Se encuentra usted aquí

Hijos

Viernes, 02 de Agosto 2019 - 13:30

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

hijos_1.png

En el amor

Y solo en el amor

Todo es nuestro.

Nada nos es ajeno.

Pero somos tan ciegos tantas veces

Que tomamos por  fuerza

Lo que ya nos fue dado

Pretendiendo que es nuestro al no aceptarlo

Para no agradecer…

Qué triste la ceguera de no ver el amor que se nos brinda;

De no apreciar…

Ni siquiera haría falta corresponder

O entregar algo a cambio;

Simplemente bastaría  tomar

Con delicadeza

Con respeto

Con cuidado

Dulcemente

Con reconocimiento,

Lo que por solo  amor se nos entrega.

Arrebatar aquello de lo que somos dueños ya,

Es volvernos ajenos;

Convertirnos en ladrones

Predadores de sueños…

¿Para qué atropellar a quien nos ama?

Si sabemos que ni siquiera

Pedir nos haría falta…

¿Para qué herir?

¿Para qué lastimar?

¿A qué ensuciar el agua que regala fresca limpia y sin límites la propia  fuente?

Se tarda en aprender lo que es más obvio:

Cosecharemos siempre (y no como castigo)

Lo que vamos sembrando…

El agua (la más pura)  se contamina

Con el veneno de las arrogancias.

La verdad de nuestra vida, nos alcanza

Desde dentro del alma; (de la nuestra) tarde o temprano.

¿Por qué lastrar con dolor y con tristeza, lo que viene cargado de alegría?

Es un error terrible desdeñar los rituales de la vida;

Las reverencias;

Los comedimientos;

La gratitud;

La compasión…

Mientras tanto, dormitan bajo el polvo, amarillentas

Innumerables fábulas;

Incontables y sabias moralejas…

Refranes, dichos, profecías, anécdotas

Olvidadas en libros;

Escondidas en cartas perfumadas;

Grabadas en los troncos junto a columpios;

Pintadas en las piedras…

… las lecciones que exigen ser sabidas;

Y ser puestas en práctica.

Quienes todo lo han dado

Por amor,

Nada ambicionan,

Nada temen,

Nada pueden perder…

Nada puede quitárseles

¿A qué intentar robarles?

La vida de la vida que venimos

¿Cegarnos y segarla?

Negárnosla y cerrarnos,

Nos priva de la vida que tuvimos.

Nos priva de la vida que tendríamos.

¿Qué peor castigo que saberse amado…

…Habiéndonos negado a amar de vuelta?

Tan sencillo

Tan fácil

¡Tan amable!

Tan grato…

Cuando es en el amor

Y solo en el amor

Que todo es nuestro.

    _____________________

En memoria de Fritz Christen (1921-1995)

Stahringen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

Agosto de 2019

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com



Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis