Se encuentra usted aquí

Crítica Película: Van Gogh en la puerta de la eternidad

Viernes, 01 de Febrero 2019 - 15:10

Autor

captura_de_pantalla_2015-10-15_11.02.34.png
Claudia Blix

Compartir

van-gogh-1_1.png

“Cuando siento una necesidad de religión, salgo de noche y pinto las estrellas”. Vincent Van Gogh

 

FICHA TÉCNICA:

Título original: At Eternity´s Gate

Director: Julian Schnabel

Actores:  Willem Dafoe, Rupert Friend, Oscar Isaac, Emmanuel Seigner

Género: Biográfica

Año: 2019

País: Reino Unido

 

SINOPSIS:

El pintor holandés post-impresionista, Vincent Van Gogh, huye de París y se refugia en un pequeño pueblo de Francia.

Allí es tratado amablemente por algunos pero muy mal por otros, que no lo entienden y no tienen compasión hacia él.

El pintor Paul Gaugain llega un tiempo a vivir con él, pero acaba yéndose porque no es fácil convivir con Van Gogh.

Nos muestra la relación que tuvo con su hermano Theo, la persona más importante en su vida, y da giros a la historia que ya se conoce sobre la vida de este gran pintor.

 

CRíTICA:

No es la primera vez que se hace una película sobre Van Gogh, pero nunca sobran películas que nos hagan aprender más sobre el mejor pintor de todos los tiempos, y que mientras vivió jamás vendió un cuadro. ¿Por qué fue así?

Hace muy poco nos deleitamos con Loving Vincent (2016), cinta que necesitó de seis años de producción para hacer todas sus escenas pintadas al óleo (en 2018 fue nominada a Mejor Película de Animación), Sed de vivir (1956), Sueños (1990) del director japonés Akira Kurosawa y Van Gogh: Painted with Words (2010), con Benedict Cumberbatch.

Van Gogh en la puerta de la eternidad, nos lleva a Arles y Auvers-sur-Oise en donde Van Gogh pintó sus cuadros más emblemáticos, buscando la mejor luz, el mejor amanecer, jamás cansándose de la naturaleza, con su gran hipersensibilidad que fue la que lo hizo un gran pintor, pero a la vez la que le causó problemas de poca empatía con la gente, de no poder pertenecer a la sociedad, de ser considerado un loco.

El Van Gogh de las pinturas se parece mucho a Willem Dafoe y esto es porque el propio director de la película, que también es pintor, realizó los cuadros y añadió rasgos de Dafoe a Van Gogh.

Dafoe, el actor que hace de Van Gogh aprendió a pintar para la película y hace algunos trazos en los lienzos para darle mayor realismo a su personaje.

Lo que vale la pena de esta cinta es que logra que el espectador empatice con Van Gogh y logre despertar emociones, eso es lo realmente importante en una cinta, generar emociones, y el director Schnabel siempre lo hace, logra que suframos, nos alegremos, lloremos, y lo que él quiera.

Calificación:

Rangos:  Mala ★ Regular ★★  Buena ★★★  Muy Buena ★★★★

Excelente ★★★★★

 

MENSAJE:

Van Gogh sufría de padecimientos mentales, eso es un hecho, pero esa misma “locura” lo hizo querer pintar y pintar, y perfeccionarse y observar la luz, los amaneceres y la naturaleza con otros ojos y lograr esos cuadros que nadie más lograba y pues sí, hay que reconocer que un gran artista necesita un toque de locura.

El sacerdote que sale en la película, es de alguna manera las voces de esa época y de esta época, en donde todo lo juzgamos con una sola mirada y punto de vista, el materialismo, el éxito económico, la aceptación de los demás, y puede existir una mirada mucho más profunda y humana, y la gran mayoría puede no tener la razón.

Van Gogh siguió su vocación a pesar de todo, y cuando pintaba era feliz. ¿Cuántos de nosotros seguimos nuestra verdadera vocación?

Estrellas: ★★★★★

van_gogh_2.jpg

 

DIRECCIÓN:

Dirigida por el estadounidense Julian Schnabel (La escafandra y la mariposa) su ópera prima fue la biografía del fallecido artista neoryorquino Jean Michel Basquiat (1996). Antes que anochezca (2001), sobre el novelista cubano Reinaldo Arenas.

Schnabel dirige a la perfección esta nueva versión sobre la vida de Van Gogh y logra simplemente emocionarnos.

Estrellas: ★★★★★

 

ACTUACIONES:

William Dafoe nació en Estados Unidos y es Van Gogh, nos muestra lo que un gran actor puede llegar a hacer, por ejemplo, olvidarnos que tiene 63 años y que la edad de Van Gogh cuando murió era de 37 años, Dafoe simplemente es el pintor.

Así como Van Gogh no tiene edad en sus cuadros Dafoe tampoco.

Tuvo que prepararse leyendo cartas y biografías del pintor.

Una de sus películas más notables fue La última tentación de Cristo, uno se preguntaría cómo es posible que un mismo actor pueda personificar a dos personajes tan diferentes entre sí, pero Dafoe puede, este año está nominado al Premio Oscar como Mejor Actor.

Estrellas:  ★★★★★

van_gogh_3.jpeg

 

GUIÓN:

Jean-Claude Carrière, fue colaborador del director de cine Luis Buñuel, él es el guionista de Van Gogh en la puerta de la eternidad. 

El guión es ágil, ameno y polémico.

¿Habrá aspectos que nos recuerden a cintas de Luis Buñuel?

Estrellas: ★★★★

 

FOTOGRAFÍA:

La cámara se coloca en primer plano mientras Van Gogh pinta, también tiene tomas en blanco y negro, en varias ocasiones nos lleva a ver a la naturaleza con los ojos de Van Gogh.

Estrellas:  ★★★★★

 

CALIFICACIÓN  TOTAL:               ★★★★★     EXCELENTE

 


Leer también


Número 28 - Abril 2019
portada-revista-28.png
Descargar gratis