Se encuentra usted aquí

Arte para todos: De leyendas, vendedores ambulantes y regateos

Miércoles, 08 de Abril 2015 - 17:00

Autor

natalia_cabarga.jpg
Natalia Cabarga

Compartir

barcelonnette3.jpg

La historia de la que hablaré en este artículo será sobre el inicio de la influencia francesa en el comercio de México durante el siglo XIX, modernidad que inicia antes y durante el porfiriato con la migración de un gran grupo de galos llamados Barcelonnettes.

Tras la leyenda del éxito en tierras mexicanas

Para conocer la historia los más destacados comercios que hasta nuestros días continúan funcionando, debo empezar este relato a inicios del siglo XIX en un pequeño pueblo al suroeste de Francia llamado Barcelonnette, en el Valle de Ubaye (región de los Alpes de la alta Provenza en la Costa Azul), donde al igual que en toda Europa los inviernos son largos y duros por lo que la población usualmente diversificaba sus actividades dependiendo la época del año. Lo común para la gente de este pequeño valle, apodados Barcelonnettes, era o tejer lana y seda, o ser jornalero agrícola, o pastorear, o incluso trabajar fuera de su aldea durante la mitad del año.

A inicios de 1820 los hombres del pueblo comenzaron a buscar otras formas de trabajo para sostener a sus familias, viendo la posibilidad de probar fortuna como vendedores ambulantes en otras regiones y ofrecer las mercancías fabricadas en su pueblo. Muchos viajaron hacia Lyon y Borgoña e incluso hasta Flandes. Pero tres hermanos apellidados Arnaud, Jacques (1781-1828), Dominique (1784-1848) y Marc Antoine (1788-1849) resultaron más aventureros y valientes que otros, decidiendo emprender un viaje mucho más largo y alejado de casa. En 1821,  llevando prendas de lana y seda, cruzaron el mar para venderlas en tierras americanas. Iniciaron en Luisiana, Estados Unidos, en donde Jacques, a diferencia de sus hermanos, se enfocó en la agricultura, ganadería y plantaciones. Permaneció asociado a Dominique y Marc Antoine en el negocio industrial y comercial del algodón, seda y textiles, pero en 1828 muere asesinado.

Los hermanos deciden bajar hasta la Ciudad de México, donde al poco tiempo de su llegada consiguen establecer frente a la antigua Plaza del Volador (que se encontraba junto a Palacio Nacional) en la calle de Portacoeli (hoy Venustiano Carranza) su primera tienda, o dicho como en aquel entonces, “cajón de ropa” al cual nombraron “Las siete puertas”.  El éxito fue rápido y rotundo. La mercancía que llevaban y que pronto empezaron a mandar traer gustó mucho en la sociedad de la época, por lo que en muy poco tiempo su nombre creció y su fortuna también. Esto detonó una “fiebre” por la riqueza en América y especialmente en México. Las familias en el Valle de Ubaye conforme veían a los familiares de los Arnaud aumentar en riqueza y forma de vida dejaron de suponer que se debía tan solo a un mito o leyenda y comenzaron a viajar hacia la recientemente independizada nación en busca de negocios y progreso.

Fue así como muchos barcelonnettes viajaron y se establecieron en aquellas épocas en México. Bueno, en general hubo una gran movilización de franceses hacia México, hay datos que muestran como después de la expulsión de españoles en los años 1827-28, 1829 y 1833, los galos se convirtieron en el primer grupo extranjero que habitaba la Ciudad de México. Esto propició avances en comercio, industria, finanza, sociedad y cultura. Pero fueron los de Barcelonnette los más activos en el primer rubro, estableciendo tiendas de venta de ropa, novedades al mayoreo y menudeo, etc., las cuales crecieron en renombre rápidamente.

En 1890 un viajero francés llamado Emile Chabrand hizo un recuento de los negocios de franceses en la Ciudad de México, a 70 años del inicio de su migración, y concluye el texto enfatizando la realidad del éxito de los Barcelonnettes en dicha nación”:

¿Quieren cifras, documentadas y precisas?, se puede evaluar a cuatrocientos cincuenta los barcelonnettes que cuentan con fortunas que varían de cincuenta mil a ochocientos mil francos, y más de treinta los millonarios. Uno de estos últimos acaba de morir en Niza dejando, dicen, de quince a veinte mil millones a sus hijos; cultivaba la tierra y cuidaba los borregos antes de ir a México. [1]

Fue tan relevante y prolifera dicha ocupación Barcelonnette en México durante el XIX e inicios del XX que en la plaza principal de el pueblo existe una placa, la cual se muestra a continuación, en la que se destaca a los hermanos Arnaud, su tienda “Las siete puertas” y se exalta aquel empuje hacia la migración. También quiero destacar que durante el porfiriato hubo una búsqueda constante por la moda afrancesada, por lo que además todos los galos que vivían en México recibieron gran apoyo por parte del gobierno e incluso por el mismo presidente Díaz.  Esto se ve reflejado también en el centro de Ubaye, en una muestra de agradecimiento hacia dicho gobierno, ya que es el único lugar del mundo, fuera de México, donde nombraron una avenida en honor a Porfirio Díaz (Véase la fotografía que presento después de la placa).

En el siguiente artículo concluiré esta historia sobre los barcelonnettes y los más relevantes comercios que fundaron en México, siendo uno de estos el Palacio de Hierro.

barcelonnettes-1.png
Placa ubicada en el pueblo de Barcelonnette, que exalta a los hermanos Arnaud y la emigración hacia México.

FUENTEhttp://http://www.passionprovence.org/archives/2013/03/18/26615467.html

Traducción placa: [2]

"LAS SIETE PUERTAS

Los 3 hermanos Arnaud, primeros jóvenes del Valle que partieron hacia México en 1821, abriendo una tienda de telas en el Centro de México llamada “las 7 puertas”. La prosperidad de esta tienda dio pie al nacimiento de la formidable emigración de Barcelonnettes hacia México."

barcelonnettes-2.png
Los Alpes pintorescos. Barcelonnette. Avenida Porfirio Díaz. Ca. Inicios siglo XX

FUENTE: http://www.notrefamille.com/cartes-postales-photos/cartes-postales-photos-Avenue-Porfirio-Diaz-04400-barcelonnette-04-alpes-de-haute-provence-48955-62999-detail.html

_____________________________________________________________

[1] E. Chabrand, De Barcelonnette au Mexique, Inde, Birmanie, Chine, Japon, Etats-Unis, Paris, E.Plon, 1892, p. 412.

[2] Traducción realizada por la autora del artículo.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER