Se encuentra usted aquí

INSPIRACIÓN O PLANEACIÓN

Martes, 03 de Marzo 2020 - 11:15

Autor

maria_del_carmen_maqueo_garza.jpg
María del Carmen Maqueo Garza

Compartir

carousel3.png

Tengo la pasión por escribir, aun y cuando no cursé estudios profesionales para hacerlo. Mi mayor dificultad es la narrativa: la novela o el cuento representan un reto para el cual siento no estar preparada. Así entonces, echo mano de herramientas que me faciliten contar historias; una es la creación de mapas mentales.

Ante una situación que deseamos conocer, la esquematización funciona muy bien. Colocamos en el centro la situación a estudiar, vamos anotando a la izquierda los elementos que llevaron a dicha condición.  Lo hacemos en estratos, anotando luego de los iniciales, otros más alejados en tiempo que pudieron condicionarlos, y así, tan atrás como sea necesario. Volviendo al problema central, podemos anotar arriba o debajo del mismo, factores externos que  influyen en el estado actual de las cosas. Así visualizamos y logramos establecer qué elementos son factibles de resolver, y cuáles quedan por completo fuera de nuestro alcance. Finalmente, nos vamos a la derecha del problema para identificar las posibles consecuencias.  De nueva cuenta, las anotamos en estratos, ya que de una consecuencia inmediata surgen otras que se van alejando del problema original.

Una vez que tenemos frente a nuestros ojos ese mapa mental, estaremos en condiciones de visualizar el relato de forma integral. En el área médica a esto llamaríamos “historia natural de la enfermedad”: Partiendo de indagar qué factores de riesgo tiene un individuo, y qué medidas de prevención no se llevaron a cabo, o no dieron los resultados deseados, llegamos al estado actual de la enfermedad. Más adelante habrá que analizar cómo va a evolucionar y qué complicaciones o secuelas tendrá en su forma natural. Así, de manera esquemática, podrán establecerse las acciones de salud que permitan a futuro evitar nuevos casos, prevenir las complicaciones o limitar las secuelas.

Así, de este modo simple, se facilita el planteamiento de problemas dentro de una familia, de una organización y, por supuesto, de un país. Es decir, se facilita estableciendo de manera gráfica los asuntos a resolver y la prioridad que cada uno de ellos representa con respecto al resto.  Más adelante se esquematiza qué los ha originado, para determinar enseguida cómo podría romperse ese círculo vicioso, y qué consecuencias pueden presentarse en el corto, mediano y largo plazos para así prepararnos a combatirlas.  

Viene otro capítulo tan complejo como necesario, la factibilidad; esto es, en qué condiciones me encuentro para hacer frente al problema: entre otros, mi techo presupuestario y los recursos técnicos y humanos para realizar las acciones necesarias, por el tiempo requerido, hasta resolverlo. 

Tony Buzan, psicólogo inglés fallecido en 2019, fue el primero en esquematizar la solución de un problema mediante la herramienta del mapa mental, que facilita comprenderlo, evaluarlo y finalmente resolverlo.

Si cualquier organización requiere este tipo de herramientas para el manejo de los problemas, con mayor razón lo requiere el gobierno de un país. En primer término, deberá identificar de manera objetiva las situaciones que enfrenta, y para cada una de ellas, elaborar su propia esquematización.  Dentro de una organización, el de más alto nivel jerárquico no puede saberlo todo, así que le corresponde hacerse de expertos en el área que se va a abordar, definir un marco presupuestario tentativo que podrá ajustarse una vez que se tenga desarrollado el planteamiento del problema; definir qué está originando la situación actual y qué puede hacerse al respecto; determinar cuáles son las consecuencias que está trayendo; y precisar qué puede  hacerse para modificar dicho advenimiento.

Refirámonos a un caso que en lo personal me inquieta: la llegada del coronavirus a nuestro país.  Debo reconocer que el subsecretario de Salud, doctor Hugo López-Gatell, ha sido muy puntual en sus señalamientos epidemiológicos que han tenido lugar durante sus conferencias de prensa.  Es claro que tanto él como su equipo están capacitados para hacer el seguimiento de los pocos casos que hasta este momento se han presentado. El equipo define con claridad lo que sería la ruta crítica en una tercia de escenarios posibles; sin embargo, me preocupa el tipo de coordinación que pueda darse entre la Secretaría de Salud y otras instancias de gobierno, en la eventualidad de que los casos se multipliquen de manera exponencial.  Lo que hace distinto a este virus de muchos otros es que, durante el período de incubación (cuando ya entró el virus al organismo pero aún no muestra síntomas), ya es contagioso. Individuos aparentemente sanos pueden transmitir el virus a otros. Para esto debemos estar preparados.  

Una de las medidas fundamentales recomendadas desde el punto de vista epidemiológico, es evitar contactos personales cercanos, como saludos de beso, abrazo, o mano. En el caso del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, durante su recorrido por Macuspana este fin de semana, no atendió la recomendación de los saludos dada por su propio equipo de salud. Entonces me pregunto: ¿Atenderá en su momento, otro tipo de directrices en el manejo y prevención de un contagio masivo por coronavirus?

Cuando leo historias me inspiro para escribir. Tanto las escritas como las que pasan frente a mí. Escribir es una meta que deseo llevar a cabo, y –obvio— a mí me cuesta más trabajo que aquél que estudió para ser escritor. Me asesoro, tomo talleres, utilizo herramientas adicionales, buscando hacerlo de la mejor manera. Planeo mi trama con su inicio, nudos y desenlace; planeo mis personajes (cómo son, qué hacen, qué podría esperar el lector de cada uno de ellos) y luego me lanzo, buscando hacer el mejor de los trabajos. ¡Cuánta más planeación habrá de requerirse para gobernar un país! En momentos críticos la inspiración queda al margen ante la urgencia de una planeación que mantenga la nave a flote.

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER