Se encuentra usted aquí

Władysław Stanisław Reymont, premio Nobel literario en 1924

Miércoles, 08 de Mayo 2019 - 13:20

Autor

sergio-avila.jpg
Sergio Ávila

Compartir

wladyslaw_stanislaw_reymont_premio_nobel_literario_en_1924_.png

Władysław Stanisław Reymont  nació en Kobiele-WielkiePolonia, el 7 de mayo de 1867 y, precisamente el día de ayer se cumplieron 152 años de su natalicio. Falleció en Varsovia el 5 de diciembre de 1925.  Fue un  excelente novelista galardonado con el premio Nobel.

Su padre fue organista de iglesia en un pueblecito polaco y su madre era de origen noble. Ambos querían que el joven Władysław se hiciera sacerdote, pero éste tenía otros proyectos. Dejó el colegio y desempeñó diversos oficios (actor de teatro, maquinista de ferrocarril), cambiando a menudo su lugar de residencia. Viajó mucho por Polonia y a través de Europa, pero su pasión siempre fue la literatura. Perteneció a la corriente literaria “Polonia Joven”.

La más conocida de sus novelas, Los campesinos (1904-1909), dividida en cuatro partes que llevaban los nombres de las estaciones del año, donde narra la historia rural de su país fue su principal aval para conseguir el premio Nobel de Literatura en 1924, a pesar de que Stefan Zeromski (autor de Alba de la primavera, publicada en 1925, y de Personas sin hogar, 1899) era considerado un mejor candidato para que un escritor en lengua polaca obtuviera tal presea, pero éste era profundamente antialemán, y por ello no fue premiado.

Otras de las principales obras de Władysław son:

Comenzó escribiendo novelas cortas, las primeras de ellas inspiradas en la dura vida campesina, como ocurre con La perra (1893) y La muerte (1894).

En 1899 obtuvo gran éxito con La tierra prometida, ambiciosa novela en torno a la aparición de un gran centro industrial en una pequeña localidad y a las consecuencias de tal fenómeno, por la que desfila toda una galería de personajes, desde los grandes industriales hasta los obreros, y en la que fustiga particularmente a los nuevos ricos y manifiesta algunas opiniones antisemitas.

Su gran obra, sin embargo, es Los campesinos (1904-1909), una tetralogía de inspiración naturalista en la que ensalza la vida primitiva y vinculada a la tierra de las gentes del campo, sometidas al curso cíclico de las estaciones, que determinan su comportamiento y su carácter.

En ella, el autor pone el acento en los contrastes sociales entre terratenientes y campesinos, con particular atención a la dependencia de los factores económicos, al tiempo que glorifica el patriotismo y la presencia abrumadora de la naturaleza.  De la estación ‘Primavera’ nos dice:

“Vinieron también días cálidos, húmedos, inundados de sol, que oían a frescor, y tan llenos de savia, tan cargados de primavera, tan ebrios de vida, que, al anochecer, cuando se acallaban las voces de los pájaros y la aldea se entregaba al sueño, parecía sentirse el crecer de las raíces bajo la tierra y cómo subían los tallos de la hierba”.

Escribió también una trilogía histórica, El año 1794 (1913-1918), sin grandes resultados, a pesar de todo su esfuerzo y la ilusión que puso en ella.

 

BIBLIOGRAFÍA

https://es.wikipedia.org/wiki/W%C5%82adys%C5%82aw_Reymont

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/r/reymont.htm
 

 

 


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER