Se encuentra usted aquí

¡Globos!

Martes, 16 de Agosto 2016 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

globo_1.jpg

De entre los juguetes que han vencido el paso del tiempo y se resisten a desaparecer, encontramos a los globos que tienen en el mercado más de setenta años y su uso ha evolucionado hasta convertirse incluso en un producto básico si de publicidad hablamos. En la presente cápsula del tiempo revisaremos su historia y su transformación hasta el día de hoy.

¡Globos!

Dice una frase que circula por Internet cuyo autor no logré identificar: “Los amigos y los amores son como los globos de gas, una vez que los dejas ir, nunca los recuperas” y quizá sea un cliché pero sirve como punto de partida para voltear la mirada hacia un objeto que solemos encontrar a montones por la Megalópolis en cada celebración del día del amor y la amistad o en las fiestas de cumpleaños o en los eventos de marketing como producto publicitario. No es de extrañar que el Día del Niño algunos centros recreativos o tiendas departamentales también se esfuercen por ofrecer un lindo y atractivo globo como obsequio para los más pequeños; y así es que algo tan sencillo, simple y totalmente lejano de la apabullante tecnología puede producir un efecto increíble en quien lo recibe e incluso en quien sólo lo mira moverse.

Corrían los primeros años del siglo XIX cuando un reconocido químico y físico británico estudioso de la electroquímica y el electromagnetismo, Michael Faraday inventó el primer globo de goma, aunque en la época antigua ya habían existido los primeros globos hechos de vejiga animal inflada, algo asqueroso pero normal para su época. Comercial y masivamente el globo encontró un lugar en el gusto del público hasta la década de los años 30 gracias a Neil Tillotson, investigador en una fábrica que hacía neumáticos y suelas de zapato de goma.

En México, como parte de una tradición solían verse y escucharse a los globeros visitar las colonias y hacer el peculiar sonido agudo y chillante que anunciaba su llegada. Actualmente aunque en menor medida, todavía es posible encontrar alguno que otro en parques, iglesias o mercados populares y si bien el clásico globo multicolor ha dejado de ser el favorito de los pequeños, los grandes ejemplares en forma de corazón o de personajes de caricatura son los preferidos en fechas especiales o para regalo entre amigos o parejas.

La tradición de enviar la carta a los Reyes Magos en un globo aún sigue vigente a pesar de que se han iniciado campañas para evitar tal actividad ya que la SEMARNAT (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales) advierte sobre la contaminación a los ecosistemas pues los globos vuelan lejos sin control y pueden atorarse en árboles o desinflarse y caer en ríos o lagos o incluso, ser ingeridos por animales.

El globo también es protagonista de grandes celebraciones debido a la tendencia de utilizarlos para decorar eventos como cumpleaños, baby shower, despedidas de soltera, etc. Otro uso común es entre quienes caracterizados como payasos realizan complejas figuras utilizando globos en forma de tripa los cuales manipulan de forma magistral realizando casi cualquier personaje o animal lo cual provoca el asombro y la sonrisa de los niños.

globo_2.jpg

Del globo utilizado como juguete pasamos al reconocido globo de Cantoya elaborado con papel china, el cual utiliza una estopa con combustible para elevarse logrando un espectáculo con un ambiente bohemio y muy espiritual por el significado que algunos pueblos de México le dan al mismo, como en el caso de Milpa Alta donde se considera que “es un vehículo para la ascensión del alma durante la Noche de los Muertos”. También se utilizan en ciertos actos religiosos e incluso se piden deseos al momento de elevarlos, por lo que tampoco pueden faltar en algunas bodas como parte de un acto de buenas intenciones para los novios. Su nombre se lo deben al primer aeronauta mexicano, Joaquín de la Cantoya y Rico quien construyó un globo de aire caliente con el cual sobrevoló la Ciudad de México durante la época del porfiriato.

globo_3.jpg

Finalmente y no por ello menos importante es el bien conocido globo aerostático que es una nave no propulsada compuesta de una bolsa que encierra una masa de gas que es más ligero que el aire, lo cual permite su elevación y lo convierte en una de las aeronaves más seguras y antiguas que existen pues en realidad no vuelan sino flotan con el aire. Podemos encontrar diferentes ofertas de viajes en globo e incluso, en México se realizan diversos festivales en torno a este peculiar objeto transportador.

globo_4.jpg

Como podemos apreciar, los globos son de esos inventos que han llegado para quedarse y con diversas opciones para cautivar tanto a chicos como a grandes.

La próxima vez que encuentres un globero por el camino, no dudes en adquirir alguno de ellos y si vas de paseo y tienes la oportunidad de realizar un viaje en globo, ¡vive la aventura!


Leer también


Número 28 - Abril 2019
portada-revista-28.png
Descargar gratis