Se encuentra usted aquí

3 series que demuestran que hay vida más allá de Netflix

Lunes, 16 de Diciembre 2019 - 08:25

Autor

luis-felipe-jurado.jpg
Luis Felipe Jurado

Compartir

3-series-que-demuestran-que-hay-vida-mas-alla-de-netflix.jpg

Dice la leyenda que Netflix nació gracias a las encajosas prácticas de Blockbuster. Según Reed Hastings, su creador, todo empezó cuando tuvo que entregar un video en el antes gigante de la renta de películas y al ver las injustas penalizaciones, comenzó a idear un servicio de este tipo en el que no hubiera límites al momento de rentar o regresar las cintas. Sin querer queriendo, como diría Chespirito, cambiaría para siempre las reglas no solo del alquiler de audiovisuales, sino que mataría a la monopólica empresa, aunado esto al cambio de hábitos de consumo de videos. Hoy en día es inimaginable el mundo sin Netflix y sus hijitos bastarditos. Y vaya que sus competidores están echando la casa por la ventana. En estos días en que el mayor centro de entretenimiento online celebra la llegada de El irlandés, su más ambiciosa y exitosa producción fílmica, los otros están aprovechando el momento para demostrar que siempre se puede patear el trasero de los más fuertes. Y vaya que lo están logrando. Hoy (siempre y cuando se puedan pagar todos los servicios, claro) se pueden ver cosas maravillosas que sin duda van a hacer temblar a Hastings.

Hernán, la serie es una coproducción mexicana de TV Azteca, History Channel y Amazon Prime, misma que se encarga de su distribución en línea. En ella se cuenta el episodio de la conquista de Tenochtitlan, desde la perspectiva de Hernán Cortés, así como su romance con Malinalli Tenepal, mejor conocida como Doña Marina o más comúnmente, “la Malinche”. Cuenta con una producción pocas veces vista en territorio nacional y con efectos visuales realizados por El Ranchito, empresa mexicana encargada del CGI de Game Of Thrones. La actuación de la debutante Ishbel Bautista como Malinche es sorprendente, igual que la del argentino Michel Brown como Pedro de Alvarado. Sin embargo, Óscar Jaenada, como Cortés, deja mucho qué desear. Y no es que lo haga mal, sino que por desgracia, parece que el papel de Cantinflas lo dejó tocado profesionalmente y pareciera que en cualquier momento puede decir un “¿No que no, chato?”. Otro problema es que no se entiende cómo de pronto pueden olvidar ciertos detalles, como en el primer capítulo, en que un actor que interpreta a un líder indígena, tiene cerca de 10 minutos de pantalla, en un closeup muy cerrado y a nadie se le ocurrió retocarle digitalmente los frenos de los dientes o que durante la realización se dañaron áreas protegidas de Xochimilco por construir ahí los sets de filmación sin los permisos adecuados. En una producción de 10 pesos se entendería, pero en una en la que cada capítulo cuesta más de millón y medio de dólares, no se puede tener ese grado de descuido. Otro problema es que, siguiendo la tendencia, precisamente, iniciada por Game Of Thrones, hay escenas de sexo sin ton ni son; eso sí, para que no se vean como innecesarias, se platican cosas importantes entre cada sube y baja. Esto es quizá lo peor del trabajo, porque siendo realistas, siendo un tema nunca antes tomado en cuenta ni en series ni películas, sin duda sería una interesante herramienta didáctica. No puedo decir si hay o no fidelidad histórica, pero como espectáculo vale la pena. Ya están disponibles todos los capítulos de la primera temporada en Amazon Prime.

The Morning Show es la primera producción de Apple TV+, el servicio online recién inaugurado por la empresa de la manzanita. En ella se cuenta lo que ocurre cuando el conductor de un prestigiado programa matutino es acusado de mala conducta sexual por varias de las colaboradoras. La vida de todos los encargados de la revista matinal se ve sacudida por la noticia y sus consecuencias, pero quizá la más afectada resulta ser su compañera, quien además sufre una crisis familiar y profesional, ya que la cadena planeaba despedirla desde antes que se desatara el incidente. Para colmo, es reclutada una suplente que tiene una forma de ver las cosas totalmente diferentes al resto. La producción tiene mucho interés, principalmente por las cabezas del elenco, formado por las bellas y talentosas Jennifer Aniston y Reese Witherspoon, así como Billy Crudup y Steve Carell. El tema, tan común en estos días, es tratado sin tapujos, pero procurando ser imparciales. Los 3 primeros capítulos son un tanto lentos pero a partir del cuarto, la serie empieza a subir de nivel y de tono. Vale mucho la pena porque es un material valiente y se nota que su casa productora se esforzó por hacer las cosas. Sin embargo, hay que reconocer que tiene muchas artistas, como algunos personajes secundarios y situaciones que aparentemente no están muy bien desarrolladas, como la hija de Aniston, que no está muy bien definido si es una chica mimada o muy idiota, pero como se está presentando un capítulo semanal, hay tiempo de que estas se resuelvan. Importa por ser el primer intento de un servicio que se ve interesante y que por el momento, promete tener buen contenido casi por la mitad del costo de suscripción mensual de los otros. Como premio a este esfuerzo, fue nominada a los Golden Globes.

Watchmen no es una secuela de la cinta de Zack Snyder, del 2009, sino de la novela gráfica en la que se basa, aunque para efectos prácticos, esta puede servir de referencia para los recién iniciados en la obra de Allan Moore. Por lo mismo, la nueva producción de HBO demuestra que los ya veteranos de la televisión para adultos, superaron sin problemas la ausencia de GOT y el breve, impactante y devastador paso de Chernóbil. Se enfoca en una policía enmascarada que se ve de pronto inmersa en una investigación sobre el asesinato del jefe de la policía, aparentemente a manos de una secta racista, conocida como “El séptimo de caballería”. Aunque aparentemente no tiene nada que ver con la obra original, poco a poco han ido acomodándose las piezas para demostrar que efectivamente, es una muy interesante secuela. Lo mejor es que, al igual que su fuente, es un referente del momento histórico que estamos viviendo y mientras en el cómic era la guerra fría y el constante temor de una tercera guerra mundial, en esta es el racismo renaciente, cada vez más rabioso, que se está observando no solamente en los Estados Unidos, sino en el mundo entero – y nosotros no nos quedamos atrás, sino me creen, echen un ojo a muchos carteles de las marchas anti-AMLO. Vale la pena esperar cada semana el siguiente capítulo, aunque recién visto el séptimo, de los nueve que van a ser, hay que reconocer que la cosa está más que interesante. Cada semana, capítulos nuevos en HBO por cable o satélite, y por HBO GO.

Por ahí se cocinan otras sorpresas, como The Mandalorian, con la que va a estrenarse Disney+, el servicio online del emporio del ratón Miguelito y que dicen los que la han podido ver (pirata, claro) que es una maravilla. Vale la pena gastarse unos pesos más o por lo menos, suscribirse a los servicios el mes gratis y así poder perder unas 40 horas más o menos de la vida. Como dijo el siempre recordado Armando Ramírez, ¿qué tanto es tantito?


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER