Se encuentra usted aquí

desvio de dinero

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Cuál será el legado de Kiko Vega en Baja California?

No ha pasado ni un mes de que terminó el sexenio del exgobernador de Baja California Francisco Vega de Lamadrid, cuando comienzan a surgir las denuncias por corrupción, principalmente: una denuncia penal interpuesta por el mismo gobierno del Estado por un presunto desvío de 1,200 millones de pesos, la denuncia mediática de presidentes municipales y autoridades de la UABC sobre retención de recursos públicos, y la investigación de un periódico local, sobre posible corrupción en la licitación y construcción de tres plantas desalinizadoras de agua; lo que parece ser un claro presagio sobre lo que está por venir conforme vaya surgiendo nueva información sobre las condiciones en que quedaron las finanzas públicas del gobierno del Estado.

Tanto para los medios como para los ciudadanos bajacalifornianos, estas denuncias no representan ninguna sorpresa, pues ya eran muchas las sospechas al respecto, lo cual explica perfectamente la aplastante victoria de MORENA en las elecciones del pasado 2 de junio, donde ganaron la gubernatura, los 5 municipios y los 17 distritos locales. La única explicación de esta victoria no solo es la popularidad del presidente López Obrador, sino que el empuje de la popularidad del presidente se apalancó en el hartazgo de los ciudadanos hacia un gobierno estatal distante, carente de resultados y envuelto en sospechas de corrupción y tráfico de influencias.

Por lo pronto debemos ser cautelosos sobre la ola de denuncias y descalificaciones que se vienen, pues de igual manera a como sucede con el gobierno federal, estas denuncias representan la excusa perfecta para desviar la atención ante cualquier cuestionamiento sobre las gestiones del nuevo gobierno estatal.

Por ejemplo, en el caso de las desaladoras en el cual el modus operandi, es muy similar al denunciado por el nuevo gobierno quien acusa a la pasada administración de desviar 1,200 millones de pesos a través de 40 empresas fantasmas, pero presenta algunas inconsistencias que podrían ser exageraciones, por ejemplo, afirman que se simuló un desabasto de agua en la zona costa, pero esta zona sigue presentando escasez de agua y conforme vaya aumentando su población el problema se incrementará, por lo que eventualmente se tendrán que construir plantas desalinizadoras para resolverlo, y en el caso de la desalinizadora de Rosarito, denuncian que su verdadero objetivo era vender esa agua a Estados Unidos, al producir más agua de la que necesita el Estado y el excedente venderlo a alguna ciudad de dicho país, cediendo una parte del agua que México recibe producto del tratado binacional de distribución de agua del río Colorado, pero esa agua es administrada por la CONAGUA no por el gobierno del Estado, por lo que de existir corrupción al respecto también involucra al gobierno Federal, debido a que sí Baja California le informa a la CONAGUA que no necesita el total de su cuota designada de agua, se exponen a que Sonora reclame esa parte para abastecer a la ciudad de San Luis Río Colorado donde hay serios problemas de escasez de agua.

Mi punto no es desestimar ni minimizar estas denuncias, las cuales están más que justificadas, pues en los últimos años periódicos locales ya habían publicado varios artículos señalando posibles actos de corrupción, y el caso del desvío de recursos de los municipios y de la UABC, el mismo exgobernador lo reconoció e incluso restableció una parte de los montos denunciados, eso sí sin explicar en qué se usó el resto de dichos recursos. 

Aún no nos queda claro si el exgobernador Francisco Vega se unirá a la infame lista de exgobernadores procesados penalmente por desvío de recursos, por lo que aún falta definir si será recordado como el gobernador que acabó con la hegemonía panista en el Estado, el primero en ser procesado por corrupción en Baja California, por satanizar la única solución al problema de escasez de agua en el Estado o por todas las anteriores.

Fecha: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 09:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 11:25
Fecha C: 
Sábado, 23 de Noviembre 2019 - 00:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente Y Claro: AMLO y su ocurrencia del aeropuerto en Santa Lucía. ¿Será el Morenoproa?

Montado en su estrategia de que todo lo que existió antes que él llegar con su 4-T, AMLO sigue denostando y acusando que solamente hubo corrupción, todo estaba mal y podrido. En esa línea canceló la obra del nuevo aeropuerto argumentando obviamente corrupción y anunciando que lo haría en la base aérea de Santa Lucía.

Y para variar nuevamente habló del Fobaproa, ese tema que por años, cuando él era oposición, demandaba un día sí y el otro también, que SE ABRIERA EL FOBAPROA, y ahora que lo puede hacer, NADA DICE, pero sigue ahora nada más, Recordándolo.

Utilizándolo para seguir machacando con lo de la Corrupción, volvió a mencionarlo prometiendo Nunca más un Fobaproa. “Lo del Fobaproa no debe olvidarse pero sí considero que son acciones del mercado que se tiene que estar financiando. Nosotros hicimos el compromiso de respetar contratos, seguir pagando servicio de deuda”.

Destacando que se pagan entre 30 y 50 mil millones de pesos del presupuesto en el pago de intereses de ese rescate, y que ahora la carga es de dos mil billones de pesos. Y recalcó “No quiero decir que esté por la impunidad, pero debemos pensar en la nación y darle gracias al pueblo porque se logró este cambio para dejar atrás ese pasado terrible de podredumbre, de inmoralidad”.

Y pregunto, ¿con la Austeridad prometida, no debería dejar de pagarlos?

En esa terquedad de cancelar el nuevo aeropuerto y decidir por su Ocurrencia de hacerlo en Santa Lucía, con todos los problemas que se han presentado, vale la pena analizar si no será el Morenoproa de su administración

DEL NAICM A SANTA LUCIA, DIMES Y DIRETES

El principal argumento-denuncia de Amlo para cancelar la Obra del NAICM, fue la CORRUPCIÓN, desde su campaña y ya cuando ganó, con su Consulta pirata siguió con el tema y lo logró, a pesar de nunca poderlo demostrar.

El 10 de abril del 2019, obviamente en su mañanera, reiteró que si existieron actos de corrupción en la creación del ahora cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), y que se intentó engañar a la gente con los dictámenes.

Denunciando, según él, cuatro razones: Se intentó engañar a la población con los diagnósticos, se quiso hacer creer que el Aeropuerto Benito Juárez y la Base Militar de Santa Lucía no pueden operar al mismo tiempo. En segundo lugar, porque se iban a cerrar ambos lugares para construir el NAICM y la actual base aérea de la capital se iba a convertir en una especie de nuevo Santa Fe. La tercera razón fue el costo, pues tan solo para abrir dos pistas nuevas se cerrarían tres y el costo ya había alcanzado los 300 mil millones de pesos, por lo que calcularon que terminaría costando el doble (600 mil millones). Finalmente, acusó que, por intereses particulares, se decidió construir en el peor lugar del Valle de México debido a los hundimientos, que hubieran afectado la calidad de la obra.

Externando de manera por demás sin comparativo razonado, que querían construirlo en un Lago (lago que no existe hace muchos años) agregando, es como si lo quisieran construir en un Océano. Para nada cabe el comparativo. Y finalmente afirmó que se hunde esa zona ¡¡medio metro cada año¡¡.

Siguiendo la ruta de la Ganso-Ocurrencia, el 27 de marzo del 2019, Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), informó que la empresa francesa Aeropuertos de París estaba haciendo el plan maestro de la terminal aérea de Santa Lucía, en el estado de México. Agregando que la empresa NavBlue, filial de Airbus, es la que se encarga de los estudios de factibilidad aérea para esa terminal.

Y al cuestionársele respecto a las declaraciones de Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, que externó fue un error cancelar el aeropuerto de Texcoco, Jiménez Espriú dijo "Yo creo que no está bien informado. Nosotros tomamos la decisión porque creemos que esa era la mejor solución, vamos a explicarlo ya más adelante, haremos un informe pormenorizado de cómo está la situación y cuáles son las causas de toda índole que justifican plenamente la cancelación del aeropuerto".

Siguiendo el hilo, el 28 de mayo del 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) quién por decisión de Amlo será quien lo construya, modificó por segunda ocasión el plan maestro del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), para evitar complicaciones con el Cerro de Paula. Y debido a que: “Se acercó la pista sur a la pista central (de 1,035 a 760 metros), con lo que impide que las tres pistas a construir ahí puedan operar simultáneamente. Además, será compartida”. Anunciando que las obras de construcción comenzarían hasta junio o julio próximos.

ESPRIÚ CONTRADICE A AMLO ¿QUIÉN MIENTE?

En los dimes y diretes del cambio de lugar del nuevo aeropuerto, nos encontramos el 15 de julio del 2019 con que el titular de la SCT contradice a Amlo con aquello de la Corrupción del NAICM.

Javier Jiménez Espriú afirmó "No fue la corrupción por la que paramos el NAIM. Las causas por las que se tomó la decisión fueron de índole técnicas y financieras". Agregando: El incremento de los costos fue una de las principales motivaciones para 'enterrar' este proyecto iniciado en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Además, el NAIM no podía operar de forma simultánea con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), por lo que este tendría que cerrarse.

Esto lo señaló durante el anuncio de que: El Plan Maestro, realizado por Aeropuertos de París, “ya está listo” y pronto llegará a las manos de la SCT. Mientras que el estudio del Espacio Aéreo “está prácticamente terminado y estamos afinando detalles”.

En mayo del año que entra deberemos de entrar en operaciones con la nueva configuración del espacio aéreo, ya considerando la operación simultanea entre Santa Lucía, AICM, Toluca y Puebla”, declaró el subsecretario Morán, quien aseveró que el siguiente paso es realizar las simulaciones aceleradas por computadora para considerar todo lo que pudiera ocurrir en el espacio aéreo.

LOS AMPAROS DE SUSPENSIÓN

No debemos olvidar que por la cancelación de la obra del NAIM, el grupo #NoMásDerroches ha interpuesto diversas medidas para detener ese proyecto. El 4 de julio, el Consejo de la Judicatura Federal ordenó que los juicios de amparo que interpuso el colectivo contra las obras del aeropuerto de Santa Lucía, sean concentrados en un Tribunal Colegiado, a fin de evitar sentencias contradictorias.

Pero a pesar de estos amparos y suspensión de que inicien obras en Santa Lucía, le importa un pepino a Amlo y su 4-T, porque el Gobierno federal ha reiterado que seguirá adelante con el proyecto. Obvio, gastando millones y millones en estudios y proyectos. ¿Tendrán la seguridad de que los jueces estarán de su lado? Porque de otra manera es un riesgo enorme gastar tanto.

Por ello pregunto ¿para eso votaron por Amlo y Morena? ¿Ese es su cambio prometido? ¿Los engañaron? ¿Volverán a votar por ellos? Usted que piensa estimado lector.

carlosaguila_franco@hotmail.com

@CarlosAguilaFra

Fecha: 
Jueves, 18 de Julio 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 18 de Julio 2019 - 15:30
Fecha C: 
Viernes, 19 de Julio 2019 - 04:30