Se encuentra usted aquí

El pañuelo

Martes, 06 de Octubre 2015 - 16:30

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

panuelos1.jpg

El tiempo pasa rápidamente y con la llegada del otoño y el inicio de octubre nos asomaremos al ropero de la abuelita para conocer el origen, uso y vigencia de cierta prenda de vestir que, a su paso por las diferentes épocas, lo mismo ha sido utilizado como un accesorio, que para protegerse del sol, secar lágrimas, limpiarse la nariz e incluso, como medio para enviar mensajes de amor y/o desamor: el pañuelo.

Quisiera estar bordado en tu alma y tu pañuelo.
Luis Cardoza y Aragón

Tan sencillo y tan simple como una pequeña pieza de tela cuadrada, el pañuelo ha permanecido a través del tiempo y sus usos han sido diversos. La historia adjudica a los egipcios su invención y a los franceses el haberlo puesto de moda en el siglo XV, aunque su uso como accesorio del saco masculino se lo debemos a Brummell, asesor y amigo del Rey Jorge IV del Reino Unido. Como parte de los trajes típicos mexicanos, en la península de Yucatán lo utilizan los hombres para el baile de la jarana yucateca y en la región de Guerrero y Oaxaca se utiliza para bailar chilenas, un baile típico originado en el cono sur de América.

Sin duda, nuestros abuelitos o tíos lo usaron también como artículo de salud e higiene para la limpieza de nariz o, incluso, guardan alguno por ahí que les recuerde un romance de juventud, pues en México durante los siglos XVIII y XIX el pañuelo no sólo revelaba el status social de quien lo portaba sino que para las mujeres representó la forma de establecer contacto y comunicación con los hombres en una sociedad prejuiciosa en la que no se les permitían ciertas libertades, pues su reputación podía quedar en entredicho y por esta razón representó todo un código de lenguaje amoroso; por ejemplo:

* Dejar caer intencionadamente el pañuelo era una manera de llamar la atención de un hombre y decirle indirectamente que se deseaba iniciar el cortejo amoroso.

* Llevar el pañuelo suelto y cogido por una de las puntas, que las doncellas encontraban agradable al susodicho y le pedían que las siguieran con disimulo.

* Doblar el pañuelo lentamente o pasar la prenda por la oreja izquierda era la tercera manera con la que la mujer expresaba su deseo de iniciar una conversación con el interesado.

* Agitar el pañuelo con la mano izquierda era uno de los gestos más esperados por los enamorados pues indicaba una declaración abierta de amor por parte de la mujer y que se traducía como “mi corazón te pertenece”.

Si profundizáramos en los usos y costumbres de aquéllos tiempos, sin duda nos sorprenderíamos ante la intensidad de los mensajes que las mujeres enviaban a los hombres para lo cual, también hacían uso del abanico; pero esa es otra historia.

El pañuelo, junto al sombrero (en el caso de los hombres) y el abanico (en el caso de las mujeres), entre otros objetos, fueron parte de un protocolo en el vestir. En la actualidad y en una época en la que nos hemos vuelto más relajados en muchos sentidos y podemos expresarnos libremente dichos objetos han dejado de tener un significado especial. Sin embargo, para quienes gustan de la formalidad y el buen gusto en el vestir, aquí anoto seis consejos básicos que no deben pasar por alto si se animan a usar pañuelo:

1. Si se utiliza para limpiarse la nariz debe guardarse en el bolsillo de los pantalones, no en el bolsillo del saco. Los que se usan cerca del pecho son estrictamente para adornar.

2. Los pañuelos brillantes ya no están de moda.

3. Se puede gastar una buena cantidad de dinero en un pañuelo de cashmere de lana de unicornio italiano, pero lucirá igual de bien uno que cueste tres veces menos. 

4. Debe intentarse usar un pañuelo de bolsillo que combine con uno de los colores de la camisa o corbata, si la corbata a cuadros tiene una sutil línea roja, se sugiere un pañuelo de bolsillo con orillas en ese color.

5. Si el pañuelo hace que el bolsillo se abulte demasiado, se necesita doblarlo bien o conseguir otro más pequeño.

6. Está bien pasar entre dos y tres minutos frente al espejo, arreglando el pañuelo de bolsillo hasta sentir que ya ha quedado bien pues detrás del aire despreocupado hay horas de práctica.

El uso del pañuelo fue tan común y generalizado, que incluso los niños lo utilizaban para un juego grupal que consistía en armar dos equipos e ir dejando fuera a los contrincantes mediante una suerte de números y estrategia para atraparlo.

Finalmente, les dejo el siguiente link en el que encontrarán cuatro formas diferentes para doblarlo: http://es.wikihow.com/doblar-un-pa%C3%B1uelo-para-el-saco

¿Y tú, usas pañuelo?

_________________________________________________________________________

Fuentes:

http://www.gq.com.mx/moda/articulos/panuelos-de-bolsillo-para-caballeros...

http://www.abc.es/estilo/moda/20140602/abci-decalo-panuelo-bolsillo-2014...

http://www.culturizando.com/2012/05/la-historia-de-los-panuelos-el-lengu...


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER