realmente no era posible que lo hiciera–  es que hacerse cargo de sí mismo, ¡es responsabilidad de adulto! Los problemas psicológicos que cargamos como sociedad también han servido para formar los toboganes que llevan al callejón sin salida.

______________________________________________________________

Referencias

http://definicion.de/indigencia/

https://es.wikipedia.org/wiki/Indigencia

http://etimologias.dechile.net/?indigente

https://es.wikipedia.org/wiki/Tony_Robbins

http://www.negocios1000.com/2015/08/la-formula-definitiva-para-el-exito-y-como-interfiere-sindrome-niagara-tony-robbins.html

http://www.info7.mx/a/noticia/440748 Entrevista al indigente que menciono.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 07 de Enero 2016 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Camas vemos, cajas fuertes no sabemos

I

Desde que el mundo es mundo existen los ladrones y se han ideado métodos para dificultarles el trabajo, aumentarles el riesgo y reducir el monto de la ganancia.

La caja fuerte es un invento para ponerle trabas a quienes quieran llegar al dinero y no pertenezcan al grupo de propietarios y/o beneficiarios.

En un principio fueron cofres de madera reforzados con bandas de hierro martillado, que más bien eran objetos bonitos y sin más utilidad que cualquier otro cofre: servían para ponerle cosas adentro.

Cuando se manufacturaron cofres enteramente de hierro fundido se dio el primer paso hacia la invulnerabilidad que debe tener toda caja de seguridad que se respete.

A partir del siglo XVIII se han desarrollado cual hermanitos gemelos, la seguridad para frustrar con eficacia los intentos de robo y el perfeccionamiento de la ciencia y artes para destripar el cofre blindado que sea.

Y así ha transcurrido el tiempo. El año 1826 vio la luz la "caja a prueba de fuego"; en 1835 se produjeron en serie cajas con una resistencia antirrobo; en 1878 se conoció la combinación mecánica de disco utilizada hasta hoy.

En 1886 se materializó el concepto de caja fuerte que conocemos en la actualidad. Tuvo forma de "caja de almacenamiento y conservación de documentos", hecha de metal forjado, con cierre de llave y distintas ranuras para introducir y organizar documentos.

Pero, ¿qué hay de la bóveda primigenia? ¿Qué lugar más inaccesible que el sitio donde dormimos? Por lo menos a juicio de quienes tienen aversión por los bancos y sus progresos en materia de resguardar los valores monetarios.

II

La costumbre de dejar dinero en el colchón para tiempos de vacas flacas ha sobrevivido al avance de los siglos y ha entrado triunfal a este nuevo milenio. Pese a que ya no es un camino seguro para llegar a pertenecer al grupo de personas que manejan grandes cantidades de dinero. Aunque una empresa española se haya dado a la tarea de inventar y comercializar el colchón con caja fuerte integrada.

Con anuncios que parodian la publicidad de los bancos, invita a la gente a gozar de la fresca viruta y a matar dos pájaros de un tiro: dormir y cuidar los billetes y monedas que con tanto trabajo se ganan y que escasean cada vez más (https://www.youtube.com/watch?v=5veb6v549g0).

El dinero se ha vuelto ubicuo. Es tangible, pero también virtual y en este aspecto es más susceptible de hacerse perdedizo para el ahorrador común. No así para quienes diseñan programas informáticos por encargo de las instituciones financieras.

Hacer que la divisa pierda vigencia, monopolizar la actualización, ha sido la obra maestra de los banqueros para llenarse los bolsillos con el dinero de quien se descuide y hasta del más desconfiado.

El caso es que hasta hoy aparece un artefacto que habría sido apreciadísimo en tiempos de Mamá Cachimba, cuando guardaban el dinero en las paredes y aunque quedaba fuera del alcance de las ratas de dos patas, las de cuatro se daban el gran banquete y no dejaban un solo billete "ni p'a remedio".

Así como las cajas fuertes han evolucionado, la ancestral colchoneta de lana ha dado paso a materiales inimaginables todavía hace unas décadas, pero la señal en el nuevo colchón para dar con la puerta del cofrecillo, echa por tierra la característica principal de todo buen escondite: no debe ser visible para cualquiera.

Se podrá argumentar que está el recurso de la combinación de la chapa. Pero ya sabemos que eso se puede investigar además de que si hasta un armero bancario se destripa, ¿qué no podrá hacerse con la caja fuerte de un simple colchón?

_________________________________________________________

Referencias

http://www.huffingtonpost.es/2013/03/13/colchon-con-caja-fuerte-incorpor...

http://www.elperiodico.com/es/noticias/curiosidades/nuevo-colchon-caja-f...

http://cajas10.com/libro-guia-de-las-cajas-fuertes/historia.php

https://es.wikipedia.org/wiki/Caja_fuerte

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 26 de Noviembre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El tamaño del dinero

Aunque digamos que no es la vida, que es tan sólo vanidad, cumple tres funciones básicas. La primera y más conocida es la de medio de cambio. La segunda es como unidad de valor. El resultado de esto son los precios establecidos para cada bien o servicio. La tercera función es como depósito de valor es decir, es acumulable para realizar pagos futuros. Al excedente que no se gasta después de cumplir con los compromisos, se le llama ahorro.

Para que pueda cumplir estos roles con eficacia debe:

a) Ser aceptado comúnmente.

b) Ser generador de confianza.

c) Fácilmente transportable.

d) Divisible.

e) No perecedero.

f) Inalterable en el tiempo.

g) Difícil de falsificar.

Aunque mucho nos asombre, el dinero no descansa actualmente en ningún patrón de metales preciosos. Lo hace en la confianza de cada persona en que será aceptado por los demás como medio de pago.

En otras palabras, el valor máximo de nuestra sociedad, ese puñado de papeles y metal que nos convierte en esclavos, señores o hasta asesinos, es un elemento atenido a la buena fe, que ni los economistas han podido clasificar bien a bien. Existen muchísimas divisiones, pero la más sencilla de entender es la que lo divide en dinero de curso legal y dinero bancario.

Bueno, esto de "la más sencilla de entender" es un decir, porque generalmente nos hacemos unos camotes tremendos. Y soy muy mal pensada. Creo que la inextricabilidad es una característica que ha ido adquiriendo el dinero con el paso de los siglos, los usos y costumbres. O mejor sería decir un atributo que le han dado quienes se encargan de fabricarlo, manejarlo y distribuirlo para ser ellos siempre los que dispongan de la mayor cantidad.

Miren, el dinero de curso legal es el recién salidito de los talleres de acuñación e imprenta del banco emisor de cada país. En nuestro caso es el Banco de México. Cuando este dinero empieza a circular y llega a las manos de la gente, se llama dinero en efectivo.

Dinero bancario es el creado por los otros bancos a partir de los depósitos que hacen los ahorradores y hay dos modalidades: depósitos a la vista, que son las cuentas corrientes y de ahorro, de las que puede disponerse de manera inmediata y sin remuneración, y los depósitos a plazo cuya disponibilidad se efectúa cuando termina el plazo comprometido y que obtiene una remuneración, un interés durante ese tiempo. O sea las famosas cuentas de inversión.

Dentro de esta clasificación bancaria tenemos el dinero electrónico o de plástico, que es el de las tarjetas de débito y crédito. Es el dinero con el que ahora recibe sus emolumentos el asalariado, el profesionista y también el usuario trabajador de las páginas Paid To Click.

*Inextricabilidad = calidad de confuso o difícil de desenredar.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 29 de Octubre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Marabunta

En el tiempo que ir al cine era una aventura familiar, en especial si se trataba de una sala de moda, como lo fue el Cine México, vi la película “Marabunta”.

Protagonizada por Charlton Heston y Eleonor Parker la cinta dejó huella en mi mente infantil, se trata de un hombre exitoso que construye una hacienda cafetalera y un pequeño palacio en medio de la jungla sudamericana gracias al trabajo de quince años y la colaboración de los jíbaros.

Al llegar a la cumbre de su proyecto, que incluye la importación de una esposa, se da cuenta de que va a ser atacado por una plaga espantosa de hormigas, han sobrepasado con creces el número que su hábitat les permite y carecen de enemigos naturales, ya que los sembradíos de café rompieron el equilibrio natural; las hormigas con su crecimiento geométrico, alcanzan cantidades fabulosas y se convierten en depredadoras del medio ambiente en su totalidad.

Un hormiguero es una sociedad perfecta, con una rígida estratificación, la disciplina se cumple estrictamente, la reina madre es servida con atingencia, las clases sociales están definidas con precisión, cada grupo cumple religiosamente con su función; lo que conocemos como obreras se dividen en recolectoras, almacenadoras, nodrizas, ganaderas, mucamas, enfermeras, policías y soldados.

Al debido tiempo alimentan especialmente un huevo para generar una nueva reina que va a ser el pie de una nueva sociedad, en un nuevo hormiguero; en vías de prevención generan tres y hasta cinco nuevas reinas. Cuando carecen de enemigos naturales van expandiéndose hasta cubrir todo el terreno a su alcance. Llega un momento en que son tantos los hormigueros generando nuevas reinas que les impelen a luchar por un nuevo espacio vital (Hitler lo dijo), y de cada hormiguero emergen ríos de hormigas cual lava de volcán en erupción.

Se presenta una singular batalla a muerte donde el insecto demuestra decisión, valentía, ingenio, creatividad, hasta que el hombre, culpable de invasión y alteración del hábitat, sobrevive gracias a su dominio del fuego donde pierde lo ganado y tiene que ofrendar hasta el selecto y caro menaje de casa de su pequeño palacio.

Nuestra sociedad está formada por múltiples hormigueros. La creatividad genera infinita variedad. Los hay de todos niveles y categorías, dedicados a diferentes objetivos: cada empresa, unidad burocrática, escuela, campo militar, ranchería, hacienda, iglesia, hospital, orfanato, sinfónica, banda de delincuentes, equipos deportivos, son hormigueros.

Cada hormiguero humano es producto y víctima de la libertad. Los insectos cumplen fatalmente la función para la que fueron creados, los hombres deciden a cada paso dar el siguiente paso. Al insecto lo impulsa su instinto, al hombre con necesidades básicas cubiertas lo impulsan sus valores. El hombre pone sus límites y la calidad de su voluntad lo lleva hasta alcanzar su zona de confort o su nivel de incompetencia.

Entre los extremos de Hobbes y Tomás de Aquino que decían que “el hombre es el lobo del hombre” el uno y “el hombre es del hombre el amigo natural” el otro, navega toda la variedad de actitudes y motivaciones que palpitan en el seno de los hormigueros.

Afortunadamente son minoría los hormigueros contaminados con el virus de la avaricia, éste se propaga en toda clase de hormigueros; algunos están formados con ese propósito pero hasta los de fines más nobles se contagian con mayor o menor gravedad.

Hoy en México estamos viendo crecer los hormigueros nocivos. Los delincuenciales por naturaleza son perjudiciales dominados por el virus que motiva ambición, dinero, poder, lujo, llegar fácil y pronto a su zona de confort. Los hormigueros que serían los enemigos naturales de los nocivos están contaminados por el mismo virus a tal grado que no se miran como opositores sino como las dos caras de la misma moneda: avaricia convertida en corrupción e impunidad.

Corremos el grave riesgo de ver incendiarse nuestra hacienda y perder lo que estamos trabajando y lo que hemos atesorado. Es en serio y alzar los hombros aduciendo que vivimos en el “país de no pasa nada” nos puede llevar a la debacle.

También la indolencia de que “no me toca o no está a mi alcance” es perniciosa. Revisemos nuestros hormigueros y el estado de vivencia de valores en cada uno de los que formamos parte, estemos seguros que cada paso en pro de la integridad será un paso hacia la verdadera libertad.

Fecha: 
Jueves, 29 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las sociedades sin cash

Soy escéptica respecto a la posibilidad de un mundo sin dinero en efectivo. Los vendedores ambulantes… bueno, algunos ya cobran con tarjeta. Y si no, dense una vuelta por la Plaza de la Tecnología, ¿pero se imaginan dando coperacha con el celular a los músicos o comediantes callejeros? ¿Se implementarán programas de acción social para que un cantante como http://www.dailymotion.com/video/x17vcfc_musico-mexicano-cantando-cancion-de-the-beatles_music tenga su maquinita para imprimir los bauchers? Lo veo muy guajiro. ¡Nada más de imaginar que alguien use su tarjeta de crédito para dar un peso, me meo de la risa!

Pero probablemente eso motive al público a pensar que si un artista urbano es merecedor de que eche mano de tal recurso, tendrá que ser por una cantidad que valga la pena. Quizá también eso motive a los artistas a mejorar la calidad de sus actividades. Viéndolo así, es lógico pensar que el mundo experimentará una mejoría en todos aspectos.

En Suecia los tratos de dinero se hacen por medio de transferencias bancarias, pero no hay probabilidades de que esa parte del orbe se haya convertido en un medio hostil para los rateros. No perdamos de vista que hasta el bote de la basura es susceptible de ser robado y que los gobiernos encuentran siempre medios eficaces para ocultar a sus pobres. Estocolmo por ejemplo, manda a los suyos a mendigar a lugares como Tenerife y Mallorca, mientras en Gotemburgo instala un hotel que le vende a los turistas la posibilidad de dormir como un vagabundo, por módicos diez dólares la noche.

Esto, desde luego, va a desembocar en un mayor control, pero de la gente de escasos recursos. La única angustiada por los cambios experimentados en el mundo financiero. La clase alta tiene décadas –casi un siglo si no es que más– de estar usando tarjetas y al mismo tiempo que disfruta de esa comodidad, seguirá evadiendo impuestos, blanqueando capitales y robando con el cuello almidonado. Las clases bajas harán circular monedas que no estén acuñadas por el Estado. Sucedió aquí a principios del siglo XX y ha pasado en otros países.

Es mentira que sin billetes y monedas viviremos en un mundo menos violento, con mayor cohesión social y más seguro. Quienes se dedican a actividades ilegales han sabido modernizarse y adoptar las formas de intercambio que surgen en el medio bancario y comercial. Se seguirá traficando con armas, drogas, personas, animales y con todo lo que se conoce. No es gratuito que el Banco de México siga sin saber qué determinación tomar ante la existencia del tumin.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 20 de Agosto 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Bronco 1- Peje 0

Anticipándose al 2018, el próximo candidato presidencial de Morena, el ex priísta y ex perredista Andrés “El Peje” López Obrador, ya empezó lo que seguramente será una andanada de críticas contra quien podría ser uno de sus rivales en las elecciones de ese año, el gobernador electo de Nuevo León, el ex priísta y ahora independiente Jaime “El Bronco” Rodríguez Calderón.

Resulta que El Peje se enteró de algo que hizo El Bronco que puede ser muy mal visto por muchos mexicanos que estamos hartos de las relaciones de interés que existen entre políticos y empresarios. Sobre el asunto, el dos veces candidato presidencial perredista escribió lo siguiente en su página de Facebook el pasado 7 de julio: “… debo decir que Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, es más de lo mismo… ahora que se traslada en un avión privado de un contratista de Monterrey, a Colombia, queda de manifiesto que no es un hombre que entienda la política como imperativo ético”.

El tabasqueño descubrió algo que a todas luces es inaceptable en un gobernante electo o en funciones: recibir un favor de un hombre económicamente poderoso. En este caso, como ahora se sabe gracias a explicación dada por el mismo Bronco, quien le prestó el avión fue Fernando Maiz Domene, el cuñado del ex gobernador priísta de Nuevo León, Natividad González Parás (2003-2009).

En carta pública dirigida al Peje el domingo pasado, el nuevoleonés le responde, entre otras cosas: “Fernando Maiz, es un empresario generoso, quien hace 6 años, sin conocernos, en un noble gesto, en esos momentos tan difíciles en mi vida, me facilitó su helicóptero, para poder encontrar a mi hijo en la sierra, quien lamentablemente había perdido la vida en una trágica persecución por parte de la delincuencia. Ahora Fernando Maiz, es mi amigo y le viviré agradecido por siempre. Aun así, nunca hemos hecho negocios, ni los vamos a hacer”.

La explicación del Bronco me deja claro que Maiz le prestó un helicóptero cuando más lo necesitaba y que probablemente éste no esperara nada a cambio en aquel entonces. Sin embargo, la situación del gobernador electo es muy diferente hoy de lo que era hace seis años. Hace seis años se trataba de buscar a su hijo. Hoy es gobernador electo y se trataba de viajar a Colombia. Nada tiene que ver la anterior circunstancia con la más reciente.

Al gobernador electo le debe quedar claro que, como dice el viejo dicho, no puede hacer cosas buenas que parezcan malas. Está por convertirse en el primer gobernador independiente de la historia y sus detractores, entre ellos el próximo candidato presidencial de Morena, harán todo lo posible para descreditarlo porque le tienen mucho miedo rumbo al 2018.

Casi al final de su carta al Peje, el Bronco le dice: “… me pregunto si usted ha considerado continuar en esta lucha democrática, pero sin el uso de los recursos públicos que reciben los partidos. Puedo asegurarle que sí sería posible ganar la Presidencia de México, sin gastar los 120 millones de pesos, por año, que recibe MORENA, ¡regresar ese dinero a los ciudadanos, sería una gran lección de patriotismo ante los ojos de los mexicanos! ¿Cómo la ve, se anima?”. En pocas palabras, Rodríguez reta a López a que demuestre que verdaderamente es tan independiente como siempre ha presumido ser, renunciando a los cientos de millones de pesos que recibe de una de tantas instituciones que hace años mando al diablo.

Hasta anoche, en su página de Facebook, El Peje no había aceptado el reto del El Bronco. Eso sí, mandó decir por medio de su gato de angora, el fiel Martí Batres, que Morena no presentará un candidato presidencial independiente.

En este primer round de la pelea entre ambos personajes, gana El Bronco, quien por lo menos explica lo del avión a Colombia, y pierde El Peje por no explicar en persona y de manera convincente las razones por las cuales financiará su campaña presidencial con el dinero de nuestros impuestos que le dará un INE que desde para él sus socios no es confiable.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 11 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Lo que vale y lo que cuesta

Todos necesitamos el dinero, pero muchos de nosotros no sabemos relacionarnos con lo que implica, en tiempo y esfuerzo, el hecho de ganarlo, gastarlo, ahorrarlo y deberlo. Esto obedece a que fuimos educados en principios que reprobaban cualquier pensamiento acerca de la obtención de medios para sobrevivir. 

Si no me creen, fíjense nada más en cómo pregunta la gente cuánto cuestan las cosas en un sitio comercial. Esa interrogante no se pronuncia de igual manera en un puesto callejero que en una tienda establecida, y en las tiendas, no es lo mismo una de lujo que un botadero de saldos o un supermercado. También observen si la gente, al preguntar, se siente de verdad cómoda. Verán que esas personas son las menos. Y son más hombres que mujeres.

La misoginia ha jugado en esto un papel preponderante. De mi propia experiencia les puedo decir que en casa el dinero era tema tabú. De él no se hablaba más que para ajustar cuentas y a veces, en forma violenta. Parte de esa violencia consistía en etiquetarse mutuamente de ladrones.

Era entonces impensable hacerse preguntas tales como, ¿cuánto está la gente dispuesta a pagar por mi trabajo? ¿a qué tipo de personas me debo dirigir para encontrar un empleo? ¿cómo debo reaccionar a las ganancias de otros, que hagan el mismo trabajo que yo? ¿puedo ofrecer un trabajo de mejor nivel que los demás? ¿encontré la manera de decir cuánto dinero aspiro a ganar sin sentir que atropello a  alguien? ¿sin que me miren de arriba abajo? ¿le he dado al empresario que busca gente para completar su equipo, una razón para que me contrate a mí y no a cualquier otro? ¿y para que me pague más?

Créase o no, en cuanto mostraba interés en responder a esas preguntas, lo primero que me decían los adultos de mi casa era “no pienses en eso”.

Por consiguiente mis correrías en el mundo oficinesco transcurrieron sin que pudiera entender por qué unos ganan más que otros o progresan más aprisa, ni de dónde me venía la idea de que un trabajo es importante y cualquier idea de malestar había que desecharla, sin importar si se debía al hecho de estar laborando en la empresa y con la gente equivocada.

Tampoco me pasaba por la mente que hubiera alguien que se beneficie con que tengamos una relación de amor–odio con el trabajo que desempeñamos.

Antes que seguirse lamentando porque en la vida productiva las máquinas se vuelven obsoletas en un abrir y cerrar de ojos y nuestras destrezas se vuelven innecesarias, hay que ocuparse en entender los cambios que están viniendo.

Para no quedar a la zaga se requieren conocimientos sofisticados; un curso de manejo de los programas de cómputo es el desglosamiento de esa sofisticación, un conocimiento que en realidad no es fácil ni barato adquirir.

Internet ha venido a revolucionar las comunicaciones, las relaciones, el trabajo, la contratación de servicios, ¡Bueno, hasta la funcionalidad de los electrodomésticos! La marginación, entonces va a ser mucho más insidiosa.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 30 de Julio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1