Se encuentra usted aquí

Para un buen sazón, rézale a San Pascual Baylón

Miércoles, 22 de Julio 2015 - 16:00

Autor

natalia_cabarga.jpg
Natalia Cabarga

Compartir

baylon.png

Anónimo, san Pascual Baylón, grabado, sin fecha.

Continuando con el tema gastronómico en la colonia en esta ocasión me referiré a la devoción que se tenía dentro de las cocinas la cual pedía que no faltara comida y que el sazón siempre fuera bueno. Dedico mi atención a este curioso ritual colonial hacia san Pascual Baylón a quien se le tenía presente siempre en las cocinas tanto de clases sociales bajas como altas.

A continuación podemos observar otra imagen de san Pascual Baylón, patrono de los cocineros, ya que es importante saber que toda cocina colonial estaba siempre acompañada con su imagen. Se le representaba en su mayoría entre ollas, fogones y verduras.

baylon2.png
Anónimo, san Pascual Baylón, óleo sobre tela, ca. Siglo XVII

Su imagen habitaba en la cocina ya fuera adosada a las paredes sobre talavera, pintada en tela, lámina o directamente sobre el muro. También podía encontrarse tallada en escultura y dentro de algún nicho. Fuera pequeña o grande no importaba mientras que acompañara a la mano de quien cocinaba logrando que la sazón, la abundancia y el buen sabor fueran parte de cada cocina y platillo.

Un dato curioso acerca de esta devoción es que solo en América a san Pascual Baylón se le relaciona con la cocina. No se sabe por qué ni en qué momento de la colonia comenzó a adjudicársele esta devoción ya que a él en Europa se le asocia siempre con la Eucaristía.

Pascual Baylón Yubero fue un fraile franciscano nacido en España (1540 Aragón-1590 Valencia) quien era venerado como santo por la Iglesia católica con el nombre de san Pascual Bailón o Baylón, como patrono de las obras, asociaciones y congresos eucarísticos. Se le vincula con la Eucaristía ya que tuvo una visión de Cristo durante la Eucaristía aspecto que llevó a que la Iglesia Católica lo nombrara patrón de los congresos eucarísticos. Se le beatifico en 1618 y canonizó en 1690.

Entre los milagros que se le atribuyen se encuentran la multiplicación del pan para los pobres, la curación de enfermos y el de cómo sacó agua de una piedra para dar de beber a los pobres. La tradición popular lo recuerda como alguien que experimentaba tanta felicidad al orar que a veces se ponía a bailar. Por ello se cree que de ahí viene su ”apellido” o apodo: Bailón o Baylón.

A continuación presentaré una serie de obras religiosas de este santo, de los siglos XVII y XVIII, para mostrar cómo se le representaba en Europa.

baylon3.png
Tiépolo, San Pascual Baylón, óleo sobre lienzo, Museo Nacional del Prado, 1769

baylon4.png
Anónimo, san Pascual Baylón, óleo sobre tela, ca. Siglo XVII

baylon5.png
Anónimo, san Pascual Baylón, óleo sobre tela, ca. Siglo XVII, Catedral de Valencia, España.

baylon6.png
Anónimo, san Pascual Baylón, óleo sobre tela, ca. Siglo XVII-XVIII

En obra realizada en la Nueva España siempre aparece representado en la cocina. Puede ser que por el hecho del milagro de haber multiplicado panes y dado de beber agua de una piedra es que se le comenzara a adjudicar el vínculo hacia la comida. Lo que si se sabe es que en el virreinato se le pedía ayuda para que no faltara nunca la comida y para que las recetas tuvieran buen sazón, tal como se lee en las cartelas de algunas de sus imágenes devocionales: “san Pascual Baylón, atiza mi fogón, y concédeme una buena sazón”.

A continuación mostraré obra religiosa de san Pascual Baylón realizada en la Nueva España para que puedan notar lo distinto que se le representa con respecto a Europa, tanto que hasta podríamos pensar que se trata de dos santos diferentes.

baylon7.pngAnónimo, san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XVIII, detalle.

baylon8.png
Anónimo, san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XVIII (obra completa)

baylon9.png
Anónimo, san Pascual Baylón, sin fecha

baylon10.png
Anónimo, san Pascual Baylón, sin fecha

Esta tradición y devoción hacia el santo no murió con el fin del virreinato sino que incluso hasta la actualidad continua. Su imagen se sigue relacionando con la cocina e incluso cualquier milagro sucedido dentro de este espacio.

Para finales del siglo XIX y durante el XX se le representó en muchos retablos o “Exvotos”, es decir, pinturas mandadas a hacer en honor a una divinidad como agradecimiento o promesa por el milagro concedido al devoto. En ella se representa el milagro y a los pies de la imagen, en una especie de cartela, se narra dicha historia. Con esta variante de representación, muy propia del siglo XIX y que continúa realizándose, encontramos que ya no solo se le adjudica la abundancia de la comida y el buen sazón, sino que la devoción a este santo patrono de los cocineros se diversificó procurando cualquier aspecto que esté relacionado con la cocina, incluso solo como espacio. Esto lo pueden constatar al revisar las imágenes de exvotos que presento a continuación, realizados en los siglos XX y XXI. También recomiendo leer las transcripciones que realice de las historias de los milagros ya que son muy divertidas y nos muestran aspectos de la vida cotidiana.

*Acerca de los exvotos añado esta breve definición sacada de google:

Ofrenda hecha a la divinidad en cumplimiento de una promesa o en agradecimiento por un favor recibido, especialmente la que se hace a Jesús, a la Virgen o a un santo que, generalmente, consiste en un objeto que se cuelga en la pared o en el techo de una iglesia.

baylon11.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.

Transcripción tal como viene en la obra, es decir, respetando incluso las faltas de ortografía:
Mi marido Filemón murió hace ya muchos años y sin embargo sigue viniendo cada año el dia de su cumpleaños a probar la comida que le preparo y que tanto le gusta y le doy gracias a San Pascual Bailon por haberme hecho tan buena cocinera y darme la oportunidad de seguir viendo a mi querido esposo aunque de esta peculiar manera ya que asi no lo olvido.

baylon12.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.

Transcripción tal como viene en la obra, es decir, respetando incluso las faltas de ortografía:
A Federica Villegas no se le dava el aser chiles en nogada por mas esfuerzos que asia por lo que le pidio a San Pascualito le consediera aserlos sabrosos y como asi fue le da infinitas gracias. Puebla 1920

baylon13.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.

Transcripción tal como viene en la obra, es decir, respetando incluso las faltas de ortografía:
Mi marido se jubiló y por entretenerse le dio por cocinar y cosinaba orrible y nos traia a todos enfermos del estomago. Yo tenia miedo de que nos envenenara. Gracias a San Pascual Bendito se aburrió por fin de cocinar y mejor se dedico a la jardinería.

baylon14.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.

Transcripción tal como viene en la obra, es decir, respetando incluso las faltas de ortografía:
Mi hijito se puso grabisimo de una pulmonia y el doctor me dijo que lo mantubiera abrigado y yo me llebe la cuna a la cocina que es calientita y se lo encomende a San Pascual Bailon y al dia siguiente mi niño ya estaba mejor por lo que le dedico este retablo a San Pascual bendito.

baylon15.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.

Transcripción tal como viene en la obra, es decir, respetando incluso las faltas de ortografía:
La señora gregoria carrejo pone este retablito a San Pascualito en agradecimiento de la ayuda que le a dado siempre en su cosina para que no le corriera la patrona. Atlixco 25 de junio del año de 1907

baylon16.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.

Transcripción tal como viene en la obra, es decir, respetando incluso las faltas de ortografía:
EL DIA 28 DE JUNIO DE 1972 PAQUITO GONZALEZ SE HECHO LA CAZUELA DE DULCE DE PERON IRVIENDO Y TUBO FEAS QUEMADURAS. SU MAMACITA DOÑA LUZ CASTREJON DE GONZALEZ SE LO ENCOMENDO A SAN PASCUAL BAILON PARA QUE POR SU DIVINA INTERVENSION EL NIÑO SE CURARA DE LAS QUEMADAS. DA GRACIAS AL SANTO POR EL MILAGRO DE QUE SU NIÑO SANARA ASOMBROSAMENTE RAPIDO Y QUEDARA MUY BIEN.

baylon17.png
Anónimo, exvoto a san Pascual Baylón, óleo sobre lámina, ca. Siglo XX.  Por falta de claridad no se pudo transcribir este exvoto.

baylon18.png
Anónimo, san Pascual Baylón, esmalte sobre cerámica, ca. Siglo XX.

baylon19.png
Anónimo, san Pascual Baylón, esmalte sobre cerámica, ca. Siglo XX.

Así que ya saben, sea o no santo milagroso del buen sazón y de la cocina, si la gastronomía no es su fuerte pídanle ayuda a san Pascual Baylón para que mejore su sazón.

baylon20.pngDesconocido, san Pascual Baylón, s/f (sacada de la página de la orden de los franciscanos)

__________________________________________________________________

BIBLIOGRAFÍA

Revista Artes de México, Los espacios de la cocina mexicana, México, núm. 36, 1997.

Orden de los franciscanos, página web: http://www.franciscanos.org/santoral/pascualbailon.htm

Parroquia de San Pascual Baylón, página web: http://www.parroquiasanpascual.com/

Blog la gracia de dar las gracias: http://retableros.blogspot.mx/2007/12/san-pascual-bailn-y-las-cocinas.html



Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis