Se encuentra usted aquí

Feliz cumpleaños, John

Viernes, 09 de Octubre 2015 - 16:00

Autor

foto-hassy.jpg
Hassy Sánchez

Compartir

lennon.jpg

“Where are we going fellas?”

Muchas veces he escuchado que si tienes un ídolo no investigues sobre él y su vida porque desaparecerá la imagen de grandeza que uno tiene sobre esa persona. Cada vez que leo algo nuevo sobre Lennon, más aún, cuando leí la biografía escrita por su primer esposa, Cynthia, conocí detalles personales que a cualquiera le hubieran arrancado la idea que tiene sobre el Beatle. No fue el caso. Es cierto (y obvio), John Lennon no era ningún santo, tras de su imagen y personalidad revolucionarias y pacifista había un padre ausente, un esposo alejado de quien lo vio y acompañó mientras se convertía en leyenda, un hombre caprichoso con un enorme y dañado ego, un tipo voluble y agresivo, pero su vida personal no deja de lado su lucha, preocupación e influencia por un mundo mejor.

Como es normal en cualquier personaje como él, mucho se dice sobre su figura y persona. Que si no es válido que un multimillonario escribiera una letra que habla de un mundo sin propiedades, que si sacaba siempre la carta de la muerte, que si sabía su destino final. Versiones y rumores que siempre rodean a un ícono de su magnitud.

Al escribir sobre él no es mi intención justificarlo o desmitificarlo, sino entenderlo. La vida de Lennon, como la de muchos otros, no fue fácil. Un padre ausente que lo abandonó para después ponerlo en la difícil decisión de vivir con él o con su madre; una madre totalmente irresponsable, inmadura e incapaz de criar a un niño y que termina también por dejarlo; la muerte de su tío, que fue su figura paterna, cuando tal vez más lo necesitaba; vivir bajo el cuidado de Mimi, una tía amorosa, sí, pero sumamente estricta y dura al educarlo; el reencuentro con su madre tras años de separación y con quien se reencuentra e inicia una extraña relación y, justo cuando se empiezan a conocer, la trágica muerte de ella tras una lucha entre una tía estricta y una madre aduladora y permisiva. Todos estos factores marcan definitivamente al músico y continuamente lo expresa en canciones como “Help!”, “Mother” o Woman”.

No es de extrañar que John tuviera serios problemas en sus relaciones, que usara siempre el sarcasmo, que fuera por la vida con egoísmo y cinismo o haciendo burla de todo y todos a su alrededor para hacer el sufrimiento más llevadero. No es de extrañar que Lennon terminara por abandonar a Cynthia, su primera esposa, que terminara prácticamente olvidando a Julian, su primer hijo, o que tuviera serios problemas con Paul, su mejor amigo o Yoko, su segunda esposa.

No es de extrañar, pero tampoco es justificable. Llega un momento en la vida de cualquiera en que tiene que hacerse responsable de uno mismo, de sus actos y sus decisiones sin andar culpando a nadie por lo que le ha tocado vivir. Creo que justamente era esto lo que Lennon intentaba hacer durante su etapa solista. Siempre fue un pacifista, es cierto, pero tal vez esta lucha consigo mismo es la que lo convierte en un luchador social dando un giro radical a su forma de enfrentar la vida. Tal vez, de manera inconsciente lo que hacía era enmendar sus errores y la forma en que lo gritaba al mundo era por medio de sus canciones.

Llega un momento en su vida en que habla con Cynthia pidiéndole perdón por lo que le hizo. En los últimos años de su vida tuvo la oportunidad de reconciliarse con Paul, incluso se cree que se hablaba de un reencuentro del cuarteto. Se acerca nuevamente a su hijo Julian e inicia una nueva relación, empiezan a conocerse, igual que su madre a él, John inicia a su hijo en la música. Tras cinco años alejado de los estudios para dedicarse a su recién nacido hijo Sean y para reiniciar su relación con Julian, empieza un periodo de gran creatividad que dan origen a sus últimos discos Double Fantasy y Milk and honey (publicado póstumamente).

Pero la vida es extrañamente repetitiva y justo en su mejor momento con Julian la historia se repite. La vida y un maldito asesino le arrancaron el padre a dos niños, su esposo a dos mujeres y a uno de los más grandes músicos al mundo.

Hoy recordamos a un grande a 75 años de su nacimiento. Hoy celebramos el cumpleaños de un líder, de un revolucionario, de un idealista, de un personaje de la historia que junto a tres amigos vino al mundo a cambiarlo todo.

“To the top Johnny”

Voy vengo.


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER