Se encuentra usted aquí

El Juan An Onli

Viernes, 29 de Septiembre 2017 - 16:30

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

sirena.png

 

No tengo ni manera de esplicarles

Lo divina que estaba mi sirena/

Tenía más curvas que el cañón del Zopilote

Y los ojos del mar con todo y olas.

Nomás verla venir, me hacía yo bolas

No hallaba las palabras pa’ decirle/

Era una aparición; era una diosa

Y yo petrificado e inservible.

Por más que lo intentaba

Ella no cedía,

Solo  pensaba en un tal Juan

(Maldita sea)

Y yo

Muriéndome de envidia me aferraba

Soñando con por fin hacerla mía.

Si hubiera ella tenido sus escamas

Como cuentan que tienen las sirenas

No se hubiera escurrido de mis brazos

A la orilla del mar, con luna llena.

Pero ese pinche Juan no la soltaba

Él era su obsesión, y ella la mía/

Yo les juro que todo lo intenté/

Dilapidé mi tiempo y mis centavos/

Circo, maroma y teatro no bastaron.

Aprendí espicalinglis

Para hablarle/

Para decirle cuanto la quería;

Di mun di stars di son y lo que quieras/

¿Pero ella?

Ella nomas pensaba en aquel gringo/

Se divertía con darme calabazas

Y verme consumido por los celos/

Que si el güero es muy lindo

Que si sus dólares/

Que si el coche importado

Y sus tacuches.

Ni el color de mis ojos le importaba/

Contra los “ojos verdes” de su amado.

Yo que nomás pensaba en la sirena,

Su talle de palmera seductora/

¡Su mirada de bruja, de hechicera!

Su sonrisa de flor de Nochebuena.

Terca como una piedra me decía

Que me quería nomas como su amigo/

¡Qué amigo! decía yo,

¡Ni que ocho cuartos!

Yo te quiero tener entre mis brazos.

Le lleve serenata y hartas flores

La invitaba yo al cine y a los tacos.

Al final su mugre  juan ni le hizo caso

Y los dos nos quedamos con las ganas/

Ella de su galán, su mugre Juan

Y yo de mi sirena escurridiza.

Qué raro que siendo gringo se llamara

Juan como mexicano/

Apellidado An Onli como en chino.

Cuando ella confesaba que a sus ojos

Di juan An Onli era incomparable.

De mi rival de amores; pinche gringo;

De la fuente de toda mi desdicha,

Que habrá tenido el que yo no tenga

Ni amor que entre mis brazos no le diera.

Para ella no había más que Juan An Onli.

Juan An Onli galán incomparable

Juan An Onli cosechando sus suspiros

Y yo como el chinito, nomás milando

Sin esperanza alguna, todo jodido.

Hasta hoy vivo muriéndome de envidia

Con la curiosidad que me asesina.

Si alguno sabe dónde vive el gringo

Pa’ siquiera mirarlo frente a frente,

Soy capaz de ofrecerles recompensa

Con tal de liberarme de la intriga.

Paso las noches con puras pesadillas

O con los ojos pelones viendo el techo,

Y me pregunto sin hallar sosiego:

¿Quién rayos habrá sido  el Juan An Onli?

    ______________________________________

  1.  Juan was never the boyfriend of la gringa/

Her poor stubborn suitor was mistaken;

She had always referred to some stranger

Who upon her eyes was just, the one and only…


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER